La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







lunes, 22 de julio de 2013

Nacionalismo, no nacionalismo y anacionalismo






















Uno de los clichés fundamentales que usan los nacionalistas es que todo el mundo es nacionalista de una nación determinada. Ellos lo son y lo dicen, y como según ellos todos en el fondo lo somos se auto sitúan así en una posición política que no puede ser ignorada ni rechazada, ni tan siquiera ser discutida con la razón pues como mucho lo que se podría hacer es contraponer una nación contra la otra, discusión estéril donde las haya.
Este es el punto de bloqueo que lleva a que el nacionalismo no sea una ideología sino una “religión” como dije hace unas semanas sobre esta y otras opciones políticas. Y la verdad es que me cansa, me cansa muchísimo llegar siempre al mismo punto en las discusiones con nacionalistas de todas clases, llegar siempre al “tú eres nacionalista español”. No, eso no es cierto, no todo el mundo es nacionalista ni el nacionalismo es algo políticamente “neutral” para quienes no somos nacionalistas como dicen otras personas.
Me gustaría intentar desarrollar un poco este tema.

Todos tenemos más o menos claro lo que es el nacionalismo. El nacionalismo es una ideología que pretende convertir a un territorio y sus habitantes en una entidad propia y diferenciada del resto, convirtiendo sus rasgos culturales, políticos, religiosos, raciales o históricos en la base para la creación o mantenimiento de una estructura política y eventualmente como base inmutable del desarrollo de la misma.
El problema básico del nacionalismo es uno: Su arbitrariedad. Definir qué es una nación es algo absolutamente arbitrario, pues se pueden generar naciones distintas dependiendo la característica que subjetivamente se considere importante. Si la lengua es la característica para crear una nación se podrían crear, en un territorio determinado, una serie de naciones que serían distintas de las que se crearían si se usan otras características como la historia, la raza, etc. No hay una guía para definir qué es una nación y qué no, así que todo se convierte en pura arbitrariedad que generalmente se orienta para conseguir unos intereses tangibles determinados. Leed este gracioso ejercicio de mi colega Roberto Augusto sobre “¿Cuántas naciones hay en España?” para entender la arbitrariedad del nacionalismo.
Esos intereses son los han creado el nacionalismo desde siempre. Un rey puede crear nacionalismo para mantener unidos sus dominios o a sus súbditos entretenidos con ideas de honor y patria mientras mantiene su poder. Una clase social dominante puede crear nacionalismo para defender sus intereses económicos frente a otros territorios o como método de “desplazar” ideologías peligrosas para ellos. Un territorio rico vecino de uno pobre puede crear nacionalismo para evitar sufrir la pobreza del otro, bien por emigración bien por impuestos bien por otra razón. El nacionalismo también se puede usar para crear regímenes religiosos, para luchar contra imperios o por cualquier otra razón pero siempre, siempre, tiene un origen en un interés político que, convirtiéndose en nacionalismo, se llena de misticismo para así fortalecerse.
Luego el nacionalismo puede evolucionar, cambiar e incluso obviar y rechazar el contenido político que llevó a su creación. Y ahí hablaríamos de un nacionalismo vacío, que no es más que sentimentalismo por sentimentalismo. Y ese nacionalismo vacío también es peligroso porque es como una especie de arma flotante a la espera de ser usada por el primer desaprensivo que quiera convertir sus intereses de clase, casta, raza, religión o lo que sea en una ideología política.

He oído muchas veces como se ha opuesto, en algunas zonas de España que tienen un nacionalismo local, el nacionalismo con otro posicionamiento llamado “no nacionalismo”. En el País Vasco, por ejemplo, se habla de los nacionalistas y los “no nacionalistas”, que es una atrevida suposición que implica que todos los que se oponen al nacionalismo vasco no son nacionalistas. Y eso es falso, tan falso como decir que todos los que se oponen al nacionalismo vasco son nacionalistas españoles.
Muchos dicen que el nacionalismo español no es nacionalismo porque ya tiene nación, porque entonces se convierte en “patriotismo”. Eso es falso. Tener nación o no tenerla no cambia el nacionalismo, lo único que cambia es el objetivo fundamental de ese nacionalismo. Si el objetivo de un nacionalismo sin nación es crear una nación el objetivo del nacionalismo con nación es mantenerla. Ambos nacionalismos consideran la nación como “única” e “indivisible”, la consideran único producto posible de la historia y única construcción política razonable en función de la realidad cultural, y por eso mismo ambos son nacionalismos equivalentes.
¿Es el nacionalismo y el patriotismo lo mismo? Bueno, aquí entramos en el complejo mundo de los términos y sus matices. Pero sí considero que existe un “patriotismo” que es representación del orgullo por unas raíces o por un territorio y que no necesita de “nación” ni de construcción nacional para existir ni pretende conceptualizar la nación en función de unas características arbitrarias. A eso se le podría llamar patriotismo si se quiere, sin menoscabo de que la mayoría de los que se autodenominan patriotas en el fondo son nacionalistas.

Entonces ¿existe el no nacionalismo? Si claro que existe, hay mucha gente que no somos nacionalistas en ninguna de sus expresiones. El problema es que este término del no-nacionalismo ha sido, como tantos otros, manoseado precisamente por aquellos que sí son nacionalistas pero que creen que, al ser su nación un estado, no lo son.
Por eso quizá deberíamos usar algún otro término y por eso he traído a colación el término “anacionalista”. Anacionalismo es un término que se usó en el pasado para definir ciertas teorías no nacionalistas del movimiento esperantista de finales del siglo XIX y principios del XX. Este anacionalismo tenía mucha relación con el internacionalismo socialista si bien este último se convirtió en un vehículo acomodaticio para las luchas obreras y acabó degenerado en interés fundamentalmente de la URSS.
Pero este anacionalismo quiero usarlo como una idea que nos sirva para acabar, de una vez, con las estúpidas disputas sobre las naciones que tenemos continuamente en nuestro país. Para mí, como no nacionalista, la nación no significa nada. Lo único real, tangible, es el estado y cuando uso la palabra nación la uso siempre como sinónimo de estado. Que el estado, español en este caso, sea una “nación” o esté compuesto por tres, cinco o veinte naciones me es absolutamente irrelevante. Es más, creo que es algo en lo que no deberíamos meternos. La nación es subjetiva mientras el estado es objetivo: Mezclar nación y estado es una cosa que no lleva a ninguna parte.
Y por eso mismo hablar de la “plurinacionalidad” del estado español como hacen muchos partidos políticos o movimientos en España es algo que no lleva a ningún sitio. De hecho considero que en una eventual reforma de la constitución debería de eliminarse eso de la “nación española” y sustituirse por otra expresión más “anacional”.

