La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







martes, 4 de junio de 2013

¿Eliminar el salario mínimo? De ninguna manera

















El nuevo gobernador del banco de España ha propuesto eliminar “en algunos casos” el salario mínimo interprofesional para facilitar que determinados grupos sociales entren en el mercado laboral. Las palabras del gobernador han sido polémicas y han provocado el rechazo de la mayoría de agentes sociales y, también, la adhesión de ciertas personalidades “liberales” y empresariales como Esperanza Aguirre, una clásica en estos fregaos.

Esto de eliminar el salario mínimo no es nuevo. Desde posiciones neoliberales se repite incesantemente que el salario mínimo es un “dique” que impide que ciertos trabajadores poco productivos entren en el mercado de trabajo. Bajar o eliminar el salario mínimo, dicen, crea empleo al poder crearse empleos de baja calidad. Un empresario que pudiese necesitar a algún trabajador para un trabajo subalterno, por ejemplo, quizá no lo contrate porque no le compensa pagar el salario mínimo pero si pudiese pagar menos seguramente lo contrataría. Sé que a la mayoría de mis lectores la argumentación les parecerá absolutamente grotesca pero hay infinidad de artículos y de estudios defendiendo la eliminación del salario mínimo, y de hecho hay países sin salario mínimo que funcionan relativamente bien. Es lo que tiene la economía, que es tan flexible que lo acepta todo.

Hay básicamente dos justificaciones para oponerse a la eliminación del salario mínimo. La primera y la más intuitiva es la justificación moral. Es cierto que eliminar el salario mínimo crearía más empleo o, por lo menos, generaría más ofertas de trabajo, pero hay muchos más mecanismos para crear empleo usando la misma lógica. Se puede eliminar la ley de riesgos laborales para reducir costes empresariales, se pueden eliminar las leyes medioambientales, se puede eliminar los días festivos, se puede hacer que los trabajadores no cobren los días que estén de baja por enfermedad o, directamente, se puede reimplantar la esclavitud. Todas estas medidas crearían empleo a raudales pero ¿qué pasa? Pues que la moral de la sociedad no lo permite. Ni nos parece bien que haya que trabajar enfermo, ni que se puedan construir fábricas con las condiciones de seguridad de Bangladesh ni que haya esclavos. Sí, lo sé, la moral no es nada pro business, es una pena.
Las sociedades han ido evolucionando a través de la política y la moral y, también, gracias a la capacidad de generación de riqueza. La política y la moral han hecho que se elimine la esclavitud y otros avances pero también es cierto que el crecimiento económico ha hecho que aceptemos colectivamente que en sociedades opulentas no se pueden permitir entornos con claros riesgos laborales o no se puede destruir el medio ambientales, por ejemplo. Si estuviésemos en la frontera de la supervivencia seguramente estas cosas no nos preocuparían pero en tanto en cuanto hemos empezado a generar recursos mínimos para todos nos hemos dado cuenta que no vale todo y que hay cosas que vale la pena cuidar y proteger.

