La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







lunes, 12 de agosto de 2013

Un poco de futurismo político





El otro día el profesor Enrique Mesa me dijo en un mensaje de twitter que yo era “el Rappel de la política”. El comentario venía porque un par de semanas antes le había dicho que Griñán iba a dimitir, pero que en cambio ni Mas ni Rajoy lo harían a corto plazo. Ese día, que debía ser el que Griñán anunció su futura dimisión, el profesor recordó mi tuit y me hizo ver mi acierto.
No era tan complicado ver que Griñán iba a dimitir. Organizar unas primarias cuando llevas un año de legislatura es un sinsentido a no ser que tengas pensado convocar elecciones y/o dimitir. Era evidente que Griñán, una vez tuviese “heredero”, iba a hacer alguna de estas cosas. No ha sido mi único acierto de los últimos tiempos: Acerté cuando dije que Rajoy subiría el IVA, cuando dije que Baltasar Garzón estaba buscando el salto a la política, cuando avancé que el gobierno Rajoy no se iba a atrever a congelar totalmente las pensiones en 2012, etc. Por supuesto que me he equivocado muchas veces pero eso no lo digo y lo oculto haciendo que se me ha olvidado, y así mantengo mi leyenda de “vidente político”.

Así pues me he dispuesto a sacar la bola de cristal y a compartir con todos vosotros las revelaciones políticas que ésta me indica. Por supuesto que me equivocaré en alguna de ellas pero ante los precedentes de aciertos no está de más que las toméis como hipótesis lógicas. Allá van:


UN FUTURO GOBIERNO PSOE-PP

Hace un año dije que íbamos a un gobierno PP-PSOE a final de año 2012. Cuando hice esta previsión la prima de riesgo estaba disparada, acabábamos de pedir el rescate bancario y casi todo decía que España se vería obligada a pedir un segundo rescate antes de final de año. Gracias a la intervención del BCE y de Draghi la prima de riesgo ha estado bajando de forma continua, el rescate se ha ido alejando y el gobierno se ha estabilizado a nivel económico. Mi previsión falló temporalmente.
Pero viendo cómo están funcionando las cosas en Europa, la crisis en la que estamos inmersos y los condicionantes políticos del país estoy bastante seguro que ese escenario lo veremos pronto, quizá producto de las próximas elecciones y del próximo parlamento que salga.
Estamos en un contexto de progresivo desgaste del bipartidismo. Las estimaciones de diputados que dan las encuestas ahora mismo no otorgan mayorías absolutas y vislumbran grandes dificultades para los grandes partidos (PP y PSOE) a la hora de formar una mayoría parlamentaria sólida. Ahora mismo ni el PP podría gobernar con UPyD ni el PSOE con IU. Como los nacionalistas de CiU o ERC están en otras cosas y son claramente incompatibles con UPyD la única opción que veo más o menos razonable sería un gobierno a la asturiana PSOE-IU-UPyD. Pero claro, España no es una comunidad autónoma y parece casi imposible que IU y UPyD se pusiesen de acuerdo en una “gran política”.
Como el bipartidismo parece que va a seguir retrocediendo las coaliciones asimétricas van a ser bastante complicadas y vamos a un escenario de ingobernabilidad. ¿Qué pasará? Pues que desde fuera presionarán a los grandes partidos para que gobiernen juntos, el rey posiblemente también lo hará y se creará un estado de opinión facilón que dirá que hay que estar todos unidos para salir de la crisis. Así pues ese gobierno es muy probable que se forme.
Esto no es una iluminación mia. En todo el sur de Europa están creándose gobiernos de concentración para poder mantener una política económica relativamente seguidista de los dictados merkelianos. En Grecia hay un gobierno de coalición de los grandes partidos desde hace años, en Italia lo hay desde hace meses. En Portugal se ha intentado, pero como el partido socialista se ve ganador no ha querido entrar. Cuando gane las elecciones y vea que tiene que elegir entre gobernar con los comunistas y los anticapitalistas o con la derecha le lloverán presiones para que lo haga con los segundos.
Creo que este nuevo gobierno de concentración lo presidirá un socialista, pero tampoco estoy seguro. Dependerá de los caudales de votos, de la fuerza de UPyD e IU, de las nuevas fuerzas que puedan salir. Pero creo que lo presidirá un socialista porque en cuanto Rubalcaba salga de la secretaría general del PSOE y llegue un líder más popular muy probablemente el PSOE se situará por encima del PP en las encuestas.

