La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







sábado, 13 de julio de 2013

Con Francesc Romeu en Catarroja















El pasado viernes estuve en una cena de la agrupación del PSPV-PSOE en Catarroja. Fui porque me avisó mi amigo Jose, militante socialista, de que esa noche el vicesecretario general del PSPV, Francesc Romeu, iba a presentar su libro en esa agrupación local. Romeu es una de las personalidades políticas que me apetecía conocer así que fui a cenar con los señores de la agrupación socialista de Catarroja.

Los lectores no valencianos, y me temo que muchos valencianos, no sabréis quién es Francesc Romeu. Como ya he dicho es el vicesecretario general del PSPV y por tanto el número dos del partido por detrás de Ximo Puig, cargo al que llegó por esos pactos entre “familias” que se hacen en los partidos.
Romeu es bastante conocido porque es una especie de “grano en el culo” para la ejecutiva del PSPV. Sus puntos de vista muchas veces no concuerdan con los de la ejecutiva ni con la posición del partido y él no se corta a la hora de hacerlos públicos. Por ejemplo, el otro día Esquerra Unida hizo una proposición en Les Corts Valencianes a favor de la república, votación en la que el PSPV se abstuvo. Después de la votación Romeu la calificó como “una burla a la militancia” dejando claro que él opinaba que había que haber votado a favor. Este hecho soliviantó a Puig y a la ejecutiva del PSPV que estuvo barajando echarlo, pero al final la sangre no llegó al río. Ni a Romeu le interesa perder el cargo ni a la cúpula del PSPV crear un mártir.
El punto clave de toda esta historia es que se prevén unas primarias dentro de muy poco para elegir el candidato a presidente de la Generalitat valenciana por parte del PSPV. Romeu se quiere presentar, y además de presentarse quiere que las primarias sean lo más abiertas posible (por voto directo, extensibles a simpatizantes, etc.). Con este objetivo ha organizado una especie de “Tsunami Tour” a lo Beppe Grillo por el que visita todas las agrupaciones del PSPV (todas las que le dejan ir) a darse a conocer y a presentar el libro donde expresa su pensamiento político.
Lo de hacer un libro es una cosa que se ha puesto de moda en la política valenciana. Si quieres ser candidato tienes que hacer un libro o que te lo hagan. Mónica Oltra también se postuló definitivamente a candidata de Compromís a través del libro del escritor Ferràn Torrent “Caminaràs entre elefants”. Romeu con su “Hasta aquí hemos llegado” también ha encontrado un buen vehículo de promoción política. Si esto se pone de moda puede ser divertido.

¿Por qué me interesa especialmente el pensamiento de Francesc Romeu? Pues porque difiere sustancialmente a lo típico que hay en el partido socialista. Romeu tiene un discurso de izquierda sin complejos, de regeneración absoluta de la política y del estado español, con pensamientos y novedades políticas que nadie había propuesto antes. En un partido calcificado como el PSOE el discurso de Romeu destaca por distinto y por rupturista.
Yo siempre he echado de menos en el socialismo español ese perfil de socialista obrerista que sí tiene, por ejemplo, el socialismo francés. En Francia siempre hay algún líder socialista que está en posiciones próximas a la izquierda post-comunista y que defiende un discurso muy parecido a lo que era el socialismo hace 30 o 40 años. En el actual partido socialista francés esta postura la defiende el que es ministro de recuperación industrial Arnaud Mountebourg, al que llaman “el desglobalizador”.
¿Es ese el perfil de Romeu? No, o no exactamente. Más que un socialista obrerista, Romeu es un socialista “radical-demócrata”. Sí habla de igualdad económica, de usar el estado para garantizar la igualdad real y de una amplia reforma fiscal para que paguen más quienes más tienen, pero el grueso de sus ideas más interesantes se encuentra en el terreno de la regeneración democrática: Defiende sin tapujos la república, las primarias abiertas, la eliminación del senado, la elección del presidente del gobierno por sufragio directo, algunas propuesta de e-goverment, etc. Es en este punto en el que el discurso de Romeu destaca especialmente y donde seguramente más profundo es su pensamiento.

