La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







martes, 12 de febrero de 2013

El futuro: ¿Dos nuevos partidos encabezados por Aguirre y Garzón?












En medio del terremoto Bárcenas las placas tectónicas de la política se están tambaleando de tal manera que podrían llegar a generar un tsunami político de primera magnitud. La última encuesta de ELPAÍS daba a los dos principales partidos del sistema menos de un 25% de votos cada uno. Eso querría decir que en pocos años habríamos pasado de casi un 90% de votos al bipartidismo al 50%, y con pinta de que esto podría incluso agudizarse.
En este tipo de crisis institucionales y de partido (porque guste o no, se acepte o no, PP y PSOE están en crisis ambos) es cuando aparecen los cambios radicales. De primeras parece que hemos recuperado este “juego de cuatro” que existía en los años de la transición entonces con UCD, PSOE, PCE y AP, y ahora con PP, PSOE, IU y UPyD.
Pero la cosa podría no quedar aquí. Hay movimientos que llevan a pensar en la formación de nuevas alternativas a nivel nacional tanto en la derecha como en la izquierda, y creo que hay dos nombres claves en este proceso: Esperanza Aguirre y Baltasar Garzón.

Esperanza Aguirre se retiró hábilmente de la política hace unos meses, sin perder su cargo dentro del partido. Se han hecho todo tipo de especulaciones sobre su salida justo antes de que el barco hiciese aguas por todas partes, pero yo lo achaco más a una cuestión de olfato político que a otra cosa. Aguirre ha dejado un marrón político de primera magnitud a Ignacio González y se ha situado en segunda línea ante el desgaste de toda la cúpula del PP. Además, parece estar limpia en los últimos escándalos.
El objetivo de Aguirre es, por supuesto, asaltar la presidencia del PP y poder ser presidenta del gobierno. Sin embargo el PP es un partido muy jerárquico, hermético y absolutamente acrítico, que se basa en la lealtad mal entendida y en la sumisión ideológica y de discurso. Aguirre, que ha criticado a la cúpula del PP por su respuesta al caso Bárcenas, ha sido duramente criticada por los dirigentes del PP y acusada de “deslealtad sin límites”.
Creo que Aguirre tiene muy pocas posibilidades de ganar el pulso. El PP se va a enrocar en sus posiciones de que aquí no está pasando nada y la van a acusar de traición. A no ser que el PP se disuelva por todas partes Aguirre seguramente no podrá acceder a la sucesión de Rajoy, y en ese punto la única opción que le va a quedar para satisfacer sus aspiraciones va a ser hacer lo mismo que Álvarez Cascos o Rosa Díez, es decir, montarse un partido.
Aguirre es ambiciosa, muy ambiciosa, y quiere acceder a la política nacional. Si se ve bloqueada organizará un partido, estoy seguro. Y ese partido provocaría una ola de deserciones en el PP de aquellos dirigentes y militantes próximos a sus tesis y también de aquellos que quieran abandonar un proyecto hundido para optar por uno esperanzador.

El posible partido de Aguirre sería un partido más “liberal” que el PP, y entrecomillo liberal porque me refiero a que sería más partidario de privatizaciones, reformas, recortes y bajadas de impuestos que el PP, pero quizá también más liberal en un sentido de libertades públicas.
En este momento histórico en que la economía lo ocupa todo, la política del hipotético gobierno de Aguirre sería todavía más obediente y servil ante las exigencias alemanas y de los mercados. Los recortes en el sector público, las privatizaciones, los cambios en el sistema de pensiones (con probable privatización total o parcial), la eliminación de regulaciones y controles burocráticos y la reducción del estado en todas sus facetas sería su política. No creo que haga falta decir que este partido estaría muy bien visto por los grandes empresarios y poderes financieros, lo que puede catalizar su creación.
¿Qué harían otros dirigentes del PP? ¿Cuántos leales tiene Aguirre dentro del PP? No lo sabemos. Pero Aguirre tiene muy buena relación con muchos medios de comunicación y se podría presentar como la derecha renovada y limpia en frente de un PP manchado y desgastado. Muchos votos derechistas decepcionados con Rajoy por su política de subida de impuestos y ausencia de reformas radicales irían a Aguirre, que contaría con el entusiasta apoyo de EL MUNDO y de gran parte de la caverna mediática. No sería una escisión local como la de Cascos, sería algo mucho más importante. Podría representar la práctica división en dos del PP.