Lo he dicho muchas veces y lo vuelvo a repetir. Para mí la integridad de los estados democráticos no está en cuestión ni acepto que ninguna de sus partes tenga derecho a autodeterminación. Otra cosa es que un territorio homogéneo tuviese una voluntad muy mayoritaria de separación permanente en el tiempo, que entonces podría ser razonable crear mecanismos legales para una hipotética secesión, dejando siempre claro que eso no responde al derecho de autodeterminación y que no se tiene porque garantizar la integridad territorial del territorio a separar. Pero eso es una cosa y otra es aceptar el nacionalismo y lo que emana de él.
Si se es anacionalista (o no nacionalista) hay que oponerse al nacionalismo, no considerarlo una cuestión neutral y ajena. Y no es una cuestión de territorialidad no nos equivoquemos, es una cuestión fundamentalmente de valores y de proyección de las ideas políticas. El nacionalismo representa valores contrarios a los nuestros y esto debemos entenderlo y no jugar a estas cosas que nos distraen, no aportan nada y además inculca valores conservadores e incluso reaccionarios.


29 comentarios:

  1. Te van a llover flores Pedro (y lo mismo algún cardo) pero si, coincido plenamente contigo, o sea, plenamente :)

    Los nacionalismos son uno de los males de la Europa del siglo XX y XXI, aunque muchos se fraguaron algún siglo antes, cuando a lo que se debería tender, por solidaridad, oportunidad y futuro, es a más Europa y menos ombliguismo local.

    Enhorabuena por la exposición.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo en que el concepto de nación es inaprehensible; en que el nacionalismo no es una ideología, lo que fundamentalmente se demuestra por la ausencia de un corpus teórico como el que tiene cualquier ideología y, de hecho, el nacionalismo ha pasado y sigue pasando, tanto por regionalismo, cantonalismo, centralismo, chauvinismo, independentismo, etcétera, sin llegar nunca a establecer una sistematización ideológica; también estoy de acuerdo en que los nacionalistas se definen por oposición a otros nacionalistas, habida cuenta de la dificultad que tiene, como todo el mundo puede comprobar, la definición del término "nación"; de acuerdo en que el estado, en contraposición al término nación, es una realidad tangible, aunque tan arbitraria como esta.

    Y ahora viene en lo que no estoy de acuerdo. En primer lugar, resulta incongruente definirse como "no nacionalista" o "anacionalista" y luego negar el derecho a la autodeterminación de las comunidades humanas que se sienten nación si estas están en el interior de un estado, el estado propio o que se siente como propio, es decir, el nacionalismo. Yo no me considero nacionalista, fundamentalmente porque no comparto el sentimiento de nación, de ninguna, y tampoco de la española, haya o no estado, que como ya he dicho es una entidad tan arbitraria como la de la nación, de hecho el siglo pasado ambas se confundieron y hoy se siguen confundiendo, y es por eso que me importa un pimiento si España está unida o se disgrega en otros estados-nación y estos a su vez se vuelven a disgregar en otros; sinceramente, me la sopla.

    En segundo lugar, el internacionalismo es, en mi opinión, una boutade, entretenimiento para ociosos y desahogaos. No entraré en más debate de esta tontería porque no creo que dé para más la cosa. Eso sí, quien quiera creer en eso que lo haga, no seré yo quien se lo impida, por supuesto, pero soy materialista y sólo creo en lo que veo, siento y percibo, no hago actos de fe.

    Finalmente, me niego a considerar el nacionalismo, en general, sin más especificaciones, como si eso fuera posible - el nacionalismo es un sentimiento y en consecuencia es plural, poliédrico y dinámico, tan específico como inespecifico, como todos los sentimientos -, como algo negativo, malo o intrínsecamente perjudicial para alguien, porque no lo es, nunca lo ha sido. Perjudiciales y malos son quienes usan ese sentimiento, de manera bastarda, para conseguir fines espúreos, pero eso es otra cosa.

    Una buena exposición, como siempre, que invita al debate, como siempre. Es un placer inmenso leer este blog. Enhorabuena y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enrique,

      Muchas gracias. Voy a puntualizar un par de cosas con las que no estás de acuerdo porque creo que no las he desarrollado mucho en el texto.

      ¿Por qué niego yo el derecho de autodeterminación? Porque para que haya derecho de autodeterminación debe haber un "pueblo", que debe estar contrapuesto a otro pueblo del que no forma realmente parte. En esencia es un concepto de nación excluyente y por eso mismo sólo se ha aplicado a estados coloniales.
      Como expreso en el último párrafo yo estoy abierto a estudiar una regulación de la secesión, porque igual que a ti esto de la "unidad de España" no me parece nada sagrado ni eterno ni irrompible. Pero, igual que dices, lo hago siempre entendiendo que eso que se pretende separar no es una "nación" y, por tanto, ni tiene integridad territorial, ni derecho alguno más allá de la voluntad democrática de los habitantes del territorio.
      ¿Y si acepto la voluntad democrática porque no acepto el derecho a secesión de forma general? Porque hay que ser un poco pragmáticos y darnos cuenta que las naciones no se pueden trocear y juntar a la ligera, que es algo muy determinante y que, para hacerlo, tiene que haber una clarísima voluntad no circunstancial y muy mayoritaria.
      En resumen: Derecho a la autodeterminación no porque no hay nación o "pueblo independiente", derecho a la sececión tampoco por pragmatismo y porque entrariamos en aquello del "federalismo desde abajo" que he comentado muchas veces, pero posible secesión sí si hay voluntades muy mayoritarias, permanentes en el tiempo, pacto multilateral y consecuencias claras de la misma mediante regulación previa.

      Tema internacionalismo: Yo no concibo el internacionalismo como una negación de las realides estatales y de los vínculos preferentes obvios con quien compartes cultura, sino como una negación de la nación como concepto arbitrario. Por eso he usado "anacionalismo" y no internacionalismo que, además, es un concepto bastante "revolucionario-marxista".
      Yo acepto y entiendo que mi marco de actuación es el estado vigente y, por extensión, la UE. No me voy a implicar igual en los problemas de España que en los de Corea del Norte, como es obvio.

      Tema "negatividad" del nacionalismo: A ver es que tu hablas de nacionalismo como un sentimiento y yo hablo de nacionalismo como una ideología política. Yo no tengo ningún problema que cada uno se sienta como le venga en gana, lo que no quiero es que esto se articule políticamente generando nacionalismo. He hecho una referencia a cierto "patriotismo" que he contrapuesto con el nacionalismo político, quizá lo que estás definiendo es más eso que nacionalismo en sí.

      Saludos,

      Eliminar
  3. Estoy de acuerdo con Fernando... mira la parte positiva con lo de las flores, el negocio no ha decaído se mantiene.
    Coincido con lo absurdo de los nacionalismos.

    ResponderEliminar
  4. Saludos, me presento, soy de Venezuela y hace algún tiempo que sigo tu blog.

