La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







domingo, 7 de septiembre de 2014

Juan Ramón Rallo y su colaboración en RTVE















En estos últimos días ha habido una gran polémica sobre la colaboración y posterior cancelación de la misma del economista “austriaco” Juan Rallo en el programa matutino de Mariló Montero, La mañana de la 1. A pesar de que en principio es un tema de escasa importancia creo que hay una serie de derivadas de este debate que pueden ser muy interesantes de analizar.

El asunto fue más o menos el siguiente. En Las mañanas de la 1 quisieron hacer una sección semanal sobre economía, que iba a ser orientada a cuestiones más bien de "economía doméstica". El programa contrató a Juan Ramón Rallo, economista de la escuela austriaca defensor de la reducción del estado a la mínima expresión y, por tanto, de eliminar prácticamente todo lo público. Rallo es, además, director del instituto Juan de Mariana, una organización que persigue fines parecidos.
En cuanto se conoció la noticia se generó una gran polémica digamos “ética”, pues Rallo es enemigo declarado de todo lo público y muchos dijeron que su colaboración en la televisión pública era una traición a sus propios ideales y una postura cínica. Pero la gran polémica llegó cuando la sección sindical de la UGT en TVE publicó un duro comunicado contra la participación de Rallo en RTVE.
El comunicado decía que no se podía entregar el espacio público a alguien que “niega a la RTV pública su sentido, existencia y futuro”. Criticaban la decisión de contratar a alguien cuya posición económica es “marginal por extremadamente extrema, la derecha de la derecha, el enemigo (…) de todo lo que huela a público”. Por sus tenencias anti-públicas calificaban su contratación como algo “propio de tontos” y consideraban que su contratación tenía como objetivo manipular ideológicamente. Finalmente exigían que se suspendiese cualquier relación laboral de la RTVE con Rallo, como finalmente sucedió.
Desde la posición de Rallo y, al escuchar las primeras críticas, justificó su posición con este artículo en el que defendía el poder vivir dentro del “statu quo” queriéndolo cambiar sin, por ello, caer en la incoherencia ideológica. Pero después de haberse suspendido su colaboración se desmarcó con otro este otro artículo criticando las “burocracias estatales” y situándose como víctima y perseguido por sus ideas.

Este tema y la polémica que ha generado tiene componentes muy interesantes. Por ejemplo ¿es incoherente que Rallo, que quiere eliminar todo lo público, participe y sobre todo cobre de la televisión pública? En mi opinión no es incoherente. La explicación que da Rallo en su primer artículo me parece más o menos razonable. Exigir un grado de pureza total en el comportamiento a los defensores de una cosmovisión determinada es algo absurdo e incumplible.
Rallo pone el ejemplo de un comunista y ciertamente desde la derecha se ha criticado muchas veces a los comunistas por tener cualquier interacción con el mundo capitalista, generándose un absurdo que llevaba a un comunista a sólo poder vivir en una cueva. Yo siempre me he opuesto a esas críticas absurdas pues son pura propaganda para intentar acusar de falsedad comportamental a los izquierdistas y, por tanto, debo oponerme a críticas similares en el caso de Rallo.
Ahora, creo que hay matices diferenciales. Por ejemplo, no es lo mismo trabajar por necesidad para una empresa a la que éticamente rechazas que hacerlo en el caso de Rallo, a quien no lo hace falta para nada el sueldo de RTVE (pues colabora y trabaja en otros sitios y previsiblemente con muy buena remuneración) y por tanto podría rechazarlo con un menor perjuicio. También hay otra diferencia: El instituto Juan de Mariana, del que Rallo es director, se ha jactado siempre de no aceptar subvenciones públicas para mantener su independencia...¿es normal que compatibilice el cargo de director del IJM con su sueldo “público”? Aceptemos que aquí sí que hay una contradicción.
De todas formas creo que también hay que entender el “factor propaganda”. Alguien como Rallo debe querer extender sus ideas a la mayor cantidad de público posible y por ese utilitarismo se podría entender que acepte la colaboración en una televisión pública. En el fondo Pablo Iglesias, probablemente nada amigo de los grandes grupos comunicacionales como Mediaset, MediaPro o la propia 13TV, hace eso mismo, justifica su presencia en esos medios por la posibilidad de usarlos como vehículos para hacer llegar un mensaje político, algo que le ha granjeado grandes críticas de la izquierda ortodoxa. La diferencia es que Iglesias reconoce que lo hace con ese fin y Rallo no ha usado este argumento en ningún momento.

La otra derivada de este asunto es la referente a lo que debe hacer una televisión pública ¿es lógico que alguien que pretende destruir la TV pública aparezca en la misma? En mi opinión y de forma general, Sí, si se cumplen ciertas condiciones. Los medios de comunicación públicos deben ser un reflejo de la sociedad y deben ser plurales y, por tanto, si dentro de esa pluralidad y de esa representación de las ideologías sociales hay gentes que quieren cerrar una televisión pública, creo que deben tener su voz.
Ahora, no se puede usar ese argumento para esconder comportamientos que objetivamente van en contra de la pluralidad y son poco representativos. Juan Rallo pertenece a una corriente económica muy marginal que no se defiende desde ningún partido político con representación en ningún sitio y que desde el propio sector académico ha sido tildada numerosas veces de “pseudociencia”. Su presencia como economista único en un programa relativamente importante de la parrilla no es pluralidad, es más bien sesgo informativo y probablemente ideologización del espectador. Es posible que en un debate entre varios economistas en la TV pública alguien como Rallo pudiese estar como forma de garantizar la pluralidad de ideas y puntos de vista, pero que tenga una sección no parece lógico desde ningún punto de vista: Ni el de la representatividad, ni el de la pluralidad ni el de los méritos académicos del invitado en cuestión.
Hay quien me ha dicho que, al ser una sección de economía “doméstica”, daba igual que estuviese Rallo o no y que eso no suponía manipulación alguna, pero ese me parece un argumento cándido e infantil. Pensar que Rallo se va a circunscribir a decirle a las señoras que deben usar con prudencia la tarjeta de crédito o que deben hipotecarse prudentemente es de una ingenuidad enorme. Rallo sólo tiene un objetivo en su vida pública, que es vender las bondades del estado mínimo, y eso es lo que va a intentar hacer en cualquier caso. Y en cualquier caso para una sección de esta naturaleza ¿no serían mejores Gay de Liébana o Leopoldo Abadía?

