La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







martes, 17 de abril de 2012

Repsol, patrioterismo e idiotas














Qué sensación tan desagradable me produce todo lo asociado a la nacionalización del 51% de YPF por parte del estado Argentino. Si los debates políticos son difíciles de por sí debido a la partidización de todo, un debate como este todavía se convierte en mucho más complicado debido a la aparición de componentes muy nocivos para el debate público, a saber: patrioterismo, populismo, etc.
Que todo el mundo tenga claro dónde estoy para no confundir a nadie: Soy Español, soy partidario de que los estados controlen sus recursos naturales, no milito en absoluto en teorías maniqueas de “empresarios = malos” y, en mi viaje a Argentina, he recibido una impresión relativamente favorable de la política de los Kirchner que creo que levantaron el país de una situación muy difícil. Con estos mimbres y con estos principios creo que me toca poner un poco de coherencia entre tanta basura mediática.

La prensa española casi en su totalidad ha saltado indignada ante la nacionalización de YPF. En estos asuntos latinoamericanos el diario EL PAÍS se sitúa en posiciones conservadoras y siempre opuestas a los gobiernos izquierdistas en América Latina con alguna gloriosa excepción. El por qué EL PAÍS hace esto no es difícil de entender: Forma parte de un grupo mediático con muchos intereses en Latinoamérica y que allí defiende posiciones más conservadoras. La opinión, pues, se convierte en un arma de defensa del grupo empresarial.
La posición de la prensa española es la satanización de las nacionalizaciones de empresas extranjeras casi sin excepción y, siguiendo la política del gobierno español, tratar la nacionalización como un ataque a España.
En cambio en la prensa Argentina, y mucha de ella es anti gobierno, la nacionalización se aprueba y se respeta y se repiten las mismas palabras que usa el gobierno argentino: Soberanía, independencia, interés para la economía nacional, etc.
Y si leemos los comentarios de los diarios on line ya es la bomba. Argentinos deseando la pobreza a los “imperialistas” españoles, españoles amenazando a los argentinos con que van a caer en la miseria más absoluta “donde merecen estar”. Improperios, insultos, acusaciones de expolio, recuerdos de Chávez…
Como si estuviésemos en guerra vaya.

¿Es legítimo nacionalizar una empresa? Sí, por supuesto que es legítimo si la causa es legítima. Una nacionalización puede responder a razones de interés general o bien ser una arbitrariedad, dependerá de las circunstancias y de qué estemos hablando, y la conveniencia de la nacionalización se tendrá que analizar teniendo en cuenta también las consecuencias que puede traer la misma.
¿Es razonable en este caso? Pues eso es lo que nos tenemos que preguntar antes de salir con la bandera a la calle como payasos, a este lado del atlántico y al otro. Razones se han esgrimido a favor y en contra, a favor se defiende que Repsol no estaba invirtiendo casi nada y que estaba en pleno proceso de desinversión dejando el abastecimiento energético del país en una situación muy complicada. Se habla también de que Argentina es el único país del subcontinente que no controla sus recursos naturales y que las privatizaciones de la época Menem fueron un fraude. En contra se suele usar el argumento de la necesidad de seguridad jurídica, se habla de los tratados de respeto mutuo a las inversiones y se dice que lo que está haciendo la señora de Kirchner no es más que populismo para ocultar un problema económico en ciernes.
Todos los argumentos tienen parte de razón y el problema aquí es que no conocemos realmente las interioridades de la situación y justamente los que menos las conocen son los que más hablan y gritan. Es cierto que un país debe ser propietario de sus recursos (hasta el Chile de Pinochet mantuvo las minas de cobre estatales), es cierto que esa es una aspiración legítima pero, ¿de verdad que no había espacio para el acuerdo? Con los días se sabrá si realmente esta situación se ha producido porque Repsol se cerró en banda a la negociación y no había otra salida o porque la presidenta argentina tenía clara la nacionalización desde hace meses y sólo estaba buscando el momento de desgaste adecuado y alguna excusa para intervenir YPF. Ambas situaciones son posibles porque son conocidas tanto la voracidad de las multinacionales extranjeras que se dedican a estos sectores como la incontenible tendencia al populismo de la señora Kirchner, imbuida de un misticismo peronista que la convierte casi en la reencarnación de Evita.