    Aquí en América Latina no solemos mirar al nacionalismo como si fuera algo intrínsecamente negativo. A fin de cuentas, no veo lo negativo a amar las costumbres y cultura con las que has crecido, pese a que sea un fruto del azar el que hayas nacido en un determinado pedazo de tierra. Tampoco vemos lo malo en querer defender la soberanía nacional (de hecho, tú mismo lo haces respecto a las imposiciones de la Unión Europea), que es lo que yo defino como nacionalismo político.

    Ya otra cosa, claro, son los excesos del nacionalismo y los fanatismo que éste conlleva, como he visto en mi país, donde se justifica, en pro de una supuesta "segunda independencia", todos los males que sufrimos.

    De hecho, desde mi ventajoso punto de observador exterior, creo que uno de los problemas de España como Estado-nación es la falta de nacionalismo por parte de la izquierda española, lo que los ha llevado a ponerse del lado de los micro-nacionalismos periféricos y a la larga, terminar promoviendo a éstos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pablo,

      Leyendo lo que expresas te voy a hacer la misma puntualización que Enrique. El "amar" la cultura o las costumbres no es nacionalismo, el nacionalismo requiere de estructuración política y el "amor" a algo no la tiene. Yo creo que hablas más bien de ese patriotismo un tanto abstracto que he comentado antes.

      Defender la soberanía nacional sí podría ser nacionalismo si estás defendiendo esa soberanía nacional por encima de la popular. Me explico.
      Cuando yo defiendo la soberanía nacional española no estoy defendiendo a la "nación", estoy defendiendo la soberanía popular de los ciudadanos de España, defendiendo que deben ser ellos quienes decidan sobre su política y no una señora alemana a la que ningún español ha elegido. Estoy contraponiendo la soberanía popular de los gobernados contra una poder que no emana de esa soberanía popular.

      Si la señora Merkel fuese la presidenta de la UE electa por todos los ciudadanos de la misma entonces la cosa sería diferente. Yo no podría contraponer la soberanía popular de los españoles contra una mandataria, porque los españoles sí dispondriamos se poder de decisión, de voto y de fuerza. Los españoles sí tendriamos soberanía popular pero España, como concepto, no dispondría de soberanía "nacional" porque la soberanía sería común europea.
      Por tanto la soberanía que yo defiendo es la del ciudadano, no la de la nación. No sé si me explico...

      Respecto al problema que observas en España yo creo que más que eso el problema es que la izquierda española tiene un cordón umbilical incomprensible que le une a los nacionalismos periféricos desde los tiempos de la guerra civil.
      No es la falta de "nacionalismo" español (algo incoveniente para mí como he dicho) es el doble rasero con que se mide al nacionalismo español (que se rechaza) y al periférico (al que se le tiene simpatía o respeto).
      A la izquierda le falta valor y claridad para decir que defiende la integridad territorial del estado y que no juega a nacionalismos.

      Saludos,

      Eliminar
    2. Sigo sin entender la diferencia entre patriotismo y nacionalismo, sinceramente. A fin de cuentas, el nacionalismo político se nutre de la concepción de que "somos diferentes a otros países", que proviene de las costumbres, idioma y etnia del país en cuestión.

      En teoría, se supone que es la Unión Europea y el Banco Central Europeo la que dicta las medidas de austeridad, y pese a cierto déficit democrático, más o menos se podría decir que incluso Mario Draghi ha sido electo por el pueblo, o al menos por representantes del pueblo de Europa.

      Comprendo perfectamente tus argumentos. Y más que atribuirlo a la guerra civil, creo que era algo que provenía de antes, desde tiempos del Frente Popular donde estaba ERC, o incluso el Pacto de San Sebastián donde había nacionalistas vascos y catalanes.

      Y sí, en general tienes razón. Pero sigo pensando que para que un Estado-nación funcione, debe existir cierto concepto de nación en la mentalidad de la ciudadanía apoyado por ésta. Por poner un ejemplo, ¿por que daría el Ejército su vida por España si no cree en ella como nación?

      Eliminar
    3. Empiezo por el final,

      El ejército daría su vida por España porque es la construcción política en la que está su familia, sus amigos, sus paisanos y porque es su obligación.

      Bueno, que ese cordón umbilical empezase en la guerra civil o con la formación del frente popular nos lleva a una diferencia de menos de un año, pero dos matices: El PNV no estaba en el Frente popular (su alianza tácita con las izquierdas no se certifica hasta los albores de la guerra civil) y ERC no era un partido nacionalista tal y como lo entendemos ahora, sino que en ese momento prioriza su republicanismo sobre su nacionalismo. Esto lo desarrolle más en un texto de diciembre llamado "Historia de la política valenciana (II)"

      ¿Mario Draghi ha sido electo por el pueblo? Es una forma de verlo pero aquí hay dos puntos que son absolutamente relevantes: 1º/ El BCE se establece como "organismo independiente", es decir, que aunque su presidente sea elegido por los estados europeos indirectamente su mandato no obedece a los intereses democráticos, convirtiéndose en un tecnócrata; y 2º/ Por la estructura de poder de Europa y del BCE aunque todos los estados voten para esto en realidad es Alemania, apoyada por sus países vecinos, quien acaba imponiendo su candidato y sus obsesiones monetarias. E insisto en mi argumento: Ni yo ni el resto de españoles votamos a la canciller de Alemania.

      Y finalmente creo que en la diferencia entre patriotismo y nacionalismo nos estamos perdiendo en un debate semántico. Yo creo que no entendemos lo mismo respecto a la palabra patriotismo. Yo he intentado definir un sentimiento de pertenencia, orgullo y "amor" a un territorio, una gente y sus constumbres sin que este sentimiento tenga connotaciones políticas ni sea un sentimiento "invasivo" ni una proyección nacional que oblige a los demás a adoptar una serie de características, y he dicho que podríamos llamarlo patriotismo.
      Mi sensación es que tú entiendes la palabra patriotismo más como "exaltación nacional". Quizá ese es el punto de conflicto.

      Saludos,

      Eliminar
    4. ¿Pero por qué es obligación del militar morir por la patria? Esa es la pregunta qué solo el nacionalismo puede responder. Eso en primera. En segunda, a menos que su familia y amigos esté directamente en peligro -cosa de la cual estamos muy lejos aquí en Occidente-, ese argumento no puede usarse con los milicos.

      Acepto los matices. Y sobre Draghi, reconocí claramente que hay cierto déficit democrático en su elección, y que prima mucho la influencia alemana. Pero al menos teóricamente, ha sido electo por representantes del pueblo. Sería interesante ver que propondrías tú para reformar la Unión Europea.

      Y sí, entiendo el patriotismo como una expresión de la exaltación de la nación.

      Eliminar
  5. Un artículo muy interesante del profesor Vicenç Navarro sobre el nacionalismo españolista: http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2013/07/22/el-nacionalismo-espanolista/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy en absoluto de acuerdo con el profesor Navarro en estas cosas. Se critica al nacionalismo español con criterio (aunque a veces se confunde actitudes nacionalistas con otras meramente jacobinas), pero se obvia cualquiera de las críticas que por el mismo motivo se podían hacer al nacionalismo catalán.
      Tengo grandes discrepancias:

      - Obvia el origen burgués del nacionalismo catalán y su orientación claramente económica y de clase social.

