La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







miércoles, 5 de febrero de 2014

VOX, el hijo bastardo del PP














Supongo que a estas alturas todos los lectores ya conoceréis VOX. VOX es un partido creado por el ex-parlamentario del PP Vasco Santiago Abascal y por el ex-funcionario de prisiones y víctima de ETA José Antonio Ortega Lara que pretende disputarle el territorio de la derecha al PP. Algún miembro rebelde del PP, como el todavía eurodiputado Alejo Vidal-Quadras, se ha pasado a VOX en los últimos días y me temo que en el futuro le seguirán algunos más, fundamentalmente en el PP vasco.

¿Por qué se ha creado un nuevo partido en la derecha? Según los fundadores de VOX porque el PP está traicionado sus principios y aquellas cosas que prometió en la oposición. Esta frase en sí es cierta, es decir, el PP no ha cumplido prácticamente ninguno de los compromisos de su programa electoral, pero estos señores no consideran un problema el haber recortado sanidad, educación y pensiones, en haber abaratado el despido o tantas y tantas cosas que el PP ha incumplido. No, no van por ahí.
Los compromisos que el PP ha incumplido tan gravemente y que han llevado a estos señores a formar un partido son fundamentalmente tres. El primero es que el PP no está aplicando toda la fuerza de la ley contra ETA como prometió que haría cuando era oposición y como le criticaba al gobierno Zapatero. El segundo es que, según los promotores de VOX, el PP no está enfrentándose a la “provocación” del gobierno catalán y de su plan independentista. El tercero, éste sí más relacionado con el programa electoral, es que el gobierno ha subido los impuestos en lugar de bajarlos.
Como veis más que un partido creado ante los “incumplimientos” del PP es un partido creado ante ciertos incumplimientos muy concretos, que no es lo mismo. No parece que a la gente de VOX le importe demasiado las mentiras en cuanto a los recortes de prestaciones y de derechos adquiridos, sino los incumplimientos de carácter más abstracto y los concentrados en los “valores” de la derecha hispánica tradicional.
No hay que ser Zahorí, pues, para entender que VOX es un partido que está situado a la derecha del PP. Pero ojo, que no es “extrema-derecha” en el sentido de un Frente Nacional francés o un Partido de la Libertad holandés. No, no es una extrema-derecha anti-inmigración, anti-globalización y anti-UE, es más bien una ultra-derecha de carácter tradicionalista español: Catolicona, moralmente ultra-conservadora, centralista y económicamente ultra-liberal. Podríamos decir que es un partido paleoconservador a la española.

¿Por qué ha aparecido este partido? Pues este partido ha aparecido casi exclusivamente porque el PP lo ha generado involuntariamente. Ha sido el PP, con sus acciones de los últimos años, quien creó la semilla para que un sector del partido, una vez llegasen al poder, se enfadara y se volviera extremista. VOX es una consecuencia del pasado del PP.
Durante la primera legislatura de Zapatero el PP se vio perdido. Perdió unas elecciones que pensaban ganadas y en la oposición no supieron muy bien qué hacer. Zapatero mantuvo esencialmente la misma política económica de los gobiernos de Aznar, y Pedro Solbes hacía lo mismo que Rato. La economía no podían usarla para hacer oposición así que buscaron lo único con lo que podían hacerla: Las cuestiones morales.
Aprovechando que el número dos y el tres del PP en ese momento eran Acebes, un perturbado extremista, y Zaplana, un jeta caradura que te podía defender una cosa y al día siguiente la contraría sin mover un músculo de su morena cara, comenzaron una campaña disparatada contra las políticas de libertades públicas y de gestión política de Zapatero: Le acusaron de querer acabar con la familia, se ser una especie de herodes que mataba niños, de venderse a ETA, etc, etc.
Era ridículo ver manifestaciones contra el matrimonio homosexual como aquellas en un país que era muy favorable a la ley, era absurdo ver la crítica a una política anti-terrorista calcada a la que hizo el primer gobierno de Aznar durante la tregua de final de los 90. Todo aquello era un sinsentido porque se estaba movilizando los sentimientos más primarios de los conservadores españoles en aras de atacar una política que sería muy probablemente similar a la que tendría un gobierno el propio PP. Pero por alguna razón se consideró que se podía ser irresponsable en la oposición sin consecuencias.
No ver a donde llevaba esto es un buen ejemplo de lo que decía el otro día de la selección de élites políticas. El PP estaba dirigido por un atajo de inútiles cortoplacistas que no era capaz de ver que todas estas cosas se podían volver contra ellos en cuanto gobernasen y que por priorizar un resultado mejor en las siguientes elecciones estaban creándose problemas para el futuro.