Respecto al comunicado de UGT ¿está justificado? Pues sí, yo creo que lo está. A pesar de todo lo dicho es normal que un sindicato pida que alguien que en el fondo quiere “echarlos a la calle” no trabaje allí. Los sindicatos no son ONG's, no son órdenes franciscanas, son organizaciones cuyo fundamento básico es la defensa de los intereses de sus afiliados y en el interés de sus afiliados es que RTVE permanezca y, para ello, es importante que los ciudadanos y los políticos por extensión quieran defenderla. Además hay que entender el entorno en el que estamos, con Canal 9 cerrado hace nada, con Telemadrid bajo a la misma amenaza y con países como Grecia que cerraron su televisión pública por orden de la Troika.
Y en cualquier caso hay un tema que hay que plantearse. Existe un consenso en las democracias actuales de que hay ciertas ideas totalitarias que no tienen cabida en el debate público. Muchos países han prohibido a los partidos fascistas y otros, que no los tienen prohibidos, los tienen marginados y estigmatizados. No parece lógico que un partido fascista que quiere acabar con la democracia estuviese en un debate público en televisión o que tuviesen siquiera un espacio relevante. Lo que es aplicable al fascismo podría serlo al islamismo radical o a otras ideologías.
Lo que defiende Rallo, sin llamarlo así, está bastante próximo al anarcocapitalismo o al “libertarianismo” ¿deben tener estas ideas una representación mediática como si fuesen una fuerza, digamos, “democrática”? Es un debate que deberíamos tener. En principio mi instinto me diría que estas ideas, al no atacar las libertades ni los derechos humanos, deberían ser tratadas como cualquier otra ideología, pero creo que hay que profundizar en el análisis. En tanto en cuanto quieren acabar con el estado o minimizarlo al máximo son, en consecuencia, enemigos de la democracia o por lo menos minimizadores de la misma. Están en contra de todo lo público, del estado del bienestar, de las decisiones colectivas de los procesos democráticos y de cualquier redistribución de la riqueza. Las ideas que defienden, llevadas a su máxima expresión, llevarían a la tiranía de los que tuviesen el capital y el dinero sobre los que no lo tuviesen, nos llevarían a una especie de edad media capitalista y a la reversión de todos los principios sociales sobre los que nos hemos basado desde la ilustración.
Ojo, no estoy comparando el anarcocapitalismo con el fascismo, obviamente hay un factor de “represión activa” del fascismo que el anarcocapitalismo no tiene, pero creo que hay que ser enormemente cuidadosos con esta fuerza porque puede ser incluso más destructiva que el propio fascismo. El fascismo al fin y al cabo puede ser derrotado y sacado del poder y luego se puede crear una democracia sobre sus cenizas, pero el anarcocapitalismo podría destruir la civilización tal y como la conocemos ¿De qué nos valdría elegir a un gobierno conservador o socialista sobre un estado inexistente y desaparecido? Sería como echar agua en una cesta.
Insisto, no estoy diciendo que haya que prohibir, marginar o silenciar a los defensores de privatizaciones y de que el estado deje de estar presente en determinados ámbitos de la vida colectiva, digo que hay que plantearse hasta qué punto ese camino de la desregulación absoluta y la privatización masiva de todo llega a un punto en que atenta contra la democracia misma.

En definitiva, puedo compartir con Rallo su criterio de que no es incoherente estar en contra de una televisión pública y colaborar en ella, y también creo que en principio una fuerza así debería tener representación en la televisión pública si realmente representase a una parte de la opinión pública. Pero las ideas de Rallo son marginales, no representan a casi nadie y en el fondo su presencia en TVE suponía un evidente problema de proporcionalidad entre su influencia y su presencia, presencia que además fortalecía un dominio absoluto de personalidades contrarias a la izquierda política en aquella casa.
Y finalmente creo que hay un debate pendiente sobre estas teorías que pululan entre el “libertarianismo” y el anarcocapitalismo, los límites de la privatización y hasta qué punto éstas chocan con el concepto de democracia misma. Yo no soy partidario de prohibicionismos cuando no hay un riesgo real para la democracia y creo que en este caso no lo hay por lo minoritario de estas fuerzas, pero no estaría de más plantearse el debate aunque fuese en términos puramente teóricos.


23 comentarios:

  1. Cuidado, Pedro. Espero que por este artículo no te amenacen de muerte (como sí me amenazaron a mí por escribir verdades sobre Rallo, verdades que él jamás ha refutado porque sabe que no tiene un solo argumento).

    Creo que fallas en una parte de tu análisis. Dices:

    "Rallo pone el ejemplo de un comunista y ciertamente desde la derecha se ha criticado muchas veces a los comunistas por tener cualquier interacción con el mundo capitalista, generándose un absurdo que llevaba a un comunista a sólo poder vivir en una cueva. Yo siempre me he opuesto a esas críticas absurdas pues son pura propaganda para intentar acusar de falsedad comportamental a los izquierdistas y, por tanto, debo oponerme a críticas similares en el caso de Rallo."

    No. Rallo no se libra ni por esta. Hay una cuestión absolutamente fundamental en todo esto que has obviado: ¿Es que acaso alguien obliga a Rallo a trabajar en lo público? No sería incoherente si, por ejemplo, no habría otras opciones pero de sobra hay empresas privadas y total, ¿acaso no es la "competencia y el búscate la vida" que tanto defiende gente como Rallo? Rallo puso el ejemplo de un republicano votando en una democracia monárquica. ABSURDO. ¿Qué tiene que ver ejercer un derecho político con participar en un plató de RTVE? Eso NO ES un derecho.

