La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







jueves, 27 de septiembre de 2012

El 25-S y la rebelión portuguesa


Alberto Casillas, protegiendo a los manifestantes
















Escribo esto a día 26 de septiembre, antes de que se repita la manifestación delante del congreso de los diputados tal y como han dicho los organizadores que van a hacer. No sé pues si el movimiento morirá hoy o si los actos de violencia sucedidos ayer avivarán una llama de protesta creciente. En cualquier caso creo que hay mucho análisis por hacer.

Ya conocéis lo que pasó ayer. La delegada del gobierno en Madrid preparó un discreto dispositivo de 1.300 agentes para custodiar el congreso de los diputados. La ley dice que entrar en el congreso o entorpecer el normal funcionamiento del poder legislativo es un delito especialmente penado y eso es lo que justifica, para los políticos, esa cantidad de agentes. Hay quien dice que la delegada del gobierno podía haber quitado algún agente del congreso y haberlo destinado a buscar a su marido que, condenado por delitos económicos (poco importantes), está en ignorado paradero.
Los convocantes de la manifestación finalmente cambiaron el objetivo de crear un nuevo proceso constituyente en ese momento por el más sensato de exigir la dimisión de un gobierno ilegítimo y pedir un proceso constituyente algo más ortodoxo. En cualquier caso parecía evidente que, con 1.300 agentes evitando que los manifestantes pasasen las vallas que rodeaban el congreso, y con una convocatoria cuyo lema es precisamente “ocupa el congreso”, la violencia estallaría a cualquier instante.
Las manifestaciones son complicadas, sobre todo para los convocantes de las mismas (también para la autoridad política y policial, pero menos). Es imposible controlar a todo el mundo y siempre aparecen personas que no te gusta que estén allí. Por lo que he visto en las imágenes el primer rifirrafe se produjo cuando un grupo de personas intentó saltar la valla, esta primera vez pacíficamente. La policía los sacó a palos del perímetro.
Estas cosas siempre producen que se extiendan rumores por las manifestaciones y posiblemente se extendió la noticia de que la policía había comenzado a dar estopa. Esto es lo único que necesitan muchos con ganas de bronca para atacar a la policía, que ya intentaron una segunda entrada en el perímetro pero esta vez pegando a los policías con los palos de las banderas (los policías llevan cascos y escudos). Claro, ahí se organizó la de dios, los antidisturbios cargaron contra todo lo que se movía y el ciclo de violencia estalló.

He oído y leído que los que iniciaron el ataque contra los policías eran policías infiltrados. Yo no lo creo, aunque a estas alturas y con este gobierno pistolero no pondría la mano en el fuego a que no fue así. En las manifestaciones hay habitualmente policías disfrazados de manifestantes que se supone que están ahí para identificar a los violentos. La acusación de que fueron policías infiltrados quienes generaron la violencia proviene de que, en su disfraz, iban con capuchas y mochilas, y quienes generaron la violencia también iban con este atuendo. ¿Eran los mismos? Yo no sé decirlo por las fotos, pero no tiene por qué.
Parece ser que muchos policías infiltrados estaban entre los más radicales actuando como ellos, pero creo que es más probable que quienes agitaron la violencia fuesen de lo que se conoce como Black Bloc, que son aquellos que van a las manifestaciones a crear disturbios con intención de crear un caos “revolucionario”. Los policías se disfrazan de Black Bloc por la sencilla razón de que así se pueden tapar la cara y nadie los reconoce. En todo caso si alguien me puede mostrar una prueba concluyente de que fueron los infiltrados quienes atacaron a sus compañeros policías que la enseñe.
De todas maneras hay razones muy poderosas la crítica. En una manifestación tu no puedes controlar que no llegue un grupo del black bloc y la reviente, pero desde el poder político y los mandos policiales sí puedes conseguir que los policías no usen más fuerza de la necesaria excepto en algún caso en que el factor humano se exceda. Y 64 heridos no aparecen porque el factor humano puntualmente se exceda, aparecen porque se han repartido palos por doquier.
He visto imágenes de ancianos a los que les sangraba la cabeza, videos de gente que no había hecho nada a quienes apaleaban como si fuesen terroristas. Y sí, había manifestantes enfrentándose a la policía, pero la policía no puede comportarse así, la policía no puede generar más violencia cuando su trabajo es contenerla. 1.300 policías no pueden necesitar una batalla campal para reducir a lo que han dicho que eran 6.000 manifestantes (por cierto, quiero ver el cálculo de la prensa porque parecían muchísimos más) cuando la inmensa mayoría de ellos eran pacíficos.
Y lo que todavía es más indignante es que el gobierno felicite a la policía. ¿Por qué la felicita? ¿Por no matar a alguien? Tenemos una policía antidisturbios que claramente no sabe manejar a la masa y autolimitarse y eso es un problema, y en vez de felicitarla deberían preocuparse de este grave problema, de pedirle a su policía que lleven su identificación y preguntarse por qué hay un herido grave con una lesión medular. Y la excusa que ha dado la delegada del gobierno sobre el herido con una lesión medular es “realmente notable” que diría Rajoy. Es que “tenía antecedentes de lesión medular”…. ¿Pero cómo que antecedentes? ¿Es que iba en silla de ruedas y se levantó de la misma para pegar a la policía? Yo no sé que hace falta para que cesen a la delegada del gobierno…

