La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







jueves, 24 de marzo de 2011

El futuro del sistema energético español















Hablamos el otro día sobre el accidente de la central de Fukushima y la nueva realidad que puede crear éste para el futuro de la energía nuclear. La propia canciller Merkel, quizá preocupada por la multitud de citas electorales que tiene este año, ha decidido revocar su proyecto de ampliar la vida útil de las centrales y, por lo tanto, cerrar en breve un par de las más antiguas de Alemania.

La energía nuclear, por lo tanto, parece que ha vuelto a la situación de peligro de extinción en la que estaba en 1986 después del accidente de Chernobil y nos hemos alejado, veremos si definitivamente, de las teorías que hablaban de una energía maravillosa, limpia, segura y barata. La energía que proviene del petróleo y sus derivados, por otro lado, ha sufrido en los últimos meses una fuerte inflación y se ha comenzado a temer por su suministro en cantidad suficiente y/o por un aumento de precio que encarezca nuestros hábitos energéticos y lastre la competitividad de nuestra economía.
En este contexto, con dos de las bases energéticas de nuestro sistema en entredicho, debemos buscar un proyecto energético a medio plazo que consiga minimizar el peso de estas energías en el mix energético español.
Es muy complicado hablar de qué energía es mejor para un país. La conveniencia o no del uso de una energía depende de multitud de factores, pero para hacer una aproximación creo que hay 4 factores fundamentales que debemos tener en cuenta para decidir a favor o en contra de un tipo de energía: Su peligrosidad, su coste económico, los problemas medioambientales que lleva asociada y la seguridad de suministro/independencia de países terceros. Estos 4 factores son todos importantes, sin embargo es muy difícil saber ordenarlos en importancia. En función de la visión social, política y económica de cada uno estos factores se ordenaran de una manera determinada.

En mi opinión y a pesar de que todos son importantes, el fundamental es, quizá, la peligrosidad. Una fuente de energía muy peligrosa o potencialmente destructiva es algo a evitar si tienes una alternativa, y en este contexto creo que debemos introducir a la energía nuclear. En España hay muchas centrales en funcionamiento, que están amortizadas, que son relativamente seguras y a las que no les quedan muchos años de funcionamiento. Es posible que, en estos casos, y atendiendo a razones económicas, de seguridad de suministro (no hay problemas en el mercado del Uranio) e incluso medioambientales (no generan dióxido de carbono, por lo que nos puede ayudar a cumplir con Kyoto), haya que mantener las centrales actuales abiertas y en funcionamiento, pero eso sería en cualquier caso una situación temporal y debemos tener claro que el futuro de la energía nuclear es desaparecer progresivamente. Por tanto, debemos rechazar la construcción de nuevas centrales nucleares.
Parece, pues, que las energías renovables deben ser el futuro. Son limpias, poco peligrosas y nos otorgan independencia energética. Sin embargo tienen un problema: No son baratas y no otorgan una “continuidad” en el suministro eléctrico. La presencia de energías renovables obliga a multiplicar la potencia instalada de un país. Una central térmica, por ejemplo, tiene una potencia instalada determinada y siempre que tenga combustible puede generar energía casi a su potencia máxima. Sin embargo en las renovables esto no es así. Un molino eólico, un huerto solar o una presa pueden tener una potencia instalada alta, pero si no sopla el viento, no hace sol con una intensidad y ángulo determinado o no hay agua para desembalsar (el “combustible” de estas energías) van a producir energía muy lejos de su potencia máxima. Por eso, en el hipotético caso de querer un mix energético 100% renovable, habría que multiplicar la potencia instalada y, por lo tanto, el número de plantas de generación a lo largo del país. Sería técnicamente posible, pero sería caro.
Por lo tanto deben existir energías y plantas de generación que puedan inyectar al sistema energético energía en el momento que queramos y al instante, para que no haya problemas de suministro. Hay alternativas renovables para esto (biomasa, biocombustibles e incluso ciertas formas de almacenamiento hidráulico) pero por ahora, y durante aún bastantes lustros, vamos a necesitar energías fósiles.

