La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







domingo, 20 de octubre de 2013

Las dos Españas y el futuro














He escuchado varias veces en los últimos días a Albert Rivera, líder de Ciutadans, hablar sobre las dos Españas y la necesidad de superarlas. Rivera, que ha circulado por varias televisiones estos días para presentar la nueva plataforma y futuro partido Movimiento Ciudadano, tenía un discurso bastante estudiado sobre los fundamentos de la nueva plataforma y esta idea, de la las dos Españas que hay que eliminar, la ha repetido en todas las entrevistas.
Me gustaría hablar un poco sobre las dos Españas tradicionales y sobre la percepción que tengo sobre su existencia o evolución, y de paso hablaré de estos movimientos como el de Rivera y de cómo los veo.

¿Qué son las dos Españas? Se habla mucho de esto pero creo que debemos fijar bien de qué estamos hablando. Las dos Españas es un concepto que surge de la guerra civil y que representan a los dos bandos enfrentados en aquella guerra: El bando autodenominado “nacional” (nacionalista en la bibliografía internacional), defensor de una España autoritaria, centralista, conservadora y en la que la religión católica fuese el pilar central de la nación; y el bando republicano, defensor de una España progresista y descentralizada y, en función de las facciones, democrática o revolucionaria.
Las dos Españas se extienden en el tiempo y ocupan todo el periodo histórico del franquismo. El conflicto histórico franquismo vs antifranquismo es directamente producto de las dos Españas de la guerra civil y sus características son exactamente iguales a las de los bandos en conflicto, aunque quizá extirpándose del bando del antifranquismo ese revolucionarismo utópico y anarquista que no sobrevivió a la guerra.
Una de las características de estas dos Españas es que la España franquista/nacional (o azul) es bastante más homogénea que la antifranquista/republicana (o roja). En el antifranquismo y en el bando republicano había de todo, desde nacionalistas vascos y catalanes derechistas hasta revolucionarios extremistas y sus proyectos de país eran prácticamente incompatibles. La fuerza que les mantenía unidos era puramente reactiva y de lucha contra un enemigo mayor. Así pues voy a exponer mi primera teoría polémica: Creo que es complicado decir que existiese una España “roja”, porque realmente esa España no era más que una unión temporal de partidos y movimientos sin un proyecto claro de país.

Sin embargo después del retorno a democracia esto de las dos Españas se siguió usando. En parte era normal en un primer momento porque superar una división de 40 años era difícil, pero creo que en aquella época se pensó que aquella división provocada por la guerra civil iría desapareciendo poco a poco. Y, realmente, no ha acabado de desaparecer nunca.
Nuestra transición política tiene una peculiaridad que ha sido perversa. Uno de los partidos dominadores de la democracia, el PP, tiene claros orígenes en los miembros reformistas del franquismo. Si nuestra dictadura hubiese sido más corta esto seguramente no hubiese sucedido, es decir, los nuevos partidos dominadores hubiesen salido de la oposición a la dictadura y un partido conservador de la oposición democrática hubiese sido quien hubiese acaparado el voto de la derecha. Pero cuando las dictaduras son tan largas y abarcan a más de una generación se crea toda una clase funcionarial y tecnocrática que no puedes extirpar cuando la dictadura desaparece. En muchos países excomunistas ha pasado lo mismo que en España, por ejemplo.
Nuestra transición tuvo otra particularidad que también fue perversa, que fue las consecuencias de la amnistía, la ausencia de responsabilidades de lo que pasó en el franquismo y, sobre todo, la práctica imposición de olvidar el pasado, paso previo a los intentos de blanqueamiento posteriores. El PP, por su naturaleza, se llenó de hijos de los cuadros del franquismo dando la sensación de que eran los hijos de aquella España franquista. Y la cuestión central es que se sintieron como si no debiesen condenar el franquismo ni criticarlo, sintieron que podían defender las herencias familiares sin ninguna consecuencia política ni ningún problema ya que el no mirar al pasado era la doctrina oficial.
Técnicamente pareció como si esa dualidad PP-PSOE fuese la siguiente transmutación de esas dos Españas. “Nacional”- franquista- PP vs Republicano-antifranquista-PSOE. Era como la evolución lógica de las dos Españas y de hecho creo que a mucha gente de dentro de esos partidos les interesó que esa confusión de mantuviese sobre todo cuando el peligro golpista desapareció. Seguir jugando a las dos Españas era una forma fácil de tener un voto cautivo y acrítico.
Y aquí voy a exponer mi segunda teoría polémica: Si bien la dualidad franquista-antifranquista si era producto directo de las dos Españas de la guerra civil la dualidad PP-PSOE de la democracia juancarlista ya no lo es, por mucho que haya a quien le interese que parezca que lo es.