LA DIMISIÓN DE RAJOY

Sí, sí, sé que os sorprende, pero sigo creyendo que Rajoy va a dimitir. No por propia voluntad, porque ya ha dejado claro que como Nerón va a quemar Roma antes de dejar su puesto, sino porque las presiones se van a convertir en insoportables. No va a dimitir seguramente en septiembre ni en octubre, pero no creo que aguante más allá del año que viene.
Rajoy está acabado. Es un presidente mentiroso que ha presidido un escándalo de corrupción mayúsculo y en los estándares de una democracia occidental está que debe de dimitir. No estamos en una democracia occidental sino en una democracia berlusconiana pero tengamos en cuenta que también somos un protectorado y que lo que manden nuestros “socios” cuenta mucho. A Berlusconi se lo cargó Merkel en medio de un juego de presiones al propio presidente de la república y a los diputados del partido de Berlusconi y a Rajoy se lo puede cargar Merkel también.
Este tipo de derrocamientos no son automáticos, no se llama por teléfono y se le dice al interesado “usted va a dimitir porque lo digo yo”, es mucho más sutil. Se habla con los ministros, con los diputados relevantes, se comenta en el partido europeo, y así se va dejando claro poco a poco que en Berlín, en Washington y en instancias internacionales se vería con buenos ojos la sustitución de Rajoy por otro mandatario para que la imagen de España no se viese dañada.
Al final Rajoy tendrá que ceder. ¿De qué depende que lo haga? Pues más que nada de la última “puntilla” al asunto. Alguna revelación periodística nueva, alguna acción de juez que clarifique responsabilidades personales de Rajoy, presión de la calle o incluso desconfianza en el gobierno por parte de grandes empresas internacionales. Esto volverá a reiniciar el ciclo de presión sobre Rajoy y en una de estas puede caer.

UN GOBIERNO CDU-SPD EN ALEMANIA

Ojalá me equivoque en esto, no sabéis cuanto lo deseo, pero me temo que Angela Merkel va a volver a ganar las elecciones en Alemania y con mayoría suficiente para gobernar. El posible gobierno SPD-Verdes parece que no va a ser posible y la alternativa, una coalición SPD-Verdes-Die Linke parece harto complicada por la especie de “cordón sanitario” interesado que mantiene el SPD sobre Die Linke.
Así pues parece que sólo hay dos opciones, un gobierno CDU-liberales o una gran coalición CDU-SPD. Angela Merkel preferiría una coalición con los liberales pero es posible que estos no entren en el parlamento o no entren con los diputados suficientes. Así pues creo que volveremos a la gran coalición.
¿Qué cambiará con la gran coalición? Presumiblemente se relajarán un poco las exigencias de austeridad y reducción del déficit. Cuidado, tampoco cambiarían demasiado pero quizá si habría algo más de manga ancha para los estímulos y para una política monetaria algo más dinámica siempre que no genere mucha inflación.

