La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







martes, 29 de octubre de 2013

La doctrina Parot y el escarmiento al PP

















Hasta hace unos días el PP estuvo metido en un curioso laberinto por culpa de la manifestación que la Asociación de víctimas del terrorismo (AVT) convocó a causa de la sentencia del tribunal del tribunal europeo de derechos humanos respecto a la doctrina Parot. Desde que Rajoy es presidente del gobierno la AVT se ha ido alejando progresivamente del gobierno a causa de la política antiterrorista del mismo. La AVT esperaba que el PP en el gobierno ilegalizase Amaiur y Bildu y persiguiese a la izquierda abertzale con todas las herramientas que le da la ley, pero esto obviamente no pasó así. Una vez en el gobierno el PP no podía mantener la irresponsable política antiterrorista que pregonaba en la oposición y la AVT se ha sentido engañada, y con razón.
Al final el PP decidió no mandar a nadie del gobierno pero sí mandar a un par de cargos del partido, a los más cínicos, duros y caraduras como son Floriano y González-Pons, pensando así que evitarían una situación incómoda. No la evitaron y estos dirigentes recibieron gritos de “fuera” y  “traidores”, y no solo ellos. El PP de Madrid, nucleado alrededor de Esperanza Aguirre también se creyó inmune y, al final, tampoco lo fue.

Los ciudadanos muchas veces somos engañados pero muchas veces también nos hemos dejado engañar a causa de nuestra ignorancia. Desde antes de las elecciones del 20-N se sabía que una gran parte de las cosas que prometía el PP no iban a suceder. Era evidente que iban a hacer una reforma laboral que abaratase el despido, que iban a subir los impuestos, que iban a tocar las pensiones, que mantendrían el matrimonio homosexual, que una reforma de la ley del aborto que fuese más restrictiva que la ley del 85 iba a ser muy complicada de sacar adelante y que la política antiterrorista del gobierno iba a ser más parecida a la de los gobiernos anteriores que a lo irresponsablemente propuesto desde la oposición.
Yo avisé de todo esto antes de las elecciones y como decía el otro día Arturo Pérez Reverte respecto a un artículo suyo de finales de los 90 que era absolutamente clarividente respecto a lo que iba a pasar años después, yo no soy ningún genio ni un vidente y si sabía que esto iba a suceder así esto también lo debía saber cualquier persona mínimamente juiciosa y conocedora de la situación. La mentira es igualmente horrible y condenable pero tampoco echemos toda la culpa al engañador. Los engañados también tienen una parte de culpa importante y para el caso que nos ocupa lo diré sin paliativos: Las víctimas del terrorismo asociadas a la AVT han sido tontos y han sido engañados precisamente por su ignorancia.
No hay un solo gobierno democrático que no haga cálculos estratégicos en la lucha contra el terrorismo. Las fuerzas de seguridad del estado llevan trabajando décadas en la lucha antiterrorista y esta lucha consiste muchas veces en “aflojar” el cerco por cuestiones de táctica antiterrorista o para facilitar una negociación política. Aquí no hay tanto derechas o izquierdas como gobiernos fríos y consecuentes o gobiernos pasionales. Recordemos que fue el gobierno de UCD quien consiguió que ETA político-militar dejase las armas en una estrategia de “paz por presos”. También negociaron con ETA los gobiernos de González, Aznar y Zapatero. De verdad, pensar que Rajoy era un Sheriff de puño de hierro que iba a perseguir a los ex  terroristas era de ingenuos y de personas que no conocen ni la historia ni la acción gubernamental.
ETA dejó las armas hace dos años y no las va a retomar. Este escenario lo entienden todos los actores políticos y en estas nuevas circunstancias nadie puede plantear que todo siga exactamente igual que antes del abandono de las armas. Ni ETA va a matar ni sus defensores justifican ya que se mate a nadie, lo único que hay que ver aquí es cómo se consigue que ETA se desarme y disuelva a cambio de nada.

