La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







jueves, 7 de noviembre de 2013

El cierre de RTVV














Como ya sabréis el gobierno valenciano ha decidido que va a cerrar Radio Televisió Valenciana (RTVV) y todas sus emisoras, siendo la primera y la más conocida Canal 9. La decisión vino horas después de que el Tribunal superior de justicia de Valencia declarase que el ERE con el que se despidió a 1.200 trabajadores (el 70% de la plantilla) era  nulo y, por tanto, los trabajadores debían ser readmitidos.
El Consell dijo que no podía mantener la RTVV en esas circunstancias, pues según ellos no dispone de presupuesto para mantenerla. Así pues cerrará el servicio público en los próximos días y despedirá a todos los trabajadores que quedaban.

La historia de RTVV debería ser una asignatura en la facultad de economía o en un MBA sobre cómo se puede organizar un desastre en la gestión pública. Canal 9 comenzó las emisiones en 1989 con una plantilla de profesionales que habían sacado la plaza por oposición. Se dice que en estas oposiciones se enchufó a gente afín al partido socialista que era quien gobernaba la Generalitat entonces. Posiblemente sea verdad.
Yo era un niño durante los primeros años de Canal 9 pero era una televisión que veía mucho, sobre todo los dibujos animados. Me atrevería a decir que si mi valenciano es bueno y absolutamente fluido es gracias a que desde muy pequeño  vi Canal 9 e interioricé como lengua materna el valenciano, a pesar de que provengo de una familia castellano hablante.
Recuerdo también momentos importantes de la cadena, como el día en que el todavía presidente de la URSS Mijail Gorvachov visitó el plató del programa de debate Carta Blanca, en pleno fin de la Perestroika. Que el presidente de la segunda potencia mundial visitase una televisión autonómica era un hecho sin precedentes.
Para 1995, cuando el PP de Eduardo Zaplana accedió a la Generalitat, la deuda del ente era de 22 millones de euros, menor a su gasto anual en personal, 25 millones. Era una televisión saneada que cumplía una importante labor social, que era la comunicación en lengua valenciana, único medio de comunicación que lo hacía en un país bilingüe.

Pero la posterior gestión del PP destruyó el ente público. Los populares consideraban a Canal 9 un nido de rojos y rápidamente desplazaron a la mayoría de periodistas, sustituyéndolos por otros afines. En pocos años las caras conocidas de la cadena desaparecieron del mapa y acabaron en algún programa absurdo del segundo canal o en algún programa de radio en la madrugada. La plantilla se duplicó a base de periodistas afines y enchufados.
El gasto de personal saltó al triple de lo que era en 1995 pero no solo era eso: También el gasto en producción externa se multiplico en varias veces. Se firmaron contratos de televisión ruinosos con equipos de fútbol, con la F-1 y para muchas otras cosas prescindibles o directamente absurdas. La deuda, que en 1995 era de 22 millones de euros, en 15 años se multiplicó en más de 50 veces, superando los 1.100 millones de euros.
Lo verdaderamente sangrante del caso (si es que puede ser más sangrante que esta ruina) es que la calidad de la televisión valenciana fue decayendo con el paso de los años. No es ya que los informativos se convirtiesen en ridículos, megalomaniacos y provincianos, es que la propia programación se deslizó hacia la telebasura primero, hacia el espectáculo vacío después y finalmente hacia la nulidad mediática. Tan sólo se salvaban algún programa y algunas series de producción propia, hechas en valenciano y únicas que recordaban qué debía ser una televisión autonómica.
La audiencia de la cadena han caído en picado desde su época gloriosa desde principios de los 90. Bien es cierto que la oferta audiovisual se ha multiplicado en estos años y es un poco irreal comparar audiencias de distintas épocas, aunque sí se pueden comparar con sus competidores. Y si durante los 90 Canal 9 tenía unos resultados comparables a los de TVE1, en los últimos años su cuota de pantalla era sobre la tercera parte de la televisión nacional o de otras como Antena 3 o Tele 5. Y eso teniendo en cuenta que, al ser la única televisión en valenciano, solía ser muy vista en los pueblos y comarcas más íntegramente valenciano parlantes.