En el otro lado de la política está el exjuez Baltasar Garzón. Ya hace un par de meses el dirigente de IU y presidente de Izquierda Abierta, Gaspar Llamazares, hizo público que quiere contar con Garzón como compañero de viaje. El problema es que el PCE, partido dominante de IU, parece no estar por la labor, no sé si por una cuestión de dogmatismo o porque piensan que les arrebataría el protagonismo.
Mucha gente dice que Baltasar Garzón acabará en IU pero yo tengo mis dudas. He intentado leer declaraciones al respecto de miembros de IU además de Llamazares pero no encuentro nada que me haga pensar que el PCE va a aceptar a Garzón, y si he encontrado algo han sido más bien críticas. Pero Garzón va a acabar entrando en política, dentro de IU o fuera de ella.
Así pues creo que es posible que Baltasar Garzón fuese la cabeza visible de una nueva candidatura de izquierdas que ocuparía un espacio intermedio entre PSOE e IU. ¿Qué apoyos tendría? No lo sé, podrían ser ciudadanos o tener partidos que lo apoyasen. Por ejemplo yo veo a la coalición Compromís bastante proclive a apoyar un proyecto nacional que comparta sus ideas, y Garzón podría ser la cabeza de ese proyecto. No sé qué pasaría con EQUO en este caso, si iría por libre o dentro de esta coalición. Con Garzón al frente de un proyecto de izquierdas creo que la situación de Llamazares e Izquierda Abierta sería complicada y probablemente se irían de IU para apoyar esta coalición.
España tiene un problema en la izquierda porque la socialdemocracia del PSOE se ha demostrado inefectiva (siendo amables) contra la crisis. Además, tenemos un grave problema político de corrupción y la ciudadanía exige limpieza, transparencia y regeneración. Un proyecto con Garzón al frente atacaría estos dos frentes a la vez pues recordemos que para parte importante de la población es un “héroe” justiciero que ha luchado contra la corrupción y la injusticia y ha sido víctima de la misma.
¿Qué cantidad de voto podría movilizar? Estoy convencido que movería a muchísimos abstencionistas de izquierda y, además, conseguiría votos de actuales votantes del PSOE e IU. Posiblemente también pueda movilizar un voto más centrista y hoy desencantado de tanta corrupción por todas partes. Sería una incógnita en cualquier caso, podría tanto fracasar como movilizar un porcentaje importantísimo de votos (¿20%?). Es país está muy cansado de lo que hay y personalmente creo que podría despertar altísimas expectativas.

Dos partidos nacionales más reorganizarían todo el panorama político. Los cuatro partidos actuales perderían votos en ambas direcciones, porque menos gente de IU apoyando a Aguirre creo que todas las demás fugas se podrían dar.
¿No son demasiados 6 partidos nacionales? No tiene por qué. En Alemania hay 5, en Grecia (un país que nos sirve de referencia en este tipo de procesos de destrucción económica) hay 7. En términos de posible gobernación del estado podría ser difícil porque no estamos acostumbrados a gobernar en coalición (y este panorama exigiría coaliciones para gobernar) pero políticamente sería muy bonito. Un escenario así recordaría a los principios de la transición cuando aún no se sabía que panorama político iba a aparecer y, por lo tanto, la política era algo mucho más puro y más idealista.
Un país deprimido económica y políticamente como el nuestro necesita ahora de ese idealismo y de esa política de verdad, necesita aire fresco y gente nueva. No penséis que este escenario es ciencia-ficción, no lo es. Podría ser un futuro bastante más cercano de lo que creemos.