    Tema comunismo: La derechona que Rallo representa, que no es liberal por mucho que de boquilla así se hagan llamar, siempre usa el estúpido ejemplo de los Ipads y otras tecnologías que supuestamente los comunistas no pueden usar. Nunca he leído en ninguna teoría marxista o de "izquierdas" que no se deba tener tecnología. Y qué "gracioso" que esta gente ponga el grito en el cielo con lo de Rallo, pero luego son los mismos que dirían exáctamente eso de un comunista. "Míralo, usando el iphone y con zapatillas Nike". ¿Ves lo hipócritas que son, Pedro? Bueno, no...quizá hipócritas les otorgaría un grado de inteligencia que no les corresponde. Son directamente imbéciles y así es como piensan realmente...no dan para más.

    Por lo tanto, la incoherencia de Rallo es terrible y solo demuestra que es un aprovechado (algo que vengo denunciando como sabes desde hace AÑOS y años).

    Absolutamente de acuerdo con que sus ideas, además, son marginales. ¿Por qué el contribuyente tiene que financiar una opinión que no llega ni al 1% de la población española? ¿Te imaginas si, en vez de Rallo, se tratara de un perroflauta pacifista? Incluso ahí podría ser más representativo de la sociedad española en comparación con Rallo. Pero si se tratara de un perroflauta, los palmeros de Rallo pondrían el grito en el cielo (y Rallo también diría eso de "esshh que el estaooo siempre es maloooo financiando todoooo". "Mal si tú cobras del malvado estao, bueno si yo cobro". Qué bien lo aprendió de su padrino Huerta de Soto y de toda la casta libegal que no es más que la derechona casposa de toda la vida disfrazada de "libertarios económicos". Brujos.

    Por otra parte, has abierto una cuestión MUY interesante que sí se debe tratar: ¿Hasta qué punto es lícito permitir que se atente contra la democracia y los derechos humanos más básicos, aunque sea por escrito o por pasivo? Mira Pedro, no tengo una respuesta muy concreta porque la estoy desarrollando pero sí creo que deben haber límites. No digo nada de prohibir a Rallo necesariamente ni censurar su web, o cosas que la gente teme porque siempre se alarman con estos debates. Pero sí, hay límites. Y esos límites los debemos pactar como sociedad, en democracia. Si hacer apología del genocidio no es lícito ni legal en la mayoría de países democráticos excepto EEUU, ¿por qué sí es lícito hacer apología de un sistema que se cargaría, de un plumazo, TODOS nuestros derechos humanos más básicos, que solo los puede proteger un estado social y democrático liberal?

    Por lo demás, no aburriré a tus lectores con mis escritos sobre ese personaje.

    Saludos


    ResponderEliminar
  2. Hay algunas cuestiones del libertarianismo que hay que tratar. Rallo recela del Estado porque hace un uso ineficiente de los recursos. Debemos admitir, nos guste o no, que la intervención estatal perjudica siempre al PIB, de alguna u otra manera. El problema surge a raíz de las desigualdades que se generan en este marco donde impera la ley de la selva; los más fuertes triunfan sobre los débiles. Esto es igualmente insostenible ya que la masa dominada puede rebelarse, como ya ha ocurrido en la historia miles de veces. Los rebelados no luchan por ideales morales, luchan por la riqueza de la élite, movidos por envidia y resentimiento hacia ellos. Conscientes de que su fuerza es su número, promueven medidas populistas, y en algunas ocasiones se comete algo conocido como "Aristocidio", una purga de los que otrora fueron los más válidos. Cuando se critica a Rallo o a otro libertarista, ¿qué sentimiento te motiva? ¿rabia o indiferencia?

    Es importante hacer mención a esto ya que aunque ineficiente el modelo libertario es honesto y coherente con nuestra naturaleza, y la democracia ineficiente e hipócrita. Debe ser criticado constructivamente y no marginado. Por mi parte mi pensamiento es algo estrafalario. Dado que lo que causa las diferencias sociales en última instancia son las diferencias genéticas, la vía para la reducción de la primera pasa necesariamente por la reducción de la segunda, mediante, sí, no se alarmen, eugenesia. Esto llegará tarde o temprano. Actualmente ya hemos desvinculado sexo de reproducción, y esta cada vez será más sofisticada. Sólo el tiempo dirá a qué extremos llega, si tendremos un futuro donde la competencia y la envidia desaparezca y el ser humano se centre por primera vez en sí mismo como especie y en la búsqueda de la verdad.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Joppp,

      Uff, me parece que tengo que discrepar con casi todo el comentario.

      A/ La intervención estatal no perjudica siempre al PIB, eso es absurdo. No tienes que ver los países grandes más desarrollados y cual es la intervención del estado en su PIB. Es más, cualquier país desarrollado lo ha conseguido gracias a la intervención estatal para generar las condiciones adecuadas para el desarrollo: Sistema de seguridad, infraestructuras, sistema educativo y sanitario, etc.

      B/ Rallo no recela del estado porque sea ineficiente, recela del estado porque defiende a una élite económica que se siente perjudicada por los impuestos. El mercado puede ser tan o más ineficiente que el estado en el uso de recursos, de hecho cuando hay grandes desigualdades, empresas muy poderosas y oligopolios el uso de los recursos es ineficiente y bloquea la innovación. Cuando hay burbujas económicas el uso de recursos es ineficiente. Cuando se puede rebajar el salario a los trabajadores el uso de recursos es ineficiente y se paraliza la innovación. El capitalismo y el libre mercado genera ineficiencias continuamente por la sencilla razón de que su objetivo no es la eficiencia, es el lucro, y hay miles de maneras de conseguir lucro de forma más fácil que la innovación y la gestión sabia de recursos. Por eso la regulación del estado es imprescindible.

