La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







lunes, 24 de noviembre de 2014

Ciudadanos: Acto en Paterna y ruptura con UPyD
















Tal y como se han desarrollado los acontecimientos voy a tener que juntar un texto que tenía previsto hacer, que trataba sobre el acto que hizo el partido Ciudadanos en Paterna hace un par de semanas y al que asistí, con el análisis de la reciente ruptura de las negociaciones entre Ciudadanos y UPyD, que ha sido violenta y muy fea como luego comentaré.
Voy a ver si no me sale un texto demasiado largo y puedo generar algo coherente. Voy a comentar los hechos cronológicamente para que quede un poco estructurado, empezando con el acto de Paterna y acabando con los cuchillos y coces que está lanzando la gente de UPyD contra Ciudadanos. Por cierto, aviso a mis lectores de UPyD: Voy a ser muy duro. Sin acritud ninguna, pero creo que UPyD esta vez se lo merece.

Comienzo por el acto de Ciudadanos. Creo que he ido a algún acto de casi de todos los partidos políticos menos del PP. M gusta ir para ver en vivo qué se cuenta, analizar el entorno y ver las cosas de primera mano. He ido a actos de UPyD, de EQUO, de Podemos, de Compromís y de algún otro (incluso del PSPV), pero nunca había ido a ningún acto de Ciudadanos. Hace un año quise ir al acto de presentación de Movimiento Ciudadano en Valencia, pero tuve gastroenteritis y no pude.
¿Por qué elegí ese acto, en un municipio que no era el mio? Pues por varias razones. Primero por los dos ponentes y por los temas que trataban. Los ponentes eran Juan Carlos Galindo, experto en políticas anticorrupción, y Carolina Punset, concejala ecologista de Altea que iba a hablar de empleo verde. Ambos, además, han acabado en Ciudadanos digamos “rebotados” de otros partidos: Galindo ha pululado por UPyD, Compromís y algún otro vendiendo sus politicas anticorrupción, hasta que ha encontrado cobijo en Ciudadanos. Carolina Punset estuvo en EQUO y fue una de sus impulsoras, pero salió de allí por discrepancias con la línea política.
Adicionalmente sabía que probablemente iría el ex-coordinador de UPyD de la Comunidad Valenciana, Alexis Marí, al que nunca llegué a conocer estando en UPyD y que había dimitido de su puesto en UPyD sobre un mes antes, en discrepancia con la línea política marcada por Rosa Díez. Mantengo una cordial relación con Marí por twitter y sé que lee de vez en cuando lo que escribo, así que le pregunté por mensaje privado si iría y me dijo que si llegaba a tiempo sí.

En el acto de Paterna había algo más de cien personas, que no parece mucho para un municipio de 70.000, pero la sala se llenó y quedó mucha gente de pié. Diría que la media de edad de los presentes era algo más alta de lo que normalmente suelo ver en otros partidos, aunque habían algunos chavales jovencitos que intuyo pertenecían a las juventudes (o equivalente) del partido. Antes de empezar llegó Alexis Marí, al que saludé y que me pareció una persona enormemente llana. Parecía que los dirigentes locales de Ciudadanos le estaban esperando y, de hecho, se sentó en primera fila del acto.
Juan Carlos Galindo hizo su ponencia sobre la corrupción, que es su especialidad. A Galindo le encanta el escenario y el micrófono y se nota que disfruta hablando en público, con ese punto histriónico que podéis observar en las intervenciones de televisión. Estuvo hablando de un plan contra la corrupción en entidades locales y si soy sincero me parece que todo lo que comentó era bastante básico, sorprendente que no se esté aplicando ya.
Carolina Punset me gustó bastante, aunque los temas que tocaba ya me los conocía muy bien por mi formación, experiencia profesional y porque sigo bastante a EQUO. Habló de empleo verde, agricultura ecológica, urbanismo, algo de renovables, etc. Era extraño ver al público tan interesado en lo que Carolina decía pues probablemente los presentes eran en su mayoría más bien conservadores, y normalmente lo verde se asocia a progresista y no a conservador.
Ver a Galindo y a Punset juntos como estrellas de un acto de Ciudadanos daba una sensación de alta transversalidad. Mezclar la anticorrupción con lo “verde” me gustó, y daba la sensación de que allí confluían personas de procedencias muy diversas. Supongo que es lo que se busca desde Ciudadanos, además de que es lo coherente por su método de crecimiento (la absorción de partidos locales).
Me hubiese gustado poder analizar bien la fuerza de Ciudadanos comparada con la de UPyD, pero la verdad es que no saqué ninguna conclusión. Al último acto de UPyD al que asistí fueron bastante más personas que a este de Ciudadanos, pero era en Valencia capital y, además, tengo la sensación de que movilizaron a todo el partido, probablemente autobuses incluidos, para dar apariencia de normalidad (acababa de dimitir la mitad del equipo directivo de la Comunidad Valenciana y de hecho la presencia de Díez en Valencia parecía destinada a taponar la herida).