      - Asume la plurinacionalidad del estado español, algo que he criticado explícitamente en el texto como una asunción de un posicionamiento nacionalista. Asume,además, la "nación única" para Cataluña o País Vasco y su integridad territorial, pero no para España. Insisto, es un posicionamiento nacionalista.

      - En España no hay explotación de "nación a nación", eso es ridículo, lo que hay es un mal modelo de vertebración territorial.

      - Parece defender un modelo confederal parecido al de EE.UU. Y repito lo que digo muchas veces: Quizá uno de los problemas de EEUU para desarrollar un verdadero estado del bienestar ha sido la práctica independencia de los estados para legislar sobre leyes, impuestos y derechos. Navarro, que defiende un amplio estado del bienestar, da pábula a estructuras que podrían impedirlo.

      - Se sitúa al límite de abdicar de su lucha por una España mejor en base a que España "nunca cambiará". Este planteamiento es absolutamente nacionalista una vez más.

      Navarro se queja de que desde "Madrid" siempre se dice que la izquierda catalana está "ifectada de nacionalismo". Sin querer entrar en generalizaciones ni en validar cosas que no quiero validar, creo que el profesor Navarro es el claro ejemplo de que eso realmente pasa.

      Sí estoy de acuerdo con él en:

      - Hay que tener en cuenta el coste de la vida en Cataluña a la hora de hacer las transferencias y la financiación.

      - Habría que crear una "multicapitalidad" con organismos del estado en varias ciudades, no sólo en Madrid.

      - El independentismo que hay ahora en Cataluña no es producto de la estrategia de CiU y responde a algo mucho más profundo en el pensamiento de muchos catalanes, aunque bien es cierto que CiU, validándolo, está dando visos de verosimilitud y posibilidad a algo que es casi imposible.

      Saludos,

      Eliminar
  6. Simplemente genial, ya que me considero entre l@s anacionalistas. No me identifico con nación alguna porque las naciones son intangibles, sobre todo si se vinculan con el concepto del "espíritu del pueblo" (wolkgeist). Aun así respeto a l@s nacionalistas al igual que l@s ate@s deben tolerar a l@s creyentes.

    Asimismo, sería interesante contraponer el concepto de nación con el de ciudadanía. En una línea rousseauniana, la ciudadanía es el conjunto de personas que voluntariamente acuerdan conformar una sociedad con un fundamento jurídico. Estas personas legalmente constituidas como ciudadanía, sin importar su cultura (tan díficil de acotar en segmentos para pensadores cosmopolitas), pueden decidir las normas de su sociedad.

    ResponderEliminar
  7. No estoy de acuerdo con que el concepto de nación, en el sentido étnico o cultural del término, sea algo abstracto o inaprensible. En mi humilde opinión, está claro que existen comunidades humanas con particularidades culturales, lingüísticas, históricas etc, a las que se ha de tomar muy en cuenta para que un estado (o nación politica) sea realmente viable. El estado es un hecho objetino, pero también lo es la nación cultural, incluso si esta no es preexistente, sino formada en gran medida "desde arriba" como podría ser el caso de la Francia posterior a la Revolución. La lengua y las costumbres de la nación o naciones culturales se plasman en la legislación de los estados a los que dan forman, así debe ser al menos en un régimen político democrático.

    Podemos contemplar los casos del antiguo Imperior Ruso y después la URSS, donde varias naciones eran forzadas a convivir, ya fuera en base a la obediencia común al zar o la aceptación del credo marxista. Desechado el socialismo y la URSS, vimos la eclosión de hasta 15 estados nacionales. Todos muy tangibles, tanto como las naciones que les daban forma, y que deseaban un estado donde plasmar su ser. Al punto de que esto a su vez generó problemas con las respectivas minorías nacionales de estos nuevos estados, como podemos observar actualmente en Gerogia, Moldavia, Ucrania y algunos estados bálticos. ¿Sentimiento? Por supuesto, pero basado este en diferencias culturales objetivas. Algo parecido podría decirse de la antigua Yugoslavia.

    No deseo que lo que escribo de lugar a malas interpretaciones. Por supuesto que creo que diferentes naciones culturales pueden convivir si lo desean en un estado democrático, es evidente que así sucede. Y es mi deseo que las distintas naciones culturales puedan encontrar en el estado español su estado común. Además, cuando hablo de naciones culturales me refiero simpre a comunidades humanas, nunca a regiones. Cataluña o Euskadi no son naciones en sentido político, obviamente, pero tampoco en el cultural o étnico, dado que en este sentido son territorios tan plurinacionales como el conjunto de España.

    José Antonio O.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose Antonio,

      A ver, que el concepto nación sea abstracto o intangible no quiere decir que cualquier comunidad humana pueda formar una "nación" cultural ni que todo estado sea viable.
      Está claro que los españoles y los coreanos no pueden formar parte de la misma "nación" cultural, porque no comparten prácticamente nada a nivel cultural, religioso, linguístico, racial, de costumbres, etc. No creo que nadie esté defendiendo que al ser una nación algo intangible no haya diferencias al crear un estado entre Extremadura y Andalucía o crear uno entre Extremadura y Vietnam. Obviamente las dificultades de viabilidad del segundo serían muchas.

      La intangibilidad de un estado lo vemos en situaciones menos extremas. Por ejemplo ¿los catalanes y los aragoneses forman la misma nación? Digamos que sí ¿Y por qué no los españoles y los portugueses? ¿Y los alemanes y los austriacos? ¿Argentina y Uruguay? ¿Holanda y Bélgica? La creación de las naciones ha sido arbitraria y la conceptualización es arbitraria también.

      Hablas de la URSS y de la antigua Yugoslavia. A ver, creo que entrar en casos concretos puede ser dificultoso y nos puede llevar a falsas conclusiones.
      Yo creo que ni la antigua URSS ni la antigua Yugoslavia estaban condenadas a la segregación en diferentes naciones. La creación de estos estados fue en el siglo XX y su permanencia fue de unas pocas décadas pero ¿se acabaron separando realmente por su incompatibilidad cultural? No creo que haya tanta incompatibilidad cultural ¿O se separaron, quizá, porque los estados fueron dictatoriales, fuertemente autoritarios, y se creó en el imaginario colectivo la idea de que la propia existencia del estado estaba relacionada con la opresión de las libertades? Me inclino más por esta última opción.
      Si la URSS o Yugoslavia hubiesen sido estados democráticos no creo que se hubiesen segregado de esa manera, y lo mismo vale para Checoslovaquia. Pero quizá se juntó que eran estados "nuevos", su existencia estaba relacionada con el autoritarismo, había habido problemas étnicos en un pasado reciente, se estaba en un momento de cambio de régimen y otras razones que llevaron, finalmente, a la disolución de esos estados.