EL FIN DE LOS BROTES VERDES

El “broteverdismo” ha vuelto a España. Después de reconocer el gobierno que la economía del país iba a estar a final de legislatura peor de como estaba cuando empezó, el gobierno ha cambiado el discurso y ha comenzado a hablar de los “brotes verdes” exactamente igual que en 2010 en la época de Zapatero pero esta vez cambiando los brotes por la “planta de invernadero”. País de poetas.
Esto de los brotes verdes se basa en que la degradación de 2012 se ha suavizado, fundamentalmente por la política del BCE que ha bajado la prima y por el relajamiento de los objetivos de déficit, ambas situaciones decididas por Europa y que el gobierno oculta como causas reales del relajamiento de la destrucción económica. Nos están vendiendo que estamos a punto de salir de la crisis, igual que Zapatero nos vendía esto mismo en 2010. El día de la marmota.
Pero mirad, tengo malas noticias. Como muchos sabéis yo trabajo con clientes industriales y tengo una visión parcial de la economía española representada por esas 150 o 200 empresas valencianas con las que contacto asiduamente. ¿Y sabéis lo que veo? Pues veo cada vez más clientes entrando el concurso de acreedores, mucho más que en 2012.
Cuando un cliente entra en concurso es porque no puede pagar lo que debe. El concurso genera que la deuda quede impagada temporalmente y que la empresa pase a manos de un administrador concursal que intentará hacerla viable. Muchas empresas no sobrevivirán y acabarán liquidando, otras despedirán gente y otras sí sobrevivirán. La deuda congelada generará problemas de liquidez en las empresas proveedoras y estos problemas pueden generar un dominó de problemas económicos, despidos y hundimiento de la inversión.
Esta percepción personal basada en mi trabajo concuerda bastante bien con los datos macroeconómicos y lo que llaman indicadores adelantados de la economía y todo nos lleva a que, a partir de este mes mismo, volveremos a destruir empleo con fuerza. Obviamente no se puede destruir casi 1 millón de puestos de trabajo al año todos los años como pasó en 2012 (en tres años el país estaría prácticamente en el tercer mundo) pero los problemas económicos siguen y no hay nada que haga pensar que vamos a mejorar. El paro puede bajar por emigración y desesperanza en la búsqueda de empleo, pero el empleo objetivamente se está destruyendo.
Vamos a exportar más por la imposible colocación de nuestros productos aquí pero va a caer el consumo interno, se van a crear nuevos puestos de trabajo pero destruyendo los antiguos, van a comenzar a repuntar algunas empresas grandes pero aumentarán las dificultades para las pequeñas…En definitiva, vamos a un país estancado, que da igual que crezca un 0,1% o que se contraiga un 0,1% porque es objetivamente equivalente. El problema no está ahí, el problema es mucho más profundo y nadie está haciendo nada por solucionarlo más allá de la propia iniciativa de los ciudadanos y empresas que están ingeniando nuevas alternativas para sobrevivir.

EL FIN DE MAS Y EL BLANQUEAMIENTO DE CIU

Le dije al profesor Mesa que Mas no iba a dimitir, pero eso no quiere decir que Mas no esté acabado, que lo está. Las encuestas actuales dicen que CiU ahora mismo quedaría probablemente detrás de ERC en unas elecciones catalanas, algo insólito para el partido que lleva dominando Cataluña desde la transición.
Se mire por donde se mire la estrategia de Artur Mas de hacerse independentista ha destruido a CiU. No es sólo por esto por lo que CiU está desgastándose (también está la corrupción y el desgaste del poder) pero sí es la principal causa. Subirse a los lomos de la diada del 11-S fue un enorme error de Mas, que con tal de no perder a un 10 o 20% de su electorado que comenzaba a simpatizar con el independentismo va a acabar perdiendo un 50%. Al igual que nadie elige a un partido de derechas de mentira cuando tiene a uno de verdad nadie elige a un independentista de mentira cuando tiene a otros de verdad.
Los partidos en España son absolutamente verticales y serviles pero estoy seguro que dentro de CiU ya hay muchos preparando el escenario post-Mas, que estarán rezagados esperando al momento adecuado. Y el momento adecuado será cuando llegue 2014 y se vea que la consulta ni se puede celebrar ni llevaría a ningún sitio que se celebrase. Eso llevará a una probable ruptura de ERC y CiU y a un escenario muy difícil para Cataluña y para España por extensión.
En ese momento CiU convertirá a Artur Mas en el chivo expiatorio, en quien destruyó la naturaleza pactista de CiU y personificará en él responsabilidades que son colectivas (porque todo el partido le valida, aunque no le apoye). CiU comenzará un periodo de blanqueamiento y, de la mano de su querida Vanguardia, volverá de nuevo a su posición natural: Pedir un pacto fiscal y usar la colaboración institucional a nivel español para conseguir sus objetivos.
No tengo nada claro que este blanqueamiento le sirva a CiU para recuperarse electoralmente, pero bueno el escenario es imprevisible porque el teóricamente beneficiado de esta debacle, que es ERC, se va a encontrar también entre la espada y la pared con un proceso que no puede llevar a cabo sin entrar en rebelión. Y si entra en rebelión se equivocará, porque un independentismo de gran ascendente económico no se va a dejar liderar por rebeldes. Así pues el futuro no parece tan halagüeño para ERC, ni por supuesto para el PSC ni para otros, y todo eso puede llevar a que las “culpas” o “responsabilidades” se blanqueen también en una especie de catarsis colectiva haciendo borrón de todo lo acontecido. No sería la primera vez en la historia de Cataluña.

