La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







miércoles, 2 de julio de 2014

La "Macarthización" de Podemos














Hace unas semanas el comentarista Julio trajo a colación esta palabra, “marcarthización”, que según él definía perfectamente el proceso que se comenzaba a vislumbrar contra Podemos y contra sus líderes. La frase me gustó mucho y le dije a Julio que se la tomaba prestada, y creo que hoy es un momento estupendo para sacarla. 
Como sabéis el senador McCarthy fue un senador republicano en los años posteriores a la segunda guerra mundial que comenzó una “caza de brujas” contra todos aquellos que consideraba sospechosos de comunismo. A principio de 1950 el senador denunció una supuesta conspiración comunista en el departamento de estado de los EEUU compuesta por políticos, militares, periodistas, etc. que según él estaban colaborando con la URSS. McCarthy presidió un comité especial del senado donde los acusados tenían que demostrar que eran inocentes al más puro estilo inquisitorial, enfrentándose muchas veces los acusados a insinuaciones, acusaciones falsas, etc. Este tipo de prácticas, desde entonces, se conocen como “macarthismo”

Lo que está pasando estas semanas con los líderes de Podemos me ha recordado mucho a esta situación. Desde su resultado electoral estamos asistiendo a un ataque contra Podemos como yo no recuerdo que haya habido jamás en España. Recuerdo como se atacaba a Julio Anguita durante los 90 pero generalmente se hacía tachándole de “loco” y de pregonar políticas peligrosas, sin que nunca se dudase de su honradez o principios. También recuerdo el ataque contra Zapatero, ataque que se hacía con malicia y con insidias absurdas, aunque las críticas más feroces estaban reservadas para una avanzadilla de retrógrados que se movían en los medios más marginales de la derecha.
Pero lo que está pasando con Pablo Iglesias, con Monedero y con otros dirigentes de Podemos no tiene nombre. En menos de un mes se les ha acusado de colaborar con ETA, de querer implantar una “dictadura” como la Venezolana en España, de haber organizado un régimen de terror político en la universidad complutense de Madrid, de organizar escraches contra sus enemigos, etc.
Todas estas acusaciones se construyen siempre con una pequeña pieza de “verdad” que se malea y se da forma convenientemente para fabricar una fantástica historia sobre ella. Por ejemplo, el otro día se supo que Herrira (organización creada en 2012 a favor de los presos de la izquierda abertzale) tenía el teléfono de Pablo Iglesias y que se reunieron con él hace dos años en Madrid. De ahí se creó una historia de relaciones, insinuaciones maliciosas y prejuicios fomentados para sugerir que Pablo Iglesias era defensor de ETA.
Con las horas se supo que la gente de Herrira se reunió, además de con Iglesias, con gente de IU, del PSOE, de CiU y de casi todos los partidos y, además, con víctimas de ETA, entre ellas la hija de Carrero Blanco. Pero nada de esto se dijo, todo esto se ocultaba para crear una fantástica relación entre Herrira (sin explicar qué era Herrira, así se pretendía que la gente entendiese que era "algo" de ETA) y Podemos.

Con el asunto del chavismo pasa lo mismo. Nadie descubre ahora las simpatías de Pablo Iglesias y sobre todo de Monedero por Chávez y su gobierno, que son de sobra conocidas. Pero que se tenga simpatía no quiere decir ni mucho menos que se quiera implantar una medidas similares en España como es obvio. El presidente uruguayo José Mujica, por ejemplo, es admirador de Chávez y en cambio sus ideas o acción de gobierno poco o nada tienen que ver con éste. Los gobiernos de EEUU, por ejemplo, en el pasado expresaron simpatía por regímenes como en de Pinochet y han sido aliados de éstos, y nadie ni remotamente llegó a pensar que Nixon o Reagan querían implantar una dictadura militar similar en EEUU. También desde la internacional socialista se ha tenido simpatías a gobiernos corruptos y autoritarios de partidos próximos a la organización, como el de Ben Alí en Túnez.
Pero a Podemos y a sus líderes se les achaca la maldad por defecto. Que la fundación CEPS, de la que Pablo Iglesias era miembro, asesorara a Venezuela (también a Ecuador u otros países, pero eso no importa) en materias como la implantación de un sistema de seguridad social o en cuestiones comunicacionales, se convierte automáticamente en una prueba de cargo de que Podemos pretende aplicar milimétricamente la estructura político-económica chavista en la España actual. Un trabajo destinado a hacer encuestas acaba significando que CEPS, por extensión Iglesias y por extensión Podemos, son fans y casi responsables del desabastecimiento en Venezuela o de la violencia de la policía contra los manifestantes.

