La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







miércoles, 15 de enero de 2014

La república heterodoxa estará en Red Libertad

















Quienes contraponen liberalismo y socialismo, o no conocen el primero o no saben los verdaderos objetivos del segundo

Pablo Iglesias (fundador del PSOE)


Soy socialista a fuer de liberal

Indalecio Prieto (dirigente del PSOE durante la II república)


Cuando tienes un blog normalmente te planteas si vale la pena estar en un agregador de blogs. Los agregadores tienen la ventaja de que dan visibilidad a una bitácora y que sirven para establecer relación con otros blogueros con intereses parecidos a los tuyos, pero también tienen el inconveniente de que suelen etiquetar al autor y a la bitácora dentro de una “familia política” o como afín a un grupo político determinado.
Cuando comencé a escribir en "La suertesonríe a los audaces" nunca quise estar en ningún agregador para mantener mi independencia, pero cuando creé "La república heterodoxa" sí que entré en “Socialistas en Red”. No es que ya no valorase mi independencia, que lo hacía, sino que vencí ciertos temores sobre los agregadores y cómo éstos limitaban tu libertad. Socialistas en Red era un grupo heterogéneo (hubo desde simpatizantes de UPyD hasta afiliados a Izquierda Anticapitalista), lejos de los partidos políticos y por tanto pensé que era un grupo que se ajustaba bastante bien a mis ansias de independencia. No obstante hubo gente que pensó que ese grupo era un apéndice del PSOE (por el nombre socialista), cuando realmente muy pocos de los miembros eran simpatizantes de ese partido.
“Socialistas en Red” fue un proyecto que se acabó desinflando por avatares del destino, que tuvo su máximo apogeo con la publicación de varios números de la revista online Perspectivas SeR pero que, desde que dejó de hacerse, fue decayendo. Finalmente se decidió cerrar el agregador y transformarlo en un grupo de facebook, que se renombró como “Civilizándonos en libertad e igualdad”. Y ahí sigue todavía (podéis entrar clickando el logo de la parte derecha)

En las últimas semanas un agregador de nueva creación ha llamado a mi puerta. Es la “Red Libertad” (no confundir con Red Liberal por favor), que patrocina mi amigo Alfredo Coll. Red Libertad tiene algunas características parecidas a Socialistas en Red, fundamentalmente la heterogeneidad de la gente que va a participar y su independencia respecto a los partidos políticos. Si Socialistas en Red tenía como miembros a socialistas de todas las tendencias, Red Libertad digamos que tendría como miembros a liberales de todas las tendencias.
Algún lector se habrá echado las manos a la cabeza, ¿Pedro en un agregador de blogs liberales? ¿Se ha vuelto majareta? No, nada de eso. Volved a leer las dos frases del principio del texto y entenderéis por qué no me supone ningún problema estar en un agregador liberal (liberal de verdad, no esa máscara que usa el pseudo-fascismo en España para blanquearse).
Cuando Alfredo habló conmigo me dijo que su intención era hacer un agregador bastante heterogéneo e ideológicamente amplio en el que se prirorizase la calidad sobre la ideología. Habría unos principios básicos que deberían cumplir los miembros, pero que serían lo suficientemente amplios para que cualquier demócrata se sintiese cómodo y que servirían para alejar a fascistas y locos.
Estos principios los podríamos finalmente resumir en tres ejes: Respeto por la democracia de raíz occidental, búsqueda de una sociedad con más libertad e igualdad y compromiso con la regeneración política en España. Y francamente, no veo en ninguna de estas tres ideas nada que me haga ideológicamente incompatible, todo lo contrario.

Posiblemente aún no veáis nada clara mi inclusión en el agregador. Para no repetir cosas que ya he comentado en su momento enlazo aquí dos escritos de principios de 2011, hace tres años ya, para que entendáis la justificación “ideológica” de esta síntesis entre liberalismo y socialismo que tan herética parece a mucha gente y que nada tiene que ver con el socioliberalismo como han presumido otros. Estos son:



De todos modos, ¿soy liberal? ¿Soy socialista? Pues mirad, realmente no me definiría como ninguna de las dos cosas. Ni voy por la vida diciendo que soy socialista ni voy diciendo que soy liberal, pero por supuesto no soy anti-socialista ni anti-liberal, porque ambas ideas forman parte de mis fundamentos doctrinales y de mi herencia política.
Yo soy yo, y hace mucho tiempo que tengo mis propios criterios sobre la realidad de nuestro mundo. Yo creo que vivimos en una creciente opresión financiera, en una especie de hiper-imperio neoliberal y globalizado donde son los grandes poderes económicos y unas doctrinas económicas convertidas en una nueva religión lo que realmente domina el mundo. En este mundo cuanto más débil es un gobierno más sufren los ciudadanos, que acaban sometidos a un servilismo económico dirigido por gentes que no tienen cabeza real ni sede a la que ir a pedir explicaciones, que están escondidos detrás de una extensa red de influencias y acciones económicas que tiene sus propias dinámicas y que puede acabar con cualquier cosa que se proponga. Y esto, para mi, no tiene nada que ver con el liberalismo original.
Este es, sin duda, el principal problema de nuestra era, pero eso no quiere decir que debamos comenzar a mirar al pasado en busca de una época anterior donde todo parecía mejor. El pasado no vuelve nunca para bien o para mal. Pensar que vamos a volver a una socialdemocracia tradicional es engañarse, pensar que se puede mansamente embotellar al genio de nuevo es un buen deseo que no va a hacerse realidad.
Ante esto hay quién encuentra en el populismo la respuesta a su desesperación. Pero ni la vuelta a la tribu ni a los principios identitarios, ni el retorno de un estado poseedor de casi todo ni una revolución democratista radical que imponga la voluntad del 51% sobre el 49% restante son soluciones adecuadas.

Posiblemente mis compañeros de agregador no piensen esto, de hecho los primeros miembros que se conocen son todos más bien conservadores. No me importa porque de hecho he llegado a encontrar coincidencias asombrosas con ellos en los temas más extraños y que menos me esperaría.
Por ahora sé que compartiré agregador con Alfredo, con Javier y con Sergio. Alfredo, que escribe en "Liberalismo democrático y clásico", y Javier, que escribe en "Liberalismo sin tregua", son conservadores de estilo anglosajón y ambos son protestantes. Quizá por estas características he llegado a coincidir con ellos en casi todo lo relacionado con la estructura del estado, en las relaciones iglesia-estado, en el análisis de la decadencia de esta clase política española que está hundiendo nuestra democracia y en asuntos de libertades publicas y morales. Por supuesto no coincidimos en casi nada en asuntos económicos, aunque Alfredo de vez en cuando hace análisis muy críticos sobre algunas realidades del capitalismo actual.
Sergio, al que conozco menos, escribe en "El Tonel del cínico" y tiene un perfil más tradicional para un conservador español. Veo en él las típicas tendencias del derechista español tradicional y en líneas generales defiende casi todas las cosas que podría defender un votante del PP. Ahora, Sergio es una persona que razona y no suele defender las cosas por sentimientos primarios o por repetición, sino por convicción y sostenido en argumentaciones, aunque muchas veces me parezcan muy discutibles.

Hace unas semanas vi cómo en el blog de Don Ricardo Royo-Villanova, "A Sueldo de Moscú", comenzó a colaborar Don José Javier Rego en una sección llamada “Un liberal en la Plaza Roja”. Don J.J.Rego es un liberal al que todavía no tengo muy bien ubicado que ha tenido el valor y las ganas de escribir en un blog muy izquierdista, sabiendo que se iba a encontrar furibundas críticas de los comentaristas habituales (entre ellos yo), muchos de ellos comunistas.
El ejercicio me pareció muy interesante y habla muy bien tanto de anfitrión como de huésped, y creo que es un ejercicio de tolerancia muy bueno. Pensando sobre esta colaboración me preguntaba ¿habría hecho algo así Don Ricardo hace 5 años? ¿O es que quizá, ante el hundimiento de los partidos tradicionales y esta gravísima crisis estructural, todos aquellos que no somos parte del stablishment político hemos comenzado a ver que tenemos mucho más en común de lo que pensábamos?
Creo que hemos de acostumbrarnos, todos, a salir de nuestra “zona de confort”. Enfrentarte a una audiencia presumiblemente hostil es un excitante ejercicio en el que se aprenden muchas cosas y se descubren otras asombrosas, como esas coincidencias que he expresado anteriormente. En cierta manera esto ha sido otra de las cosas que me motivan para estar en “Red Libertad”.


Este es el sitio web del agregador: www.redlibertad.com , aunque todavía está en fase de ajuste. Os aconsejo que os paséis por allí de vez en cuando, creo que puede ser interesante y sobre todo enriquecedor. Y si algún blogero quiere participar se puede poner en contacto conmigo en el correo electrónico del menú de la derecha.


13 comentarios:

  1. Le agradezco mucho sus palabras aunque el mérito es mucho mayor por parte de Don Ricardo que por la mía. Yo no he recibido más que buenas palabras pero él ha tenido incluso que mandar a la mierda a alguno que le pedía explicaciones.

    Debo reconocer que el hecho de que no me tenga ubicado me encanta. Esa costumbre tan española de marcar una raya y situarte de uno u otro lado me asquea. Con Aznar y contra Zapatero o al revés. Pues no. Ambos nefastos y ambos necesarios. Pero me temo que eso sería abrir otro debate.

