La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







viernes, 15 de julio de 2011

Colecta en favor del Sr.Camps












Como era previsible el juez Flors ha decidido sentar en el banquillo de los acusados al molt poc honorable presidente de la generalitat, Francisco Camps, y otros tres miembros de la administración valenciana por cohecho impropio continuo.
La verdad es que estaba bastante claro que sería así. Las personas que hacían los presentes están en la cárcel por urdir una enorme trama de corrupción que ha tocado varias comunidades autónomas, había varios testimonios que indicaban que los acusados no pagaban estos regalos, había documentación incautada que demostraba el hecho, escuchas telefónicas, etc. De no ser por un defecto de forma estaba claro que los inculpados no se libraban.

Ciertamente los defectos de forma suele ser la manera por la que se libran de sus fechorías muchos políticos corruptos, o bien por la prescripción de los delitos. En la comunidad valenciana tenemos un caso muy claro con Fabra, por las prescripciones, o con Eduardo Zapalana, por una grabación que se consideró ilegal.
Pero esta vez no se han librado. A pesar de una estrategia claramente dilatoria, a pesar de los continuos cambios de argumentos para retrasar al máximo el juicio, dos años después el president y los otros miembros serán juzgados por un tribunal popular.
Lo gracioso del caso es que, sí se adelantan las elecciones generales, posiblemente estas coincidan con el juicio de Camps. Me imagino que el PP, alérgico a las dimisiones y a pedir responsabilidades por nada a sus miembros, ya no tendrá tantas ganas de un adelanto electoral, mientras que Rubalcaba estará como loco para que Zapatero disuelva las cortes y convoque elecciones para esas fechas.

Los acusados van a tener que depositar una fianza importante que supera el importe de la multa teórica (recordemos que no habrá penas de cárcel porque este delito se juzgará con la ley anterior, no la vigente por la que sí podrían ir a la cárcel, al ser la antigua la ley vigente en el momento del delito). El molt poc honorable, en concreto, tiene que depositar una fianza de unos 55.000 euros si no quiere que sus bienes sean embargados.
Claro, esto abre un escenario muy negro para Camps porque, recordemos, sólo tiene 2.800 euros en la cuenta corriente, y otros 2.500 euros en otra cuenta compartida con su mujer. Supongo yo que su mujer tendrá el detalle de prestarle ese dinero para que no le embarguen, así que al president le faltarán casi 50.000 euros para evitar el embargo.
Posiblemente tenga que vender su SAAB del año 95, por el que sacará poco más de 1.500 euros si lo quiere vender, a no ser que lo subaste para mitómanos, con lo que igual saca algo más. El honorable también tiene un plan de pensiones, supongo que de la época en la que trabajaba en la empresa privada, con unos 8.300 euros. Hay varias circunstancias que te permiten sacar el dinero de un plan de pensiones antes de la jubilación, pero que yo recuerde no hay ninguna relacionada con la petición de una fianza por parte de un juez. Posiblemente el pobre señor no podrá ni sacarlo.
Lamentablemente nuestro presidente puede tener que vender su piso, un piso compartido con su mujer de un valor catastral de 110.000 euros. Con lo mal que está el mercado inmobiliario y las prisas posiblemente tenga que malvender el piso para hacer frente a la fianza, lo cual es una pena pero una gran oportunidad para todos aquellos que quieran comprar una vivienda en la ciudad de Valencia. Me gustaría tener el teléfono del señor Camps para dárselo a los interesados, pero mi red de contactos aún no llega a tanto, y eso que cuando pones el nombre de mi novia en Google imágenes sale en la segunda foto junto al president.

Valencianos, españoles, una cosa es ser un corrupto, vale, pero mandar a nuestro presidente a la indigencia me parece un exceso. A Camps hay que juzgarlo, pero con dignidad para el acusado.
Así pues copiando la campaña de intereconomía por la que piden donaciones para garantizar la viabilidad de la cadena, creo que con el president Camps se debería hacer lo mismo. Deberíamos habilitar un número de cuenta bancaria para que todos los valencianos y españoles podamos aportar nuestro granito de arena para que el president pueda pagar la fianza que le pide el juez. Si luego es inocente que nos lo devuelva, y si es culpable por nos fastidiamos, por idiotas.
Con tantos valencianos que han votado al PPCV aún sabiendo que era manifiestamente corrupto creo que conseguiríamos esa cantidad en pocos días. No hay más que recordar las imágenes de Jesús Gil y Julián Muñoz caminando por Marbella en loor de multitudes cuando estaban arrasando impunemente con la ciudad. Con Camps pasaría lo mismo.

No quiero cerrar el escrito sin felicitar a todos aquellos que votaron al PP Valenciano. Con tanto criterio y tanto buen ojo es normal que estemos como estamos. Y no me vale lo de que “yo no sabía nada” o “no me creía nada” que nos conocemos.
Ah!, y no os preocupéis por la fianza hombre, que la farmacia de la plaza del ayuntamiento da mucho dinero, y una vez demostrado que los beneficios no se gastaban en trajes estarán en algún sitio, digo yo.