Vuelvo a la cena de ayer. Antes de que llegase Romeu nos paró un hombre, que creo que era el responsable municipal del PSPV, porque no nos tenía identificados. Como nos preguntó quienes éramos le dije que yo no estaba afiliado y que venía específicamente a ver a Romeu. “Tú eres dels que ens intereses. Els d’ací ja estàn tots convençuts, tenim que convencer a nous”.
En ese momento entró Francesc Romeu por la puerta. Cuando pasó por mi lado le saludé y le dije quién era, ya que tuiteamos de vez en cuando y le había avisado de que iba a ir a conocerle. Enseguida volvió el representante local del PSPV y le dijo “A este n’hi ha que convencer-lo, que no està afiliat”, a lo que respondí “Francesc, que a voltes em llig, sap lo crític que sóc amb el PSPV”. “I més crítics que anem a ser” dijo Romeu, frase que parecía anticipar un discurso muy crítico con el PSPV o, por lo menos, con su pasado reciente.
Como parece ser que Romeu tenía que ir a una ejecutiva del partido en Madrid al día siguiente hizo su discurso-presentación antes de la cena. Fue presentado por el dirigente local de Catarroja que hizo una frase genial por lo simple que lo resume todo. “Jo crec que el problema del PSOE és que s’hem anat massa a la dreta”. Después de la breve presentación habló Romeu.

¿Fue crítico su discurso con el PSPV como me había avanzado? Pues francamente no me lo pareció. Comenzó hablando del orgullo de ser socialista, de la historia del PSOE, de que ellos no eran como el PP (“No tenim res a vore amb gent como Rita Barberá o Cotino” decía). Luego hizo una crítica a los que hablaban del PPSOE como si fuesen dos partidos iguales y dijo que había que luchas contra ese discurso. El comentario no me gustó nada porque yo soy el primero que hablo de PPSOE frecuentemente y creo tener motivos para hacerlo.
El tono del discurso fue mitinero, muy distinto al que estaba acostumbrado a escucharle en entrevistas y tertulias. A mi no me gusta nada el tono mitinero, me parece falso y superficial, artificial. Romeu hablaba y movía las manos como tantos y tantos políticos que se imitan entre ellos. Al militante acostumbrado quizá le guste, a mi la verdad es que no me gusta, disfruto mucho más con un tono más académico. ¿Era necesario hacer un mitin con menos de 100 personas? Yo creo que no, pero bueno lo entiendo. Es muy difícil escapar de los “vicios” y usos frecuentes en la política.

Después de la parte del discurso en la que intentó levantar los ánimos a los militantes pasó a hablar un poco de los problemas actuales. Dijo dos cosas que me gustaron mucho. La primera es que la situación de la política en España después de los papeles de Bárcenas es terrible, que toda la prensa internacional se estaba haciendo eco de esto y criticó que los socialistas no estuviesen claramente pidiendo la dimisión del gobierno (no sé si lo dijo con estas palabras pero eso es lo que quería decir). Según él esto respondía a una especie de sopor o acomodamiento de los socialistas que había que revertir.
Quiero añadir una opinión personal a lo que dijo Romeu. No son los socialistas quienes están acomodados (podríamos hablar si son los más convenientes para hacer la crítica), es la sociedad entera la que está en una especie de pasividad y complacencia incomprensible. Yo, por ejemplo, no puedo entender como ninguno de los dos diarios principales del país y los dos que tienen información de primera mano sobre los papeles de Bárcenas y han comprobado su autenticidad, no han hecho aún un editorial a cinco columnas pidiendo la dimisión del presidente del gobierno. En cualquier país de nuestro entorno (excepto en los medios que controla Berlusconi en Italia) los editoriales de la prensa principal habrían hecho caer al gobierno. Le Monde o Liberation hubiesen obligado al primer ministro francés a dimitir, The Guardian o el Telegraph lo mismo en el Reino Unido, y no ahora sino en febrero. Sin embargo aquí no pasa nada. ¿Qué nos pasa como país? ¿Qué redes ha tejido el sistema bipartidista durante 30 años? ¿Tan pasivos somos? Creo que debemos preguntárnoslo.
La otra cosa que me gustó mucho es cómo dijo, sin tapujos, que erala primera vez en la historia de una democracia occidental que toda la fiscalía que depende de un gobierno estaba trabajando para la des-imputación de una persona, que era la infanta Cristina.