    En cuanto a aquello que tenemos en común creo que sinceramente es poco. Por volver al ejemplo, Don Ricardo, a quien admiro profundamente por su pluma y su cabeza (qué de juegos de palabras...) es mi antítesis ideológica. No compartimos prácticamente ningún aspecto de nuestro modelo ideal de gobierno, pero prefiero tener que entenderme con él que con Rajoy o Rubalcaba. Es más, creo que para derribar este modelo perverso en el que todo gira en torno al partido, o nos unimos todos o nos seguirán jodiendo.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mire don JJ estoy absolutamente de acuerdo con su último párrafo, y que sepa usted que a Alfredo y a mi nos pasa algo parecido a lo suyo con Don Ricardo.

      Yo a usted no le tengo ubicado, pero eso no quiere decir que le vaya a poner en la "derecha" o la "izquierda" de forma grosera. Me refería que no acabo de ver donde acaba eso que dice usted de que el estado debe hacer "lo necesario" pero nada más. Yo también creo que debe hacer sólo lo necesario, pero me temo que mi necesario es bastante más que su necesario. Además hay ciertas cuestiones morales o "filosóficas" suyas que tampoco tengo claras pero que acabaré descubriendo, no se apure.

      Saludos!

      Eliminar
    2. Ni yo mismo tengo claro dónde termina "lo necesario". De hecho voy cambiando esa línea sin pudor ninguno. Ya sabe, como buen marxista (rama grouchiana) que soy: Estos son mis principios, si no le gustan, tengo otros.

      Eliminar
  2. Quiero expresar mi agradecimiento a Pedro por haberme dado el "sí" para participar en este proyecto - un proyecto en el que prometo mantenerme muy al margen de protagonismos y personalismos absurdos. Mi intención es darle una voz a otras corrientes liberales o no tan liberales pero al menos democráticas que además quieran mejorar las cosas en España. Me siento en deuda de esa manera con mis lectores y también con los jóvenes españoles que me decían, no son razón, que les tenía abandonados y que yo no les daba nada ni ofrecía nada. Creo que por lo menos esto es un intento de darles algo y me gustaría dar más si me lo piden.

    A tus lectores, simplemente les digo que soy una persona que siempre tiene mucho que hacer y por eso a veces se tardan los proyectos. Les pido disculpas porque la web aún está en fase de construcción y manejo varios asuntos a la vez.

    Pedro ha dado un buen resumen de quiénes somos y qué queremos para el agregador. Por mi parte, yo espero que se hable muy poco de mí y que se hable de las ideas, que es lo realmente importante.

    No me pude quedar "tranquilo" sin ofrecerle a Pedro un hueco en Red Libertad. Me explico.

    Desde que Pedro y yo tuvimos nuestro gran "encontronazo" hace años, lo cierto es que pienso que hoy yo sería más pobre a nivel "personal" si nunca nos hubiéramos encontrado. Es un patriota comprometido, al margen de los muchos desencuentros que he tenido con él en ciertas cuestiones a lo largo de los años.

    Yo siempre he dicho esto con respecto a mis amistades políticas: lo único que necesito saber de un hombre para saber si le valoro o no es en qué lado hubiera peleado en la batalla inglesa de Marston Moor. Yo tengo claro que Pedro, aunque no sea protestante, sí hubiése compartido los valores contra el absolutismo monárquico católico o de la Igl. de Inglaterra y estuviera con los parlamentarios.

    Quizá yo soy un cromweliano sencillo y Pedro es más bien como los niveladores folletistas en el otro bando más radical, pero ambos tenemos claro que la lucha contra el totalitarismo y el absolutismo no es debatible.

    Pedro ha enriquecido los debates en mi blog y gracias a su presencia, no pocos fascistas y otros ultras acabaron huyendo o desapareciendo para siempre. Con estos antecedentes, ¿cómo iba yo a negarle a Pedro un espacio de expresión?

    Me alegro de haberle encontrado - sin duda, estos años no habrían sido tan interesantes en mi blog sin su presencia.

    Gracias, Pedro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para ser una persona tan "fría" a veces te salen textos verdaderamente emotivos.
      La verdad es que no sé qué decir excepto...gracias.

      Saludos,

      Eliminar
  3. Yo intento siempre ser honesto y expresar lo que veo. Nunca me he considerado una persona "fria", aunque no pocas personas me ven o perciben de esa manera. Todavia recuerdo por ejemplo cuando me dijeron que "no me interesaba la pobreza" ni me interesaba "la vida de los pobres", lo cual me resultó ofensivo, pero en fin...yo creo que aportarás cosas que enriquezcan los debates.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. No comparto, nunca lo he hecho - creo -, tu idea de síntesis entre el socialismo y el liberalismo, pero respeto tu audacia intelectual. Resulta muy estimulante leer tus posts porque alumbran una perspectiva en todo caso arriesgada y sorprendente que obliga a pensar, a reflexionar y a poner en cuestión los principios e ideas propias, al menos en mi caso.