      No quiero que mi opinión se tome como un absolutismo, no era lo que pretendía. Pero en el entorno que nos movemos la "nación" es un intengible arbitrario, lo que no quiere decir que niegue las similitudes culturales obvias de grupos humanos y territorios vecinos respecto a otros alejados y cultural e históricamente inconexos, ni que la facilidad para crear un estado sea mayor en casos de cultura similar que en otros.

      Saludos,

      Eliminar
    2. Yo, en cambio, sí estoy convencido de que el término "nación" no puede ser definido con exactitud, ni delimitadas con claridad sus fronteras conceptuales ¿Qué es una nación? ¿Quiénes forman una nación? ¿Una nación está determinada por el territorio o por la población; la cultura; la lengua; la etnia; la religión? Váyase usted a saber, depende. Incluso en algunos casos hay "naciones" dentro de "naciones", cosa que es del todo punto delirante, pero es que en conceptos sociales o sociológicos es lo que hay. Por eso, insisto, en que la pertenencia a un "pueblo", "nación", "país", "patria", como queramos llamarlo, es un sentimiento: yo tengo el sentimiento de pertenencia a la especie humana y me da lo mismo la etnia, la religión, la lengua, la cultura, etcétera; otros, consideran que la reunión de determinadas coincidencias en algunas o todas esas características en un grupo humano, más o menos numeroso, justifica la existencia de "naciones", "países", "patrias", "estados" (o "estados-nación") pero eso es un acto de fe y yo soy materialista.

      Otra cosa, diferente, pero añadida, es la utilización política y económica de ese sentimiento de pertenencia a una comunidad humana, se llame como se llame y se positivice en derecho como se positivice, que en eso no entro porque no me importa en absoluta. Estoy convencido de que la utilización de ese sentimiento obedece a intereses espúreos, generalmente relacionados con el poder y el dinero, raramente con la sincera búsqueda de la autonomía "nacional". Pero esto es mi opinión, no la verdad, sino mi verdad.

      Eliminar
  8. Un video ya casi clásico al respecto:
    http://www.youtube.com/watch?v=xDJ6e9ZzH5E

    Aunque un video más delicioso al respecto es este títulado:
    Mi patria:Autobiografía
    http://www.youtube.com/watch?v=fA8wgmLeGLI

    ResponderEliminar
  9. He llegado a este blog a través de tu comentario a Francesc Trilles. Te felicito por el texto, que es muy oportuno. La situación que estamos viviendo en Catalunya me parece casi icreíble, cuando yo pensaba que vivía en un país bastante "normal", en el que era impensable una guerra de banderas y proclamas irracionales.
    Después de mi mostrar mi anacionalismo en público recibo amenazas anónimas o a veces con nombre, pero siempre amenazas. Incluso me han dicho: "cuando catalunya sea independiente te vamos a echar".
    A mi lo que más me cuesta entender (y me duele) es que en estos tiempos alguien se salga con la suya construyendo un problema identitario que oculta los problemas reales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy hipócrita, Lluís. Lo que tu llamas nacionalismo, en realidad es estatismo (dentro del independentismo catalán hay nacionalistas y anacionalistas) pero por lo que se ve, no os interesa entenderlo. Es mucho mejor sacar a relucir el victimismo y si se puede demonizar un movimiento al cual no le tienes simpatía, pues mejor que mejor. Mientras ese estatismo votaba en clave federal todo era maravilloso, de izquiedas y de clase obrera. Ahora en cambio, cuando ese mismo estatismo se vuelve soberanista, ahora se le tacha de anormal, de derechas y burgués. Cuando una sociedad lleva 150 años promoviendo una unión de estados federales y se le da con la puerta en las narices una y otra vez, al final es normal que desista y cambie su horizonte. Einstein ya dijo que locura era pretender conseguir resultados diferentes haciendo siempre lo mismo. A lo mejor lo anormal han sido esos últimos 150 años.
      Te quejas de las amenazas que dices recibir (nadie en democracia tendría que pasar por esa situación deleznable y que condeno firmemente), pero del artículo 8 de la constitución JACOBINA española no dices nada de nada. El estado español a través de este artículo amenaza de muerte a todo aquél que intente cambiarlo o marchar pacíficamente de él. Los españolistas (nacionalistas, anacionalistas y no-nacionalistas) nos estáis amenazando con enviar tropas armadas contra gente desarmada que quiere dotarse democráticamente de un marco legal diferente al pactado por el FASCISMO con el PARTIDO COMUNISTA MONÁRQUICO ROJIGUALDO ESPAÑOL (nótese la ironía). Ese punto es más propio de un pais dictatorial que de uno democrático. Pero por lo que veo es más facil tachar a un movimiento demócrático que viene desde abajo y plural de nazi (como ya has hecho en otras intervenciones en diferentes blogs).
      Dices que el independentismo catalán está "...construyendo un problema identitario para ocultar los problemas reales...". No entiendes y no quieres entender el movimiento independentista. Si no encuentras respuestas, será porque no te haces las preguntas adecuadas. Te daré unas pistas: Porqué nuestros padres, abuelos, tíos... gente que no ha nacido en Catalunya, en muchos casos castellanohablantes, también apuestan por cear un estado catalán? Esta gente es identitaria? o eres tu quien sigue a rajatabla aquellas palabras de Machado que decían "...desprecia cuanto ignora...".

      P.D: Ya os dije a tí y a Francesc Trillas, que la estrategia que utilizáis de tildar de nazis a gente democrática y después quejarse porque se os tiran a la yugular porque se sienten ofendidos, es típica de mentalidad perdedora.

      P.D2: Condeno cualquier tipo de amenazas, que quede claro.

      Eliminar
  10. Por lo que veo, la nación es discutible pero el estado no. Eso es más propio del imperialismo (primo hermano del colonialismo) que de mentes demócratas.
    Si una sociedad pretende autogovernarse y autogestionarse de manera democrática: No pude porque el estado es intocable? Quién domina ese estado? A quién beneficia ese estado? Los grupos humanos crean y modifican las leyes para su bienestar? O son las leyes que se crean para modificar los grupos humanos para el bienestar del estado?
    Los estados-nación actuales han sido creados con guerras, y la voz de la gente no ha tenido mucho que decir en tales creaciones. Decir que eso es intocable es como dar carta blanca a las atrozidades del pasado (pensamiento de las elites extractivas del siglo XIX i XX). En el siglo XXI seremos las sociedades democráticas y no las guerras promovidas por la burguesía las que definan esos marcos legales. Y Catalunya va a ser la punta de lanza de ese cambio a nivel mundial.
    El nacionalismo no es una ideología: Es una herramienta. En un coche (nación o naciones) Tienes el volante, pedales, cambio de marchas (estado), un gps (ideales políticos), y retrovisores (nacionalismo). El problema no son las herramientas, sino cómo se utilizan. Si sólo miras los retrovisores, tarde o temprano provocarás un accidente. Si no los miras nunca, tarde o temprano también provocarás un accidente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      En ningún punto del texto pone que los estados actuales no sean modificables. De hecho creo que digo explícitamente que en ciertas circunstancias es algo a plantearse.

