La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







lunes, 8 de octubre de 2012

Chávez, seis años más
















Hugo Chávez es un personaje que levanta pasiones. Sus detractores le llaman dictador, gorila y dicen que ha llevado a la ruina a Venezuela. Sus admiradores le ven como un mesías anticapitalista y antiimperialista que ha llevado el “paraíso socialista” a Venezuela. La realidad, por supuesto, se encuentra en un terreno intermedio entre ambas visiones maniqueas.
A mi Chávez no me gusta. Su discurso es vasto, grosero y simplista. El modo en que trata a los opositores me resulta agresivo y peligroso para un gobernante, y su política económica me parece que es excesivamente dependiente del petróleo, fuente de riqueza que mantiene sus programas sociales.
Pero eso es una de las dos caras de la moneda. La otra cara es que Chávez ha puesto los recursos naturales de Venezuela al servicio de la colectividad y ha creado programas sociales que han extendido la educación y la sanidad por toda Venezuela, además de reducir el número de pobres. Eso también hay que reconocérselo.

En España tenemos un problema con los medios de comunicación. Fuera de los panfletos de La Razón y ABC básicamente tenemos dos periódicos nacionales que marcan tendencia. En la derecha tenemos a EL MUNDO, y en “la izquierda” a EL PAÍS. ¿Cuál es el problema? Pues el problema es que El PAÍS pertenece al grupo PRISA, grupo editorial que tiene grandes intereses en latino América. Sus cabeceras allí suelen ser liberal-conservadoras o, en cualquier caso, se ven amenazas por las leyes de medios de comunicación como las de Chávez o Kirchner que pretenden evitar los oligopolios de forma un tanto convenenciera.
Por eso los editoriales y noticias de EL PAÍS defienden una visión sobre estos dirigentes tanto o más maniquea que la de EL MUNDO. Las noticias sobre Venezuela o Argentina (en los últimos meses) siempre son negativas y atacan de manera directa a esos gobiernos, con un estilo agresivo que jamás usan ni contra su peor enemigo de la política nacional.
Las noticias y editoriales de las últimas semanas respecto a Venezuela han sido groseros. Parecía como si Venezuela fuese un infierno de inseguridad, de ciudadanos esclavizados por el estado, una dictadura que reprime a la oposición y que extiende la pobreza entre sus habitantes. La propia afirmación de que Venezuela, por ejemplo, importa bastante más de lo que exporta dejaba entrever que el país era un páramo industrial y productivo que dependía totalmente del exterior, dando a entender que Venezuela era una especie de Cuba de los 80, aquella dependiente de las importaciones del campo del socialismo real y Venezuela de los beneficios del petróleo. Es gracioso, España también importa más de lo que exporta y los mismos que se ponen en plan apocalíptico con Venezuela no le ven el menor problema en que pase lo mismo en España.

Yo no conozco Venezuela, no he estado nunca, pero sí conozco Argentina donde estuve hace unos 6 meses. Mi percepción fue de un país con problemas económicos de índole distinta a los que tenemos en Europa pero en cualquier caso recuperado del desastre de 2001.
Pero si lees El PAÍS o El MUNDO te da la sensación de que Argentina es un país empobrecido por Cristina Kirchner. Cualquier cacerolada en Belgrano o la Recoleta (barrios de clase media-alta) se vende como si el país se revelase contra el gobierno, cuando en Argentina hay manifestaciones todos los días por los más variados temas y pocas veces con intención de derrocar al gobierno. La noticia de una manifestación de unos cuantos centenares de policías, por ejemplo, también cruzó el charco para venderse como una rebelión anti-Kirchnerista, cuando una noticia así en España quizá no saldría ni en la prensa nacional.
Y sí, Argentina tiene muchos problemas. Kirchner es prepotente y está endiosada, la inflación es altísima y la inseguridad, sin ser escandalosa, es elevada. Pero eso es una cosa y otra es magnificar los problemas para intentar hundir al gobierno que perjudica tus intereses editoriales, en el caso de EL PAÍS, o para defender tus prejuicios ideológicos, en el caso de EL MUNDO. Eso es sencillamente manipulación.

