La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







jueves, 18 de diciembre de 2014

En el país de EQUO
















En un universo paralelo al nuestro, en diciembre de 2013 hubo un gravísimo accidente nuclear en España en la central de Vandellós II, situada en la provincia de Tarragona. El accidente fue muy similar al de la central de Fukushima dos años antes y generó enormes pérdidas ecológicas y económicas. La comarca catalana del Baix Camp fue prácticamente abandonada, el turismo en toda España se hundió y España entró en una gravísima crisis a todos los niveles.
El accidente provocó que el partido ecologista EQUO comenzase a recibir multitud de apoyos en el país. De ser un partido extraparlamentario, EQUO pasó a situarse como tercera fuerza política en las elecciones europeas del siguiente año y pocos meses después se situó en las encuestas prácticamente empatado con PP y PSOE.

En un principio el partido ecologista recibió toda la simpatía de los medios de comunicación, pero en cuanto sus expectativas de voto aumentaron hasta niveles que parecían romper el bipartidismo, la simpatía se tornó en hostilidad.
Los políticos de los partidos tradicionales y sus medios de comunicación afines comenzaron a decir incesantemente que EQUO era un partido peligroso que haría retroceder económicamente a España a niveles preindustriales. Se dijo que su política medioambiental ahuyentaría la inversión, que su rechazo tanto a la nuclear como a los combustibles fósiles llevaría a España a tener apagones continuos “como en Cuba”, y que con sus propuestas para desincentivar el trasporte en vehículo particular las carreteras españolas parecerían las autovías de Corea del Norte.
Las imitaciones humorísticas de los medios de comunicación hostiles los presentaban como una panda de iluminados vestidos con túnicas y con collares de flores, colocados mientras hablaban de la paz mundial y la libertad sexual y cerrando empresas por ser contaminantes (y para hacer botellón dentro).

Sus líderes fueron fuertemente vilipendiados. Se recordaba continuamente que Juantxo Uralde había estado encarcelado  durante tres semanas en Dinamarca por infiltrarse en la cumbre del clima de Copenhague, siendo acusado por tertulianos y columnistas de no respetar las leyes. “¿Cómo va a gobernar un bandido?” decían continuamente, comparando su acción con las que hacían los miembros del entorno de ETA. No en vano, muchos intentaron relacionar a Uralde con el entorno de ETA en base a indicios absolutamente inconsistentes.
No fue Uralde el único atacado. Tanto Inés Sabanés como Reyes Montiel, ex coordinadora y ex diputada de IU respectivamente, fueron insistentemente mezcladas con la gestión de IU en Caja Madrid, exigiéndosele sobre todo a Sabanés responsabilidades políticas. Adicionalmente a Montiel también se la quiso manchar con presuntas irregularidades en la fundación de CC.OO donde trabajó.
Otros miembros de la formación también fueron investigados hasta la extenuación. Alejandro Sánchez fue acusado de no hacer nada en los distintos consejos y patronatos de los que había formado parte como miembro de la Sociedad Española de Ornitología, y también de cobrar dietas improcedentes e injustificadas.  También Florent Marcellesi fue acusado de estar cobrando de la Universidad del País Vasco por trabajos que supuestamente no podía compatibilizar con sus responsabilidades políticas, aduciendo además trato de favor por parte de algunos directores de departamento.
Todas estas acusaciones normalmente eran falsas o, en el mejor de los casos, historias sobredimensionadas con una pequeña base de verdad. No obstante el ambiente de ataque al nuevo partido se volvió irrespirable.

El Partido Popular y el Partido Socialista intentaban hundir a la formación con las más diversas estratagemas. Como no tenían con qué comparar el supuesto país ideal de EQUO se les ocurrió compararlo con el pequeño reino de Bután, situado entre China y la India. Los políticos de estos partidos y los medios se empeñaban en mostrarlo como un país liberticida donde hasta la venta de tabaco estaba prohibida, donde se prohibía coger el coche los martes y en el que había muchos casos de malnutrición infantil a causa de sus políticas antidesarrollistas.
Por más que en EQUO negasen que en modo alguno su referencia fuese Bután, sus adversarios insistían en esa comparación. En muchas televisiones las noticias sobre ese país se multiplicaron, y no había día que no apareciesen imágenes sobre colas o desabastecimiento en aquel país o bien sobre los efectos de la inflación o la restringida libertad de prensa. Y todo ello causa, según esos medios de comunicación, de la agricultura ecológica y las energías renovables.
También se atacaba a EQUO por las teorías decrecentistas de algunos miembros del partido. Por más que Uralde, Reyes y otros se desgañitaban en decir que su propuesta era el crecimiento sostenible y un “Green New Deal”, los medios conservadores decían que estaban ocultando sus verdaderas intenciones y que en el fondo lo que querían era el decrecimiento y convertirnos en Bután, ideas que implantarían después de ganar las elecciones y habernos engañado a todos.