Tengo que reconocer que lo que le pasó a los miembros del PP en la manifestación de la AVT me produjo cierta satisfacción. Se lo tienen absolutamente merecido por manipuladores e irresponsables. Esta crisis parece que ha tapado todo lo acontecido en el pasado y todo lo que no sea economía pero el PP de la época 2004-2008 volcó a las víctimas de ETA contra el gobierno de Zapatero de forma miserable. Como no tenían ningún argumento sólido para hacer oposición (porque la política económica de ZP era a grandes rasgos la misma de la época anterior) se dedicaron a maximizar cuestiones morales y populistas, como las estúpidas polémicas sobre la educación de la ciudadanía, el matrimonio homosexual y la acción del gobierno en la lucha antiterrorista, acción que era absolutamente equiparable a la de todos los gobiernos de la democracia.
Engañaron a las víctimas, les hicieron creer que la política adecuada era la que ningún gobierno había hecho fabricando insostenibles diferencias artificiales, les dijeron que había que actuar con mano de hierro hasta la derrota final sin miramientos, sin piedad y sin otro final que el encarcelamiento de todo terrorista o apoyo de los mismos. El PP actuó como si no fuese a gobernar nunca o como si no le importase lo más mínimo los problemas que se iban a encontrar al llegar al mismo.
Además, los monstruos creados por ellos mismos se les han vuelto en contra. El otro día escuché al alucinógeno Federico Jiménez Losantos decir que el gobierno Rajoy había pactado con ETA para que ésta no matase a más políticos y que a cambio les iba a dar todo lo que pidiesen. Este disparate es tan mayúsculo como el que este señor sostenía en 2005 o 2006, pero entonces Rajoy lo disfrutaba y asumía maquiavélicamente el discurso. Hoy, después de los avatares del destino que ha llevado a que Losantos se haya posicionado en contra del gobierno (avatares que deben tener una razón económica detrás), esta misma locura se está vuelto contra el gobierno de Rajoy y contra su propia persona, haciendo además de catalizador de un posible sucedáneo del Tea Party en tierras españolas.
Pero insisto, se lo merecen por farsantes. Me encanta que sea UPyD quien vaya a recabar todo ese apoyo, aunque tampoco se engañen las víctimas del terrorismo. UPyD actuaría también como partido “responsable” en el gobierno. De hecho el propio Savater no ha dejado lugar a dudas de que la sentencia de Estrasburgo hay que acatarla.

También quiero hablar un poco de la doctrina Parot. A ver, yo no soy jurista y por tanto mis opiniones puramente jurídicas tienen el valor que tienen. Personalmente la doctrina Parot me parece una interpretación límite de la ley y un poco una chapuza. El código penal de 1973, en pleno franquismo, era bastante benevolente con las penas de los grandes delitos porque tenía otra herramienta: La pena de muerte. Pero cuando la pena de muerte se eliminó ese mismo código penal junto con otras modificaciones nos encontramos en la situación de que la pena máxima era 30 años y que, además, se podía quedar en 15 si los presos efectivamente realizaban alguna de las actividades que reducían pena.
Los presos de ETA eran criminales, pero no eran gente marginal ni altamente ignorante. Muchos de ellos estudiaron carreras en prisión y se dedicaron a determinadas actividades. Por eso muchos de ellos redujeron condenas y se llegó a la situación absurda de que una persona con decenas de asesinatos sanguinarios a sus espaldas salía de la cárcel con poco más de 15 años de prisión efectiva.
Esto, obviamente, era una de las consecuencias de la ley y esto se debió prever en los años de la transición y en los 80 y 90, pero no se hizo. Y los jueces, que son humanos, veían tan escandaloso que los terroristas saliesen a la calle tras 15 años que interpretaron un poco torticeramente la ley, haciendo que los beneficios penitenciarios se aplicasen sobre el total de la pena (que en España pueden ser cientos o miles de años de cárcel) en vez de a la pena efectiva. Claro, con esta interpretación llegas al punto en que los beneficios penitenciarios son absolutamente absurdos e inaplicables para alguien que tenga más de 100 años de cárcel ¿para qué le valen los beneficios penitenciarios a alguien que esté condenado a 100 años? Para nada, porque va a cumplir 30 años efectivos. Esta interpretación se carga los beneficios penitenciarios para un segmento de los presos.
Obviamente los perjudicados por esto y por la doctrina del supremo del 2006 recurrieron a Estrasburgo, y este tribunal consideró que esta interpretación no se correspondía con la ley y que incumplía la convención de aplicar al preso la jurisprudencia más benevolente, así que declaró que vulneraba el convenio europeo de derechos humanos. Ahora toca acatar la sentencia, que es vinculante.