17 comentarios:

  1. je, sabía que ibas a escribir algo sobre este tema agudo.

    Ando un poco espeso hoy pero ¿esto lo dices con tono irónico no?

    "Valencianos, españoles, una cosa es ser un corrupto, vale, pero mandar a nuestro presidente a la indigencia me parece un exceso. A Camps hay que juzgarlo, pero con dignidad para el acusado".

    ResponderEliminar
  2. Si hombre claro, lo digo con tono muuy irónico.
    Yo creo que lo que pasa en Valencia es tan esperpéntico y surrealista que sólo se puede tratar desde la ironía y el cachondeo, porque si te pones serio te hierve la sangre...

    ResponderEliminar
  3. Pedro Pedro, esperabas esta noticia como agua de mayo. Y q bien le va a venir a Rubalcaba, por cierto, q mal esta la justicia en España, a uno lo juzgan por recibir trajes y a un ministro q colabora con eta recibiendo ovaciones.

    ResponderEliminar
  4. Claro que la esperaba, era evidente.
    La verdad es que no entiendo, Ramón, con lo digno que fue tu voto las pasadas elecciones como lo quieres estropear con comentarios como este...

    ResponderEliminar
  5. Pedro, yo pensaba que aqui se buscaba una dignidad politica en todos los frentes, lo que nunca pensé es que la limpieza politica que en este blog se plantea es solo a politicos de derecha. No justifico nada a camps, demostrado quedó en mi sobre del 22m y el malestar que me provoca pensar en el estado de nuestra autonomia. No obstante me causa aun mas repelus conocer que hay un ministro que se dedica a incumplir leyes a su antojo y a colaborar con eta. Desde aqui exijo politicos decentes honrados con un minimo de moral.

    ResponderEliminar
  6. La culpa no la tiene Camps; la culpa es quienes en vez de botarlo, lo han votado.

    ResponderEliminar
  7. "Divaguemos hoy, si les parece, sobre la deriva de algunas palabras. Hasta anteayer mismo, «mercado» era una palabra inocente. Íbamos al mercado a comprar frutas o verduras, carne o pescado, y no sentíamos otra presión que la de nuestro antojo o la de nuestro presupuesto. Los precios en el mercado podían subir, claro está, porque para algo son precios, con ese afán de superación que ellos tienen sin necesidad de apoyo psicológico alguno, y exclamábamos entonces: «¡Hay que ver lo caras que están este año las cerezas del Jerte!», o bien «la ventresca de atún se ha puesto imposible». Aun así, ya digo, «mercado» no era una palabra que diese miedo. Hoy, sin embargo, es una palabra que nos echa a temblar, porque resulta que el mercado no es el sitio al que íbamos a llenar la cesta, sino un monstruo anónimo y abstracto que, si se lo propone, puede dejarnos con la cesta vacía.

    Hasta hace no mucho, si uno se metía a político y, por cualquier razón, aspiraba a convertirse en corrupto, debía tener claro que, en el caso de ser pillado, iba a merecer el desprecio de la sociedad, que se supone que le confió un cargo para la defensa y gestión de los intereses públicos, no para que metiera la mano. Hoy, en cambio, la condición de corrupto se ha convertido en algunos casos en un aval para la reelección, porque se ve que, a fuerza de convivir con corruptelas, la gente tiene el olfato moral atrofiado y no percibe el hedor, de modo y manera que el hecho de que alguien sea un político corrupto no solo no daña el prestigio personal del corrompido, sino que en ocasiones representa una garantía de éxito electoral, y no faltará quien diga: «Voy a votar a ese candidato porque me parece un corrupto intachable». Vista esa neutralización, propongo desde esta alta tribuna que, de ahora en adelante, llamemos «podridos» y no «corruptos» a los políticos en estado de putrefacción moral, a ver si de ese modo nos paramos a meditar en la extravagancia que supone el hecho de mantener en los órganos públicos del Estado a personajes en mal estado. «Ese político está podrido», diríamos, porque lo de «corrupto» suena a cultismo, a puro latín, y tampoco hay que ir regalando prestigios etimológicos a lo maloliente.

    En estos tiempos de prevalencia macroeconómica, otra palabra que ha dado muchas vueltas es «congelación». Hasta hace poco congelábamos una merluza, un solomillo o unos guisantes. Hoy, en cambio, nos hemos vuelto ilusionistas y congelamos salarios, congelamos pensiones, congelamos inversiones. Estas congelaciones metafóricas dan el mismo frío que una congelación real, y esperemos que este afán congelador no nos lleve a congelar la conciencia, a congelar la razón, a congelar los sentimientos, porque entonces podemos quedarnos helados en lo hondo, a pesar de estos calores.

    http://www.diariosur.es/prensa/20110716/opinion/palabras-mutantes-20110716.html

    ResponderEliminar
  8. Una duda, ¿Se permiten jurados populares en casos de corrupción? Yo creo que no, los politicos, quew son los que hacen las leyes se han cuidado muy mucho de no tener que formar parte de uno y de que ninguno les juzgue...

