La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







jueves, 26 de enero de 2012

Quizá las urnas sí absuelven













Hago un paréntesis en las entradas sobre la reforma fiscal para comentar el veredicto del juicio de los trajes que implicaba a Francisco Camps y a Ricardo Costa. Como sabrá el lector el veredicto del jurado ha sido “no culpable”, o sea inocente en términos judiciales, con 5 votos a favor y 4 en contra.
No pensaba hacer ningún escrito sobre el caso para no romper la serie de escritos a la que estoy dedicado, sobre todo porque no pensaba que pudiese salir este veredicto de “no culpable”. Cualquiera que haya seguido mínimamente el juicio sabrá que el torrente de pruebas y de evidencias contra Camps y Costa es tal que la certeza de las acusaciones contra ellos es casi de imposible rebatimiento. Por eso estaba convencido que era casi imposible un veredicto de no culpable, aunque veía muy complicado también que saliese culpable en la votación del jurado. Voy a explicar por qué.

Como no soy jurista no conozco todas las pormenoridades de la ley del jurado. El otro día me enteré que para que el jurado emitiese un veredicto de culpable necesitaba 7 votos de 9, en cambio para declararlo inocente sólo se necesitaba mayoría simple, 5 votos de 9. El motivo de esto es lógico, pues para que alguien salga culpable en un juicio se debe demostrar su culpabilidad de forma clara y teniendo en cuenta que es un jurado no profesional se debe tener un margen de seguridad elevado. En cambio alguien es inocente mientras no se demuestre lo contrario y, por lo tanto, sí parece lógico que si una mayoría simple del tribunal dice que no es culpable el acusado sea absuelto.
Entiendo, pues, el por qué de estas mayorías diferentes, el problema es que estas mayorías son una trampa en el caso de juzgar a un político que tiene apoyo popular. Mirad, yo soy valenciano y he hablado con muchísima gente de este tema o de otros que afectan al PP valenciano. En un país tan dual como este y más en una comunidad como esta, donde los odios y victimismos impulsados por el poder político han calado en la sociedad, hay un número muy importante de personas que defienden inquebrantablemente a un partido político contra cualquier realidad, evidencia o fechoría que haya cometido.
En Valencia, comunidad que está en la ruina cultural, política, económica y moral, un importante porcentaje de personas sigue defendiendo la gestión del PPCV de los últimos 16 años íntegramente, incluso lo que es obviamente indefendible. Cuando este estado de ruina general se preveía la mayoría de gente seguía defendiendo con vehemencia a Camps y su política, así como su honorabilidad (o quitándole importancia al asunto al ser “cuatro trajes”), y lo defendían con violencia, como si fuese parte de su Fe o su religión. Recordemos que el PP sacó casi el 50% de los votos en las elecciones de Mayo de 2011, cuando ya éramos el hazmerreir de España.
Ante esta realidad yo era consciente de que muy probablemente algunas personas del jurado iban a llevar prejuzgada la inocencia de Camps al juicio e iban a votar en contra de la culpabilidad de los acusados independientemente de lo que viesen. Posiblemente otras también llevasen prejuzgada la culpabilidad de los acusados y hubiesen votado a favor en cualquier caso. Por eso yo consideraba muy complicado que el jurado llegase a votar por 7 votos contra 9 la culpabilidad. Sin embargo y ante la evidencia de las pruebas no pensé que 5 miembros pudiesen ponerse una venda en los ojos y no querer ver las pruebas o bien hacer la interpretación increíble que la defensa de Camps intentaba que hiciesen.
Por eso hubiese apostado a que el jurado no podría conseguir un veredicto y quedaría con 5 o 6 miembros a favor de la culpabilidad. Me equivoqué, por uno.

Al final la sensación de todo esto es que las personas del jurado han votado lo que les apetecía independientemente de las pruebas. Los votos a favor y en contra parecen un calco porcentual a los resultados electorales de la comunidad, y no creo que sea muy atrevido si digo que las 5 personas que han votado en contra de la culpabilidad probablemente sean afines o votantes del PP. Y no digo que las otras 4 sean opuestas al PP porque considero que muchos de los votantes del PP ante tal cúmulo de pruebas no serían capaces de ir contra la evidencia y votar una inocencia inverosímil.
Y ojo, no quiero personalizar ni otorgar estas adhesiones inquebrantables solamente a los votantes del PP. Estoy seguro que si mañana a Rubalcaba se le ocurriese tirar una bomba atómica sobre cualquier parte y se le juzgase por eso en jurado popular, seguro que había algún votante irracional del PSOE en el jurado que le declaraba inocente “por cojones”. Amplias capas de nuestro país son así y es una verdadera lástima.