Mirad, dos “países” hay en todas partes. En EEUU ha habido dos países durante toda la historia. Hoy están representados por democráticas y repúblicanos pero en el pasado fue entre abolicionistas y antiabolicionistas y más atrás fue entre confederalistas y federalistas. Y lo que pasa en EEUU pasa en todos los países, y pasa más cuanto más bipartidismo hay. El eje “derecha-izquierda” crea dos Reinos Unidos, dos Italias y dos Rusias. Otros ejes también crean otras dualidades en otros países (en la Argentina de hoy, por ejemplo, el Kirchnerismo vs anti-Kirchnerismo, herencia parcial de la dualidad peronismo vs anti-peronismo).
No podemos confundir la existencia de dos grandes bloques ideológicos y sociales en España, algo habitual en la mayoría de países, con la herencia permanente de la guerra civil. ¿O es que no había divisiones en España antes de la guerra civil? ¿No hubo un conflicto entre liberales y absolutistas? ¿Y después entre una oligarquía conservadora y unos movimientos democratizantes? No podemos extender las dualidades como si fuesen las mismas durante toda la historia, porque si bien la mala resolución del conflicto entre absolutistas y liberales produjo una serie de circunstancias que luego afectaron a la guerra civil, eso no puede llevarnos a establecer equivalencias facilonas. La guerra civil tuvo sus propios condicionantes de época y de ideologías en el contexto europeo, no se puede simplificar todo haciendo equivalencias históricas entre épocas.
Aquí hay un PP que es bastante equivalente a las derechas de otros países europeos y un PSOE que esequivalente a otros partidos socialistas europeos. Sí es cierto que las grandes lagunas de nuestra transición han llevado a que el PP no condene explícitamente el franquismo, no quiera acabar de una vez con ciertos restos del pasado más simbólicos que reales y haya mantenido una postura ambigua y confusa sobre la dictadura, pero eso es una cosa y otra es pensar que estamos congelados en el tiempo y siempre con las mismas dos Españas. Eso no es así.

Y cuidado, yo entiendo que haya gente que piense así. El otro día me contaron una de las historias más sanguinarias que he escuchado sobre la guerra civil. Estaba localizada en la represión nacional sobre Málaga, que fue particularmente terrible y precisamente bajo las órdenes del ilustre Carlos Arias Navarro, último presidente del gobierno del franquismo y primero de la monarquía y miembro de primera hora de Alianza Popular, el antiguo nombre del PP.
Durante mi vida he conocido muchos hijos y nietos de represaliados por los nacionales durante la guerra civil, ancianos que me contaron como fusilaron a su padre en la puerta de su casa o muchas personas con abuelos y bisabuelos fusilados, pero nunca me habían contado algo tan absurdamente cruel. Sin querer extenderme mucho el asunto lo que me contaron es que los nacionales en Málaga, después de matar a los “rojos”, les cortaban el pene y se lo ponían en la boca, mientras obligaban a familiares y vecinos desfilar delante de los cadáveres para ver el espectáculo.
Esta historia me la contó un familiar mío (familiar político), al que habían fusilado a su abuelo y tío de esta manera. Conocía el fusilamiento pero no la crueldad del método. Lo que quería contar es que su madre, la hija y hermana de los fusilados, decía siempre que los del PP eran los mismos que los nacionales que arrasaron Málaga a sangre y fuego y siempre rogaba a la gente que por favor no votasen al PP aunque fuese por respeto personal a ella misma.
¿Es normal lo que decía esta señora? Pues sí, yo lo comprendo, pero que lo comprenda no quiere decir que esto sea verdad. Si asumimos solamente el principio de que las culpas no son hereditarias de padres a hijos ya deberíamos negar de estos conceptos por naturales y humanos que sea sentirlos. Y más hoy, que no hay un Carlos Arias en AP y ni siquiera un Fraga en el PP. ¿Qué culpa tiene Soraya Sáez de Santamaría de que su abuelo fuese un general franquista? ¿Le prohibimos ejercer la política por 20 generaciones?

