La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







jueves, 10 de mayo de 2012

Bankia y el enésimo rescate bancario













Lejos quedan aquellos días de 2008 en que se decía que el sistema bancario español era el más saneado del mundo. En ese momento las distintas quiebras (evitadas con dinero público) de los bancos de EE.UU y Europa parecían lejanas y provocadas por tendencias ajenas a las que tenían nuestros bancos. Si quebraban los bancos en EEUU era por las hipotecas subprime, que no tenían nada que ver con las de aquí pues aquí estaba todo garantizadísimo. Si quebraban bancos europeos era por el excesivo riesgo asumido en ciertas inversiones y por choriceos varios, y eso tampoco tenía nada que ver con nosotros porque a nosotros nos iba más el ladrillo, algo tangible en el que no podía pasar eso.
Pero las cosas cambiaron con los meses. Primero se nos vendió que se iba a dar unos préstamos a la banca “por si acaso”, que eran innecesarios pero más valía hacerlo así para garantizar el crédito. Después llegaron las fusiones de las cajas, arruinadas gran número de ellas. Luego más fusiones, después más condiciones y más ayudas, un par de intervenciones del banco de España, más cercanamente el decreto De Guindos para que los bancos aprovisionaran más sus activos en ladrillo…Y ahora Bankia, con su presidente dimitido y una exposición a los activos inmobiliarios inmensa.

Ni los bancos estaban saneados, ni ha vuelto el crédito ni esto tiene pinta de parar aquí. Los estados occidentales han transferido ingentes recursos a la banca y aquí también se ha hecho por mucho que se diga que son préstamos y que no le cuesta nada a los consumidores. Ahora se va a inyectar en Bankia entre 7 y 10 mil millones de euros, que es precisamente el importe de los recortes en sanidad y educación. El gobierno ha dicho que no es dinero realmente, que van a ser los famosos “cocos”, pero creo que llevamos demasiados años en esto para creérnoslo. La fragilidad de nuestro sistema financiero también afecta a las cuentas del gobierno de otra manera, pues aumenta el riesgo país subjetivo de los inversores y por lo tanto lo que debemos de pagar de intereses.
A la banca se le ha dado todo. No son ya las ayudas continuas, son las medidas económicas absurdas destinadas a que se saneen (lo de la deducción de vivienda y el IVA al 4% está enmarcado en este punto), y es fundamentalmente la ausencia de la radical investigación que se debería hacer en este país a todos los agentes importantes que pulularon en este gran fraude de la década pasada (desde los administradores del banco de España hasta los consejos de administración de los bancos, pasando por constructoras, promotoras, etc.), y que no se hace porque tenemos el sistema bancario colgando de un hilo y también porque quienes tendrían que hacerlo son quienes promocionaron y se aprovecharon de este fraude.
Escuchaba el otro día en el programa radiofónico La Ventana a un ex director de sucursal bancaria y a un ex propietario de una inmobiliaria hablando de falsificación de nóminas, de tasaciones hechas a medida de los bancos y de otros fraudes generalizados. Aunque los dos catedráticos presentes se sorprendían de las denuncias y no se las querían creer no es la primera vez que se habla de esto y todos sabemos, por comentarios de amigos o porque nos ha pasado a nosotros, que esto estaba extendido en mayor o menor medida pero extendido. Y nada, se ha pasado un tupido velo sobre todo para no generar más problemas a nuestro frágil sistema bancario y a nuestro decadente mercado inmobiliario.

