La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







lunes, 31 de marzo de 2014

Peronismo, Le Pen y el postfascismo















Cuando volví de mi viaje a Argentina hace dos años e hice la serie “crónicas bonaerenses” tuve la tentación de hacer un escrito específico sobre el peronismo pero al final desistí. En ese momento pensé que no era excesivamente coherente con la serie y también creí que el peronismo es algo de dificilísimo entendimiento para los europeos que nos movemos en unas dualidades izquierda/derecha difíciles de aplicar al peronismo.
Pero el otro día me encontré con esta noticia en la que Marine Le Pen, líder hereditaria del Frente nacional francés, dice querer ser Evita. Creo que es el momento perfecto para hablar del peronismo, su relación con el fascismo de primera hora y para, quizá, sacar conclusiones algo heréticas con todo esto.

Cuando decimos peronismo hablamos de la política y/o de la herencia política del antiguo presidente de Argentina Juan Domingo Perón. Definir aquí qué es el peronismo sería larguísimo más cuando hoy día existe peronismo de derechas y peronismo de izquierdas y, aun así, ambos se sitúan fuera de los parámetros europeos. No obstante podríamos decir que el peronismo original, es decir, la política que llevó a cabo Perón durante sus gobiernos podría ser definida como nacionalista, populista, semi-socializante, neutralista en asuntos internacionales y poco respetuosa con la oposición aunque democrática en términos generales.
El general Perón estuvo como agregado militar de la embajada de Italia de Mussolini entre 1939 y 1941 y le gustó bastante lo que vio allí, que definió como “un ensayo de socialismo nacional, ni marxista ni dogmático”. En ese momento Italia aún no había entrado en la guerra junto a Alemania y el régimen del Duce todavía era popular. Esta experiencia marcó a Perón en su visión política futura aunque nunca implantó una dictadura ni tuvo intención de hacerlo, por muy autoritario que fuese.
Perón se parecía a Mussolini, sí, pero en cierta manera se parecía también al dictador español Primo de Rivera y también a su hijo José Antonio. Nunca he desarrollado esto porque me parece un poco historia-ficción, pero creo que si el régimen primorriverista se hubiese manejado de otra manera se podía haber creado algo parecido al peronismo en España, algo que podría haber liderado su hijo José Antonio.

Podríamos decir que Perón cogió cosas del fascismo pero en realidad no era un fascista, de hecho quizá era más democrático que muchos anti-fascistas de su época. Perón copió el populismo y el personalismo del fascismo y, fundamentalmente, ese “verticalismo” que unía a obreros y (pequeños) empresarios en un mismo movimiento político que defendía a ambos.
Y, a mi juicio, eso es lo verdaderamente interesante y exitoso del peronismo, el romper la dualidad patrón-obrero y crear una nueva donde patrones y empresarios pequeños y medianos estaban del mismo lado enfrentados contra otro bloque, compuesto de grandes exportadores agrícolas, clases altas y medias urbanas e intelectuales fundamentalmente. Perón se apoyó tanto en el nuevo proletariado urbano que se había trasladado a las áreas metropolitanas (la de Buenos Aires fundamentalmente) ante la industrialización del país como en los empresarios dueños de esas empresas. A los obreros les dio aumentos de sueldo, protección laboral y servicios sociales, y a los empresarios una economía proteccionista y basada en el consumo interno.
De todas formas las diferencias entre el peronismo y el fascismo eran muchísimas. Para empezar Perón siempre fue un presidente democrático y ganó por tres veces las elecciones presidenciales. Todas las dictaduras y golpes militares que se hicieron en Argentina (excepto el golpe contra Illia) fueron siempre contra gobiernos peronistas y ningún golpe contó con apoyo peronista. Hasta la llegada de Ménem, un peronista de derechas, no se vio connivencia de los peronistas con los antiguos golpistas, algo por cierto corregido por los Kirchner, peronistas de izquierda. Que fuesen democráticos no quiere decir que fuesen escrupulosamente democráticos o liberales ojo, ya que durante la primera época de Perón la oposición estaba relativamente reprimida y los medios de comunicación eran absolutamente serviles con Perón, un poco al estilo de lo que pasa en la Venezuela de hoy, lo que explica por qué la intelectualidad argentina mayoritariamente se enfrentó al general.