En relación con esto un caso curioso es el de Alberto Casillas. Conocido por ser el camarero “héroe” del 25-S (evitó que la policía entrase a por los manifestantes que se refugiaban en su bar), gracias a lo cual desfiló por las televisiones un par de semanas y comenzó un breve activismo político de izquierdas durante unos meses; ahora ha vuelto a salir a la palestra porque interrumpió a Pablo Iglesias en una conferencia que éste dio en el hotel Ritz, en donde apareció hecho una fiera acusando a Iglesias de ser chavista y prácticamente responsable de las desventuras que parecen estar viviendo su mujer e hija, venezolanas ambas.
Claro, Casillas ha sido automáticamente invitado en todas las televisiones de la derecha, desde TeleMadrid a 13 TV, donde cuenta la terrible realidad de la Venezuela madurista y de cómo él ve que Pablo Iglesias es, en el fondo, un Chávez disfrazado.
Casillas es un hombre emocional, no muy culto, con reacciones muy humanas y viscerales aunque sin mucha capacidad de análisis político. Su emocionalidad pretende contrarrestar la política emocional de Iglesias aunque su historia parece bastante cogida con pinzas. Hace dos años decía que España era más dictatorial que Venezuela y ahora dice lo contrario. Se le ha visto en una manifestación por el luto de Chávez aunque él asegura que fue coaccionado para conseguir el pasaporte para su hijo. Yo he repasado su twitter desde 2012 y no he visto una sola crítica a Chávez y al chavismo hasta principios de 2014, donde sí parece comenzar una militancia activa antichavista.
Mi intuición me dice que a la hija de Casillas le debe haber pasado algo en Venezuela, no sé si ha podido ser detenida o tener algún problema. Adicionalmente probablemente estén siendo víctimas de la carestía de los últimos meses. Obviamente alguien puede cambiar de opinión y no dudo que Casillas tenga motivos para haber pasado de su complaciente indiferencia respecto al chavismo a su actual combatividad, pero eso no lleva a alguien a presentarse en el Ritz a montar un número. Hay quien dice que Casillas es ávido de fama y otros que le han manipulado, la verdad es que no lo sé.
Pero la cuestión no es lo que Casillas muy legítimamente piense, el asunto es la instrumentalización de un pobre camarero emocional para atacar a Iglesias y a Podemos, que quiero recordar que sacaron solo un 8% de los votos. El pobre Casillas acabará desechado como un clinex cuando ya le hayan usado convenientemente, y le sustituirán por algún ex-estudiante de Iglesias que hable sobre el totalitarismo docente del profesor o por algún jovenzuelo de la izquierda abertzale que le vio de refilón un día en una herriko taberna.

Todos estos ataques, todas estas insinuaciones, acusaciones, manipulaciones, etc. están basadas en los más viejos principios de la propaganda de la política de masas que bien definió el ministro nazi Joseph Goebbels: El principio del enemigo único (que es Iglesias, todos los demás han desaparecido a no ser que se le puedan relacionar con él), el principio de la desfiguración (convertir cualquier anécdota en una amenaza grave), el principio de la vulgarización (propaganda de bajo nivel intelectual, para que todo el mundo la entienda), el principio de la orquestación (repetir mil veces unas pocas ideas, en este caso la relación con ETA y su chavismo), el principio de renovación (sacar cada día una información o “prueba” nueva que fortalezca el mensaje), el principio de verosimilitud (se usan numerosas fuentes para dar credibilidad al mensaje) y el principio de transfusión (se usan mitos y miedos tradicionales, de ahí la insistencia en ETA o en el “totalitarismo”).
No es que sea la primera vez que se usan estos principios en política, de hecho estos principios están siendo usados desde hace décadas en la propaganda política y casi todos los partidos que tienen medios de comunicación afines los usan. Para convencer a la “masa” nunca ha habido límites ni vergüenza alguna, lo que sucede ahora simplemente es una vuelta de tuerca más en esta política ya tantas veces practicada.

