La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







sábado, 2 de febrero de 2013

Carta abierta a un votante del PP



Estimado amigo,


Me dirijo a ti de forma abstracta, pues no eres nadie en concreto y eres muchos a la vez. Puedes ser mi amigo, mi vecino, mi compañero de trabajo, un familiar o directamente un desconocido, pero eso no es importante ahora. Mi carta contiene ideas, principios y valores, y lo importante en ella es el contenido y no el destinatario. Perdóname pues si mis palabras no están personalizadas como debería.

Sé que tú y yo tenemos ideas políticas diferentes. Seguramente serás partidario de cosas como las bajadas de impuestos y de políticas que llaman pro-business para favorecer la economía privada, posiblemente seas partidario de las privatizaciones porque piensas que lo privado funciona mejor que lo público y quizá también defiendas que la protección del asalariado es demasiado alta y hay que reducirla para fomentar el empleo. Muy probablemente seas una persona conservadora, de las que desean orden por encima de todo, y posiblemente también tendrás unos principios morales que te llevarán a defender que se enseñe religión católica en las escuelas públicas y el estatus especial de la iglesia católica. Creo que también serás partidario de una política internacional atlantista y pro-OTAN, apoyarás intervenciones militares para acabar con regímenes anti-occidentales y aborrecerás a ciertos gobernantes latinoamericanos de izquierda populista.
Yo creo que te equivocas en estas cosas. Mi planteamiento político es muy diferente del tuyo, yo creo en la virtud y en la necesidad de lo público, en una política económica diferente y en priorizar las libertades individuales frente a las tradiciones. Pero eso es normal, esta es la naturaleza de las cosas, la naturaleza de la democracia. Pensamos distinto, tenemos proyectos de sociedad distintos, y para eso está la democracia y las urnas, para dilucidar qué propuesta tiene mayor apoyo social y por lo tanto cuál será aplicada. Ambos aceptamos esta realidad y estas normas, y creo que somos lo suficientemente civilizados como para aceptar que cuando la otra parte tiene mayoría debe gobernar, sin perjuicio de ejercer la crítica y la oposición a estas medidas.

Si te escribo hoy no es para decir esto que ya sabemos, si te escribo es precisamente para decirte que nada de esto que ambos sabemos y aceptamos tiene ya validez en la España actual.
Nuestro país pasa una situación muy complicada como sin duda sabes. Por varias razones hemos llegado a una situación extrema de hundimiento económico que nos ha llevado a convertirnos en un estado con una soberanía limitada. Muchas de las leyes y reformas que han tenido lugar en los últimos 3 años se deben a las exigencias de organismos europeos e internacionales y más concretamente de la voluntad política que emana del gobierno alemán.
Convendrás conmigo, aunque simplemente sea por patriotismo, que esto es una sumisión insoportable. Que nuestro país, una de las naciones más antiguas y más relevantes de la historia universal, haya llegado a esto creo que nos duele a todos. Quizá lo has aceptado al considerarlo irremediable, quizá has caído en este pesimismo y en este sentimiento de inferioridad que muchas veces nos embarga a los españoles y hayas pensado que tienen que venir de fuera a decirnos como gobernar, pero no creo que no te pueda doler. Sí, sé que te da rabia, estoy seguro.
Pero aún así tenemos un gobierno elegido por sufragio universal y que, aunque sea limitado, tiene competencias que gestionar y tiene un pueblo al que representar. No debemos pues hacernos la trampa a nosotros mismos de pensar que los políticos no tienen más remedio que hacer lo que hacen. Siempre hay otro camino.