Discutía el otro día con el profesor Enrique.P Mesa sobre este movimiento y él decía que no era democrático en sus métodos y que por eso no lo apoyaba. Están muy bien los escrúpulos del profesor pero yo me pregunto ¿es que el gobierno que combaten es democrático más allá del papel? Porque si esta gente se manifestaba por algo es porque este gobierno ha violado todas sus promesas electorales, se ha colocado al servicio de las órdenes que le da un país extranjero y está instalado en la mayor ilegitimidad bajo todos los parámetros.
Es que tenemos que hablar claro. España es hoy una dictadura bajo formas democráticas (a veces), que respeta las libertades básicas pero que no tiene un gobierno representativo. España es una oligocracia partitocrática que obedece al poder económico internacional representado por Berlín, y que ha conseguido tejer una tela de araña sobre las libertades formales y la democracia convirtiéndolas en inservibles e irreales. Y posiblemente dentro del sistema haya solución (porque el sistema tiene reforma y arreglo) pero para cuando la encontremos aquí no quedará nada sobre lo que implementar la democracia liberada.
Las manifestaciones violentas no son agradables para nadie, pero hay que ver el cuadro completo. Este gobierno, y muchos de los gobiernos de países que están en nuestra situación, pasa olímpicamente de lo que diga el “pueblo” en manifestaciones pacíficas. Las huelgas no valen para nada, concentrar los cientos de miles de personas que quieras tampoco vale para nada. El gobierno no escucha, no cambia una sola coma de las leyes por mucho rechazo social que tengan. La opinión de los ciudadanos, paganos de toda esta situación, importa un bledo, solo importa lo que digan los acreedores, la canciller Merkel y los prejuicios mentales de los dirigentes del gobierno y el partido que lo sustenta.

¿Cuándo hace caso el poder político a la calle? Seamos claros: Cuando hay algo que no controlan, cuando tienen miedo que se extienda lo que para ellos es “el caos” o cuando las protestas les afectan a ellos personalmente. No olvidemos que la única cosa que ha alterado a este gobierno, que no ha hecho ni caso a huelgas generales y manifestaciones continuas, fue el asalto a los dos supermercados que lideró Sánchez Gordillo. Un hecho que, legalmente, no pasa de ser un hurto colectivo movilizó a dos ministros y alteró al gobierno como no se recordaba. Y lo hizo porque temieron que eso se convirtiese en algo habitual, porque les enfrentaba contra sus propias vergüenzas, porque fue la ley y el orden lo que veían tambalearse.
Mirad otro caso en el país vecino ¿Por qué el gobierno Portugués ha rectificado su propuesta de subirles un 7% las cotizaciones sociales a todos los trabajadores? ¿Fue porque hubo manifestaciones y descontento popular? No, no fue por las manifestaciones, si las manifestaciones hubiesen sido manifestaciones convocadas oficialmente y hubiesen transcurrido con tranquilidad Passos Coelho no hubiese retirado la propuesta. Lo que les hizo rectificar fue la espontaneidad de la manifestación, el hecho de que la gente salió a la calle mediante una convocatoria express por las redes sociales, la protesta espontánea delante del palacio del presidente de la república.
Se asustaron ¿qué era eso? ¿Una manifestación o una revolución? Perdieron el control de la calle, las manifestaciones podían aparecer en cualquier sitio y hacerse enormes, podían ir a las sedes de los partidos o a las residencias de los políticos. Sintieron miedo, sintieron que no controlaban la situación, que el orden desaparecía. Fue eso y no la opinión popular lo que hizo al gobierno portugués rectificar, no tengáis duda.