Pero la cuestión es que esto y todos estos ataques, si su objetivo es debilitar a Podemos o a Iglesias, no valen para nada. Porque cada insinuación, cada calumnia y, sobre todo, cuanto más disparatadas o claramente interesadas son estas, más fuerza se le da a Podemos y más afecciones le otorgan a su líder.
Lo que esta gente no ha parecido entender es que Podemos no es una moda, no es un liderazgo personal que se acabará si hunden a su líder ni es flor de un día. Podemos es la conclusión inevitable de un proceso de destrucción social y de vaciamiento de la soberanía y de los contrapoderes en la democracia española. Podemos y el “populismo” de Pablo Iglesias no es una coyuntura, es una necesidad nacida de una estructura.
Porque al ciudadano español, a las clases medias y bajas, se las ha desprotegido absolutamente. Todo el manto de seguridad y todos los mecanismos de presión política e influencia que el ciudadano tenía hasta hace unos años han desaparecido. Hoy día el ciudadano está temeroso ante el paro porque sabe que es facilísimo que le despidan y porque teme no encontrar un trabajo si eso le sucede. El ciudadano está temeroso e indefenso ante un retroceso en sus condiciones salariales porque sabe que el mecanismo tradicional de presión colectiva de los asalariados, que es la huelga, ya no sirve para nada y la mejor prueba de ello es el fracaso de las tres últimas huelgas generales. El ciudadano está vendido ante un recorte en los servicios públicos o en los derechos sociales porque sabe que por mucho que se manifestasen 2 millones de personas el gobierno no iba a cambiar ni una coma a sus leyes.
Todo en lo que confiábamos, todos los mecanismos que teníamos para reaccionar ante un ataque a nuestros intereses, resulta que todos han sido anulados. Nos queda un voto cada cuatro años, un voto que además está desnaturalizado en tanto en cuanto los dos partidos del sistema se han demostrado equivalente y similares. El ciudadano se ha quedado indefenso y desnudo.

¿Qué va a hacer la gente? Pues buscar a un salvador o una ideología salvadora, es evidente. El ciudadano no va a asistir a un constante retroceso en sus condiciones de vida de forma pasiva ¿quién es el idiota que pensó que hacer eso no tendría consecuencias? Si las manifestaciones no valen, las huelgas tampoco, el mercado deja al factor trabajo como algo residual, los políticos en los que confiábamos no hacen nada, si la propia seguridad jurídica para el pequeño inversor está quebrada, si el país parece invadido por una oligarquía que vive a expensas del resto...¿Qué esperaban?
El país va a abrazar a quien prometa que va a acabar con toda esta panda de mangantes que les están hundiendo en la miseria. Y los supuestos peligros, los chavismos, las afinidades con ETA y demás propaganda no va a cambiar eso. Asustarán a algunos, eso es cierto, pero la mayoría empatizará con el atacado, pensará que se le ataca simplemente porque ha puesto en jaque los privilegios de los poderosos y aceptará aquello que dicen en Podemos de que “la casta está asustada”. Cada ataque majadero es publicidad para Iglesias y Podemos, porque cada ataque crea la sensación de que hay una verdadera alternativa, de que hay una “casta” que tiene miedo de alguien y, por tanto, ese alguien es realmente capaz de cambiar las cosas.

Tan sólo me queda una duda. Como creo que no es posible que sean tan idiotas pienso...¿Y si están buscando una agresiva dualidad a propósito? ¿Y si estos ataques furibundos están hechos con el objetivo de crear un bloque aguerrido de asustadizos conservadores y señoronas miedosas alrededor del PP, aun sabiendo que están provocando también que haya un bloque firme a favor de Podemos? ¿Y si han pensado que la única manera de que el PP sobreviva electoralmente es partir el país en dos, entre “revolucionarios” y “reaccionarios”?

Cuidado que no es tan absurdo. La estrategia del odio, del guerracivilismo táctico y la política del miedo han servido muy bien a la derecha en el pasado, y son bien capaces de incendiar el país tan sólo para mantenerse en sus poltronas unos años más.

21 comentarios:

  1. Empieza a apestarte la boca a la polla de Pablo Iglesias.

    ResponderEliminar
  2. Lo que pasa con Podemos es muy fácil: se empieza a vislumbrar el miedo por parte de los dos partidos principales de este país. Personalmente no simpatizo con Pablo Iglesias aunque sí he de admitir que es un tipo con una oratoria impresionante y muy bien preparado, pero todas estas declaraciones son sinónimo de que, efectivamente, hay miedo.

    Ojalá más partidos bisagra. Un saludo. Excelente artículo.

    ResponderEliminar
  3. Yo no me refería exclusivamente a Podemos, de hecho, esto ya se ha practicado con otra gente y en el pasado reciente con Ada Colau y la PAH. Pero lo que predecía el resultado de las elecciones desde de las 23.01 del día 15 era la continuación y la escalada de todo este "fenómeno". Ya conocidos míos dijeron cosas parecidas a todas estas un par de días después de las elecciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Del día 25, perdón. Ah, por cierto, lo de los alcaldes más votados no es más que una vuelta de tuerca más, sólo que incluso mucho más peligrosa.

