La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







martes, 17 de marzo de 2015

¿Por qué los medios de comunicación miman a Ciudadanos?















Desde que los partidos políticos y medios de comunicación se dieron cuenta de que Ciudadanos (C's) era una fuerza ascendente con capacidad de influencia en el futuro del país, nos hemos encontrado con grandes dosis de información sobre el partido de Rivera. Muchas personalidades políticas y muchas personas han visto en esta presencia mediática una mano negra, en lo que sería una especie de campaña a favor de C's por parte de muchos medios de comunicación.

Las críticas o los comentarios se centran básicamente en dos ideas. La primera es que C's es “la marca blanca del PP y que, por tanto, al PP y a sus medios afines les interesa promocionar a la formación de Rivera para que ésta sea el apoyo de un PP que no va a conseguir ni de lejos una mayoría suficiente para gobernar. Con un PP desgastado y sucio, se necesitaría una marca “limpia” que pudiese ser votada por los votantes centristas y de derechas más escrupulosos.
Esta idea me parece una tontería y responde a la típica conspiranoia hispánica. Esto de la “marca blanca” recuerdo que se decía con EQUO hace 4 años (en ese caso era del PSOE) y también se ha llegado a decir de otras fuerzas como UPyD. La idea podría tener un sentido si los votos de C's proviniesen de votantes que nunca fuesen a votar al PP, el problema es que según las encuestas la mayoría de votos de C's provienen de ex-votantes del PP.
En un primer momento, durante la segunda mitad del año 2014, el crecimiento de C's se produjo fundamentalmente gracias a ex-votantes de UPyD (votantes y también cuadros). Pero cuando C's ya sacó de ahí todo lo que podía sacar, su crecimiento se ha concentrado casi exclusivamente en el sector del “centro-derecha” y de antiguos votantes del PP. De hecho sorprende como, a pesar de su cercanía en el espectro político, C's absorbe relativamente poco voto de ex-socialistas (que mayoritariamente parece que votarán a Podemos).
Si tu objetivo es que el PP siga gobernando parece mala idea dividir su voto entre dos partidos. A nivel de alguna autonomía podría funcionar, pero en la mayoría de casos y sobre todo a nivel de elecciones generales este juego costaría gran número de escaños. Desplazando el voto del PP a C's esta última fuerza podría sacar muchos escaños, pero a costa de que la primera perdiese todavía muchos mas al perder los primeros puestos en muchas circunscripciones. La supuesta estrategia, por tanto, sería un dislate.

La segunda idea es que a los medios de comunicación les interesa promocionar a C's por alguna razón poco noble. Esta idea la podemos dividir a su vez en dos “percepciones”, la primera sería que aparecen demasiadas informaciones sobre C's en los medios de comunicación, y la segunda sería que la opinión que los medios de comunicación emiten sobre C's es sospechosa y unánimemente positiva.
Respecto a la primera de estas percepciones, la que dice que a C's se le da mucho bombo en los medios, es la misma idea que se repetía cuando Pablo Iglesias comenzó a salir día tras día en la televisión (sobre todo en Cuatro y La Sexta). En ese momento llegué a escuchar “opiniones” que decían incluso que Podemos era un invento de los medios de comunicación, o que éstos tenían algún interés en promocionar a Podemos (aunque las dos cadenas de TV fuesen de grupos distintos).
Esto me parece, otra vez, conspiranoia. Si Iglesias salía continuamente en TV es porque cuando aparecía en un programa automáticamente el share se disparaba. Incluso en este momento las audiencias se disparan con su sola presencia, como en el informativo de Tele 5 que le entrevistó hace un par de semanas. Y los medios viven de eso, los medios quieren audiencia, y si Iglesias o Belén Esteban la consiguen pues se les lleva a plató.
Con C's pasa lo mismo. Rivera es un líder con muy buena imagen, que no provoca rechazo en la gente y que rellena un espacio político que necesitaba ser renovado. La gente quiere verle, la gente está deseosa de nuevos políticos que vengan a sustituir a los partidos “viejos” y, al igual que Pablo Iglesias, Albert Rivera ha sabido ser demandado por los medios, ha “utilizado” a ciertos medios que tenían ciertas batallas particulares y desde ahí se ha promocionado.
Y una vez las encuestas les dan como partidos ascendentes, entonces es normal que los medios informen sobre ellos. No hay nada raro en su presencia, de hecho lo anormal sería lo contrario, que se obviase a los partidos ascendentes como de hecho se hace desde algunos medios de comunicación públicos.