Y finalmente, y como parte central del discurso, habló sobre sus propuestas y su libro. Habló de propuestas económicas, democráticas y de reforma del estado. Hay cosas en las que discrepo con Romeu, por ejemplo en su intención de eliminar el senado. Considero difícil (aunque posible) estructurar un buen federalismo sin senado, y creo que la propuesta de Romeu viene más como un reflejo del sistema unicameral de la II república como algo concienzudamente meditado. Romeu dijo que el Senado era algo que iba contra la tradición constitucional española pero eso no es así. Tan sólo la constitución de Cádiz (que tuvo una vigencia muy breve) y la de la II república (con una vigencia de 8 años) edificaron regímenes unicamerales en España. Todas las demás constituciones implantaron un senado más o menos electo. Otra cosa es que los senados no hayan traído nada positivo al parlamentarismo español, como creo que ha pasado.
Tampoco veo claro lo de elegir al presidente del gobierno por sufragio universal directo en unas elecciones distintas a las parlamentarias. Nuestra tradición histórica es parlamentaria y hacerlo así sería ir prácticamente a un presidencialismo. Además creo que seriamos la primera monarquía que tiene un presidente del ejecutivo electo por sufragio directo, por lo menos en Europa. El presidencialismo no es peor que el parlamentarismo ni al revés, ambos sistemas tienen ventajas e inconvenientes, pero no acabo de ver la necesidad de este cambio.

Pero también hubo cosas que me gustaron mucho. Habló de elegir al fiscal general del estado por sufragio directo de los ciudadanos. Yo no sé si en este caso sería conveniente o no, pero creo que esta idea abre unas posibilidades muy interesantes para nuestra democracia: Un espacio para la democracia sin partidos.
En los EE.UU se elige a muchos servidores públicos por elección directa de los ciudadanos, como jefes de policía o jueces. Creo que esto es importante porque lleva la democracia a las manos de la gente, la aleja del juego de partidos políticos y creo que vacuna el propio sistema democrático contra populismos destructivos. Una democracia como la nuestra corre el riesgo de ser confundida con los partidos políticos que la dominan y eso no podemos permitirlo. La democracia es de los ciudadanos, no de los partidos.
También dijo una frase parecida a esta: “Los socialistas somos la única garantía para mantener la paz social”. La frase es puro electoralismo y eso de “la única garantía” no es cierto y Romeu lo sabe, pero me gustó la idea subyacente. La política social y a favor de una relativa redistribución de riqueza es lo único que va a poder contener un estallido social de imprevisibles consecuencias en España. Si el neoliberalismo triunfa, me temo que iremos hacia el conflicto económico permanente y la conflictividad social, y no solo en un terreno político sino también a nivel de delincuencia.
Sus ideas de republicanismo y laicidad también me gustan mucho. Francesc es claramente republicano y se aleja de este pastelón de muchos socialista que dicen esto de “soy republicano pero este tema no hay que tocarlo”. No, si se es republicano se es republicano, y una cosa es que no sea una urgencia (que no lo es) y otra que sea un tabú. También se mostró muy crítico con las relaciones entre el estado español y la iglesia católica y las prerrogativas existentes para la misma, algo en lo que estoy absolutamente de acuerdo con él.

