La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







martes, 14 de agosto de 2012

Mas debate sobre la ley y la propiedad: El caso Falciani

















Hervé Falciani es un informático franco-italiano que trabajó en el banco suizo HSBC durante muchos años. Una vez dejó de trabajar para esa entidad bancaria pirateó 130.000 ficheros informáticos con los datos de clientes de la entidad que, tras varias peripecias, acabaron en manos de la justicia francesa en el año 2009.
Francia compartió la información con otros países y gracias a eso las distintas haciendas nacionales pudieron identificar a muchos grandes defraudadores a los que se les exigió sus declaraciones complementarias. En España, por ejemplo, el presidente del Banco Santader Emilio Botín fue uno de los evasores detectados.
Podéis saber más del caso aquí.

¿Qué ha pasado? Pues que la justicia Suiza emitió una orden internacional de busca y captura contra el señor Falciani y, al llegar éste el 1 de julio a Barcelona, fue detenido por nuestra policía y trasladado a la audiencia nacional. El delito por el que la justicia suiza lo requiere es por vulneración de secreto bancario, delito que no está contemplado en España ni en los países con sistemas bancarios más “transparentes”, por lo menos de la misma manera.
Falciani está a la espera de que la audiencia nacional decida sobre su extradición. Hasta ahora no le había pasado nada porque estuvo viviendo y viajando entre Italia y Francia y, al ser ciudadano de esos países, éstos no le iban a extraditar a Suiza en base a sus propias leyes. Pero claro ahora está en un país que no es el suyo y por eso se le ha detenido.
Hay que recordar que Falciani permitió a la hacienda española identificar 6.000 millones de euros a regularizar y que gracias a eso la hacienda pública habrá recaudado cientos de millones de euros que se habían evadido. Lo que aplica a España aplica también a países como Italia o Francia.
Pero también quiero mostrar un contrapunto. A pesar de que no está demostrado hay sospechas de que el señor Falciani intentó vender esa información que había robado, primero en el Líbano y después a varios servicios secretos. Finalmente no cobró nada con la entrega de la información, desconozco por qué (si le amenazaron, si se vio atrapado, si no encontró comprador, si le entró un ataque justiciero…)

Quiero plantear aquí otro debate moral parecido al que hicimos con Sánchez Gordillo. Falciani no parece ser tan desprendido y tan ideológicamente ”puro” como Gordillo, e incluso parece probable que tuviese intereses económicos personales para hacer lo que hizo, pero la cuestión es que gracias a él se ha identificado a multitud de delincuentes fiscales y se ha conseguido recaudar un dinero evadido. Falciani, ética o circunstancialmente, ha colaborado con la justicia y la hacienda española, italiana y francesa.
Entonces, ¿qué se debe hacer con Falciani? Me diréis que lo que diga la ley pero quiero plantear el debate des de el punto de vista moral. Imaginemos que el gobierno puede amnistiar a Falciani en el caso de que la AN decida extraditarlo, ¿debería hacerlo en base a los servicios prestados?

Personalmente yo creo que Falciani no debe ser extraditado. Suiza es un paraíso fiscal situado en el corazón de Europa que supone un ataque directo a los propios sistemas fiscales y del bienestar de los países europeos. Su secreto bancario es el mecanismo perfecto para que delincuentes fiscales y económicos de todas clases evadan impuestos.
Yo he defendido muchas veces que hay que aislar radicalmente a los paraísos fiscales, me da igual que se llamen Suiza, Singapur o Gibraltar. Mientras la inmensa mayoría de la población estamos sometidos a impuestos para mantener nuestros sistemas sociales, nuestro ámbito colectivo y para garantizar esa mínima homogeneidad social y económica imprescindible para tener países y estados viables y pacíficos, una parte importante de los más ricos (y los que más deberían contribuir al bienestar colectivo) están evadiendo impuestos en grandes cantidades y, por lo tanto, poniendo en juego la viabilidad de nuestras economías nacionales y colectivas.
Además, los paraísos fiscales son un punto final para muchísimos delitos económicos (no solo fiscales) y hacen imposible su persecución. ¿Sabéis que parte de la trama Gürtel enlaza con la información conseguida del banco suizo HSBC? Imaginad la cantidad de delitos de todos tipos que se podrían perseguir de no existir los paraísos fiscales.