En noviembre de 2011 el PP ganó las elecciones con tu voto y con el de otros muchos millones de españoles. El país estaba en una difícil situación económica y el gobierno de entonces estaba claramente desgastado y acabado. España pedía cambio, quería recuperar la esperanza pensando que con otro gobierno las cosas podían ir mejor. Yo rechacé este pensamiento entonces y creo que el tiempo me ha dado la razón pero quiero que sepas que no te lo critico. En cierta manera lo entiendo, entiendo tus argumentos para votar al PP y entiendo la humana necesidad de esperanza.
Pero el gobierno que salió de esas elecciones, legal y legítimo el origen, se desmarcó rápidamente con una violación permanente de sus compromisos electorales. Dijeron que no iban a subir impuestos y lo hicieron, dijeron que no iban a recortar en educación y sanidad y lo hicieron, dijeron que no iban a tocar las pensiones y lo hicieron (parcialmente). También dijeron que no iban a cambiar de política antiterrorista y lo están haciendo, os dijeron que estaban en contra del matrimonio homosexual y lo han validado. La única promesa electoral cumplida, la recuperación de la deducción por compra de vivienda habitual, la quitaron 7 meses después de su reintroducción.
Las motivaciones de los electores son muy subjetivas y tú tendrás las tuyas propias. Pero quiero que pienses en si esta violación absoluta y generalizada del programa electoral es aceptable y si no crees que esto es un engaño absoluto a los propios votantes que depositasteis vuestra confianza en el PP.
A mi el gobierno no me engañó porque no me dejé engañar. No soy ni más listo ni más tonto que tú, otros me fallaron en su momento y han sufrido las consecuencia de mi pluma y de mis acciones, pero estos, el PP, a mi no me engañó, a quien engañó fue a ti. Deberías ser tú, como lo fui yo en otra época, el primer indignado ante cada violación, mentira y engaño que este gobierno realiza.
Muchos creen que este gobierno, que es legal, se ha convertido en ilegítimo a causa de este engaño masivo. Yo me negué a aceptarlo durante los primeros meses de 2012, sin embargo desde el verano, después de la llegada del rescate bancario y la comprobación de un porcentaje importante de los que votasteis al PP en 2011 pensáis en no votarle de nuevo, cambié mi percepción. Hoy, para mí, estamos ante un gobierno ilegitimo.

Pero estos hechos, gravísimos de por sí, han quedado eclipsados en las últimas semanas. Creo que fue Ernesto Che Guevara (perdóname la osadía de citar a un “comunista”) quien acuñó la frase “se puede meter la pata pero no la mano”. El error, el fallo, es consustancial a la política. Todos nos equivocamos mil veces por desconocimiento, mala suerte o incluso incompetencia. Sin embargo eso se puede aceptar y tolerar, no supone un atentado ético contra la moral y el ejercicio de tus responsabilidades.
Lo que no se puede tolerar es el robo, el aprovechamiento del cargo para enriquecerse y el amiguismo con el dinero de todos, lo que no se puede permitir es la corrupción. La corrupción, por encima de políticas y mecanismos de gestión, es un cáncer que lo corroe todo. El rechazo a la corrupción no es una cuestión ideológica, es una cuestión ética, es una cuestión de respeto a uno mismo y a la sociedad en la que vives. Es una exigencia absoluta ante la que no deberíamos titubear de ninguna manera.
Por alguna razón que no acabo de comprender siempre tendemos a escandalizarnos de la corrupción de aquellos a los que consideramos ajenos pero tendemos a minimizar e incluso a perdonar la de los que creemos que son los nuestros. Yo no sé si es este maldito pensamiento dual que nos han inculcado o si han estado jugando con nosotros durante décadas con conceptos tramposos, pero la cuestión es que en mayor o menor medida todos hemos interiorizado esto y hemos tenido la tendencia a hacerlo si es que no lo hacemos directamente.
Pero esta es la mayor trampa en la que podemos caer y es algo contra lo que debemos luchar. No son “los nuestros”, nosotros no somos soldados al servicio de un ejército ni cruzados al servicio de una causa religiosa, somos ciudadanos y esos partidos y esas siglas no son "las nuestras”. Ellos son ellos, son instrumentos al servicio tuyo y mio, y nosotros somos seres libres. Ni les debemos nada ni podemos pensar que se lo debemos, porque entonces entraremos en las trampas mentales que nos han colocado y que nos esclavizan. No hay mayor libertad política que poder cambiar el voto sin ataduras.

