La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







jueves, 11 de diciembre de 2014

La Comunidad Valenciana, entre el cambio y la incertidumbre
















Desde finales de 2012 el escenario político futuro de la Comunidad Valenciana parecía estar claro: El PP iba a perder la mayoría absoluta y, consecuentemente, un tripartito de izquierdas compuesto por PSPV-PSOE, Esquerra Unida (EU) y Compromís iba a gobernar a partir del 2015. Este escenario permaneció inmutable hasta mayo de 2014, en que apareció Podemos y el escenario cambió.
A partir de ese momento el primer axioma permaneció verdadero (el PP va a perder la mayoría) pero el segundo no. Un tripartito de izquierdas como aquel se torna ahora improbable, a no ser que contase con el apoyo parlamentario de Podemos.

Casi todos los partidos que van a competir en esas elecciones tienen sus cabezas de lista decididos o decididos de facto, con la excepción de dos fuerzas: El PPCV y Podemos. En el PPCV no está claro si se va a presentar Fabra a la reelección aunque mi intuición es que sí. Fabra es un político amortizado y no tiene sentido quemar a un nuevo líder en una derrota que puede ser histórica. Isabel Bonig o cualquier otro tendrá que esperar a un nuevo ciclo.
En Podemos la situación es mucho más complicada pues no es que no haya candidato, es que no hay ni idea remota de quien puede llegar a ser. Los actuales miembros de los círculos de la Comunidad no parecen tener el suficiente “empaque” para batirse en un duelo con las primeras espadas de la política valenciana, así que no descarto que aparezca algún profesor de universidad o miembro de la sociedad civil apoyado por el secretario general para ser el cabeza de lista de Podemos, si supera las correspondientes primarias claro.

Pero el resto de fuerzas ya tienen a sus candidatos decididos o perfilados. En EU el joven y hábil Ignacio Blanco ganó las primarias a la actual dirigente Marga Sanz, en clara consonancia con los tiempos de cambio generacional. En el PSPV-PSOE Ximo Puig ganó las primarias hace bastante tiempo y en este caso a contracorriente de ese cambio generacional. En UPyD el candidato será Toni Cantó, que también ganó sus primarias y que intentará situar a UPyD en Les Corts.
En otra fuerza valenciana, Compromís, todavía no se han celebrado las primarias pero no hay duda de que las ganará Mónica Oltra, sobre todo después de que Enric Morera se autodescartase para el puesto. Y en Ciudadanos (C’s), donde tampoco se han hecho primarias todavía, parece perfilarse como candidata otra mujer, Carolina Punset, concejal “verde” de Altea que ha entrado en Ciudadanos por la disolución de su partido local en el partido de Rivera.
Creo que el elenco de personalidades que se van a presentar es francamente interesante. Los perfiles ideológicos y personales son múltiples, las opciones muchas y creo que es una buena muestra del momento de cambio absoluto que encara la Comunidad Valenciana.

Según la última encuesta de EL PAIS para la C.Valenciana el PP se situaría lejísimos de la mayoría necesaria para gobernar (a 18 escaños), el PSPV sería segunda fuerza y Podemos tercera con 17 escaños, seguido de cerca por Compromís con 14 y EU con 7. Ni UPyD ni C’s entrarían en Les Corts. Otras encuestas, como la de Valencia Plaza de noviembre, indican que el PP quedaría con un porcentaje de voto similar, el PSPV más bajo que en la encuesta de Metroscopia (que raro…), Podemos más alto, UPyD sí entraría en Les Corts y EU estaría a punto de quedarse fuera de las mismas.
El escenario, por tanto, ha cambiado mucho respecto a ese tripartito inevitable y lo único seguro en este momento es que no hay nada seguro. Las encuestas, además, se están demostrando especialmente falibles al enfrentarse a nuevas fuerzas con un voto declarado muy alto, voto que no saben corregir basándose en tendencias pasadas.
Desde la izquierda, sobre todo desde Compromís, se está hablando de intentar un gobierno de izquierdas sin el PSPV si la aritmética parlamentaria da para ello. El PPCV también ha hablado de una especie de tripartito "de derechas" con UPyD y C’s, algo que me resulta casi ciencia-ficción y no solo ni principalmente porque no tendrían diputados suficientes. En este entorno poco tardará el PPCV en intentar tentar al PSPV con una gran coalición.