Además de eso no había racismo alguno en el peronismo, todo lo contrario. La Argentina siempre se consideró a si misma un país blanco de europeos en el sur y los “cabecitas negras” (mestizos de las zonas interiores y fronterizas con otros países) eran prácticamente considerados ciudadanos de segunda. Pues bien, los “cabecitas negras” fueron uno de los grandes apoyos de Perón y, de hecho, los antiperonistas más elitistas decían que era un movimiento de “negros”.
También podríamos destacar muchas otras diferencias. El peronismo es un movimiento posterior a la II guerra mundial y por tanto su política internacional nada tuvo que ver con la de las potencias fascistas. Perón defendía la “tercera posición” (más o menos lo que luego serían los países no alineados) y, aunque estaba algo más próximo a los EEUU que a la URSS, defendía estrictamente la soberanía argentina y su aspiración a ser potencia.
En la política religiosa también hubo diferencias. Si bien Perón heredó de la dictadura anterior cierto catolicismo oficial de estado al final de su primer periodo se enfrentó a la iglesia católica de forma radical (en Perón todo era radical), lo que según algunos historiadores precipitó su caída.
En España a veces se compara a Perón con Franco porque Argentina fue uno de los pocos países que no aisló al régimen de Franco después de la II guerra mundial y porque Perón vivió en Madrid durante gran parte de su exilio. La verdad es que ambos regímenes no tenían nada que ver más allá de que ambos estaban dirigidos por un general que hablaba español.

Perón fue, en cierta manera, un postfascista pero esa palabra en sí no quiere decir nada. Franco fue también en parte un postfascista, pues dejo de lado su semi-fascismo después de la derrota de Alemania. Pero Franco fortaleció ese conservadurismo militarista y católico tradicional en España que fue desde el primer momento consustancial a su rebelión mientras que Perón copió del fascismo las políticas sociales y creó un movimiento más parecido a otros movimientos “libertadores” latinoamericanos.
Y con esto enlazo con Marine Le Pen. ¿Qué está intentando hacer Marine Le Pen? Pues, en parte, está buscando que los franceses la vean en ella este tipo de evolución peronista, que la vean como aquella mujer que heredó el fascismo de su padre (Le Pen padre si era claramente un fascista) y que lo transformó, dejándole la faceta social y populista pero quitándole el autoritarismo dictatorial, el racismo y cualquier relación con el pasado colaboracionista de su padre y del fascismo francés.
Obviamente y por mucho que Marine quiera ser Evita las diferencias de época y de discurso son obvias y fundamentalmente visibles en el campo de la inmigración, porque mientras Perón siempre la aceptó (como tradicionalmente se ha aceptado en Argentina) Marine Le Pen la ve como uno de los principales problemas de Francia. Pero si os fijáis Marine siempre relaciona inmigración con proteccionismo y el rechazo a la inmigración está siempre mezclado con el rechazo a la globalización y al euro.
Y, seamos realistas, este discurso está teniendo éxito, y está teniendo éxito fundamentalmente en municipios obreros y entre la clase obrera que es la más perjudicada por todas las cosas que critica Le Pen y por la actual fragilidad del estado-providencia francés, que ya no parece capaz de cuidar de sus hijos.

De todas formas y por mucho que parece que va a ganar las europeas en la circunscripción francesa, al Frente Nacional y a Marine Le Pen les falta mucho para ser "peronistas a la francesa" o para desarrollar ese movimiento de masas popular que desearían. Tienen mucho que borrar y la sociedad francesa tiene muchos recelos contra ellos, algo que es absolutamente lógico viniendo de donde vienen. Francia es una sociedad fuertemente secularizada y moderna que no aceptaría fácilmente un gobierno “tradicionalista” y ese es quizá el principal problema que tiene el FN.