Las privatizaciones de la época Menem, “impulsadas” por los EEUU y por los organismos internacionales, fueron un gran fraude para Argentina. Todas sus empresas de privatizaron a precios muy ventajosos para los compradores y con poca transparencia. Eso llevó junto con otras situaciones a que la economía argentina colapsase en 2001, y por eso recuperar no sé si la titularidad de YPF pero por lo menos la titularidad de los recursos naturales del país y la posibilidad de imponer condiciones a los extractores era necesario en mi opinión.
Ahora, que nadie se piense que la señora Kirchner es la salvadora ni la recuperadora de los recursos naturales argentinos porque si YPF no estaba invirtiendo lo suficiente fue con la connivencia de su gobierno. En 2008 el Sr.Eskenazi, un “amigo” de los gobiernos Kirchner, entró en el accionariado de YPF comprándole un paquete de acciones a Repsol. Esto respondía a las ganas de los gobiernos argentinos de “argentinizar” la compañía.
Pero esta compra no era “limpia”. Este señor, en una operación que era un puro pelotazo, pidió prestado el dinero a inversores internacionales para hacer la inversión. Para poder devolverlo puso una condición a Repsol, que fue que a partir de ese momento el 90% del beneficio de YPF se repartiese en dividendos, lo que dejaba el margen para la posible reinversión un escuálido 10%. Lo normal en una compañía de estas características es reinvertir más de la mitad del beneficio. En ese momento no es que al gobierno argentino le parecía estupenda la operación, es que la validó en el consejo de administración de YPF y no la vetó (podía haberlo hecho).
¿Cómo se queja ahora la señora Kirchner de que no hay inversión? La queja sería legítima y lógica si no fuese porque ella y su marido validaron la operación que generó esta situación. Y se puede rectificar ojo, pero aparecer como una libertadora en televisión por nacionalizar algo debido a unas causas de las que has sido responsable principal es, cuanto menos, kafkiano.

Este, en cualquier caso, es un problema de los argentinos que deberán analizar las contradicciones de la señora Kirchner y gestionar bien la nueva empresa nacionalizada. Pero nosotros, como españoles, tenemos otro problema, que es la actitud de nuestro gobierno que casi le declara la guerra a Argentina por nacionalizar Repsol en un claro despropósito mediático.
El gobierno dice que “atacar los intereses de las empresas españolas es atacar a España”…¿¿Cómo?? ¿Pero cómo se atreven a ser tan demagogos y a defender este tipo de capitalismo de amigos de una manera tan transparente y ante el micrófono? Lo primero que habría que poner en duda es eso de que Repsol “es una compañía española”.
Repsol es una compañía española por historia y porque tiene su sede central en España, nada más. Hoy es una multinacional que opera en muchos países, muchos de ellos paraísos fiscales recordémoslo. Su accionariado no es siquiera español en su mayoría, es extranjero. Por eso dudo que se pueda decir tan alegremente que es una compañía española y, en cualquier caso, lo que por supuesto no es razonable es que el gobierno de España salga en su defensa como si se atacasen los intereses del estado.
¿Le interesa al gobierno español que Repsol no sea nacionalizada? Sí, y le interesa por tres razones: Porque el descenso de beneficios de la compañía reduciría la recaudación tributaria del estado, porque hay mucho inversor español (pequeño y grande) en el accionariado de Repsol y, fundamentalmente, por los efectos negativos que puede tener esto para los puestos de trabajo de Repsol en España. Estos son los intereses que tiene España y su gobierno en evitar la nacionalización pero nada más. Si hay alguno más ya serán cosas de los oscuros intereses del PP y el PSOE en la compañía, de los que no tengo noticia pero viendo las reacciones me los estoy imaginando.
Por lo tanto el gobierno español puede y quizá debe defender con tacto los intereses de Repsol en Argentina, pero entendiendo siempre que lo tiene que hacer con mesura y sin sobreactuar. Salir a las ruedas de prensa a amenazar a un país amigo porque nacionalice a una compañía privada con sede social en España es un despropósito y es lo mismo que hace la señora Kirchner: Populismo. Populismo y desviación de la atención mientras nos recortan hasta el oxígeno que respiramos.

Y lo peor de todo es la imagen de cobardía que trasmitimos. Sí, sí, he dicho bien, cobardía.
La nacionalización de Repsol nos puede costar, como nación, unas cuantas decenas de millones de euros al año y algunos centenares de puestos de trabajo. Este daño es relativo y tiene la importancia que tiene, y en función de esa importancia debe estar la respuesta. Sin embargo somos tan “valientes” que sale todo nuestro gobierno en trompa a amenazar a la débil Argentina por los daños causados y advirtiéndoles de las enormes consecuencias que van a tener que soportar.
¡Qué diferencia con la actitud que tenemos ante otro país que nos está haciendo infinitamente más daño! La actitud de Argentina nos quitará unas decenas de millones de euros y unos centenares de puestos de trabajo, pero las exigencias de nuestra “amiga” Alemania nos están costando decenas de miles de millones de euros de inversión pública y de intereses, y está destruyendo cientos de miles de puestos de trabajo anualmente.
¿Y qué hacemos? ¿Salimos a las ruedas de prensa a gritar como energúmenos y a simular que le declaramos la guerra a Alemania? No, nos dedicamos a arrodillarnos ante la excelentísima canciller, a callar como esclavos y a recibir órdenes poniendo nuestra mejor sonrisa.
No hay nada más patético que aquellos que se arrodillan ante los fuertes y apalean a los débiles. Nuestro gobierno ha demostrado ser de esos en una clara expresión de sus complejos más ridículos y patéticos, de nuestros complejos más ridículos y patéticos. Como español estoy indignado y avergonzado.

