La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







viernes, 16 de septiembre de 2011

El impuesto de patrimonio



El gobierno del Sr. Zapatero, empujado en parte por la necesidad de ingresos y en parte por la voluntad de su partido, el PSOE, de maquillarse de nuevo como un partido de izquierdas, ha recuperado el impuesto de patrimonio aunque con una modificación sustancial en los límites exentos del mismo.
Pagarán de nuevo el impuesto de patrimonio aquellos ciudadanos que tengan patrimonios de más de 700.000 euros, excluyendo la vivienda habitual y restándole la parte que se adeude de este patrimonio (hipotecas y préstamos). Se calcula que afectará a unas 160.000 personas.
Desde el PP Mariano Rajoy se ha mostrado crítico por la recuperación del impuesto de patrimonio, porque dice que representa un doble tributo sobre lo mismo, que afectará al ahorro e incluso ha llegado a hacer cábalas sobre personas ancianos que viven de rentas dejando caer que por culpa de este tributo ya no podrán hacerlo.

Si analizamos las críticas de Rajoy o de otros políticos al impuesto la verdad es que no tienen mucho sentido. Ciertamente sí se trata de una doble tributación, pero esos recelos tenían sentido en el antiguo impuesto sobre patrimonio con un límite exento 4 ó 5 veces inferior al actual. Presentar como problemático o como un abuso pagar una tasa del 0,2% (tasa mínima del impuesto) a personas con un patrimonio de más de 700.000 euros excluyendo su vivienda parece un despropósito. En un momento donde todos los ciudadanos sufren recortes de servicios públicos, congelación de pensiones y salarios, paro y reducciones de sueldo, decir que esto es una tasa abusiva o una medida sin sentido parece casi un insulto.
Que grave al ahorro es todavía menos claro que el argumento anterior. Yo no conozco a nadie que haya conseguido 700.000 euros de patrimonio más una vivienda habitual ahorrando de su trabajo. Seguro que los hay entre las personas de altos ingresos, pero volvemos al argumento anterior, ¿se puede presentar esto como una injusticia en la situación en la que están casi todos los ciudadanos? Obviamente no.
Sí grava doblemente las herencias si se quiere, pero claro estaría bien pensar qué ha pasado con el impuesto de sucesiones en los últimos años antes de hacer argumentos de este tipo.
Y finalmente el argumento de los ancianos que viven de rentas es de risa. Un anciano con una vivienda habitual ya pagada y que tiene 700.000 euros en un patrimonio que tiene arrendado, ¿qué ingresos tiene? ¿Quizá sobre 2.000 euros mensuales? Me parece que a este señor no le va a llevar a una cola de cáritas el pagar la tasa del 0,2%.

El argumento de arrimar todos el hombro en tiempos de crisis y cada uno en función de sus posibilidades debería bastar para justificar la reimplantación del impuesto, sin embargo hay un argumento más poderoso si cabe.
Hemos hablado muchas veces sobre que quienes no han sido responsables de la crisis la están pagando en sus carnes. Personas que no han tenido ninguna culpa en su génesis están soportando la subida de impuestos y las causas de la crisis. Muchas personas que han tenido una parte alícuota de la responsabilidad en el génesis de esta crisis, aquellos que han sido partícipes de la burbuja inmobiliaria, sí están pagando las consecuencias al tener que pagar hipotecas a un valor superior de lo que sus viviendas valen realmente;
Sin embargo hay mucha gente que se ha enriquecido de la burbuja inmobiliaria, que no es víctima de una hipoteca ni de los problemas asociados al estallido de la burbuja y que en cambio no está padeciendo nada. Fueron partícipes de la gran farsa de la vivienda, se enriquecieron con la especulación y ahora las consecuencias las pagan otros. Esto evidentemente no es justo.
Yo creo que es de justicia y se debe buscar una manera para que estas personas, enriquecidas por la vorágine que luego ha hundido al país colaboren en el pago de las consecuencias de la crisis. Bajo este prisma he defendido una tasa a las viviendas vacías, por ejemplo.
¿Vale el impuesto de patrimonio para este objetivo? No es la medida ideal y evidentemente no está pensada para esto, pero sí es cierto que casi todos los que se han enriquecido en el boom van a tener que pagar el impuesto. A falta de algo mejor…

Rajoy no ha dicho si quitará el restablecido impuesto cuando gobierne. Sus irresponsables comunidades dirán lo que quieran y harán lo que quieran antes del 20-N, pero él sabe perfectamente que es muy probable que deba mantener el impuesto. Recordemos que estamos de facto intervenidos por organismos internacionales y que las voluntades de nuestros políticos importan muchas veces poco.
Yo soy partidario de su reimplantación y creo que la mayoría de ciudadanos también. Será interesado hacerlo ahora para que Rubalcaba de disfrace de izquierdista, será una incoherencia haberlo quitado hace poco para reimplantarlo ahora, pero la reimplantación es necesaria, tanto económica como, sobre todo, moralmente. Estamos en un proyecto común y que las cosas vuelvan a funcionar es algo que interesa a todos, y cuanto más has ganado en el pasado y más puedes ganar en el futuro más debes colaborar para que las cosas se arreglen. La ecuación es tan simple que parece mentira que haya que explicarlo.