Al acabar el discurso nos pusimos a cenar. Me extrañó que, por lo menos en la zona donde estaba, no se habló nada del discurso de Romeu. Los socialistas de Catarroja, amigos y conocidos todos, hablaban de sus cosas y nada de política. Entiendo que es normal y que a lo mejor fue en la zona donde estaba, pero bueno me llamó la atención.
Al finalizar la cena y cuando nos disponíamos a irnos nos acercamos a Romeu para despedirnos. Mientras se despedía de otra persona se acercó el dirigente local del PSPV. “Què t’ha paregut? T’ha convençut?”, “que sàpigues que sóc molt critic. M’han agradat molt tres o quatre coses però tinc algunes crítiques” le dije. “Home!” me respondió “tres o quatre coses ja són prou. Ací no som com els del PP, ací som crítics”… No sé deciros por qué, pero esta conversación me recordó muchísimo a una que tuve en la sede socialista de Blanquerías de Valencia en primavera de 2009 con algunos de los dirigentes de allí. No identifico el nexo, pero la cuestión es que en estros 4 años han cambiado tantas cosas en España, el país está en una situación tan radicalmente diferente a la de aquella vez, que me parece muy raro que la sensación sea exactamente la misma, y no creo que sea por algo bueno…
Cuando Romeu acabó de hablar Jose y yo nos acercamos para despedirnos. Me preguntó lo mismo, que qué me había parecido, y le dije lo mismo que al otro señor. Que me habían gustado mucho algunas cosas pero que tenía algunas críticas, y claro se las tuve que decir.

Le dije a Francesc que creía que al discurso le había faltado autocrítica. Que estaba bien levantar los ánimos a la militancia pero que saltar de ahí a directamente comenzar a exponer un cambio radical en la forma de hacer política es algo que queda incompleto. No puedes decirle a la gente que el PSOE es la hostia, que es el partido central de los cambios sociales en la historia de España (discutible, pero bueno), que los militantes son los mejores, etc. Y después decir que hay que cambiarlo todo de abajo a arriba. Para introducir unas propuestas de cambio radical hay que decir por qué crees que hay que hacer ese cambio y para eso hace falta autocrítica, que no hubo.
Romeu me dijo que tenía que entender el sitio donde estaba, que el PSPV había perdido miles de militantes en el último año y que había que levantar la moral a la gente. Lo entendía pero le repuse que hay una diferencia entre autocrítica y flagelación, y que ahí está la habilidad del orador. En cualquier caso le entiendo y entiendo por qué lo hizo así, aunque me parezca que quita coherencia al discurso.
También le dije que me había sentido aludido (no personalmente sino de forma general) cuando había criticado a la gente que hablaba del PPSOE. Le dije que yo usaba mucho esa expresión y que debía entender el por qué. El PP y el PSOE no son iguales, eso es cierto (para algo son dos partidos y no uno), pero desde el punto de vista del trabajador que le han bajado el sueldo o del parado son efectivamente equivalentes. Añadí que la sociedad interpreta como un continuo todo lo que ha venido pasando desde las reformas de Zapatero de mayo de 2010 y que no se observa un cambio real en la dinámica política de fondo, si acaso de matiz o de grado y a veces tampoco.
És molt fácil dir ací dins que el PP i el PSOE no són iguals, però teniu que eixir ahí fora i dir-li a la gent aixó, i la gent no s’ho va a creure sino és mitjançant una fort autocrítica” le dije. Creo que Francesc me entendió perfectamente.
No todo fueron críticas, no os asustéis. Le dije que me había gustado mucho su idea de servidores públicos claves electos por sufragio universal y que yo siempre había pensado que había que importar estas experiencias de democracia directa de países como EEUU o Suiza. Me dijo que estaba desarrollado en su libro, así que me lo tendré que leer (por ahora sólo lo he ojeado).