Hay quien dice que Francia es uno de los PIGS pero con aires de grandeza. Ciertamente la situación económica francesa no es fácil pero aún tienen una situación envidiable a nivel social si la comparamos con países como España. Aun así, si la desindustrialización, los bajos salarios y el desempleo avanzan, el mensaje proteccionista y populista de Le Pen avanzará comiendo terreno al resto de partidos, incluso al Front de Gauche de Mélénchon que parece no convencer a los franceses ni siquiera en las zonas tradicionalmente obreras, que cada vez más se decantan por Le Pen.

15 comentarios:

  1. Estoy estudiando el fenómeno montonero por mi cuenta, englobado en el concepto de foquismo. Me fascinan los movimientos revolucionarios al margen del leninismo. Es decir, mientras en España teníamos 40 años de dictadura fascista y en Europa tenían la Guerra Fría, en África y en el Tercer Mundo, Cuba rivalizaba con la URSS en cuanto apoyo a los movimientos de liberalización antimperialistas.
    Mi clasificación del FN como la de UPyD no es la de postfascismo, sino la de neofascismo. Y las principal diferencias que encuentro entre un partido fascista y un partido neofascista son dos:
    1. En el neofascismo falta el militarismo y las milicias características del fascismo.
    2. En el neofascismo el líder no tiene un carácter casi sagrado.
    Similitudes: Imperialismo, xenofobia, apoyo a la clase alta, exaltación de la necesidad de unidad de la nación, ...
    En mi opinión, el neoliberalismo amenaza toda Europa, Francia y Alemania incluidas como en el s.XIX. La burguesía lo quiere todo y actúa en consecuencia. Pensar en términos nacionales (Los alemanes los ricos y los españoles los pobres) es absurdo, atendiendo a la naturaleza de la globalización capitalista. El mundo se entiende mejor introduciendo el concepto de clases sociales, al menos en Europa.
    Me falta leer la obra de Perón y conocer mejor la historia Argentina para saber si era o no un fascista.
    Después de leer un libro interesante: "Montoneros: la buena historia". Y de leer alguna crítica al fenómeno montonero, de la izquierda autoritaria argentina. Pienso que Perón debía tener una ideología más bien democristiana y nacionalista. Sería una persona de derechas pero consciente de la necesidad de hacer concesiones al Movimiento Obrero de la época en Argentina. Con lo poco que sé de las políticas que implementó Perón y sin leer su obra no me atrevo a tacharlo de fascista o de neofascista. Está claro que Argentina en el terreno de la lucha de las ideas nos lleva mucha delantera. Es mi opinión personal.
    La derrota de la izquierda en Francia es un verdadero drama, más dramático si cabe por ser fácilmente evitable: Hollande no tenía más que cumplir su programa y no traicionar a su electorado. Punto pelota.
    Considerar al fascismo una solución es ignorar la historia. El fascismo es un monstruo su función es disciplinar a los trabajadores y desviar su ira hacia un tercero (Los judíos, los moros, los gitanos, los gays, los pobres, ...) No importa lo que diga su retórica y su propaganda: los hechos son los que importan. E históricamente, los hechos muestran la barbarie fascista: Alemania fue arrasada y dividida en dos, España perdió vergonzosamente el Sahara español y Guinea Ecuatorial, creando dos conflictos que perduran hoy día: el conflicto de Marruecos con el Polisario y las dictaduras de los Obiang. La Ucrania fascista acaba de perder Crimea y esperate.
    No creo que los partidos neofascistas lo hagan mucho mejor. Pero no se preocupe pronto lo averiguaremos. Creo que la cosa debe parecerse a los gobiernos de la extrema derecha húngara, sin tanto cristofrikismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy denso y extenso su comentario Don Pocholo, en el que toca muchas cosas e interesantes.