Cuanto más leo escritos sobre la noticia más ridículo me parece todo. Salir a desfilar detrás de la banderita porque sí es propio de borregos, lo siento. Se lleva haciendo siglos para tapar corrupción, hambrunas, problemas, y hoy se hace para que allá se olviden de que el modelo de crecimiento de la Argentina está en entredicho y aquí nos olvidemos de que nos están quitando hasta la camisa.
Conmigo que no cuenten para validar tonterías y menos para justificar nuestra cobardía, lo siento.

17 comentarios:

  1. Tengo la sensación de que gran parte del problema es que Argentina no es de fiar. Si Menem malvendió YPF fue porque Argentina no es de fiar y nadie quería arriesgarse a ser expropiado en el futuro. Si Repsol no invierte en YPF es porque Argentina no es de fiar y no quieren arriesgarse a perder dinero en una hipotética expropiación. Para colmo, lo único que está haciendo Argentina es demostrar que no es de fiar.

    La actuación del Gobierno es simple y llanamente bochornosa. Como bien dices, ya le valdría estar defendiendo nuestros derechos en Bruselas y no defendiendo los intereses de una multinacional.

    ResponderEliminar
  2. Pedro.

    Muy interesante este artículo. No esperaba menos de ti, que te mojaras un poco más. Te contesto a algunas cosas que me han llamado la atención:

    "¿Es legítimo nacionalizar una empresa? "

    No, no lo es. Llamemos a las cosas por su nombre: es directamente un robo. Y no porque sea YPF, la empresa que sea. No me creo nada de aquello de "intereses generales". Siempre que se nacionaliza algo, se esgrime eso de los intereses generales para encubrir un saqueo y el lucro consiguiente del saqueador de turno: los amigotes que reciban YPF.

    "El gobierno dice que “atacar los intereses de las empresas españolas es atacar a España”…¿¿Cómo?? ¿Pero cómo se atreven a ser tan demagogos y a defender este tipo de capitalismo de amigos de una manera tan transparente y ante el micrófono?"

    Completamente de acuerdo. Repsol es solo interés de sus accionistas, nada más. No encuentro justificada ninguna toma de medidas por parte del gobierno español a menos, por supuesto, que se demuestre que la mayoría de los accionistas y propietarios de Repsol son españoles.
    En ese caso, un gobierno está para defender a los españoles, para garantizar su seguridad tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Si la mayor parte de los accionistas son españoles, el deber de nuestro gobierno es perseguir y detener al saqueador que ha robado una propiedad privada de unos ciudadanos españoles.

    ResponderEliminar
  3. Alguien que tengo agregado al facebook puso una foto de Rajoy cogido por atrás y por el cuello a Messi y poniendo una pistola en la sien le da la siguente amenaza: CRISTINA, TENEMOS A MESSI, NO INTERVENGAS YPF.

    Éste es el nivel más o menos ingenioso o chorra tan habitual que circula por las redes sociales de facebook y twiter. El nivel más estúpido e idiota de descelebrados son los comentarios que ten encuantras estilo: Ya basta de bajarse los pantalones como lo hacía Zapatero. Ha tenido que ser un gobierno del PP, que con DOS COJONES, pusieran las cosas en su sitio ¡¡ARRIBA ESPAÑA¡¡¡

    Yo ha esta persona agregada del faceebook le comenté:
    No des ideas, que con las pocas luces que tiene, el inútil y payaso éste es capaz de hacer eso y más; ya su ministro de exteriories en el primer encuentro que tuvo con su homólogo inglés y sin venir a cuento le gritó aquella payasada de ¡¡GRIBRALTAR ESPAÑOL¡¡ (todo un diplomático) ...ignorando que son los propios gibraltareños los primeros que no quieren ser españoles, al igual que los de Ceuta y Melilla no quieren ser marroquíes por mucho que los Marruecos quieran que pertenezca a los marroquíes.

    REPSOL dejó de ser española cuando fue privatizada para repartírsela entre cuatro amigos del gobierno de entonces (Aznar), invade impuestos a paraisos fiscales. Compró la centenara argentina YPF, por 4 perres. Ha habido muchas quejas de falta de inversión y desabastecimiento desde entonces.

    YPF en Argentina ha sido toda una institución, como el tango, el asado, el boca junior o maradona. Allá donde estaba ella llevaba la civilización, construyendo carreteras, pueblos, hospitales, etc... Mal lo va a tener Rajoy y, como es obvio, va a jugar al nacionalismo y el patroterismo cutre chovinista, el populismo y la demagogia. En eso Cristina le lleva ventaja porque tiene a su pueblo a su favor por lo que representa YPF en el imaginario colectivo.

    Ya han usado el lenguaje prebélico dos de sus ministros. No sé si pretenderá bombardear Buenos Aires, atacar con la Armada Invencible con Trillo al mando y como en Perejil_ un peñasco que por no haber no había ni cabras, ni escorpiones- diciendo aquello de "Al alba y con fuerte viento de levante hemos alcanzado nuestro objetivo". Patético.