Una cosa que me gusta mucho de Francesc Romeu es que es accesible y, sobre todo, que parece escuchar. Cuando le hacía estas reflexiones creo sinceramente que estaba intentando ver el punto de vista de alguien que no es adepto al partido e intentaba aprender como pensamos las personas de izquierdas desencantadas con los partidos como soy yo.
Una duda que tengo es hasta qué punto domina todos los campos en los que está proponiendo reforma. Por lo que he visto de su libro y lo que me han contado es bastante generalista, es decir, no profundiza, lo cual es lógico porque sino tendría que hacer una enciclopedia y no un libro de cien páginas. Pero ¿realmente hay un estudio concienzudo, hay un gran dominio de los temas que toca? Los políticos no son técnicos y no pueden saber de todo, pero si pueden controlar parcialmente muchos campos.
Una vez leí, creo que fue a Carrillo, que Manuel Azaña había sido un extraordinario político porque fracasó en su primera experiencia electoral de la juventud y entró en política realmente con casi 50 años. Al entrar tan mayor había tenido tiempo de prepararse concienzudamente durante toda su vida, viajar y ver cómo funcionaban otros países (Francia fundamentalmente), estudiar profundamente sobre política militar y estructura de estado, y así, cuando entró en el ministerio de guerra y en la presidencia, tenía claramente unas ideas y un proyecto de país para implementar desde el primer minuto.
Nuestros políticos actuales carecen, por supuesto, de ese perfil. El perfil tradicional de político español es aquel que entra en las juventudes y va subiendo poco a poco, desde la agrupación local hasta la política nacional. A veces pienso que esas experiencias pueden “estropear” a los políticos y que crean una selección natural inversa donde no sube el más capaz sino el más conspirador y el más pelota.
Pero cuando veo a Romeu con su libro, con tantas ideas y con tantos proyectos pienso ¿qué es realmente? ¿Es un Azaña? ¿O es un producto del partido que nos está camelando a todos? Normalmente veo al primero, a pesar de sus 39 años.

Hablamos unos pocos minutos con Francesc Romeu y luego nos fuimos. Me supieron a poco. Creo que Francesc Romeu es un hombre para sentarte con él durante dos horas y con unas cervezas (para desinhibir un poco) ver realmente si lo que hay en el fondo es lo que parece. Si algún día tengo la oportunidad de hacerlo, y él me autoriza a contar lo hablado, haré un texto sobre el encuentro.
Si Romeu es lo que parece tiene mucho futuro, dentro o fuera del PSPV. Los partidos sólo son vehículos y lo que importan son las personas. Una persona válida debe poder hacer política donde sea, el sometimiento a los partidos me parece algo muy anticuado.
Lamentablemente creo que Romeu tiene pocas posibilidades de ser elegido candidato del PSPV a la Generalitat Valenciana. Sólo unas primarias abiertas a militantes y simpatizantes con voto directo le darían verdaderas opciones de ser elegido, pues ahí se verían los frutos de tanto trabajo en las agrupaciones y tanta osadía política. Pero si la dirección del PSPV organiza unas primarias menos democráticas me temo que será Ximo Puig el que salga finalmente candidato.

Y sería una pena, porque Romeu tiene ventajas para el PSPV como candidato. Sacaría más votos que Puig casi seguro y, además, daría una nueva posibilidad política al PSPV. Mirad, en la Comunidad Valenciana todo el mundo da por hecho que va a haber un gobierno tripartito de izquierdas la próxima legislatura. El PPCV ya está de oposición y los partidos de izquierdas quieren aumentar sus fuerzas respecto a los otros para tener más cuota de poder. UPyD, por su parte, tan sólo desea que no haya un empate técnico entre las fuerzas de izquierda y el PPCV que le obligue a mojarse.
Este esquema lo ha asumido todo el mundo como inevitable sin embargo yo creo que existe una alternativa, una alternativa a la asturiana. Es decir, un gobierno PSPV-EU con un apoyo a la investidura de UPyD. Para que esto ocurra el PSPV debería recuperar algo de voto y no tener Compromís unos resultados tan buenos como se esperan.
Si hay alguien en el PSPV que podría acordar políticas con UPyD sería Romeu. Sí, ya sé que parece un contrasentido si está tan a la izquierda como he dicho pero no lo es. Las ideas de Romeu sobre el estado federal, sobre la igualdad y sobre la regeneración democrática no son iguales que las de UPyD, pero creo que no son incompatibles. Con voluntad estoy convencido que esa visión radical-demócrata de Romeu y la regeneración democrática que preconiza UPyD podrían encajar. Tener más de una opción y no ir obligados a un tripartito sería algo positivo para el PSPV, tanto por expectativa de voto como para tener así una posición negociadora mejor.

