La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







lunes, 21 de julio de 2014

¿Se adelantarán las elecciones generales?















Llevo varios días escuchando el persistente rumor de que se van a adelantar las elecciones generales previstas para noviembre de 2015. Los rumores sitúan esta fecha sobre la primeravera del 2015 aunque no llegan a especificar sí el adelanto las situaría antes de las elecciones autonómicas y municipales, después o incluso a la vez de éstas.

Lo que he leído por ahí es que este adelanto se haría como una especie de estrategia anti-Podemos y, en menor medida, también anti- posible recuperación de la expectativa de voto del PSOE después del proceso de cambio de liderazgo. Según estas teorías, que parecen hechas por el propio equipo de Podemos, conforme pasen los meses esta formación conseguirá más y más apoyo popular y en año y medio podría poner en aprietos al PP.
En este contexto adelantar las elecciones sería un mecanismo para mantenerse en el poder y/o para poder gobernar con un parlamento más afín o con menos dificultades. En año y medio las cosas podrían estar muy difíciles para el PP en un país que se está escorando bastante a la izquierda y el adelanto aseguraría cuatro años más de gobierno.
A mi personalmente este argumento me parece desatinado. Probablemente Podemos va a crecer bastante (yo creo que lo va a hacer) pero no lo hará pasa sacar mayoría suficiente para gobernar, o por lo menos no en tan poco tiempo. Esta teoría parece asumir las tesis de Monedero o Errejón de que van a gobernar en año y medio, algo que es una estrategia publicitaria fantástica para estar en la centralidad política y para mantener a sus rivales en tensión pero que no deja de ser muy improbable. Para ello Podemos debería constituirse exitosamente como partido, organizar un bloque rupturista con otras fuerzas de cambio, quedar el primero en las elecciones y sumar más escaños que PP, PSOE, UPyD, C's y otros partidos juntos, etc. Nada es imposible en política pero, seamos realistas, no es probable que pase en tan poco tiempo.

Sin embargo sí creo probable que el gobierno del PP adelante las elecciones por otra razón. El PP está intentando retorcer las leyes a su favor para afianzarse en el poder como hemos visto en Castilla La Mancha o como están intentando hacer con el asunto de los alcaldes por elección directa. Para el PP las leyes no son algo que se deba respetar sino que son herramientas para usar en interés propio.
Adelantar unas elecciones a conveniencia es algo mucho menos raro en democracia y generalmente se acepta bastante mejor que los cambios de leyes electorales hechos de forma unilateral. Felipe González adelantó las elecciones un par de veces en interés propio, no consumiendo las legislaturas y poniéndolas en momentos que creyó que le interesaban. Aznar consumió ambas legislaturas pero tanto Zapatero como el propio Felipe también adelantaron elecciones al ver dificultades para continuar la legislatura. Esto es algo, pues, relativamente normal.
Al PP le interesa adelantar las elecciones. Ellos dirán que no, es decir, su propaganda dice que conforme pasen los meses la recuperación se notará en la calle y la gente, al ver cómo le bajan los impuestos y las cosas comienzan a ir mucho mejor, volverá a confiar en ellos. Pero eso no pasará, y no pasará porque las heridas económicas de esta crisis van a crear una nueva estructura productiva y de relaciones laborales que va a mantener en la precariedad a amplias capas del país durante largo tiempo, y a esa gente no le va a afectar en nada las cifras macroeconómicas ni le van a poder vender que se ha salido de la crisis.
Si al PP le interesa adelantar las elecciones es porque éstas van a generar una nueva realidad política que les interesa extrapolar a las elecciones autonómicas y municipales de 2015. Y esta realidad política es la gran coalición.