Ni en el acto de Ciudadanos ni en el anterior de UPyD al que fui se mencionó nada de las negociaciones que ambos partidos estaban llevando a cabo y que duraron unas semanas (excepto una puya de Rosa Díez que francamente estuvo fuera de lugar). La verdad es que las negociaciones parecían, desde el principio, un paripé que no iba a ir a ningún sitio. No había más que leer el twitter de Carlos Martínez Gorriarán (nº2 oficioso de UPyD) para darse cuenta que el acuerdo con Ciudadanos era imposible y que UPyD no lo quería, pero que se veía obligado a negociar por las presiones y circunstancias.
En España existe, en este momento, un gran vacío en el centro político, con gente desencantada del PP y el PSOE pero que no se atreve a votar a Podemos. Ese espacio está ahí para quien se atreva a cogerlo pero hay una evidencia clara: UPyD, con grupo parlamentario esta legislatura, no ha sido capaz de apropiarse de ese voto, y desde el 25 de Mayo pasado es un partido en decadencia. No es que no capitalice lo que pierden PP y PSOE, es que su voto se está yendo a Podemos y a Ciudadanos. Y seamos claros: Si UPyD no ha podido capitalizar el descontento en estos tres años de legislatura ya no va a poder hacerlo.
Así pues ahí hace falta algo nuevo. Ciudadanos quiere salir de Cataluña y ocupar ese espacio pero tiene un problema: Se superpone políticamente a UPyD, y esto obviamente supone un inconveniente para su crecimiento. La intuición nos dice que si UPyD y Ciudadanos se presentan por seperado a las elecciones generales van a dividir su voto potencial por tres: Los que voten a UPyD, los que voten a Ciudadanos, y los que voten a otros porque piensen que votar partidos que no van a sacar casi nada es tirar el voto a la basura. Así pues la confluencia es la postura inteligente, evidente y, además, es la que estaba pidiendo mucha gente a nivel social y desde dentro de esos partidos.
Era pues absolutamente crucial entender que había que intentar llegar a un acuerdo como fuese, y como fuese quiere decir cediendo bastante. Sosa Wagner se atrevió a decirlo y duró dos meses. Alexis Marí también parecía estar por la labor y no duró mucho más. Y leyendo los tuits de muchos dirigentes de UPyD, mayores y menores, las puyas y ataques transparentes a Ciudadanos eran frecuentes y continuos ¡En medio de la negociación! La verdad es que el espectáculo era dantesco, y muchos se podían haber quedado con cara de tontos si el acuerdo hubiese prosperado, aunque era evidente que no iba a prosperar.