    Desde la discrepancia ideológica, que sepas que eres uno de mis referentes políticos. Pórtate bien, que eso lleva acarreada una fuerte responsabilidad; la responsabilidad del líder.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enrique,

      Sin ganas de polemizar, creo que sí tienes algo de esa síntesis de socialismo y liberalismo que a mi me gusta. Creo que todos, en el fondo y por nuestra cultura política y la época que hemos vivido, tenemos asumidos muchos de los principios liberales clásicos que quizá definiriamos como principios democráticos pero que vienen en origen del pensamiento liberal del siglo XVIII.
      Creo que esto es especialmente evidente en el movimiento ecologista, donde la lucha por los derechos civiles, la libertad de conciencia y pensamiento y la democracia radical ha sido una de sus marcas diferenciales respecto al comunismo o los socialismos revolucionarios.
      Creo que uno de los problemas es que en España solemos usar la palabra liberal con sentido económico, y yo siempre la uso con sentido político. Quizá ahí la discrepancia o la incomodidad de muchos con el término.

      La verdad es que me he quedado sorprendido con ser un referente político para tí, no lo esperaba. Te estoy muy agradecido por tus palabras.
      Y a ver si nos conocemos algún día, que no hay manera.

      Saludos!

      Eliminar
  5. Hola Pedro ,
    La verdad es que os leo (a ti y a Alfredo) desde hace muchisimo tiempo ya y siempre me pareció que en cierto sentido sois una buena pareja. A ambos os admiro pero por diferentes motivos. A Alfredo le admire por su tenacidad y su persistencia mediante tantos ataques personales que recibe de todos los bandos y porque está hecho para ser un dirigente de hierro si el caso lo precisara. No obstante de ello, nunca me senti del todo cómodo al principio en su web porque yo soy bisexual y habia comentaristas en su web que odiaban a los hombres como yo y nos tachaban de “inmorales” o depravados. Creo que Alfredo siempre ha sido tolerante con el tema LGBT pero no tanto como deberia en alguna ocasión. De ti lo que me gusta es que se te nota un chico honesto y valiente porque te metiste en esa cueva cuando habia mucho fascista .
    Alfredo, a mi tambien me ha pasado como a Pedro. Hay escritos tuyos en los que me quedo boquiabierto de lo profundo y otros escritos me indignant porque los veo insensibles. No sé. Pareces un hombre complicado.
    Suerte a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marín,

      Yo creo que a todos nos ha pasado lo que explica don Jose Javier Rego. En los últimos tiempos hemos modificado un poco nuestros puntos de vistas preexistentes y hemos cambiado ciertas líneas en función de la realidad social que percibimos.
      Creo que a Alfredo le ha pasado también esto. Poco a poco ha ido priorizando unas cosas sobre otras, analizando la sociedad contemporánea y rechazando alguno de los principios conservadores que están obsoletos. Yo creo que el Alfredo de hoy defiende los derechos LGBT plenamente y encontrarás en él a un aliado fiable contra el moralismo de la iglesia católica en estos temas. Para él la igualdad ante la ley es fundamental y de hecho es un defensor de que el matrimonio homosexual acabará implantándose en todas partes.

      A todos los que escribimos mucho nos pasa que nos equivocamos mucho y que decimos demasiadas cosas que seguramente no querríamos haber dicho. Tenemos que saber balancear los principios con la honestidad intelectual, las nuevas percepciones con la coherencia ideológica, y la verdad es que es complicado. A veces te encuentras defendiendo cosas que criticabas un año antes, pero es que realmente sientes que las cosas han cambiado y debes hacerlo así.

      Los comentaristas fanáticos van y vienen. Internet está lleno de ellos, de gente que se esconde tras un pseudónimo y dice los disparates que seguramente no se atrevería a decir en persona. Pero al final acaban yéndose, es cuestión de paciencia, porque encuentran foros mejores donde decir sus disparates y que les aplaudan. Todos hemos tenido gente así en nuestros blogs, no debes preocuparte demasiado por ello.

      Muchas gracias por tus palabras.

      Saludos,

      Eliminar
  6. Ah, no sabia eso Pedro pero si es asi entonces mejor todavia porque me siento con mas confianza entonces. Lo de los comentaristas fanáticos también lo veo menos hoy que hace unos años por lo menos en ciertas webs. En este caso la verdad es que cuando te leia pues sentia que yo no estaba del todo solo en aquél foro y tu voz siempre era la voz de la razón ante los Sigfridos y demás personajes.

    ResponderEliminar
  7. Lo extraño es que estuvieses en un agregador socialista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cierta manera, a través del grupo de facebook, lo sigo estando. ¿me expulsarías por desviacionista???

      Eliminar