    ResponderEliminar
  4. Estoy muy de acuerdo contigo, yo en mi blog dedico la entrada a las razones por las cuales a los españoles debería darnos igual que Repsol cierre mañana http://sicomments.blogspot.com

    Es impresionante ver como los medios tratan de desacreditar a Cristina Fernández de Kirchner

    ResponderEliminar
  5. Hola,

    Francisco,

    Esto de que Argentina "no es de fiar", pues hombre que quieres que te diga, ¿estamos hablando de que no es de fiar cara a las inversiones extranjeras? ¿o que la "limpieza" en las decisiones de sus gobiernos no son de fiar? Entiendo que te refieres a ambas, pero la primera es una cosa discutible porque entramos en una lucha de legitimidades, mientras que la segunda parece bastante más clara. Francamente el gobierno Argentino de unos bandazos que parecen poco fiables.

    Rubén,

    ¿Una nacionalización no es nunca legítima? No estoy en absoluto de acuerdo. El mantenimiento de la titularidad de una empresa por encima de cualquier otra consideración no deja de ser una idea absolutista que puede chocar contra la realidad en muchas circunstancias. Entiendo que no te fies del concepto de "interés general" porque en nombre del mismo puede un gobierno autoasignarse patente de corso, pero en interés general existe, puede ser razonable nacionalizar algo por mil razones (incumplimientos contractuales, necesidad imperiosa del país, situación creada por anteriores gobiernos prevaricadores, etc, etc.) y por eso se contemplan mecanismos para eso.
    Y recordemos que nacionalizaciones han hecho todos los países, no solo los países que tienen recursos naturales. Recuerdo ahora al primer ministro británico Clement Attlee que en 1946 nacionalizó gran parte de las industrias esenciales británicas.
    Digo esto en un plano teórico, no en este caso en concreto que conste.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  6. Pedro.

    "El mantenimiento de la titularidad de una empresa por encima de cualquier otra consideración no deja de ser una idea absolutista que puede chocar contra la realidad en muchas circunstancias."

    Entiendo. Entonces, según tu, la propiedad privada no existe. Sólo existe tanto en cuanto la sociedad, la nación o el gobierno (como desees) permite al individuo poseer algo, permiso que, por supuesto, puede ser revocado en cualquier momento.
    Así pues, la propiedad privada (en este caso YPF) es una idea absolutista y su existencia no permite que la sociedad la robe a su legítimo dueño. O, mejor dicho, realmente nunca existió tal propiedad privada y la nación la recupera cuando le da la gana.
    Si, según tú, la propiedad privada es una idea absolutista, la conclusión lógica es que nunca existió o que hay un absurdo lógico.
    Me explico: Si A, entonces no A, primera ley de la lógica (completamente absoluto).
    -Si hay propiedad privada, entonces no hay falta de ella.
    Por tanto, si ahora hay falta de ella: o nunca existió, o hay un absurdo lógico. Como los absurdos lógicos sólo son producto de un erroneo razonamiento (no corresponden a la realidad)entonces y aplicado a esta caso, si antes hubo propiedad privada y ahora no la hay: o nunca existió (toda es de la nación), o si la hay y lo que se ha producido es un escandaloso robo de la misma por parte del gobierno en nombre de la nación. Pero la haga el gobierno o una persona individual, en nombre de la nación o de él mismo, sigue siendo un robo.

    Pedro, llamemos a las cosas por su nombre: en Argentina o no existe la propiedad privada, o el gobierno ha cometido un robo saqueando YPF a Repsol.

    ResponderEliminar
  7. Pedro.

    "Si A, entonces no A"

    Perdón, me he equivocado al escrbir: "si A, entonces A" (es lo que quería decir).

    ResponderEliminar
  8. A ver Rubén no seas demagogo.
    La propiedad privada existe, como existen los derechos de las personas. Sin embargo hay situaciones en que los derechos de las personas son limitados y se contemplan en las leyes (incapacitaciones, privación de libertad, declaración de estados de excepción, etc.)
    La propiedad privada, por la misma razón, no puede ser un absoluto. Hay mecanismos contemplados en las leyes para nacionalizar empresas en aras del interés general o nacional o como demonios lo llame la legislación del lugar.

    Usar la palabra "saqueo" es un sinsentido porque se está dando la sensación de que la señora Kirchner ha entrado con una escopeta a llevarse todo lo que pueda de la compañía privada. La señora Kirchner ha nacionalizado una empresa conforme a una legislación que te gustará más o menos pero está ahí, una expropiación CON INDEMNIZACIÓN (no lo olvides) que decidirá la justicia argentina, con todas las dudas que te pueda suponer esto.
    La propia UE ha dicho que solo si el precio que pague el estado Argentino no es razonable se podría hablar de ilegalidad. Es evidente, ni es la primera empresa nacionalizada ni será la última. Hasta los estados más "serios" han nacionalizado empresas.