Es obvio que UPyD no quiso nunca pactar con Ciudadanos, ni por las condiciones que puso al principio ni por la actitud transparentemente boicoteadora de sus dirigentes, pero ¿quería Ciudadanos? Pues Albert Rivera y todos los dirigentes que conozco de Ciudadanos decían que sí y en principio debo creerles, por la sencilla razón de que es tan evidente que necesitaban unirse a UPyD para catalizar sus expectativas electorales, que no querer la coalición era una estupidez.
Y eso que si alguien podía salir perjudicado de este pacto era Ciudadanos y sus aspiraciones en Cataluña. En Cataluña UPyD está vista como un partido de tarados españolistas y de gentes obsesivas, mientras Ciudadanos mantiene una posición más natural y tolerante dentro de su posición claramente constitucionalista y anti-nacionalista. De hecho el 9-N fue UPyD quien se presentó en el juzgado para poner una querella a Mas en acto absurdo, querella que obviamente fue desestimada y que no servía para más que para caldear los ánimos. Por el contrario, Ciudadanos tiene una imagen relativamente buena en todas partes.
Hay quien dice que lo que quería Rivera era quedar ante la opinión pública como el que deseaba el pacto, para posteriormente echarle en cara a UPyD la ruptura y, así, capitalizar a toda aquella gente que quería realmente una opción unitaria. Rivera habría puesto condiciones inaceptables para forzar la ruptura y su actitud era premeditada para así absorber a toda la militancia descontenta de UPyD. ¿Es posible esta versión? En política todo es posible, pero no perdamos de vista que quien te lo está diciendo es alguien que nunca ha querido el pacto.
De hecho, esta perfidia que le achacan a Ciudadanos no es algo particular. UPyD también piensa que Podemos, que es el malvado bolivarianismo, cuenta con una conspiración mediática a su favor. Antes de aparecer Podemos su enemigo era IU, a quienes acusaban de todo, tanto de ser parte de redes clientelares y “casta” como de querer un régimen castrista en España, sin pararse en lo ridículo de la contradicción. Por supuesto los nacionalistas también han sido víctimas de los ataques de UPyD, tanto los independentistas como los que no lo son y también los que no acaban ni de ser nacionalistas, como Compromís. Y obviamente también el PP y el PSOE han sido víctimas de sus ataques, pero casi diría que menos que todos los demás.
Vamos, UPyD es el anti-todos, no ha dejado títere con cabeza jamás y se sitúan siempre en una molesta y autoproclamada altura ética y moral para atacar con saña a todos los demás. UPyD se comporta como esa típica persona paranoide que cree que todo el mundo tiene malas intenciones y que quieren acabar con él. Lo que hace ahora con Ciudadanos no es más que lo mismo que ha hecho siempre, pero si acaso con más rabia y más saña porque Ciudadanos se está llevando a su afiliación y sus votos.

Y ya el acabose y el colmo de lo dantesco fue cuando, después de acusar a Ciudadanos de ser los culpables de romper el pacto, a los pocos minutos aparece en su página web un informe explicando el por qué de la ruptura de las negociaciones, informe de ¡¡de 42 páginas!! Claro, no hay que ser Zahorí para entender que este informe no se hace en 10 minutos y que lo tenían preparado hacía días, y luego se atreven a decir que ellos querían en pacto...He intentado averiguar desde cuando llevaba ese informe hecho y creo que como mínimo se comenzó a hacer el 11 de noviembre, 9 días antes de la ruptura de las negociaciones.
Pero lo peor no es ya la ridiculez del episodio, lo peor es el contenido del informe. El informe es como una investigación de la STASI, una causa general destinada a demostrar la perfidia de Ciudadanos y que son corruptos, promotores del transfuguismo, poco transparentes y que no cumplen el mínimo aceptable en nada. El informe filtra emails, convierte los tuits en prueba de culpa, usa un lenguaje entre condescendiente y moralista, y da la sensación de escrito típico de novia despechada (novia que, además, no quería al novio). O sea, venganza y sectarismo. Os prometo que tenía los ojos como platos cuando leía el informe.
Yo no sé si UPyD tiene algo de razón en lo que dice, mucha o incluso si la tiene toda (que no la tiene), pero sólo por el hecho de colgar traicioneramente ese informe pierde la razón que pudiese tener. Lo de colgar el informe preparado desde hacía días en el momento de la ruptura de las negociaciones es una vergüenza que descalifica a quien lo hace. Esto se lo he dicho a dirigentes de UPyD por twitter y su respuesta ha sido “lo importante es si lo que pone ahí es verdad”. No señores, una vez hecho esto lo importante deja de ser si es verdad, lo importante acaba siendo que los responsables de esto se han comportado como gente vengativa, maniaca y paranoide. De verdad, decidme ¿alguien se va a fiar de UPyD a partir de ahora? La respuesta es nadie.

