La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







jueves, 11 de octubre de 2012

Encuestas y la teoría del último recurso fallido













El pasado 9 de Octubre el diario EL PAÍS publicó una encuesta sobre la intención de voto en la comunidad valenciana. Se sabía, por proyecciones muy limitadas de ciertas encuestas nacionales, que el PPCV había perdido la mayoría en esta tierra pero realmente no se había hecho una encuesta en la comunidad valenciana desde hacía un año.
La encuesta de metroscopia para EL PAÍS ha mostrado que la realidad es todavía más decadente para el PPCV de lo que habíamos intuido. Según la encuesta el PPCV bajaría más de 15 puntos en intención de voto (lo mismo que baja en otras encuestas de metroscopia a nivel nacional), perdiendo no ya la mayoría absoluta sino quedándose muy lejos de ella (a 8 escaños). EL PSPV seguiría la estela del PSOE a nivel nacional, es decir, también bajando aunque menos que el PP. Ahora, el descenso en la comunidad valenciana no es de un par de puntos como en las encuestas nacionales sino de 8 puntos. El PSPV rozaría el 20% de los votos.
En la encuesta se observa la esperada entrada de UPYD en las cortes valencianas, con un 7% de los votos, y el ascenso de las fuerzas de izquierdas, EU y Compromís. Lo sorprendente aquí es que EU llegaría al 11,5% de los votos (casi como IU a nivel nacional) y, ojo, que Compromís se sitúa en el 13,6% de los votos. Quiero recordar que estas dos fuerzas juntas, que en esta encuesta sumarían más del 25% de los votos, hace un año sumaban el 13% de los votos, y en 2007, que se presentaron unidas en una gran coalición, superaron escasamente el 7%.

Me gustaría hacer algunas valoraciones. Para empezar tengo que decir que me gusta mucho este escenario. Un escenario a 5 nos da una comunidad mucho más plural y en donde podemos encontrar opciones que se ajusten bien a nuestros planteamientos. Hay varias posibilidades de gobiernos y alianzas, pero lo más interesante es que ya no parece que te debas manchar las manos con un voto útil sucio y grosero.
Por otro lado creo que las encuestas de metroscopia tienden a ser muy fieles a las respuestas directas de la gente, es decir, “cocinan” menos que otras empresas de demoscopia. Otras empresas suelen otorgar un cierto voto oculto al PP y en la cocina de la encuesta los porcentajes de voto del PP son ampliados (y también los del PSOE por el mismo motivo). Por eso encuestas como las de Sigma Dos para EL MUNDO suelen otorgar entre un 4 ó un 5% más de votos al PP y al PSOE que las encuestas que hace metroscopia.
Sin embargo y aunque esto sea así, la caída de voto del PPCV en un año es igualmente brutal. Según esta encuesta no podría formar gobierno ni con UPyD (y que el partido de la regeneración se aliase con el de la corrupción institucionalizada ya sería cachondeo), pero aunque corrigiésemos la encuesta suponiendo un voto oculto importante estaría lejísimos de la mayoría absoluta en cualquier caso.

Debemos hacer especial mención al caso de Compromís y al porcentaje de voto que saca, que si os dais cuenta no viene de IU como se podría suponer. Cuando el PPCV ya empieza a hablar de tripartitos dirigidos por Compromís es que es consciente del peligro que esta coalición supone.
Mirad como la izquierda del PSOE (EU y Compromís) obtiene un 25% de los votos. Creo que esto refleja claramente que, a nivel nacional, queda un espacio muy amplio que cubrir por una izquierda que no esté tan escorada como la de IU pero que esté mucho más definida que el PSOE. Igual que el Portugal está el partido comunista y el bloco de esquerdas y en la comunidad valenciana tenemos EU y Compromís, en España podría haber también un bloque de izquierdas no marxista pero sí de una izquierda moderna bien definida.
El lector Francisco nos informó el otro día de un artículo de Politikon que hablaba de Compromís. El artículo tiene alguna confusión pero está bastante bien en general. Como dice, creo que es bastante posible que Compromís potencie el discurso de la mejora de la financiación como parte de su estrategia electoral e incluso es probable que apueste por un sistema de haciendas autonómicas en una estructura federal. Eso le daría más votos todavía (si no se pasa y no violenta al electorado más izquierdista) y tal y como están las cosas se podría situar al nivel del PSPV en poco tiempo.
Otro caballo de batalla más complicado para ellos será quién se presente de candidato a presidir la Generalitat por Compromís. Enric Morera se presentó hace año y medio al ser el presidente del partido más grande de la coalición pero es evidente que la gente a quien quiere es a Mónica Oltra. Oltra de candidata tendría que ponerse en un plan “presidencial”, pero como convenza en ese papel se puede convertir en una revolución política. De todas formas que tanto en candidato a la alcaldía de Valencia (Joan Ribó) como la de la Generalitat (Mónica Oltra) fuesen de IdPV podría sentar muy mal en el Bloc, que parece no entender que no son más que un partido para los pueblos pero sin posibilidad alguna en los centros urbanos, que es donde se ganan las elecciones. Veremos qué pasa.