Parece que la sentencia es recurrible al TSJCV. Supongo que tanto la acusación particular como la fiscalía recurrirán, y si recurren muy probablemente tanto Costa como sobre todo Camps serán declarados culpables. Las pruebas son tan evidentes que parece imposible que un jurado profesional, con profesionales que pueden ser acusados de prevaricación, fuese capaz de ignorar las pruebas como ha hecho el jurado popular.
Porque eso de que la relación entre los cabecillas de Gürtel y los acusados era ¡Una relación comercial! Es algo que no se le ocurriría decir ni al juez más despistado o prevaricador. Yo no sé si Costa se puede librar al no tener un cargo político en la Generalitat y que, por lo tanto, se interprete que el cohecho impropio no le aplica, pero es imposible que Camps se libre de un cohecho que obviamente ha cometido. Otro de los argumentos del jurado es que la contabilidad no es clara…Hombre, cuando la cuestión es ocultar las pruebas de una trama delictiva sería de película de Ozores que tuviesen la contabilidad transparente. Vamos, la parcialidad de los 5 miembros del jurado es tal que es claramente insostenible.
Otra cosa es que en el TSJCV no se encuentren otro amiguito del alma como el anterior (que ya no está) que quiso cerrar el juicio, y si en el TSJCV no prosperase se podría ir al supremo, aunque nos situamos a años vista. Que en el supremo, por muy conservadores que sean los jueces, se pudiese declarar a Camps inocente es algo que me parece implanteable.

El PP ha querido vender durante mucho tiempo que las urnas prácticamente absolvían a un político de la corrupción. Si un político imputado volvía a ser votado parecía prácticamente que la sociedad le eximía de la corrupción. Esta conceptualización era vergonzosa y era convertir el cumplimiento de la ley y la legalidad en una especie de democratismo totalitario.
Sin embargo parece que, finalmente, los votos políticos sí han absuelto a los acusados, porque el veredicto de no culpabilidad sólo es explicable si se ha hecho bajo la irracional afinidad política.
Muchas veces he leído a muchas personas defender el uso del jurado popular antes que uno profesional como algo más democrático. Yo siempre he tenido muchas dudas sobre los jurados populares al considerarlos fácilmente influenciables, y quizá también en parte por mi afrancesamiento en algunos temas. Creo que los defensores del jurado popular deben analizar este veredicto y replantear sus tesis, porque parece claro que juzgar a políticos por este método puede provocar cualquier cosa menos un veredicto imparcial.

Primero el veredicto sobre los asesinos de Marta del Castillo, que a pesar de ser conforme a las ley parece que ha declarado no culpable a gente que lo es, luego este inverosímil veredicto de inocencia para dos corruptos. Y mientras Garzón en el banquillo llevado por la Falange, los cabecillas de la Gürtel y sus enemigos de la judicatura…
La verdad es que la justicia no está teniendo un buen año. Pero mantengamos la calma y no entremos en conceptualizaciones destructivas como “la justicia no funciona” o “la justicia es una mierda”. Seamos moderados, cambiemos lo que hay que cambiar (que posiblemente es mucho) y enfoquemos estos escándalos con una positividad reformista y no con una destructividad inútil.

9 comentarios:

  1. Pedro:

    "parece que ha declarado no culpable a gente que lo es"

    ¿Ah sí? Si la ley dice que no eres culpable, no lo eres - por muy repugnante que puedan ser - o no - tales o cuales actos.

    Garzón ha sido llevado al banquillo por presuntos delitos de prevaricación. ¿Te parece mal que las asociaciones tengan derecho a presentar denuncia? Yo no diría lo mismo que tú si, por ejemplo, el Partido Comunista acusa a Camps y lo lleva al banquillo - si ha cometido delitos, debe pagar, sea quien sea.