      Veo que no has entendido cuando he dicho que las naciones son subjetivas pero el estado no. El estado existe, es tangible, tiene una personalidad jurídica. Es un "hecho". La nación no es nada, es subjetiva, arbitraria y "no existe". Eso es lo que estaba intentando explicar.
      Como nadie ha dicho lo que tu has entendido doy por respondido todo el asunto del "colonialismo" y demás historias.

      Y por supuesto que el nacionalismo es un vehículo: Es el vehículo de las élites para dominar a las masas. Y por eso la ideología subyacente del nacionalismo es cambiante y versatil, y se adapta a los objetivos de las élites.

      Lo que pasa en Cataluña es muy sencillo: Existe un nacionalismo de origen burgués que se creó a intereses de la burguesía del siglo XIX y como método de desactivación de los movimientos izquierdistas y obreros. Por las visicitudes de nuestra historia ese nacionalismo ha ido evolucionando y llenándose de otro contenido que a veces no es el originario (aunque mayoritariamente sí).
      Si en Cataluña hay un sentimiento independentista poderoso que abarca, además, a gente que no es nacionalista o no lo es especialmente es por una razón muy sencilla: Cataluña es una región más rica que la media de España, quizá es la región más rica si analizamos todos los factores. Y como es así hay mucha gente que por puro interés económico, bien real bien porque le han bombardeado con estas ideas y se las ha creído, cree que la independencia de Cataluña le beneficiaría económicamente y que pagaría menos impuestos, o tendría más servicios o mejores sueldos o ideas de este estilo.
      Por tanto el independentismo catalán actual es una mezcla de nacionalismo y una especie de anarco-capitalismo territorial que quiere mantener "su riqueza" dentro de la jaula de cristal que hoy es Cataluña y mañana puede ser cualquier otra cosa.

      Y si no me crees el ejemplo de España es bastante claro: El nacionalismo es fuerte en Cataluña y en Euskadi, regiones ricas, mientras es débil en Galicia, una región pobre. También te puedes ir al entorno Europeo: ¿Dónde es fuerte el nacinalismo y el independentismo? En el norte de Italia (más rica que el sur), en Flandes (más rica que Valonia. Cuando Valonia era más rica no había tanto independentismo). Esta es la realidad, guste o no escucharla.

      Bien por que el independentismo venga de un nacionalismo de origen burgués, idelogía que rechazo, bien porque sea un producto de la riqueza relativa y las aspiraciones de no redistribuir, en cualquiera de los casos lo rechazo por lo que es: Puro derechismo político disfrazado de misticismos de todas clases.

      Saludos,

      Eliminar
    2. 1

      Hola Pedro.
      Sí que he entendido lo que querías decir, pero seguramente no he sabido explicarme bien. Lo que yo decía era por esto: "...Para mí la integridad de los estados democráticos no está en cuestión ni acepto que ninguna de sus partes tenga derecho a autodeterminación...". La nación es cuestinable (estoy totalmente deacuerdo), pero la democracia también. Para muchos en España, la democracia representativa (más típica del siglo XIX que de nuestros días) ya es democracia (en su día, para muchos, la "democracia orgánica" ya era democracia). En Catalunya empezamos a cuestionarnos como funcionan las democracias avanzadas. Y entrevemos que éstas son participativas. Por eso el cambio de mentalidad. Y por eso no viene sólo por la izquierda o por la derecha o de un nacionalismo u otro. Es un cambio de mentalidad transversal.
      Que tu no aceptes el derecho a la autodeterminación... Pues eso: no aceptas un DERECHO reconocido por el mundo, y aún así te definirás como demócrata. Hazte esta pregunta: Quiénes no reconocían el derecho a la autodeterminación? Los imperialistas, primos hermanos de los colonialistas. Mira que respondió Ban Ki Moon en su visita a Andorra cuando le preguntaron por Escocia y Catalunya. Por youtube lo podrás encontrar supongo. Ya te digo ahora que me da la razón a mí y no a tí.
      No has entendido el símil del coche. Sé que las comparaciones son odiosas, pero los tontos las utilizamos para intentar explicarnos. El nacionalismo no es un vehículo. El vehículo es o son: nación, naciones, colectivos humanos... llámalo X) que se ponen deacuedo para compartir viaje. El nacionalismo es una herramienta y ya he explicado que la herraminta no es el problema. El problema es como se usan estas. También podríamos decir que los ideales políticos son una herramienta que utilizan las élites para reconducir a la gente. Pero estas no las pones en duda. Que casualidad. Lo mío es intocable y lo demás es cuestionable (hipocresía de la buena).
      La burguesía industrial catalana estaba castellanizada (recibía favores de Madrid). Fue la burguesía cultural la catalanista (odiada por Madrid). Si ésta se impuso sobre la castellanizada fue porque el pueblo se puso de su parte (compartían leyendas, simbología etc... en resumen: Se sentían cercanos porque hablaban el mismo idioma). Puedes ver la historia del Ateneu Barcelonès como ejemplo. O también pudes ver el caso de Antoni Gaudí (independentista en su día). Esto de catalán = burgués = caca ya está muy sobado y no cuela. Algunos tarugos de la CNT-FAI te podían disparar siendo de clase obrera, por el mero hecho de hablar catalán. Se intentó castellanizar la burguesía para poder castellanizar al pueblo (en el Pais Valenciano funcionó. En Catalunya no). El catalanismo cultural ha sido una arma contra las élites castellanas que dominan los tres poderes del estado. Decir lo contrario es repetir consignas apolilladas de la izquierda españolista (no internacionalista) que no ve más allá de su nariz. Y eso también lo entienden los castellanohablantes (por eso no la menosprecian y la valoran tanto como los catalanohablantes).