Cuando el PP llegó al poder evidentemente le tocó hacer la política que está haciendo por quienes son y por la situación. Las mentiras del programa electoral se vieron a la semana y se confirmó, como sabía cualquier persona medianamente informada de la situación, que el PP iba a hacer la misma política económica que el gobierno de Zapatero había hecho en el último año y medio, es decir, sumisión ante las indicaciones de Berlín y subida de impuestos y bajada de prestaciones.
Pero más allá de eso también hay otras cosas que era obvio que el gobierno no iba a hacer. Por ejemplo, el gobierno no podía tocar la ley de matrimonio homosexual porque revertir esto dejaría homosexuales casados mientras a otros no se les permitiría, algo que era absurdo. La alternativa era hacer la anulación retroactiva, o sea descasar a los casados, algo todavía más disparatado.
Con la política contra ETA pasaba lo mismo. El PP se encontró una ETA que había dejado las armas y lo único que le tocaba hacer es gestionar el desarme pero sin ninguna presión, porque estaba todo hecho. En esta situación no se podía ilegalizar Bildu por multitud de razones, ni se podía hacer boicot a resoluciones internacionales ni se podía actuar como si ETA estuviese matando porque no lo estaba. Esto lo entiende cualquier político con dos dedos de frente y aunque no los tengan esto te lo dicen los profesionales de la lucha antiterrorista que hay en las fuerzas de seguridad y en la administración del estado. Al PP no le tocaba más que esperar y no hacer ningún disparate para que no hubiese una escisión en ETA, y como mucho hacer algún gesto en política penitenciaria para catalizar el desarme.
El extremismo, que usaron esto señores dialécticamente en la oposición, no podía ser una política de gobierno. Y eso no ha gustado a quienes se creyeron aquel discurso.

El problema básico es que entre 2004 y 2011 el PP ha creado extremistas, tanto fuera como dentro del partido. Se le dio pábulo a periodistas mentecatos y radicales, se potenció a verdaderos fanáticos y conversos de la derecha más bestia. A los militantes se les vendió que el gobierno Zapatero era rojo, masón y destructor de la nación.
Hoy recogen la cosecha de aquella siembra. Hoy hay gente que cree que hay que entrar en la sede de Bildu y detener a todo el mundo y mandarlos a la Cárcel Modelo. Hoy hay gente que cree que se puede mandar los tanques a Cataluña para arrestar a los miembros del gobierno catalán y que eso está justificado en no sé qué ideas que parecen propias de iluminados o sacadas de la película Minority Report. Hoy hay gente que demuestra su extremismo sin complejos, a diferencia de lo que pasaba antes donde los fanáticos (que siempre ha habido) se ocultaban y sentían vergüenza de expresar lo que pensaban.
Hay alguna razón más a parte de esto: En cierta manera se ha copiado lo que es el paleoconservadurismo y el “Tea Party” en los EEUU, algo que han hecho algunos periodistas y que ha contagiado a parte de la ciudadanía. Pero esto es algo complementario al fanatismo creado desde el PP, pues sin este fanatismo los paleocon serían cuatro locos y no un partido que potencialmente le puede hacer mucho daño al PP.

