La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







jueves, 2 de febrero de 2012

Cuando te crees tu propia propaganda





















Me estoy equivocando bastante en algunos pronósticos últimamente y eso me preocupa. No creo estar equivocándome en lo fundamental pero sí estoy fallando en mi percepción de ciertas cuestiones secundarias.
He estado defendiendo en los últimos meses que el gobierno del PP no cambiaría nada sustancial de las leyes hechas por el gobierno socialista, ni siquiera aquellas relacionadas con nuevos derechos y libertades públicas. Pensé y dije que no iban a tocar nada del matrimonio homosexual, que tan sólo iban a maquillar la ley del aborto y que no entrarían en otros temas sobre los que hicieron oposición en los últimos años.
Una cosa es hacer oposición a todo y cara a un sector de la población un tanto digamos “casposo”, y otra muy distinta es ponerte a cambiar las leyes en base a las tonterías que has dicho antaño una vez llegas al gobierno.

En los últimos días el ministro de justicia, Alberto Ruíz Gallardón, ha comentado en varios foros que pensaba eliminar la posibilidad de que las menores abortasen sin consentimiento de sus padres. Este cambio, que será adecuado o no, realmente no cambiaba la ley en su parte fundamental, que es la ley de plazos. Hasta aquí era todo lógico, se hace un cambio pequeñito para no incumplir con el programa electoral y para parecer coherente con todo lo que has dicho pero no tocas lo esencial porque no tiene sentido.
Sin embargo el otro día en una entrevista en televisión el ministro dijo que pensaba cambiar la ley de plazos por una ley de supuestos como la de 1985. La ley de supuestos del 85, que permitía el aborto bajo los supuestos de violación, malformación del feto o riesgo para la madre, se convirtió tácitamente en una ley de plazos poco rigurosa al acogerse casi todo el mundo al “riesgo psicológico” para poder abortar. Esto de justificar problemas psicológicos si se tenía un hijo se convirtió en un trámite cínico e innecesario y no tenía sentido mantenerlo.
La ley de plazos de 2010 permitía el aborto libre hasta la semana 14, y a partir de ahí sólo se podría en supuestos muy concretos de riesgo vital. Que la semana límite sea la 12, la 14 o la 16 es discutible, pero lo que no parece discutible es que la ley de plazos es más clara, transparente y limpia que una de supuestos que estaba absolutamente desnaturalizada. Además, la ley de supuestos era menos restrictiva que la de plazos más allá de las 14 semanas.

Bueno pues ahora el PP quiere recuperar la ley de supuestos, que seguramente calcarán de la anterior, dejando de nuevo una ley absurda, que no se cumple y que no tiene diferencias sustanciales con la de plazos más allá de imponer en la legislación unos supuestos hipócritas. ¿Esto lo hacen para sentirse bien consigo mismos? Recordemos el profundísimo debate que se tiene en este país con el derecho de la madre a abortar vs el derecho a la vida, que técnicamente genera la misma situación y la misma realidad pero así perdemos el tiempo con debates moralistas y nos despistamos de otras cosas. Porque una cosa sería que el constitucional dijese que no se puede tener una ley de plazos que consagre el derecho al aborto, entonces sería razonable buscar fórmulas legales un tanto rebuscadas para legislar sobre el asunto y ahí sí podríamos entrar a hablar de esto, pero antes de que el constitucional diga nada ponerse a cambiar leyes sobre esencias morales que en realidad no cambian absolutamente nada parece un cachondeo.
¿Lo harán para contentar a sus bases ultra-católicas? ¿O es que son ellos los que quieren buscar el “perdón” de la iglesia o del altísimo en base a estas piruetas? Si es así, primero son unos cínicos y segundo están trasladando sus conflictos morales internos a la legalidad de forma contraria a lo que debería ser un estado aconfesional. La última opción que queda es que se hayan creído su propia propaganda y piensen que esto importa realmente o que están cambiando algo, lo cual sería gravísimo y demostraría que son bastante más incompetentes y/o peligrosos de lo que se suponía.