En este universo paralelo EQUO pasó de ser un partido simpático a ser un jinete del apocalípsis que buscaba la destrucción económica y de la vuelta a la edad de piedra, cambio que se produjo en el preciso momento en que osó disputarle la hegemonía a los partidos tradicionales. Porque esa, y no otra, fue la causa de los ataques sin cuartel, de las infamias y calumnias y de las teorías del apocalipsis. Un stablishment político no tiene compasión ni mesura contra quienes quieren derribarlo, de hecho poco importa quienes quieran derribarlo, serán vilipendiados de la misma manera.
Quizá en otro universo paralelo este demonio sea UPyD, presentándolo como un partido de enfermos mentales y perturbados que pretenden meter en un gulag a cualquiera que haya dado la mano a un nacionalista o pagado alguna factura sin IVA. O puede ser Ciudadanos, o quizá algún partido de extrema derecha, lo mismo da, la actitud será la misma.
En nuestro universo este papel lo tiene Podemos, y sobre cómo este es atacado a diario no os voy a contar nada porque podéis verlo con vuestros propios ojos.

11 comentarios:

  1. Sencillamente impecable. Brillante. Comparto.

    ResponderEliminar
  2. Seguramente será mi ultimo mensaje, pq mi sensación que aquí se podían debatir ideas con un mínimo de rigor veo que es muy equivocada. Sinceramente esta última entrada no hay por donde cogerla, me parecen la mayor cantidad de sandeces juntas que he leído en tiempo. Y mira que tienes competencia.

    Si básicamente lo de Vandellos II fue similar a lo de Fukushima. Excepto en lo del tsunami, claro. Que es lo que mato a casi 30 Mil personas. Que una de las cosas que más ha deslegitimado al movimiento ecologista a ojos de la gente normal es la burda manipulación de lo que pasó en Japón. Como si lo que realmente fue mortal y devastador fue el accidente nuclear y no el tsunami que mató a casi 25 mil personas.
    Nunca he entendido esa obsesión del ecologismo con las nucleares. Acaso no es muchísimo más perjudicial para el planeta, para el cambio climático, para la salud humana, los combustibles fósiles. Pq esa obsesión con las nucleares(La política energética francesa ha sido claramente la más sensata y rentable de la Europa Occidental, gracias básicamente a las nucleares. Y con precios de la Electricidad que les ha permitido competir no como en España) y en cambio ser tan tenue con la minería del carbón, p.e.
    Pq no van a hacer manifestaciones a que cierren las minas de carbón de León-Asturias, que nos cuestan un dineral, son infinitamente más peligrosas para los trabajadores(Si comparamos el número de muertos y enfermos crónicos de las minas de carbón en los últimos 70 años con los de la Energía nuclear, es que no hay por donde cogerlo, la diferencia es abismal).
    Otro tema que jamás he entendido es el de los transgénicos. Se quiera o no la agricultura tecnificada(O la ganadería), es la que ha permitido a miles de millones de personas comer.
    Que la Energía Nuclear o los transgénicos tienen sus riesgos. Obviamente, que no lo tiene. Esta bien vigilar a estas grandes empresas para que no cambien seguridad por beneficios, pero el planteamiento maximalista es absurdo, ninguna sociedad mayoritariamente os lo va comprar. El progreso y que 7 mil millones de personas puedan aspirar a tener una vida digna tiene un precio.

    Como economista compro lo de incorporar la ecología como una externalidad a valorar a tener en cuenta. Lo que no compro es incorporarla como restricción. No puedes gastarte mil millones para cambiar el diseño del aeropuerto del Prat pq resulta que allí anida un pato salvaje X. Si se puede solucionar, se solucionar, a un coste razonable, se soluciona. Pero sino la prioridad siempre es el ser humano.

