La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







lunes, 12 de enero de 2015

Bloques, drenajes y transferencias electorales
















La primera encuesta electoral del año 2015 creo que ha sido esta del obSERvatorio, que muestra el mismo esquema electoral que todas las encuestas de los últimos meses: Un “podio” de tres partidos principales (PP,PSOE y Podemos) y tres partidos nacionales menores (IU, UPyD y Ciudadanos). En este caso se sitúa a Podemos como primera fuerza política, con tres puntos de ventaja sobre el PP y ocho sobre el PSOE.
Pero no es el resultado en sí lo que me ha llamado la atención, sino cierto “cuadro general” que creo que está muy en tono con lo que opina el país y lo que se observa en los análisis sociológicos de los últimos tiempos.

La cifra que mas me llamó la atención de esa encuesta fue el 50% vs 35%. Esto es, la suma de votos de Podemos (27,5%), PSOE (19%) e IU (3,7%), que suma ese 50%, frente a la suma de PP (24,6%), UPyD (5,5%) y Ciudadanos (5%), que suma sobre un 35%. No pretendo crear aquí dos bloques electorales ni mucho menos, pero si quiero enfocarlo desde el punto de vista sociológico. En cierta manera ese 50% representa a los partidos que dicen ser de izquierdas (aunque Podemos lo evite decir todo el mundo lo identifica como izquierda) y el 35% los partidos que dicen no ser de izquierdas (aunque alguno no sea de derechas).
Esto creo que se ajusta muy bien a los datos sobre la autoubicación ideológica que hace el CIS, que nos muestran que en estos últimos tres años el país ha ido progresivamente desplazándose hacia la izquierda. España es hoy, más que nunca, un país sociologicamente de izquierdas, y creo que esa es una de las causas por la que tanto el PSOE como IU (en otras encuestas más que en esta) están aguantando de forma razonablemente decente la aparición de Podemos.
De todas formas esta encuesta nos muestra que el PSOE se empieza a descolgar algo en ese triunvitaro de cabeza y es lógico. Lo que no tiene ningún sentido es pretender que el PSOE y Podemos estén primero y segundo en las encuestas, como hace metroscopia para intentar beneficiar al PSOE, y aunque el país esté situado claramente a la izquierda tampoco da para tanto. El PP será primero o segundo en las siguientes elecciones, creo que hay poca duda de eso a no ser que pasase algo gravísimo.

Creo que las conexiones de voto entre Podemos, PSOE e IU (por no entrar con EQUO y Compromís) son obvias y no se las descubro a nadie, pero esto no es un bloque monolítico cerrado. Por ejemplo, creo que el éxito o fracaso del modelo de PSOE de Pedro Sánchez va a afectar en mucho a UPyD y de forma inversamente proporcional.
Pedro Sánchez ha entendido bien cual debe ser su estrategia electoral: Presentarse como el cambio tranquilo y seguro en frente de Podemos, que es un partido nuevo y más radical. La estrategia es la única que le queda, el problema es que esa estrategia puede fracasar por dos puntos: Primero, si el país se vuelca en la dualidad PP-Podemos, y segundo, si ese papel lo representa también algunos de los contrincantes del PSOE y la gente identifica que esos son más fiables que el propio PSOE.
Los otros partidos que hablan de un cambio tranquilo y de situarse entre el PP y Podemos son Ciudadanos y UPyD. Ciudadanos me parece que, fuera de Cataluña, va a tener unos votantes muy claramente de centro-derecha y ex del PP, sin embargo creo que UPyD tiene un tipo de votante mucho más transversal y más “progresista”, siendo una competencia más clara para el PSOE.
UPyD en los últimos meses, fuera del desastre de las negociaciones con Ciudadanos que le ha hecho y le va a seguir haciendo mucho daño, ha mejorado mucho su política de comunicación. Se ha centrado mucho en los temas que domina (querella de Bankia, corrupción, etc), está mostrando mucho a sus dirigentes más aptos para el público (Lozano, Herzog) y se ha situado en una posición de franca oposición al PP olvidándose de sus obsesiones compulsivas contra Podemos o los nacionalistas.
Hace unos meses dije que quizá la entrada en escena de Ciudadanos empujase a la izquierda a UPyD, y creo que esto está pasando parcialmente, aunque no solo por esta causa. UPyD es un partido que está “mudando de piel”, se están yendo muchísimos afiliados a Ciudadanos y, a la vez, está recolectando simpatizantes nuevos. Eso redefine a un partido, y la necesidad de resituarse en el tablero político hará el resto. Debe marcar mas su perfil social para diferenciarse de Ciudadanos (creo que ya lo está haciendo), e irse a competir más claramente al caladero de votos del PSOE.
En mi opinión si a Pedro Sánchez le sale bien lo del “cambio tranquilo” UPyD tendrá muy malas perspectivas, pero si Pedro fracasa en el intento, con Podemos y UPyD haciéndole la “pinza” por los dos lados y con un pasado demasiado reciente para ser olvidado, es posible que UPyD consiga sobrevivir a la aparición de Ciudadanos sin excesivos traumas. Un 5,5% en la encuesta no está del todo mal viendo el hundimiento que llevaban hasta ahora, y parece mostrar que algo está cambiando.