El futuro de Canal 9 era muy negro y todo el mundo lo sabía. La deuda era impagable y la calidad e influencia de la televisión muy baja, aquello no podía acaba bien. Los valencianos opuestos al PP también la dábamos como una televisión amortizada e imposible de arreglar, y además culpable en parte de la manipulación política a la que estaba sometida esta tierra. Entre todos la mataron y ella sola se murió.
Pero lo más indignante han sido los comentarios del propio president de la Generalitat y los miembros del Consell. El president Fabra ha dicho que no puede mantener la Televisión si se quieren mantener los servicios de sanidad y educación y que no iba “a cerrar un colegio o un hospital por tener una televisión
Hatajo de sinvergüenzas… Estos gobernantes, que pagaban decenas de millones de euros a los equipos de futbol y a Bernie Ecclestone por la F-1, que pagaron millones de euros para retransmitir la visita del Papa en una operación de corrupción de manual, estos que hiperendeudaron Canal 9 mientras fue una pieza clave de su imperio propagandístico, ahora dicen que no quieren una televisión si tienen que cerrar un colegio. ¡¡Pero si habéis tenido a decenas de miles de niños en barracones mientras pagabais el canon televisivo de la Fórmula 1!!  ¡¡Si habéis bloqueado la ley de dependencia mientras le pagabais 30 millones de euros al Valencia C.F!!
Ahora sale Fabra como si él fuese de un partido distinto al que ha gobernado la Comunidad Valenciana desde 1995, como si no tuviesen nada que ver en el asunto, como si sus consellers no llevasen una década repartidos por los cargos subalternos de la Generalitat y del gobierno valenciano. ¿Qué pretende Fabra? ¿Desligarse del pasado, blanquearse cara a la opinión pública? Es tan ridículo que cuesta trabajo creer que realmente puede pensar que esto va a salirle bien.

El ejemplo ya ha cundido y ahora Ignacio González ha dicho que si la justifica le tumba el ERE también cerrará Telemadrid. La forma de decirlo ha sido, además, una clara provocación a los sindicatos, a quienes ha acusado de ser eventualmente los responsables del cierre por defender sus derechos laborales.
La obscenidad de estos políticos no tiene límite. Han destruido las televisiones públicas cual parásito, exprimiéndolas hasta el extremo mientras les servían para inyectar su propaganda y manipular a las masas. Han externalizado programas concediéndoselas a empresas de amiguetes, han enchufado periodistas afines pagándoles suculentas nóminas a costa del erario público, han tratado sus entes públicos como televisiones propias de una dictadura. Y cuando las han arruinado y destruido definitivamente, entonces la culpa es de los sindicatos por exigir un puesto de trabajo o unas condiciones de despido legales. Manda huevos.
Yo siempre critico que en el 90% de cosas el PP y el PSOE hacen lo mismo, y es cierto. Pero, por lo menos, el PSOE no se atreve a ser tan rastrero y manipulador en su discurso político, a hundir lo público y echarles la culpa a los demás. Al menos el PSOE ha hecho una mínima autocrítica alguna vez, no como esta gentuza que se cree que el estado es suyo y que pueden hacer lo que les venga en gana sin asumir ninguna responsabilidad jamás.

Esta es una pieza más del imperio pepero valenciano que se derrumba irremediablemente delante de nuestros ojos. El golpe que se va a llevar el PPCV en las elecciones autonómicas próximas es incalculable y mayor de lo que pensamos.
El problema es que están dejando un erial en herencia al siguiente gobierno. La “herencia recibida” de la que habla del gobierno Rajoy va a ser una tontería al lado de la ruina absoluta que va a tener que heredar el futuro gobierno de izquierdas, con ruina por todas partes, sin televisión, sin cajas de ahorro, sin la antigua potencia industrial, sin nada.

Creo que los partidos destinados a gobernar tendrían que comenzar a pensar en cómo van a gobernar en una era extremadamente austera y de privaciones. Lo que se van a encontrar es casi como un reinicio de la autonomía, pues va a haber que construirlo todo otra vez y partir de cero en muchas cosas. Y francamente, me parece que o no son o no quieren ser conscientes de esta realidad.