Por la misma razón nuestro país tiene recursos suficientes para que cada trabajador (que contribuye a la generación de riqueza) gane por lo menos 640 euros al mes. Hay un dato que no debemos olvidar, un país como España tiene un PIB per cápita mayor a 30.000 euros, es decir, cada español sale a 30.000 euros anuales de riqueza generada. Si dividimos esta cantidad por 14 (las pagas en España) salimos a más de 2.100 euros/mes por español. Pero no todos los españoles trabajan ni “producen”, de hecho menos de la mitad de la población trabaja (aunque todos los ciudadanos aportan algo al PIB ya sea por consumo, actividades “auxiliares”, etc.) por lo que el PIB generado por trabajador es sustancialmente mayor a esos 2.100 euros.
¿Es razonable o ético que un trabajador que genera de media varios miles de euros al mes de riqueza pueda ganar 300 ó 400 euros de salario por una jornada completa? Hay quién dirá que si genera sólo eso sí es justo pero esta afirmación no se puede sostener por la sencilla razón de que no se puede calcular cuanto genera en riqueza “total” un trabajador. Se puede saber cuanto gana, cuanto vale lo que fabrica pero ¿se puede saber su contribución a la riqueza general? No, en la inmensa mayoría de casos no. Voy a poner un ejemplo.
Imaginemos un informático que implanta y hace el mantenimiento de un software informático en una empresa y le pagan 700 euros al mes por esto. El informático cobra esto porque ese es el precio del mercado, es lo que ha tenido que cobrar para ser él el contratado y no alguien de la competencia. Sin embargo ese software es fundamental para que la empresa cliente pueda vender su producto con el que consigue, digamos, 10.000 euros al mes por trabajador de beneficio neto. ¿El trabajador de la empresa cliente produce 10.000 euros y el informático 700 euros? No, cobran eso (imaginemos que la empresa cliente es una cooperativa) pero no generan eso, porque sin el software del informático ellos no podrían generar nada. De hecho es imposible valorar qué porcentaje de riqueza sobre el total genera ese software, es intangible. Tenemos el valor monetario y económico, pero no podemos saber el valor “real” y global de su contribución.
He usado un caso muy directo y muy facilón pero podemos llevarlo todo a la máxima complejidad. La economía funciona como un todo, todos somos parte de millones de interacciones económicas que no se pueden valorar y en las que están productores, colaboradores, subcontratas, proveedores, consumidores y prácticamente cualquier individuo que participe en la economía directa o indirectamente (hasta un abuelo que cuida a los nietos ayuda a generar riqueza al liberar a los padres de las cargas familiares durante las horas de trabajo). Por eso no se puede decir que alguien no produce más de X, porque eso es en el mejor caso inexacto y en el peor ni siquiera posible de intuir, pues todos somos parte de una estructura económica. Y es precisamente por eso por lo que podemos y debemos defender que pagarle menos de 640 euros al mes a un trabajador no es ético ni moralmente aceptable desde los parámetros de esta sociedad que genera un PIB como el que genera.

Pero hay una segunda razón que ya no es moral, es económica. Casi todos hemos llegado a la conclusión de que nuestra economía no es productiva. La productividad se mide en cantidad de dinero generado por trabajador pero eso no es la productividad “real”, sino la forma de medirla y eso da a veces cifras que son engañosas. Por ejemplo en España ha aumentado la productividad durante la crisis ¿por qué? ¿Ha sido porque hemos mejorado procesos productivos o estamos fabricando productos de mayor valor? No, ha sido simplemente porque se han despedido muchos trabajadores (descendiendo la masa salarial) mientras lo producido no ha caído tanto porcentualmente. Los salarios bajan, los trabajadores trabajan más horas y eso hace que la cifra de productividad aumente, pero “realmente” no está mejorando, no somos más productivos, parecemos más productivos por los costes salariales.
Todo el mundo está hablando de la economía del conocimiento, del I+D, de crear valor añadido, etc. Como métodos de aumentar la productividad, porque eso sí aumentaría nuestra productividad “real”. Si en vez de fabricar bolsas de plástico fabricásemos microchips muy probablemente nuestra productividad sería superior “realmente”, porque el microchip tiene más valor que la bolsa de plástico (si lo vendemos, claro).

Bien, el salario mínimo que tenemos en España (de 640 euros en jornada de 40 horas semanales) al fin y al cabo representa algo más de 4 euros la hora. La excusa de los neoliberales es que el valor de la hora trabajada de 4 euros es demasiado alto y quizá debería ser de 3 o 2 euros, para que así se creen empleos que generen de valor, a la hora, poco más de eso.
Ahora quiero haceros una pregunta ¿cuánto cobra una empleada del hogar por hora? Supongo que depende pero en el mejor de los casos ¿8 euros la hora? Y hablamos en negro, es decir, con un salario no marcado por leyes ni salarios mínimos ni regulación alguna.
Es decir, lo que se está proponiendo es que hay que crear trabajos que tengan un coste, por hora, de menos de la mitad de una empleada del hogar. Eso es lo que se nos está diciendo, esta es la solución de nuestra falta de competitividad, tener salarios por hora de menos de la mitad de una empleada del hogar. Evidentemente la argumentación es estrafalaria.
Un empleo que requiera para ser creado de un coste inferior a 4 euros/hora no es empleo, es subempleo. No es una actividad que aporte riqueza, es una actividad residual. No es un proyecto de país, es convertir el país en una nación del tercer mundo. Eso o que el menor coste del trabajo maximice los beneficios empresariales gracias al menor coste salarial fijo, porque al final esto generaría ambas situaciones: Se crearía subempleo pero también se bajaría la ratio de rentas trabajo/capital, aumentando la pobreza de quienes viven del trabajo.