Necesitamos energías fósiles pero, por otro lado, deberíamos minimizarlas. Dentro de las energías fósiles tenemos, básicamente, de tres tipos: Las que funcionan con petróleo o con derivados, las que funcionan con carbón y las que funcionan con gas natural.
Creo que la energía proveniente del petróleo y sus derivados es algo a evitar. Su suministro depende de un pequeño grupo de países que además están ahora muchos en periodo de inestabilidad, y es un combustible que, independientemente de los altibajos que ha tenido a causa de la crisis, lleva una tendencia absolutamente alcista en los últimos años; Además es bastante contaminante, pues emite una cantidad importante de dióxido de carbono.
El carbón, por otro lado, es la energía más sucia de todas las energía fósiles. Tiene sólo una pequeña ventaja, que es que en España tenemos producción de Carbón nacional, pero nuestro carbón es de baja calidad y sólo se está manteniendo su producción y uso por cuestiones políticas y laborales. En cualquier caso la cantidad de energía del mix eléctrico generada por Carbón en 2010 fue el 7%, que es muy poco y sería menos si no hubiese una obligación de compra de este carbón por parte de las eléctricas.
Sin embargo el gas natural, que comparte inconveniencias con las otras energías fósiles, tiene algunas ventajas de las que quiero destacar fundamentalmente dos: Es menos contaminante que las otras energías fósiles y por la cantidad de productores y la realidad del sistema gasista español nos concede una menor dependencia energética del exterior que el petróleo.
La energía generada por gas natural se suele crear en modernos ciclos combinados, que son bastante eficientes energéticamente y que son menos contaminantes que las tradicionales centrales térmicas. Pero la ventaja fundamental del gas natural radica en que existen multitud de alternativas de suministro que nos permiten ser menos dependiente de un grupo de países que se encuentran en una zona geográfica determinada.

Una de las ventajas que tiene España en su suministro de gas natural respecto a otros países es que, aquí, el gas llega mayoritariamente en barco en forma de gas natural licuado (GNL), mientras que en otros países dependen de su suministro por tubería. Recordaréis el problema de hace un par de inviernos entre Rusia y Ucrania, donde Rusia decía que Ucrania tenía que pagarle una cantidad que Ucrania negaba, y amenazó con “cortar la tubería” de gas que va a Ucrania y que posteriormente suministra al resto de Europa hasta Francia. Hubo mucha incertidumbre porque países como Austria o Alemania se podrían haber quedado sin gas natural para sus calefacciones en el duro invierno de esos países. Para esos países el suministro de gas natural depende fundamentalmente de Rusia y su compañía gasista Gazprom.
Pero este no es el caso de nuestro país. Nosotros tenemos algo de gas por tubería que viene del norte de África, pero nuestro suministro depende fundamentalmente del suministro en barco y de las regasificadoras que hay en los distintos puertos de la península. Si nos falla el suministro de Argelia se puede comprar el gas en Trinidad y Tobago, y si no en Noruega, o en Rusia, o en Perú. No tenemos el problema de una tubería ni de un país al que haya que pagar tasas y eso es una gran ventaja para nosotros. Si unimos esto con su menor impacto medioambiental y la eficiencia de los ciclos combinados, creo que el gas natural debe ser la energía fósil preferente.
A pesar de todo tenemos que tener claro que nuestro país aún depende mucho del petróleo, básicamente por nuestro parque móvil. En 2010 el porcentaje de energía eléctrica generada por derivados del petróleo fue un exiguo 2% (tampoco nos dejemos engañar por esta cifra, 2010 fue un año excepcional de generación de renovables que minimizó el resto de energías), pero la dependencia del país del petróleo fue altísima precisamente por la gasolina y el gasóleo.
Se habla mucho del coche eléctrico, pero ciertamente la tecnología del coche eléctrico está todavía poco desarrollada y esos coches no tienen autonomía suficiente. Se debe potenciar el coche eléctrico para movilidad urbana (¿quizá en vehículos municipales?), pero por ahora no podemos ir mucho más allá. En mi opinión creo que lo que sí está desarrollado y debemos potenciar es el coche híbrido, que consume alrededor de la mitad que un gasolina convencional. En EE.UU el coche híbrido está muy extendido, pero no en España. La administración debería tomar acciones activas para potenciar este mercado, pues los coches híbridos son bastante más caros que los de gasolina.

Creo, pues, que este debe ser el proyecto energético para nuestro país en los próximos 20-30 años:

- Energía nuclear: Debe ser una energía de transición. Mantener e incluso ampliar la vida útil de las centrales más seguras y rentables, pero con un calendario de cierre establecido. En ningún caso construir ninguna más.