Los estados perjudicados no tienen el valor para enfrentarse a los paraísos fiscales. Entre que algunos estados poderosos tienen zonas que son paraísos fiscales (Reino Unido), otros están sometidos a las presiones de sus grandes fortunas (presumiblemente todos) y todos temen la evasión de capitales de sus territorios y el “castigo” del capital financiero; al final nadie hace nada.
Pero con esto hay que acabar. Hay que aislar económica y diplomáticamente a este tipo de estados. El capital de por sí no crea nada, es como un gran fábrica que no tiene electricidad ni trabajadores, el capital necesita poder invertirse en algo tangible, estar sostenido con algo real. Si los grandes capitales y los grandes paraísos fiscales tienen ese poder económico es porque este capital consigue interaccionar con la economía real y productiva, con productores y consumidores.
Alguien que ayuda a los estados “transparentes” (entiéndase qué quiero decir) es un colaborador para nosotros y es en cierta manera un justiciero, aunque sea involuntariamente. No podemos extraditar a alguien que ha ayudado a destapar a tantos delincuentes, es más, deberíamos ayudarle si tuviésemos la ocasión. Lo que hay que hacer es potenciar este tipo de cosas que nos interesan, no contenerlas.
¿Qué ha “robado”? ¿Qué posiblemente lo hizo en un primer momento para ganar dinero con el material robado? Puede, pero debemos ser pragmáticos. No le pongamos una medalla, pero reconozcamos que nos ha ayudado mucho y “perdonemos” su fechoría inicial. Un poco como estos criminales que limpiaban sus delitos alistándose en la legión.

Falciani no debe ser extraditado. No se puede permitir que los suizos usen la justicia internacional para mantener sus insultantes privilegios de secreto bancario. Y sí la AN, en función de las leyes nacionales, decide extraditarle, entonces el gobierno debería amnistiarle antes de que la extradición se lleve a cabo.
Ahora, ¿haría eso un gobierno amiguito de muchos de los que estarán en ese listado robado por Falciani? ¿Haría eso un gobierno de un partido que se ha visto salpicado por la corrupción detectada en esos ficheros? Me temo, desgraciadamente, que no.

4 comentarios:

  1. Bueno, ya tengo un hueco para comentar esto.

    En primer lugar, no puedo resistir el ataque personal y decir que este tipo de gente considero que son "topos", muy despreciables.

    La verdad es que suelen tener las mismas características:

    1. Siempre trabajan desde dentro, y en el mundo financiero, eso siempre es muchísimo más peligroso.

    2. Siempre trabajan en informática, en papeles oscuros, no visibles al público y por lo tanto tienen mucho menos auditoría a la que enfrentarse.

    3. Son solteros - hay que desaparecer después de vender los datos.

    4. Suelen tener entre 30 y tantos y 40 y tantos.

    5. Moralismo - quieren hacernos creer que nos hacen un favor (como Assange).

    6. Coincidencias o no, suelen vender sus datos a los países de origen de donde son originarios - este a Francia (aunque este tenía novia libanesa e intentó vendérselos al Líbano).

    Bien, atacado como persona, procedo a decirte que pienso que este señor no debe ser extraditado, aunque también por distintos motivos (no es que esté en contra de tus motivos, pero tengo otros también).

    Creo que las extraditaciones han de darse en situaciones de paridad equitativa y está claro que Suiza no lo haría con España, ni forma parte de la eurozona ni de la UE.

    ¿Crees que su integridad física corre peligro, Pedro?

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está casado y con una hija. ¿novia? Lo del Líbano y que quería cobrar lo dice Suiza que lo quiere coger y lo de que un acompañante lo dice. Pero él lo niega. Lo cogieron (por lo del Libano) ¿y no lo detienen? Como dice el artículo qué más da, la deuda la estamos pagando los de siempre, que ni vimos sus beneficios, mientras banqueros8 algunos y no pocos ayudados), politicos, Gürteles, y grandes empresas ya beneficiadas se pasean por el país sin pagar ni lo que les corresponde por carreteras. A ese banco por escándalos Libor y con la mafia ... le cae una multa. A Falciani le pueden caer años de cárcel porque el secreto bancario está protegido penalmente. Seguro que a los que evaden no les cae ni uno. Y con la amnistía una multita ...

      Eliminar
  2. Hola,

    Pues no me había planteado lo de la integridad física de Falciani pero creo que no correría peligro. Falciani ha cometido delitos "económicos" o "legales" dentro de la legalidad Suiza, pero no ha atacado al estado Suizo de una manera tan profunda como para temer que puediese sufrir algo contrario a la legislación del país.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  3. Después de esto, el HSBC debería quedar ilegalizado como la organización criminal que es. Lo demás es reirse de los ciudadanos.

    ResponderEliminar