La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







martes, 16 de julio de 2013

El fin de Rajoy














Al escuchar la preparada respuesta que el aún presidente del gobierno dio en rueda de prensa a la pregunta concertada con el periodista de ABC, me vino a la cabeza una frase de la serie Juego de Tronos: “What is dead may never die” (lo que está muerto nunca puede morir) que dice uno de los personajes en lo que es una especie de juramento guerrero.
¿Qué relación vi entre esta frase y la comparecencia de Rajoy? Pues además del hecho de ver a un cadáver político en la pantalla de televisión me parecía que Rajoy, ya muerto, se había situado en una especie de invulnerabilidad ante la realidad. Si ya está muerto no puede morir, si es un cadáver político y sigue de presidente como si tal cosa ¿qué lo puede derribar? Se ha convertido, de facto, en alguien políticamente invulnerable a la dimisión.

Me muevo entre esa sensación (si no dimite por esto ya no va a dimitir por nada) y la contraria, que es la que me dicta el sentido común y la ética y que dice que un jefe de gobierno de un país democrático no puede seguir al frente de una nación ante un escándalo de estas características. Alguien en algún momento le dirá que tiene que dimitir: Sus propios parlamentarios que en el fondo son los que sostienen al gobierno, los grandes empresarios y banqueros que son los beneficiados de su política, la fuerza de la calle o su jefa, Angela Merkel.
Creo que la sensación general es esta última, la de fin de mandato. Si lo viésemos desde fuera estaríamos esperando las horas para que Rajoy dimitiese y dejase en manos del grupo parlamentario popular la elección del nuevo jefe de gobierno. Pero viviendo en este país, infectados con este ambiente de corrupción que lo ocupa todo, de irresponsabilidad política, con la todavía cercana tolerancia ciudadana ante la corrupción y la alergia a las dimisiones habitual en España, nos parece que todo puede pasar. Que el presidente del gobierno se aferre al sillón de forma irresponsable y presidencial no parece tan raro.
Y esa declaración…”en este momento los pilares de la política de España son su programa de reformas y su estabilidad política y yo no voy a consentir que ninguno de los dos sufra daño”…O sea que Rajoy, como único mecanismo de justificar su permanencia al frente del gobierno, se convierte personalmente en el garante de las reformas y la estabilidad de la patria.
O yo o el caos” es lo que venía a decir Rajoy, como cualquier dictador de medio pelo o cualquier sátrapa. Los emperadores romanos, Franco, Gadafi…Todos han justificado su permanencia por la estabilidad que sus regímenes daban, todos han pronosticado el caos en su ausencia. Ante la falta de legitimidad el miedo, ante la falta de dignidad el endiosamiento absurdo, trastornado, perturbador.
¿Cómo va a dimitir un hombre que se aferra al miedo y a la confusión de su persona con la estabilidad? Nunca lo hará por su propia voluntad. Quizá Rajoy certificó con esas palabras, sin quererlo, que sólo va a salir de su letargo bajo una extrema presión.