Cuando Rivera habló de acabar con las dos Españas yo le hubiese respondido ¿A qué dos Españas se refiere? Porque las dos Españas, como concepto histórico que nos retrotraen a la guerra civil, no existen.
Ahora, claro que hay dos Españas en 2013. Está la España de Emilio Botín que ve cómo el dinero entra a chorros a España, está la España de los nuevos millonarios que se han generado en 2012 en medio del empobrecimiento general, está la España de Rajoy y de Montoro llena de mentiras y ataques a la población, está la España de las puertas giratorias, de una clase social que ha gangrenado las altas instancias políticas y empresariales de España.
Y luego hay otra España, la de los funcionarios que les bajan el sueldo, la de los ancianos que les congelan la pensión, de la los trabajadores que no tienen trabajo o que les bajan el sueldo, está la España de los desahuciados y los preferentistas, de los autónomos que tienen que cerrar negocios cargados de deudas y la de los pequeños empresarios que no pueden sobrevivir ante el hundimiento de la demanda. En definitiva, está la España de los que estamos pagando esta crisis y este imperio neoliberal y está la España de los que se aprovechan de la misma.
¿Estas son las dos Españas con las que quería acabar Rivera? Evidentemente no, pero si se quiere acabar con estas dos Españas lo primero que hay que hacer es acabar con los privilegios y abusos de la primera sobre la segunda.

Obviamente Rivera hablaba de las Españas de la guerra civil. Si de lo que se trata es de intentar acabar con el imaginario colectivo de identificación de las políticas del pasado sobre la actualidad yo estoy totalmente de acuerdo con él. Pero es que él mismo es la prueba evidente de que esas dos Españas no existen. Rivera, como yo, ha nacido en democracia, no ha conocido la dictadura y su lenguaje es moderno y “joven”. Sus preocupaciones políticas están en sus conflictos actuales con el nacionalismo en Cataluña y no en lo que pasó hace 75 años.
De hecho hubo una imagen muy reveladora. En el programa La Sexta noche (creo que se llama así) entrevistaron a José Luis Corcuera, exministro del interior con Felipe González, y justo después a Albert Rivera. El primero es del PSOE y el segundo de Ciutadans. En principio se podría suponer que Corcuera es más de “izquierda” o progresista que un miembro de C’s. Pues bien, escuchándolos a los dos no creo que sea posible que un solo izquierdistas de este país votase antes a Corcuera que a Rivera, aunque sea por puro descarte del primero. Sólo por discurso o simplemente por intentar focalizar algunos de los problemas del país Rivera ya merece más atención y más respeto que Corcuera, que parecía el típico abuelo con mala leche que está enfadado contra el mundo porque le duele todo.
Y no hace falta irse a Rivera. Yo conozco decenas de jóvenes (y ya no tan jóvenes) de derechas y votantes del PP a los que no les interesa nada el franquismo ni lo justifican ni está ocupando nada en sus mentes. Tienen sus motivos para ser de derechas (muchos de ellos son absolutamente absurdos y/o de herencia del pasado, es verdad) pero no tienen nada que ver con ninguna España ni con militares fascistas metiéndoles el pene en la boca a sus víctimas. Quien vaya por ahí que no vaya y mucho menos que cuente conmigo.