      C/ Eso de que el modelo libertario es coherente con la "naturaleza humana" es un disparate. A mi me gustaría saber qué es "la naturaleza humana", porque quienes usan ese tipo de palabras lo hacen casi siempre desde planteamientos anti-científicos y como expresión de sus propios prejuicios.
      Sólo hay una naturaleza humana indiscutible, y esa es sobrevivir. Y para sobrevivir el ser humano me parece que está más que demostrado que la mejor estrategia es la cooperación y la organización social. No en vano desde que el estado es tan malvado y tan represor que nos cobra impuestos y nos oprime la esperanza de vida del ser humano se ha triplicado y la tasa de mortalidad infantil se puede haber reducido del orden de 15 o 20 veces menos.
      Más indiscutible que esto me parece que no hay nada.

      D/ La causa de las diferencias sociales no son "las diferencias genéticas", las causas son la estructura del mercado y la estructura de la sociedad que son cosas exclusivamente coyunturales. No hay marcador genético alguno en la estructura de clases excepto, en países multiraciales, la raza, pero en este caso es otra cuestión meramente cultural y estructural humana, no algo realmente genético.

      "Cuando se critica a Rallo o a otro libertarista, ¿qué sentimiento te motiva? ¿rabia o indiferencia?"

      Indignación intelectual, porque los "libertaristas" son generalmente unos manipuladores y sus propuestas son absolutamente destructivas para todo el progreso ganado en 200 años.

      Saludos,

      Eliminar
    2. Hola Pedro, gracias por tu respuesta. Mi nombre es Jaime, por cierto. No era mi intención dar en el clavo con mi comentario, y mucho menos defender a Rallo, pero tengo una serie de ideas dispersas y quiero darles forma. Tu comentario ayuda muchísimo. Disculpa también por desviar un poco el tema del post. No obstante, aunque tus argumentos suenan razonables, me gustaría rebatirlos, sólo por el placer de intercambiar ideas desde la cordialidad.

      A. Es cierto. Pero estoy dando por sentado que en última instancia los beneficiarios del desarrollo son las élites extractivas. Realmente el no intervecionismo es más lucrativo para ellas en términos globales, pero al tener este factor de rebeliones y guillotinas el pedazo del pastel es un poco menor. Como darle un hueso a un perro.

      B. Nada que objetar.

      C. Correcto. La cooperación es una buena táctica, pero es un mal necesario. El que realmente es poderoso no necesita alianzas. Otro tema es, pero ya estaríamos entrando en psicología evolucionista, que nuestros cerebros y nuestra cultura hayan sido programados para ser sociales, para evitar la soledad pues da ventajas evolutivas. La unión hace la fuerza y tal. Pero las personas que marcan la diferencia son los que trascienden al grupo de alguna manera, ya sean científicos o estrellas de rock. Y éstos no inventan teorías o componen canciones por el bien común, sino por ser mejor considerados, obtener más recursos y reproducirse más. Egoísmo puro a la postre.

      D. Eso de que no hay marcador genético... Te olvidas de la inteligencia. Y la inteligencia se hereda en un 80%.

      Y respecto a la eugenesia, no entro a debatir si es buena o mala, pero lo que no soporto es la doble moral. Todos queremos que los esquizofrénicos sean tratados con dignidad y tal, pero al mismo tiempo no los queremos como vecinos. ¿Tolerancia real o un papel para quedar bien? Del mismo modo todos adoramos a los Down, pero lo cierto es que los abortan todos los días. Si estás de acuerdo en que los esquizofrénicos no deben vivir entre nosotros, o son peligrosos, estás a favor de la eugenesia.

      Eliminar
    3. Hola Jopp,

      Te respondo sobre los puntos.

      A/ Es posible que en España una parte de esos impuestos vaya a las "élites extractivas" o "casta" o como quieras llamarlo. Eso es cierto pero eso se debe a una malfunción del sistema público. En otros países con estados más grandes que el nuestro esa percepción no existe, y no existe porque la función del estado es muy positiva para los ciudadanos.

      C/ Hombre ten en cuenta que al final para que alguien destace sobre los demás se necesita que haya una sociedad. Una estrella de Rock o un científico destaca porque hay una sociedad que los admira, contrata o paga. La sociedad es absolutamente inevitable para nosotros porque facilita tanto nuestra supervivencia como reproducción exitosa.
      El egoísmo puede ser un factor, pero si observas el reino animal y los animales más cercanos a nosotros verás que el egoísmo tiene un límite y un objetivo, que es la supervivencia y la reproducción. Un Orangután le quitará la comida y las mujeres al orangután de al lado, pero se lo quitará hasta el punto en que él esté satisfecho.
      En este sentido podriamos decir que las grandes riquezas no son naturales. Tener un dinero que no te puedes gastar es por naturaleza absurdo. Privar a otros de algo para fortalecer tu posición social ya dominante de por sí es en la naturaleza un despilfarro de fuerzas sin sentido. Todas esas cosas, las ganas de éxito, de destacar, el tener más, el crecer y crecer, enriquecerse y enriquecerse, es una cuestión cultural y moral que no tiene sentido natural.
      Así pues el egoísmo del ser humano es lógico. pero hasta cierto punto. La acumulación de riquezas y la desigualdad extrema que vemos en el mundo humano no responde a lo natural, responde a la cultural, y "naturalmente" es absurdo.

      D/ Jeje ¿de verdad crees que la élite económica y social la forman los individuos más inteligentes? No, no son los más inteligentes ni mucho menos, simplemente son quienes por distintas circunstancias están en una posición dominante. Pero ojo, está cumbre es circunstancial, coyuntural, y tiene un ciclo de vida muy corto en comparación con los cambios genéticos o la evolución. Hace 4.000 años los individuos dominantes eran los que tenían unas características, hace 1.000 eran otros, hace 200 otros, ahora otros y de aquí mil años serán otros, sin que haya marcador genético que se pueda trazar.