4 comentarios:

  1. Pues no estoy de acuerdo, Pedro. Lo que parece mentira es que lo defiendas. Lo único que este impuesto repugnante provocará es más inestabilidad en España, en el sistema económico-financiero de la nación, más incertidumbre y de hecho destruye la creación de empleos. Sí, sí, ya sé que la lucha de clases marxistoide es buen teatro político, pero también es una política económica podrida.


    Precisamente, esto castigará la inversión. ¿De dónde crees que sale el empleo Pedro? Yo no creo que hace falta un doctorado en ciencia económica para contestar esa pregunta.

    Por cierto, solo Francia, país en absoluto loable, tiene un impuesto de este tipo. NADIE MÁS lo aplica. Además de contradictorio es que si lo llegaran a imponer, que no hay tiempo, al final ¿que harían los empresarios y otros si les es posible? pues que se lo cargarían a sus clientes, y entonces quien lo paga es siempre el pueblo -- ese que tú dices defender siempre.

    Pedro: No siembres enfrentamientos, y propón soluciones en armonía con el mercado libre y la libertad.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. No Alfredo,no. Lo que es sembrar enfrentamientos es contemplar un impuesto como este, que se ha aplicado en España durante 30 años de una manera mucho más agresiva, como "repugnante" o "marxistoide". Que a uno le perjudique personalmente una medida, como supongo que te perjudica a ti esta, no justifica predecir catástrofes irreales. Recuerda que a todo el mundo ya le ha perjudicado alguna medida de este último año (La subida del IVA sin ir más lejos).

    "Lo único que este impuesto repugnante provocará es más inestabilidad en España, en el sistema económico-financiero de la nación, más incertidumbre y de hecho destruye la creación de empleos"

    Falso. Más inestabilidad no provocará, si tiene que provocar algo es precisamente lo contrario al otorgar más recursos al estado para pagar sus deudas, aunque tampoco pasará por lo que llevo diciendo hace meses.
    Que destruya la creación de empleos es otra falsedad parcial. Este no es un impuesto que ataque a la actividad económica fuera de lo que pueda representar patrimonialmente. No afecta a los pequeños negocios, ni a la mayoría de PYMES, y en todo caso su importe es muy reducido. A lo que afecta mayoritariamente es a unos patrimonios que muchas veces son pasivos y a unos depósitos que muchas veces tampoco se están destinando a la inversión.
    Hasta hace un par de años una versión mucho más agresiva de este impuesto se aplicaba, y creciamos al 4%. No contemos fantasías apocalípticas porque no son ciertas.

    "¿De dónde crees que sale el empleo Pedro? Yo no creo que hace falta un doctorado en ciencia económica para contestar esa pregunta"

    No sé si hace falta un doctorado, pero lo que sí hace falta es saber ver el cuadro económico en su totalidad y no bajo cristales que inducen a la miopía interesada.
    El estado necesita recursos y cualquier sustracción de dinero del sistema en beneficio del estado puede provocar contracción o no, dependerá de qué haga el estado con ese dinero. En este caso que el dinero va de forma clara a pagar deudas lo es, pero como hay que hacerlo las preguntas que hay que hacerse son dos: ¿Qué impuestos y recaudaciones contraerán menos la economía? y ¿Qué es más justo y más ético?

    ¿Qué es mejor, sacar dinero del sistema subiendo impuestos indiectos que reducen el consumo, o gravando patrimonios que muchos son pasivos y no generan actividad económica? Por supuesto lo segundo. ¿Qué es más justo y más equitativo? sin lugar a dudas lo segundo.
    El empleo, Alfredo, no se crea porque los "ricos" inviertan en algo, eso es una pequeña parte de una realidad compleja y un simplismo inaceptable. El consumo crea empleo, la productividad de un trabajador crea empleo, la confianza subjetiva crea empleo, una buena inversión estatal crea empleo...Los factores que crean empleo son múltiples y hay que analizar bien a cuales afectas en cada una de las acciones que haces. Esta, insisto, es de las menos malas en estos ámbitos.