      Eliminar
    3. Catalunya no es una jaula de cristal. La prisión se llama España. Catalunya es una simple celda. El estado sigue monopolizado por la misma élite extractiva pancastellanista de siempre. Y si los ciudadanos españoles no quieren quitarlos de ahí, los catalanes y las catalanas estamos en proceso de escaparnos de esta prisión. El nacional-anarco-capitalismo que te inventas... pues eso: invención tuya. Muchos españoles afincados en tierras catalanas no son independentistas por dinero. Son europeistas. Entonces, lo que se dice es que se va a dar dinero igual, pero no a Madrid, sino a Bruselas. Muchos andaluces y extremeños afincados aquí son los primeros que están hasta la coronilla de que sus tierras de origen sigan con un modelo territorial de caciques feudales más propio de la edad media que del siglo XXI. Este modelo no se cambiará nunca mientras el poder lo ostente el PSOE (centro-derecha) y el PP (derecha ultra-liberal). Esta gente que lleva aquí toda una vida ha entendido que el pueblo catalán ha hecho la revolución agraria y la industrial. Cosa que no pueden decir de sus tierras en manos de terratenientes caciques. Y como siempre: Catalunya entrevé el cambio de paradigma mundial y va a hacer la revolución tecnológica por su cuenta. Como lo ha hecho siempre para estar en la avanguardia mundial. Y para hacer esta revolución que los tiempos modernos nos piden, no podrá hacerse en un estado donde ni se plantean hacerla. Sólo se limita a esperar la próxima burbuja para enriquecer a sus élites (mafia de la cual el rey es el capo, que por algo él vive por encima de las leyes).
      El movimiento abertzale en Euskadi no es nacional-anarco-capitalista. Es socialista. Galiza ha sido como una Valencia para Madrid. Castellanizar la burguesía como paso previo para castellanizar el pueblo. No para "liberarlo", sino para someterlo. También podrías analizarlo como que los que se han resistido a la colonización castellana viven mejor, que los que han sucumbido. Esta es la realidad, guste o no escucharla.
      "...Bien por que el independentismo venga de un nacionalismo de origen burgués, idelogía que rechazo, bien porque sea un producto de la riqueza relativa y las aspiraciones de no redistribuir, en cualquiera de los casos lo rechazo por lo que es: Puro derechismo político disfrazado de misticismos de todas clases..." Párrafo falaz. El catalanismo siempre ha venido del pueblo. Lo que hizo la burguesía cultural (la gente que tenía estudios en aquella época) fue explicarle al pueblo de donde provenia para que la élites burguesas castellanas no les sometieran. Por eso les estamos tan agradecidos, porque nos instruyeron. Nos hicieron recordar que nuestro pueblo, durante la historia no se ha sometido. Nos trataron de tú a tú. No como la pseudo-izquierda españolista y su paternalismo provinciano de poca monta.

      Eliminar
    4. Hola Queixalsonfire,

      Mira, yo te respondería a todo lo que has dicho, te respondería que eso de que el independentismo catalán tiene que ver con que la democracia es participativa es una soberana tontería, te diría que eso del "derecho de autodeterminación" sólo aplica a colonias y jamás ha sido reconocido y aplicado para una parte de un estado democrático y de una nación formada. Me dirías entonces que Cataluña es una colonia, lo cual es una tontería pero no habría forma de que lo entendieses.

      Te diría también que la burguesía es burguesía, que no hay catalanizada y castellanizada y que las única diferencia real es el sector económico al que pertenecen y por tanto sus intereses relativos. Te recordaría, a colación de esto, que el representante de ese nacionalismo tradicionalmente, que era la Lliga regionalista, era la mayor enemiga de la izquierda obrera y que apoyó a Franco contra los propios catalanes revolucionarios.
      Te comentaría también que la razón de que la izquierda abertzale sea pseudosocialista podría ser el origen carlista del nacionalismo vasco, y que si algunos charnegos se han hecho independentistas es por un populismo puramente económico.

      Pero ¿sabes lo que pasa? Que nada de eso tendría sentido. Y no tendría sentido porque yo hablo de política pero tú hablas de Fe, y entonces yo razonaré y razonaré y tu me soltarás medias verdades, misticismos, historias manipuladas y sentimentalismos baratos.
      Y empezarás con frases como las que has hecho antes: "La prisión se llama España", "los catalanes y las catalanas estamos en proceso de escaparnos de esta prisión", "Catalunya entrevé el cambio de paradigma mundial", "El catalanismo siempre ha venido del pueblo", "nuestro pueblo, durante la historia no se ha sometido", etc, etc. Y así no se va a ningún sitio.

      Discutir con quien cree que pertenecer a un pueblo glorioso, auténtico, visionario, audaz, legendario, insometible, y cree que ese pueblo tiene un "destino nacional" o una inevitable misión en la tierra, no tiene sentido alguno y me vas a permitir que no lo haga.
      Estoy muy cansado de discutir de religión, porque el nacionalismo es religión. Llevo toda la vida haciéndolo con nacionalismos de todas clases (porque yo tengo tres distintos que me rodean, y estoy hastiado) y la experiencia me dice que no vale para nada.

      Si algún dia quieres discutir sobre política con la mente abierta para reconocer que puede ser que te equivoques entonces no hay problema. Pero viendo lo que he visto en los dos comentarios considero que no es esta la situación, y por tanto me quedo en esta breve réplica.

      Saludos,

      Eliminar
    5. 1

      Hola Pedro. Yo sí te voy a responder.
      ¿Las naciones formadas no son discutibles? ¿Aunque se hayan forjado sin tener en cuenta la voz del pueblo? ¿Un pueblo al que se le arrebataron sus derechos y libertades derogando sus constituciones a sangre y fuego nunca se podrá preguntar a sí mismo si las quiere recuperar y actualizar? ¿El derecho de conquista prevalece sobre el de autodeterminación? Todo muy democrático y muy pero que muy progresista... A parte que muy anacionalista. Y para nada imperialista ni colonialista.
      Por lo que veo no te has molestado en buscar la intervención de Ban Ki Moon en su visita a Andorra hablando sobre los casos escocés y catalán con respecto al derecho de autodeterminación. Por eso dices las estupideces del primer párrafo. Si dices una cosa y el secretario general de las Naciones Unidas dice lo contrario ¿A quién me voy a creer?
      También podrías mirar que ha dicho Cameron respecto al derecho de autodeterminación y la integridad territorial en general, y desde la Unión Europea en particular. Aunque sea un político conservador, su pais lleva años de adelanto democrático. Y los laboristas y los liberales defienden exactamente el mismo posicionamiento.
      La burguesía en Catalunya no es independentista. La Caixa, Grupo Planeta, Grupo Godó, Círculo Ecuestre, Abertis... Están en las mismas posiciones que tú, pero quieres hacer creer que si somos independentistas es porque a ellos les beneficia. Esto sí es una soberana tontería. Me acusas de hacer algo que no hago, y que en realidad haces tú. Si el independentismo no para de crecer, es porque cada vez más, los pequeños y medianos empresarios (la mayoría de empresas en Catalunya son pymes) cambian el chip y abrazan nuestras tesis. En cambio la alta burguesía son españolistas a cambio de las prebendas y los privilegios de casta que les proporciona la mierda de estado postfranquista que defiendes a través de BOE.
      La lliga regionalista era tan "catalanista" como lo puede ser hoy en día el PSC, el PPC o Unió Democràtica. Era un partido ultraconservador que se decantó por el nacionalismo español para mantener los privilegios. En mi tierra ya se gritaba en esa época: "Visqui Macià, mori Cambó!!!". Mira como Cambó defendía sus intereses personales y de casta, y como Macià dejó el ejército español para defender a las clases populares catalanas. Pero por lo que veo, no te interesa hablar del nacionalismo/independentismo de izquierdas y republicano. Prefieres hacer piruetas para mezclarme con posiciones antitéticas a mí.
      Si quieres jugar a desprestigiar a partir de la demagogia, yo también sé hacerlo. Mira: El estatismo catalán no ha creado ningún régimen totalitarista i/o fascista. En cambio el estatismo español sí. Así pues, al defender el estado español, estás más cerca del fascismo tú que yo. (Es demasiado facil ser un charlatán demagogo).
      Segun tú, la izquierda abertzale es pseudosocialista, Las CUP y Procés Constituent de Forcades y Oliveres son “derechismo catalán”. Pero IU y el PSOE son socilistas, obreros e internacionalistas ¿no? Por lo “despiertos” que os veo deduzco que os va a pasar igual que con Cuba: Se independizaron, ni os enterásteis, y cuando alguien cayó en la cuenta: Ala! toda una generación lloriqueando porque no entendían que había pasado.