    Estoy de acuerdo en lo que comentas de Camps pero tal es el jurado - lo más "democrático" que puede existir aunque con imperfecciones y muchas lagunas.

    Puede que no sea un buen año de justicia para algunos, pero me alegro que matizas y no eres destructivo.

    No me "gusta" lo del jurado, pero es mucho mejor que los jueces - y así es como están soplando los vientos con la nueva reforma que dará más papel importante a los fiscales. Lo de Camps es esperpéntico, pero ese es el pueblo en una democracia y en un país con muchos problemas de formación educativa como es España.

    La mayoría de las personas no tiene la fortaleza mental-moral para resistir lo que dice la mayoría y así ha ocurrido en este caso.
    El jurado de Camps refleja el tipo de gente que la Biblia condena en Exodo 23:2:

    "No seguirás á los muchos para mal hacer; ni responderás en litigio inclinándote á los más para hacer agravios"

    Hay cosas esperpénticas - fue un jurado popular el que decidió darle a Stella Liebeck millones de dólares porque "el café del Mcdonalds la quemó". Es un caso famoso y bastante conocido en España.

    http://en.wikipedia.org/wiki/Liebeck_v._McDonald%27s_Restaurants

    Estoy de acuerdo con tu diagnóstico sobre el jurado, pero no con tu receta-remedio.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Alfredo,

    Respecto al comentario sobre al caso Marta del Castillo y Garzón (que era accesorio, pero bueno). Que una decisión judicial haga a alguien inocente no implica que esa persona sea inocente (moralmente inocente si prefieres) de un crimen que sí ha cometido. El juez del caso Marta del Castillo ha cumplido la ley, pero eso no implica que no haya sujetos sueltos que hayan participado en el asesinato, a los que no se puede procesar por falta de pruebas pero que cargan con la culpabilidad en sus espaldas. Es el mismo caso que Camps, Camps es judicialmente inocente pero con casi toda probabilidad ha cometido las ilegalidades de las que se le acusaban a tenor de todos los indicios, y eso está ahí y que no tenga castigo penal o administrativo no quita para que sea hecho conocido y moralmente rechazable.
    Respecto a Garzón por supuesto que no quiero quitarle a nadie el derecho a poner demandas contra alguien que ha incumplido la ley, pero lo que no hay derecho es que se hayan aceptado demandas por prevaricación por personalísimos puntos de vista y con la connivencia de miebros de la judicatura que han "facilitado" las demandas. Pero bueno, este no es el caso de la entrada.

    Respecto al jurado. Me parece increible que defiendas que es más democrático un jurado en este caso de juicio a políticos cuando parece demostrado que el jurado acaba generando sentencias en base a juicios políticos y no legales. Que sea más democrático, que sea "el pueblo juzgando a sus representantes" puede sonar muy bien sobre el papel, pero si nos encontramos casos como este en que un jurado absuelve a un culpable por afinidad política, ¿no crees que se debe replantear el jurado para este tipo de casos?
    No es que los tribunales profesionales sean la panacea, y lo vimos en el primer intento de exonerar a Camps por el TSJCV, pero parece imposible que un juez ignore pruebas tan a la ligera.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  3. Pedro:

    "Que una decisión judicial haga a alguien inocente no implica que esa persona sea inocente (moralmente inocente si prefieres)"

    Ah bueno pero esto es muy subjetivo - para mí, ya que no me va el Derecho natural, la ley es la moral (aunque no esta que tenemos actualmente, todo sea dicho).

    "pero que cargan con la culpabilidad en sus espaldas".

    Con culpabilidad moral sí - puede serlo, no lo sabemos. Pero ya sabemos que no podemos mezclar moral con derecho ¿no?


    "se hayan aceptado demandas por prevaricación por personalísimos puntos de vista y con la connivencia de miebros de la judicatura que han "facilitado" las demandas. Pero bueno, este no es el caso de la entrada".

    No estoy de acuerdo contigo Pedro en lo de "connivencia" - aunque ahora supongo que me darás la razón en lo de la "independencia de los jueces" - esto lo intentó resolver el PSOE - y ahora el PP quiere reforzar ese pretexto que lo único que hará es eliminar la soberanía popular sobre la justicia. ¿PERSONALISIMOS puntos de vista?¿¿???