      Eliminar
    2. Julio,

      Yo creo que la reforma en la elección de alcaldes no saldrá adelante, sobre todo por lo cercano a las elecciones y porque el PSOE parece que no lo acepta (a no ser que el nuevo SG diga lo contrario), y el PP siempre ha dicho que estas reformas las quería hacer por consenso.
      Ahora, ya tenemos precedentes, como la reforma ad hoc de la ley electoral de Castilla la Mancha, hecha para "bloquear" a UPyD y IU y que se hizo unilateralmente. El PP tiene mayoría suficiente para sacar la ley adelante así que tampoco pondría la mano en el fuego a que no lo hacen.

      Saludos,

      Eliminar
    3. Seguramente, pero el PSOE ha dicho que "lo pensará". Hay que joderse.

      Eliminar
  4. Interesante reflexión final. Es posible que el PP tenga en mente esa operación, la reedición del bipartidismo, defenestrado el PSOE, con PODEMOS. Pero tambén creo que no les da la neurona para diseñar un plan así.

    En cuanto a PODEMOS, es cierto cuanto dices, o al menos yo estoy de acuerdo contigo. No obstante, sí detecto en PODEMOS un problema de autoritarismo que si todo va mal se irá fortaleciendo en el futuro, veremos qué pasa, pero por ahora detecto una legítima pero autoritaria pulsión de los "socios fundadores" de controlar la organización, dándole una pátina de asamblearismo. Insisto, veremos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enrique,

      En lo del "autoritarismo" creo que hay mucho de que hablar, porque en parte tienes razón pero creo que es el producto tanto de una organización interna aún provisional como de intentar vender una cosa que probablemente no es factible.
      Tal y cómo está Podemos ahora, de no haber "autoritarismo" por parte de la cúpula éste sería un partido asambleario que sería incapaz de tomar decisiones. Es normal, pues, que los fundadores tomen el control hasta que se genere una estructura realmente funcional, que no puede ser asamblearia.
      Ahora, el problema es que de cómo se vende (los círculos toman las decisiones, cualquiera puede participar, aquí no hay líderes, etc) a cómo es en realidad (Iglesias y su círculo cercano organizan todo), pues hay un trecho.

      Pero bueno esperemos a ver qué pasa en septiembre y hasta que punto se generan estructuras coherentes, evitando caer tanto en el asamblearismo inmovilizador como en un autoritarismo fáctico que use los círculos simplemente como atrezzo.

      Saludos,

      Eliminar
  5. Estoy totalmente de acuerdo con esta entrada y es algo que he ido denunciando en la Derecha. Me ha resultado asombroso como la derecha mediática le ha dado ¡tantísima atención a este sujeto! Justamente hace dos días, hablando con unos jóvenes, les dije que probablemente todas esas críticas que le lanzan no les comunica nada, les resulta ajeno y ridículo. “El peligro de Iglesias” y chorradas por el estilo.

    Dices: “El país va a abrazar a quien prometa que va a acabar con toda esta panda de mangantes que les están hundiendo en la miseria. Y los supuestos peligros, los chavismos, las afinidades con ETA y demás propaganda no va a cambiar eso.”

    Ahí le has dado al meollo de la cuestión. A la gente no le “asusta” ese discurso. Solo a los más acomodados o gente con muchos prejuicios puede sentirse “identificada” con la alarma en el discurso derechista.

    “Cuidado que no es tan absurdo. La estrategia del odio, del guerracivilismo táctico y la política del miedo han servido muy bien a la derecha en el pasado, y son bien capaces de incendiar el país tan sólo para mantenerse en sus poltronas unos años más.”


    Lo dudo (aunque no es que no sean capaces, pero no tienen tanta “inteligencia” para eso). Simplemente, pienso que de verdad le ven como amenaza y se la ha visto el plumero a más de uno. Pero no, no son capaces de mucho, Pedro, te lo digo yo que conozco muy bien a las derechas hispánicas.

    ¿Crees que se debe hablar de un, digamos, “acoso” abusivo y sistemático contra Iglesias? Pregunto yo, porque no estoy al tanto de “la calle” en España.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfredo,

      El acoso que sufre Pablo Iglesias y Podemos por extensión no es que sea abusivo, es que es una persecución en toda regla. Día sí día también salen "noticias" parecidas a las que he contado, que son públicas y se saben (por lo menos gente como yo, que se ha preocupado por informarse, las sabía hace tiempo) pero que se presentan como descubrimientos de la perversidad de Podemos.

      Muchos derechistas ya están avisando de que esto sólo beneficia a Podemos, y que no se puede estar atacando incesantemente a Iglesias y a Podemos por cualquier cosa, que eso lo único que produce eso es darle apoyos como "alternativa".
      Por eso decía yo si estos idiotas no estarán haciendo esto a propósito para quitarse de en medio a PSOE e IU y posicionarse como único pilar de la estabilidad. Sí, no son muy listos, pero la estrategia comunicacional del PP y de la derecha política en España no es tan mala (insisto, política, a nivel de propaganda electoral). Porque la alternativa, que es que sean idiotas de babilla, no me puedo creer que sea posible.