Ah, me olvidaba, ¿que qué me parece el Movimiento Ciudadano de Albert Rivera? Pues me parece un poco simple y bastante poco concreto por ahora. Pero, a pesar de eso, me gusta ¿y sabéis por qué? Pues porque lo que nos toca es precisamente comenzar a crear posiciones nuevas desde todos los ámbitos ideológicos para el nuevo país que viene.
Porque el régimen del 78 está agonizando, la constitución está obsoleta en muchas cosas y este país necesita una segunda transición o una nueva restructuración constitucional y estructural. Y todos vamos a tener que salir de nuestros prejucios mentales y vamos a tener que entendernos con el de enfrente para crear un nuevo país y para combatir los problemas de representación política, de corrupción, de empobrecimiento y de estructuración de la nación.
Me decepcionó mucho no oír a Rivera hablar de economía y evitar temas polémicos pero que son los que realmente hacen posproyectos políticos. Albert Rivera realmente no es de derechas por mucho que los medios de la izquierda se empeñen en decirlo, es una especie de centrista social-liberal, progresista en temas sociales y de libertades y quizá más conservador en temas fiscales y económicos. Pero bien, ese es su posicionamiento, esa es una realidad que existe en España y que hay que contar con ella. Ya está bien de intentar hundir al de enfrente, el de enfrente existe porque hay una parte de la sociedad que piensa en parámetros parecidos y eso no lo vas a eliminar.
Yo quiero que aparezcan movimientos políticos nuevos por todas partes. Estoy encantado con el partido X, con la plataforma de Rivera, con EQUO e incluso si me apuráis y estirando un poco con UPyD. Y quiero más, quiero algún derechista honesto que salga en este país a decir qué quiere cambiar y que haga propuestas, y quiero fuerzas en la izquierda también. ¿Demasiadas? Bien, la selección natural política se encargará de ellas pero ya es hora de que haya opciones y podamos ver exactamente qué queremos como país teniendo un amplio abanico de posibilidades a nuestro alcance.

Y cuando todo esto cambie, cuando el régimen bipartidista nacido de la constitución del 78 se caiga, cuando corrijamos el problema estructural y territorial, el problema de la corrupción y cuando seamos un país más limpio en sus relaciones entre política y economía; entonces volverán a reestructurarse los bandos, las políticas y seguramente volverán a nacer otros dos bloques, otras dos Españas.

Y esto será normal y hay que aceptarlo como lógico. Lo que no se puede hacer es hundir preventivamente a todo el mundo no vaya a ser que sobrenade en la nueva situación. Aquí hay muchas fuerzas y muchos posicionamientos que tienen muchas cosas que decir. Dejémosles que crezcan, apoyémosles en su salto a la opinión pública si no son verdaderamente rechazables, dejemos que lo nuevo se coma lo viejo. Y cuando venga la confrontación política ya vendrá y ya la gestionaremos, pero lo primero es lo primero y creo que debemos empezar a analizar las cosas con visión de país.

13 comentarios:

  1. ¡Bravo! ¡Genial! ¡Me ha encantado! Permiso para divulgar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, divúlgalo cuanto quieras.

      Saludos,

      Eliminar
  2. No puedo sino decir lo mismo que mi amigo y compañero Enrique...OLE TU TECLADO !!!

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo en que PSOE y Ciutadans son igual de conservadores. De hecho, Ciutands está incorporando a personas de la vieja guardia del PSC y a unexministro de Felipe González.