UN TRIPARTITO DE IZQUIERDAS EN LA COMUNIDAD VALENCIANA

Vale, esta es muy fácil, pero tenía que decirla. Probablemente un tripartito PSPV-Compromís-EU gobernará la Comunidad Valenciana en cuanto haya elecciones. Este escenario ya lo asume todo el mundo por aquí, el PP el primero, que ya está comenzando a hacer oposición desde el gobierno y preparando el desgaste del futuro tripartito.
Teóricamente las elecciones serán en mayo de 2015 si no se adelantan, antes de las generales. Pero imaginemos que se adelantan las generales y se produce ese gobierno PP-PSOE que he pronosticado en el primer punto. ¿Se formaría un tripartito? ¿Gobernarían Compromís y EU con un partido que gobierna a nivel nacional con el PP?
Pienso que sí. La política es muy pragmática y para alcanzar el poder siempre hay excusas y maneras de justificar los propios actos. Podrían decir que ellos entran en el gobierno para hacer políticas de izquierdas y que en caso de que no se hagan se retirarán, no retirándose después nunca. Pero también es posible que haya recelos por parte de alguna fuerza en entrar en este tripartito liderado por un partido que está gobernando con el PP.
Así que no descartemos a UPyD como hipotético socio estabilizador de un gobierno del PSPV con alguien más. La Comunidad Valenciana y sobre todo sus zonas urbanas son muy interesantes para UPyD y para su crecimiento potencial y creo que sus resultados pueden ser mejores de lo que se espera.


Bueno, ahora decidme ¿Cuántas creéis que voy a acertar?

20 comentarios:

  1. Respecto al Gobierno PSOE-PP.

    Partes de la base de un Gobierno de coalición, pero yo te propongo otra posibilidad: un Gobierno en minoría sustentado en un acuerdo de gobernabilidad. Es decir, el PSOE podría gobernar solo - o en coalición con IU o con UPyD, esto último más complicado -, apoyándose en acuerdos puntuales en determinadas medidas, consensuadas con diferentes partidos como, por ejemplo: IU, UPyD, CiU, PNV, ERC, etc....

    Esto ya ha ocurrido en otras legislaturas del PSOE con Felipe González y con Zapatero, lo que no sería de extrañar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique,

      Pongo un contrapunto a tu teoría. Felipe González en el 93 o Zapatero en 2004 y 2008 efectivamente gobernaron en minoría, pero era una minoría cercana a la mayoría absoluta. González tenía mayoría parlamentaria con el apoyo de CiU y PNV y Zapatero siempre tuvo varias combinaciones con CiU, con IU-ERC, etc.
      Pero en este caso estariamos hablando de una primera minoría parlamentaria que podría tener 120 ó 130 diputados, a la que le faltaría medio centenar de diputados para tener mayoría parlamentaria. Así pues los pactos puntuales no son razonables, pues necesitarían de muchos pactos a varias bandas.

      Y es por eso, por la presumible inestabilidad a la que no estamos acostumbrados, por los intereses divergentes de los grupos, por lo que el gobierno PP-PSOE se me antoja la única opción.

      Saludos,

      Eliminar
    2. Si hiciéramos caso a las encuestas electorales, cosa que no aconsejo, podríamos suponer que el desgaste de PP-PSOE se traduciría en un aumento de representación de IU y de UPyD, que podría compensar esas carencias de escaños en un caso; y en el otro, se podría compensar con los de ERC, CiU y PNV. Según sea la cuestión a debatir. Digo yo.