      Saludos,

      Eliminar
  6. Hola Pedro,

    No me considero muy amigo de "Podemos" aunque leyendo lo que decis aqui, estoy de acuerdo. Es una persecución como bien dices y yo, que no soy de ese partido ni de ninguno porque mas bien me considero liberal moderado, me solidarizo con Iglesias y la persecución que sufre a diario, asi como insultos, ataques, amenazas y demás.

    Toda persona democrática debe saber que Podemos no es un "enemigo" y de hecho ya hay algunos liberales que han defendido cosas tan básicas como lo de la renta mínima. Creo que casi toda persona menor de 40, salvo que esté muy bien acomodada y sea un total egoista indeseable, está a favor.

    Un saludo a todos

    ResponderEliminar
  7. Hola Pedro,

    A mí con la obsesión en torno a Iglesias, como hay cosas que ofenden tan groseramente a la inteligencia, van a terminar por convertirme en “abogado del diablo”, pero es que no son ni siquiera mínimamente sostenibles.

    Lo de El Mundo con este grupo llamado “Herrira” me recuerda un poco a cuando el entorno mediático al que pertenece este diario sacó como toda una exclusiva que vinculaba a ETA con el 11-M el hallazgo de una tarjeta del Grupo Mondragón hallada en una furgoneta Kangoo que situaba la sospecha en el norte (aka: en la ETA) que en realidad resultó ser la carátula de una cinta de casette de la Orquesta Mondragón. El Mundo tiene toda la pinta de que ha intentado utilizar los prejuicios de algunos de sus lectores y las conexiones mentales simplonas que hacen: si tiene un nombre en euskera, automáticamente significa que debe ser algo relacionado con la ETA o por lo menos con los abertzales. Desde luego, a este paso no sería raro que cualquier día salga en El Mundo que han “descubierto” que Iglesias algo tuvo que ver en el 11-M y todo.

    Que Iglesias tenga simpatías por Castro, Chávez o Maduro no es nada nuevo ni dice nada, siempre ha habido gente en la izquierda o la derecha que exactamente no es que defiendan esos sistemas para sus países, pero sí piensan que en naciones más pobres son “males menores”. También Olof Palme en los 80 tenía simpatías por Fidel Castro o Arafat y no por ello era tachado de “antidemocrático”… o algunos que se escandalizan por estas simpatías de Iglesias, sin embargo, justifican por ejemplo a Franco en España, conviene decirlo.

    ¿El objetivo de presentar machaconamente a un señor que básicamente es un izquierdista de toda la vida no muy distinto a otros que ha habido en otros países de Europa como la encarnación suprema del mal o alguien que, como nos descuidemos, implanta un régimen que ni el de Kim Il Sung?

    No sería raro que lo que busca el Toro Party sea ese de presentar solo dos alternativas: o es un PP “garante de la estabilidad” o es un caos revolucionario que terminará en una especie de sucedáneo del régimen bolivariano, ustedes deciden.