    "pero si nos encontramos casos como este en que un jurado absuelve a un culpable por afinidad política, ¿no crees que se debe replantear el jurado para este tipo de casos"?

    Insisto, no - en todo caso, eso sí, reformar la ley del jurado y BUSCAR MEJORES - como ocurre ya en EEUU donde tienen esto muy arraigado. Desde luego, la justicia ha de ser un reflejo del pueblo - por muy mala que sea. Un afrancesado como tú no puede entender la importancia del jurado.

    "No es que los tribunales profesionales sean la panacea, y lo vimos en el primer intento de exonerar a Camps por el TSJCV, pero parece imposible que un juez ignore pruebas tan a la ligera".

    No las "ignora" - no le queda otro remedio - se podría, eso sí, reformar la ley, repito - y permitir en estos casos que la última instancia la decidan jueces - elegidos, eso sí, POR EL GOBIERNO de turno.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. "el acoso y derribo contra camps por parte de los terroristas del psoe no ha valido para nada, han perdido los malos"

    Comentario dejado en Facebook de un tal Mario Valdes, de un pueblo de Cantabria. Pincho en su perfil y se declara católico liberal, de extrema derecha, sigue páginas y partidos políticos afines , y tiene fotos con la bandera de España franquista, ve Intereconomía y es del Real Madrid. Aparte de eso, por las cosas que pone en su muro, es fácil llegar a la conclusión de que el chaval no está muy bien de la cabeza, y el nivel cultural e intelectual es nulo.


    "Francisco Camps y Ricardo Costa son inocentes, puesto que no cometieron el delito continuado de cohecho impropio que les imputó la Fiscalía Anticorrupción los sociatas tendran que pedir perdon y telecino con los rojillos de tetulianos"

    Comentario de una tal Adoración García, asturiana. Esta tiene un poco más edad que el anterior, pero el nivel intelectual es similar. Al pinchar en el perfil no ví por ningún lado que es del PP, pero se deduce, no sólo por las crítiacas y la fijación hacia los socialistas, sino las adulaciones a los políticos de derecha. Considera a Fraga "el mejor político español de la democracia.


    Titular de un periódico del grupo Vocento El Comercio de Asturias:
    CAMPS: "Cracias a esa España limpia de la que formo parte"

    Comentario de GUINDILLA
    "No me gusta especialmente Camps, pero que haya sido absuelto y sobre todo por un jurado popular, dice mucho en su favor y en el de su defensa, tiene doble mérito. Lo que está claro es que nunca habían dado tanto de sí tres puñeteros trajes, que al final es a lo que se agarraba el PSOE, los que le acusaron de haber recibido como regalo dichos trajes. Ya sólo falta que la justicia condene a Garzón y a Pepiño para seguir confiando en ella."

    Son sólo tres ejemplos entre muchos más. La corrupción no es tan mala si viene "de los tuyos". A diferencia del PSOE, al PP, los casos de corrupción no le pasa factura en las urnas. Allí están ellos para votarles una y otra vez por mayoría absoluta, adular y vitorear a sus corruptos en las puertas o en la sala de los juzgados. Eso sí, que no se le ocurra absorber a Blanco, lo de los Eres en Andalucía o al juez Garzón.
    Esto es aberrante. Este es un país infame. Está enfermo y anestisiado viendo los partidos de futbol por televisión.

    ResponderEliminar
  5. Bueno es que la última instancia, creo (y corrígeme si me equivoco) sigue siendo el supremo, porque esta sentencia es recurrible.

    En lo de la culpabilidad moral no me he sabido explicar. Vamos a ver, si tú matas a alguien y en el juicio te declaran inocente, tu eres judicial y legalmente inocente, pero realmente eres culpable de ese acto porque has matado a esa persona. Simplemente no se ha podido desmotrar, ha habido un error judicial o te has librado por alguna otra razón. Pero tú eres culpable, eres un asesino, has matado a esa persona. He usado la palabra "moral" para expresar esto, quizá no era la adecuada y debí usar "real" o algo así.