En fin, especulaciones sin demasiado recorrido ahora mismo. Pero quiero insistir en lo fundamental: Atención a Francesc Romeu, atención a sus propuestas y a su futuro. Es una de las estrellas emergentes de la política valenciana junto a Mónica Oltra y creo que tiene futuro, en Valencia o en Madrid, en el PSOE o fuera de él, pero tiene futuro por dos razones fundamentales: Porque tiene ideas claras y porque camina en el sentido de los tiempos.

11 comentarios:

  1. Parece mentira, después de tanto tiempo, que aún te dejes seducir por los cantos de sirena. Parece mentira, después de tanto vivido, que sigas tragándote sus mentiras, tantas veces repetidas ya que dan asco. Parece mentira, a estas alturas del partido, que no tengas claro que el árbitro está comprado. Un poco de por favor. Ya está bien de tanta tontería. El PSOE es una gran maquinaria electoral al servicio del sistema y si alguien tiene un discurso de izquierdas es para atraer el voto de la izquierda y luego hacer lo que siempre han hecho, lo que ha mandado la autoridad. Qué pena, de verdad, qué pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te quiero hacer notar que la entrada no va sobre el PSOE ni el PSPV, sino sobre una personalidad política concreta que sí, es dirigente de ese partido.
      No entiendo qué mentiras me he tragado...

      Eliminar
    2. Es una tradición en el PSOE, en el PSPV-PSOE y en todo el partido, la de que bien a nivel institucional o bien a nivel de algún dirigente particular, se difunde un discurso claramente de izquierdas, con ideas que serían "revolucionarias" en un partido de derechas pero que deberían ser "comunes", "normales", "lógicas" y "habituales" en uno de izquierdas. La razón de esta tradición es meramente electoral, se busca atraer votos de descontentos, propios y/o ajenos, cada x tiempo. El mecanismo se reduce a la expresión: "tú ve votándome, que yo, si eso, ya veré" y el resultado final es que el PSOE sigue haciendo, sea por los dirigentes institucionales, sea por los pretendidamente revolucionarios, las mismas políticas neoliberales que el PP. Un clásico. Por eso digo.

      Eliminar
    3. Enrique,

      Bueno insisto en lo que también le he diho a Alfredo abajo. Yo fui a ver a Romeu en calidad de político individual y para escuhar sus propuestas. Muchas de las cosas que Romeu propone nunca se las he oído decir a un político en España. No es ya que diga continuamente que es republicano, de izquierdas, laico, rojo, etc. (algo que me podría parecer, como a ti, simple discurso fácil) sino que propone una forma de federalismo (algo que el PSOE aún no ha hecho), democracia directa a la americana para algunos cargos, elegir al jefe del ejecutivo por una elección a dos vueltas, etc.
      Incluso me dijo alguna cosa todavía más "revolucionaria" que no he comentado aquí.

      Estas ideas me interesaban. ¿Luego las aplicaría? Pues no lo sé, no sé si las aplicaría ni si, en caso de no hacerlo, no lo haría porque no quiere o porque no puede.
      Lo que sí creo es que Romeu no es un "producto" del partido estrategicamente colocado para parecer lo que no son, más que nada porque sino no hubiesen estado a punto de echarle hace nada.

      Yo he escrito cosas sobre Mónica Oltra, sobre Compromís, sobre UPyD, sobre IU y EQUO (el anterior a este), no sé por qué parece tan raro este texto. Si mañana mis colegas de UPyD me invitasen a ir a ver, yo que sé, a Álvaro Anchuelo o a Irene Lozano (por decir los dos que me parece más aceptables) iría, hablaría con ellos si pudiese, y comentaría aquí lo que me parece positivo.
      Por supuesto lo haré con Mónica Oltra o Juan López de Uralde cuando pueda hacerlo.

      Y mañana, o en 5 años, si el disurso de Romeu es real y honesto y en el PSPV no puede hacer lo que quiere hacer, pues entonces Romeu y quienes le siguen debarían cambiar de partido. Los políticos no tienen un lazo de sangre con un partido, pueden cambiar y de hecho creo que deben cambiar si las circunstancias lo requieren. Tu mismo has cambiado muchas veces de partido, entiendes lo que digo.
      Te pediría que volvieses a leer el texto e intentases leer entre líneas algunas cosas que no he querido decir directamente. Sé que el texto es largo pero si tienes un rato intenta hacerlo.