3 comentarios:

  1. Pedro está muy bien el artículo, nos vamos a encontrar un paramo de Walking Dead. Te falta meter la visita de Papa con Teconsa , los valencianos acabamos de comprar Valmor por 40 millones de euros, Debemos a Ecleston dinero que están metiendo debajo del tapete, diciendo que lo perdonara, los cojones, la otra opción pagarle en vallas. En cuanto a derechos del Futbol asciende a 236 millones transferidos ó malversados, con dicho dinero, el valencia pudo pedir el crédito para el estadio del Valencia que ha costado otros 90 millones de las arcas públicas y el agujero en Bankia....

    En cuanto al ERE todos los trabajadores de 9 queremos un ERE y sabemos que sería traumático, pero por lo menos Objetivo, no dejar a sus amigos. El juez lo dijo claro criterios ambiguos, subjetivos, discriminatorios, no participación sindical en todos los momentos. Les han condenado por vulneración de los derechos fundamentales, como el caramelo de la tele después de expoliarla ya no es más que un juguete roto, para que dejarlo que lo reconstruya el siguiente vamos hacerlo desaparecer.

    Hoy salen con cifras de 236 millones mantener 9, es mentira que hagan el puto ERE bien y tiren con un criterio objetivo "Económico" último en llegar, primero en salir y veras con 800 tíos caen por menos de 30 millones, pero eso no les interesa, por lo dicho antes el juguete está roto y para arreglarlo hay que dejarlo libre. Lo próximo es la venta o alquiler de las instalaciones a una empresa de Madrid después del próximo ERE de extinción. Son unos sinvergüenzas y deberíamos acudir el Sábado a San Agustín a luchar contra esta chusma. rtvv24h.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Hola, Pedro:

    La noticia esta del cierre de Canal 9 la leí hace unos días y ciertamente lo que me dejó los ojos como platos, y estoy que todavía no me he repuesto, fueron las declaraciones de Fabra haciendo poco menos que del vicio virtud, después de dejar una televisión autonómica como la tierra por donde hubiera pasado el caballo de Atila… presentar el cierre como un “éxito” de “gestión austera”.

    En general no estoy en contra de estas televisiones autonómicas, si sirven aunque sea un poco para emitir algunos programas en la lengua de sus regiones (como en tu caso para aprender valenciano) o que sean de temas de interés para quienes vivan allí, pero en cuanto a la manipulación que comentas en este caso, pues sí, creo que ha sido efectiva. Por ejemplo, aquí en Andalucía se habla mucho de que el gobierno del PSOE (con el que no simpatizo en absoluto tampoco) es un desastre, y existe esa percepción en toda España, pero en cambio hay quienes piensan que comunidades donde gobierna el PP, como Valencia, son casi Jauja solo porque allí no está el PSOE. De hecho, si cosas como estas en Valencia se conocen es a través sobre todo de webs o blogueros independientes, aunque ya conocía por algún contacto que trabaja allí en el sector farmacéutico el problema que hay con los impagos continuos de la Generalitat, entre otros casos.

    Por cierto, parece que el final autogestionado de la emisora ha sido un éxito de audiencia, según tengo entendido ha triplicado la habitual, así que al menos la cosa ha estado divertida:

    http://www.youtube.com/watch?v=WyvyWoSFJJU#t=883

    ResponderEliminar
  3. Una periodista (¿¿??) de Canal9, que con toda seguridad ocupaba el puesto por un enchufe del PP valenciano, y que salió estos días denunciando cómo le obligaban a manipular la información y hacer propaganda oficial del partido y del gobierno valenciano, descubrió de pronto, como el capitán Renou, que en el local de Rick en Casablanca se jugaba, después de cobrar, of course, su mordida. "¡¡En éste local se juega¡¡"

    Como yo no puedo más, como ya estoy saturado de tantas miserias que están pasando en esta mierda de país infame, como no quiero de nuevo cabrearme, despotricar, y decir aquí palabras malsonantes como a veces digo en otras redes sociales, tan sólo voy a dejar dos enlaces a dos entradas que lo explican todo más sosegadamente:

    http://davidjimenezblog.com/2013/10/23/celebracion-de-la-basura/
    ww.mimesacojea.com/2013/11/el-suicidio-de-canal-9.html

    ResponderEliminar