    No creo que sea cuestión de ser afrancesado (igual algo sí, no sé), la cuestión es que un tribunal popular se convierte en una bicoca para corruptos con popularidad, y eso lleva a sentencias erróneas y a exonerar a culpables. ¿Te imaginas que Jesús Gil o Julián Muñoz hubiesen sido juzgados por un tribunal popular con vecinos de Marbella? Hubiesen salido no sólo "no culpables", sino a hombros de los ciudadanos estafados.
    El tribunal popular creo que es peligroso en este tipo de casos y da sentencias como estas. Por lo tanto hay que replanteárselo. ¿Una última instancia judicial? Creo que ya la hay. Pero entonces estamos haciendo el estúpido con los jucios populares y sólo le estamos dando argumentos al reo para hacerse la víctima.

    Saludos,

    P.D: Lo de "personalísimos puntos de vista" me refería a que se considere delito investigar crímenes contra la humanidad, único caso en el mundo. Y la connivencia me refiero a la actitud del Juez Varela facilitando e indicando que la querella se rectificase para admitirla a trámite.
    Pero bueno no quiero desviar el hilo en el tema Garzón, que sino nos liaremos tú y yo con esto.

    ResponderEliminar
  6. Pedro:

    Sí, la sentencia es recurrible ante el TS, tal y como marca la LeCrim y Ley del Jurado.

    Entiendo mejor ahora lo que quieres decir - "Real" - bueno, pero es que como sabes, lo que importa es la ley, no la "realidad" de cada persona - la realidad no influye en cuanto a esas leyes.

    Ya sé que se dan casos así pero el pueblo es el responsable. Esto lleva años pasando en USA y nadie se corta las venas por eso. Allí se han dado casos mucho peores, por cierto - como asesinos en serie quedando libre o absueltos por tecnicismos.

    Y no, no estamos haciendo el estúpido ya que no todo el mundo - no todo fiscal optaría por recurrir.

    PD: No entremos en eso, no, porque es demasiado extenso y no compartimos puntos de vista.

    ResponderEliminar
  7. Supongo que conocen la película Doce Hombres Sin Piedad, que trata sobre la deliberación de un jurado. Aquí en nuestro país se hizo una obra de teatro sobre ello.


    En la película y posterior obra teatral muestra cómo la deliberación del Jurado está basada en los prejuicios ya preexistentes de los componentes del mismo.

    Es evidente que la realidad no sólo ha igualado a la ficción, sino en este caso la supera.


    Esos cincos sordos y ciegos son los mismos que votan y vuelven a votar una y otra vez por mayoría absoluta a mafiosos, chorizos y corruptos. Son los que los adulan y los jalean en la puerta y en la sala de los juzgados. Si esos mafiosos, delincuentes, chorizos y corruptos no fueran sido "de los suyos", por supuesto que la sentencia hubiera sido la contraria.: CULPABLE.


    ¿Alquien duda de cual sería el veredicto si éste jurado tuviera que juzgar a Garzón?

    Buen artículo éste de un blog en El País titulado Cinco Sordos y Ciegos:
    http://blogs.elpais.com/despejen-la-sala/2012/01/cinco-sordos-y-ciegos.html

    ResponderEliminar
  8. Buenos días,

    Mezclas churras con merinas.

    "Creo que los defensores del jurado popular deben analizar este veredicto y replantear sus tesis, porque parece claro que juzgar a políticos por este método puede provocar cualquier cosa menos un veredicto imparcial.

    Primero el veredicto sobre los asesinos de Marta del Castillo, que a pesar de ser conforme a las ley parece que ha declarado no culpable a gente que lo es, luego este inverosímil veredicto de inocencia para dos corruptos."

    El caso de Marta del Castillo no lo ha juzgado un jurado popular, por lo que no tiene cabida en medio de un argumento contra el jurado popular.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. ....Hay un punto y aparte y un espacio entre un argumento y el otro, por lo que no tienen por qué estar conectados. De hecho no lo están, y cuando he hablado del caso de Marta del Castillo no he hecho ninguna referencia al jurado popular, sino al mal año de la justicia en general.

    No me pareció que la redacción fuese confusa en absoluto, aunque ahora releido puede que genere algo de confusión. Bueno, que sepas que no estaba relacionando el argumento del jurado con el caso de Marta del Castillo, respondía a dos ideas distintas en dos párrafos distintos.

    Saludos,

    ResponderEliminar