Mirad, si siguiese el cauce normal de las cosas en Mayo de 2015 el PP perdería la mayoría de las más importantes autonomías y ayuntamientos. Según las encuestas de lo que llevamos de año y, sobre todo, si extrapolamos los resultados de las elecciones europeas a los municipios y autonomías, veremos como el futuro del PP es bastante negro.
Antes de la irrupción de Podemos y cuando se pensaba que el PP mantenía una estimación de voto entre el 30 y el 33% (recordemos que en las europeas sacó el 25%) ya estaba bastante claro que el PP iba a perder el gobierno de la Comunidad Valenciana, el de las Islas Baleares y el de Aragón y, en función de los pactos postelectorales, el de Extremadura (si IU deja de ser abstencionista) y el de Madrid (si UPyD no los apoya). En Castilla La Mancha parece que lo mantendrían por el golpismo electoral de Cospedal (sino estaría en riesgo) y también está en riesgo Cantabria. El PP podría quedar reducido a las dos Castillas, La Rioja, Murcia y Navarra.
Respecto a las principales ciudades hay una extrapolación de los resultados de las europeas por municipio que, de repetirse en las municipales (aunque esto no es nada probable), el PP perdería la mayoría absoluta en todas las capitales de provincia de España. Obviamente me parece poco probable que en ciudades como Ávila o Burgos el PP pierda el ayuntamiento pero quiero que veáis hasta qué punto las cosas han cambiado a nivel local.
Un partido como el PP lo que necesita más imperiosamente es mantener poder político para poder colocar a sus cuadros. Hay miles y miles de miembros del PP que son diputados, concejales, asesores de unos o de los otros, directores generales, consejeros o enchufados varios, y que son sumisos y obedientes al partido porque es éste quien los provee de “trabajo”. Si el PP empieza a perder CC.AA y ayuntamientos a mansalva el PP puede ser un polvorín inestable que reviente con desbandadas de militantes, escisiones, corrientes de críticos, etc. Obviamente eso no se lo pueden permitir.

Sin embargo las previsiones para Noviembre de 2015, en las elecciones generales, son otras. Ya expliqué aquí, mediante unas encuestas de este invierno, que no salía gobierno posible que no fuese absolutamente inestable. Creé una regla que decía que si hay un ganador con menos de 150 diputados acabaremos en una gran coalición PP-PSOE. Pues bien, en una última encuesta con un porcentaje de voto para el PP del 33,5% (que me parece absurdo cuando venimos del 25% de hace dos meses), el PP no llegaría a 150 diputados.
Así pues e independientemente de lo que se desgañite Pedro Sánchez diciendo que no pactará una gran coalición con el PP, lo más probable es que esas elecciones acabasen con una gran coalición PP-PSOE que se forzaría desde del exterior si fuese necesario y que acabaría con Pedro Sánchez tragándose sus promesas o bien con éste como Bersani, que tuvo que dimitir para cumplir su promesa de no pactar con el partido de Berlusconi. Porque que no os quepa ninguna duda que antes que un gobierno que no pueda gobernar habrá gran coalición.
Pero imaginemos la situación. El PP pierde la mayoría de CC.AA y ayuntamientos importantes, donde se forman gobiernos de izquierda. Y llega noviembre y se organiza una gran coalición. ¿Qué cara se les queda a los partidos de izquierda que han pactado con el PSOE en las CC.AA cuando este mismo partido ha pactado con el PP unos meses después? ¿Qué cara se le queda al PP, habiendo sido pulverizado de todas partes cuando perfectamente podrían haber organizado una gran coalición con el PSOE en municipios y comunidades?
Notad que el PSOE no va a pactar con el PP en ayuntamientos y CC.AA antes de las generales, porque eso sería prácticamente decirle a la gente que ese pacto también se va a dar en el gobierno central y si el votante del PSOE ve esa intención va a dejarles de votar. El PSOE tiene que decir hasta el infinito que no va a pactar con el PP ni aunque se caiga la luna sobre la tierra para mantener así a sus votantes, que sino se irán a otras fuerzas. Es un juego de simulaciones y de apariencias que Pedro Sánchez ha entendido perfectamente pero que no deja de ser una engañifa.

¿Cuál es la jugada maestra del PP en este contexto? Adelantar la generales a marzo de 2015. Esas generales las ganaría con un grupo parlamentario insuficiente y la única salida sería una gran coalición con el PSOE, coalición que sería “exigida” por los socios europeos y bajo una machacona propaganda de que sino se hace viene el chavismo. El PSOE no se podrá negar como no se pudo negar el PD italiano, el PSOK griego o el SPD alemán.
Y una vez hecha tendría lugar las autonómicas y municipales, con el PSOE perdiendo votos hacia la izquierda pero con un PP fortalecido, y con una izquierda cabreada que vería al PSOE como un partido con el que no se puede pactar. Y en ese contexto la tendencia natural en prácticamente todas partes sería repetir esa gran coalición a nivel autonómico y, en muchos casos, también a nivel municipal (y digo muchos casos porque los municipios muchas veces tienen sus propias dinámicas).
La jugada del PP es redonda. Tendría que compartir el poder con el PSOE, sí, pero la gran coalición dejaría al PSOE debilitado y mantendría el grueso del poder en manos del PP, que aún cayendo entre 15 y 25 puntos en voto acabaría gobernando prácticamente en los mismos sitios donde ganó el gobierno en 2011. Es la estrategia perfecta para mantenerse en el poder a toda cosa, que es lo único que al PP le importa.