12 comentarios:

  1. Este artículo no tiene ni pies ni cabeza teniendo en cuenta que estas dos personas ya dijeron en su dia que sus días en política habían acabado. No sé que le hace pensar a usted que todas esas cábalas puedan tener un mínimo de probabilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿De verdad piensa que Aguirre no quiere entrar en política? ¿De verdad que piensa que a Garzón no le gustaría y que otros no le están intentando tentar?
      De verdad, creo que usted ve un país diferente del que veo yo. Estas dos personas querrían encabezar proyectos nacionales seguro, otra cosa es que las circunstancias o los aliados se lo permitan. ¿O se va a creer a usted ahora a todos los que dicen no querer entrar en política mientras se dejan querer? Le puedo dar varios ejemplos de situaciones como esta, empezando por Rosa Díez.

      Saludos,

      Eliminar
  2. Muy de acuerdo con Rufo. Uno no puede coger a los dos primeros demagógos que se le ocurran y convertirlos en candidatos serios.

    Y mucho menos Baltasar Garzón, un juez que ha sido inhabilitado; y que, tal y como contó Juan Carlos Ibarra en el Tribunal Supremo, sacó a la luz el caso GAL porque Felipe González no le hizo ministro de justicia.

    ResponderEliminar
  3. El País guarda una referencia en su emeroteca:

    http://elpais.com/diario/1998/06/25/espana/898725601_850215.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué extraño me resulta que des tanta credibilidad a las declaraciones de Ibarra atacando a Garzón por el caso GAL. No me lo esperaba...

      Eliminar
    2. No concuerdo con muchas de sus ideas, pero siempre he respetado mucho a Ibarra. Algo así como el "último" socialista (de los barones) del PSOE.

      Eliminar
    3. Me referia mas bien al hecho de que,por tu comentario del otro día sobre el PSOE y el GAL, no pensaba que pusieses en duda directa o indirectamente la instrucción de Garzón en el caso. Ibarra a mi pues ni fu ni fa, pero me da la sensación que no dice la verdad en este asunto en concreto y que sus palabras solo responden al intento de quitar responsabilidades de encima al partido aduciendo persecución. Un clásico, por cierto.

      Eliminar
  4. No pongo en duda la instrucción del caso en si, ni tampoco veo que Ibarra niegue responsabilidades (tampoco las acepta). Lo que pongo en duda, y lo que Ibarra expone, es la ética de Garzón, que intentó sacar provecho político chantajeando al presidente del gobierno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Insisto en que me parece la típica estrategia para no aceptar responsabilidades aduciendo persecución. Es la estrategia típica que, además, seguimos viendo continuamente hoy en día (Bárcenas, Gürtel, etc.)
      Garzón es un tipo que levanta pasiones y odios por igual, de hecho creo que es el personaje más dual de España ahora mismo y francamente no entiendo por qué. En función de la percepción que se tenga sobre él se da credibilidad a las acusaciones contra él o no. Entiendo que estas situado en una posición anti-Garzón y eso es lo que te lleva a aceptar lo que en otro caso te parecería una simple estrategia para no asumir responsabilidades.
      Yo estoy en la posición contraria a la tuya, aunque sin adicciones irracionales, y por eso no acepto las palabras de Ibarra como un dogma de Fe. Garzón puede ser ambicioso y tener ansias de justiciero, pero eso es una cosa y otra es ser un chantajista de película de gangsters.

      En todo caso no pretendía hablar de la idoneidad de Garzón para dirigir un proyecto político (que yo creo que si la tiene igual que la tuvo Di Pietro en Italia) sino explicar qué veo moviéndose en el panorama político y qué nos podriamos encontrar en los próximos meses si a los implicados les salen bien sus intentos y si el proceso de degradación del bipartidismo continúa.

      Saludos,

      Eliminar
  5. hola blog la república heterodoxa. me gustaria poner su feed (RSS) en la categoria “POLÍTICA OPINIÓN” de el website http://www.newshub.es que es un portal quality de notícias actualizadas en tiempo real en mas de 40 categorias. las notícias son de los mas importante periódicos digitales y los mas influentes blogs de españa.gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, haga lo que considere oportuno.

      Saludos,

      Eliminar