En cambio la segunda de estas percepciones, la que dice que la opinión de los medios sobre C's es demasiado positiva, sí que tiene mucho más de sospechoso y nos debe hacer pensar. Los medios de comunicación generan sus opiniones sobre la realidad en función de determinados factores. Está la “ideología aparente” del medio, es decir, la orientación de informaciones en función de lo que espera el lector potencial, para así satisfacerle y continuar vendiéndole noticias. También están los intereses económicos del medio, el de su grupo empresarial o el interés que pueda tener en que exista un gobierno u otro por varias razones (como por la publicidad institucional). Finalmente también pueden haber cosas como cierta “coacción” de los poderes públicos sobre el medio, enemistades personales de sus directores con ciertos políticos o cuestiones por el estilo.
Cuando analizamos la actitud de la prensa con otro partido nuevo como es Podemos, vemos que la totalidad de la prensa escrita lo ataca indiscriminadamente. La prensa de derecha lo hace por ideología (aunque no sólo), pero la prensa progresista lo hace por otros factores, como su apoyo a un partido político rival (PSOE), el interés económico del grupo editor o quizá por el temor de que un partido nuevo pueda acabar con el sistema de la publicidad institucional. El único gran medio de comunicación que “trata bien” a Podemos es La Sexta, en lo que es una apuesta mediática para satisfacer a un público potencial. Fuera de ahí los apoyos del partido están en la prensa “libre” y online, que no tienen grandes grupos editoriales detrás sino que suelen ser cooperativas o pequeñas empresas.
Siguiendo esta lógica, lo esperable sería que Ciudadanos fuese tratado críticamente por la prensa progresista y por la prensa claramente pro-PP, y defendido por aquella prensa y grupos que se han alejado del PP en los últimos años (El Mundo, Libertad Digital, etc), mientras a nivel de TV y radios debería seguirse un esquema parecido. Pues bien, la cuestión es que la práctica totalidad de los medios pertenecientes a grupos de comunicación tratan exquisitamente a Ciudadanos, con editoriales elogiosos y hasta con encuestas digamos “amables” con la formación. Con la excepción parcial de algunos ataques ultramontanos y un poco ridículos de alguna prensa descaradamente pro-PP (ABC, etc), todos los demás parecen estar enamorados del partido de Rivera.
Ciudadanos, por tanto, “rompe” este esquema ideológico de apoyos y rechazos al igual que lo hace Podemos, pero en sentido contrario. Y si Podemos es atacado por casi todos por una cuestión de interés de los medios en que no gobierne (bien sea por el interés económico del grupo bien sea por cuestiones de financiación del medio en concreto), Ciudadanos debe ser apoyado por la razón contraria, es decir, porque haya algún interés en que tenga un buen resultado.

Hace dos o tres meses hablaba con un periodista que sale en televisiones nacionales y le comentaba que creía que el PP y el PSOE formarían una gran coalición contra Podemos si era necesario. Él lo negaba y me oponía la siguiente idea: Los grandes poderes económicos no quieren ver a Podemos ni en pintura y, a la vez, saben que el PP es un partido corrupto y destruido que no va a poder seguir gobernando. En esa situación, me decía, comenzaríamos a ver en poco tiempo un alineamiento de casi todos los medios de comunicación con el PSOE de Pedro Sánchez, que sería percibido como la “gran esperanza blanca” y como la garantía de que Podemos no iba a gobernar. El PSOE era la solución de compromiso entre un PP corrupto y una izquierda peligrosa, sería apoyado como mal menor y como dique anti-Podemos.
Yo opuse que ese esquema no se daría, por la sencilla razón de que ya nadie confiaba en el PSOE y que ese partido no iba a poder ganar las elecciones por mucha campaña que tuviese a favor. Entre el PP y Podemos ya había más partidos que el PSOE, y la gente se refugiaría en ellos antes que en un PSOE con un fracaso gubernamental demasiado próximo.
Pues bien, al final creo que tanto este periodista como yo teníamos razón, cada uno en un punto. Yo acerté en que el PSOE no podía ser alternativa de nada y en que nadie iba a confiar en él, y él acertaba en que habría una gran campaña de los medios de comunicación a favor de una alternativa tanto a Podemos como al decadente PP. Lo que no podíamos aún prever en ese momento, es que ese partido sería Ciudadanos.