Vivimos en un país con altas tasas de corrupción, no te descubro nada nuevo. Los países mediterráneos somos los más corruptos dentro de Europa occidental y también los menos desarrollados. ¿Casualidad? No. Hay estudios que demuestran que a mayor corrupción menor desarrollo económico y social. No perdamos jamás esto de vista porque es esencial tenerlo presente.
Creo que eres consciente de las noticias de las últimas semanas respecto al PP y al señor Bárcenas. Quiero por favor que te concentres en este caso y obvies todo lo demás. El caso Bárcenas y el caso Gürtel, relacionados entre sí, se llevan años investigando. Desde hace 4 años se estaba diciendo que el caso Gürtel, hábilmente presentado como “cuatro trajes” por muchos políticos, era algo muy grande. Los indicios así lo indicaban pero chocamos siempre con uno de los problemas endémicos de nuestra democracia, que es la insoportable lentitud de la justicia en ciertos casos. Pero si querías informarte en su momento, leer las noticias y los informes y tenías un poco de malicia, ya podías intuir en 2009 que algo muy grave estaba detrás de la Gürtel y del señor Bárcenas. Quizá no lo hiciste y no te culpo, tus razones tendrías, pero esos datos estaban ahí.
Las últimas revelaciones de Bárcenas, en un gran chantaje hecho con la intención de asegurarse que no irá a la cárcel y quien sabe si con otros intereses adicionales detrás, han acabado de cuadrar muchas de las sospechas que se tenían. Es un error intentar pensar que es un documento aislado que podría ser falso. No es así, no es un documento aislado, es el colofón a años de sospechas e investigación en un documento, que si bien puede mezclar contabilidad de dinero declarado y dinero negro, parecería inverosímil que no fuese real. Los periódicos EL PAÍS y EL MUNDO también consideran que es real y por eso se han jugado su credibilidad periodística publicándolo, como también se la han jugado sus periodistas y profesionales a nivel individual. Es muy difícil que ambos periódicos coincidan en algo así y también quiero hacerte notar que ninguno de ambos periódicos, líderes en España, debería tener interés de catalizar un terremoto político que amenaza con destruir un statu quo de partidos con el que están muy cómodos.
Posiblemente algunos o muchos de los que cobraron ese dinero podrán justificarlo, de hecho algunos ya lo han hecho. Dejemos a personas concretas al margen pues y miremos la globalidad. Ya no es sólo quienes han cobrado, quizá lo más grave es quienes han financiado al partido, pues tres cuartas partes de estas donaciones serían ilegales. ¿Quién se arriesga a financiar ilegalmente a un partido? Alguien que quiere algo a cambio ¿No te sorprende que la mayoría sean constructoras en un país dónde la obra pública y privada ha sido el motor económico potenciado por los gobiernos de los últimos 15 ó 20 años?

Estos papeles filtrados por Bárcenas, más que un caso de corrupción en sí es prácticamente el colofón a un estado de putrefacción general de las cosas en España. No son unos dirigentes, no es un partido solo, es un modelo económico, una forma de hacer política y la idiosincrasia malévola de un sistema absolutamente gangrenado. Hay quien dice que con tanta corrupción (porque hay corrupción en más partidos, en la casa real, en la CEOE, etc.) no es un partido nuevo lo que hace falta sino un modelo nuevo de país. Y yo, amigo, estoy absolutamente de acuerdo con eso.
Pero hoy nos toca mirar a este partido, el PP, y a este caso. Y el PP, por sus actos políticos que lo acercan a la ilegitimidad pero fundamentalmente por el absoluto estado de corrupción interna que desprende, me parece que es una de las piezas que deben caer de este tablero si queremos salir de este hoyo en el que estamos inmersos.
¿No te sientes estafado? ¿No se te llevan los demonios cuando ves la corrupción generalizada mientras el país es cada día más pobre? Seguro que sí. No sé cual es tu situación, igual te van muy bien las cosas y por lo tanto todo esto te afecta relativamente, pero si es así quiero que imagines que te despiden de tu trabajo o tu empresa cierra por la crisis y te ves abocado a uno de los trabajos de 900 euros al mes que tanto abundan por ahí. Dime, ¿podrías aceptar este estado de las cosas? ¿Podrías tolerar esta extracción de recursos al pueblo por parte de las élites políticas y económicas? Son TUS impuestos, nuestros impuestos, nos están robando a nosotros nuestro dinero, y a ti además te están robando el voto, la voz y la tranquilidad de conciencia. ¿No es escandaloso?

Creo que el país, es decir los ciudadanos, de forma personal sin filiaciones orgánicas a ningún sitio que coarten nuestro juicio, estamos empezando a hartarnos. Hay concejales del PP que se han dado de baja del partido al ver estos casos, igual que hay alcaldes del PP que han luchado contra su propio partido por el interés de sus ciudadanos como en Castilla La Mancha. Admiro como nadie a los valientes y a los que tienen la dignidad de enfrentarse a las élites y a las cúpulas de la institución a la que pertenecen, así que Chapeau a todos ellos.
También hay mucha gente, según las últimas encuestas casi la cuarta parte de los que votaron al PP el 20-N, que dice que no lo haría ahora. Yo conozco muchos, gente cabreada y rabiosa por haber votado a quienes le han engañado y han aparecido como unos verdaderos aprovechados que han parasitado la cosa pública. Y no por ello renuncian a su ideología y principios, de hecho son los verdaderos valedores de esa ideología y esos principios porque demuestran ser verdaderamente coherentes y honestos con la misma al desmarcarse de quienes la han traicionado. Porque el conservadurismo o el liberalismo o el centrismo será muchas cosas, pero lo que no es seguro es engañar y robar. Eso no es ideología, es fraude y latrocinio.