      Eliminar
    3. El problema que veo yo es de incompatibilidades. CiU y ERC están, ahora mismo, fuera de cualquier pacto con el PP y el PSOE. El PP es incompatible con IU, y IU y UPyD son incompatibles en el mismo gobierno (una podría ser fuerza de apoyo desde fuera, pero al necesitar el apoyo de ambas fuerzas muchas leyes acabarían bloqueadas).

      Yo he mirado algunas suposiciones sobre los escaños que obtendría cada uno y no he visto posible combinación, aunque en la última que he visto sí se podría vislumbrar un gobierno PSOE-IU.
      Ahora, imaginemos que eso se puede dar ¿qué hacemos con las medidas de la troika? ¿Será capaz el PSOE de rebelarse contra ellas? ¿Será capaz IU de aceptarlas sin caer en una contradicción flagrante? Cuidado, que la combinación PSOE-IU en este caso es muy incómoda para ambos y podría no ser factible.

      Por todo ello me inclino por este gobierno de concentración, que sería el más cómodo parlamentariamente, el mejor visto por la UE y Alemania, el defendido por el rey y por los medios de comunicación, etc.

      Eliminar
  2. Respecto a la dimisión de Rajoy.

    Estoy de acuerdo en que si fuéramos un país democrático civilizado, don Mariano haría ya meses que estaría en casa, con su familia. Lo que pasa es que España no es un país democrático civilizado y mucho me temo que don Mariano no va a dimitir, al menos no por las razones que alegamos, sino que se va a producir, a no mucho tardar, una crisis de Gobierno que se desarrollará de forma escalonada, de tal manera que del Ejecutivo actual sólo quedarán don Mariano, doña Mª Dolores de Cospedal y doña Soraya Sáez de Santamaría. Y pelillos a la mar. Es mi opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que está previsión es, quizá, la más arriesgada. Sé de sobra que Don Mariano se ha confundido a si mismo como el salvador de España y con la patria misma y que no se va a ir ni con lejía.
      Lo sé, pero en mi previsión sería una enorme presión internacional que se convertiría en una presión interna la que le obligará a dimitir. Veremos...

      Eliminar
  3. Respecto al tripartito de izquierdas en la Comunidad Valenciana.

    Sin duda, PSPV, EUPV y COMPROMÍS han tenido contactos al respecto. No sería de extrañar que se conformase un Gobierno de coalición entre estas tres fuerzas, de estar en condiciones.

    Queda por ver qué resultado obtendrá el PSPV-PSOE en las elecciones, porque la debacle socialista no parece tocar suelo electoral y camina rumbo a la extraparlamentariedad, si no lo remedia alguien y no parece que haya nadie con arrestos suficientes. Lo que hay en el PSPV-PSOE, como siempre lo ha habido, es mucho "singermorning" y mucho "engañabobos" que se disfraza de izquierdista para la ocasión pero que debajo lleva el traje de liberal de toda la vida de Dios.

    No sería descabellado hablar de un bipartito en el Consell de la Generalitat, COMPROMÍS-EUPV. Al menos teóricamente. Lo que pasa es que las diferencias ideológicas, políticas y sobre todo los rencores acumulados de un pasado que todavía está demasiado reciente convertirían a esa coalición de gobierno en un polvorín a punto de estallar en cualquier momento. Haría falta otra fuerza política que hiciera de contrapeso, pero ¿cuál? ¿UPyD? No lo sé. No parece que estén por la labor de coaligarse con COMPROMÍS, por su alto componente nacionalista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi la combinación Compromís-UPyD se me antoja inverosimil, y no porque estén tan alejados políticamente sino por una cuestión de "etiqueta". A UPyD le podría hacer daño gobernar con "nacionalistas" para sus aspiraciones en el resto de España y Compromís tendría rencillas parecidas en sentido contrario.

      Un gobierno Compromís-EU me parece una utopía. En el mejor escenario no creo que sacasen más del 30% de los votos entre los dos y un gobierno así contaría con el rechazo del resto de fuerzas.
      Me temo que el PSPV, por débil que sea, es la pieza central de cualquier pacto porque por su centralidad política puede pactar con todo el mundo, con Compromís, EU, UPyD y si me apuras (y es mucho apurar) hasta con el PP.
      Lo del PSPV es muy curioso porque por mucho que caiga en las encuestas se sabe y se conoce que es ingrediente de cualquier tarta, generándose una situación bastante ambivalente.