      Si se da cuenta he usado postfascismo precisamente para incitar al debate. La idea un poco es que hay varios postfascismos pero, tal y como lo he planteado, podrían ser neofascistas o no. Porque el peronismo, que tiene algo de postfascismo y así lo he introducido, no es fascista. Y ahora la pregunta ¿el FN que quiere construir Marine Le Pen, sería fascista?
      Lo "fácil" es decir que si, pero a mi no me gusta eso de usar los términos a la ligera.

      Da usted dos diferencias del neofascismo respecto al fascismo. Claro, yo veo bastantes más diferencias entre los partidos identitarios de extrema-derecha de la Europa occidental y el fascismo, la principal de ellas que estos partidos no parece que quieran implantar una dictadura. Podríamos desconfiar de su mensaje y su palabra, pero temo que sea muy arbitrario.
      Hay más diferencias: Por ejemplo el partido de Wilders en Holanda está a favor del matrimonio homosexual (el FN no) ¿puede haber fascistas que estén a favor de eso? Volveríamos a la pregunta ¿el partido de la libertad de Wilders es fascista? ¿Y el FN francés?

      Más cosas. Dice usted que la "burguesía" (no me gusta el término para la época actual, llámelo capitalismo internacional o como quiera) va a por todo sin importar fronteras. Eso es absolutamente cierto. Pero la cuestión es que la protección natural en Europa es mirar al estado debido a nuestra cultura política.
      Y es en ese giro buscando la protección del estado-providencia cuando el mensaje se hace confuso y cuando los post-fascistas parecen mas defensores del estado del bienestar que los propios socialdemócratas. Y esa realidad (la del estado del bienestar) no existía en la época del auge de los fascismos, así que yo entiendo que hablamos de procesos históricamente distintos aunque tienen por supuesto similitudes.
      Y a veces me pregunto ¿sería posible una alianza entre determinadas fuerzas que hoy consideramos opuestas para refugiarnos de nuevo en un estado-providencia, en un proteccionismo industrial y en una identidad más específica? Cuidado, que no tengo claro que la respuesta sea no.

      Después, UPyD no tiene nada que ver con el FN en prácticamente nada. Decir que UPyD es neofascista me parece un sinsentido.
      Decir que la dictadura guineana es problema del fascismo de la dictadura franquista tampoco me parece que tenga ningún sentido. La dictadura es lo más habitual en África.

      Y luego ya toca usted el tema de Ucrania y tal pero sería muy largo. Le remito a mi escrito sobre Crimea de hace unos dias.

      Saludos,

      Eliminar
    2. Intentaré contestar rápidamente lo que opino respecto a algunos de sus interrogantes que me plantea:
      1. ¿el FN que quiere construir Marine Le Pen, sería fascista? Bajo mis dos criterios, no. No son militaristas ni Marine es un líder homologable a Hitler.
      2. ¿puede haber fascistas que estén a favor de eso? Fascistas, no creo. Pero neofascistas...
      3. Y a veces me pregunto ¿sería posible una alianza entre determinadas fuerzas que hoy consideramos opuestas para refugiarnos de nuevo en un estado-providencia, en un proteccionismo industrial y en una identidad más específica? Me pareció que usted de alguna manera lo había insinuado por twitter... La respuesta es que sí. Al menos, respecto la defensa de la democracia y de los derechos fundamentales. No creía que tuviera que afirmarlo explícitamente pero ya que insiste...
      Sigo en mi perfil de twitter a Carlos M Gorriarán y aunque lo considero un tipo muy simpático, defiende siempre en política exterior posiciones extremadamente belicosas e imperialistas (Apoyo acrítico y entusiasta a todas las invasiones neocoloniales perpretadas en África y Oriente Medio en los últimos años (Siria, Mali,...)) Su obsesión por la unidad de España y por el Centralismo, los textos del partido parecidos a los de Jose Antonio... Bueno, es verdad tendría que clarificar más que son fascismo y neofascismo para poder argumentar de manera sólida. Demasiado ignorante para defender mi afirmación en este momento.
      La descolonización de Guinea y la del Sáhara ocurrió durante el régimen franquista. Así son las cosas, es un hecho histórico, no una opinión.
      http://librodenotas.com/cartasdesdeelexilioguineano/10135/francisco-macias-nguema-mbasogo-primer-presidente-de-guinea-ecuatorial
      http://librodenotas.com/cartasdesdeelexilioguineano/18450/el-horror-guineano-el-horror-espanol
      http://librodenotas.com/cartasdesdeelexilioguineano/13999/marzo-de-1969-la-suerte-de-las-familias-espanolas-abandonadas-en-guinea
      http://librodenotas.com/cartasdesdeelexilioguineano/9217/el-petroleo-que-fue-espanol-eeuu-y-nuestra-huida-de-guinea
      La invasión y división de Alemania es un hecho histórico y no una opinión.
      Y la anexión de Crimea ha sido un hecho y no una opinión. Y esa invasión ha ocurrido con un gobierno de Ucrania ultranacionalista al mando. Tan nacionalista que parece que ha prohibido el partido comunista en su territorio, el aborto, ha perseguido judios y parece que pretende reprimir con mercenarios a los rusos del Este del país.

