La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







viernes, 7 de septiembre de 2012

IU quiere ser Syriza...¿Con estas medidas?


















IU está próxima a celebrar su X asamblea federal en un ambiente casi de euforia (que no entiendo muy bien, pero bueno…). La coalición, que parecía ir hacia la marginalidad, ha resurgido con fuerza tras el descalabro del PSOE y ante el fracaso del modelo económico y político de España. La verdad es que este repunte es absolutamente reactivo y creado por deméritos de otros y no por méritos propios, pero las organizaciones políticas tienen siempre una miopía brutal a la hora de analizar estas cosas y IU no iba a ser una excepción, más cuando algunos de sus miebros están empapados de cierto mesianismo habitual en la izquierda marxista que piensa que su momento está a punto de llegar, así porque sí.
Lo que realmente querría IU y ya lo ha expresado claramente es ser como Syriza, el partido griego de unión de la izquierda razonable, es decir, alejada del estalinista  partido comunista griego. Para eso se confía en que el derrumbe de la nación haga crecer al partido, establecido como alternativa al régimen del PPSOE. Sin embargo hay una importante diferencia entre IU y Syriza, pues mientras la primera sigue albergando a una minoría de miembros “leninistas” en su seno, que a pesar de ser minoría son muy ruidosos y muy “históricos”, Syriza se crea directamente del hartazgo de muchos comunistas griegos ante ese tipo de personas fosilizadas en el pasado, lo que les llevó a buscar nuevos socios en la izquierda parlamentaria y a crear Syriza.
Ojo, no quiero decir que IU tenga un imposible crecimiento por tener estos fósiles en su interior. Técnicamente el parecido entre Syriza e IU es mucho, pero creo que IU debería dar un paso más valiente hacia la modernidad y el futuro como ha hecho Syriza y mirar menos al pasado, a la guerra civil y a las purísimas esencias de sus ilustres fósiles políticos.
Esta situación de emergencia en la que vivimos podría catalizar este cambio o refundación de la coalición pero, a la vista de las medidas de las que se está hablando, me temo que esto va a quedar en una aspiración incumplida. Me explico.
IU ha preparado para el congreso federal un documento con las 30 alternativas para salir de la crisis, que podéis leer aquí. En vez de hablar de unas cuantas medidas concretas de cambio, de oposición frontal a la política merkeliana para nuestro país, de una política que devuelva a los trabajadores y a los empresarios los frutos de su trabajo hoy secuestrados por el capital financiero, de un estado y una democracia soberana hecha por los ciudadanos y para los ciudadanos; nos encontramos ante un documento que en su inmensa mayoría se podría haber escrito hace 5 años o si me apurais hace 15, y algunas cosas en la propia transición. Es muy parecido a lo que decía Francisco Frutos o Llamazares en sus años, y ni siquiera cuenta con esa brillantez heterodoxa que sí tenía la coalición en tiempos de Anguita.
En el documento nos encontramos cosas como estas:  

1. Desarrollo de una estrategia por la creación de empleo. Programas de empleo público para los desempleados sin subsidio. 
4. El Estado "garantizará trabajo, seguro de desempleo, subsidio o formación a toda la ciudadanía". Apertura del debate sobre la renta básica. 
7. Los despidos con beneficios, las deslocalizaciones industriales, y las viviendas, locales y oficinas serán fuertemente penalizados. 
9. Reforma fiscal global, "justa y progresiva". Los inmuebles de la Iglesia deberán pagar el IVA. Cambios en la legalidad de las sicav. Nuevo sistema de fiscalidad verde. Combate de la economía sumergida y el fraude. 
12. El derecho a la vivienda "será exigible". Utilización de los stocks de pisos vacíos para crear programas de viviendas de alquiler moderado. 
13. Equiparar la Ley de Transparencia –en tramitación– a la legislación de otros países europeos, y que afecte a la Casa del Rey y al Banco de España. 
14. Auditoría de la deuda y rechazo de la que "no se corresponda con el déficit generado por los servicios públicos y la protección social".  
15. Rechazo al Pacto del Euro. Que el BCE financie "directamente a los Estados y a los programas de inversión pública".   
21. Prioridad "absoluta" del gasto público en pensiones, desempleo y servicios públicos esenciales. Que cada derecho "esté garantizado por un servicio o poder público". 

Que, con algún pero, creo que son fácilmente defendibles por una mayoría social. No dejarse destruir por la ortodoxia alemana, auditar la deuda actual, una renta básica para gente que lo necesite, fijar unas líneas rojas infranqueables en los servicios de sanidad, educación y pensiones, poner al servicio de la población este stock de viviendas vacías que tiene este país, impedir los abusos en los despidos de las empresas con beneficios, una reforma fiscal que haga progresivo este sistema fiscal superado por todos lados, etc. Esto sí es un programa para una “mayoría social” que ellos dicen que quieren hacer.
Pero claro, por otro lado tenemos las frivolidades, las “banderas” de toda la vida y todas estas cosas que te hacen pensar que no estás ante un partido serio de gobierno sino ante una coalición folclórica

2. Derogación de las reformas laborales del PSOE y del PP. Subida del salario mínimo a 1.100 euros al mes y establecimiento de un salario máximo. Ampliación de la prestación por desempleo. Jornada de 35 horas semanales. Recuperación del antiguo modelo de pensiones: jubilación a los 65 años (con reducción progresiva a los 60), periodo de cotización de 15 años, cotización máxima de 35 años.