      Saludos,

      Eliminar
  3. Dices que en lo público deben estar todas las ideas y que es licito que el señor ese esté, pero en realidad no están todas, al abanico ideológico de los programas de RTVE es en realidad muy limitado.

    Pero dejando eso al margen, todo lo que se hace con dinero público tiene que tener todo el abanico (con todo nos referimos a que el liberalismo tiene que estar bien representado). Pero lo que se hace con dinero privado solo tiene un sesgo y todos lo vemos lógico. Curioso equilibrio.

    ResponderEliminar
  4. Buenas noches.

    Pese a que creo que las ideas de Rallo son deleznables opino que UGT se ha equivocado por dos motivos: el primero es que no han respetado la libertad de expresión de alguien en un medio que también paga con sus impuestos. Esto es así aunque sus ideas resulten repugnantes. El segundo, demuestra la gran torpeza de UGT al dar munición a todos estos fanáticos que no necesitan demasiado para armar un "casus belli".

    Si bien estoy de acuerdo que son minoritarios hay que recordar también que tienen recursos y que eso les hace colocarse en medio de importante difusión. No hay que subestimarlos. Por otro lado, creo que son totalitarios. Tan totalitarios como el fascismo y el comunismo. Es cierto que no harán una represión activa en caso de llegar al poder pues, habida cuenta de su manera de pensar, contratarán a alguien para que lo haga. Me ha gustado, Sr Fresco, eso de volver a una edad media de corte capitalista. Es una definición acertada de la pretensión de esta gente. Un nuevo feudalismo.

    Joppp, el modelo libertariano no es honesto con nuestra naturaleza. No generalices. Es honesto y coherente con una parte oscura y cruel de la naturaleza humana pero no con la totalidad. Por suerte, la Ilustración consiguió, con mayor o menor acierto, reconducir hacia la jaula esa parte de la naturaleza con la que son coherentes y honestos algunos. Ese argumento está bastante manido. El ser humano puede ser atroz pero también maravilloso. Quedémonos con la parte buena. En cuanto a lo de la eugenesia, sin comentarios. Si algún día se vuelve a eso, a mí déjenme en paz. No me busquen. O mejor, espero estar muerto para no ver como el Mal arrasa la civilización.

    Un saludo a todos.

    Joan

    ResponderEliminar
  5. Hola Pedro:

    En general, de acuerdo con su escrito. En realidad, de partida, la propia contratación de Rallo fue un sinsentido, cuando se le da una importancia sobredimensionada a las ideas de un señor que, al fin y al cabo, defiende una postura en economía que académicamente es muy marginal y que solo se sostiene mediante aportaciones de grandes lobbys empresariales y think tanks, como ocurre en EEUU con institutos tipo El Cato o el Mises Institute, y eso que allí, al menos es dinero privado, o... como, desgraciadamente, pasa en España, gracias al sostén que han venido recibiendo desde lo público por todo el entorno político de la Sra. Aguirre. Si, además, es para un espacio de “economía doméstica” (¿?¿?¿?) el disparate se puede decir que está completo.

    Quizás lo menos bueno es la forma, aunque UGT es cierto que está en su papel, que es defender el empleo de sus afiliados en TVE. La pequeña duda es sobre qué hubiera sido mejor o peor: dejar hablar a Rallo y que se vean los dislates de esta ideología o, como efecto nocivo, que todos le oigan y la relacionen con “liberalismo”, y que luego te venga gente diciendo “mira, mira lo que dicen los liberales”, dado el desconocimiento que hay en este país.

    En cuanto al annarcocapitalismo y libertarismo puntualizar que es cierto que claramente no llevan un programa represivo, como pueda tenerlo el fascismo, y que teóricamente se conforman con una sociedad de derecho privado. Pero, aparte de que efectivamente si llegara a aplicarse en la práctica aquello resultaría en una sociedad con múltiples tiranías privadas, también es cierto que no hay pocos ancaps y libertarios que detrás de esa reducción al mínimo o desaparición del Estado suelen llevar incorporadas agendas incluso más inquietantes.

    Precisamente, desactivar totalmente al Estado y hacer tabla rasa es lo que les gustaría para poder tener las manos libres para implementarlas.

    Un buen ejemplo es el ancap Hans-Hermann Hoppe, aquí escribí sobre este señor y la agenda fascista que lleva detrás de su anarcocapitalismo

    http://lavozliberal.wordpress.com/2013/06/23/cuidado-con-hans-hermann-hoppe-no-es-un-aliado-para-la-derecha-liberal/

    Ni él ni otros como Ron Paul o Lew Rockwell tienen problema alguno en relacionarse con gente del KKK o del “supremacismo blanco”. Desde luego, no les importa nada que les financien. Ron Paul, por ejemplo, considera muy odioso todo lo que le suene a “Estado”, menos para lo que a él le gusta, claro. Para prohibir absolutamente el aborto, por ejemplo, le parece fantástico el Estado.

    Otros son los representantes del “libertarismo cristiano” (aunque hoy día son ya un movimiento que casi se ha marchitado) que promovió el reverendo Rushdoony, que lo que buscaban es acabar con la estructura actual estatal para sustituirlo por una teocracia en EEUU en la que se aplique literalmente la ley israelita del Antiguo Testamento, letra a letra. A estos les parece muy “malvada” la sanidad pública pero sí ven aceptable el Estado para introducir en los códigos penales la pena de muerte por adulterio u homosexualidad.