      Saludos!

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo. La opción más viable, si el PSPV-PSOE, como dices, no termina hundiéndose en propia miseria, "sorpassado" por COMPROMÍS y por EUPV-IU, sería un posible gobierno de coalición PSPV-PSOE, EUPV-IU, UPyD. Lo que pasa es que no veo a UPyD gobernando en coalición con los postcomunistas, por razones ideológicas. Así, tendrían el mismo problema que con COMPROMÍS. Es el problema de haberse especializado tanto en el nacionalismo español, que te quedas sin socios.

      Eliminar
  4. totalmente de acuerdo, las cosas están así.

    este es un blog donde se tratan temas de actualidad desde el punto de vista de una juventud cada vez mas preparada y concienciada.
    http://jovenesconopinionyganasdetransmitirla.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. ¿Qué me dices de Cataluña, seguirá siendo España? ¿O ves tan claro que sí que ni te has planteado otra alternativa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco,

      Considero imposible que Cataluña deje de ser parte de España, por tanto ni me he planteado el escenario. Quizá se arregle todo con un concierto o en medio de una reforma general del sistema de recaudación de impuestos en España, pero la independencia ni me la planteo por las enormes consecuencias que podrían tener en toda Europa.

      Saludos,

      Eliminar
  6. Los análisis no sirven para nada si sólo se realizan con el objeto de predecir el futuro, y menos si se pretende acertar a toda costa. Han de servir para cambiar ése futuro. Un gobierno PSOE- IU es mucho más deseable que uno de concentración nacional, y habría que trabajar en ese sentido. Además, IU no deja de ser, económicamente hablando, reformista y socialdemócrata, el problema que tendría es que eso se haría evidente al llegar al poder, que es lo que le ocurrió al PSOE, y la verdad, en la oposición se está más cómodo echando faroles sin enseñar las cartas. Para enfrentarse a la Troika, tendrían que cambiar ambos partidos, el de los socialdemócratas fracasados, y el de los socialdemócratas indignados. No hablo de los socialdemócratas traidores y corruptos, porque la socialdemocracia de por sí es traición, aceptación del sistema, colaboración de clases, y lleva a la corrupción, sólo que unos han tenido la oportunidad de llegar hasta esto y otros la están esperando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leyéndote no entiendo porque crees mejor un gobierno PSOE-IU si todo lo que nos espera es la desgracia, la traición y la corrupción perpetua...

      Estoy de acuerdo en que IU no deja de ser socialdemócrata o, por lo menos, no es un partido comunista (quizá socialdemócrata como hace 40 ó 50 años), y por eso rechazo ciertos "miedos" absurdos de algunas personas.

      En cualquier caso no creo que mi análisis pueda cambiar la realidad, sería presuntuoso, así que me conformo con analizar la realidad y decir a dónde creo que va. Tampoco me obsesiona acertar.

      Saludos,

      Eliminar
  7. Mis pronósticos son similares aunque varían en matices.

    Estoy seguro de que terminará habiendo gobierno PP-PSOE en el Estado; pero no creo que sea hasta las próximas elecciones generales (probablemente adelantadas a mayo de 2015 para evitar la escalada de descenso de votos que sufrió el PSOE en 2011). La coalición de gobierno será por cuestiones aritméticas de diputados. No puede haber gobierno PSOE-IU-UPyD; pues UPyD está muy escorado a la derecha y el caso asturiano se debe a la imposibilidad de entendimiento entre PP y FAC. Es más probable, siempre que salga la suma, un gobierno PP-UPyD con apoyos puntuales de partidos nacionalistas de derechas y Ciutadans.

    Estoy de acuerdo en que Rajoy dimitará por presiones del poder económico, directa o indirectamente a través del Partido Popular Europeo e instituciones europeas; pero no lo hará hasta después de las elecciones europeas y será relevado por Soraya para tratar de salvar un poco los muebles en las siguientes elecciones.

    En cuanto a Alemania, pensaba exactamente lo mismo, pero tras hablar con Joaquín Nieto, de quien supongo que tendrá buenas bases de conocimiento, es más probable un gobierno SPD-Die Grünen con apoyo de Die Linke.