Lo peor de todo es que esto que hace UPyD no lo han inventado ellos, ya existe hace tiempo: Se llaman purgas. La actitud de UPyD es calcada a esos partidos leninistas, trostkistas, maoistas o de otras facciones del comunismo, que en la búsqueda de la uniformidad ideológica y de las esencias puras se dedicaban a acusar al primero que no cumplía con las normas de la ortodoxia de traidor, desviacionista o directamente de enemigo del pueblo.
Hay un chiste que circula por ahí que dice que por fin se ha sabido si UPyD es de derechas o de izquierdas, y que es de izquierdas viendo como se acuchillan entre ellos. Y ya no es que se acuchillan entre ellos, es que se dedican a acusar de traidor a todo el mundo. Los que somos de izquierdas ese camino ya lo conocemos, y lleva a la marginalidad y a convertirse en una secta de dogmáticos. Decenas de partidos han entrado ahí y han acabado en las catacumbas del sistema y reuniéndose todos los afiliados del partido dentro de un coche de 5 plazas.

Si estoy siendo tan duro es porque he defendido a UPyD muchas veces. Llevo años defiendiendo a UPyD delante de todos mis amigos de izquierdas, ante la incredulidad de estos que no entendían qué estaba haciendo. Los he defendido de las acusaciones de post-franquismo o de ser extrema-derecha, les he perdonado y he intentado comprender todos sus errores, he dicho que eran necesarios, etc. Y cada vez que lo hacía aparecía una nueva acción de UPyD incomprensible cuando no indefendible. Y oye, estoy cansado de defender causas perdidas.
Y es que hay cosas de UPyD que me gustan mucho, hay cierta ética de fondo y cierta conceptualización de lo que debe ser el estado y la democracia que me gustan. Me gusta más la línea ideológica de UPyD que la de Ciudadanos porque considero a la primera más “izquierdista”, más “republicana”, más basada en valores. Pero se dice que es peor un tonto que un malvado, ya que al malvado le ves venir y al tonto no, y cambiando la frase creo que es mejor un derechista que un perturbado, pues muy honesto y puro que sea el perturbado nunca sabes por donde te va a salir y con el derechista, al menos, podrás llegar a acuerdos serios.
Y tengo amigos en UPyD en Valencia, y tengo una opinión excepcional de su candidato a Alcalde de Valencia Eduardo Gómez y de otros, pero las cosas son como son. La cúpula de UPyD es sectaria, dogmática y van a llevar a ese partido a la más clara marginalidad a no ser que haya una rebelión interna que acabe con el liderazgo de Díez y de sus teloneros.

Los lectores habituales me conocéis de sobra, puedo ser más o menos benevolente con las diferentes fuerzas políticas pero lo que tengo que decir siempre acabo diciéndolo de una u otra manera. Yo no me caso con nadie ni tengo lealtades inquebrantables, mi lealtad se gana con el esfuerzo y con las acciones. Y defenderé una y mil veces la honestidad de Toni Cantó, defenderé a la magnífica Irene Lozano, a mis amigos de UPyD en Valencia y a todo el que se merezca. Pero cuando un comportamiento es indigno es indigno, sin matices y sin vaselina.
UPyD se va al hoyo de cabeza, lo llevo diciendo meses y lo repito. Y no hace falta que aparezca el presunto sibilino Rivera a meterlos en una trampa, ellos se fabrican las trampas solos y se meten en ellas tirándose de cabeza. Y eso la gente lo ve, y eso acaba tapando todo lo bueno que se haya hecho. No sé como acabará UPyD, si con menos votos que el partido del Cannabis o haciendo la de IU, que no quería confluir con nadie y ahora tienen que poner a un diputado de 30 años para ver si les dejan comerse unas migas del pastel que se va a comer Podemos. 
Y que no se den cuenta oye, que no se enteren de nada de lo que está pasando en este país y de lo que quiere la gente...es increíble.