      Saludos.


      Eliminar
    3. Don Pocholo,

      Un par de cosas. Primero, la división de Alemania no fue producto del fascismo, fue producto de la derrota militar en la II guerra y por la división de Alemania en áreas de influencia. Si esa derrota la hubiese tenido otro régimen que no hubiese sido fascista esa división probablemente se hubiese llevado a cabo igual. Así pues no es el "fascismo" el productor de la división sino la guerra y la ocupación. Otra cosa es que sin nazismo hubiese habido guerra, aunque 25 años antes ya la hubo con otro régimen en Alemania.
      Sobre lo de Guinea no me debo haber expresado bien. Lo que quería decir es que el hecho de que en Guinea ecuatorial haya una dictadura no es un producto y herencia del régimen franquista sino que es algo consustancial a esa parte del mundo. Probablemente habría otros dirigentes, pero que en Guinea habría una dictadura igualmente de no haber habido en España un régimen semi-fascista me parece muy probable.
      ¿Qué el gobierno Ucraniano quiere prohibir el aborto? Eso no lo he visto en ningún sitio. ¿Qué se ha disuelto el PC? ¿Cuándo, qué día? Todo eso no ha pasado que yo sepa. No se deje liar por la propaganda cruzada don Pocholo.

      Y respecto a Gorriarán y UPyD. Pues mire, yo también le sigo, y más que simpático me parece bastante soberbio (me recuerda un poco a Azaña en sus comentarios).
      Pero su "obsesión" por la unidad de España no tiene nada de Jose Antoniana, es una obsesión jacobina proveniente de la herencia francesa, y es importante diferenciarlo porque no tiene nada que ver. Y es precisamente esa herencia ilustrada "eurocéntrica" la que lleva a que defienda la intervención de occidente en cualquier parte del mundo, no un nacionalismo o un imperialismo determinado. Son cosas radicalmente distintas.
      Y yo no estoy de acuerdo ni con sus obsesiones anti-autonomistas ni con su eurocentrismo por encima de cualquier otra consideración, pero eso es una cosa y otra decir que es nacionalista e imperialista porque este señor no lo es. De hecho creo que no tiene casi nada de nacionalista.

      Saludos,

      Eliminar
  2. Se puede decir que Perón fue "democrático" pero con muchas reservas, hasta cierto punto al estilo de Chavez (aunque en la actualidad parece que Maduro SI que está perdiendo el apoyo del pueblo y recurriendo solo a la represión): si bien mantiene las instituciones democráticas las pervierte constantemente censurando a la prensa opositora, gobernando por decreto-ley, utilizando medios de comunicación públicos para su propaganda, creando redes asistenciales para los más necesitados como método propagandístico, coaccionando a la oposición policialmente o con sus columnas de descamisados. Desde luego, el balance del peronismo basándonos en la evolución del PIB per cápita es bastante triste. Cierto que en la oposición a este había cierto elitismo que no lo hacía atractivo para las masas de desheredados.