¿Cómo se ha podido llegar a esta situación en solo un año? Tengo una explicación que he llamado del “último recurso fallido” y que se puede aplicar tanto a la comunidad valenciana como a España entrera.
Mirad, en esta crisis gravísima los ciudadanos suelen estar perdidos. Vivíamos con la intuición de que lo que nos pasaba era una crisis sistémica y de modelo y no una crisis coyuntural, pero por un sentimiento de intentar buscar todas las opciones antes de romper con lo establecido los ciudadanos han ido buscando cambiar algo para ver si, mágicamente, las cosas se arreglaban.
A nivel nacional mientras estaba Zapatero en el poder se quería pensar que las culpas de la crisis estaban personificadas en Zapatero o en el PSOE. El 20 de noviembre pasado la ciudadanía se acogió a la última opción que tenía, que era ver si con otro gobierno diferente la situación podía mejorar. En solo 10 meses hemos visto que eso no va a pasar, es más, que el nuevo gobierno es todavía peor que el anterior si es que se pueden otorgar grados de incompetencia a ese nivel. ¿Qué pasó después? Pues que el país explotó y, cuando ha visto que dentro del bipartidismo y de esta realidad político-económica no hay solución, se ha comenzado a buscar la vida en los márgenes del sistema que ha regido el país en estos últimos 30 años. Y en esas estamos.
En la comunidad valenciana ha pasado lo mismo. El ver al gobierno de Rajoy, del PP, hundir España y financiar la comunidad valencia todavía peor que los gobiernos socialistas parece que se ha acabado con el último recurso que tenía la población. Hasta ahora se quería creer que los problemas de la comunidad valenciana provenían, también, del gobierno Zapatero tanto por su acción como por la deficiente financiación de la que se quejaban los gobiernos del PPCV.
Pero en cuanto hemos visto que un gobierno total del PP está arruinando el país y que los problemas de financiación son iguales o peores que antes, la ciudadanía ha visto como su último recurso ha fallado. Automáticamente el PPCV ha comenzado a hundirse y los partidos ajenos al bipartidismo están subiendo fuertemente.

Esta situación ha generado la ruptura de dos cosas que aprisionaban esta tierra: El victimismo y el blaverismo general (entiéndase por esto en anti-catalanismo irracional y asustadizo). Esto de achacar nuestras responsabilidades a otros parece haber desaparecido del discurso político de la calle (aunque no del PP, que prefiere morir repitiendo las mismas tonterías) y la tolerancia que observamos con la coalición Compromís (que se ve más que en la intención de voto en la buena valoración de Oltra y de otros líderes) demuestra que este cuento del hombre del saco que nos han contado contra todo aquel que oliese a “catalanista” ha pasado, también, a mejor vida.
No sé cómo podemos estar cuando queden tres meses para las elecciones (tal y como están las cosas a nivel de corrupción en el PPCV no descarto que se adelantes elecciones, y más con este nivel de desgaste), pero la situación puede ser revolucionaria. Creo que puede haber todavía espacio para un sexto partido, bien de corte regionalista con alguna escisión del PP o incluso algún partido de extrema derecha.