La realidad es exactamente al revés de lo que dijo Rajoy. Su propia presencia es nociva para la nación, su propia presencia lleva a que los medios de comunicación internacionales hablen mal de España, de la incomprensible tolerancia del pueblo español ante la corrupción, del estado putrefacto de la política aquí y de cómo el latrocinio está extendido por el país.
Luego este hatajo de mangantes habla de la marca España ¿Pero qué marca España, sinvergüenzas? No hay marca España ni nadie que se fie de los españoles cuando el propio presidente del gobierno está internacionalmente considerado como un irresponsable político y un presunto corrupto. Si el presidente del país no asume responsabilidades ¿qué se puede esperar del resto del país?
No es ninguna tontería lo que acabo de decir. La seriedad de un país se mide, también, en la seriedad de su política. Argentina, por ejemplo, es un país que tiene muy mala fama, sus empresas y empresarios tienen fama de ser poco serios y ser unos piratas, y esto es producto en parte de su realidad e historia política. Uruguay, un país culturalmente hermano de Argentina, tiene mucha mejor fama para hacer negocios y eso es en parte por la buena imagen de los políticos del país. Hasta los uruguayos dicen que los argentinos son todos unos mangantes.
¿Qué aporta Rajoy a la “marca España”? Ensuciarla, mancharla, destruirla. Os voy a hablar claro: España puede tener decenas de empresas punteras en obra pública pero si su potencia se pone en entredicho porque se cree que estas empresas han crecido gracias a una trama corrupta de concesiones de obra pública a cambio de donaciones ilegales, automáticamente la credibilidad y fiabilidad de estas empresas se podrá en duda en todo el mundo. España puede ser una potencia en energías renovables e ingeniería, pero si el país está gestionado por un chorizo la imagen de empresas e ingenieros se verá claramente dañada.
España es un país serio y yo contribuiré a que esto sea así”…Qué canalla. La presencia de Rajoy en la presidencia, su irresponsabilidad parlamentaria, cómo redacta las preguntas a los periodistas como si estuviésemos en una dictadura, cómo lleva mintiendo y mintiendo desde el mes de enero; eso es lo que hace que este país no sea serio, esto y no las ensoñaciones estúpidas de Rajoy sobre su propia figura.

Y no es que un país deba hacer las cosas para mejorar su imagen, es que la imagen es el único argumento que este gobierno ha esgrimido para justificar la absoluta violación de su programa, la traición a sus votantes, sus extemporáneas críticas a todos aquellos que se le oponen y sus intenciones de limitar las libertades ciudadanas de manifestación y expresión.
Llevo desde hace meses hablando sobre la ilegitimidad del gobierno español. Después de las medidas de julio de 2012 comencé a aceptar que este gobierno, cuya legitimidad defendí ese mayo pese a la violación de su programa electoral, era ilegítimo. En febrero de 2013, después de la publicación de los papeles de Bárcenas y de los análisis que indicaban que su contenido era cierto, analicé si el presidente del gobierno debía dimitir y mi conclusión fue que claramente sí debía. Todas las argumentaciones que hice entonces siguen siendo vigentes y no hace falta que las repita, podéis leerlas en los links.
Las revelaciones de las últimas semanas no hacen más que confirmar a los escépticos la veracidad del grueso de las acusaciones. Puede que haya cosas en concreto que no sean ciertas (yo creo que Bárcenas miente en algunas cosas, sobre todo en lo relacionado con Cospedal y en algunas omisiones de donantes y receptores) pero el esquema general de donaciones ilegales, sobresueldos y concesiones a cambio parece más que claro. En este momento no creo que pueda existir una sola persona informada en España que pueda pensar que todo es falso. Tan sólo una persona desinformada o alguien que se niegue a pensar o aceptar la realidad podría defender algo así.
No hay pues un solo motivo, ni uno solo, que permita justificar la permanencia de Rajoy en el puesto de presidente del gobierno. Podría discutirse si deben convocarse elecciones o puede formar gobierno otro dirigente del PP, pero Rajoy no puede continuar ni un minuto más.