Esto es un pupurri de cosas, muchas de ellas frívolas. En un entorno en que los trabajadores están viendo sus salarios reducidos no puedes plantear un salario mínimo de 1.100 euros al mes, que casi duplica al actual. Una cosa es volver a una senda de recuperación de los salarios y de articular una política para que los salarios aumenten su proporción respecto al PIB del país, y otra es poner cifras imposibles y aleatorias.
Lo mismo pasa con las reformas laborales, ¿Qué volvemos? ¿a la legislación laboral de la época de la UCD? Hay que proteger el trabajo, impedir el abuso y acabar de una vez con los mecanismos de precarización, pero para eso no hay que volver a 1979. Aquí lo que hay que decir es qué se quiere cambiar, no hablar de derogaciones para escurrir el bulto. 

10. Creación de una banca pública para "garantizar el crédito necesario a las pymes". Prohibición de cualquier tipo de asistencia con dinero público a la banca privada. 

Esto es otro brindis al sol. ¿Qué no se quiere asistir con dinero público a la banca privada? Muy bien, pero entonces debes crear un entramado absolutamente diferente al actual. Ahora mismo, si no asistes a la banca privada con dinero público, la quiebra de un banco afectará a los ahorradores, pues el estado no puede garantizar los ahorros de los ciudadanos. Si un banco de ahorro privado necesita dinero para no quebrar habrá que dárselo desgraciadamente porque no es viable dejarlo quebrar con nuestro dinero dentro, otra cosa es que se proceda a una nacionalización inmediata como se debería hacer, y exprimir la ley para enjuiciar a los responsables del desastre.
Otra cosa es un sistema nuevo donde la banca pública tenga garantía estatal y la privada no, pero eso sería un sistema para implementar a medio plazo. 

 17. Impulso de un proceso constituyente. Defensa de un Estado federal y laico, republicano y solidario. Referéndum sobre monarquía o república. 

Ya estamos otra vez con el tema de la constitución y de la república. ¿Alguna vez entenderán que el tema republicano no es más que algo divisivo? La monarquía española, desprestigiada y desgastada, es el menor de los problemas del país. Estas cosas no son más que banderitas que no valen para nada y que nos desvían del problema principal, que es fundamentalmente económico y de funcionamiento político de los partidos e instituciones, nada que tenga que ver con la constitución o que no pueda ser reformado.
Hablar de proceso constituyente es otra frivolidad, ¿para qué queremos una constitución nueva si somos absolutamente incapaces de cumplir la actual? Hoy en día ni tenemos soberanía plena, ¿para qué queremos más bellas palabras escritas en papel mojado? Con cumplir la mayoría de la actual me daría por satisfecho. 

29. Cierre de las bases de la OTAN y salida de España de la organización. Rechazo a la guerra "en todas sus formas". 
30. Defensa de los pueblos saharaui y palestino. Fortalecimiento de las relaciones con los "Gobiernos progresistas de América Latina". IU reitera además su "compromiso con la Revolución Cubana y con el proceso bolivariano en Venezuela", así como el apoyo a la búsqueda de la paz en Colombia.  

El tema de la OTAN es otro tema que cansa. Ya no estamos en la guerra fría, e igual que me parece una tontería mantener la OTAN me parece una tontería estar haciendo bandera de esto como hace 25 años. ¿Por qué no se habla de las bases extranjeras que hay en España? Eso es más importante que seguir hablando de la OTAN.
Y lo de la “defensa de la revolución cubana” ya es para nota. La “revolución cubana” no la defiende ya ni su propio gobierno, que no sabe como desmontarla de forma completa sin hacer temblar la estructura política del país ni empeorar las cosas a nivel económico. Aquí tendremos a los fósiles leninistas defendiendo la revolución cubana  mientras el propio gobierno cubano esté desmontando los más preciados logros de la revolución (la educación y la sanidad en la isla). ¿No me creeis? Averiguad como está la sanidad en la comunista China, por ejemplo. Los comunistas “reconvertidos” son capaces de todo.
Era mucho más hábil y sensato hablar contra el bloqueo, hablar del compromiso de España con el pueblo cubano por los lazos históricos que nos unen y hacer referencias a que los principales logros sociales de la revolución cubana deben ser defendidos. Pero no, hay que rendirle pleitesia al general Castro por anacrónicas afecciones.

¿Por qué se empeña IU en darle bombo a los mismos anacronismos de siempre? ¿Por qué aleja a la gente con estas extravagancias cuando sin ellas podría acceder a una base social mucho más amplia? ¿Tanta fuerza tienen aún los “leninistas” que expulsaron a Carrillo, que deben estar todos viviendo en formol?
Si IU quiere ser Syriza haría bien en dejar en el cajón algunas cosas. Un partido debe ser moderno, debe centrarse en las preocupaciones y problemas de la época en la que vive, debe, como dijo Marx, atender a las contradicciones de la época en que le ha tocado vivir. Estar con la OTAN, la república y Cuba en la boca todo el puñetero día no parece ser lo propio de un partido consciente de las contradicciones de la época actual, más bien parece que estés asistiendo a un congreso de historia del siglo XX.
Al final todo esto se resume en una preguna, ¿a qué estamos dispuestos a ceder? Porque para avanzar en política hay que ceder, hay que dejar cosas atrás, lo viejo tiene que dejar espacio a lo nuevo. Estaría bien que en IU se hiciesen esta pregunta, ¿están dispuestos a ceder en algo y a dejar algo atrás? Porque su futuro depende de ello.

1 comentario:

  1. Me gusta su artículo. Pienso que tiene bastante razón en su afirmación de que hay que dejar muchas cosas atrás para avanzar. No creo que IU se atreva a liderar el paso a esa izquierda moderna, progresista y avanzada que España demanda. Le falta talla y le sobran dogmatismos. Por desgracia.

    ResponderEliminar