    Pero, Pedro, no sé cuál será tu opinión de Movimiento Ciudadano si se confirma la siguiente información que me han facilitado: Rivera tiene un pacto con Mario Conde y su partido, SCD, para concurrir juntos a las Europeas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Iván,

      A mi me da que ese rumor no tiene excesivo fundamento como dice Dario. No acabo de ver qué pueden tener en común una fuerza con la otra ni qué interés tendría Rivera, abanderado de la regneración y contra la corrupción, en aliarse con un chorizo.
      Eso más bien debe venir de algún rumor interesado basado en que ambos han compartido plató de TV alguna vez.

      Saludos,

      Eliminar
    2. Tan sólo hay que mirar el twitter. En Ciutadans está entrando la gente más rancia, como Isabel San Sebastián.

      También me han contado que va a entrar Chani, el tertuliano que dice lindezas del tipo que "los de EQUO son talibanes".

      Eliminar
  4. De momento, esos son rumores, me temo que interesados...a EQUO no le conviene nada que Movimiento Ciudadano se consolide y le arrebate la posibilidad de conseguir representación propia en el Congreso (y no vía Compromís)...verdad?.

    Si Rivera se presenta por Madrid, tiene serias probabilidades de conseguir escaño...seguramente en detrimento de EQUO, que es quien se ha quedado a las puertas la ultima vez. Si IU sube en la izquierda, y Rivera y UPyD entre los descontentos...¿qué margen le queda a EQUO?.

    No se si Rivera se unirá a Conde: sería su tumba. En cambio, puede arrasar si se une con otro: Miguel Ángel Revilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dario,

      Estoy bastante de acuerdo en todo lo que has dicho excepto en un punto: Yo creo que EQUO tiene un espacio propio que debe saber conquistar independientemente de la competencia que tenga.
      EQUO es el partido más democrático que conozco ahora mismo pero es que, además, tiene un valor específico como fuerza verde. Puede ser que mucha competencia lo minimice pero no creo que lo pueda marginar.

      Personalmente le deseo lo mejor a EQUO como he dicho en el texto y también a cualquier otra formación que quiera cambiar las cosas y sacarnos de esta camisa de fuerza política que aprisiona este país.

      Saludos,

      P.D: Creo que Rivera se presentaría por Barcelona no por Madrid, sacaría el escaño igualmente y algo he escuchado en este sentido.

      Eliminar
    2. Mi fuente (conoce personalmente a Rivera) me ha contado que si se presenta a las Generales, él iría por Barcelona.

      Tampoco me extrañaría que fuese con Revilla: están en la misma órbita de atraer votos de desencanto mediante el populismo demagogo. Recordemos que este hombre ha gobernado con PP y PSOE y miembros de su ex-equipo de gobierno cántabro están en pleitos por corrupción.

      El espacio de EQUO es muy distinto; no compiten con nosotr@s. Nuestro objetivo electoral es la gente que quiere una transformación profunda de la democracia y que ellos mismos se impliquen en esta tarea. Es un desencanto social muy distino al de la órbita de UPyD-Ciutands-SCD-PRC.

      Eliminar
    3. Lo de Revilla sí lo veo, sería posible, Rivera por Barcelona y Revilla por Madrid. En cualquier caso es especular, aunque es cierto que compartirían un electorado potencial.

      De todas formas creo que EQUO y el movimiento ciudadano sí comparten cierto espacio electoral. Creo que debemos dejar de pensar en términos derecha-izquierda,porque hay un nuevo eje que es nuevo vs viejo, o si quieres llámalo regeneración vs partidos tradicionales. Y ahí EQUO compite con Rivera y también con UPyD o con el partido X.

      Saludos,

      Eliminar
  5. Si Machado nació en la segunda mitad del siglo XIX y sus versos "Españolito que vienes al mundo de guarde Dios; una de las dos Españas ha de helarte el corazón" se supone que se inspira en las propias vivencias del poeta, por tanto el concepto de las dos Españas, pienso que viene mucho atrás en el tiempo.