Personalmente considero que debería forzarse un adelanto electoral, tanto por los criterios de ilegitimidad esgrimidos anteriormente como por una cuestión de estrategia. Actualmente en el sur de Europa y ante las crecientes protestas sociales en distintas formas, se están imponiendo los gobiernos de concentración. En Grecia hay un gobierno de concentración entre las antiguas fuerzas bipartidistas desde hace años, en Italia también. En Portugal se pretende imponer este esquema también aunque por ahora el partido socialista portugués se ha negado (porque se sabe ganador en unas futuras elecciones). Esta es la realidad de esta época.
Si en España hay unas elecciones ahora muy probablemente el parlamento saldría bastante fragmentado. El sistema que saldría sería de cuatro partidos dominantes (dos mayores y dos menores) y parece improbable que se pueda formar un gobierno estable con uno de los partidos tradicionales y uno o más de los menores, ante las claras incompatibilidades de muchas fuerzas políticas. Así pues las presiones internacionales irían encaminadas a que se formase un gobierno de concentración PSOE-PP y lo pongo en este orden porque creo que el PSOE podría quedar como primera fuerza.
El futuro, pues, tiene toda la pinta de ser un gobierno de concentración PSOE-PP que continúe la misma política de devaluación interna y pago de deuda, quizá con más estímulos, quizá con menos recortes sensibles, pero una política en consonancia con las “recomendaciones” de la troika y Berlín. Y si este futuro tiene que llegar, si el “austericidio” y el “bipartidismo” se van a replegar para continuar su política, cuanto antes llegue mejor.
Tengo la convicción que ese peaje lo tendremos que atravesar, porque es a lo que apunta todo. Luego las cosas pueden cambiar (puede perder Merkel en Alemania, puede haber escisiones en los grandes partidos, etc.) pero por ahora no veo otra solución más allá de esta. Siento desanimar a los que hablan de proyectos constituyentes, eso es algo que no veo que vaya a pasar en breve y mucho menos en la siguiente legislatura, aunque sí espero que pase a medio plazo.

La legislatura está acabada como dije en mayo. Lo está en legitimidad, lo está en contenido político pero sobre todo lo está en dignidad. Y eso es algo que no podemos permitir los españoles. Rajoy debe dimitir, debe ser depuesto, por la calle o por el parlamento, o si no lo será por Merkel.
Voy a citar al diputado semi-fascista de las cortes de la II república José Calvo Sotelo, que dijo esto: “Un país puede vivir en monarquía o en república, en régimen parlamentario o en régimen presidencialista, en bolchevismo o en fascismo. La única manera en la que no puede vivir un país es en anarquía”. Nunca pensé que citaría esta frase, que en su contexto era guerracivilista y antidemocrática.
Pero la voy a usar de base para cerrar el texto, adaptándola al tiempo presente. Este país puede vivir con un gobierno inútil, con un gobierno técnico, con un gobierno débil, con un gobierno que abuse de su mayoría parlamentaria, con un gobierno al siga ideologías perversas o con un gobierno que sea una jaula de grillos. Todo eso se puede solucionar, se puede arreglar mediante mecanismos democráticos. Pero cómo no puede vivir un país es odiándose a sí mismo, levantándose todas las mañanas avergonzado de la maldita suerte de tener un gobierno que ensucia el nombre del país, con un gobierno irresponsable en lo que hace y dictatorial en sus criterios públicos, y con la sensación de que por grande que sea el escándalo los gobernantes se creen en posesión de una gracia divina y no van a abandonar el cargo nunca.
España no puede vivir con Rajoy como presidente del gobierno, no puede vivir congelada en la historia. Que alguien haga el favor de despegarlo de esa maldita silla porque las consecuencias de no hacerlo pueden ser tan terribles que no quiero ni comentarlas.


Desde posicionamientos de derechas también han hablado de esto. Para que veáis como está el país:



6 comentarios:

  1. Gracias por el enlace, Pedro.

    ¿Has visto que el Financial Times también pide que Rajoy dé explicaciones? Un país democrático no puede esperar menos y hoy por hoy, España es una dictadura en casi todos los significados de la palabra.

    A mí a veces me pregunta aquí en USA mi opinión y digo lo mismo: que lamentablemente España ya no es un país libre y que eso significa que el Presidente no tiene que dar explicaciones.

    Aquí realmente se montaría un buen follón civil y mediático si Obama no diera la cara por algo tan escandaloso. Mira, hace poco tuvo que dimitir un político local porque en el año 1973 abogaba por el racismo político y lo descubrieron. Eso, por no hablar de los inspectores que hay y como controlan las irregularidades políticas. Ya hay 5 detenidos en Nueva York por casos de corrupción política y han sido inmediatamente destituidos de sus cargos, duramente condenados en público y apartados del Partido Demócrata.

