La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







lunes, 30 de junio de 2014

Entre Madina y Sánchez Castejón
















No es que me interesen demasiado esta especie de primarias para elegir al secretario general del PSOE ya que creo que el PSOE no tiene solución a corto plazo y que va a acabar siendo un partido secundario en la política española, pero obviamente estoy siguiendo los acontecimientos y las soflamas (porque no me atrevo a usar la palabra propuestas) de sus candidatos.
Desde el principio he creído que el ganador sería Eduardo Madina incluso cuando pretendían presentar a Susana Díaz. La militancia del PSOE parece cansada de que los barones territoriales y la dirección lo manejen todo y suponía una reacción contra Díaz de haber unas “primarias” entre los militantes. Pero Díaz no se presentó y automáticamente la batalla pasó a ser entre Madina y un diputado presumiblemente desconocido, Pedro Sánchez Castejón.
Parecía fácil para Madina y de hecho creí al principio que ganaría sin lugar a duda, pero no. Por alguna razón Pedro Sánchez ha ido ganando el apoyo de amplios sectores del PSOE y, hoy, creo que es indudablemente el favorito para la secretaría general.

¿Quién es Pedro Sánchez Castejón? Pues la respuesta es que no es “nadie”. Entiéndase lo que quiero decir con nadie: Pedro Sánchez era hasta hace unas semanas un diputado desconocido, uno de tantos que lo único que parecen hacer es apretar el botón que les indican. Realmente no es así pues estos diputados siempre hacen cosas y Sánchez Castejón sí que ha trabajado como diputado en los años anteriores, aunque realmente no se le conocen ni ideas propias ni línea política propia más allá de la de los dirigentes con los que preferentemente se ha relacionado.
Pero la cuestión es que era el “diputado desconocido”, alguien que parecía presentarse para hacer bulto o por ambición con el objetivo comenzar una carrera profesional y, mediante la presencia en estas “primarias”, conseguir un puesto en el futuro comité federal. Sin embargo ha comenzado a salir en televisiones y medios de comunicación, a visitar federaciones, a contar con apoyos, etc. Y para cuando nos hemos dado cuenta se ha colocado como favorito ¿cómo es posible eso?
Pues una de las cosas que ha hecho bien Castejón ha sido la campaña en redes sociales. Creo que alguien ha tomado nota de lo que hizo Podemos antes del 25-M y ha querido imitarlo, con esa exitosa campaña viral en redes sociales. Sánchez Castejón tiene en discurso perfectamente aprendido, el personaje muy preparado y cuenta con un gran equipo de comunicación detrás. Creo que eso es indudable.
Luego obviamente también están las cuestiones personales. Pedro Sánchez es un candidato con carisma. Es joven, guapo, tiene un lenguaje moderno y es un producto mediático de primera calidad. A la gente le gusta o, por lo menos, le gusta mucho más que el lacónico Madina. Me cuentan que en las agrupaciones socialistas a las que va deja a las militantes encantadas, que comentan entre ellas lo guapo y atractivo que es. Y sí, desgraciadamente parece que eso tiene más influencia de lo que parece.

El actual PSOE funciona un poco como el mundo al revés. Cuanto menos pasado tengas y menos se conozcan tus compromisos ideológicos, mejor. Creo que hoy en día cualquier diputado que acabe de aparecer en el congreso vencería a cualquier dirigente que haya tenido poder en la época del zapaterismo. Además, ser joven, un hándicap hasta hace nada, ahora mismo es un valor importante (y no sólo en el PSOE, también en IU y en casi todos los partidos). Con menos de cuarenta años y estando limpio de la etapa anterior, a triunfar en la política.
De hecho lo que parecía inclinarse a favor de Madina cuando parecía que se presentaba Susana Díaz, que era no ser el candidato de los barones, ahora se inclina contra Madina. Porque Madina al fin y al cabo era el candidato de Rubalcaba, el heredero al que se estaba formando desde hacía un tiempo. Contra la invicta Díaz, invicta porque nunca se ha presentado a unas elecciones con rival, podía parecer la juventud y la devolución del poder a las bases, pero contra Castejón es al revés. Madina es el candidato del aparato contra un Castejón que parece “limpio”.
¿Pero realmente Castejón no es aparato? ¿Realmente ha salido de la nada, sin compromisos y sin padrinos, y se ha camelado a la militancia del PSOE? Pues lamento decir que eso no es posible. Castejón obviamente tiene muchos padrinos y mucho “aparato” que le apoya, de hecho parece que le apoyan todos los que apoyaban a Susana Díaz pero más allá de eso estoy convencido de que hay fuerzas dentro del PSOE que desde primera hora le han sustentado. Dicen que es el candidato de Bono y de Pepe Blanco pero ¿sólo o principalmente de ellos? Creo que hay mucha más gente detrás.