¿Tiene futuro esto de VOX? Hay quien dice que no, pero yo no lo tengo tan claro. VOX es un subresiduo creado por el PP, VOX responde a muchos sentimientos muy profundos en la mentalidad de la derecha española que forzosamente se ha tenido que adaptar a la realidad constitucional pero que siempre ha ido por otro sitio.
La familia como centro de la sociedad, la eliminación de las autonomías, el nacionalismo español expresado de forma absoluta, unívoca y sin limitaciones...Todas estas cosas están en el fondo de la mentalidad más conservadora y más cercana a lo que fue el tardofranquismo. Yo lo veo en las personas a las que he escuchado y leído apoyar a VOX: Parecen el Fraga del 77 o peor, gente absolutamente ignorante de cómo funciona una sociedad como la actual y que sólo se mueve por instintos muchas veces grotescos.
El fracaso del PP en el poder es realmente lo que ha catalizado la creación de esta formación pero una vez creada quizá no haya marcha atrás. Hay que ver si la gente de la ultra derecha española quiere seguir en el redil del PP o si bien, viendo que el sistema salido de la transición se tambalea, se atreve a salir fuera a otro lugar donde sean más “libres” y puedan mostrarse tal y como son.

Veremos qué pasa con VOX. Una ruptura de la derecha en dos partes iguales no va a pasar pero sí que me parece probable que quiten muchos votos al PP. Puede ser un camino lento, tal vez como UPyD que tuvo que conseguir un diputado primero para ir creciendo poco a poco desde allí, o quizá pueda ser incluso más rápido. ¿Y si un primera espada de verdad del PP se pasa a VOX? Cuidado que podría pasar...

Personalmente no querría desearles nada bueno a esta panda de extremistas pero si soy sincero... La verdad es que me alegro de su nacimiento y de que puedan quitarles votos al PP. Este es el castigo por toda la basura política que estuvieron vomitando durante los primeros años de Zapatero y se lo merecen. Sólo espero que no crezcan demasiado y no tenga que arrepentirme de lo que acabo de decir, porque si crecen mucho me temo que tendremos verdaderamente un problema a nivel de país.

8 comentarios:

  1. Para ampliar información, el SCD de Mario Conde va a aprobar este sábado su disolución para integrarse en VOX. Así tendrán más apoyo desde Intereconomía. http://www.minutodigital.com/2014/02/03/sabias-que-sociedad-civil-y-democracia-quiere-disolver-la-formacion-y-unirse-a-vox/#.UvDAWfm6Vyo.twitter

    Por cierto, es Vidal-Quadras, con Q. :-)

    ResponderEliminar
  2. "...es más bien una ultra-derecha de carácter tradicionalista español: Catolicona, moralmente ultra-conservadora, centralista y económicamente ultra-liberal."

    No me haga reir, Pedro. Ni la derecha tradicionalista española ni VOX son liberales, y, ni mucho menos, ultra-liberales.


    En otro orden de cosas, ¿qué te parecería que este partido se mantuviera en el tiempo? Provocaría que el PP perdiese unos votos, pero tmb exirparía de él todos sus elementos radicales.

    Tmb será interesante ver si le resta votos a UPyD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco,

      Mira, en la discusión semántica no creo que tenga mucho sentido entrar, porque creo que entiendes perfectamente qué quiero decir con económicamente ultra-liberal. Estos quieren reducir los impuestos para los "emprendedores" y para las rentas altas, como se intuye por la dialéctica de su manifiesto y declaraciones que he leído. Obviamente no son liberales en un sentido "político" y social de la palabra.