¿Cuál es mi apuesta? Pues Rajoy es un tío inmovilista pero esta jugada es demasiado buena para no ser aprovechada, así que si no sale la reforma de la ley electoral local ni las reformas de varios estatutos que tiene el PP en marcha (y menos en Castilla La Mancha no deberían poderse aprobar), creo que tendremos elecciones generales para principios de Marzo de 2015. Por mucho que dilatase el PSOE las negociaciones se llegaría a Mayo con la gran coalición ya pactada y todo lo demás vendría solo.
Hay que ser muy tonto para no aprovechar esta situación. Supongo que estudiarán bien la situación a final de este año y convocarán elecciones anticipadas. Muchas veces tendemos a pensar que los del PP son tontos y lo son en algunas cosas pero no en temas de estrategia. Para mantenerse en el poder y para parasitar las instituciones del estado esta gente es muy lista, y si yo soy capaz de atar cuatro cabos ellos también lo son, no os quepa duda.

6 comentarios:

  1. Ha faltado considerar otro escenario político en el que la situación económica española mejore lo suficiente como para que el PP pueda mantener el poder autonómico y local, e incluso pudiera configurar un Gobierno en minoría, además eliminando de la escena al PSOE, que acabaría sustituido por PODEMOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enrique,

      Es un escenario que no he considerado probable porque creo que la situación española, cara a lo que la gente de la calle puede notar en sus propias carnes, no va a mejorar (creo que lo explico en algún punto).
      En algún momento digo que pongo el límite el 150 diputados, por debajo de ahí creo que no hay más remedio que una gran coalición. Claro, si el PP sacase más sería otro escenario, pero para eso tendría que darle la vuelta a la situación y creo que no se va a dar.

      De todos modos como el riesgo de que no se dé es alto creo que el PP adelantará las elecciones porque donde realmente se la "juega" cara a colocar a sus cargos es en las municipales y autonómicas y en cualquiera de los casos esas elecciones son más desfavorables para ellos que las generales.

      Saludos,

      Eliminar
    2. Yo he escuchado otra fecha para el adelanto electoral, sería en noviembre de este año. Si fuera esta la fecha, tu teoría del pacto PP PSOE se vería reforzada y además entraría otro factor en la ecuación, un factor que le dio al PP grandes resultados en las elecciones gallegas y vascas: La lucha por la unidad de España, ya que casi coincidiría con la consulta catalana.

      Por cierto, gracias por enlazarme.

      Eliminar
    3. espérate sentado a que eso ocurra

      Eliminar
  2. Un análisis en el vacío, completamente especulativo. Resulta que el PP va ser muy listo... y es capaz de atar cuatro cabos -como es capaz de atarlos el autor- y el PSOE muy tonto... el PSOE puede decir lo que quiera pero "la gran coalición PP-PSOE se forzaría desde del exterior si fuese necesario..." ¿? Es la hipótesis necesaria para llegar a la conclusión preestablecida: si no quiere, le forzarán desde fuera ¡Estupendo! Un razonamiento científico.

    El artículo hubiera sido más interesante si hubiera desarrollado también las consecuencias de las otras dos hipótesis que faltan: una, que el PSOE sea tan listo como el PP y dos, que el PP sea más tonto que el PSOE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes desarrollarlas tú también, que pasa eso está el apartado de comentarios.
      Pero por favor, si lo vas a hacer me gustaría que me desarrolles un par de cuestiones, más que nada para que no acabéis desarrollando la idea de que cualquier idea es especulación y que nada es más probable que lo contrario:

      - Dime cómo se puede formar esa posible "coalición de izquierdas": Porcentajes de votos necesarios por partidos y comparativa con la situación actual.

      - Explícame por qué el PSOE no puede ser tonto (entrar como subalterno en un gobierno del PP) pero en cambio Podemos o IU sí que pueden y deben ser tontos.

      - Analiza las consecuencias para el PSOE de forzar unas nuevas elecciones al no querer pactar con el PP y también, ya que estamos, las veces que el PSOE forzaría unas elecciones de nuevo con tal de no asumir responsabilidades. Por cierto aquí te puede servir lo que pasó en Grecia en 2012 al repetirse las elecciones generales.

      - Y ya si quieres explícame de dónde ha sacado esta nueva sabiduría el PSOE que no encontró en mayo de 2010, en verano de 2011 y que desconocen en los partidos socialistas de Grecia, Alemania, el Partido socialista europeo y otros muchos PS.

      Saludos,

      Eliminar