    De economía estoy seguro que tienes más información que yo, así que confío en tu criterio sobre el fin de los brotes verdes.

    Sobre la situación política catalana es muy difícil predecir. Influirá mucho el proceso de autodeterminación, el cual, como no consiga celebrar un referéndum medianamente oficial antes del idéntico escocés, será un rotundo fracaso y una decepción para los nacionalistas mayor que la del Estatut. Si esto ocurre, quizás las medias tintas de CiU le salven ante la caída que sufrirá ERC y la pequeña subida de PSC e ICV, otros dos medias tintas también.

    También creo que habrá tripartito valenciano. Aunque tengo dudas de que IU se sume. Podría rechazarlo debido a que tienen mala relación con la probable candidata a la presidencia por Compromís, Mònica Oltra, cuyo actual partido, IdPV, es una escisión de IU; pero seguro que al final les pueden las ansias de tocar poder. No creo que haya acuerdos PSOE-UPyD, ya que allí UPyD está conformado por la antigua clientela de Zaplana, cedida graciosamente a Rosa por él mismo, y no creo que a PSOE les interese juntarse con ex-peperos si pueden evitarlo como así es. También estoy de acuerdo en que el orden de votos será PSOE, Compromís e IU.

    Saludos y muy interesante artículo para ponerse a pensar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Iván,

      Gracias por comentar. Tres cosas quería comentar a tus apreciaciones.

      - Yo no veo nada claro el pacto PP-UPyD que todo el mundo dice que habrá. Creo que la única posibilidad de que se de es que se les prometa una reforma del sistema electoral que beneficie claramente a UPyD y, en cualquier caso, creo que UPyD tiene muy presente el fracaso de los liberal demócratas en el Reino Unido después de su pacto con los Conservadores (pues algo similar sería).
      UPyD intenta, casi siempre, no entrar en gobiernos, así que entiendo que seguirá haciendo lo mismo. Además, tampoco veo a C's apoyando al PP fuera de Cataluña. Y mucho menos veo al nacionalismo conservador votando con UPyD y C's.
      Para acabar, la aritmética parece que no va a salir. Por eso veo bastante improbable la combinación de gobierno del PP con nadie.

      - El problema de lo que planteas en Alemania lo veo en tres puntos. 1/ Die Linke está marginado por el SPD desde la reunificación y parece complicado que esto se revierta 2/ Sea como sea la aritmética parlamentaria parece bastante claro que la CDU le sacará entre 10 y 15 puntos al SPD. No sé como se tomaría el electorado alemán que no gobernase el partido que ha sido más votado con tanta diferencia. 3/ Creo que no hay precedentes en Alemania de un gobierno en minoría apoyado por una fuerza externa.
      Por eso, y porque hay precedentes cercanos de una gran coalición, veo mucho más probable esta última.

      - No tengo la sensación de que UPyD en la C.Valenciana se esté nutriendo del Zapalanismo. Por lo que ve es un partido muy urbano, con un votante bastante joven y normalmente universitario de clase (familiar) media o media-alta.
      Y, además, creo que un pacto de UPyD con el PP de la C.valenciana sería absolutamente destructivo para la imagen de UPyD en el resto del país y no creo que se lo puedan ni estar planteando.

      Saludos,

      Eliminar
  8. En una previsión a corto-medio plazo no olvidaría la posibilidad que esta ahí, de una profunda reforma electoral, pero tal vez conducida al bipartidismo; nose es un paso que creo que antes o después se acabará dando aunque dudo que sea para bien o para mal.. ¿Qué opináis?

    Y si en lugar de previsión hablamos de deseo creo que lo que tendría que ocurrir sería la desaparición de la clase política entendida como tal, el vivir u poco de cerca el periodo en el que Bélgica estuvo carente de gobierno me ha hecho pensar si realmente es necesaria una clase política profesional y dedicada en cuerpo y alma 8con su correspondiente retribución); ver que en un país sin gobierno durante un año nada cambió, todo funcionaba igual, me hace plantearme innumerables preguntas.