    No deja de ser curioso que los dos partidos a los que más publicidad gratuita han hecho en esos medios sean dos movimientos tan dispares como VOX y Podemos. En principio parecería que no tendría sentido que apoyasen y dieran tanto bombo a un partido marginal como VOX que lo único que puede hacer es robar escaños al PP, pero todo encajaría con la idea de presentar a Pablo Iglesias como la personificación maligna de la izquierda frente a la cual no se puede perder ni un voto de la derecha, y, por otro, lado el apoyo a los frikis de VOX sería como una forma de dar un toque de atención muy serio al PP, en el sentido de que deben coger el toro por los cuernos y escorarse todo lo posible a lo ultra-conservador o, si no, VOX (a quienes ya se encargan ellos de promocionar) les va a robar votos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. La persecución de Pablo Iglesias es sólo un mecanismo propio de cualquier establishment mediático. Cuando surge un tipo que representa un peligro para determinados sectores (no seamos cándidos, Pablo Iglesias es un peligro), se hace todo lo posible por sacar todos sus trapos sucios, incluso contando medias verdades y especulaciones. Y eso sucede porque los medios se dedican a la propaganda y a la comunicación, que es lo que mejor funciona para conseguir influencia social y política. Informar y crear debate serio no sirve de nada al clásico espectador de tertulias políticas.
    Yo no me acabo de creer el argumento de que "el sistema venezolano no es extrapolable a España", que es lo que se utiliza desde Podemos para escurrir el bulto. Es demasiado técnico y académico; lo que la gente quiere saber cuando se le pregunta por esto es si España va a ser un país serio o no. De lo que no hay duda es de que la democracia callejera que defienden en sus círculos tiene más que ver ahora mismo con Sudamérica que con Europa. Aquí al menos eso nunca ha llegado muy lejos, aunque puede encajar bien en el panorama político mediterráneo, tan emotivo y tan estúpido. Podemos es una organización política y tienen que salir de alguna forma del atolladero; no son unos santos, tienen su identidad, sus intereses, sus aspiraciones y su estilo de comunicación. Quedar ante la gente como amigos de un régimen que está matando manifestantes no sirve para ser un movimiento de masas con intención de gobernar, independientemente de lo que piensen en realidad sus dirigentes.
    Si ahora todos los medios de la derecha hubieran acordado tácitamente hacerle vacío a Pablo Iglesias y ningunearlo, saldrían muchos que dirían: ¿Por qué nadie de "los míos" responde a sus argumentos? ¿Por qué no se le critica abiertamente, cuando La Cuatro y La Sexta no dejan de darle cancha? Estaríamos hablando del problema opuesto a la persecución, pero eso no sucede porque los medios contrarios a Pablo Iglesias creen que ningunearlo, o simplemente, adoptar una posición blanda y tibia, no le vale a su mercado; es mucho peor opción que lanzársele a la yugular y ser un poco bordes para desprestigiarlo al máximo. De todos modos, qué es lo que mejor funciona en este caso es imposible de saber a priori. Hay gente que también está harta de que se hable de Pablo Iglesias. Hay de todo. No sé qué piensa la mayoría.
    Los medios hablan para su público, para su galería, y lo que interpretan los medios que quieren sus seguidores es la cabeza de Pablo Iglesias. Ha sido un éxito su aparición en el escenario electoral, ¿por qué iban a quedarse callados? ¿O por qué adoptar una actitud tibia ante el personaje? ¿Por la ética? Entonces su público les criticaría por ser unos blandos al hablar de Pablo Iglesias. La política es un espectáculo para los medios, y no van a dejar de formar parte de él. Y aparte del mercado, está la cuestión de las manías y odios personales de los periodistas; no hay más que ver lo tenso que se pone Alfonso Rojo ante la demagogia de este señor.
    No olvidemos tampoco que este clima de persecución beneficia profundamente a Pablo Iglesias para hacerse la víctima y ganar adeptos entre su target electoral, al igual que el argumento del miedo beneficia a la derecha, porque movilizaría a su electorado. Tiende a crear un clima de polarización, que es lo que conviene a Podemos y en parte también al PP, para dividir a la izquierda y permanecer durante muchos años en el poder.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      Me ha gustado tu comentario porque le ha dado la vuelta a mi argumento. ¿Qué pasaría si no se dijese nada en la derecha mediática? ¿Aceptaría su público que fuesen tan blandos? Es interesante verlo también desde ese punto de vista.

      Creo que básicamente tenemos una discrepancia en la aceptación de ciertos comportamientos. Tu aceptas que la TV es un show y que el "periodismo" político es normal que degenere en puro amarillismo y propagandismo del miedo. Yo, en cambio, no puedo dejar de pensar que esto es algo inaceptable, que es una sintomatología social peligrosa (y hablo tanto del emisor como del receptor que quiere oir eso) y, en definitiva, no puedo aceptar un ataque absoluto basado en manipulaciones, insinuaciones o mentiras como algo normal.

      Respecto al sistema Venezolano y que dices que no te acabas de creer que no es extrapolable a España. En mi opinión si hay un sistema que no extrapolable a ESP es el venezolano, y no solo porque la gente no lo quiera sino porque es absolutamente imposible.
      Ya no es que la situación venezolana (absolutamente condicionada por su entorno latinoamericano, que pesa más que la ideología del gobierno) sea incomparable a la de un país como España, es que a nivel económico el sistema venezolano está basado en el petróleo y en la importación de bienes con esas divisas, algo que España no puede tener ni aunque quisiese. De hecho el mensaje repetido por Iglesias, que es reindustrializar el país, es radicalmente lo contrario de lo que pasa en VZL y no porque el gobierno venezolano sea tan inútil que queriendo industrializar desindustrializa, es que la propia realidad del sistema económico (exportación petrolera, control de precios, aumento del poder adquisitivo de consumo, etc) lleva a esa realidad asumida por el gobierno.

      Saludos,

      Eliminar
  9. Es notoriamente triste como has terminado abrazando unos postulados cada vez más chavistas y populistas, sabiendo bien que el programa de Podemos es irrealizable. Empezando por abrir las fronteras de España a los inmigrantes, la renta básica universal (que solo sería aplicable si se eliminaran cosas como el subsidio al desempleado), o el efecto que tendría un intento de renegociar la deuda. Se habla de Ecuador al respecto, pero es bueno recordar que la prima de riesgo de Ecuador está a niveles altísimos. No en vano ni el mismísimo Chávez se atrevió a eso, más bien, se ufanó de haber logrado pagar la deuda con el FMI.