      Saludos,

      Eliminar
  2. Personalmente pienso que Franncesc Romeu es uno de los valores más fuertes que tiene el PSPV en estos momentos. Tiene carisma, personalidad, domina el lenguaje y el arte de hablar en público, que es clave en política. Tiene un mensaje claro, que es de agradecer en los tiempos que corren. Su mensaje es provocador (republicanismo, laicidad, democratización de las instituciones, eliminación del Senado, Estado Federal, democratización partidos políticos, listas abiertas... Podremos estar de acuerdo o no con sus ideas pero se le VE UNA PERSONA CON IDEAS, PREPARADA Y CAPAZ. Recomiendo si podéis que leáis su libro HASTA AQUI HEMOS LLEGADO: PROPUESTAS PARA CAMBIAR LA REALIDAD.

    Respecto a tu comentario Enrique, yo hace tiempo que deje de creer en verdades absolutas. Pienso que hay gente muy válida en todos los pártidos. Lo difícil es que esas personas asciendan por la gran competencia interna que existe en la poítica. Competencia salvaje, cruel y muchas veces ruin... Pero este sucede en el Pspv, sucede en el PP y también en Compromis o EU. Personalmente me gustaría conocer a Mónica Oltra de Compromis o Blanco de EU para ponerte ejemplos de otros dirigentes de otros partidos y conocer de primera mano sus impresiones políticas. Porque como te he dicho antes no creo en las verdades absolutas y en política aún menos. Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. José Luis, no hablo de verdades absolutas, aunque probablemente debería, sino de engañifas y trampas para incautos.

    Los políticos, a nivel particular, suelen tener las mismas características en el "cuerpo a cuerpo" y más si son líderes carismáticos, como Mónica Oltra, Francesc Romeu, Amadeu Sanchís, Toni Cantó o incluso Esteban González Pons; todos son atractivos, agradabilísimos y siempre transmiten una gran confianza, por eso son líderes políticos. Pero aquí no se trata de líderes sino de ideas, de partidos y de acción política. Por muy majo que te pueda parecer Esteban González Pons, su partido es el PP y UPyD el de Toni Cantó, así como el PSOE el de Romeu, es lo que hay. Lo otro son cantos de sirena.

    ResponderEliminar
  4. ¿Por qué los diarios El Mundo y El País promueven de manera velada el regreso del PSOE? Los papeles de Bárcenas no son una casualidad.

    Sociata Latinoamericano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sociata,

      Cada uno de esos periódicos sabrá el por qué de sus acciones, si es por simple acción periodística de contar la verdad que saben, si tienen algún objetivo interno en la política de los partidos (en el PP todo el bloque Aznar-Aguirre quiere hacer caer a Rajoy) o si es por cualquier otra razón, como que claramente apuestan al fin del régimen bipartidista actual.

      En cualquier caso el PSOE no tiene fuerza, con papeles o sin papeles, con la dimisión de Rajoy o sin ella, para poder volver a gobernar en solitario, así que no creo que nadie valore ese escenario ahora mismo.
      Si cae el Rajoy probablemente habrá otro presidente del gobierno del PP y un gobierno del PP. Si la situación se hace lo suficientemente insostenible y se convocan elecciones probablemente de ahí saldrá un parlamento fragmentado donde el único gobierno sólido sería una gran coalición PP-PSOE al estilo de lo que se está imponiendo en Grecia, Italia y se está intentando implantar en Portugal.

      Saludos,

      Eliminar
  5. ¡Anda! En CATARROJA. La conozco MUY bien - tengo muchos recuerdos de Catarroja, porque tenía vínculos sanguíneos con la zona. Lo que pasa es que no voy desde que tengo 9 años.

    Yendo al tema principal, me ha parecido muy interesante esta entrada y tu relato.