Conociendo de primera mano el caso argentino (porque, además, tengo familia allí) es sencillo intuir qué en el caso venezolano pasará algo parecido. Venezuela es un país inseguro, sobre todo Caracas. Es cierto que su economía es excesivamente dependiente del petróleo y que la manera de construir un estado social que tiene Chávez (concentrando el poder en el estado) no es la ideal. Parece cierto también que el gobierno se excede contra los que no son afectos al chavismo, que la libertad de prensa no se respeta como se debiera y que en Venezuela existe una polarización política peligrosa.
Pero seamos serios. ¿Es malo que los ciudadanos tengan dependencia del estado? Oiga sí, es malo, pero ¿no es malo depender de unas decenas de compañías privadas en un entorno del 25% de paro? Porque a mí me parece que es todavía peor. Porque decir que la revolución bolivariana ha hecho dependiente a la gente del estado cuando esa misma gente, hace 15 años, no había visto en su vida un médico, no acababa la educación básica y vivía en la pobreza es un verdadero despropósito. Será poco conveniente un socialismo creado de esta manera pero no se puede presentar el caso, como se intenta, como que el estado chavista ha secuestrado la libertad social y económica de los individuos para hacerlos dependientes de sus limosnas. Se podrá estar o no de acuerdo con la forma económica de Chávez (y yo no lo estoy), pero no se puede ser tan parcial en el análisis.
¿Por qué ha ganado Chávez, por cuarta vez, con un 55% de los votos? Pues ha ganado porque la mayoría de la población está conforme con la política que propone o, por lo menos, la prefieren sobre el modelo anterior o el previsible que implantaría la oposición. Si Venezuela estuviese en la miseria como se ha intentado vender en nuestros medios tened por seguro que Chávez no hubiese ganado en unas elecciones en que la oposición ha reconocido su derrota y no hay denuncias serias de fraude.

Respecto al resultado ni me agrada ni me desagrada. Chávez no me gusta, pero no acabo de ver que una oposición tan polarizada no fuese mala para Venezuela en el sentido de que podría destruir mucho de lo que Chávez ha hecho bien (entre ello creo que podrían reprivatizar la compañía petrolera pública).
En cualquier caso tengo que decir que, para lo que hay en la oposición (desde ultra-liberales de derecha hasta social-demócratas) Capriles era de lo mejor. Chávez perderá en algún momento si no se muere antes y la oposición volverá a gobernar. Creo que lo esencial para Venezuela es que cuando gane la oposición no se reprivatice el petróleo ni se acabe con los programas sociales que han reducido la pobreza. Y creo que Capriles, un centrista social-demócrata, era la persona más adecuada para que la oposición una vez en el gobierno no se comporte de manera destructiva con todo lo que venga del periodo anterior.
¿Hubiese podido Capriles resistir las ansias destructoras de sus aliados una vez en el gobierno? No lo sé, pero por supuesto hubiese tenido más posibilidades de hacerlo que un Vargas Llosa de esos que tanto le gustan a El PAÍS. Si Capriles hubiese asegurado mantener los programas sociales, garantizado que las riquezas del petróleo repercutirían íntegramente en la población (al estilo noruego) y prometido un nuevo tiempo sin venganzas ni vencidos, hubiese deseado su victoria. Creo que no lo hizo o no de forma suficientemente convincente por lo que no quise posicionarme en estas elecciones. Ni puedo apoyar a un militar populista como Chávez ni puedo apoyar a alguien de quien tema que puede aplicar reformas neoliberales. Llamadme exquisito si queréis, pero en esos entornos tan polarizados me siendo muy incómodo.

Finalmente quiero hacer constar una vez más la vertiente nacional de todo este asunto, que es la poca fiabilidad de nuestros medios de comunicación. El PAÍS y El MUNDO son las dos caras mediáticas del bipartidismo PP-PSOE. A veces son críticos con el partido que defienden, pero en cierta manera se corresponden con este bipartidismo anclado en el pasado.
España está en un nuevo tiempo político, en un momento de cambio en su historia. Y estos periódicos están anclados en el “viejo orden” y en la defensa de sus intereses. Quiero decir con esto que esta prensa se puede posicionar violentamente en contra de los cambios profundos que tienen que venir como defensores del “statu quo” actual. Y eso puede generar problemas de desinformación terribles para el grueso de la población, de hecho ya los está generando.