    Poner la propiedad privada o la "seguridad jurídica" a nivel de mandamiento sagrado puede crear una posición muy peligrosa y degenerar en un fundamentalismo de mercado que acabe violando las más claras esencias de lo que intentamos defender.
    El mundo que analizamos es complejo y crear leyes simples de aplicación absoluta no lleva más que a problemas.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  9. Pedro, perdón por los comentarios tan seguidos pero me he dejado una cosa. Cuando dices:

    "Y recordemos que nacionalizaciones han hecho todos los países"

    Aplica lo que he dicho para este caso, a todos estos otros paises.

    ResponderEliminar
  10. Pedro.

    "Sin embargo hay situaciones en que los derechos de las personas son limitados y se contemplan en las leyes"

    Completamente de acuerdo. Sin embargo, no es una limitación de estos derechos individuales, realmente, si no una protección de estos mismos derechos por parte del Estado. Si un individuo emplea la fuerza para, p.ej., cometer un delito, el Estado, en justa correspondencia también lo hará con él.
    O sea, si tienes derecgho a la vida, tienes derecho a la vida simpre (absoluto) y si tu quitas la vida a otro (infinges un derecho) te quitarán la vida a tí (pero tu no has respetado el derecho de otro primero).

    En cuanto a la propiedad privada, lo mismo puede decirse. O existe o no existe. ¿Qué derecho de otros a infringido Repsol para que le quiten en justa correspondencia YPF? ¿Qué no invertía? ¿Qué explotaba a la nación Argentina? ¿Qué hacía? Hiciera lo que hiciera con su propiedad y en su propiedad era cosa suya porque para eso era su propiedad. Si no explotara los yacimientos petrolíferos, entonces ¿podemos decir que ya no es suya la propiedad? Si decimos esto, es que no existe la propiedad privada en Argentina. El deber del Estado es proteger la propiedad de sus ciudadanos, igual que sus derechos.

    "Usar la palabra "saqueo" es un sinsentido porque se está dando la sensación de que la señora Kirchner ha entrado con una escopeta a llevarse todo lo que pueda de la compañía privada"

    Y así ha sido, ¿no has visto las noticias?

    "La señora Kirchner ha nacionalizado una empresa conforme a una legislación que te gustará más o menos pero está ahí"

    Sé que esta legislación está ahí. ¿Y? Eso no cambia nada. Es un legislación inmoral porque proclama como virtud un vicio: el robo.

    "una expropiación CON INDEMNIZACIÓN (no lo olvides)"

    No me hagas reir a esta alturas, Pedro. Te creía más realista. Ya sabes de qué tipo de indemnización estamos hablando. ¿ves las noticias?
    Y aunque fuera una indemnización justa, eso no quita para que el hecho en sí, siguiera siendo un robo puesto que el propietario legal de YPF, no quería vender.

    "La propia UE ha dicho que solo si el precio que pague el estado Argentino no es razonable se podría hablar de ilegalidad."

    ¿Y por que lo diga la UE, si A, ya no A, ya no es un robo? ¿La UE está por encima de la lógica? Y ahora hablemos de intereses. Si fueran intereses de otro pais, ya tomarían otras medidas, ya...

    "Poner la propiedad privada o la "seguridad jurídica" a nivel de mandamiento sagrado puede crear una posición muy peligrosa"

    ¿Pero de verdad sabes lo que estás diciendo, Pedro? ¿Lo sabes de verdad? ¿Sabes que si niegas la seguridad jurídica, estás abriendo la puerta a la desaparición de la civilización? La seguridad jurídica es lo único que nos separa entre una sociedad civilizada que dirime pacíficamente sus conflictos mediante las leyes y el respeto a los derechos, y entre la ley de la selva donde el más fuerte, el que emplee la violencia, marca sus leyes e impone sus deseos. Y tú estás diciendo que no debe ser absoluta, o sea, que cuando al gobierno le de la gana puede emplear la fuerza para infringir los derechos individuales en nombre de la nación.
    Eso ha hecho el gobierno argentino, emplear la fuerza física, pues por la fuerza y sin su consentimiento ha quitado YPF a Repsol. Y a esto se llama robo y si lo cometiera un particular sería un delito.

    ResponderEliminar
  11. Mira Pedro, realmente lo que más malo me sabe es que escondan su corrupción bajo un velo de moralidad. Que hablen de "nacionalización" e "intereses generales" en vez de lo que en realidad es: robo y necesidad.
    Lo que realmente ha sucedido ha sido un robo en nombre de la nación para unos intereses que seguro serán particulares, pero que aunque realmente fuesen intereses generales, observa lo que han hecho: robar a un ente particular para darlo a una masa de personas. Han sacrificado a una persona (en este caso jurídica) en beneficio del resto. Una empresa que adquirió legalmente su propiedad, que ha invertido en esa propiedad y la ha mejorado de tal forma que ha hallado un nuevo yacimiento de petroleo y gas, el más grande del mundo, consiguiendo así multiplicar el valor original de esa propiedad. O sea, ha invertido un esfuerzo, tiempo y dinero en ella. Y ahora, cuando la ha mejorado y va a ser mucho más rentable, se la roban en beneficio (aunque así fuera) del resto de personas que no ha hecho nada en ella ni por ella, ni han empleado esfuerzo en ella. Están dando el esfuerzo de uno a muchos que no han hecho nada ¿Es eso justo?