- Energías renovables: Extensión y promoción de las energías renovables más rentables y aumentar su peso en el mix energético.

- Energías fósiles: Reducir su porcentaje en el mix y centrarla en los ciclos combinados de gas natural.

- Movilidad: Potenciación de los coches híbridos e introducción progresiva del eléctrico.

Finalmente, todo esto debe estar combinado con criterios de ahorro y eficiencia. La mejor energía es la que no consumimos. Hay que mejorar el aislamiento de viviendas, potenciar la iluminación de bajo consumo y los LEDS, hacer planes de eficiencia energética orientados a la industria y corregir los hábitos de despilfarro de parte de la población.

12 comentarios:

  1. Hola Pedro, me ha parecido un post bastante sensato la verdad, pensaba que pondrias stop nuclear como fot del post. En mi opinion, creo que tu proyecyo energetico es cortoplacista y lleno de buenas intenciones pero que no soluciona la crisis energetica mundial.
    El petroleo, el oro negro sin el cual volveriamos al medievo, se esta acabando, y es necesario buscar alternativas que satisfagan las necesidades energeticas que el petroleo nos ha proporcionado cuando el se vaya.

    Sin duda, la energia nuclear esta ahi, la naturaleza nos proporciona una materia prima de la que obtener una gran cantidad de energia, seria insensato desaprovecharla en ausencia de otras fuentes. Estamos de acuerdo, es una energia muy peligrosa y contaminante por lo que estoy de acuerdo tambien que debe ser una energia de transicion, pero ¿transicion con cual?¿renovables?

    Creo que hay que ir mas lejos, las renovables estan bien, son necesarias pero producen poca energia y a un precio muy caro en comparacion con la nuclear. La transicion debe ser con una energia limpia,si es posible, de gran potencia energetica por masa de sustancia original, y lo mas importante que sea fuente inagotable. Existe esa energia? Si, el futuro energetico de las generaciones venideras pasa por la fusion de deuterio, una energia limpia e inagotable, ese es el futuro.
    Quiza nosotros lo veamos en sus inicios pero ese es el camino a seguir, mientras tanto sí, hay que mantener las nucleares y promocionar las renovables pero hay que pensar mas a largo plazo, para cuando el petroleo se haya acabado.
    La fusion es posible, de hecho ya se ha conseguido de forma controlada obteniendose el doble de energia que la fision. Para los que piensen que esto es la segunda parte de blade runner les invito a que visiten la pagina web del proyecto iter www.iter.org en donde ya se esta construyendo el primer reactor para la obtencion de energia utilizable por fusion y como no podia ser de otra manera, en Francia.

    En cuanto a movilidad discrepo rotundamente, el futuro de la movilidad no es el hibrido ni mucho menos la introduccion progresiva del electrico. Recordemos que el electrico no tiene autonomia ni para ir a por el pan y el tiempo de carga es infinito. El hibrido es otra chapuza mas, sigue consumiendo gasolina aunque eso si, con menos emisiones que uno de explosion. El tema de la movilidad es complicado porque aqui el factor economico esta elevado a la enesima potencia. El hibrido y el electrico son una pantomima que esta haciendo la industria automovilistica para alargar el uso de las gasolinas hasta que llegue inevitablemente de pegar el golpe en la mesa y ese golpe lo daran las celulas de hidrogeno.
    Marcas como Mercedes y BMW ya tienen coches funcionando con celulas de hidrogeno,con cero emisiones, elevada autonomia y energia inagotable.
    El caso es que la tecnologia de celulas de hidrogeno ya esta dispuesta pero parece ser que en estos momentos no interesa. Es lógico, contra el petroleo hemos topado.

    ResponderEliminar
  2. Ramón,

    Si te das cuenta en el artículo he usado la expresión "a medio plazo" y no a largo plazo teniendo en cuenta que los avances tecnológicos son rápidos y a largo plazo la generación de energía pasará por fuentes diferentes a las actuales, y la que tenía en mente en ese momento era precisamente la fusión nuclear.
    La fusión nuclear es teóricamente mucho mejor que la fisión por dos razones: Genera más energía y los residuos radioactivos que genera tienen radioactividad sólo unas pocas décadas, lo que elimina el problema de estos residuos a largo plazo.
    En cualquier caso, estamos especulando excesivamente. Tendrá que desarrollarse una forma de fusión que sea rentable, viable y sobre todo segura. Si al final tenemos que generar peligrosas centrales nucleares de fusión volvemos al problema de las nucleares actuales y no nos valdría. Posicionarnos sobre una energía que aún no existe no parece lógico, aunque por supuesto que deben haber investigaciones y proyectos en este sentido.