    En suma, que no hablamos de un mero admirador de Chávez siquiera -lo que ya es peligroso-, hablamos de un tipo que asesoró a Chávez. Si alguien cuyos consejos dieron aquí el desastre que se ve ahora, ¿que será de España?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "sabiendo bien que el programa de Podemos es irrealizable."

      Efectivamente, nadie se cree que a base de combatir el fraude y subir más los impuestos a las clases más altas el futuro estado gestionado por Pablo Iglesias y compañía pueda ingresar suficiente dinero como para recomponer el estado del bienestar+subir las pensiones+jubliación a los 60+renta básica universal+ayudas sociales más generosas a los inmigrantes etc etc, y todo ello sin podernos endeudar más, porque obviamente es lo que implicaría hacer por nuestra cuenta una auditoría ciudadana de la deuda (distinto sería una renegociación con nuestros acreedores).

      Pero los líderes de Podemos son personas muy inteligentes, eso no se puede dudar, y por tanto, lo más probable es que ellos mismos sean los primeros en tener claro que su programa oficial, que no es marxista ni anticapitalista en sentido estricto, sino que más bien apuesta por un generosísimo estado del bienestar donde "solo" estén nacionalizados algunos sectores importantes, no es realizable. Contra los números no se puede ir.

      Ahora bien, si tenemos en cuenta que Podemos es un partido político que fue auspiciado por una organización como Izquierda Anticapitalista, y que Pablo Iglesias y Monedero son marxistas, al punto de que Monedero ha declarado varias veces que el estado del bienestar tal y como lo entendemos está destinado a desaparecer porque no nos podemos endeudar más y ni los países del Tercer Mundo se dejan explotar más, las cosas empiezan a encajar.

      Mi hipótesis es que Podemos tiene como estrategia de conquista del poder algo muy parecido a lo que hizo el difunto Hugo Chavez en el pasado. Es decir, presentarse primero no como un socialista neomarxista sino como un populista de izquierda, que no usa la terminología marxista clásica sino un lenguaje más acorde con el pueblo, que habla de patriotismo y tal.... Y una vez en el poder, ir variando poco a poco su discurso hacia posturas más abiertamente socialistas. Pienso que si Podemos llega al poder, harán algo parecido. Primero "tratarán" de llevar a cabo su proyecto tal cual, y al ver, "sorpendidos", que por múltiples razones no es realizable, echarán la culpa al capitalismo y al libre mercado y empezarán la construcción en España del socialismo del siglo XXI, con libertad de prensa y elecciones más o menos legítimas pero con un horizonte anticapitalista.

      Sobre el artículo de Pedro, ¿qué decir?. La derecha mediática y política española no es más "corta" porque no se entrena. No me creo que tengan una estrategia de polarizar al país entre el PP y Podemos al estilo griego de ND vs Syriza. Teorías de la conspiración de ese tipo me las puedo creer de gente realmente inteligente, no de los dirigentes del PP. Seguirán con el run-run de Podemos=ETA y con que la "dictadura" venezolana les financia, pero esa propaganda está dirigida a los votantes populares más convencidos y algunos de UPyD o Ciudadanos tal vez, pero con esos argumentos no pueden pasar de ahí.

      José Antonio O.

      Eliminar
  10. Hola,

    Os respondo a los dos aquí.
    Sobre el programa de Podemos hice un escrito hace un mes y ya dije que me parecía algo infantilista sobre todo en un par de puntos, que le faltaba un estudio económico más estricto, etc. Sin embargo dos asuntos:
    - Que la deuda de ESP y de otros países de Europa es impagable a no ser que medie otra revolución industrial es algo que tenemos que aceptar. SI VZL pagó al FMI es sencillamente porque gracias al petróleo pudo pagar, algo que ni Grecia, ni Italia ni nosotros vamos a poder hacer. La deuda, al final, habrá que renegociarla, hacer quitas, posiblemente auditarla, etc. Ahora, hay maneras de hacer eso, se puede hacer bien o mal, y se puede preparar al país para eso o no.

    - Respecto a la renta básica. En un entorno como el actual donde el paro estructural va a ser elevado tenemos que aceptar que no se va a volver al pleno empleo. Es posible que vayamos a paros estructurales muy altos que pondrán en riesgo la propia estabilidad y democracia y, en ese contexto, sólo hay dos soluciones: O una renta básica o repartir el trabajo. Y esto hay que aceptarlo, y en vez de comenzar a decir que la RB no es posible, lo que habrá que hacer es ver cómo lo hacemos posible, porque la necesitamos. La Renta Básica es la medida más inocua que tenemos, porque comenzar a repartir el trabajo crearía una estrictísima regulación que redefiniría el capitalismo totalmente.