    Mis felicitaciones por este artículo.

    pd: el tema del "singobierno" de Bélgica y como se vivió desde dentro lo trataremos en próximos días en nuestro blog:

    http://jovenesconopinionyganasdetransmitirla.blogspot.com.es/
    se trata de un blog hecho por universitarios donde se tratan temas de la actualidad, y con el que queremos dejar claro que parte de la juventud se mantiene informada y se interesa por lo que ocurre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aldonza Lorenzo,

      ¿Una reforma electoral que blindase el bipartidismo? Pues es algo que está circulando por las altas esferas políticas. De hecho el PP, en muchas Comunidades autónomas, está intentando bajar el númro de diputados para bloquear la entrada de los partidos pequeños que le son hostiles.
      Obviamente tanto al PP como al PSOE le interesaría pero ¿lo aceptaría el país? Sería demasiado evidente que es una reforma defensiva con el objetivo de mantener las posiciones ganadas y en un contexto de desgaste del bipartidismo no creo que esto fuese muy positivo para los apoyos electorales del PP y PSOE.
      Pero bueno, no lo descartemos.

      El tema de Bélgica me parece muy interesante y también por otro asunto: La reforma federal que hicieron hace unos lustros. Creo que es algo interesante para aprender de los errores cometidos pues nuestro país va a necesitar, también, una reforma de la estructura del estado.
      Bélgica hizo una federalización para intentar calmar al independentismo flamenco y parece que consiguió lo contrario. Analizar el por qué sería muy interesante.

      He echado un vistazo al blog. A ver como os va. Lo seguiré.

      Saludos,

      Eliminar
  9. Hola Pedro. Buen artículo, como siempre! He leído atentamente tu escrito y también los comentarios de todos. Hay nivel entre tus lectores. La verdad es que se agradece comprobar que no todo el mundo se dedica a ver "el sálvame" y "hombres y mujeres y viceversa". Como te dije el otro día hacer pronósticos es arriesgado y lo peor que haciéndolo por escrito queda todo guardado. Yo apuesto por un gobierno Psoe-IU en las próximas elecciones. No confio en un adelanto electoral ni en la dimisión de Rajoy. Aunque no logren mayoría absoluta pueden llegar a ella con apoyos puntuales de otros grupos. Ya sean nacionalistas o con Upyd en puntos donde puedan acercar posturas. En este punto estoy con Enrique. Respecto a la Comunidad Valenciana, estoy convencido, como apuntas, a que habrá un tripartito de izquierdas liderado por el Pspv que va a hacer de canalizador entre Compromis y EU. Lo que tengo mis dudas es en su duración y su funcionamiento ya que la oposición del pp valenciano va a ser brutal. Espero y deseo que vaya bien por el bien de nuestra tierra.
    Me ha gustado el comentario anónimo de socialdemócratas fracasados y socialdemócratas indignados. No la comparto del todo pero ha sido muy ingenioso.
    Y volviendo a Rajoy, el salvapatrias. ¿Como se puede ser tan cateto y miope para no dimitir y ceder el mando a Soraya o a otra persona a dos años vista de las elecciones para por lo menos intentar evitar la debacle que se avecina en su partido? ¿Les gusta tanto la silla que no son capaces de dimitir y conservar al menos un pizca de dignidad? Y mi pregunta para todos, ¿pensáis que Rubalcaba será tan cateto y miope como Rajoy y se presentará como candidato en el Psoe?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose,

      Como ya hemos hablado a mi me parecería inverosimil que Rubalcaba se presentase como candidato del PSOE. Hay unas primarias más o menos preparadas y creo que Rubalcaba ni siquera se presentará como precandidato.
      Ahora, sí tengo la sensación de que consciente o inconscientemente Rubalcaba desea que los acontecimientos se precipiten de tal manera que lleven a una convocatoria electoral en muy poco tiempo, y ante las prisas y la imposibilidad de hacer primarias presentarse él. Algo así como "yo no quería pero nos ha pillado el toro".

      De todas formas sí que me sorprende bastante lo poco que se mueve la gente del PSOE cara a unas futuras primarias, fuera de Talegón y algún personaje muy secundario. Es como si todo el mundo aceptase que el próximo candidato va a ser Eduardo Madina...

      Saludos,

      Eliminar