    Yo lo sitúo entre finales del siglo XVIII y principios del XIX cuando se empezó a perfilar las dos Españas. Desde que el Antiguo Régimen empezó a ver peligrar sus supervivencia por la revolución de las colonias inglesas en América del Norte, pero sobre todo por la Revolución Francesa cuando empezaron a filtrarse las ideas de la Ilustración y que los nobles y reyes absolutos trataron de evitar a toda costa. El Ilustrado asturiano, el gijonés Jovellanos perdió el favor de la corte y estuvo desterrallo en Mallorca varios años a consecuencia de ello.

    Despuéscon la invasión de las tropas de Napoleón, el motín de Aranjuez -promovida por el clero y nobles afines a Fernando VII contra su padre y su protegido Godoy, unos años de vació de poder entre los cuales se hizo la Constitu ción de 1812 y la guerra contra los franceses fué cuando ya se hizo evidente las dos Españas. De hecho, para algunos autores supuso la I Guerra Civil Española. Una guerra de todos contra todos donde al que, no ya cualquier español lo pillaran haciendo un acto de traición contra la patria, simplemente por ser librepensadores o estar a favor de las ideas de la Ilustración ( ser considerado "afrancesado" era el mayor insulto y la mayor escoria) a esos les rebanaban el cuello con más saña que si capturaban a cualquier soldado francés.

    Después vendrían los fracaso de los Ilustrados, el "vivan las caenas¡¡ y la vuelta del "deseado"; el fracaso de "la gloriosa", de la I República, de los regeneracionistas del 98 la del del 14 y de la Institución Libre de Enseñanza ( De los Rios, Costa, Unamuno, Machado, Ortega y Gaset... ) la II República, La II Guerra Civil, la dictadura franquista, y la II Restauración Borbónica desde la muerte del dictador con nuevos Cánovas y Sagastas, con sus turnos de partidos y, aunque ahora no hay pucherazos, si es tan corrupta y caciquil como la primera.

    Y bueno, supongo que ya sabrás lo que pienso de Ciudadans, UPyD, Albert Rivera, Rosa Díez o Toni Cantó: nada bueno. Gente que para luchar contra el nacionalismo catalán, vasco o de villacarriero propone más nacionalismo, pero español; y que cualquier problema que se plantea, ya sea político, económico, social, laboral, sanitario, educativo...sea más nación y más centralismo.

    Hace unos días leyendo éste artículo en Jot Down, comprendí en por qué gana el PP en la Comundidad Valenciana y gente como tú, que no votan al PP y de izquierdas, como tantos valencianos, teneis tantos prejuicios y tanta adversión a los catalanes:
    http://www.jotdown.es/2013/10/por-que-el-pp-ha-sobrevivido-hasta-ahora-en-la-comunidad-valenciana/


    ResponderEliminar
  6. No es por ser un aguafiestas y quitarles las ilusiones y las esperanzas a nadie, pero yo no veo que éste régimen del 78 vaya a caer, con éstos mimbres de sociedad ignorante, acrítica, adormecida...

    No brillamos, nos falta un hervor. Nos sobran impulsos vanos pero no tenemos pulso a la hora de echar una mano en el momento necesario, a la hora de ponernos en el lugar del otro cuando hace más falta, a la hora de templar, cumplir con nuestros deberes y defender nuestros derechos cuando nos los arrebatan. Estamos cuajaos. El país ha multiplicado la brecha entre ricos y pobres. No nos empoderamos de las decisiones de quienes dicen representarnos ni empezamos a exigir que se hagan las cosas ya y bien. Es mentira que no se pueda, no se quiere. Vivimos como si no pasara nada excepto cuando nos pasa todo a nosotros.

    En unas entradas atrás me sorprendió un acertado comentario de Alfredo que decía cosas como éstas: " El país es inmaduro. No tiene una tradición democrática sólida, no hay concepto del deber cívico como en otros países. Es un pueblo muy conformista.En España la gente repite mucho más las frases hechas. Mientras que, por ejemplo, un ciudadano medio americano dirá, (en general), "hay que cambiar eso" o "voy a hacer lo que pueda para responsabilizar a los corruptos", el español medio dirá "es lo que hay" (...) Un currito cualquiera en España prefiere además seguir como está antes de percibir que se está manifestando con "muertos de hambre", que siempre son otros, no él o incluso, menos si en esas manifestaciones hay inmigrantes.