    Jose Antonio,

    Yo no creo en el escenario que planteas, en parte por lo que le he dicho al comentarista anterior. Es absolutamente imposible imitar algo similar al sistema venezolano en España, por un lado, y las condiciones sociales y culturales previas también son muy distintas. Creo que extrapolas una realidad muy distinta a nuestro país y eso no puede encajar.
    De darse una socialización esta sería diferente a la de los países latinoamericanos y por estructura del sistema productivo sería más parecida a una estructura de propiedad pública de los grandes medios de producción parecida a lo que había en la Europa occidental en los 60 o, por imaginar más situaciones, a una especie de socialismo de mercado a la Yugoslava.

    De todas formas el escenario más probable es que ese programa se "suavice" o "matice" y, de llegar al poder, el programa se convertiría en un objetivo más largoplacista. Hay realidades económicas que no se pueden saltar y eso condicionará parte de su programa.
    Por ejemplo, si quieres hacer una auditoria y una renegociación de deuda lo primero que hay que hacer es eliminar el déficit (porque la financiación por un tiempo va a ser difícil). Ese paso se necesita y por mucho que se quieran hacer otras cosas hay pasos que no se pueden saltar.
    Otra cosa es cómo se venda eso, que discurso justifique la "relajación" de objetivos, etc. Pero tampoco imaginemos un "Aló presidente" con soflamas militaristas en España porque eso no pasará. Tenemos una cultura social y política muy distinta a la latoniamericana.

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la respuesta Pedro, pero por lo que veo no me expliqué bien del todo o no me entendiste bien. Yo no creo que los de Podemos pretendan instalar un sistema de transición democrática hacia el socialismo igual que en Venezuela. Ellos ya han explicado muchas veces que no pretenden trasladar a España un calco de un sistema foráneo y en ese punto les creo.

      Cuando hago referencia a Chavez o al chavismo en relación a Podemos me refiero solo a la estrategia o "método" de llegar al poder. Chavez llegó al poder como un populista de izquierdas y patriota y luego fue variando su discurso hacia el socialismo (democrático) más consecuente. Y yo pienso que los de Podemos planean algo similar, porque no me creo que gente como Monedero, el rapero comunista "Nega" o los de Izquierda Anticapitalista, quienes apoyaron desde el principio a Podemos, se conformen con un estado del bienestar ampliado y la nacionalización de los sectores estratégicos sin querer ir más allá.

      Mi hipótesis es que una vez en el poder, apoyándose sobre todo en las muchas trabas que el capitalismo (y los números también, pero bueno... ) les pondria a su programa, irían poco a poco dirigiendo su discurso hacia la defensa de un "socialismo del siglo XXI" en España, con sus elecciones democráticas y su libertad de prensa, del que el chavismo es solo un modelo latinoamericano que no tiene por qué aplicarse en otros países y menos en Europa. Tal vez su modelo económico para construir el socialismo en España se parezca más al "socialimo de mercado" y autogestionario que había en Yugoslavia, como tú dices, o bien tendrán otra cosa en mente, pero eso sería lo de menos.

      Saludos.
      José Antonio O.

      Eliminar
  11. Como explicaba más arriba Alex Palahniuk; Pablo Iglesias me parece un excelente comunicador, de lo mejor que hay en las tertulias televisivas de este país. En mi caso, Iglesias tampoco me cae muy bien.
    Hay una campaña en los medios de comunicación de demonización de Pablo Iglesias y de PODEMOS, que en mi opinión tiene dos dimensiones: una exhacerbar, galvanizar y movilizar al electorado de las derechas más intransigentes y cerriles (Fascistas, reaccionarios y cristofrikis) y por el otro lado crear en el imaginario popular una imagen revolucionaria de PODEMOS, de lo que no es sino una pizca de socialdemocracia. Todo con el ánimo de impedir la aparición de una izquierda realmente revolucionaria. Que en vez de conformarse con soñar con un pequeño Estado del Bienestar, destruya al sistema imperante y lo ponga de patas arriba como pasó en la Rusia de 1917.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. "la ilusión de democracia debe prevalecer. Es en el interés de las élites corporativas de aceptar la disidencia y la protesta como una característica del sistema en la medida en que no pongan en peligro el orden social establecido. El propósito no es reprimir la disidencia, sino, por el contrario, dar forma y moldear el movimiento de protesta, para establecer el límite a la disidencia."

    ResponderEliminar