7 comentarios:

  1. Es cierto que UPyD, que se había constituido como partido "desatascador", es decir, capaz de articular una alternativa al sistema del turno de partidos ya anquilosado y atascado por la corrupción impune, se ha quedado "para vestir santos". No me da mi escaso entendimiento para discernir las causas pero en todo caso, seguro que como dices están más en el interior del partido que en el exterior. En definitiva, a mí la idea me gustaba pero la práctica se ha revelado muy distinta.

    ResponderEliminar
  2. Hola Pedro:
    Ya te he dicho que son mis opciones electorales en comentarios anteriores. Ambos representan la corriente de pensamiento que tengo. Pienso que aquí la "cabezonería" de Rosa diez y su afán de protagonismo es lo que lleva al traste el posible acuerdo. Creo también que C's acabara ocupando el espacio de UPyD en el mediano plazo. Ya se verá.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Salvo la primera frase, que es cosa suya, estoy de acuerdo con Manuel López.

    ResponderEliminar
  4. Comento partiendo del hecho de que soy simpatizante de UPyD y relativamente crítico con C's. Téngase pues en cuenta a la hora de valorar la respuesta.

    Para empezar, considero una gran verdad que desde la directiva de UPyD la voluntad de pacto era más bien moderada. No creo que quisieran un pacto general, pero sí que creo que estaban dispuestos a un pacto restringido a las CCAA con nacionalismos: Galicia, País Vasco, Navarra y Cataluña. Aunque es cierto que salvo en País Vasco, en el resto de sitios UPyD tiene pocas bases. Algunos tenían más ganas de llegar a acuerdos, no obstante.

    Dicho esto, tampoco en Ciudadanos había voluntad de pacto. Te dirán en público que sí (y los de UPyD también, porque ir de majetes sale gratis) pero lo que hablan son los hechos. Los de UPyD y los de C's. Y los de C's son estos:

    - Llegaron a una negociación sin poner límites, dispuestos a pactos locales para acercar posturas.

    - Se ofreció un pacto restringido y se negaron (el pacto del que hablo arriba, que no es muy ambicioso, que digamos).

    - Acto seguido dijeron que lo que se buscaba era un pacto general y si no, pues nada.

    Y con esto cerraban la posibilidad de pacto con el CD de UPyD, ¿por qué? Pues porque los estatutos de UPyD establecen que el CD tiene competencia para pactos no generales y no permanentes. Y que para permanentes tiene competencia el CP.

    El Consejo Político de UPyD, como supongo sabes, había sacado un documento con 10 puntos (que no sé si habrás leído pero que son muy asequibles para Ciudadanos) como requisito para un pacto general con diferentes partidos. Con lo cual el CD no podía negociar en base a un pacto general, sino que el CP ya se había pronunciado.

    Incumpliendo Ciudadanos esos 10 puntos y negándose a discutir en base a las competencias del negociador del CD, UPyD no podía acordar nada con Ciudadanos.

    ¿Qué opciones hubiera tenido Ciudadanos para demostrar su voluntad de pacto? Desde asumir esos puntos a aceptar el pacto antinacionalista o incluso, no hacer nada de eso, pero no cerrar las negociaciones (que no sé por qué pusieron de fecha límite Noviembre).

    En fin, en definitiva, opino que perdemos todos los votantes de Ciudadanos y UPyD y que perdemos por nuestras cúpulas. Porque en Gorriarán y alguno más hay un exceso de purismo que raya la superioridad moral, que impide un pacto puntual con "los malos" aun cuando pudiera ser un pacto destinado al cambio de ley electoral (o reformar X unos cuantos puntos clave), si se puede como bisagras, y luego ir cada uno por su lado.

    Y en Ciudadanos, porque Rivera y su equipo me parecen completamente hipócritas en sus formas y en sus actos. Pero vamos, es que yo de Rivera no espero nada desde Libertas. Que sí, que me dirá alguno que hace mucho, pero es que yo no perdono ir con quien tiene una postura política tan distinta de la de C's simplemente porque tenían pasta para hacer campaña conjunta. Y eso que Ciudadanos, en general, me gusta.

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, sobre el informe de UPyD a la ruptura de las negociaciones: No sé como dices que has investigado cuando comenzó a hacerse si en el mismo informe lo pone.