Yo no soy nadie para decirle a otro qué votar, es más, yo defiendo posiciones políticas diferentes a las tuyas. Si te dijese a quien votar podrías pensar que lo hago para defender mis intereses ideológicos y no los tuyos. Pero no voy a entrar en temas de ideología.
Lo que sí te voy a decir es que este partido, el PP, representa hoy un cáncer para nuestra democracia. No es mi interés ideológico, es nuestro interés ético y nuestro interés económico, es nuestro interés nacional. Ya hay o en breve habrá otras opciones políticas que defenderán perfectamente un ideario conservador o “liberal”, igual que nosotros tenemos otras opciones en la izquierda, y cuando lleguen elecciones podrás votarlas. Nada se acaba con el fin de un partido, si la voluntad social demanda un partido de una ideología determinada ese partido aparecerá como ha pasado tantas y tantas veces en la historia.
Pero ahora hay algo más importante, hay que garantizar la democracia, hay que garantizar un gobierno del pueblo y para el pueblo, tenga la ideología que tenga. Lo que no se puede tolerar es un gobierno contra el pueblo, contra su voluntad y extrayéndole el dinero como un mosquito que chupa la sangre a sus víctimas.

Cuando los españoles puedan emplear en cosa mejor este extraordinario caudal de energías (...) sustituirán la gloria siniestra y dolorosa de la guerra. Y entonces se comprobará, una vez más, lo que nunca debió ser desconocido por los que lo desconocieron: que todos somos hijos del mismo sol y tributarios del mismo río” Esta frase es de un español célebre, de Manuel Azaña. Representa la amargura por una guerra civil que había polarizado la sociedad de forma extrema.
A veces pienso que, sin la violencia de entonces, los españoles actuales hemos heredado la defensa a ultranza del bando propio que se da en las guerras. Pero insisto de nuevo en lo que te he dicho más arriba: Nos quieren hacer soldados de unas siglas pero no somos soldados. Somos ciudadanos, "hijos del mismo sol y tributarios del mismo río" y tenemos, por lo tanto, unos intereses parecidos.
Y por lo tanto, como sé que vas a querer cuidar el mismo río del que bebemos todos, yo confío en ti. No somos el país de idiotas que nos quieren hacer creer y por eso confío absolutamente en que sabrás ver que los que roban y los que engañan son los verdaderos enemigos de todos nosotros.


Un abrazo,

8 comentarios:

  1. Está en la naturaleza de la zorra merodear el gallinero para encontrar un agujero por el que colarse y esquilmarlo. Lo que es del todo contra natura es que sean las propias gallinas las que abran la puerta a la zorra.

    Millones de gallinas estuvieron empujando la puerta animadas por una algarabía de cánticos heterogéneos. Si a alguna se le preguntaba por la razón respondía que oyó que había que ventilar.

    Hace unos meses alguen me dijo que "es que hacía falta un cambio", así que tenemos lo que mayoritariamente hemos elegido.
    Ahora no puede alegarse ignorancia cuando había detrás todo un historial político-económico delictivo. En democracia y antes de ella.

    Sí, llegó "el cambio", pero evidentemente, y como era previsible, para peor en una escalada avanzando a pasos agigantados hacia la pobreza, lá pérdida de derechos y libertades, hacia la involución. Y sí llegaron nuevos aires, pero con un tufo a zorra que está dejando esquilmado el gallinero, aunque el mismo que me dijo aquello aún no se ha dado por enterado y hace unas semanas me dijo que él mantenía su fe y confianza en que las gallinas saldremos de ésta sanas y salvas. Pobrecilla...

    No es fácil sentir pena por los pueblos que eligen libremente a sus verdugos (sí por los que soportan a tiranos). Hubo elecciones libres y limpias, y una mayoría abrumadora decidió esto que hay. Y si ahora se celebraran elecciones una imensa mayoría volvería a elegir esto que tenemos.

    Lo que tenemos era fácil de preveer. Si no sabíamos era porque no queríamos saber o es que estábamos todos ciegos, sordos y mudos? http://youtu.be/bF1Jd2sK1XA

    ResponderEliminar
  2. Hola Pedro:

    La situación actual de España es muy parecida (guardando la distancia y no precisamente en Km) con la que hubo en Venezuela a finales de los años 90: Corrupción en los partidos del Stablisment (entonces en Venezuela era la izquierda, la que escandalizaba, pero los de derechano se quedaban atrás), mala situación económica y desprestigio de los políticos. Ganaba terreno la centro izquierda ( Alianza al bravo pueblo) y centro derecha (Primero Justicia). Pero entonces, la gente pedía un cambio...Y se lo dió Chabestia...