    Es decir, solo son algunos ejemplos, pero la cuestión es que los defensores de estas ideologías que pretenden dejar el Estado casi como un cascarón vacío generalmente pretenden eso no porque piensen en una mayor libertad para los individuos, sino para tener las manos libres para desarrollar sus ideas totalitarias.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Joan:

    "Pese a que creo que las ideas de Rallo son deleznables opino que UGT se ha equivocado por dos motivos: el primero es que no han respetado la libertad de expresión de alguien en un medio que también paga con sus impuestos."

    El hecho de "pagar impuestos" no da ningún derecho absoluto ni inalienable para participar en un plató de TV. Siguiendo esa lógica, entonces todo ciudadano que pagara impuestos tendría que tener foro igual en el canal, lo cual no solo es insostenible, sino absurdo. Pagar impuestos es un deber, en todo caso...un deber que gente como Rallo, por cierto, no solo desprecia sino que defienden en sus páginas webs la evasión ilegal de impuestos. Hay pruebas.

    Por otro lado, estamos hablando de cobrar un sueldo. Yo pago impuestos para mantener la sanidad y la educación en España...¿acaso entonces tengo un derecho automático a ser profesor en la Complutense o a ser médico en la pública? No.

    Sobre UGT no voy a discutir, aunque lanzo una pregunta a todos:

    Si estuvieras en un centro de trabajo y de repente viniera un tipo que quiere cargarte el puesto, dejándote en la calle, ¿le vas a dar la bienvenida y váis a ser su amigo? UGT, en teoría, tiene la función de representar a sus miembros/trabajadores. Me parece totalmente lógico que pidan boicot a un individuo que amenaza los puestos de trabajo (y que encima pretende cobrar un sueldo público por ello). ¡Increíble!

    "No hay que subestimarlos."

    Completamente de acuerdo con esto. Hay que vigilarles bien porque no son democráticos. Lo que pasa es que tienen un importantísimo entramado mediático-empresarial detrás que los sostiene y eso siempre es peligroso. A los más poderosos del mundo empresarial les conviene financiar grupos como el de Rallo, porque quieren de todo menos democracia real. Que se lo pregunten si no a los hermanos Koch en EEUU...

    @JOPPP:

    Aparte de todo lo que ya le ha dicho el señor autor, me he quedado un poco de piedra con el comentario suyo.

    Dice usted: "Rallo recela del Estado porque hace un uso ineficiente de los recursos". Rallo recela del estado porque es un dogmático incapaz de tener un debate real con quienes le refuten. Pruebas de esto hay de sobra.

    "Debemos admitir, nos guste o no, que la intervención estatal perjudica siempre al PIB, de alguna u otra manera."

    "De alguna u otra manera". ¿Sí, no? O sea, "el estao es malo porque lo digo yo y si no se demuestra, debe ser así igual". El estado no "siempre perjudica el PIB". Pero a este argumento ya le ha contestado Pedro.

    "luchan por la riqueza de la élite, movidos por envidia y resentimiento hacia ellos."

    Esto es una afirmación completamente gratuita, sin base racional alguna más que su propia suposición. Es como decir "los negros son peligrosos, esto es así porque la raza negra se mueve por envidia y violencia". Es un absurdo.

    ¿Medidas populistas? Sí, precisamente populismo lo vemos en el libertarianismo: "qué malo son los impuestos" (¿a quién no le gusta oír eso?), "los inmigrantes colapsan la sanidad"...sin embargo los libertarianos precisamente quieren cargarse la sanidad pública.

    Eso de la "naturaleza humana" es, aparte de lo ya comentado por Pedro, algo místico sin base. Mucha gente usa eso para quitar libertades. Por ejemplo, antiguamente se decía que la mujer no debería votar porque va "contra su naturaleza como mujer". Decían también que dos hombres no se podían casar porque va "contra la naturaleza". Quizá contra la vuestra, pero no la de otros. Es muy subjetivo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Alfredo, como he explicado arriba, no pretendía ser absolutamente certero, quería intercambiar ideas. Lea mi respuesta a Pedro si le apetece. Respecto a lo de la envidia, le paso este link, donde podrá encontrar una entrada acerca del Aristocidio que en mi opinión si sustenta la teoría de la envidia y el resentimiento. (En inglés)

    http://www.eugenics.net/papers/eb6.html

    ResponderEliminar
  8. LOL. Dejad de hacer el ridículo y leed a Rallo y sobre todo a Mises, Hayek, Rothbard, etc. No tenéis ni la más ligera idea de lo que estais hablando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que no tiene ni maldita idea eres tú. Toma, come mentiras de Mises, Hayek, Rothbard y Rallo: http://chemazdamundi.wordpress.com/2010/09/07/falacias-economicas-iii-la-importancia-del-lenguaje-matematico-en-la-formulacion-cientifica-economica-la-paradoja-de-auiles-y-la-tortuga-y-la-escuela-de-austria-contrastada-pseudociencia-en-econ/

      Eliminar
  9. No hay que preocuparse de que el anarco-capitalismo pueda prosperar. La gente quiere líderes a quienes seguir y que les cuiden.

    ResponderEliminar
  10. No tardaron mucho en salir los trolls que adoran a Rallo y le siguen (a pesar de creerse libres y predicar no tener líderes).

    ResponderEliminar
  11. Hola Pedro.

    "Este tema y la polémica que ha generado tiene componentes muy interesantes. Por ejemplo ¿es incoherente que Rallo, que quiere eliminar todo lo público, participe y sobre todo cobre de la televisión pública? En mi opinión no es incoherente. La explicación que da Rallo en su primer artículo me parece más o menos razonable. Exigir un grado de pureza total en el comportamiento a los defensores de una cosmovisión determinada es algo absurdo e incumplible."

    Voy a tener que matizar este punto. Cuando se quiere hacer un programa con cierto "rigor" academico, toos participantes deberian cumplir al menos concordar en algo: la naturaleza del problema. Tratare de explicarlo: si se analiza el tema del desempleo o el impacto de alguna otra politica, TODOS los participantes deben reconocer la validez de los datos economicos, y de acuerdo a ellos, formular sus argumentos. Si los participantes ni siquiera toman en cuenta la realidad (los datos economicos), NO puede existir debate.