La otra ocurrencia de los últimos días es la del ministro de educación Sr.Wert, que tiene una cara muy conocida porque era contertulio habitual de estas tertulias que hacen antes de comer, estas en las que se hablan de cosas tan profundas con esos puntos de vista tan independientes y tan poco alineados con los partidos…Bueno, dejemos la ironía.
La cuestión es que el ministro Wert comunicó al congreso su plan para la reforma educativa (una más), y de entre las ideas que expresó, algunas razonables, otras absurdas y la mayoría puro artificio, salió su propuesta estrella: Eliminar la asignatura Educación para la ciudadanía y cambiarla por… ¡¡Educación cívica y constitucional!!
No, no es broma, esto parece que es como cambiar “lengua española” por “lenguaje y literatura española” o “gimnasia” por “educación física”, cambiar el nombre para pasar el rato y parecer que cambias algo cuando no cambias nada. No obstante parece que hay algo más.
Ese algo más es aquello del “adoctrinamiento” que se supone que impartía esa asignatura y que estos señores llevan años denunciando sin haberse leído siquiera la portada de ninguno de esos libros. “Adoctrinamiento” era, como imaginaréis, hablar de la normalidad de familias monoparentales u homosexuales, de educación sexual y esas cosas tan malvadas que sacaron Zapatero y sus ministros de alguna sesión de espiritismo satánico (perdonad la ironía, pero es que con estas críticas del tradicionalismo sectario no puedo).
El ministro Wert se refirió en su discurso a este posible “adoctrinamiento” y dijo que eliminaría esos contenidos conflictivos, dejando entender que el resto se mantendría. ¿Y entonces para qué le cambia el nombre y no se centra simplemente en extirpar algún contenido? Pura y simple propaganda dirigida al sector de la población que solo entiende de palabras huecas.
Me pregunto si los miembros del gobierno se creen realmente eso del “adoctrinamiento” o si es simplemente un servicio a los señores obispos para ganarse su confianza y un guiño al sector más casposo de la sociedad. Si es lo segundo es grave, porque le están dando a la iglesia un papel de influencia que ni puede ni debe tener, pero si es lo primero sería directamente escandaloso.

Dije el otro día en un blog conservador que ministros así iban a hacer buena a Bibiana Aido, o todavía peor, vamos a llegar a pensar que el nivel medio del ministro Español debe ser, por defecto, la tontuna.
Si es así, si es porque se han creído su propia propaganda, entonces nos podemos echar a temblar porque las tonterías que ha dicho el PP en la oposición son muchas y variadas. Si en cambio es puro marketing y reparto de prebendas a grupos y sectores afines, entonces todavía peor, es el gobierno al servicio de sus grupos afines y no del ciudadano.
Luego me decís que son muy crítico con el PP y con Rajoy y que nunca le he otorgado ninguna credibilidad. No se la otorgo, es verdad, pero por lo menos pensaba que el gobierno iba a ser más serio y no contralegislaría en base a las tonterías que llevan años diciendo y se concentraría en aplicar servilmente las recetas económicas que les dictan desde Alemania. Pues no, para una vez que les otorgo algo positivo me equivoco. Y luego queréis que les tenga confianza…

9 comentarios:

  1. Tienes toda la razón. Lo más grave, creo yo, es que la mayoría de nuevos ministros no tienen ni idea del campo que les ha tocado lidiar. Se dice que es un gobierno muy tecnocrático, pero no es así. Los ministros no son expertos en sus respectivos cargos, solo son expertos en repartir favores. Hay tienes, por ejemplo, a José Manuel Soria, el doble feo de Aznar, que segun denuncian muchos economistas ya ha demostrado sobradamente que "desconoce todo sobre la energía y tampoco sabe mucho de economía"

    http://www.energias-renovables.com/energias/renovables/index/pag/panorama/colleft//colright/panorama/tip/articulo/pagid/18959/botid/2/

    ResponderEliminar
  2. Pedro -- no creo que estén "contra-legislando" realmente - ahí sigue la absurda y liberticida Ley Antitabaco, sin tocar, así como la ley del "Matrimonio" homosexual.

    Eso que comentas son retoques - en eso estoy muy de acuerdo contigo, son retoques, cambios de nombres, pero no contenidos ni esencias.

    Lo que sí me sorprende es que estés de acuerdo con Gallardón sobre la "reforma de la justicia" - eso sí que es CONTRA legislar y lo demás son pamplnas.

    Dáte cuenta que está en juego por ejemplo la libertad de las personas, su capacidad para poder usar la justicia, y más endurecimientos del Código Penal que no son necesarios.