    No obstante, tu entrada parece casi como que "estás a favor de Romeu por el partido" en tanto que Romeu "beneficiaría" al partido. ¿Qué es lo que te interesa del partido socialista? ¿O simplemente lo dices porque buscas una alternativa, sea como sea?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfredo,

      Ah, vale, entiendo ahora parte de la crítica de Enrique, quizá haya parecido que hablo mucho en nombre "del partido".
      No, a ver, el asunto es que este acto tuvo lugar en una reunión del PSPV de Catarroja y por lo tanto todas las personas de mi alrededor eran militantes socialistas. Cuando he relatado el encuentro lo he enfocado bastante hacia los militantes socialistas que puedan leer esto (y hacia el propio Romeu, que supongo que lo habrá leído) y he intentado dar mi opinión desde fuera como "analista" independiente. El PSPV es parte central de la temática del texto (aunque éste sea sobre Francesc Romeu) y creo que es bastante lógico que haga hincapié en cómo veo yo al partido socialista. He hecho ejercicios parecidos con UPyD y con Compromís.

      Pero yo no hablo en interés del partido socialista, que a mi me importa bastante poco como me interesan poco los intereses de cualquier partido, hablo en interés de España y lo que podría beneficiar a la nación. Tu me conoces, a mi no me importan los partidos, los partidos son circunstanciales y vehiculares, lo que me importa es lo que pueden aportar al país. Mañana mismo podrían desaparecer el PP y el PSOE y no pasaría nada, otros partidos ocuparían su espacio político si es lo que demandan los ciudadanos.

      A mi me interesa Romeu por sus ideas, no por el partido que representa, igual que me interesa Mónica Oltra por la misma razón. Las ideas de Romeu mañana podrían estar fuera del PSPV pero si él es coherente y sincero defenderá las mismas fuera del partido.
      Tú sabes perfectamente leerme entre líneas y estoy seguro que no te habrán pasado desapercibidas frases como:

      "El comentario no me gustó nada porque yo soy el primero que hablo de PPSOE frecuentemente y creo tener motivos para hacerlo"

      "No identifico el nexo, pero la cuestión es que en estos 4 años han cambiado tantas cosas en España, el país está en una situación tan radicalmente diferente a la de aquella vez, que me parece muy raro que la sensación sea exactamente la misma, y no creo que sea por algo bueno…"

      "Una democracia como la nuestra corre el riesgo de ser confundida con los partidos políticos que la dominan y eso no podemos permitirlo"

      "creo que tiene futuro, en Valencia o en Madrid, en el PSOE o fuera de él"

      Busco alternativas, desesperadamente, y como sabes desde hace mucho tiempo las estoy buscando en muchos ámbitos y partidos.
      El futuro de España no lo va a construir un partido político, el futuro de España se va a tener que construir por consenso entre las fuerzas que efectivamente quieran un cambio profundo de los usos y estructuras españolas actuales. Por eso me interesa todo lo que pase en todos los partidos (menos, por ahora, en el PP) y creo que es bueno apoyar a los mejores y más valientes de sus militantes y dirigentes.

      Saludos,

      Eliminar
  6. Pedro:

    "Cuando he relatado el encuentro lo he enfocado bastante hacia los militantes socialistas que puedan leer esto (y hacia el propio Romeu, que supongo que lo habrá leído) y he intentado dar mi opinión desde fuera como "analista" independiente."

    Entendido.

    "Tu me conoces, a mi no me importan los partidos, los partidos son circunstanciales y vehiculares, lo que me importa es lo que pueden aportar al país. Mañana mismo podrían desaparecer el PP y el PSOE y no pasaría nada, otros partidos ocuparían su espacio político si es lo que demandan los ciudadanos."

    Ciertamente nunca te han interesado mucho los partidos. Eres demasiado "heterodoxo" para ellos.

    "Busco alternativas, desesperadamente, y como sabes desde hace mucho tiempo las estoy buscando en muchos ámbitos y partidos."

    Sí, cierto.

    Por eso mismo, porque sé leer entre líneas, quería asegurarme de esta entrada. A veces uno intuye cosas y es mejor aclararlas, por si acaso.

    Gracias por tu detallada respuesta. No me queda nada por decir, porque lo veo totalmente coherente con lo que ya vienes haciendo desde hace tiempo.

    ResponderEliminar