    De acuerdo a esto, ni los comunistas ni los austriacos clasifican para tener voz en algun programa publico que pretenda tener cierto rigor academico. No se puede discutir con gente que cree que la verdad es lo que sus "libros magicos" dicen, aun si la realidad muestra que estan equivocados. Hay comunistas que llegaron al extremo de decir que las condiciones laborales en Europa han empeorado desde los tiempos de Marx (a pesar de que la evidencia muestra lo contrario) solo porque Marx lo dijo; y hay anarcas que afirman que si el estado no existiese seria mejor (nuevamente la evidencia muestra lo contrario, sino veamos a algunos paises africanos) porque lo dice su profeta de turno. Seria incluso vergonzoso presentar a esa gente al publico.

    Que podria proponer? Que se haga una especie de documental de esas ideologias, "destruirlas" con el metodo academico, y vetarlas de los debates y programas serios.

    En resumen: El debate debe comenzar con la realidad, y formular soluciones ante escenarios inciertos. Si no quieres empezar por la realidad, no estas calificado para ser tenido en cuenta.

    No tomen al milimetro todo lo que he escrito. Sin duda este es un tema bastante interesante, y a falta de tiempo, he tenido que improvisar mi punto de vista.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alexander,

      No estoy del todo de acuerdo con tu réplica.
      Obviamente aquí hay dos parámetros que hay que tener en cuenta. Si hablamos desde el punto de vista meramente técnico, científico o académico está bastante asumido que las doctrinas "austriacas" son anti-científicas y, por tanto, no tendrían cabida en un debate económico serio y técnico. En el texto, de hecho, hay un link qué explica la poca base científica de la economía austriaca.
      Sin embargo hay otro parámetro, que es el político, y la economía tiene parte importante de política. Un partido político puede basarse en conceptos económicos o sociales que estén rebatidos por los estudios o por la comunidad científica en su mayoría, pero si ese partido tiene representación desde el punto de vista de garantizar la pluralidad política debe tener su cabida en una televisión pública. Eso no pasa en el caso de Rallo y sus teorías porque éstas son residuales, pero si pasase sí podría defenderse que lo tuviese.

      Si entrásemos a "auditar" los contenidos de los colaboradores o contertulios políticos y los pasásemos por un tamiz científico estaríamos cometiendo de facto un acto de censura, primero porque sería como una especie de "tribunal de la inquisición técnica" pero segundo, y más importante, es que en la mayoría de campos del debate de las ciencias sociales (y la economía es una ciencia social) las certezas son pocas y lo interpretable es mucho, y por tanto ese acto carece de sentido.

      Respecto a los comunistas. En uno de los links que he dejado en el texto ("pseudociencia") hay un enlace a un blog que, con un estilo un poco desagradable todo sea dicho, explica bastante bien temas económicos.
      En una de las entradas calificó a los marxistas, también, como pseudocientificos:
      http://chemazdamundi.wordpress.com/2011/12/01/la-rosa-de-peters-una-critica-al-pseudocientificismo-del-neomarxismo/#marxismo

      Pero dos consideraciones. Primero, marxismo y comunismo no tiene por qué ser lo mismo (hay comunistas pre-marxistas y no marxistas), y segundo, hay economistas que se definen como marxistas-heterodoxos o neomarxistas que, en mi opinión, no son anticientíficos. Marx tocó muchas ramas del conocimiento (filosofía, historia, economía) y creo que se puede ser marxista y científico si, y esto es importante, no te tomas como dogmas económicos las teorías de Marx.

      Ah! Y una cosa que no entiendo: "Hay comunistas que llegaron al extremo de decir que las condiciones laborales en Europa han empeorado desde los tiempos de Marx (a pesar de que la evidencia muestra lo contrario) solo porque Marx lo dijo"

      Marx no pudo decir esto después de su propia muerte, ¿a qué te refieres exactamente?

      Saludos,

      Eliminar
    2. Pedro.

      "Sin embargo hay otro parámetro, que es el político, y la economía tiene parte importante de política. Un partido político puede basarse en conceptos económicos o sociales que estén rebatidos por los estudios o por la comunidad científica en su mayoría, pero si ese partido tiene representación desde el punto de vista de garantizar la pluralidad política debe tener su cabida en una televisión pública. Eso no pasa en el caso de Rallo y sus teorías porque éstas son residuales, pero si pasase sí podría defenderse que lo tuviese."

      Es cierto eso de la politica en la economia. Mi intencion no era precisamente vetarles de aparecer en la television publica cuando los partidos presenten sus ideas. Sin embargo, no me parece correcto que partidos con ideologias absurdas tengan un
      programa propio (como parece ser el caso de Rallo) y empiecen a soltar sus idioteces con total libertad, barnizandolos con cierto tapiz academico que no tienen. Lo de su presencia en los debates tendria que tener ciertos parametros, ya que debatir con ellos podria llevar a debates ad infinitum absurdos, ya que para ellos la verdad ya esta revelada en un libro que escribio algui que murio hace 100 anios. Lo ideal seria presentar al publico sus ideas, presentarlas tal como son (basura) y desenmascararlos, ya que al no hacer esto les da un manto de legitimidad. No se si esta vez quedo mas claro mi opinion.

      "Ah! Y una cosa que no entiendo: "Hay comunistas que llegaron al extremo de decir que las condiciones laborales en Europa han empeorado desde los tiempos de Marx (a pesar de que la evidencia muestra lo contrario) solo porque Marx lo dijo

      Marx no pudo decir esto después de su propia muerte, ¿a qué te refieres exactamente?"