13 comentarios:

  1. Hola Pedro:

    Sabes mi posición al respecto de Chávez, pero creo que hay ciertas cosas que desde la lejanía no se ve.

    La pobreza no ha decrecido en Venezuela. en los 14 años del chabestia, la pobreza ha aumentado, situándose en el 40% del total de la población, que se nota en las chabolas que rodean Caracas. No hace falta ningún periódico para verlo. Si vas al interior del país la situación es catastrófrica, por que las vías de comunicación que hay no se han refarado y/o asfaltado en muchos años (y somos un pañis petrólero).

    En España nos quejamos de los recortes en sanidad. En Venezuela simplemente no hay sanidad. Solo una tarde Pedro, que pases en el hispital Miguel Perez Carreño (hospital central del seguro social) y te darás cuenta de la sanidad que hay en Venezuela. Si así el principal hospital del seguro, imagina el resto...La educación sale a flote solo con la privada la cual estruja sin piedad en un intento de acasbar con ella...
    Seguiré en el otro comentario

    ResponderEliminar
  2. Sigo.

    La inseguridad es peor incluso que la guerra en Siria. 15000 muertos anuales. Solo en un fin de semana "tranquilo" mueren 100 personas asesinadas..

    Hay cortes de luz, desabastecimiento por no entregar a los importadores los dolares, por lo que hay que buscarlos en el mercado negro, lo que hace que la inflación se dispare...

    El detalle Pedro, es que eso era lo que había antes de chabestia llegara al poder. Él prometió sacar al país de esa situación. Yo la viví, mataron a dos primos mios por robarles las zapatillas que eran de marca...Chabestia empeoró la situación, nunca intento mejorarla.

    No es que la situación de España sea comparable, Pedro es que en España nunca se ha vivido situaciones como las que ocurren en América Latina, donde el dictadorcete de turno en Argentina, Colombia, Perú o Venezuela simplemente ve por sus intereses primero antes que por los del país. Las dictaduras o las "democracias" apelan a nacionalismos desenfrenados (en caso de las malvinas o del glofo de Venezuela) cuando la situación económica se pone peliaguda. Aquí lo que ha habido es una conchupancia bipartidista en aceptar lo malo que hace el otro a costa de mantener mi cuota política...

    Saludos Pedro. Siempre he considerado que para saber sobre algo, hay que vivirlo. En Venezuela, 15 días te bastarían para hacerte una idea de lo que hay

    ResponderEliminar
  3. Hola doctor,

    Gracias por tu comentario, lo esperaba ;-)
    Querría hacerte una pregunta, como hispano-venezolano. Si realmente la situación del país ha empeorado desde que Chávez está en el poder, ¿por qué le vota la gente? ¿Por qué toda la oposición unida no consigue hacerle frente? Porque no son unas elecciones doctor, esta es la cuarta que gana. Y francamente, se hace imposible creer que gane elecciones, calificadas como limpias por los observadores internacionales, de forma continuada si tiene el país hecho unos zorros.

    Saludos,

    P.D: Conozco bastante Argentina y francamente no me parece a mi que las situaciones sean incomparables con las de España.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo he estado en Venezuela dos veces, en 2006 y 2010. la primera vez, Caracas no era una alcaldía chavista, la segunda ya si...y me dió la sensación de que habia estado en dos ciudades distintas. Solo ver obras como el metrocable o pasear tranquilamente por la plaza Bolivar totalmente restaurada y limpia, son muestras de ello. Hay dos Venezuelas como aqui tenemos dos Españas...demasiado polarizadas. Antes de ayer para Capriles y la oposicion, Venezuela era un paraiso que se abría a la esperazna. Hoy es un pais de mugrientos ignorantes donde ojalá todo vaya mal en estos seis años. Un poco de seriedad.

    ResponderEliminar
  5. La polarización del país es la respuesta Pedro: Chabestia tiene un núcleo duro que le vota. Sabes cuantos empleados públicos hay en Venezuela? 4 millones. Gente que vive de las prebendas del estado (Venezuela tiene 30 millones de habitantes, no llega realmente, de los cuales 22 millones tienen menos de 24 años.) a esos 4 millones sumales su familias y los incondicionales de chabestias la suma da sobre algo mas de 7 millones...con los que ha ganado.