    (...)

    ResponderEliminar
  3. (...)

    "Por cierto, solo Francia, país en absoluto loable, tiene un impuesto de este tipo. NADIE MÁS lo aplica"

    Creo que Noruega aplica un impuesto similar y algún país parecido. Me pareció oir Suiza pero no estoy seguro. En cualquier caso esta argumentación no tiene ningún sentido porque otros muchos países tienen sistemas fiscales mucho más completos y razonables que no hacen necesaria, posiblemente, este gravamen al patrimonio.

    "¿que harían los empresarios y otros si les es posible? pues que se lo cargarían a sus clientes, y entonces quien lo paga es siempre el pueblo -- ese que tú dices defender siempre"

    Argumentación simplista y absurda. Bajo este punto de vista y llevándolo al extremo habría que eximir de cualquier pago de cualquier cosa a cualquier empresa para que no gravase más a los consumidores, lo cual nos llevaría directamente al anarcocapitalismo y no es eso lo que quieres ¿verdad?
    Y francamente, ¿qué va a pagar el pueblo de los impuestos cobrados a la masión del Sr.X o a los 10 millones de euros en acciones del Sr.Y? Insisto por enésima vez, este es uno de los impuestos que menos afectan a la actividad económica.

    "propón soluciones en armonía con el mercado libre y la libertad"

    Ni aunque este impuestos gravase a todo el patrimonio sin excepciones atacaría ni el mercado libre ni la libertad,a no ser que entiendas la libertad y el mercado libre como la absoluta irresponsabilidad de los agentes económicos y ciudadanos sobre el sistema colectivo económico y social sobre el que asientan su trabajo, vida y producción de riqueza.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  4. PEDRO>

    “Lo que es sembrar enfrentamientos es contemplar un impuesto como este, que se ha aplicado en España durante 30 años de una manera mucho más agresiva, como "repugnante" o "marxistoide".

    Que algo se haya aplicado durante años no significa nada. También tuvimos 40 años de dictadura fascista católica. Sigue siendo repugnante ¿no crees?

    “ Que a uno le perjudique personalmente una medida, como supongo que te perjudica a ti esta, no justifica predecir catástrofes irreales. Recuerda que a todo el mundo ya le ha perjudicado alguna medida de este último año (La subida del IVA sin ir más lejos)”.

    Yo estoy de acuerdo con la subida del IVA – de hecho es algo que había pedido incluso en la época de Ánsar. No se trata de perjudicar personalmente – se trata de que perjudica al trabajador…el que paga en el fondo seguirá siendo el currela que se cree la demagogia anti “los ricos” de Robalcaba.

    “A lo que afecta mayoritariamente es a unos patrimonios que muchas veces son pasivos y a unos depósitos que muchas veces tampoco se están destinando a la inversión”.

    Lo cierto es que no existen soluciones mágicas para aumentar la tributación efectiva de las grandes fortunas. Aunque existan cartas y declaraciones públicas de personajes “adinerados” manifestando que quieren pagar más impuestos -aunque ninguna en España- la realidad es que los impuestos se exigen sin contraprestación y casi nadie los paga voluntariamente. En consecuencia, para que los “más ricos” contribuyan más, sería preferible aumentar los recursos humanos, materiales y legales en la lucha contra el fraude, antes que restablecer sin más el Impuesto de Patrimonio.

    Este impuesto recaudaba unos 2.000 millones de euros para las comunidades autónomas, la mayoría procedentes de las clases medias. Ahora, como muchos patrimonios han disminuido, la recaudación sería inferior. Esta medida tendrá buena publicidad entre algunos españoles envidiosos, pero no va a contribuir a sacarnos de esta pesadilla en que se ha convertido la economía española.

    “¿Qué es mejor, sacar dinero del sistema subiendo impuestos indiectos que reducen el consumo, o gravando patrimonios que muchos son pasivos y no generan actividad económica? Por supuesto lo segundo”.
    Para nada Pedro – precisamente los impuestos indirectos son para todos, y la mayoría de estados en Occidente necesitan pasta para mantener servicios que en general, son utilizados por esa masa de consumidores. No está de más que paguen un poco por lo que usan.


    No se puede consumir,Pedro, lo que no se quiere…es un problema gordo que tenéis en la izquierda: la gente no compra el juguete y vosotros queréis venderlo como sea.

    Me gustaría contestar los otros puntos pero sólo tengo tiempo ahora para esto.

    ResponderEliminar