    El criterio de la seguridad es el mismo que se puede aplicar a tu propuesta de coche de hidrógeno. Para tener hidrógeno en un coche hace falta bajísimas temperaturas, altísimas presiones o una combinación de ambas. Esto hace que se tenga que generar un sistema bastante complejo y por lo tanto probablemente muy caro. Además, el hidrógeno en un motor de coche puede ser muy peligroso, y la rentabilidad no justifica la peligrosidad.
    Y luego está el tercer problema, ¿De dónde sacamos el hidrógeno? Se puede sacar del agua pero es carísimo. Sacarlo de combustibles fósiles es más barato, pero estariamos en lo mismo. Y luego hay que tener en cuenta como se podría hacer el sistema industrial y logístico para llevarlo a la realidad.

    En definitiva, el hidrógeno y la fusión de posibilidades de futuro, pero por ahora son proyectos de los que deconocemos cosas tan básicas como la seguridad y los costes. No podemos, por lo tanto, basar un proyecto energético en algo que no existe.
    Para un proyecto necesitamos basarnos en lo que tenemos, y con ese abanico mi propuesta es esa: Renovables, gas natural y coche híbrido.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  3. El panorama no es tan negro Pedro.
    Con respecto a la Energia de fusion he de decirte que es una energia limpia,es decir el unico residuo que genera es helio gaseoso que como sabes es inocuo. Respecto a la seguridad tambien es importante añadir que es cierto que si falla un reactor de fision pasa lo que esta pasando en Japon, sin embargo cualquier fallo en un reactor tokamak de fusion no genera daños, simplemente la reaccion se extingue y disminuye el consumo de energia, por la disminucion de la temperatura, nada mas, La fusion no es radiactiva.

    Con respecto a la propuesta del coche de hidrogeno, me he equivocado, no solo mercedes y bmw tiene coches ya, sino todas las marcas tienen ya sus prototipos para comercializacion y segun he leido algunos como el de renault y mercedes se comercializaran para 2012. Pedro, los coches de celulas de hidrogeno no son bolas de gas como el zepelin en llamas que tienes en la mente ahora mismo. este no se almacena como un todo liquido, sino separado en pequeñas celulas junto con un catalizador. El peligro de explosiones y demas deberia ser el mismo que el de los coches de combustion.
    El proceso industrial es como todo en la industria, si lo haces como una cadena de montaje sale mas rentable que hacer unidades separadas. El problema que veo es la obtencion del hidrogeno, que aunque aparentemente es facil es costosa. No obstante en 2 años (segun las automovilisticas) se empezaran a comercializar ya hibridos celula de hidrogeno-electrico, ese creo que es el camino, no el hibrido diesel-electrico.

    ResponderEliminar
  4. CITA:
    "Una fuente de energía muy peligrosa o potencialmente destructiva es algo a evitar si tienes una alternativa, y en este contexto creo que debemos introducir a la energía nuclear"

    EFECTÍVAMENTE: ¡¡TENEMOS ALTERNATIVAS¡¡ El VIENTO y, sobre todo el SOL sobran en España. ¡¡Si la gran mayoría de los turistas extranjeros proveniente del centro y norte europeo vienen aquí a buscarlo¡¡¡ Y nosotros en vez de mirar a la Luna, miramos como bobos el dedo que la señala: estamos empeñados en sembrar el país de centrales nucleares, cuyos resíduos radiactivos duran miles de años y que pueden llegar a destruirnos.

    Y hay que ser bobo, cazurro y gilipollas. Alemania, teniendo menos de la mitad de horas solares, van por delante de nosotros en energía solar. Según leí en el desierto del Sahara, donde por razones obvias no crece ningún tipo de cultivo, hay proyectado una gran macrofinca de paneles solares que daría energía no solo a las zonas de alrededor, sino para exportar hacia Europa. Una parte del capital es alemán. En otro sitio leí que hay proyectos para levantar superfices de molinos de energía eólica en el mar. En Galicia, una parte muy importante del consumo de la energía proviene de la eólica.