¿Pero qué propone Castejón? ¿Cuál es el “cambio” que trae? Pues el cambio que trae son generalidades: Que si democracia interna, que si cambiar la ley de financiación de partidos, que si primarias. Vamos, cosas de amplio consenso, en esas que te apoyas cuando no quieres decir nada ni comprometerte a nada ni hacer nada que te quite un solo voto.
Cuando vi que Castejón era candidato y me enteré que era doctor en económicas pensé que tendría un proyecto económico solvente. Le mandé un email y le pregunté sobre esta cuestión, inquiriéndole sobre doctrinas económicas, sobre la liberalización de ciertas actividades, sobre el peso del estado, no sé si sobre la renta básica, etc. Tengo que decir que me respondió, a la semana pero me respondió, con estas palabras: “Gracias por tus palabras”….”-¿Qué hora es?Melones traigo” Pues eso…
Viendo que no iba a sacar nada por ahí intenté buscar en su blog, en sus escritos, en sus vídeos…He hecho un seguimiento a Castejón bastante intenso y las únicas cosas medianamente económicas que he encontrado son dos ideas: Un derecho a la garantía alimentaria y una “reforma fiscal progresista” que parece destinada a liberar un poco a las clases medias de carga fiscal y aumentar la carga sobre las clases altas. No obstante, y aunque estas ideas las comparto, no son más que declaraciones genéricas sin datos ni estructura alguna detrás.

Se dice que Eduardo Madina es una opción más de “izquierdas” que Sánchez Castejón. La verdad es que no sé de donde sale esto fuera de la autoproclamación como izquierdista de Madina. Personalmente solo veo vaguedades en el discurso, falta de ideas concretas y querer camelar al afiliado en base a eslóganes facilones, uno presentándose como el giro a la izquierda y el otro como la renovación generacional y democrática.
Para mí el único que es previsible y que tiene un perfil claro y que no engaña a nadie es Pérez Tapias. Él es de izquierda socialista, quiere un giro a la izquierda socialdemócrata tradicional y eso tiene unos caminos e ideas muy claras. Ojo, eso no quiere decir que sea mejor candidato simplemente quiere decir que por lo menos se sabe a lo que se vota, que con Pérez Tapias la gente sabría a donde va a ir el PSOE, que básicamente sería a intentar formar un frente político con Podemos e Izquierda Unida. Con los otros dos candidatos realmente no se sabe a dónde se va.

Hace mucho tiempo que mi confianza en el PSOE es nula. Sus productos políticos no me inspiran ninguna confianza y su dialéctica me resulta vacía. Y esto, en un PSOE que muy probablemente va a acabar en una gran coalición, va a ser especialmente sangrante en este caso. Que Madina hable de giro a la izquierda o Castejón de reformas fiscales progresivas me importa bastante poco porque sencillamente no confío en ellos.
Si yo fuese militante del PSOE votaría a Pérez Tapias que, por lo menos, me resulta más transparente y previsible, y eso que defiende una ortodoxia socialdemócrata que me parece un tanto antigua. Pero prefiero votar a alguien equivocado pero honesto que a un producto de marketing que mañana te va a salir por cualquier lado.

Ahora, si fuese por puro interés corporativista y por maximizar los resultados del PSOE creo que el mejor candidato es Pedro Sánchez Castejón, que es mucho más carismático que Madina. Si esto se trata de garantizarse puestos para colocarse después entonces Castejón es la mejor opción. Quién sabe, igual hasta se hace el líder de la derecha y encabeza la gran coalición él…

5 comentarios:

  1. Coincido plenamente en lo que se refiere al carisma de Sánchez. Y no tengo dudas de que, como dices, cuestiones meramente estéticas o emocionales como el atractivo físico del candidato o su voz influyen bastante más de lo que pudiera parecer, más si se une a una buena oratoria y a un buen manejo de las redes sociales. A esto se suma el hecho de que Sánchez suele caer "no-mal-del-todo", aunque solo sea por oposición a Madina y al de Izquierda Socialista, a algunos sectores de centro-derecha. El propio Sánchez dijo una vez en una entrevista para TV que en una escala del 1 al 10 donde el 1 es la extrema izquierda, él se sitúa en el 4.5, bastante moderado.

    Sobre los planteamientos económicos de Sanchéz, coincido igualmente en que de momento no es demasiado concreto, a pesar de ser economista de formación y no se moja mucho más allá de hablar de un modo muy general sobre reformas fiscales más progresivas, mantenimiento de los servicios públicos o apostar por un cambio de modelo productivo. De todos modos, leyendo el apartado de "Mis diez compromisos" de su página web, me ha llamado la atención esta frase final del apartado 4 "Mi compromiso consiste en ajustar la prestación de los servicios sociales básicos en función de la renta de cada ciudadano, siguiendo el modelo de algunos países avanzados." (http://sanchezcastejon.es/mis-diez-compromisos/)
    Sería cuanto menos interesante conocer como planea desarrollar esta cuestión si, como parece, logra convertirse en Secretario General del PSOE.

    En lo que no coincido para nada es en la última frase del artículo, dado que Sánchez ha afirmado ya bastantes veces que descarta totalmente coaliciones con la derecha, sea en Madrid o en Bruselas. Pudiera ser que este señor fuera un mentiroso patológico, espero que no, pero de momento creo que se merece tener al menos un mínimo de credibilidad en lo que dice.