Resulta verdaderamente difícil hacer previsiones en esta situación, pero voy a intentar vislumbrar alguna cosa. Una cosa que veo bastante clara es que hay fuerzas que tienen “vasos comunicantes” de voto. Por ejemplo, está bastante claro que Compromís y Podemos comparten gran parte de electorado potencial. Sin Mónica Oltra de candidata era previsible que gran parte del voto no-nacionalista de la coalición se hubiese ido a Podemos dejando en extrema debilidad a Compromís (básicamente con el voto nacionalista del Bloc), pero con Oltra de candidata puede pasar al contrario, es decir, que parte del voto que va a ir a Podemos en una generales se vaya con Compromís en las autonómicas.
Cómo se va a distribuir este voto entre Podemos y Compromís va a ser muy interesante, pero también hay que contar con EU. Igual que pasa con IU gran parte del voto potencial de EU se va a ir a Podemos pero no sabemos cuánto. Ignacio Blanco es un excelente candidato, pero creo que tiene el mismo inconveniente que Alberto Garzón: Se parece demasiado a Podemos, y, en el caso de Blanco, también se parece demasiado a Oltra. Yo creo que IU (y EU por extensión) puede sobrevivir por el viejo militante “comunista” de toda la vida, y si es así ¿es tan buena idea poner líderes jóvenes, tan “heterodoxos” y que se parecen más a la nueva izquierda que a la vieja? No lo tengo nada claro...
Ojo con este sector de voto porque las encuestas dicen que puede estar entre el 30 y el 35% de los sufragios, o sea, por encima de las expectativas del PP. Y eso contando con que el PSOE se mantiene sobre el 20% de los votos, algo que tampoco veo del todo claro.

Otros dos partidos que tienen vasos comunicantes de voto son Ciudadanos y UPyD. Hasta hace nada parecía bastante claro que UPyD iba a entrar con solvencia en Les Corts. Las encuestas de 2012 y 2013 así lo indicaban y el 8,5% de UPyD en las elecciones europeas de mayo también. Sin embargo UPyD parece haber entrado en un ciclo de descomposición, tanto por la aparición de Podemos y Ciudadanos como por sus cuitas internas. Ya hay encuestas que los dejan fuera de Les Corts y las que los mantienen dentro lo hacen por un margen muy ajustado.
En este contexto la aparición y previsible crecimiento de C’s en la C.Valenciana puede llevar a que ambos partidos se anulen, se sitúen por debajo de la barrera del 5% y no consigan representación. Objetivamente lo mejor sería una alianza pero ya hemos visto como han ido las cosas entre estos partidos a nivel nacional así que, por muchas buenas palabras que diga Cantó, la alianza es bastante más que improbable.
Toni Cantó, que es un tipo conocido, honrado y trabajador, ayudará a mantener bastante voto en UPyD, aunque no sé si al nivel necesario. Carolina Punset, si es finalmente la candidata, también me parece muy buena elección, con esa mezcla de lo “verde” con lo liberal que produce una sensación de transversalidad muy alta, aunque tiene un hándicap: Gobierna con el PP en Altea y eso le hará daño. Ciudadanos también optará por caras conocidas para el ayuntamiento de Valencia (se habla del periodista Frederic Ferri), frente al menos conocido pero capaz candidato de UPyD, Eduardo Gómez.

Y la pregunta clave es: En este contexto de hundimiento del bipartidismo tradicional, con tantas fuerzas nuevas que acapararán voto ¿es planteable, a nivel valenciano, una gran coalición PPCV-PSPV? Pues a diferencia de mi percepción en política nacional, que es que vamos a una gran coalición PP-PSOE, creo que en Valencia no puede producirse, por varias razones.
El PSPV no puede pactar con un partido tan corrupto como el PPCV, ni el PSPV ni nadie. Mezclarse con el PPCV hunde a cualquiera y esto lo saben seguro los socialistas valencianos. Además, pactar con el PP en Mayo dejaría en una situación muy difícil a Pedro Sánchez, que se desgañita en intentar convencer a la gente de que no habrá gran coalición. Si en las CC.AA se pacta una gran coalición ¿cómo no va a haberla a nivel nacional? Pactos autonómicos con el PP hundirían al PSOE.


La Comunidad Valenciana se enfrenta a un futuro político apasionante, con políticos de primer nivel y con un horizonte inaplazable de cambio. Puede haber hasta 7 partidos en Les Corts, lo que generaría un escenario altamente plural y una situación inédita, que obligará al pacto y a la alianza. Y todo esto con una Comunidad quebrada económica y socialmente.

2 comentarios:

  1. No me creo las encuestas. El otro día, un sociólogo dijo que los resultados de las encuestas están sesgados por el efecto de la vergüenza, es decir que los votantes del PP tienen vergüenza de confesarlo mientras que los de PODEMOS están orgullosos y lo proclaman a los cuatro vientos en cuanto tienen oportunidad de hacerlo. Y creo que tiene razón.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante el artículo y la página al completo. Enhorabuena al administrador o administradores de esta página, ya que se nota que saben de lo que hablan y lo transmiten fantásticamente. ¡Gracias!

    ResponderEliminar