    En Málaga hay una empresa pionera en la fabricación de paneles solares: Isofotón. No hace mucho el Rey fue a inaugurar la nueva planta en el PTA (Parque Tecnológico de Andalucía). Tengo un familiar que trabaja allí. Un alto porcentaje de lo que produce es para exportación. Tenemos sol para regalar y siguen erre que erre con la nuclear.

    Como las renovables no tienen "continuidad" en el suministro, eso es sólo relativo y por ahora: en la solar, por ejemplo, los paneles solares se van autorientando, y no se para en investigar en su almancenamiento para cuando se necesite. Vale, aceptamos pulpo como animal de compañia: Aceptemos la nuclear en el mix energético de una manera transitoria y como complemento para compensar y corregir el déficit entre oferta y demanda. Un mix en que la nuclear, en mi opinión, no debe de superar el 20%. Si no hubiera alternativas, entonces habría que correr el riesgo y aportar por la nuclear. Pero como hay ALTERNATIVAS: NUCLEARES NO, GRACIAS.

    ResponderEliminar
  5. Runaway yo soy partidario de la energia solar. Ademas, ahora que españa atraviesa una transicion de modelo de productividad, no estaria de mas que invirtiesemos en energia para estar a la altura de europa. Ademas como bien dices tenemos sol y viento, sin embargo no es tan facil invertir en renovables. El coste de una central fotovoltaica es muy cara, y el factor de disponibilidad de esa energia en españa no supera el 25%anual mientras que las nucleares sobrepasan el 90% facilmente. 2 centrales nucleares de españa generan mas MWh al año que todas las solares juntas ademas de que el precio del la nuclear es alrededor de 19€/MWh frente a los mas de 350€/MWh. Ante estas circunstancias es dificil decantarse por los parques solares. No obstante para el abastecimiento de determinadas regiones si puede ser viable como esta pasando en la comunidad valenciana donde proliferan los huertos solares.
    Insisto en que la energia nuclear deberia permanecer hasta la transicion con la fusion, su reduccion antes de tiempo crearia muchos deficits energeticos que las renovables no podrian suplir.

    ResponderEliminar
  6. Bien, Ramón, yo tampoco soy ningún extremista que se niege a razonar. En cualquier caso los que veo que no razonan son los extremistas pro-nucleares, que las tienen como una fé, una religión, la panacea perfecta que nos va a solucionar los problemas energéticos de todo el mundo mundial por los siglos de los siglos. AMEN.

    Escucho y leo muchas falacias, como por ejemplo que la energía nuclear es barata ¿COMOOOR? La construción de una central nuclear aparte del plazo -se dice que necesita 10 años antes de ser operativa- conlleva un presupuesto de muchos ceros a la derecha. Después gastos de mantenimiento y de gran seguridad no sólo endógena sino exógena (terrorismo, guerra, desastres naturales...) y los residuos radiactivos. Vale, aceptamos pulpo como animal de compañía. Aceptemos que la evolución de la fisión a la fusión solucionará muchos de esos problemas ¿Y mientras tanto?

    También tengo entendido (corrígeme si me equivoco) que las empresas que invierten en éstas centrales no se hacen cargo ciertos gastos: residuos, mantenimientos de seguridad...y que es el ESTADO (es decir, nosotros, de lo que sale de los impuestos) el que paga esos gastos.

    Puedes que tengas razón en que una central nuclear es más efectiva, que producen y generan más electricidad que varias centrales de otras energías alternativas. Pero si lo pensamos bien, no compensa. ¿Le compensa a Japón todo el dinero que se ha gastado en esa central dañada por es sunami, los residuos que genera durante cientos de años, las radiaciones que envenenan el agua, los alimentos y producen cáncer, malformaciones y otras enfermedades; los daños colaterales varios como por ejemplo el turismo?? NO, no compensa. Prefiero la energía que me da el sol, el viento y el agua, vivir con un par de bombillas menos, apagarlas cuando no las necesite o ir a trabajar en bicicleta. De hecho hace tiempo que lo hago.