Hay gente que no se cree esta encuesta. Es lógico, parece inverosímil después de que se haya estado votando a chorizos de forma entusiasta y continua, pero desde mi percepción os digo que la encuesta, con más o menos margen de error, refleja la realidad de la comunidad.
Es importante siempre analizar los datos técnicos de las encuestas y estudiarlas bien, no quedarse solo con el titular, pues hay encuestas que se hacen con la intención de obtener ciertos resultados. Por ejemplo, el centre d’estudis d’opinió catalán sacó una encuesta el otro día en la que decía que casi el 75% de los catalanes está a favor de un referéndum soberanista en Cataluña. Si te quedas con el titular te lo puedes creer, pero si analizas la letra pequeña de la encuesta te das cuenta que de los encuestados, al decir a qué partido habían votado en las anteriores elecciones, un 36% decía haber votado a CiU, sobre el 10% al PSC y también ¡Un 10% a ERC!, que además triplicaba a los del PP (que sacó más votos que ellos en realidad). O sea, que los votantes de ERC eran los mismos que los del PSC y, los de CiU, más del triple de cualquiera de estos, algo que obviamente no se corresponde con los resultados de las pasadas elecciones. La encuesta, pues, se ha hecho de forma mayoritaria entre gente nacionalista, ya que esta desviación no se puede explicar simplemente con el voto pasado oculto. ¿Cómo han conseguido esta “población” adecuada para los objetivos de la encuesta? Lo desconozco, supongo que hay métodos para que cierto tipo de persona te responda y otros no, pero lo que parece claro es que esta encuesta está hecha con el objetivo de sacar un resultado predeterminado, que se ha conseguido. De esto ya hablaremos porque del tema de Cataluña hay mucho que hablar.
Pero la encuesta de metroscopia sí es una encuesta aséptica y seria, con preguntas neutrales y una población que se corresponde con la realidad. Por lo tanto la muestra es válida y demuestra el sentir de la población valenciana. Hacedme caso, el imperio del PPCV tiene toda la pinta de que se acerca a su fin.

3 comentarios:

  1. Creo que confundes -confundimos, yo también me meto- los deseos con la realidad.

    Acabo de ver en la portada de menéame éste enlace:

    http://www.elmundotoday.com/2012/10/un-pepero-en-el-paro-va-a-tope-con-los-recortes/

    Esta noticia no es cierta; es una parodia. Pero a día de hoy, con toda la que ha caido y está cayendo es REAL. Realmente hay gente así y con argumentos mucho más rocambolesco. Y no es que sea gente necesariamente pija o snob: lo ves en autónomos, en trabajadores e incluso inmigrantes. Yo lo veo día a día.

    Muchos comentarios en menéame van también en ese sentido:
    http://www.meneame.net/story/pepero-paro-va-tope-recortes-humor

    Y no te pierdas éste vídeo:
    http://youtu.be/NCCd_PTdZv0

    Y bueno, las últimas encuentas del CIS daban que el PP mantenía la mayoría absoluta para Galicia. Pronto tendremos ocasión de comprobarlo. Pero mi apuesta es que si en caso de que la perdieran, quedarán casi rozándola y seguirá gobernado. Ya pasó en Andalucía; siguen gobernando el PSOE con un pacto de IU pero quien ganó las elecciones fue el PP.

    ResponderEliminar
  2. Me centro en lo del voto útil.

    La apelación al voto útil es grosera y su mera referencia pide que sea replicada. Sin embargo, es cierto argumentar que el concepto (que no la apelación al mismo para conseguir votos) í existe en determinadas ocasiones, como un bipartidismo visceral.

    Lo curioso es encontrar apología del mismo en casos de parlamentos con varias apuestas políticas bastante parejas. Es el caso de Cataluña donde un partido tiene una gran mayoría de votos y el resto se reparte de manera muy diversa entre el resto de formaciones de manera que la segunda fuerza política tiene 28 escaños y la más pequeña 3.

    Pues es curioso, como digo, que sea visible en las redes sociales una apología del voto útil. Es curioso y deleznable.

    ResponderEliminar
  3. Señor Layn,

    Creo que no me ha entendido. La sociedad tiene interiorizada la idea del voto útil y muchas veces segrega entre las distintas opciones políticas por esta razón. Hay dos tipos de voto útil, el que lleva al bipartidismo (voto a este para que no gane el otro) y el que lleva a no votar a opciones marginales que no van a obtener representación.
    Este segundo voto útil es el que creo que quedaría eliminado en un caso como este, por lo menos siempre que las opciones electorales entre las que uno duda tengan presencia parlamentaria.
    Eso era lo que quería decir.

    Saludos,

    ResponderEliminar