    ResponderEliminar
  9. Pedro, te vengo leyendo desde hace algún tiempo y me gustaría contactar contigo por medio de alguna red social, ¿sería posible?

    ResponderEliminar
  10. Ramón,

    No sé qué pinta el Faisán y Rubalcaba en todo esto. No he querido escribir nada de esto porque si lo hago voy a tener que defender a Rubalcaba, y francamente no me apetece nada hacerlo en estos momentos.

    Urkiha,

    En este caso, el de cohecho pasivo en una personalidad como esta, el juicio sí será por jurado popular. No sé en el resto de delitos por corrupción, supongo que no, y no me parece mal porque creo que es una temática más propia de un juicio "tradicional". No soy yo excesivamente amigo de los jurados populares.

    Fernando,

    Me puedes buscar por Twitter (tienes un link en la lateral, @PedroFresco) y bien por correo a lasuertesonriealosaudaces@hotmail.com

    Saludos,

    ResponderEliminar
  11. Ha dimitido. He escuchado unos extractos de la comparecencia (sin preguntas, por supuesto) y ha sido vergonzoso.

    "...esos miserables... que han mentido... maldades y barbaridades que dicen... "

    "...que lo hacen todo por vernos ganar las elecciones"...

    "me voy sin sentimientos negativos porque no lo merecen"

    Joder, pues menos mal.

    Julio

    ResponderEliminar
  12. Lo que escribes, como ya dije en una ocasión mete fuego pero no soluciona nada. Mucho criterio anti..., al monte le saemos prender fuego todos,pero apagarlo y mantener los cortafuegos adecuados ya no es tan fácil, por lo tanto no aportas nada positivo en este blog. te dedicas a encender fuegos amigo, y no tienes ni puta idea de como apagarlos. Eso lo sabemos hacer todos.

    ResponderEliminar
  13. Votaremos a los Socialistas y nos meteremos más en la mierda. Porqué metidos hasta el cuello estamos...y a saber como acabará todo esto.Y eso no ha ocurrido nunca con un Partido de Derechas. ¿Tres trajes? y ¿Faisan?...Anda escribe sobre ello , me interesará mucho saber que piensas. Por cierto ¿tu eres Valenciano?...ah, perdona, no hace falta serlo para criticarlos.

    ResponderEliminar
  14. Pues se nota que no sigues mucho este blog, amigo anónimo, porque creo que suelo hacer entradas temáticas con bastante aportaciones de acción más que de crítica. Aún así no creo que la aportación esté reñida con la necesaria crítica, ¿o sí?

    Para saber apagar fuegos lo primero es identificarlos, y en eso estamos. Y sí, soy Valenciano, aunque obviamente no hace falta serlo para darte cuenta de la gentuza que gobierna nuestra tierra. Aunque si eres valenciano te das cuenta más y mejor.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  15. Pues ahora hay mucho fuego que te pasa por delante y no lo identificas amigo, no se si por que no lo ves o por que no quieres verlo. El más grande FAISAN...pero hay muchos, PARO, MEDIDAS POLITICAS, AYUDAS ECONOMICAS DE LOS BANCOS A LAS FAMILIAS PARA PAGAR HIPOTECAS O SIMPLEMENTE COMPRAR UN PISITO, AUTONOMOS Y LAS EMPRESAS PRIVADAS,EDUCACION, SANIDAD, que por cierto las privadas son las que generan empleo etc. Parece que para tí solo existe el Partido Popular que sin gobernar España, te empeñas en que se lleve los meritos de la mala política y gestión actual a nivel nacional DERIVANDOLO TODO A VALENCIA. Sí, al señor Camps le pueden dar por el culo, pero...¿y a los demás del PSOE?. Desde luego que en todos los sitios se cuecen habas. Pero en TODOS. Calientanos a todos...venga se realista ¿no pensarás que ahora las cosas van bien?...pero mecachiss en la mar...la culpa de PP.

    ResponderEliminar
  16. Ahh!! por cierto, ahora le toca a Fabra, ¡¿A que sí?! cachiiissss!!.

    ResponderEliminar
  17. Hombre, es que si seguimos leyendo la entrada de hace 15 días va a ser bastante difícil que pueda atacar el "fuego" que me acusas de no ver.
    Como cualquier persona yo tengo preferencias a la hora de escribir, y la verdad es que no es precisamente el politiqueo de partidos lo que más me interesa como podrás comprobar si no te quedas anclado en esta entrada. Eso sí, hay cosas que son inevitables, como la dimisión de Camps o hablar de las elecciones. El Faisán, en cambio, me interesa poco.

    Y no, no tengo ninguna intención de hablar de Fabra president, por mucho que su discurso de investidura fuese otro fraude más y otro canto hipnótico en defensa de lo que nos ha convertido en la verngüenza de España, que ya es decir.

    Saludos,

    ResponderEliminar