    ResponderEliminar
  7. Acabo de leer un artículo del escritor Javier Reverte sobre Japón y las heridas de la belleza y, entre otras cosas, dice:

    "todo y todos nos hablan de Japón. Y ahora, tras la ola apocalíptica del tsunami, los ojos se vuelven hacia el riesgo de un desastre nuclear, a los miles de japoneses convertidos de la noche a la mañana en ciudadanos sin techo y a las vertiginosas caída de la bolsa que pueden arrastrar a la ruina a una de las economías más poderosas de le Tierra (...)puede que la misma Naturaleza ha decidido castigar nuestra altanería
    (..)Japón, contra lo que normalmente se piensa, no es una nación dominada únicamente por afanes materialistas, por el ansia de riqueza –aunque los haya en grandes dosis, por supuesto–, ni tampoco es una civilización propiamente impregnada de espiritualismo –que lo hay, faltaría más– (...) Y el eje alrededor del cual gira esa pasión sublime por la belleza en estado puro, no es otro que la ciudad de Kyoto, donde la más importante de las fiestas –¡imaginad!- se celebra en honor de la floración de los cerezos
    (...) Por lo que he podido leer en los periódicos, Kyoto se ha salvado, por esta vez, del desastre. ¡Menos mal! Porque la bolsa se recuperará, las carreteras y las ciudades serán reconstruidas, las plantas nucleares se verán reforzadas con nuevos sistemas de seguridad…; pero si la estética de las costas, los campos y las ciudades japoneses hubiese sido agredida seriamente, el daño sería imposible de reparar. Porque las heridas infligidas a la belleza, como las del amor, nunca se acaban de curar del todo."

    Un desastre natural puede derribar molinos de viento y plantas fotovoltaicas, pero no impedirá que la vida siga, que llegue la Primavera. Un desastre nuclear, en un mundo nuclear, será el Apocalipsis y el fín de los tiempos: los cerezos no florecerán ni en Japón ni en el Valle del Jerte.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, hoy estoy de acuerdo con Pedro y tengo poco que añadir -- tuvimos esta discusión hace un tiempo.

    Está claro que hay que proteger ciertas cosas, entre ellas, el patrimonio histórico y natural.

    2. Se debe intentar en la medida de lo posible proteger la salud pública promoviendo fuentes energéticas limpias y renovables e incluso quizás ayudar en el I+D para el fin específico de desarrollar nuevas tecnologías que contaminen menos.

    3. Eliminar cualquier subvención, si la hay, a cualquier empresa o industria que contamine sin buscar alternativas o sin querer, aunque puedan, corregir el problema.

    4. Reducir nuestra dependencia en el petróleo de los moros que sólo provoca complicaciones estúpidas y subidas de precio.

    CONTINÚA

    ResponderEliminar
  9. Debemos hacernos una pregunta clave: ¿qué queremos obtener de nuestra capacidad energética y de dónde podemos sacarla? Todos decimos que queremos alternativas, pero ninguno de nosotros podemos tenerla de momento del todo. La fusión es una buena idea, pero aún no sabemos cómo obtenerla -- sería maravilloso usar el poder solar, pero aún no hemos conseguido economizar esa tarea pendiente. En todo esto, además, hace falta muchas lecciones de Economía. No obstante soy un poco pesimista: el coste de la energía renovable es demasiado alto hoy en día y no sé si lo conseguiremos en nuestros días.

    Otro problema constante es el dejar que la política sea la que dicte nuestra política energética y no la ciencia.

    Está claro que es, o eso (y se siguen reduciendo las fuentes energéticas cada vez más) o cambiar fundamentalmente nuestros estílos de vida -- cosa que veo imposible.

    ResponderEliminar
  10. Ramón,

    Plantear que la nuclear de fisión debe existir hasta que tengamos nuclear de fusión es una perspectiva excesivamente optimista. La nuclear no se debe "aguantar" hasta que tengamos una tecnología de fusión adecuada y segura, porque eso implica no tener un plazo. Para sustituir a la nuclear tenemos el gas natural y las renovables.