      Sobre lo otro. A ver, he estado pensando esto, que en cierta manera podría dejar al PP como un partido más moderado en el espectro político y que, en ese sentido, no vendría mal un partido así que eliminase elementos reaccionarios del PP. Lo que pasa es que yo creo que el PP no tiene solución, creo que tiene difícil arreglo al igual que el PSOE. El PP en concreto creo que tiene un origen demasiado relacionado con esa derecha post-franquista, con el OPUS DEI y que está demasiado "enraizado" a una forma de hacer política y de dirigir el estado que no se arregla con soltar un poco de lastre por la derecha.

      Creo que sí le va a quitar votos a UPyD. Hay quien dice que UPyD es un partido a la izquierda del PSOE al que vota gente a la derecha del PP, así que esta gente ya tiene nuevo partido al que votar y acabarán dejando UPyD, que económicamente y socialmente no es de derechas. También le hará daño Movimiento Ciudadano.

      Saludos,

      Eliminar
  3. Hola, Pedro.

    Muy interesante el análisis de este nuevo partido VOX (los del nombre de diccionario).

    Evidentemente, se entiende que el “liberalismo” que defienden es económico y a eso se refería en su texto. En ese sentido, sí, son liberales, aunque en eso termina el liberalismo de estos señores. Se puede ser liberal en lo económico y autoritario o totalitario en lo político, como comenté en otro debate en FB sobre este partido, la dictadura de Pinochet económicamente era liberal a rajatabla y eso, sin embargo, no la convertía en un régimen liberal.

    Es claro que son ultra-conservadores de “Patria y Familia”, esos serían sus pilares, y su aparición responde a las obsesiones particulares de una parte de la derecha en España. Es cierto lo que comenta sobre el 77: ver a esta gente y todo lo que rodea a este partido te deja un cierto sabor y aroma como a naftalina, como cuando abres un armario que lleva muchísimo tiempo cerrado, todo como muy casposo y desfasado, obsoleto. Por eso no tengo tan claro su éxito, aunque seguramente aún sin sacar ningún diputado le pueden quitar votos al PP que a éstos si les hagan perderlos. Socialmente, más allá de un círculo reducido, no veo tan claro que tengan tanta aceptación sus ideas. Hay mucho cabreo con el PP, es cierto, pero pienso que en la mayoría de la gente, precisamente, viene originado por los incumplimientos que esta gente de VOX no denuncia, y no por los que han motivado que aparezca este partido. Igual me equivoco, pero no veo que las sesentonas que dejan mensajes indignadas en el contestador telefónico del programa de Jiménez Losantos o los carajilleros que mandan SMS en el Gato al Agua sumen tanto como para dar a este partido una fuerza electoral mínimamente respetable.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, qué bueno: "los carajilleros que mandan SMS en el Gato al Agua"

      Eliminar
  4. Hola Pedro,

    No me gustan las discusiones semánticas, pero en este caso me ha parecido tan exagerado que me he sentido obligado a mencionarlo: la derecha española siempre ha sido y es conservadora y antiliberal.

    Estoy bastante cansado de encuestas y tengo ganas de que por fin lleguen las elecciones europeas. Aunque a la hora de valorar los datos habrá que tener en cuenta un par de aspectos:
    - La baja participación.
    - La relativa poca importancia que se le otorga a estas elecciones, junto con el factor de que en España se realizan por distrito único, provocarán que se reduzca el efecto "voto útil".

    ResponderEliminar
  5. ¿Sesentonas que dejan mensajes...?
    Una pena esta manera despreciable de hablar...
    Ya veremos qué pasa...
    Una pena que en un artículo que prometía un buen análisis hayas caído a lo largo de todo él en expresiones deplorables.
    A los que llegando a los sesenta el olor a neftalina nos recuerda que mata polillas... y no niños, como le política liberal en los social promueve... Quizás podemos con esa neftalina matar las polillas de este mal adjetivar que se emplea demasiado en periodismo y círculos políticos... Que no todo en el pasado hay que echarlo por tierra, ni siquiera los años vividos por algunos españoles que ya van cumpliendo muchos...

    ResponderEliminar