    Muchos de esos empleados públicos solo cobran, porque no tienen propiamente un trabajo a realizar (administrativo o de médico pro ejemplo) Esas prebendas se acabarían inmediatamente si se va chabestias)

    La inmensa propaganda política que despliega chabestia: 6 horas diarias disponía en todos los medios de comunicación, mientras que la oposición solo 3 minutos.
    Chabestia aun mantiene un discurso de división donde mi jefe me explota sin reconocerme mis meritos. Refieren que la antigua electricidad de Caracas una empresa que siempre fue privada desde sus inicios en 1919 en Caracas y que nunca presentó problemas de desasbastecimiento de luz, era de oligarcas que solo pensaban en el dinero. Nacionalizaron la empresa y la ineptitup hizo que comenzaran los apagones en la ciudad que a veces duran 12 horas seguidas...

    Se me acaba el comentario.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Anoche DocManuel puso en su muro de facebook un par de enlaces por los cuales daban como ganador a la oposición chavista al cierre de las urnas. Le puse un par de comentarios esperazadores; esta mañana, al conocer ya los resultados definitivos, le dí las condolencias en la profunda decepción que siente al dejar una cita de Simón Bolívar, porque en cierto modo me siento identificado con él a sentir yo lo mismo con respecto aquí en nuestro país.

    Procuro siempre dar mi opinión cuando tengo conocimiento de causa, y en este tema estoy un poco perdido. Para hablar con propiedad hay que conocer la historia del país y por lo poco que he leido, Venezuela ha tenido una historia muy convulsa, muchos presidentes, claroscuros, levantamientos militares, corrupción y pobreza extrema generalizada, a pesar de ser un país productor de petróleo, pero que sólos las élites y una minoría de privilegiados disfrutaron de las ganancias, la alta inseguridad y criminalidad... todo ésto antes de llegar Chávez al poder.

    Si no conoces toda la historia ni se tiene perspectiva histórica, ni se ha vivido ni viajado en el país, si las únicas referencias que tienes son los consabidos tópicos de las tenenovelas, Maracaibo y los espacios naturales, y la información INTERESADA Y MANIPULADA que te llega de los medios españoles, se tiene una noción muy superficial o equivocada (por la manipulación mediática) de la situación.

    Así que estoy un poco perdido. Estoy igual que tú, Pedro, a mí Chavez no me gusta. Su discurso es vasto, grosero y simplista. Tengo que reconocer que al principio me despertó cierta simpatía, sobre todo cuando leía el ataque tan irracional y feroz que han hecho los medios de manipulación agitación y propaganda de la caverna mediática de la ultraderecha aquí en España. Basta que atanquen ésta gente a alguien, para que yo automáticamente le coga simpatía a la víctima y pienso que algo bueno debe debe de tener o hacer para recibir esos ataques tan irracionales.

    Esa es básicamente la explicación por la que me caía y me simpatizaba Chavez. Pero claro, con el paso de tiempo y ver algunas cosas pues esa simpatía se ha ido desvaneciendo. Creo que se ha servido y se sirve de la Democracia, no para el bien de su país y de su pueblo, sino para conservar el poder. Un golpe de Estado encubierto como es que está haciendo Rajoy aquí con su mayoría absoluta.

    Ese populismo y ese dircurso político que a cada dos por tres nombra las palabras Dios, Patria o muerte, me echa para atrás. El caso es que el opositor Cabriles, también me ha echado para atrás cuando al reconocer su derrota ha dicho algo así como "El tiempo de Dios aún no ha llegado".


    En fín...hoy pensando me he hecho una pregunta a mí mismo que no me he sabido contestar: ¿Si fuera venezolano, a quien hubiera yo dado mi voto?.


    ResponderEliminar
  7. Fué en 1998, justo un poco antes de llegar Chavez al poder en Venezuela, cuando un compañero con el que trabajaba en un hotel, donde nos mandaban una empresa de trabajo temporal, me propuso a mí y a otros, una oferta que había para trabajar en un hotel en Venezuela. La cadena hotelera daba alojamiento y manuntención a sus empleados de fuera en unas instalaciones que tenían para ello en el mismo hotel.