    ResponderEliminar
  12. Rubén,

    En tu argumentación hay una mezcla de dos cosas, las nacionalizaciones en sí como hechos habituales en la historia económica, y el caso de en YPF en particular.
    Las dudas sobre la posible indemnización, los métodos de la nacionalización, la forma como el estado argentino ha hecho esto, las justificaciones, etc. Todo eso lo puedo entender, pero creo que va más allá del debate teórico que pretendes plantear.

    Respecto a todas tus argmentaciones sobre las nacionalizaciones en general no puedo estar de acuerdo. Sacralizar la propiedad privada como algo inamovible independientemente de cualquier circunstancia es peligrosísimo, y por eso mismo las legislaciones dejan abiertas las posibilidad de las nacionalizaciones en prácticamente todas partes. Oponer las legislaciones de todas partes a la "lógica" matemátuca, cuando la economía es una ciencia humana, me parece un tanto atrevido y fuera de la realidad.

    Y finalmente criticas mi argumento contra la sacralización de la seguridad jurídica, e incluso hablas de que su violación sería la ley del más fuerte. No Rubén, la ley del más fuerte es precisamente defender ciertos derechos de propiedad de empresas esenciales por encima de cualquier consideración, la ley del más fuerte es la defensa absoluta de los derechos adquiridos como algo sagrado.
    Seguridad jurídica dices. Mira, yo hasta hace tres meses tenía un contrato que marcaba 45 días de indemnización por año trabajado. Por decreto se cambiaron las condiciones y ahora es de 33 o realmente de 20 porque se ha cambiado de arriba a abajo la posibilidad de despedir procedentemente desde que lo firmé. ¿No está mi seguridad jurídica violada? Porque yo, persona física, quizá acepté ese contrato en base a una serie de requisitos que me han cambiado ahora.
    En el mismo sentido piensa en un funcionario, ¿no es inseguridad jurídica que les hayan bajado el sueldo? Una persona ha elegido la carrera de la función pública en base a unas condiones que les cambian de la noche a la mañana.

    Sin embargo nadie ha usado el argumento de seguridad jurídica para criticar esto. Se usan argumentos lógicos, argumentaciones económicas pero nadie habla de "expolio" ni de violación jurídica ni de estar ante un estado ladrón. Estas posibilidades estaban contempladas en las leyes laborales y de la función pública igual que una nacionalización está contemplada en la legislación de un país. Para mi no hay diferencia objetiva entre un caso y otro, ¿es mejor mantener la "seguridad jurídica" y lo pactado? Por supuesto, eso es lo que hay que intentar, pero eso no es un absoluto y una realidad sagrada.
    La función de los estados debe ser garantizar que no haya abusos de los poderosos sobre los débiles, que no prevalezca esa ley de la selva de la que hablas. A veces los propios estados violan ese espíritu, convirtiéndose ellos en la autoridad que oprime a los débiles, a veces convierten estas perrogativas en vehículos para extender el amiguismo y la impunidad, ¿es el caso? Veremos. Una cosa es un caso y otra es una posibilidad jurídica que existe, que se aplica y que forma parte de la realidad económica del mundo y que, a pesar de sus abusos, es mejor tenerla que no tenerla.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  13. Pedro.

    "En tu argumentación hay una mezcla de dos cosas, las nacionalizaciones en sí como hechos habituales en la historia económica, y el caso de en YPF en particular."

    No Pedro, se trata de la misma, cualquier nacionalización es un robo por los elementos de los que está constituida: la expropiación por la fuerza de una propiedad privada sin el consentimiento de su legítimo dueño.
    Esta es la realidad, otra cosa es que quieras retorcerla en función de las supuestas necesidades de la "nación".

    "Sacralizar la propiedad privada como algo inamovible independientemente de cualquier circunstancia es peligrosísimo"

    ¿Sacralizar la propiedad privada? En ningún momento confiero ninguna santidad a nada. ¿Te das cuenta de lo que implícitamente estás afirmando Pedro? ¿Te das cuenta de que estás diciendo que respetar la ley, un derecho individual, como es la propiedad privada es peligrosísimo?

    "Oponer las legislaciones de todas partes a la "lógica" matemátuca, cuando la economía es una ciencia humana, me parece un tanto atrevido y fuera de la realidad"

    ¿Y en qué quieres que me base para adquirir conocimiento y juzgar la realidad Pedro? ¿En sentimientos? ¿En la fe?
    Mi epistemología es la razón y la razón solo habla el lenguaje de la lógica. Y la lógica dice: A es A.
    Por la misma razón que la economía es una ciencia humana debe cumplir los requisitos del hombre. ¿Qué es el hombre? El hombre es un animal racional, ni más ni menos. Por eso la economía debería ser racional, si es que es economía, si estamos hablando de "economía" o sea, del saqueo esgrimido por aquellos que aluden necesidades imperiosas, ya estamos hablando de otra cosa: robo.
    ¿Te parece fuera de la realidad usar la lógica y la razón para el conocimiento del mundo? Atrevido ya sé que lo es ya que parece ser que nadie se atreve a decir las cosas por su nombre, ¿pero irreal?