    ¿Sabes que algunos juristas afines al PP defienden que un menor de edad esté en la misma prisión que los adultos? Incluso, algunos otros abogan por reducir la edad de responsabilidad penal a 13...o 14...deberías mirar más esos aspectos.

    De acuerdo también con lo del aborto y eso que comentas de la hipocresía cínica.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Alfredo,

    ¿Qué no están contra-legislando? Hombre, que no estén cambiando todo el primer mes (este gobierno no lleva ni dos meses) no quiere decir que no estén contralegislando, por lo menos en los terrenos que he dicho. Que cambien la ley de matrimonio homosexual me parecía del todo imposible, aunque después de esto tampoco pondría la mano en el fuego, y la del tabaco menos por es bastante común a todo occidente (aunque también lo son las leyes de plazos y mira lo que han hecho. También es cierto que para el "moralismo" del gobierno no es lo mismo una cosa que otra).

    Y yo no defiendo la reforma de Gallardón como he comentado en tu bitácora (creo que te has liado), aunque sí defiendo el diagnóstico de politización. Una cosa es compartir el doagnóstico y otra compartir el tratamiento de curandero que quiere hacer este hombre.

    Lo de los 13 ó 14 años es una barbaridad, aunque quizá habría que reformar la ley del menor para darle un tratamiento específico a los delitos de mayores de 16 y menores de 18, sin que su situación sea totalmente equiparable a los mayores de edad.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  4. "Y yo no defiendo la reforma de Gallardón como he comentado en tu bitácora (creo que te has liado), aunque sí defiendo el diagnóstico de politización. Una cosa es compartir el doagnóstico y otra compartir el tratamiento de curandero que quiere hacer este hombre".

    Bueno me alegro que no compartas entonces esas soluciones de brujo que propone Gallardón. La verdad es que a veces, cuando me siento especialmente malvado, pienso que tiene cara de curandero árabe-libio. No sé por qué me lo imagino haciendo algún tipo de tratamiento "expres" o antidemocrático en un gobierno tipo Gadaffi. Bah, manías mías quizá---o no.

    "Lo de los 13 ó 14 años es una barbaridad, aunque quizá habría que reformar la ley del menor para darle un tratamiento específico a los delitos de mayores de 16 y menores de 18"

    Esto se ha planteado pero nos topamos con otro inconveniente que nos imponen a los juristas los medios, digamos, liberticidas. Hay casos de delitos de mayores de 16 y menores de 18 que deben tratarse de forma distinta, pero pocos son recíprocos cuando decimos que con la misma regla, también vale para mayores de 18 y menores de 21...
    ¿Entiendes?


    Por cierto, al final nunca dijiste, creo, cuál era tu postura sobre ExC.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. OOOOLÈ¡¡¡

    "Se acelera el plan de reformas radicales para consolidar la contrarreforma en marcha. Se incrementarán las ayudas y subvenciones oficiales a los festejos taurinos, donde la esencia última del espectáculo, como saben los auténticos amantes y acredita el Cossío, es la hora de la verdad: el "arte de matar". Las corridas y los pasos de Semana Santa, con presupuestos también al alza, serán de nuevo las señas de una identidad sin complejos, vanguardista y universal, por encima de nacionalismos aldeanos y trasnochados.

    Oído al parche: siempre habrá infelices que contrapongan estas inversiones futuristas con los recortes en la sanidad pública y el vaciamiento de los fondos destinados a investigación biomédica. Hay mucho personal alumbrado que todavía no sabe el peso de una mayoría absoluta. ¡La llave de las arcas y de las almas! Así, se procederá a eliminar la materia de Educación para la Ciudadanía para evitar el adoctrinamiento volteriano de la juventud española, de tal manera que la tarea orientadora descanse sobre todo en el tradicional espíritu neutro y científico del nacional-catolicismo.

    Dentro del paquete de medidas para atajar los efectos devastadores de la burbuja inmobiliaria, se modificarán las leyes de protección del medio ambiente y se permitirá la construcción en primera línea de lo que queda de litoral. Y para dejar en evidencia el ilusorio modelo alemán, que prevé el cierre gradual de las centrales nucleares, el Gobierno español acuerda poner fin al desarrollo de las renovables.