Lo dije el otro día y lo repito de nuevo: Esto es una guerra, una guerra económica entre acreedores y pagadores, entre recortadores y recortados. Y la guerra es producto precisamente del hecho de que no tenemos soberanía ni una democracia real, no tenemos un poder político al que podamos encomendar la tarea de defendernos.
Y en estas circunstancias, con este panorama, es muy difícil ponernos a defender purezas metodológicas e ideológicas sin caer en un inmovilismo absoluto. ¿Defiendo las movilizaciones del 25-S? Sí, porque en este momento de la historia de este país voy a defender casi todo lo que vaya en contra de este gobierno traidor y de la ideología de destrucción de las clases medias y populares que representa.

6 comentarios:

  1. "En todo caso si alguien me puede mostrar una prueba concluyente de que fueron los infiltrados quienes atacaron a sus compañeros policías que la enseñe"

    Pues anda que no ha circulado nada el vídeo por YouTube y las redes sociales. Es el segundo vídeo de la entrada de este blog:

    http://www.cuartopoder.es/telematon/que-somos-companeros-cono/2943

    ResponderEliminar
  2. Mi postura en parte, la resumo en la entrada de este otro blog:

    PROTESTAR ¿PARA QUÉ?

    “(…) la manifestación de ayer fue un fracaso porque a nadie le pareció importarle para qué protestar. El por qué es fácil saberlo; los indicadores económicos y sociales del país son una catástrofe tras otra y basta escuchar dos minutos a casi cualquier ministro del gobierno para darse cuenta que no tienen ni puñetera idea sobre qué están haciendo. A estas alturas protestar está tirado; leyendo el periódico no hay ni un sólo motivo para alegrarse. La pregunta difícil, sin embargo, es hablar sobre qué queremos cambiar; para qué protestamos.

    Por un lado tenemos gente pidiendo un “proceso constituyente”, sin explicar exactamente por qué. Las constituciones son un documento estupendo, pero la verdad tienen bien poca relación con la justicia social de un país. Uno puede poner tantos derechos como quiera en su ley fundamental, que quien acaba decidiendo el nivel de gasto es el político que ganas las elecciones. Si alguien tiene ganas de poner niveles de gasto mínimo, derechos vinculantes y cosas sobre este estilo, que sepa que no por legislar sobre la existencia de unicornios estos pasan a ser reales. La restricción presupuestaria y las leyes de la aritmética siguen ahí, diga lo que diga la constitución, y España seguirá ingresando un 25% menos de lo que gasta no importa lo que escribamos. No hay dinero, y no hay proceso constituyente que cambie esto.

    Por otro lado tenemos a los supervivientes del 15-M, pidiendo con el mismo ahínco más democracia. También supongo que pueden pedir más gatitos, paella todos los domingos y más helados de chocolate, ya que estamos con obviedades maravillosas, pero no lo limitaremos a cuestiones de procedimiento. El problema es que España no tiene un problema sobre cómo tomamos decisiones, sino que llevamos doce años tomando decisiones estúpidas. Decir que un sistema de listas abiertas nos hubieran salvado del desastre es de una ingenuidad pasmosa, especialmente en vista que Portugal, Grecia e Irlanda lo tienen, y han acabado en el mismo agujero. La ley electoral española es de una torpeza bastante única, pero no es la causa de nuestros males o nuestra espantosa clase política.

    Más allá de estas cosas… bueno, no he podido encontrar mucho más. Sé que lo dicho arriba tiene un poco de caricatura, pero tengo la sensación que esta manifestación era más de expresar el glorioso cabreo que todos llevamos dentro que otra cosa. Y sí, el país está fatal, las cosas no parecen ir a mejor y tenemos un Presidente del Gobierno que retrasaría una reforma de la carta de ajuste para intentar ganar unas elecciones en su comunidad de vecinos. Eso lo sabemos. Lo que necesitamos ahora es ir algo más allá.