    Me gustaría poner cual fue el mix eléctrico de generación de España en 2010, para centrar un poco las cosas:

    -Nuclear: 23%
    -Eólica: 18%
    -Hidráulica: 16%
    -Régimen especial: 14% (Régimen especial son todas aquellas plantas y generadores individuales que generan energía. Generalmente cogeneradores que tienen algún subproducto de un proceso industrial que usan para generar energía (el gas en las cerámicas, por ejemplo), plantas de biomasa que queman residuos animales o agrícolas, biogás, etc. La mayoría de esta producción se puede catalogar como renovable)
    - Solar: 2%
    - Ciclos combinados de gas natural: 15%
    - Carbón: 7%
    - Fuel-Gas: 2%
    - Importaciones: 3% (Francia, Portugal y Marruecos)

    La energía eólica e hidráulica están sobredimensionadas sobre un año normal porque 2010 tuvo un invierno y primavera muy frías y lluviosas, pero aún así podemos observar como la mitad de la energía eléctrica generada en 2010 fue renovable.
    Creo que este mix vale para entender que sí es posible tener un mix donde el porcentaje de renovables sea mayoritario. Eso sí, necesitaremos centrales auxiliares de gas, biodiesel u otro combustible que garanticen los picos de demanda y la potencia.

    ResponderEliminar
  11. Runaway,

    Es cierto prácticamente todo lo que dices de la energía nuclear. Construir una central nuclear es carísimo. Se ha vendido que la energía nuclear es barata porque con centrales amortizadas y ya construidas sí lo es, pero no lo es crearlas nuevas. De hecho sí hay proyectos de construir nuevas es por dos razones que las han vuelto a poner en el campo de la rentabilidad: El aumento del precio de los combustibles fósiles, y la nueva legislación de hace unos años de pagos por emisión de CO2. Pero como ves no es que sea "barata", es que las otras se han hecho más caras por estas dos circunstancias.
    Y respecto a Fukushima, ya imaginarás como va a quedar esa región en pocos años: Abandonada.

    Alfredo,

    Básicamente de acuerdo, pero un apunte sobre el punto 3. Realmente existe legislación de pagos por CO2, de gestión de residuos, una ley de responsabilidad medioambiental. Todo eso existe, lo que pasa es que hay multitud de empresas que se saltan esas leyes a la torera.
    Mira, hay una cosa muy curiosa que pasa en los polígonos industriales. Las depuradoras de los polígonos suelen tener una especie de analizador de entrada para localizar si entran sustancias peligrosas en mayor proporción de las es capaz de tratar la depuradora. Cuando llueve la lógica indica que esa concentración de sustancias debería disminuir por dilución, pero realmente lo que pasa es que aumenta. ¿Por qué? Pues porque muchas empresas aprovechan justamente la lluvia para tirar "por el desague" residuos peligrosos y así ahorrarse el coste de gestión. Claro, como lo hacen muchos al final la concentración aumenta.
    Te quiero mostrar con esto lo que hablamos siempre de la mentalidad poco legal de este país en muchos ámbitos, y como aquí se incumple la ley descaradamente en aras del beneficio económico.
    Por eso no creo que cortar las subvenciones sea suficiente. Creo que hay que tener potentes herramientas sancionadoras.

    Por otro lado el problema de que la política energética la dicte la ciencia es que la ciencia no tiene en cuenta factores de economía internacional ni cuestiones "morales". Y digo morales porque todo lo que hemos hablado de la central de Fukushima y la peligrosidad, y su comparación con otras fuentes de energía más económicas para decidir qué riesgo somos capaces de asumir para tener un beneficio económico, al final es una cuestión política y debemos decidir también en función de nuestros valores sociales. La ciencia puede ser demasiado "fria" en este aspecto y no valorar adecuadamente ciertas variables.
    Por eso creo que la política sí que tiene un papel importante aquí.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  12. Pedro: antes que nada, te he escrito un correo.

    Con respecto a lo de la ciencia -- estoy de acuerdo en que lo de las centrales y todo eso es una cuestión política -- lo que me refería con ciencia era más bien que la política no debería interferir con los CONOCIMIENTOS científicos -- porque si no, ahí tienes lo que ha ocurrido en USA con el tema de la evolución versus el creacionismo. Hay sitio para politizar, desde luego, pero soy mucho más reacio a permitirlo en todo ámbito.

    Tema leyes: cierto, se incumplen pero recuerda que cuando hemos intentado sancionar más, como país, ¿quién lo ha bloqueado? La Unión Europea -- francamente, Pedro, sé que no te gusta que siempre toque ese tema pero es que es FUNDAMENTAL decidir qué queremos para poder entonces legislar o sancionar en condiciones.

    Saludos

    ResponderEliminar