    Con esto, no digo que USA es un paraíso y perfecto, pero sí tienen unos controles mucho mejores que España.

    Rajoy me recuerda a Gadafi a estas alturas con su "no me voy no me voy no me voy". Eso hasta que no diga Merkel lo contrario, claro está.

    Ya es tarde que dimita el Gobierno en pleno y disolución del PARTIDO PODRIDO.No pueden seguir
    gobernando con un proceso penal en ciernes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfredo,

      Lo he visto y me parece incluso prudente el FT. Seguramente es por la distancia, pero si esto pasase en un país anglosajón estoy seguro que más que explicaciones estarían pidiendo la dimisión del primer ministro.

      Ya que has hablado de Obama me gustaría puntualizar una cosa que creo que a veces se confunde. Obama es un jefe de estado, como lo es Hollande o lo era Sarkozy. Estos dirigentes han sido elegidos por sufragio universal directo, es decir, sus cargos y representación han sido directamente resultado de la voluntad popular y, además, tienen prácticamente inmunidad.

      Ese no es el caso de Rajoy. Rajoy es un jefe de gobierno, un primer ministro cuyo cargo no emana del voto directo de los ciudadanos sino del voto de los diputados. No es el pueblo español quien elige a Rajoy directamente, sino que elegimos a los diputados para que elijan al primer ministro.
      Rajoy, al igual que todos los primeros ministros, es una figura circunstancial que depende del parlamento y de la voluntad de los legisladores.
      Cuando se plantea el debate de la dimisión algunos idiotas defienden que Rajoy ha sido electo por la voluntad popular y que no se puede "violentar" la voluntad popular por un escándalo, creando una falsa dualidad entre voto popular y asunción de responsabilidades. Esto no es así y hay que negarlo con toda la fuerza necesaria.
      Si mañana el grupo parlamentario popular elige como presidente a Soraya o a Gallardón la voluntad popular no ha sido violentada en absoluto, porque el parlamento electo se mantiene exactamente igual y su poder de decisión también.

      Quizá no tenga mucho sentido hablar de la voluntad popular cuando esta gente la ha violado junto con la democracia misma, pero debemos denunciar este falso presidencialismo que quieren implantar tácitamente los defensores de Rajoy.

      Y otra cosa que quería puntualizar. El presidente del gobierno no deja de dar explicaciones porque no seamos un país libre (creo que eso se ve en otros ámbitos como la violación del programa electoral o la sumisión exterior), creo que no las da por características típicamente españolas y consustanciales al modelo de democracia que tenemos y al PP concretamente. No ir al parlamento es puro despotismo y autoritarismo político, es ese presidencialismo de facto que hemos creado, es producto de la ausencia de responsabilidad política que hemos permitido en este país.

      Saludos,

      Eliminar
  2. Y otro problema más, que si bien tú circunscribes el escándalo de la corrupción política al Gobierno y al PP, la realidad es que la sociedad extiende esa - iba a decir "sospecha" pero me temo que ya hemos pasado esa fase - reallidad al resto de formaciones políticas, de mayor a menor fuerza. En general es el sistema de partidos, la democracia representativa, y en general el tipo de estado de derecho español, lo que está claramente en entredicho, si no denostado. No sé adivinar el futuro, pero esto es el caldo de cultivo propicio para el resurgimiento de los totalitarismos. Espero equivocarme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno no circunscribo el escándalo de la corrupción al gobierno, pues hay otra mucha corrupción en otros partidos e instituciones, lo que pasa es que el cargo de presidente del gobierno es el máximo de la nación y merece una atención especial y una urgencia extrema en la solución.

      Pero sí es cierto lo que dices y lo expresé en una entrada de abril llamada Révolución democrática vs movimientos autoritarios, donde no llegué a hablar de totalitarismos pero sí de algo parecido y del riesgo que, si una regeneración democrática fracasa, entremos por la senda de populismos de todas clases para los que la democracia sea un medio y no un fin.