    Siempre lo ha sido. Hay un documental maravilloso llamado we met monsters, que explica la colonización de Australia, Nueva Zelanda, America por el ser humano. El que espere la teoría del buen salvaje, que se siente, pq unos pocos millares de humanos, devastaron el continente y contribuyeron a la extinción de muchísimas especies.
    Lo del jefe Seatlle queda muy bien, lo que no dice es que antes que el hombre blanco acabara con bisontes o lobos, ellos lo hicieron con los mamuts americanos, entre centenares de otras especies.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...En serio, creo que lo que escribo no es tan complicado de entender... Es fácil, simple, se basa en comparaciones muy básicas...¿Cómo es posible que no hayas entendido absolutamente nada de sobre qué va el texto?

      Eliminar
  3. Pedro, pon orden y haz limpieza, que se te llena esto de trolls.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, yo lo anterior no lo calificaría de "troll", sino de otras muchas maneras.

      Por favor Enrique, dime que lo que escribo se entiende...Es que ya empiezo a pensar que o no sé escribir, o que la gente lee los escritos en diagonal...

      Saludos,

      Eliminar
    2. Mira, yo no soy un superdotado y lo entiendo perfectamente. Por lo que estoy convencido de que mensajes como alguno en este blog y alguna conversación en Twitter solo se explican si se trata de trolls porque de lo contrario estaríamos hablando de borderlines.

      Eliminar
  4. Ahí, ahí, el progresismo demostrando tolerancia y amplitud de miras.

    El problema es si había algo que entender, pq los que vivís en una realidad paralela me da que no tocáis demasiado con los pies en el suelo.

    Primero sueltas lo chorrada de Vandellos II y te quedas tan ancho. El año turístico en Catalunya es de record. Y si es cierto que en Salou descendió. Pero por el turismo ruso, no por lo de Vandellos II, de lo que no se había enterado ni dios.

    Siendo cierto que fue un accidente grave. Lo cual demuestra de las paranoias del ecologismo. Un accidente nuclear grave, sin tsunami, tiene casi 0 consecuencias. Mientras la minería del carbón sigue matando miles de personas al año, sigue dejando decenas de miles de enfermos crónicos y lo que es peor es la principal causa del calentamiento global y de la contaminación.

    http://en.wikipedia.org/wiki/Mining_accident

    Pq los ecologistas no paralizan las minas de carbón?

    http://en.wikipedia.org/wiki/Mining_accident

    Pues por pura hipocresía. Saben que ponerse en contra a los sindicatos y al movimiento obrero sería nefasto para su política de comunicación. Por eso es mejor encadenarse a la puerta de una central nuclear, que los de dentro llevan bata blanca y cobran mucho dinero.

    En cuanto a lo de EQUO. Pero cuando ha tenido un partido ecologista en España una posibilidad real de ser un partido no marginal?

    Fíjate como PODEMOS esta escondiendo, entre otras cosas, su vertiente verde más radical, pq sabe que una buena parte de la población les dejaría de votar si cree que van a pesar más las políticas pro-conservacionistas que las políticas pro-humanistas.

    Hasta Joan Herrera, que era el Verde con mayor peso en la política nacional, ha tenido que reenfocar su discurso. Ahora es rara la vez que en sus intervenciones públicas el mensaje ecologista ocupa más del 10%.

    Si el ecologismo no es capaz de ser más generalista, como ha pasado en parte en Alemania, recubriendo el ecologismo de un discurso político mucho más genérico, seguirá siendo marginal.

    Más o menos como lo puede ser el partido animalista.

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. ...Yo alucino macho...
      Solo voy a poner aquí lo que me acaba de decir un tuitero al leer el comentario:

      "jojojojojojojojojojo. Me meo!!!! Es usted mainstream. Ya tiene hasta un ola ke ase comentando el blog"

      Eliminar
  6. ¡JA, JA, JA, JA, JA, JA, JAAAAAAAAAA! "Un Ola Ke Ase" ¡JA, JA, JA, JA, JA, JAAAAAAAAAAA!

    ResponderEliminar