No creo que haga falta ser zahorí para darse cuenta qué pasaría con la inversión en este contexto. Este país tiene mucho dinero inmovilizado que no se invierte porque no hay expectativas económicas. La obligación de la política económica es movilizar este capital para que genere riqueza intentando que sea a actividades verdaderamente productivas. Esto ya lo hemos entendido en España y creo que somos todos conscientes que es preferible que este dinero se movilice creando industria que en vivienda, por ejemplo.
Si se abre la posibilidad de este subempleo precario lo único que haremos es reorientar la inversión a actividades de bajo coste e ínfimo valor añadido, que serán menos riesgosas para el empresario. Podemos movilizar capital inmovilizado, sí, pero podemos también hacer que el capital que iba a invertir igualmente lo haga ahora en actividades de bajísima productividad, lo que sería un suicidio para el país. Los empresarios españoles son especialmente reacios al riesgo, aunque recordemos que no solo se invierte capital directamente por parte de un empresario sino que actualmente quien más orienta el capital son los bancos a través de los préstamos.

Un país que genera lo que genera España no puede necesitar sueldos de 300 euros a jornada completa para generar empleo, eso es una barbaridad. Abrir esta vía no sólo nos degradaría moralmente sino que también degradaría la productividad real de nuestra economía y las actividades que realizamos. Convertiría España en un país de chatarreros y manufactureros obsoletos.
Quizá Aguirre o Rosell quieran esto para España pero yo no. Yo quiero un país que cree riqueza de verdad y empleo serio, no productos de ínfima calidad, subempleo y salarios de pobreza. Si no fuesen tan dogmáticos y tan irracionales pensaría que lo único que están haciendo es preparar una estrategia de destrucción para reinar entre las ruinas. Y eso que lo haga la Canciller demente que nos quiere convertir en una colonia se puede entender, pero que lo hagan los nuestros roza la traición.
Así pues de bajar el salario mínimo nada, de hecho es comparativamente bajo con países de nuestro entorno. Ni nos interesa por razones estrictamente económicas ni, sobre todo, nos lo podemos permitir moralmente como sociedad.

7 comentarios:

  1. Teniendo en cuanta la situación económica en la que estamos, eliminar el Salario Mínimo podría crear más puestos de trabajo, eliminaría barreras laborales al trabajador poco capacitado (jóvenes especialmente que no tienen experiencia), sin embargo, eliminarlo serviría únicamente para que los que ya estén trabajando sufran una disminución de su sueldo, lo que a su vez haría aumentar el margen de beneficio de las empresas.

    De todas formas, no olvidemos que hay paises que no tienen el Salario Mínimo y funcionan sin problemas. Suecia, por ejemplo, no tiene SMI. El salario lo pactan trabajadores y empresarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Danko,

      Que fuese a crear empleo (subempleo) es cierto, pero la pregunta que debemos hacernos es qué costes tendría esto para la economía (la orientación de la inversión hacia actividades de valor económico residual y la bajada de sueldos generalizados) y si lo podemos aceptar moralmente como sociedad.
      Y los costes serían terribles para nuestra economía, además de violar la ética social de buscar el bienestar colectivo. Eso creo que elimina cualquier posibilidad de validar un planteamiento de este tipo.

      Saludos,

      Eliminar
  2. Hola Pedro -- a mí en general, ya sabes que no me gusta la idea de un salario mínimo obligatorio por ley pero tampoco soy extremista con el tema. Como dice "Danko", muchos jóvenes no cualificados se beneficiarían con puestos de trabajo.