      Saludos,

      Eliminar
  3. Un periódico alemán (Die Tageszeitung ) habla de la mafia (“Basta con que tan solo una parte de las acusaciones sean ciertas para que el PP se parezca más a una mafia que a un partido político”); alguno italiano compara la situación actual del país con la Tangentópolis ( La Stampa) por el grado de corrupción generalizado y el comportamiento de la judicatura, y varios de Gran Bretaña ( The Times, Daily Telegraph , el Irish Time) ven insostenible la situación sobre todo por el grado de indignación de una ciudadanía, harta de casos de corrupción y de abusos de poder.

    La(BBC) habla de la implicación de esta gran trama de corrupción "del primer ministro MR" y concluye que "En España es frecuente que medios de comunicación destapen supuestos casos de corrupción que después acaban en los tribunales. Aunque esta es la primera vez que tantos líderes de un partido en el gobierno, incluido el presidente del gobierno, aparecen vinculados a un caso de tan alto perfil"

    Hace dos días fue The Economist, ayer el Financial Times y hoy The Guardian: "Nadie espera que Rajoy dimita en un país en el que nadie renuncia por razones éticas"; "Rechaza dar explicaciones en el Parlamento, rara vez concede entrevistas, ni siquiera a los medios 'amigos', y huye de la prensa" afirma el diario, al tiempo que agrega que desde hace algún tiempo "decidió hacer frente a los medios a través de un televisor de plasma para evitar las preguntas. Algo muy raro" y considera que lo que estamos viendo es que nuestro país "carece de una sociedad civil fuerte" y que la mayoría absoluta de Rajoy le protege de dar explicaciones en el Parlamento.

    ResponderEliminar
  4. En España, el parlamentario no se debe a sus electores, sino al líder de su partido o al jefe inmediato en la jerarquía del mismo que le mantiene en la lista electoral o el cargo que sustente. Nunca se pondrá en contra, ya que el cargo peligra.

    EL ENTORNO DE RAJOY SUGIERE QUE NO LE LA CARA NI EN LA MOCIÓN DE CENSURA:
    “Se trata de sembrar el caos -dice un miembro del Gobierno-. Podemos intervenir cuatro, cinco o todos lo ministros, pero el presidente no porque no vamos a darle ese gusto a Rubalcaba” Otro de los consultados cree que Rajoy podría tomar la palabra al final de la sesión parlamentaria “para asestar el golpe definitivo” al líder del PSOE
    + http://www.cuartopoder.es/depixieadixit/los-marianistas-sugieren-a-rajoy-que-no-de-la-cara-ni-en-la-mocion-de-censura/2545

    ARRECIAN LAS CRÍTICAS DEL PP AL GOBIERNO POR NO HABER SUSTITUIDO "A TIEMPO" A LOS FISCALES DEL CASO BÁRCENAS:
    En el Partido Popular comienza a extenderse la especie de que el Gobierno no ha sido diligente a la hora de "articular" una serie de medidas que hubieran servido para "tener los menos problemas posibles" en la instrucción del caso Gürtel
    + http://www.vozpopuli.com/actualidad/28161-arrecian-las-criticas-del-pp-al-gobierno-por-no-haber-sustituido-a-tiempo-a-las-fiscales-del-caso-barcenas

    Y ya, llegados a éste punto de pudredumbre, degeneración y decadencia, podemos pedirles cuentas a éstos anormales que agitan banderitas eufóricos, la ética, la moral y el nivel "intelectual" que tienen, y preguntarles de paso a quien van a votar en las próximas elecciones, que te van a decir que los "otros" dan más "asco":
    + http://youtu.be/NCCd_PTdZv0

    ¿QUIEN PUEDE REGENERAR UN PAÍS CON ESTOS MIMBRES? DEFINITIVAMENTE ESTE PAÍS NO TIENE ARREGLO. Y LO MEJOR QUE PUEDEN HACER LOS JÓVENES HACER LAS MALETAS Y "EMPRENDER" LA HUIDA. PERO PARA NO VOLVER.

    ResponderEliminar