    Al respecto recordar que Jean Franco Fini cuando le limpió la cara al antiguo MSI neofascista y lo reconvirtió en Alianza Nacional, también reivindicaba al peronismo.

    En fin, malos tiempos para las libertades y para el Europeísmo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Platypus,

      Yo siempre he dicho que Chávez se parecía más a Perón que a Castro. Sus métodos eran similares, lo que pasa es que Perón no tenía ese "enemigo" exterior que sí tenía Chávez (o creía tener) y, por otro lado, hablamos en todo caso de una época diferente. El éxito económico de primera hora de la Argentina de Perón me parece que Venezuela no lo ha tenido. Recuerda que la "decadencia" económica argentina comienza realmente bastante después de la primera época de Perón.

      Y respecto al europeísmo...Pues hombre, yo creo que la cuestión es analizar que, si la gente se esté girando buscando la protección del estado-nación, es que algo estamos haciendo mal. Y no es cuestión de lamentarnos de que haya fascistas por aquí y euroescépticos por allá, sino de ver por qué los hay y por qué está pasando esto.

      Saludos,

      Eliminar
  3. No sé si habrás leído el libro 'Los Años del Miedo' de Juan Eslava Galán. Ahí le dedican un capítulo entero a Perón y a Evita muy interesante en la que se mofaban de Franco recalcando su escaso intelecto y su aspecto de carnicero de barrio. Muy interesante.

    Hasta que Europa no se estabilice econonómicamente del todo, la sombra del fascismo no desaparecerá. Recordemos que el fascismo siempre sube en épocas de crisis económicas. Interesante artículo, caballero. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Aquí tenéis un artículo de mi blog, con una gráfica que compara el PIB per cápita de España y Argentina. Es interesante fijarse a partir de cuando comienza a decaer Argentina. Evidentemente no es solo el peronismo, sino los gobiernos militares que lo derrocaron (la llamada "revolución libertadora" o la Junta de los 70). Pero me da la impresión de que en cierto sentido ha habido una retroalimentación entre ellos, para malograr la evolución Argentina.

    A partir del 83, se recupera la democracia (afortunadamente) lo cual no evita el infame "corralito" (ahí por cierto no gobernaba el peronismo) y el camino errático y demagógico de CFK.

    Don Pocholo ¿Sinceramente ve en el peronismo una muestra de "avance" en el movimiento obrero?

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Platypus, no me he explicado bien. Mientras que en la Europa Occidental de la postguerra era notoria la fortaleza de los partidos pro-soviéticos y socialdemócratas. En cambio, en Argentina nacía el peronismo como movimiento de masas. Argentina se avanza 40 años al hundimiento del bloque del Este. En Argentina triunfa como una especie de democracia cristiana que crea un Estado asistencialista que intenta ser una especie de mini estado de bienestar. Por otro lado, la experiencia del foquismo inspirada en Cuba dan lugar al fenómeno montonero, que me parece interesante y por el otro lado los sindicatos argentinos. Pienso que hay que aprender de los éxitos y derrotas ajenas y es en ese sentido que considero la experiencia argentina un avance.

      Eliminar
    2. Pongo aquí en enlace Platypus, que se te ha olvidado:

      http://platypus68.blogspot.com.es/2014/02/llora-por-mi-argentina.html

      El problema de estos gráficos que comparan dos PIB es que la tendencia se puede deber tanto a uno como a otro. Por ejemplo, al comenzar la guerra civil la curva sube abruptamente por la destrucción en España, algo que se mantiene durante la primera década de la posguerra.
      Luego vemos un descenso abultado, que puede deberse tanto a la mejor parcial de España como a la crisis económica de los últimos años del primer periodo de Perón.
      A mi me da que la tendencia que se ve después del 50-55 se debe tanto al aumento del PIB de España sostenido en el tiempo como a ese "hundimiento suave" que se vivió en Argentina, con sus cíclicas crisis hiperinflacionistas.
      Es curioso lo que sucede en el periodo de la dolarización que, combinada con la crisis del 92 en España, parece crear un pequeño montículo. Luego corralito, luego recuperación con los gobiernos de Nestros Kirchner y ahora supongo que la línea sigue subiendo, más que por méritos suyos por deméritos nuestros.