    "No Rubén, la ley del más fuerte es precisamente defender ciertos derechos de propiedad de empresas esenciales por encima de cualquier consideración, la ley del más fuerte es la defensa absoluta de los derechos adquiridos como algo sagrado."

    No Pedro, no. La ley del más fuerte o la ley de la selva, como quieras, es la ley de la fuerza física esgrimida directa o indirectamente. Y te recuerdo que el único que posee el monopolio de la fuerza, ya sea mediante leyes injustas o fuerzas militares, es el Estado. Esta es la ley del más fuerte.
    Observa el proceso de nacionalización de YPF, ¿quién era el más fuerte? La "superpoderosísima" y "superriquísima" transnacional Repsol, expoliadora de naciones, o el débil gobierno argentino adalid del pobre y del desválido?

    "¿No está mi seguridad jurídica violada?"

    Sí Pedro, tu seguridad jurídica ha sido violada. ¿Acaso te parece bien que teniendo un trato o contrato de trabajo con tu empleador bajo unas determinadas condiciones, un tercero en discordia, el gobierno, te imponga otras condiciones?

    "¿no es inseguridad jurídica que les hayan bajado el sueldo?"

    Digo exactamente lo mismo.

    "¿es mejor mantener la "seguridad jurídica" y lo pactado? Por supuesto, eso es lo que hay que intentar, pero eso no es un absoluto y una realidad sagrada."

    ¿Me estás diciendo que el gobierno puede robar a sus ciuadadanos o a quien sea siempre que sea necesario? ¿Que sería "conveniente" no robar porque está mal visto pero que si es necesario hay que hacerlo? Cada vez más me estás recordando a Maquiavelo.

    ResponderEliminar
  14. "La función de los estados debe ser garantizar que no haya abusos de los poderosos sobre los débiles, que no prevalezca esa ley de la selva de la que hablas"

    Hay un problema con esta premisa Pedro. Y es que no la acepto por irreal y falsa. La función del gobierno es proteger los derechos individuales de sus ciudadanos, es servir a su pueblo, no que su pueblo le sirva a él.
    Si hacemos un breve recorrido histórico podremos observar que el mal realizado por la delincuencia del tipo que sea que parte de personas individuales (o empresas) es comparativamente ínsignificante con los robos, violaciones, sufrimientos, estragos y guerras que han provocado y siguen provocando los Estados.
    El abuso de los poderosos no proviene de personas individuales Pedro, no puede provenir nunca porque no tienen el monopolio de la fuerza física. El abuso de los poderosos siempre provien del Estado o del gobierno y de los tratos o prevendas que obtienen entes particulares con sus miembros, con los miembros del gobierno. ¿Acaso crees que las estafas financieras que han collevado esta crisis podrían haberse realizado sin la aquiesciencia y consentimiento de los gobiernos? ¿Porque no se ha "refundado" el capitalismo como dijo Sarkozy? Porque a los gobiernos no les interesa porque sus miembros sacan tajada de ello. Como pasará con YPF en Argentina.
    Por eso es tan importante tener bien controlados a los gobiernos y por eso es tan importante que la "seguridad jurídica" sea abosoluta, porque es imprescindible que los gobiernos no violen los derechos individuales de sus ciudadanos, porque eso nos llevará indefectiblemente a una tiranía. En nombre de la nación sí, pero tiranía al fin y al cabo.

    "A veces los propios estados violan ese espíritu, convirtiéndose ellos en la autoridad que oprime a los débiles, a veces convierten estas perrogativas en vehículos para extender el amiguismo y la impunidad, ¿es el caso?"

    Sí es el caso Pedro. ¿Por qué? Porque han robado una propiedad privada. Da igual lo bonito que lo pintes, las motivaciones que alegues, la necesidad imperiosa del pobre pueblo argentino muerto de hambre. La realidad es que el gobierno argentino ha saqueado una propiedad privada.

    ResponderEliminar
  15. Para cerrar el debate que llevas continuamente a una lógica tan académica que se convierte en absolutamente irreal, creo que deberías plantearte por qué tu lógica "indiscutible" no se aplica con rigor en ningún sitio del mundo. Si no se aplica es sencillamente porque tanta "pureza" y tanto legalismo es irreal en un contexto de recursos limitados, acaparados y de coacciones.