Obviamente UPyD también recibe ex-votantes del PP, pero quien capitaliza mayormente su pérdida de votos es Ciudadanos. Un 5% es un buen resultado para un partido que no se ha presentado a nacionales antes y lo más importante es que la tendencia es ascendente. Si el resultado del PP en la encuesta es malo es porque entre Ciudadanos y UPyD se llevan casi el 11% de los votos. Si Ciudadanos crece, el PP indefectiblemente bajará.
El resultado de IU (3,7%) es muy bajo, aunque no inesperado. En general las encuestas le dan entre el 6 y el 3,5% y tengo la sensación de que esa será su horquilla real. Cuando apareció Podemos pensé que IU sería reducida hasta la insignificancia pero parece haber una masa de votante “comunista” tradicional que se siente muy alejada culturalmente de lo que Podemos representa. Alberto Garzón es muy buen candidato y un tipo muy capaz pero me temo que se parece demasiado a Podemos, y en un contexto donde es importante marcar diferencias con tus rivales no sé si es una buena elección, más que nada porque si IU y Podemos acaban pareciendo iguales todo el mundo votará a Podemos por pura utilidad del voto.
En el caso de IU creo que también habrá una situación inversamente proporcional a la de Podemos. Si Podemos es muy exitoso me temo que IU se hundirá hasta una situación parecida a la época de Llamazares, si en cambio Podemos pincha en su discurso o en su imagen pública posiblemente IU podrá tener resultados decentes.

Ademas de todo esto hay otro eje que no sé muy bien cómo valorar, que es el eje grande vs pequeño. Hablamos mucho de los ejes nuevo vs viejo y derecha vs izquierda, que son los que parecen dominan nuestra política, pero el eje grande vs pequeño creo que es importante en unas elecciones generales donde el sistema electoral castiga mucho a los pequeños.
La tendencia al voto útil es conocida en España y no se puede ignorar. Adicionalmente tenemos cierta tendencia un poco triste (pero real) de mucha gente que quiere estar del lado de partidos grandes y ganadores. Todos estos factores tenderán a aumentar el voto de los tres partidos principales.
Pero frente a esto también hay gente que se ha cansado de lo del voto útil y que incluso, en este contexto de política decepcionante, prefieren votar a partidos minoritarios que ver como alguien ensucia su voto con la acción de gobierno. Creo que esta tendencia a lo “pequeño” se ve en un segmento de la población o por lo menos se ve mucho más fuerte que hace unos años, y se deberá mantener si las tres fuerzas nacionales menores quieren obtener unos resultados satisfactorios.


En una situación tan dinámica todas estas intuiciones (o especulaciones) pueden verse superadas en un par de meses, pero creo que hoy por hoy todos estos drenajes, bloques y tendencias se están viendo. Nos puede gustar más o menos los resultados puntuales de cada una de las encuestas, pero el escenario de 6 partidos nacionales con posibilidades de tener un grupo parlamentario es algo novedoso y muy interesante, y que por fin nos acerca a ciertas dinámicas que se ven en la Europa más avanzada pero que aquí siempre parecieron ciencia-ficción.  

3 comentarios:

  1. Será muy interesante ver cómo se desarrollan los pactos postelectorales tras la previsible hecatombe del sistema bipartidista. Veremos.

    ResponderEliminar
  2. Está claro que las próximas elecciones municipales y autonómicas mucha gente va a votar contra los dos grandes actuales. Después pueden pasar muchas cosas. Una elecciones adelantadas en Cataluña tendrían consecuencias.

    ¿Y la posibilidad tras las elecciones de Mayo de presentarse juntos Podemos e IU para las generales para aprovechar el sistema electoral que prima los partidos grandes? Si Podemos saca en Mayo el 25% e IU no llega al 5%, IU se vería abocada a esto en posición de total debilidad, pero se juega su supervivencia.


    Y lo mismo en el caso de Ciudadanos y UPyD, tras presentarse separados en municipales, autonómicas y Cataluña, si como parece Rivera se come y supera a Rosa Díaz, ¿ existe la posibilidad de que den marcha atrás y lleguen a un acuerdo para presentarse juntos en las generales, también para para aprovechar el sistema electoral que prima los partidos grandes?

    Podría darse un sistema de 4 partidos más el 10% de los nacionalistas. 30% PP, 25% PodemosIU, 20% PSOE y 15% CiudadanosUPyD. 45-45, uf....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      La posibilidad existe, pero ahora mismo no la veo nada probable. Para Podemos IU es un lastre, le aportaría cuadros pero probablemente le restaría apoyos y sería contraproducente la alianza. En el caso de UPyD ésta odia a Ciudadanos, pues creen que les está haciendo una campaña de acoso y destrucción y actualmente están absolutamente enfrentados. No creo probable que eso cambie después de mayo mientras se mantengan las actuales direcciones.

      Finalmente, me parece que el país está demasiado escorado a la izquierda para dar un PP+Ciudadanos (UPyD)= 45%

      Saludos,

      Eliminar