    Danko: Que aumente el margen de beneficio para las empresas no lo veo mal -- en todo caso eso lo provocará la propia clientela que tenga una empresa: si mueles más granos de café en un día por encima de lo que quieren los clientes, el coste marginal de los granos en exceso no da ningún beneficio y esto varía cada día.

    Pedro: El problema que veo con el salario mínimo es la competitividad. No podemos aislarnos del mundo ni del comercio. No podemos echarle la culpa a nadie que quiera comprar productos más baratos de lo que España produce y España tiene que competir con otros países que tienen menos sueldos y trabajan "más" productivamente.

    España tiene que producir bienes de más calidad de forma eficiente o de lo contrario, seguirá como está.

    Ahora bien, lo del salario mínimo tampoco es urgente y yo no creo que en estos momentos sea buena idea quitarlo, obviamente. De acuerdo totalmente con tus dos últimos párrafos.

    Saludos

    PD: Genial tu anterior entrada también. Para mí esa gente en su mayoría tampoco es "clase media". En EEUU se ha puesto de moda también hablar del "middle class" como si todo el mundo lo fuera. En eso soy más "inglés" -- para mí "clase media" es en realidad la media-alta: doctores, abogados, profesiones de ese tipo...,profesores...lo demás son clase trabajadora y o "baja" (en "baja" hablo de gente que no se dedica a nada por opción y vive en ciertas zonas de las ciudades).

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Alfredo,

    Gracias por tu comentario sobre mi anterior escrito.

    Respecto a este escrito. El hecho de que tengamos que buscar la eficiencia y el aumento de productividad no implica que todas las maneras de buscar aumentar la productividad sean válidas. He intentado explicar en el texto por qué realmente bajar salarios no aumenta la productividad "real" aunque sí la aumenta numéricamente.
    Claro que si bajamos salarios podemos vender más barato y más, pero el tema es ¿hasta qué punto hay que llegar? Es decir, si la cuestión es competir con Asia (que más o menos es lo que se está planteando) este camino lleva directamente a Bangladesh sin olvidarnos qué los demás países con los que competimos harán lo mismo, vía descenso de salarios, vía monetaria (devaluar la moneda) o vía acabar con regulaciones y controles que nosotros como mundo desarrollado no nos podemos permitir hacer.
    El otro camino es el que se engloba en esa generalidad de "cambio de modelo productivo". Sabes que soy escéptico en cuanto a esto, porque no nos vamos a convertir en Alemania en 10 ni en 20 años, pero por lo menos es un camino más ambicioso y no una triquiñuela destructiva de lo que somos y lo que hemos conseguido.

    "No podemos aislarnos del mundo ni del comercio. No podemos echarle la culpa a nadie que quiera comprar productos más baratos de lo que España produce"

    Tú sabes hasta qué punto estas generalizaciones son incorrectas. Ser parcialmente proteccionista no es "aislarse del comercio" y esto es algo que debe de llegar, por varias razones que hemos comentado.
    Que la gente quiera comprar productos baratos está muy bien pero es la política la que debe decidir estas cosas. A la gente hay que explicarle los enormes costes que tiene esta apertura a las importaciones asiáticas, a dónde lleva esto, las razones reales por la que esos productos son mucho más baratos que los nuestros (que casi nunca es la productividad real como bien sabes, sino cuestiones monetarias o de apoyo político a la inversión en los países productores) y plantear una alternativa.

    En cualquier caso creo que compartimos la conclusión de que nuestro salario mínimo no se debe bajar.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  4. De nada, Pedro.

    "Claro que si bajamos salarios podemos vender más barato y más, pero el tema es ¿hasta qué punto hay que llegar?"

    Esto sería en casos extremos, no obstante, Pedro y lo sabes. Porque aquí la cuestión que creo fundamental es esta: ¿Qué calidad podemos producir? No es lo mismo un servicio en Bangladesh, por motivos de infraestructura, niveles educativos, etc a un mismo servicio pero ofrecido en EEUU. Lo "barato" al final sale caro, ya me entiendes...¿verdad?