    No quiero hacer similitudes, quizás en España de momento no hay ningún político que "enamore" al pueblo como lo hizó Chabestia, pero recuerda que las culturas latinas, al parecer siempre están a la busqueda de un mesias...Fíjate como Berlusconi se presenta en Italia...

    Sin embargo, no todo es culpà de los políticos y de la economía. Para que entiendas lo que quiero decirte con esto último, te dejo este enlace, por si tienes tiempo de leerle.

    Saludos

    http://elartedelaestrategia.blogspot.com.es/2013/02/mediocres.html

    ResponderEliminar
  3. Se me olvidó comentar que lo peor de todo es que ahora, buscan deseperadamente un asunto de corrupción en la contraparte, que tape el suyo propio...Se me sigue pareciendo a cierta república bananera...

    Y lo que comentas de la justicia...Va al ritmo que quiere la política.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Teniendo en cuenta lo extendida que está la corrupción entre los principales partidos políticos (PP, PSOE, CIU) y la Casa Real, junto con su incapacidad para tomar medidas efectivas contra la crisis, no sé si sería exagerado hablar de desmoronamiento del régimen de la Transición.

    En cualquier caso, los partidos y las instituciones están muy necesitadas de una completa renovación.

    ResponderEliminar
  5. Se hace cada vez más necesario un "reseteado" del sistema. No puede ser que quien debiera encontrar la solución sea el problema.

    Por cierto eres la noticia destacada en la portada de upnews.es (ahí es donde te he encontrado) supongo que te gustará saberlo.

    Me gusta tu blog.

    ResponderEliminar
  6. Martin,

    Bienvendido. Me alegra mucho ser la noticia destacada de upnews, página que acabo de descubrir. Ayer en la primera hora de publicación de esta entrada tenía más de 200 visitas.
    Lo que dices es muy parecido a lo que dice Francisco, es la muerte del sistema político actual y la muestra de que los cambios que tienen que venir deben ser profundos.

    Francisco,

    Hace tres entradas hice un análisis donde acabé concluyendo lo mismo que usted, imagino que lo habrá leído.

    Doctor,

    Es cierto que este tipo de crisis tienen un peligro asociado que es la aparición del populismo. Yo creo que en Europa el populismo suele aparecer como derechista, mientras en latinoamerica suele pasar lo contrario. No creo que sea una regla, pero me parece que es la tónica general.
    En cualquier caso creo que hay que tener claro que quienes provocan la posible llegada del populismo son los partidos tradicionales con su degeneración y actitudes, y que en ningún caso la opción de parálisis para evitar peligros es una buena política.
    Yo creo que cuanto antes enfrentemos la degradación de nuestro sistema y una completa regeneración del mismo será mejor para todos, porque si dejamos que el sistema se pudra en el poder ese peligro populista aparecerá. No sé si aquí podría pasar algo como lo de la "Aurora dorada" en Grecia, pero ese no es el único peligro: Un populista al estilo Jesús Gil o Mario Conde, un iluminado revolucionario, etc.

    Runaway,

    Calma. Si la gente se equivocó lo importante es que no se vuelva a equivocar. Ese es básicamente el espíritu de lo que he escrito aquí. Todo esto del "disfruten de lo votado" me parece que no nos lleva a ningún sitio positivo.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  7. Se nos olvida una cosa, que es la más importante de todas, los diez millones que votan al pp son personas que se benefician de las plíticas del partido, y están totalmente de acuerdo con ellas. No son tontos, no son ignorantes, no están confundidos, y están muy informados. Hay que aceptar que esos votos van a ser siempre fieles y que, además, exigen aún más, porque cuanto más atacan las libertades los señores del PP más en consonancia están con los deseos de sus votantes. Esto, lo saben los señores del PP, y por eso no cambian el rumbo de sus políticas

    ResponderEliminar
  8. No estoy en absoluto de acuero qamar. Conozco muchos votantes del PP que son diariamente perjudicados por las políticas que ellos llevan a cabo, ¿O no hay ningún votante del PP al que le hayan hecho un ERE? ¿No hay votantes del PP funcionarios? No hay 10 millones de privilegiados en este país, ya querríamos.
    Las encuestas dicen que el PP ha perdido, ya, la mitad de sus votantes del 20-N. Veremos qué pasa pero pensar que el PP no va a perder votos en ciencia-ficción.

    Saludos,

    ResponderEliminar