La unanimidad a favor de Ciudadanos y la acriticidad de la prensa sobre sus propuestas (ha habido propuestas económicas de Podemos que han sido criticadas hasta el extremo y otras muy parecidas de C's se han aplaudido con una venda en los ojos) se debe a que Ciudadanos es la “esperanza blanca” anti-Podemos, es el único que puede plantar cara al partido de Iglesias gracias a que no tiene un pasado manchado.
Y en este apoyo subyace algo importantísimo: Las élites económicas del país ya han aceptado que los partidos del bipartidismo están muertos y que no van a poder plantar cara a Podemos. El PP y el PSOE ya han sido lanzados a la basura por los grandes poderes económicos, ya están amortizados. El poder económico de este país parece estar apostando claramente por una sustitución de élites en la derecha, porque Ciudadanos ocupe el terreno del PP.
No parece que los grandes poderes económicos de este país tengan mucho que temer del programa económico de C's. Sí, es posible que se les cargue con un 1% adicional de la mochila austriaca (seguramente más que compensado por deducciones en las cuotas de la S.S) y tendrán que transigir con un contrato único indefinido, y quizá también se acabe con ciertas deducciones absurdas y muchas personas reciban la dación en pago, pero al final eso es pecata minuta en comparación con su miedo a un gobierno de Podemos o con Podemos. No parece nada descabellado ceder un poco para que las cosas no cambien de forma incontrolable para ellos.

En definitiva, que a Ciudadanos no se le potencia para apuntalar al PP, sino para todo lo contrario, para sustituir al PP. Su presencia en los medios de comunicación me resulta normal por su creciente importancia, pero el trato privilegiado que tienen en noticias, tribunas y editoriales probablemente responde a una apuesta clara porque este partido sea el dique que contenga a Podemos y que pueda movilizar a quienes no quieren seguir así pero, a la vez, ven con cierto temor a Podemos.
Esta apuesta no prejuzga el contenido de su programa ni lo procedente de sus propuestas, pero está bien que entendamos el escenario en que nos encontramos para no llevarnos a engaño. Y lo mejor es que creo que el PP ya se ha dado cuenta de esto, y por eso va prometiendo por ahí millones de empleos sin rubor alguno. La desesperación.

4 comentarios:

  1. Me parece una argumentación muy lúcida: últimamente pareja al ascenso de C's se percibe una potente corriente por desacreditarlos: algunos candidatos que han hecho ciertas supuestas declaraciones, o ciertas fuerzas locales aliadas a C´s de pasado poco claro. Y lógicamente C's tendrá que salir al paso de las críticas.

    No obstante, su crítica más inmisericorde viene de UPyD, la principal perdedora de la subida de C's. Aunque están totalmente en su derecho de disputar el espacio político, están transmitiendo una imagen un tanto cainita que no les puede beneficiar en nada.

    Y eso que UPyD sigue siendo una fuerza imprescindible, pues tiene unos cuadros de gran preparación y prometedores. Es una lástima, que se perdiera para la política activa ese potencial.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo no veo tan claro que haya tanta gente bailándoles el agua... la derecha no los quiere por progresistas y la izquierda no los quiere por liberales. Podemos no los quiere por reformistas y los nacionalistas no los quiere por constitucionalistas.
    Vamos que Ciudadanos son unos outsiders del copón.
    Lo raro en España es ser liberal, progresista, reformista y constitucionalista y que alguien aún te dirija a palabra.

    Ahora mismo ser de Podemos es como decir que te gustaba Russian Red hace un par de años; que te creías super especial, que sólo tu y cuatro lo entendía y resulta que hasta a tu madre le gustaba Russian Red. Lo dicho, lo jodido es ser de Ciudadanos y que no te quiten el saludo.

    Lo irónico de todo es que C's, intentado pillar lo (opinable) mejor de cada casa y no criminalizando a ninguno (hasta al PP, que ya hay que tener tragaderas), los acabe cabreando a todos.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y ejemplos? Para hablar con tanta seguridad faltan ejemplos (cortes de vídeo, portadas de periódico,...)

    ResponderEliminar