    (…) En serio, es hora de pedir que alguien haga algo, y lo haga de una puñetera vez. Por si alguien no se ha dado cuenta a estas alturas, el status quo es una auténtica castaña; si el país está metido en este pozo sin fondo no es porque no votemos lo suficiente, sino porque gran parte de la legislación vigente es una auténtica mierda. Hasta ahora los españoles nos hemos movido entre agitar el puño en el aire enfurecidos diciendo lo mal que va todo o en la defensa numantina de alguna ley estúpida diciendo que es en defensa de nuestros derechos, las pymes, los padres de familia con hijos en el paro o alguna falacia similar. Hasta que no nos hagamos la idea que para salir de esta vamos a tener que cambiar muchas cosas y plantear reformas que rompan monopolios, acaben con privilegios y cambien el sinfín de instituciones y regulaciones estúpidas que están ahogan el país no vamos a llegar a ninguna parte.

    Y sí, sé de sobras que “por un contrato laboral único con indemnización marginal decreciente y mochila austríaca” es un lema espantoso para una manifestación.”

    http://politikon.es/2012/09/26/protestar-para-que/

    ResponderEliminar
  3. Runaway,

    Igual no me he expresado bien. No pedía pruebas de que hubiese infiltrados en la manifestación (que los había, hay pruebas y está reconocido por el propio sindicato de policía), pedía pruebas de que quienes derribaron la valla y pegaron a los policías con los palos de las banderas rojinegras anarquistas eran policías infiltrados todos o en su mayoría.
    Porque que los policías infiltrados vistan casi igual que quienes hicieron eso no los convierte en los mismos. De hecho hay algún análisis por ahí que se ha fijado en el color de las zapatillas del policía infiltrado que muestras y no es el mismo que el del sujeto que dicen que es la misma persona y que atacó a la policía.

    Y respecto al artículo que me traes cuidado. Que los mensajitos a favor de "reformas profundas" en "privilegios, monopolios e instituciones" introducidos en este tipo de textos rupturistas tienen un doble sentido muy peligroso.
    España necesita muchísimas reformas internas, pero en consonancia con una política de recuperación de renta por parte de los trabajadores y clases medias y de rechazo absoluto a las imposiciones abusivas de los acreedores. Porque si al final no se habla de los acreedores ni de la destrucción del bienestar de las clases medias y populares, esto de las "reformas" no debe ser más que la destrucción de lo que queda de estado.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  4. Yo tampoco soy muy de "policía asesina, manifestantes inocentes al 100%" y quedarme tan pancho, pero en los últimos meses, ya desde las jornadas del Papa aquellas, se están pasando 3 pueblos en muchas ocasiones. Recientemente, por ejemplo, cuando atacaron a unos chicos que estaban en Callao esperando para entrar al cine o lo de esta semana. Especialmente impactante y aterradoras las imágenes en la estación de Atocha. Y especialmente lamentables (y me quedo corto) las justificaciones del gobierno, y repugnantes en particular el representante del SUP (o uno de ellos) que más bien parecía (en Twitter) un Chuck Norris de pacotilla y un macarra de barrio. Hay algunos individuos en la poli (aunque sean pocos, hacen mucho daño y en todos los sentidos) que dan verdadero asco, y sospecho que lo siguieran siendo aunque fueran fontaneros, profesores o porteros de discoteca.

    ResponderEliminar
  5. Por muy baja estima que les tenga a los antidisturbios (y es muuuuy baja) o a la policía, me cuesta mucho creer que infiltrados vayan a reventar manis... pero sí que es muy posible que a alguno, igual que los que van con el casco y la porra, se le vaya la mano o la olla... siempre llega un momento en se pega a todo lo que se menea, sea una amenaza o no... y por eso seguramente pegaban al "apañero" famoso del vídeo también... o puede que incluso haya un grupo de polis que vayan a su rollo, porque la mayoría no, pero hay cada elemento por ahí que da miedo incluso aunque no fueran polis. Y lo digo porque he conocido a mucho miembro de la poli, Guardia Civil y militares. La gran mayoría buena gente como todos nosotros, pero claro, un chungo que se cree que manda, tiene ciertos poderes sobre la gente y armas da muuuucho miedo, y no es como un cuidadano que no lo es.

    ResponderEliminar
  6. "Que no lo es"... policía ni tiene acceso a armas, quería decir.

    ResponderEliminar