      Eliminar
    6. 2

      "...si algunos charnegos se han hecho independentistas es por un populismo puramente económico..." Como se nota que hablas desde el conocimiento y repudias la ignorancia. Y por cierto: El término "xarnego" puede resultar ofensivo. Ve con mucho cuidado cómo, cuándo y dónde lo utilizas (es un consejo que te doy gratis) Si los catalanes de origen español se vuelven independentistas, ¿no podría ser que lleguen a la conclusión que prefieren autogobernarse y autogestionarse? A diferencia de tí, no los trato como individuos lobotomizados. Ellos tienen la misma capacidad de raciocinio que tú y que yo. Esa soberbia que gastas es muy española, cañí y no-nacionalista. Los que tu tachas de charnegos y que parece que quieras hacer creer que viven aislados y que no están integrados, te recuerdo que son nuestros abuelos, padres, suegros, parejas, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, los dueños de los bares que frecuentamos, nuestros médicos... y hablando con ellos te das cuenta que también empiezan a cansarse de recibir lecciones de bilingüismo desde gobiernos monolingües. Que se continuen gastando cantidades ingentes de dinero en redes de ferrocarriles radiales y deficitarias para "coser la nación con hilos de hierro" (Magdalena Álvarez dixit) mientras del corredor mediterráneo ni se habla. Que se continuen gastando cantidades ingentes en armamento que no se podrá mantener y en submarinos que no flotan. Que den lecciones de progresismo desde territorios que viven en plena época feudal y que no conocen la revolución agrária ni la industrial, y parece que tampoco van a conocer la tecnológica. Y que encima den lecciones sobre como ahorrar cuando son incapaces de mantenerse por sí mismos. Que den lecciones de democracia asegurando que los referéndums son ilegales (en democracia es ilegal la voz del pueblo!!! Por eso os atragantáis con la democracia participativa). Que no exista la separación de poderes y que la justicia esté completamente politizada (podrida). Que todo órgano de poder beneficie los dos partidos políticos hegemónicos del estado (brazos políticos de la élite). De la impunidad de los banqueros que nos estafan y nos roban, y encima les tengamos que regalar dinero público sin nacionalizarlos. (hasta los "progresistas" los indultan). Que fundaciones tan “democráticas” como la francisco franco se llenen los bolsillos con dinero público. O fundaciones que el estado subvenciona como la FAES (ultra-liberales que demonizan las subvenciones menos cuando son para ellos) sean el laboratorio de ideas para recentralizar el estado. Que con dinero público se pague un diccionario o enciclopedia (ahora no recuerdo exactamente) para hacer revisionismo histórico en el cual Franco no era un dictador militar fascista, sino un abuelito entrañable y demócrata pero con un carácter un poquito autoritario. Que siendo un estado "laico" continue vigente el concordado con el vaticano. Que un mafioso (puesto a dedo por un dictador), toda su familia y todos los comebolsas de su alrededor vivan con total impunidad e immunidad ante la ley pudiendo saquear las arcas del estado... Y así un largo etcétera (Mira, sin querer te he hecho un pequeño resumen de la "Marca España" XD). Veo que no te has molestado mucho en entender a los catalanes de origen español. Tiras de estereotipos e insultos y te quedas tan ancho.
      Mi pueblo (la sociedad donde vivo y convivo) no es ni mejor ni peor que los demás, pero es diferente a todos. Y tenemos muy claro que la tierra es de quien la trabaja, y no de un marco legal y la élite que lo parasita. Y si desde posiciones democráticas y pacíficas decidimos arrebatar al estado la soberanía que le tenemos "cedida" desde que nos la quitó por la fuerza de las armas para hacerla nuestra otra vez, el estado ya puede decir misa, que nosotros no estamos a su servicio ni somos de su propiedad. Tendría que ser justo al contrario. Cuando el pueblo decide, hay democracia. Cuando el estado dicta, hay tiranía.

      Eliminar
    7. y 3

      Supongo que todo esto que te digo es FE y RELIGIÓN. Por lo contrario tu soberbia y tus dogmas pseudoprogresistas decimonónicos que hacen seguidismo de las élites pancastellanas que dominan los tres poderes del estado desde tiempos inmemoriables: Eso es POLÍTICA.
      Si algún día quieres discutir sobre política con la mente abierta para reconocer que puede ser que te equivoques entonces no hay problema. Pero viendo lo que he visto en los dos comentarios considero que no es esta la situación, y por tanto, me marcho para partirme la caja a costa de tu "política" de los mundos de yupi.

      Salut!

      Eliminar
    8. Muy rapidito:

      - Todas las naciones se han formado sin contar con la voluntad del pueblo y sí por muchos otros factores. La idea en sí es una idiotez anti-histórica e irreal, y no lleva más que a un federalismo desde abajo permanente y cambiante, que es muy bonito y a mi me parecería muy bien pero no tiene sentido ni practicidad ninguna.

      - El Reino Unido no tiene nada que ver con un estado-nación europeo porque es un conglomerado de reinos constituyentes donde no hubo una revolución que crease el estado nación. Sería un caso más parecido a la UE que a cualquier estado, pero es muy largo de comentar ahora.

      - Macià era Carlista, idológicamente siempre lo fue. Alguno de sus herederos (Dencàs) era directamente un fascista. Malos referentes, aunque no peores que Sabino Arana.

      - ¿Qué tenga cuidado con el término "xarnego"? Mi padre es Xarnego y nunca le ha dado el menor reparo ese término. Si a él no se lo da a mi menos.

      - La burguesía catalana es lo mismo que todas las burguesías: Burguesía. Si por su actividad cree que es mejor una Cataluña independiente la defenderá, si cree lo contrario lo rechazará. Buscar ética ahí es absurdo. Pero una cosa sí es cierta: Como normalmente la burguesía española (catalana incluida) tiene animadversión al riesgo es difícil que apruebe estas aventuras de no estar muy dogmatizada.

      Lo demás es todo palabrería absurda y misticismo. Permíteme que no entre ahí, no me apetece.

      Salut,

      Eliminar
  11. Más rapidito seré yo:

    Hahahahaha!!!! XD

    ResponderEliminar