    Voy a mezclar esta respuesta además con tu anterior entrada sobre la "clase media". Hay algo que he ido notando en no pocos casos con esta crisis. Esta crisis está siendo tan dura, que hay ya casos de gente con titulaciones de Harvard, Columbia o Princeton que no consiguen empleo porque, a pesar de haber estudiado en esas unis, no tienen una titulación que "impresione". Tengo en mente, por ejemplo, a una "traductora" de origen "latino" que estudió conmigo y bueno...mira mejor si te interesa lo que iba a decir sobre este tema envíame un correo porque prefiero hablar sobre ella en "privado". Ella es un ejemplo de que en realidad es "clase baja" (LABORALMENTE hablando) y se beneficiaría de una oferta laboral con menos sueldos, aunque el mínimo es apto para ella.

    Sin embargo, y con perdón si suena a esnobismo, para mí la economía ideal sería que países como España de hecho sean sitios donde haya empleos de calidad, como dices, con buenos sueldos, para gente muy "especializada" y todo el que no lo fuera cobraría por ley un sueldo mínimo. De esa forma, un gran porcentaje de la fuerza laboral sería "especializada", con sueldos altos y lo que quede, sueldo mínimo - - estos serían los sectores de servicios, limpieza, bares, etc. No es tanto para mí competir con "Bangladesh" sino competir entre nosotros mismos.

    "porque no nos vamos a convertir en Alemania en 10 ni en 20 años, pero por lo menos es un camino más ambicioso y no una triquiñuela destructiva de lo que somos y lo que hemos conseguido."

    Totalmente de acuerdo. Aunque, de hecho, tengo más confianza en nuestra generación para ciertos aspectos que en la anterior. El "macho ibérico" perjudicó mucho al modelo productivo español pero ya de eso prácticamente no quedan nada o son jubilados. No obstnte, tampoco creo que España pueda ser "como Alemania" en estos momentos ni en 10 o 20 años. Pero, sí puede cambiar los modelos para atraer a gente "inteligente".

    "Tú sabes hasta qué punto estas generalizaciones son incorrectas."

    Quizá exageradas, pero no "incorrectas" del todo.

    En cuanto a lo del proteccionismo, yo soy proteccionista si los demás lo son. La clave está precisamente en que NADIE lo sea para poder competir realmente. Aunque, bueno, ahí también entran cuestiones muy complejas. Tengo una anécdota sobre algo que me pasó el lunes realmente ESPERPÉNTICA en esto de los sueldos...la compartiré en la bitácora para que veais que USA también puede ser bastante "tercermundista" según con quién estés tratando y según donde te metas...y creo que no vas a creer lo que me pasó en una entrevista. Ya sabes que yo soy un "equal opportunity hater" y que critico cuando veo algo mal, sea donde sea o quien sea.

    Yo no creo que el proteccionismo sea bueno para nadie, Pedro y que el mundo debe ir hacia más comercio libre. No niego, por supuesto, los problemas que comentas. Supongo que para ser justo, tampoco me negarás que los países menos proteccionistas han sido los más prósperos para sus ciudadanos: Russia, China, Argentina y la India...¿prosperidad para sus gentes? No.

    ResponderEliminar
  5. Alfredo,

    Bueno los países menos proteccionistas ¿no ha sido proteccionista EEUU durante su historia? Proteccionista y relativamente aislado. Hoy todavía lo es mucho en el sector agrícola, por ejemplo, al igual que Europa. Argentina es un país muy proteccionista y tiene un nivel de vida mayor que el de sus vecinos con tratados de libre comercio.
    Quiero decir con esto que las cosas no son tan fáciles. Se viene de posiciones previas, de realidades productivas diferentes. Porque oye si yo soy un país exportador entonces el libre comercio me interesa, pero si no lo soy posiblemente me interese cierto grado de proteccionismo. El proteccionismo sí es bueno en algunas situaciones, hay que estudiarlo y, además, siempre podría ser sectorial.