      Saludos,

      Eliminar
  5. Respecto al "falangismo" supuesto de UPyD, una respuesta muy sencilla. ¿Qué país ve con buenos ojos una secesión de su territorio? Los casos de Quebec o Escocia son muy "british", son un caso aparte. De acuerdo con este concepto Lincoln habría sido un "falangista" (avant la lettre) por luchar contra la secesión de la Confederación o igualmente los "jacobinos", rigurosamente ultracentralistas y cuya filosofía guía todavía a "La France". Debe ser muy "falangista" Francia, de hecho varios etarras capturados en su territorio fueron condenados a cadena perpetua.

    ResponderEliminar
  6. Pedro, llámame "maniático" si quieres, o "fóbico" hacia lo "latino" pero con respecto a personajes como Peron, les suelo asociiar con "fascistas", si bieno, como bien dices, fuera de los parámetros europeos. Tenemos una costumbre nosotros los hombres blancos europeos de querer verlo todo a través de nuestra cosmovisión pero las cosas no son tan sencillas como bien dices.

    Me pongo a pensar en Evita y era una persona distinta. Usaron la fuerza, Pedro. Rechazo, rechazo absolutamente el uso de la fuerza para imponer tu política. Me temo que justamente por el peronismo, Argentina tuvo lo que tuvo hasta hace nada. Gobiernos militares, juntas, dictaduras...

    Yo leí muchas partes del diario de Eva Perón cuando estaba en la secundaria y tenía 17 años - ví que ella pensaba que había "descubierto" que había gente rica y pobre en el mundo pero decidió, en general, que le molestaba mucho más el hecho de que existieran personas ricas más que gente pobre.

    A principios del siglo XX, la verdad es que el futuro parecía excelente para la república argentina. Argentina ya había conseguido altos niveles de renta per capita y abandonaba su tendencia a gobiernos autoritarios hacia una democracia más abierta. Pero desafortunadamente, nunca lo consiguieron. En los años 30, para seguir en el poder, la derecha conservadora de las Pampas recuerrieron al fraude electoral. Esa década de fraude dio lugar al peronismo y entonces a la inestabilidad económica y política.

    Me perdonas por no compartir el entusiasmo de algunos hacia el peronismo. Son tiempos oscuros en Europa, Pedro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. "¿Qué está intentando hacer Marine Le Pen? Pues, en parte, está buscando que los franceses la vean en ella este tipo de evolución peronista, que la vean como aquella mujer que heredó el fascismo de su padre (...) y que lo transformó..."

    Si bien es cierto que Perón admiraba algunos aspectos del fascismo y que de hecho existieron y probablemente existan corrientes peronistas filofascistas, por lo que mayormente se conoce al peronismo a nivel digamos popular es por ser un movimiento que combina las políticas sociales en favor de los más desfavorecidos con un fuerte soberanismo nacional en lo político y económico. El argumento de que Marine usa el peronismo para venir a decir algo como: "Igual que Perón fue fascista y dejó de serlo, yo haré lo mismo con el Frente National"; me parece demasiado rebuscado. Si su intención es simplemente declararse postfascista y demostrar que un partido político puede evolucionar desde el fascismo o la ultraderecha a posiciones más vendibles, le basta con mencionar el ejemplo mucho más cercano y entendible en ese sentido de la ya extinta Alianza Nacional italiana, sucesora del fascista Movimiento Social Italiano.