    Se espera con impaciencia el nombramiento de Francisco Camps como nuevo Defensor del Pueblo. Se incorporará la conmemoración de la Constitución liberal de 1812 a los eventos programados en honor de los Reyes Católicos, con un acto central y solemne en el que se anunciará la derogación de la Ley de la Memoria Histórica. Y oídos los testimonios de los crímenes del franquismo en el Supremo, hace frío y nieva en España. Nieva, sí, sobre todos los vivos y los muertos."

    Manuel Rivas en El País
    http://www.elpais.com/articulo/ultima/Oooole/elpepuopi/20120204elpepiult_1/Tes

    ResponderEliminar
  6. Suma y sigue....
    Lo que pasa en este país infame, es para que cayera en él una enorme bomba atómica y que desapareciera de la faz de la tierra....

    Congelan y bajan sueldos, menos lo que tienen que bajar; recortan en prestaciones sociales, sanidad, becas, educación, investigación, desarrollo, innovación, energias renovables...

    Se cierran empresas, el desempleo alcanzan índices nunca vistos; la gente más formada y preparada tienen que emigrar al extranjero porque aquí no encuentras expectativas; lo que no, no tienen más remedio que quedarse aquí muriéndose de asco y buscando comida en los contenedores, cierran centros de salud, centros culturales, bibliotecas...

    Y mientras todo eso ocurre, el ministro de educación y cultura, su mayor precupación y ocupación es quitar una ley que está en todos los países de Europa, Educación para la Ciudadanía por que es "adroctrinante" -lo del adoctrinamiento en España durante siglos en las escuelas de la iglesia, hablamos otro día- y anunciar que va a dar más ayuda y subvenciones "para poner en valor la tauromaquia". Esto es surrealista.

    Recortes por todos lados para bajar el déficit del país, para gastar el dinero del contribuyente para subvencionar la tortura de animales para que que disfruten una minoría de fanáticos, torturadores, psicópatas y señoritos.

    ResponderEliminar
  7. Trabajo en el sector de la hostelería. Llevo unos meses en paro. Pero si el hijo de put del empresario que me contrate atenta contra mi salud en en el desarrollo de mi actividad laboral, por mi madre que en gloria esté, que LE DENUNCIO, aunque después tome represalias y me eche de nuevo al paro.

    Lo mismo haré si voy a un cafetería, bar o restaurante que vaya como cliente y no respete mi derecho a mientras consumo en local y pague mis consumiciones, me obligue a hacerlo en una niebla de humo.

    ResponderEliminar
  8. Alfredo,

    Mi posición sobre ExC, y en base a lo que he leído en libros, era totalmente favorable. Vamos, tampoco es que creo que aporte mucho ni que sea imprescindible en absoluto, pero soy partidario de sustituir la religión por una asignatura de ese estilo, o ética.
    Por cierto hablando de ética, yo en 1996 ó 1997 (época de Aznar y de Zaplana) daba ética en el instituto y recuerdo que había un tema sobre el aborto y algún otro que con los que ahora se rasgan las vestiduras. Mi profesor de ética, por cierto, militaba en un partido de extrema-derecha y daba la asignatura sin problemas... ¿Qué coño ha pasado en este país para que estemos así? Es surrealista.

    Los límites entre edades penales es complicado y la verdad es que siempre habrá un límite que será aleatorio e injusto, pero parece poco razonable que para determinados crímenes horribles que han cometido chavales de 17 años y muchos meses la pena sea tan benévola. Y no es fundamental ni principalmente una cuestión de penas, sino de analizar una realidad social y ver si realmente la criminalidad de ese segmento de edad es importante, si la ley del menor está siendo utilizada para generar una semi-impunidad y, una vez analizado, intentar reformar algunas cosas que parecen superadas por los acontecimiento.
    Supongo que los juristas podréis encontrar algún mecanismo para ello.

    Runaway,

    Creo que estás un poco exaltado hoy, tranquilizate hombre. Llevamos mes y medio de gobierno del PP, con este ritmo te da un infarto antes del puente de Agosto.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  9. ¿Exaltado??? Sí, puede que tengas razón. Pero a éstas alturas la única solución es que salgamos unos cuantos Robespierre y pasemos por la gillotina a más de uno. Y después que venga otro Napoleón o quien quiera, pero al menos habremos hecho una buena limpieza de gentuza.

    ResponderEliminar