    En términos más generales te diría que, creo que también por un purismo académico, minusvaloras el poder de las compañías transnacionales y, sobre todo, de las compañías de inversión. Tú deduces aquí que el estado argentino ha ganado a la poderosa Repsol...¿estás seguro? Si este hecho lleve a que el estado Argentino se quede sin inversión extranjera, que otras multinacionales salgan del país, que no se le preste dinero, etc. Al final la nacionalización habrá sido contraproducente para Argentina y, por lo tanto,no habrá ganado en absoluto.
    ¿Habrá perdido Repsol? Es que el problema de tu análisis es que analizas una multinacional en concreto, que obviamente es menos poderosa que un estado (eso faltaría), y la realidad del mundo económico no se analiza en singular, se analiza en plural por lobbies y poderes financieros en su conjunto.
    Ya hace muchas décadas John Nash defendió matemáticamente que la mejor manera para que individualmente se consigan los objetivos individuales es trabajar en favor de un colectivo de intereses compartidos. Esto se ve constantemente en los mercados organizados con una cantidad limitada de actores, donde todos ellos trabajan en beneficio del "grupo" para maximizar sus beneficios, siendo los paganos de la situación los ciudadanos de los países que están en la posición de consumidor.
    Cuando hablamos del poder de las multinacionales hablamos en plural, no en singular. Hablamos de como todas ellas trabajan en muchos ámbitos en las mismas direcciones por una optimización parecida a la de Nash, y por eso su poder es mayor que el de la mayoría de estados, por supuesto mayor que el de nuestro estado y el argentino.

    Esto es muy largo y necesitaría mucho para desarrollarlo, y no tengas dudas que lo haré con ejemplos concretos. Y en ese momento verás como la "seguridad jurídica" aplicada de la manera que se está aplicando (es decir, solo para las corporaciones no para las personas como hemos convenido) puede ser una trampa absoluta que sirva solo para concentrar la riqueza artificalmente en pocas manos. Aunque debo darte la razón en que en el origen de todo esto han estado las decisiones políticas que han validado todo el sistema que nos estranguna ahora.
    En cualquier caso las consideraciones puristas me parecen añejas y propias del socialismo ricardiano.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  16. Bien por Rubén que hablando de patriotismo de supermercado apareció para servir de ejemplo.

    "¿Qué no invertía? ¿Qué explotaba a la nación Argentina? ¿Qué hacía? Hiciera lo que hiciera con su propiedad y en su propiedad era cosa suya porque para eso era su propiedad."

    Aquí demuestra lo mucho que sabe al respecto. Si leyeras algo mas que la biografía de Friedman sabrías que tal cosa no es así; cuando se te otorga una licencia de explotación de X recursos tienes unas obligaciones para con el estado que te las otorga. Dicho de otra manera, y mas allá de lo que parece usted pensar, no puedes hacer lo que te venga en gana. ¿Sera por esta creencia de garito que los empresarios españoles son unos pistoleros?

    ResponderEliminar
  17. Andrea.

    "cuando se te otorga una licencia de explotación de X recursos tienes unas obligaciones para con el estado que te las otorga."

    El petroleo es un recurso natural y como tal no es de nadie y no vale nada. El petróleo es de alguien cuando lo extrae, lo manipula y lo transforma, entonces no sólo es de alguien sino que además ya vale algo. Adquiere un valor y puede ser útil para el uso humano. Ningún recurso natural, en su forma natural, vale nada ni es útil para nada como no lo es la piedra del campo hasta que el cantero la recoge, la talla y la transforma en un sillar para construir un muro.
    Si aceptamos el hecho de que el Estado debe otorgar licencias para este hecho, aceptamos también el hecho de que el petróleo tiene un dueño previo: el Estado o la nación. Si leyera vd un poquito mas de filosofía política comprendería que lo que vd dice se basa en este hecho que reconocen prácticamente todas las Constituciones occidentales, como la española. Por tanto debemos reconocer que realmente no existe propiedad privada ni en Argentina ni en España, ya que está vinculada a un permiso del Estado que cuando lo desea, lo retira.
    La prueba está en el propio hecho de la expropiación de YPF, Argentina ha robado una empresa, no el petróleo que ya es suyo y ¿por qué ha robado una empresa si el petróleo ya era suyo? Porque está empresa tiene los medios para extraer y transformar ese recurso natural que no vale nada, el petróleo, en algo infinitamente valioso: energía.

    "Dicho de otra manera, y mas allá de lo que parece usted pensar, no puedes hacer lo que te venga en gana."

    ¿Y quien dice que se puede hacer lo que le da la gana? ¡Ah! sí, perdón, el gobierno argentino que se apodera de un recurso natural del subsuelo que no es de nadie y que cuando le da la gana roba a una empresa para quedarse con su valor. Porque, como dice Pedro, la seguridad jurídica no es absoluta para permitir al gobierno robar cuando le dé la gana.

    Y para que no venga diciendo que Repsol es una explotadora y no se qué, decirle que cuando Repsol compró YPF valía unos 8000 millones de € y ahora vale 40.000, ha mejorado infraestructuras en Argentina para su negocio, ha hallado nuevos yacimientos y si no ha invertido más es porque el propio gobierno argentino mediante ley obligó a YPF a pagar unos dividendos de 195$ por acción: no se puede pretender pagar muchos dividendos e invertir a la vez. Como es de hipócritas y ladrones obligar a pagar dividendos de los que se han beneficiado los amigotes de siempre y luego ampararse en ese pago de dividendos para robar la empresa.

    ResponderEliminar