    Hablas de ir hacia más comercio libre pero eso es un error tal y como se está planteando.
    Interesa más comercio libre cuando el comercio sea JUSTO. Ahí te daré toda la razón y ahí sí interesará eliminar el proteccionismo porque entonces el libre comercio redundará en favor de la especialización y la productividad.
    Pero cuando no hay comercio JUSTO, cuando no tenemos las mismas armas (ni misma política monetaria, ni leyes laborales similares, ni protección al medioambiente o a la salud iguales, ni mismos apoyos gubernamentales), entonces el libre comercio se puede convertir en una trampa en la que el fuerte, el pillo y el inmoral aplasta al débil y al honrado. Y cuidado que no hablo solo de paises, hablo también de empresas y empresarios de todas partes.
    ¿Libre comercio con la UE? Claro ¿Con los EE.UU, Australia, Japón, etc? Si tenemos cuidado con las políticas monetarias, por supuesto también. Pero con China, Bangladesh o Vietnam no, eso es un error que no lleva más que a la desindustrialización masiva y al empobrecimiento de los trabajadores en todas partes.
    Y finalmente hay que potenciar la economía local. Yo sé que tu eres favorable a eso.

    "¿Qué calidad podemos producir? No es lo mismo un servicio en Bangladesh, por motivos de infraestructura, niveles educativos, etc a un mismo servicio pero ofrecido en EEUU. Lo "barato" al final sale caro, ya me entiendes...¿verdad?"

    Sí, claro, pero hay muchos más condicionantes. Debes tener en cuenta que el empobrecimiento de las clases populares está llevando a que no todo sea accesible y muchas veces lo "barato" es lo único posible gracias a la menor dispersión de renta, que ha sido producida precisamente por la desindustrialización. Es decir, aquí hay una pescadilla que se muerde la cola y un proceso que se retroalimenta a sí mismo.
    Luego está las deslocalizaciones, es decir, se mantiene una pequeña base tecnificada en países occidentales y una gran masa laboral poco tecnificada en los países de mano de obra barata. O incluso se desplaza a los trabajadores occidentales a los países asiáticos como se está haciendo muy frecuentemente.
    Lo del transporte es cierto pero gracias a las economías de escala y a las exportaciones a lo bestia estos costes están siendo minimizados y por ahora no parecen suponer un problema.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  6. Pedro:

    "Bueno los países menos proteccionistas ¿no ha sido proteccionista EEUU durante su historia?"

    A veces, pero hoy EEUU es uno de los menos proteccionistas del mundo entero.

    "Proteccionista y relativamente aislado."

    Aislado, depende - a ratos, sí, otros no.

    "Hoy todavía lo es mucho en el sector agrícola, por ejemplo, al igual que Europa. Argentina es un país muy proteccionista y tiene un nivel de vida mayor que el de sus vecinos con tratados de libre comercio."

    Es verdad lo del sector agrícola en EEUU -- es así por motivos políticos, porque cuando han gobernado republicanos saben que en ese grupo tienen una fuente constante de votos. Ya sabe usted que ahora está de moda eso en la derecha de "no no a las subvenciones, mientras no sean para mí". Yo soy más "malo" y acabaría con esas ayudas agrícolas a favor de establecer un comercio libre REAL. Ya sabes que soy MUCHO más "neoliberal" que otros que dicen serlo pero prefieren perder su tiempo en nimiedades sobre si dos hombres se besan en su casa o no.

    Argentina tendrá mejor nivel de vida que sus vecinos, pero eso más bien por cuestiones estructurales. Mira, ahora Bolivia es muy proteccionista y nada bien les va.

    "Porque oye si yo soy un país exportador entonces el libre comercio me interesa, pero si no lo soy posiblemente me interese cierto grado de proteccionismo."

    Por supuesto, por supuesto, pero entonces eso simplemente es una cuestión de convertirse entonces en un país exportador, ¿no crees?

    "El proteccionismo sí es bueno en algunas situaciones, hay que estudiarlo y, además, siempre podría ser sectorial."

    Esto sí y en función de lo que hay en otros sitios para que sea un comercio libre justo -- un comercio libre injusto no sería un comercio libre real.

    Saludos

    ResponderEliminar