    El negociador mantiene informado al CD (que para eso depende de él) y en él pone que la base del documento es el informe que se hizo a raíz de la oferta por los medios de prensa de Rivera de un pacto general con UPyD. Y a efectos de que se pudiera valorar dicha oferta conforme a lo negociado hasta ese momento.

    Lo pone casi al principio del texto, justo antes de meterse en materia.

    A mi el informe me parece condescendiente, cierto, y un puntito moralista, pero me parece una genialidad y ojalá Ciudadanos sacase su propio informe. Me daría impresión de seriedad, porque las cosas serias se documentan y además darle partido de las cosas serias a las bases debería ser una obligación entre quienes alardean de transparencia y de democracia.

    Si no fuera por dicho informe, en verdad, tendría que valorar las negociaciones en base a tweets, lo cual es muy triste.

    ResponderEliminar
  6. Una última cosa:

    Estoy completamente de acuerdo en que esa lucha contra todos de ciertas personas de UPyD le hace un huevo de daño al partido y a riesgo está de hundirlo. Pero ojo, eso no es una conducta "de UPyD".

    El problema es que algunas de las personas que siguen esa conducta son de las más relevantes del partido (yo opino que Gorriarán en verdad es el nº1 del partido y no el nº2, por relevancia interna) y encima de las más activas en RRSS.

    ResponderEliminar
  7. Hola Xaviar,

    Me ha gustado bastante tu comentario y la forma como lo has enfocado, explicando tu posicionamiento previo y analizando posteriormente. Voy a ver si te puedo responder a algunos puntos en los que no estoy de acuerdo.

    Yo entiendo que la voluntad de pacto en UPyD era nula, o en el mejor de los casos escasa, pero no moderada. Tu mismo dices que Gorriarán es el nº1 real de UPyD, y sí eso es así es evidente que las posibilidades de pacto eran nulas. A mi me ha contado gente que Gorriarán, en persona, a acusado a Rivera de todo menos de guapo ¿qué pacto iba a salir de ahí? Ninguno.

    Hablas de los 10 puntos que UPyD sacó hace un par de meses como irrenunciables. Puede parecer que no eran muy estrictos, pero en el fondo era una trampa para C's sobre todo por un punto: La devolución de las competencias de sanidad y educación al estado. Eso C's no lo propone y no está de acuerdo, y si pones esa condición para empezar a negociar estas desde el inicio boicoteando el posible pacto.
    Se puede entender que se exija un compromiso con la transparencia, una posición liberal o progresista en cuestión de libertades, un mínimo compromiso social, primarias como mecanismo, fuera corruptos, etc. Pero plantear algo tan concreto como eso, más cuando sabes que el otro partido no lo tiene en programa, es puro boicot. Asi no se inician unas negociaciones en ningún sitio, y su incursión estaba hecha como "seguro" para acogerse a él y no llegar a ningún pacto.

    La postura real de C's no la conozco ¿querían de verdad un pacto? Pues oye no lo sé, lo que sí sé es que no iban lanzándole puyas y ataques a UPyD diariamente, como al revés sí pasó. Si con C's tengo, al menos, el beneficio de la duda de que sí querían un pacto, con UPyD no tengo ninguna duda de que no lo querían.
    A mi me parece normal que C's buscase un pacto general, porque de lo que se trata aquí (por como está el escenario político en España) es de crear una fuerza que ocupe ese espacio político. Las prisas también son normales, pues las cosas hay que prepararlas y las autonómicas y locales están cerca, y hay que hacer primarias. Para que veas lo normal de las prisas mira lo que está pasando en Compromís, que ya hay ultimátums porque obviamente no pueden perder más días.

    Respecto al texto colgado por UPyD pues no me había dado cuenta que lo ponía. La información que puse ahí (de que llevaba hecho al menos 9 días) se la sonsaqué a Ramón de Veciana.
    De todas formas el informe no tiene nada de serio: Es una fechoría política. No se puede sacar emails privados ni se puede estar haciendo un informe antes de romper una negociación, porque estás dejando claro que estás actuando con mala Fe desde el principio. El informe es impresentable y no puedo entender cómo lo defiendes.

    Saludos!

    ResponderEliminar