    Creo que cuando Marine menciona al peronismo se refiere al otro sentido. A que por un lado defenderá la soberanía política y económica de Francia al punto de salir de la UE y del euro, a que mantendrá una actitud proteccionista frente a la globalización, al ser más vendibles que los viejos argumentos meramente xenófobos contra la inmigración; y que al mismo tiempo mantendrá las políticas sociales y velará por los franceses pobres frente al poder financiero.


    PD: Impagable el discurso de Pocholo sobre el "neofascismo" peligroso y la xenofobia (¿?) de un partido como UPyD...; la vinculación del fascismo con no querer que tu país se desmembre...; la culpabilidad del fascismo en lo que respecta a la partición de Alemania, la pérdida del Sahara, la anexión de Crimea (¿y de los gulags también? ya que nos ponemos...) ; por no hablar de su interpretación del término "neofascismo", que no es otra cosa que la forma de calificar a los movimientos de ideario fascista o filofascista posteriores a la II Guerra Mundial, tengan milicias o no. Pero bueno, veo que más o menos se le ha respondiddo como corresponde.

    José Antonio O.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, ciertamente mencionamos bastante al peronismo "de izquierdas", pero también existe el "de derechas": desde el más extremo, que asesinó a miembros de su propio partido (el Brujo, quizá con cierto apoyo de Maria Estela y el propio Perón); a la nueva versión "neo-liberal" (sic) de Menem.

    Por otra parte, mencionar las simpatías del falangismo con el peronismo "de izquierdas", sobre todo el de la Falange Auténtica. Ahora bien, esta última tampoco se podría calificar en absoluto de "fascista", dado que expresamente se desmarcan y apoyan el sistema democrático.

    ResponderEliminar
  9. Hola,

    Alfredo,

    Bueno, yo creo que los problemas de Argentina no empiezan con Perón sino que empiezan con el golpe militar que derrocó al radicalista Yrigoyen. Este golpe devolvió al poder a una derecha decimonónica que no había aceptado que la democracia ya era una cosa de masas en el siglo XX y ese fue el problema básico. Sin el fraude electoral de los 30 no hubiese habido GOU ni dictadura y, en consecuencia, no hubiese habido quizá un Perón. De hecho, y esto ya es especular, quizá el propio radicalismo se hubiese escindido en un ala mas izquierdista que hubiese entroncado con el socialismo y el comunismo.

    Veo que conoces bien la historia de Argentina Alfredo, lo que me alegra mucho. Pero una cosa: Los argentinos no son "latinos" en un sentido de "hispanic", los argentinos son greco-latinos como los Uruguayos, sobre todo en aquellos años: Argentina era un país absolutamente europeo culturalmente.
    Ah! Y respecto a la violencia de Perón...¿sabes que el primer fusilado en décadas por cuestiones políticas lo fusiló la revolución libertadora? Perón, que era autoritario, no mataba a sus enemigos (aunque lo silenciaba).
    Te aconsejo leer al historiador argentino Félix Luna que defendió la revolución libertadora pero que, años después, reconoció que fue un error que llevó a Argentina a muchas de sus desventuras posteriores.

    Jose Antonio,

    Yo creo que lo que dices no dista demasiado de mi argumento. Yo creo que Marine claramente busca diferenciarse de su padre y busca cierta evolución dentro del FN, y las ideas peronistas le vienen muy bien porque se parecen mucho a algunas de las suyas. Comparten cosas y, además, Perón es el claro ejemplo de que un admirador de cosas del fascismo no tiene por qué ser un dictador.
    En fin, también es meterse en la mente de otra persona, pero más o menos creo coincidimos en lo esencial más allá de la motivación de la frase.

    Platypus,

    La verdad es que el peronismo da para escribir tres tesis doctorales. Y si hablamos del peronismo podríamos hablar de las divisiones del radicalismo, con sus "intransigentes" y "radicales del pueblo" y las continuas ideas y venidas y cambios de bando de todos. La verdad es que la política argentina es tan interesante como incomprensible.

    Saludos,

    ResponderEliminar