Yo creo que no somos conscientes hasta qué punto el sistema bancario es frágil. Al final hay un dinero “objetivo” que es mayor que la masa monetaria, en tanto en cuanto un depósito se convierte ipso-facto en un crédito. El tomador del crédito tiene el dinero y el depositario cree que tiene el dinero en el banco, cuando no lo tiene. Si una parte minoritaria pero importante de los clientes sacase el dinero del banco éste no podría dárselo y el banco dejaría de darle el dinero a los ahorradores en una especie de corralito individual. Independientemente de que esto pase el hecho de que la morosidad aumente también lleva a crear un “vacío” en el propio banco.
El sistema ha exigido un dinero mínimo depositado por parte de los bancos, el “core capital”, pero cuando el valor dos activos se va degradando, la gente se empobrece y tiene que recurrir a ahorros, muchos tomadores de créditos van impagando, etc. Este “core capital” se queda en insuficiente, y hay que provisionar, ampliarlo, pero la degradación de la economía siempre va por delante de las acciones bancarias. En un escenario de degradación económica esto es el cuento de nunca acabar, a no ser que no se vuelva a dar un crédito y pasen décadas hasta que se digiera toda la deuda. Y no creo que haga falta decir que esto nos llevaría a una recesión de décadas.
A veces es difícil de aceptar pero es así: Nuestro sistema se está muriendo. El endeudamiento masivo ha sido un sistema por el que se ha creado crecimiento económico artificialmente, crecimiento económico que se ha concentrado mayoritariamente en pocas manos recordémoslo, y que lo repartido al común de la sociedad está siendo poco a poco sustraído en forma de recortes, impuestos y empobrecimiento de las clases medias y populares.

Yo tengo mis ahorros en Bankia. La verdad es que no temo por ellos por ahora, porque realmente creo más probable que quiebre todo el sistema bancario o que a España la expulsen del euro a que quiebre una entidad como Bankia y no pueda ser rescatada ni garantizados los 100.000 euros por persona (de hecho si el estado no te garantiza esto hablaríamos de una quiebra tácita). Una quiebra de Bankia colapsaría todo el sistema bancario nacional y por lo tanto no creo que tenga mucho sentido cambiar a otro banco del país.
¿Qué será lo siguiente? Pues me imagino que tendremos más recortes en las próximas semanas para “compensar”, seguiremos sin crédito y en breve lo de Bankia le puede pasar a cualquier otra entidad. En este pozo de la austeridad y la recesión autoimpuesta no vamos a encontrar nada mejor.
Lamentablemente sólo el crecimiento, la creación de empleo y la movilización del capital ocioso nos sacarán de esta situación. Y cuando pase esto deberemos no repetir jamás eso de crecer a cualquier precio, porque si bien el crecimiento es la única solución hoy su sacralización ha sido parte esencial del problema.

2 comentarios:

  1. Hola Pedro:

    Yo también sigo tus actualizaciones. Poco puedo aportar sobre tus escritos, excepto el enfado que sobre esta situación, que sería otra si se hubiesen hecho las cosas de otra manera.

    En cuanto al asunto de la privatización de los servicios sanitarios (La gestión,m como se hará en Valencia y se hace en Madrid)...Si realmente el gerente conoce de su trabajo, y no necesariamente el gerente viene de la gestión privada, se puede conseguir un ahorro que supere y con creces el 20%.
    Una forma: Prevención. Es la que hizo en las repúblicas populares y que luego de la "liberación" se dejo de hacer. Es mucho más barato realizar un citología a una dama que tratarla por cáncer de cuello uterino. Se hace con las mamografías actualmente, pero con las citolgías hay problema de actitud por parte de las mujeres (y de los médicos también)
    Otra forma son las consultas programadas. En ellas se valora al paciente como un todo y no se deja que la enfermedad progrese de forma desordenada. Es lo que haciamos en el centro de salud, pero con todo estos cambios las consultas no se pueden programar ahora...
    La realización de pruebas simples: Espirometrias, holter, ecografías, consultas de tabaquismo, cirugía menor (que entre otras también las teníamos en el centro) disminuyen la presión sobre los centros de especialidades, pero...Simplemente no dan votos.

    Siento haber contestado tan tarde Pedro, pero es que tenía guardia y otros asuntos pendiente.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Por cierto que trabajo en una entrada sobre Mendeleyev...Ya te avisaré

    ResponderEliminar