    Saludos.
    José Antonio O.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose Antonio,

      Has tocado dos temas interesantes que no he tocado en el texto pero que me alegra enormemente que hayas sacado.

      Has hablado de la frase de Castejón de "ajustar los servicios sociales según renta". Esto viene a ser básicamente un copago por renta, con el que se pretende que las rentas altas paguen por acudir a servicios públicos a los que podrían no acudir pues tienen recursos suficientes.
      Esto, para mi, representa un gravísimo error que acaba dañando el apoyo popular al estado del bienestar. Una renta alta, si el sistema es progresivo, paga muchos impuestos y por tanto debe tener derecho a los servicios de ese estado del bienestar al que está contribuyendo generosamente. Si a alguien que paga miles de euros al mes por los servicios públicos le dices que debe repagar en un hospital o que su hijo no puede ir a una guardería pública porque se puede pagar una privada lo único que vas a conseguir es crear un acérrimo enemigo del estado del bienestar.
      Y el problema no son los "ricos", son las clases medias que se sentirán también desplazados por este sistema ¿Qué está pasando con las becas comedor? Pues que se las están quedando los hijos de inmigrantes mientras que la clase media o trabajadora con sueldos decentes se queda fuera. Y luego llegan los argumentos interesados: El estado me roba, y los inmigrantes nos quitan nuestros derechos.
      Esta parte de los diez puntos es, sin duda, la que menos me ha gustado y que me ha parecido más peligrosa. No olvidemos nunca que los modelos socialdemócratas nórdicos se cimentaron gracias a una clase media dispuesta a pagar muchos impuestos porque sabía que tenía amplios servicios públicos como retorno.

      Segundo tema, la "promesa" de Castejón de que no habrá grandes coaliciones en España....ya. Cuando leí esto ya dije en twitter que la gente se guardase la frase, porque se iba a desdecir en cuestión de meses.
      Dice eso, sí, pero ¿qué va a decir? ¿Qué va a pactar con el PP si las circunstancias lo aconsejan? Eso sería un suicidio político. Debe jurar y perjurar que jamás lo hará pero, a la hora de la verdad, por supuesto que lo hará tanto él como Madina. Serán más o menos propensos a ello pero les lloverán las presiones de todos lados para que lo haga y al final lo harán. El mejor escenario que contemplo es que dimitiese antes de hacerlo para que lo haga otro pero...no lo veo, francamente.
      He hablado muchas veces de la gran coalición y de por qué creo que es inevitable. Hoy tenemos una gran coalición más, la de la comisión europea después de hacernos creer que votar Junker o Schulz no era lo mismo. Pues sí, era casi lo mismo, pues era evidente que iban a acabar pactando por el parlamento que iba a salir. Aquí va a pasar lo mismo.

      Saludos,

      Eliminar
    2. Comprendo, gracias por la respuesta. Yo tampoco apoyo eso del copago según la renta, salvo en el caso extremo de una auténtica escasez de recursos que no pudiera solucionarse combatiendo con mayor dureza el fraude o con una reforma fiscal más justa y progresiva.

      Sobre las grandes coaliciones con la derecha ... De entrada prefiero pensar que será capaz de mantener su palabra, pero desde luego no pongo la mano en el fuego por ningún político. Una vez se celebren las próximas elecciones generales, es casi seguro que veremos un parlamento donde nadie tendrá mayoría absoluta, y donde los partidos de la izquierda como IU o Podemos sumarán una cantidad de escaños bastante considerable. Por no hablar de UPyD, Ciudadanos (¿tal vez coaligados?), de Vox que podría entrar por Madrid, o de los regionalistas y separatistas de siempre. En definitiva, un Congreso fragmentadísimo donde todo podría pasar, y donde sería mucho más fácil encontrar excusas para un gran pacto nacional que podría abarcar tanto al PSOE y al PP como a otras formaciones para frenar a la una izquierda muy reforzada y que podría pactar con los separatistas por aquello del "derecho a decidir". Así que pensándolo mejor.... no sé, puede que tengas razón, aunque desde luego para mi gusto no sería lo más deseable.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Coincido con usted: el candidato más mediático y carismático es Sánchez. Sospecho que también es el candidato de la dirección del PSOE; su nuevo producto estrella. Pero da igual, el destino del PSOE sigue siendo negro sea quien sea su candidato.

    ResponderEliminar
  3. Los dos candidatos tienen el mismo perfil: ricos y rentistas y esconden sus ingresos.
    Sánchez: tiene 2 casas con dos garajes en Madrid. La primera la compró con 20 años y la segunda con 36. Tiene un plan de pensiones con 73.000 euros de cuyo origen no se sabe nada. Bankia le concedió un préstamo de 159.000 euros. Todo el dinero lo ha ganado trabajando en política.
    Madina: su mujer trabaja en TELEFONICA a través de las puertas giratorias. Ganó sus 3 millones de euros al ser indemnizado por sufrir un atentado. Tiene dos casas y dinero invertido en bolsa. Por supuesto, no permite que se sepa con detalle su patrimonio.

    http://www.espiaenelcongreso.com/2014/07/02/sanchez-madina-y-tapias-psoe-millonarios-rentistas-y-opacos/

    ResponderEliminar