      Marx predijo que las condiciones laborales de los trabajadores de los paises indutrializados seguirian empeorando hasta que finalmente se implante el socialismo. Obviamente se equivoco, pero ciertos comunistas llegan (llegaron mas bien) a afirma que Marx esta en lo cierto, a pesar de que las evidencias muestran lo contrario. Verguenzuela es el mejor ejemplo de lo que sucede cuando ideas disparatadas, anticientificas pero populares llegan al poder. Esta gobernada por gente que parece haber recibido una lobotomia (no hablo en sentido figurado). Hasta donde un partido politico tiene "derecho" de mentir tan descaradamente, y presentarse como savadores cuando en realidad quieren destruir un pais?

      Eliminar
  12. Alfredo:

    "Tema comunismo: La derechona que Rallo representa, que no es liberal por mucho que de boquilla así se hagan llamar, siempre usa el estúpido ejemplo de los Ipads y otras tecnologías que supuestamente los comunistas no pueden usar. Nunca he leído en ninguna teoría marxista o de "izquierdas" que no se deba tener tecnología."

    Ha que distinguir dos tipos de personas: los que alegan que el capitalismo es deficiente, o que una excesiva intervencion del estado esta mal: y los que dicen que el capitalismo o el esado son intrinsecamente malvados. Si es asi, todo lo que hagan o produzcan son malvados tambien, y como uno no forma parte de los malos, lo logico es no consumir o aprovecharse de ellos. Los izmierdistas cretinoamericanos y los del IJM caen en esta ultima categoria.

    Habia escrito un mensaje mas largo de esto, pero se borro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Pedro.

    Solo para aclarar: los errores ortograficos no son precisamente culpa mia, lo que pasa es que tengo un teclado anglo. Los que me lean tendran que disculparme. No es que me haya pasado mis clases de gramatica durmiendo. Es recomendable que si alguien quiere comentar, cuide de alguna manera su gramatica.

    ResponderEliminar
  14. Me consta que don Alexander no dispone de teclado español en estos momentos y que cuida su gramática. En mi foro están las pruebas de esto.

    Sí - totalmente de acuerdo con esa afirmación. Es como si yo digo (y, de hecho lo digo) que la Iglesia Católica me parece intrínsecamente malvada y luego usted me vea al día siguiente con un rosario de esos o un crucifijo colgando sobre mí.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Ay don Pedro. Un día va usted a sufrir una sobredosis de equidistancia y ambigüedad e implosionará formando un agujero negro de progresía que nos engullirá a todos. Como es habitual en usted no acabo de entender su primera parte del artículo después de leer la segunda. Creo compartir la idea que traslada al principio: entiendo que un partido radicalmente republicano como Podemos se presente a las elecciones de una monarquía, entiendo que ERC o BILDU quieran estar en el congreso de los diputados de España, entiendo que un comunista trabaje en una empresa privada, es más entiendo que sea empresario, entiendo que un sindicato se vea obligado a despedir a un trabajador. Es lógico, es normal e inevitable en el mundo en el que vivimos. Por tanto entiendo que un ancap quiera usar la televisión pública para que se escuchen sus planteamientos.

    El comunicado de UGT, además de chusco, pueril y mal redactado, niega la posibilidad de un ciudadano de expresar su punto de vista. ¿Sabe lo que opino? Que de verdad se demuestra el compromiso con la libertad de expresión cuando defiendes el derecho de opinión a gente que opina lo contrario que tú. El verdadero detector de "liberales en lo económico" es preguntar qué se opina sobre Egunkaria, sobre Berria y sobre la Ley de Partidos. Si defiendo a muerte la libertad de expresión de unos soberanos hijos de la gran puta como la escoria de Egunkaria, imagínese el de Rallo con el que simplemente discrepo.

    Al final consiguen darle la razón. La televisión pública de todos no es más que el cortijo de unos pocos. La cerraba con gusto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don JJ,

      Creo que usted confunde equidistancia con objetividad y ambigüedad con neutralidad. Yo no he sido nada equidistante, he dicho claramente que creo que Rallo no debe estar en la TV pública. Ahora, yo no puedo hacer un adhoc y atacar a Rallo por todo lo que hace. No, hay muchas derivadas y argumentos en este debate y en algunos lo que dice Rallo puede ser defendible o pasable y en otros muchos, la mayoría, no.
      No obstante le ha quedado graciosa la crítica.

      El comunicado de UGT, fuera de sus consideraciones estéticas, tiene todo el sentido del mundo porque la UGT de RTVE lo que tiene que hacer es defender a sus afiliados. Los sindicatos no son ordenes religiosas, son organizaciones de presión o contrapoder y si se encuentran en un entorno muy agresivo contra sus intereses (generado con las más variadas excusas) es normal que sean igualmente agresivos en su respuesta. Es más, si los sindicatos estuviesen menos acomodados y fueran más duros mejor le iría a los trabajadores de este país.

      La TV pública es el cortijo de unos pocos, sí, del PP concretamente en esta etapa. En la etapa de ZP estaba mucho mejor.
      Y al igual que los sindicatos también debe ser un mecanismo de contrapoder, un sitio donde los intereses de los grupos editoriales no condicionen la información. Y por eso debe existir.

      Saludos,

      Eliminar
  16. Le agradezco lo de gracioso. Ya que no le convenzo de que abandone sus equivocadas ideas, al menos que se divierta. Le puntualizo:

    "Yo no he sido nada equidistante, he dicho claramente que creo que Rallo no debe estar en la TV pública"

    Después de 8 párrafos en los que defendía su aparición.

    "Los sindicatos son organizaciones de presión"

    Pues con ese mismo argumento le niega la posibilidad a Rallo de expresar su opinión en la tele pública. AAAHHH Claro, que los sindicatos tienen razón y Rallo no. Acabáramos.

    Sí. Con ZP la tele pública era un menos repugnante. Seguía siendo un nido de víboras corruptas, pero al menos se notaba menos. Éstos ni se esfuerzan en disimular. No puede ser un mecanismo de contrapoder si es el poder quien la controla.

    ResponderEliminar