¿Qué me parece la sentencia? Me parece lógica, aunque la verdad es que “moralmente” no me gusta. Que asesinos multirreincidentes salgan de la cárcel con poco más de 15 años de condena no me gusta. Pero la ley es la ley y si la ley era mala pues la culpa es de los gobiernos españoles. Aquí no cabe rasgarse las vestiduras por la sentencia, si alguien quiere sacarle punta esto que miren a los jueces que interpretaron mal la ley o señale a los políticos que no cambiaron este código penal en su momento.
Personalmente entiendo a los jueces que hicieron esta interpretación de la ley. Un juez cuando ve injusticias muchas veces tiende a buscar las lagunas de la ley o a caminar al borde de ella para intentar aplicar lo que éticamente considera justo. Y como yo creo que esto era justo, es decir, que un tio que mata a 40 personas no puede tener la misma pena que otro que mata a una, pues no me siento con fuerzas ni con razón para atacar a los jueces que hicieron esto.
Porque al final esto no es muy distinto de lo que hizo Garzón y le llevó a la inhabilitación. Garzón jugó siempre al límite de la ley por razones que considero moralmente justas y en una de ellas intervino las conversaciones de abogado y cliente. Su justificación existía, pero era débil. Tenía motivos para hacerlo porque sabía de sobra que esa gente era culpable pero no tenía pruebas y las quiso conseguir como fuese. Yo defiendo moralmente lo que hizo Garzón y creo que su castigo fue excesivo, y por tanto voy a aplicar el mismo algodón moral a estos jueces del supremo de entonces.
Lo de los políticos es menos defendible, quizá. Si hay que mirar a alguien que se mire a quienes no reformaron las leyes entonces para endurecer las penas en delitos así. Y las consecuencias de esto, por supuesto, deben ser políticas (si es que ya pueden serlas), no de otro tipo porque por supuesto ni hicieron nada ilegal ni son traidores a nada.

La sentencia hay que acatarla y si salen unas decenas de hijos de puta a la calle no podemos hacer nada. Aprendamos de esta sentencia y de este caso para estar más ágiles en el cambio de leyes y para no volver a hacer chapuzas jurisdiccionales.

Y el PP que se coma las tempestades de los vientos que sembró. Que tengan el valor por una vez en su puñetera vida de explicarle a la AVT que les engañaron y les manipularon y que las cosas no pueden ser como a la asociación le gustaría, por muy legítimo que sea su sentimiento de justicia o de venganza. No os preocupéis, no lo tendrán, farfullarán y desviarán los focos de atención para quitarse la responsabilidad de encima como hacen siempre. Y es que desgraciadamente tenemos el peor gobierno que se puede tener.

3 comentarios:

  1. Y yo me pregunto ¿porqué un asesinato cometido por un etarra en 1960 o 1970 no puede ser olvidado después de que el terrorista homicida haya cumplido diez o veinte años de condena y mientras tanto los crímenes franquistas perpetrados hasta el mismo día de la muerte del genocida gallego en 1975 deben ser olvidados, sin que por supuesto los criminales no sólo no sean perseguidos, enjuiciados o condenados sino que muchas veces puedan seguir gozando encima de las prebendas y privilegios conseguidos derramando la sangre de ciudadanos inocentes que lo único que querían era libertad y justicia? http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2013/10/sobre-terrorismo-salvapatrias-y.html

    ResponderEliminar
  2. En el caso de los terroristas, yo, como Pedro, entiendo a las víctimas, lo que no quiere decir que justifique sus peticiones de no hacer caso a la sentencia de Estrasburgo. Sin ambargo, no entré a decir esto, sino a matizar algo de lo que dice el compañero anterior. No se trata de que salgan terroristas a los 10 ó 20 años... en muchos casos, si no en la mayoría, en lugar de cumplir 27 ó 28, van a salir 2, 3 o 4 años antes, o mejor dicho, cuando les tocaba en reaildad. La doctrina Parot fue como poco un parche, y a mi particularmente me preocupa más que haya otros criminales con múltiples condenas que salgan, tanto ahora como en el futuro. Y aún más me preocupa (si es que es así, que no lo tengo claro) que el parche aquel no fuera remendado de verdad desde entonces hasta ahora. Leí el artículo hace uno par de días, así que ahora no recuerdo si Pedro mencionaba esto ahora mismo.

    ResponderEliminar
  3. Por resumir mi idea, lo que quise decir es que la idea de que el gobierno o los tribunales vayan a dejar salir a terroristas en la calle es falsa o una media verdad, es que simplemente se deshace lo que se considera que en su momento no estuvo bien hecho. Una cosa es lo qeu un individuo, o muchos sienten personalmente (respetable, o como poco comprensible) y otra muy distinta como debe comportarse un estado y un sistema judicial. Ah... y eso (Cospedal, pero se lo he oído con los años a mucha gente) de que las víctimas "siempre" tienen razón es una falacia. No sé muy bien... bueno, en realidad no sé lo que yo sentiría personalmente en el caso de serlo (puedo imaginarlo, pero no saberlo), pero apuesto a que no me sentaría muy bien ese falso paternalismo por parte de los políticos.

    ResponderEliminar