    Pero nos hizo una seria advertencia sobre la gran inseguridad y criminalidad que había en el país: "No es creaís que después de vuestra jornada laboral podéis hacer como aquí, salir a pasear por la ciudad a hacer turismo, tomar un café o ir de compras, que en cualquier momento eres víctima de un robo o te ves envuelto en medio de un tiroteo y la misma policía si te ve herido en el suelo, en vez de ayudarte, igual te quitan lo que llevas encima y te dejan allí tirado" nos decía.

    Ante ésto, no sé lo que harían los demás porque el contacto que tenía con ellos fue muy superficial, pero yo sí me eché atras. El interés mío no era sólo laboral, sino también tener una experiencia viajera, de aprovechar esa oportunidad para conocer un poco el país. Si después de tu jornada laboral vas a ir asustado al hacer turismo por la ciudad, si en tu día libre no puedes alquilar un coche para hacer alguna ruta exterior y vas temeroso porque te pase algún percace y la misma polícía te haga chantaje para coger su "mordida", o que cuando menos te lo esperen te meten un tiro o un navajazo, pues...

    Llevo un año en situación precaria y en riesgo de exclusión social: parado de larga duración. A mediados Agosto de pura chiripa, encontré un trabajo temporal cerca de casa por mes y medio. El 30 Sept acabé contrato y me cortaron. Tenía un compañero venezolano que justo se vino de Venezuela en 1999 y me contó que la razón principal por la que huyó del país y se vino a España fue por la gran inseguridad y criminalidad de Caracas.

    ResponderEliminar
  8. "Parecía como si Venezuela fuese un infierno de inseguridad"

    Pedro, en Venezuela mueren 52 personas al día:

    http://america.infobae.com/notas/54278-Escalofriante-tasa-de-homicidios-en-Venezuela-52-muertos-por-dia

    ResponderEliminar
  9. Aprieten la dona. Si no les gusta Chávez, póngale flores. Al menos éste "gorila" no se baja los pantalones ante nadie.

    Sociata Latinoamericano

    ResponderEliminar
  10. Pedro,

    tal vez te parezca interesante este artículo en Politikon:

    http://politikon.es/2012/10/09/la-estrategia-de-compromis/

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Francisco,

    No me descontextualices la frase hombre, porque parece que he dicho lo que no quería decir. Ya he dicho en otra parte del texto que "Venezuela es un país inseguro, sobre todo Caracas". La frase tiene sentido en su contexto: "Parecía como si Venezuela fuese un infierno de inseguridad, de ciudadanos esclavizados por el estado, una dictadura que reprime a la oposición y que extiende la pobreza entre sus habitantes".

    Respecto al artículo de Politikon lo que realmente me parece interante es la encuesta. El artículo no está mal, de hecho que salga el tema de la financiación de forma algo más laxa que en Cataluña no sería nada extraño. Aún así hay que entender que Compromís es una coalición de izquierdas y tampoco puede llegar tan lejos como CiU.
    En cualquier caso vemos como el PP se está desmoronando en todos lados, acompañado con el PSOE. El escenario de 5 partidos en la comunidad valenciana me parece muy bonito y me gustaría saber la visión de UPyD sobre la comunidad valenciana porque francamente la desconozco (aunque creo que no tienen).

    Saludos,

    ResponderEliminar
  12. Las que han aparecido de que el PP pierde la mayoría absoluta en la Comunidad Valenciana es poco realista; no se lo cree ni quien lo ha escrito. Pero bueno, de ilusión también se vive. Es cierto que hay gente que está abriendo los ojos, pero la gran mayoría siguen sumidos en la más profunda ignorancia y ceguera.

    ResponderEliminar
  13. Runaway,

    Te digo, como valenciano, que es casi imposible que el PP revalidase mayoría absoluta ahora mismo. Lo sorprendente de la encuesta no es que no logre revalidarla (que es un hecho que hasta ellos mismos conocen), es que incluso aunque los futuros diputados de UPyD les apoyasen no podrían gobernar.

    ResponderEliminar