    Veo cada día en mi entorno con que enorme ingenuidad mucha gente se cree la eufórica propaganda oficial de que en el 2014 vamos a salir de la crisis, de la recesión económica, de que por fín llegarán los brotes verdes, la luz al final del túnel, el dinero que llega de todas partes como dice que le llega a Botín, mientras hay más de 6 millones de parados, los pobres de solemnidad siguen aumentando y los ricos son cada vez más ricos (los datos salieron recientemente).

    Uno que, tiene muchos prejuicios con Andalucía y los andaluces ( no sé si es debido a que algún andaluz le levantó alguna novia) y lo escucho mucho criticar los EREs falsos de Andulucía, pero núnca le oí criticar los casos de corrupción del PP, dijo hace unas semanas "que Rajoy no tenía una varita mágica". Otra, hablando del tema de la bajada de las pensiones, decía que bueno que no será para tanto, que las casas no siempre iban a estar, así, que ya vendrían tiempos mejores, y que tendrían que subir con el nivel de vida. (Que no mujer, que no te enteras, que a partir de 2014 ya dejan de subir por el IPC¡¡ y que eso es ya irreversible y nunca volverá)

    ¿De verdad que no veis que la gran masa es como Cristina Tárrega? Somos sociedad civil, que es lo que ella representaba hace unos días en un foro en Valencia. ¿Sociedad responsable, prudente, libre, solidaria…? La Generalitat escogió -dada su conocida afinidad al PP- a la presentadora de televisión, nacida en Valencia, para escenificar la firma del «Acuerdo de la Sociedad Civil» promovido por el president . La presentadora, que protagonizó una pillada en vídeo hace unos años, en la que se la veía frotándose los pezones con hielo para sobreexcitarlos bajo su blusa antes de salir en pantalla en Tele Madrid, soltó esto en su discurso ante lo más granado de la sociedad valenciana: «Estoy casada con un andaluz, es verdad, pero le digo: –¿Sabes? tu Andalucía no está como mi Valencia… Volveré y, por supuesto, no será a Andalucía, como quiere mi marido, porque aquí hay mucho más que disfrutar».

    (Como queriendo decir; bueno, estamos en bancarrota, lo de la Gurtel, trajes y demás es un invento, pero vosotros los Andaluces tenéis los falsos EREs, y por eso Velencia es más hermosa, y es superior...valiente tarada subnormal¡¡¡).

    En fin, supongo que lo sabréis, el vídeo está en Youtube y ha provocado aireadas protestas en las redes sociales en Andalucía.

    ResponderEliminar
  7. Pues no sé, aunque me interesa y mucho, por qué sigue habiendo dos Españas (y dos de cada casi en todas partes) y cuál es el origen de esta división, pero diría que es sobre todo por lo simple que es, y hasta diría que quiere ser demasiada gente. Rojos y fachas, Madrid y Barça, Apple y Android, con cebolla y sin cebolla... Para casi todo igual. Bueno, ha cambiado una cosa: ahora casi todo el mundo lincharía a banqueros y grandes empresarios, pero muchos de esos seguirán votando a los que perpetúan este sistema, y olvidarán el instinto asesino en cuanto la hipoteca y la cartilla del paro caiga de su chepa.

    PD: lo de justificar la demonización de la otra parte (ahora sí hablo de la guerra civil) porque fusilaron a su abuelo, pues mira, lo entiendo por una parte, pero siempre me ha llamado la atención que todo el que recurre a este argumento (simple, de nuevo) parece hacerme creer que en su familia eran todos del mismo "color" y que ninguno a su vez, fusiló a nadie.

    ResponderEliminar