La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







jueves, 7 de mayo de 2015

Análisis del programa autonómico de Podemos (I)


















El programa de Podemos para las elecciones autonómicas finalmente se presentó a una semana escasa del inicio de la campaña electoral. La expectación era mucha después de los tres documentos que ha presentado Ciudadanos últimamente y porque Podemos, después de la presentación del documento Torres-Navarro que era, según dijeron, un borrador para empezar a trabajar, no había vuelto a presentar nada a excepción de un documento sobre medidas de conciliación laboral y familiar, igualdad de género y cuidados.

La verdad es que la comparación con los documentos y presentaciones de C’s resulta inevitable. Más allá del contenido debemos decir que C’s maneja mucho mejor que Podemos el marketing a nivel “programático”, a nivel de presentaciones que se equiparan bastante a lo que son las presentaciones en una empresa. C’s dosificó los documentos, presentó unas pocas medidas clave en cada uno de ellos y acompañó muchas de ellas de números concretos y de estudios económicos. Las presentaciones estaban cuidadas, con gráficas y explicaciones, y eso lleva a que se deslumbre a quienes no están muy puestos en la materia (periodistas incluidos). Luego los defectos, errores y contradicciones aparecen con el análisis, pero el primer efecto ya está conseguido.
Podemos, en cambio, ha presentado el típico programa con tropecientas mil propuestas (vale, 215) que es muy tedioso de leer. Cuando vas por la 60 ya estás cansado de leer propuestas, muchas de ellas bastante vagas o abstractas, y ya no separas bien el polvo de la paja y lo realmente interesante de lo que parece puro relleno. El documento, además, abusa de lugares comunes y de las frases tradicionales de la formación, cuando estás esperando leer novedades o desarrollos distintos a los habituales. La verdad es que un programa tan denso y un tanto abstracto es más difícil de criticar, pero no es tan efectista como el otro. Yo creo que Podemos debería aprender del marketing de C’s, aunque quizá dándole un toque más informal, más de Start-Up.
Al final no sé muy bien cómo enfocar el análisis, así que me concentraré en las cosas que creo más importantes. Quizá haciéndolo así dé la sensación de ser poco crítico, pero creo que es la mejor manera para sacarle jugo a un documento como este.

El programa está dividido en cuatro partes, “Plan de rescate Ciudadano”, “Empleo, innovación y nuevo modelo productivo”, “Gobernar para la gente” y “Instituciones para la democracia”, siendo la primera y la última las que me han parecido mejores.
En el Plan de rescate ciudadano” Podemos propone las medidas que se deben implantar a corto plazo para enfrentar los desastres provocados después de casi 7 años de crisis económica. En este punto es donde Podemos propone varias medidas clave: La paralización de los desahucios para los deudores de buena Fe, la aplicación de la dación de pago en todos los casos, un plan para la cancelación de las deudas “perpetuas”, la prohibición de cortar suministros esenciales a quienes no puedan pagarlos por pobreza sobrevenida, y finalmente una Renta Mínima Garantizada.
Era evidente que Podemos iba a plantear la paralización de los desahucios para gente sin alternativa habitacional, es una medida que reclama el país y que considero que debe ser aplicada con radicalidad. La dación de pago retroactiva también me parece una buena idea, coherente con la anterior y además a estas alturas de crisis ya no nos pueden decir que va a provocar un gran perjuicio a los bancos, y también es una necesidad social la eliminación de las deudas perpetuas, que expulsan a la gente del sistema económico y laboral y las obliga a trabajar al margen de la legalidad.
Menos claro veo lo de no cortar los suministros esenciales. En otros países hay moratorias en invierno donde no se puede cortar la calefacción, por ejemplo, pero esta medida va más allá. Creo que una manera de llevar a cabo este objetivo sin obligar a las compañías a prestar servicio indefinidamente sin contrapartida es la que se apunta unas páginas después, que es crear una comercializadora pública de electricidad que se ocupe de este tipo de casos. Esto se podría extender al suministro de gas (en agua no hay “mercado libre”), con control de los servicios sociales. En el caso del agua sí que probablemente se podrían hacer cargo los servicios sociales de las facturas hasta cierto consumo.

Aunque la medida estrella es, probablemente, el “plan de garantía de renta”. Este plan consiste básicamente en lo que se comentó en el documento Torres-Navarro, en la extensión de las Rentas Básicas de Inserción (RBI) que hay en algunas CC.AA a todo el territorio. La propuesta es difusa y no está claro ni el procedimiento para conseguirla ni los detalles técnicos de la misma. Proponen acercar esta RBI al salario mínimo (SMI) “en función de las posibilidades” y que, si las familias reciben rentas adicionales que no lleguen al SMI, no pierdan la RBI.
Como no está detallado el procedimiento no podemos más que especular. Para empezar tengo que decir lo mismo que repito siempre: Estamos en una situación de altísimo desempleo, desempleo que no es coyuntural sino estructural y que probablemente no vamos a revertir en muchísimo tiempo. Por tanto la gente que se quede fuera del sistema debe ser protegida, debe poder tener sus necesidades básicas cubiertas y consecuentemente debe existir algún mecanismo para que esto suceda. Es debatible si la mejor manera son estas RBI, la Renta Básica Universal, el Trabajo Garantizado como propone IU, o alguna alternativa similar, pero algo hay que hacer y estas medidas están orientadas en esta dirección.
Ahora, hay cosas que no veo claras. Por ejemplo, no parece razonable que la RBI tenga el importe del SMI cuando tienes a millones de trabajadores trabajando por ese sueldo. Para que el sistema sea razonable el salario mínimo debe ser mayor que la RBI, por pura cuestión de incentivos. Otra cosa es que la RBI intente llegar al actual SMI y por otro lado el SMI suba, entonces sí existiría esa diferencia y el sistema tendría incentivos adecuados, pero tal como lo redacta Podemos parece que quieren igualar ambos y eso no es funcional.
Después habría que ver como se complementa la RBI con un trabajo de pocas horas a la semana, por ejemplo. No es lo mismo que se complemente el sueldo hasta el valor del RBI a que se pueda compatibilizar total o parcialmente. Cada situación tiene sus problemas (problema que no tiene, por ejemplo, la RBU o el Trabajo Garantizado), puede crear desincentivos, tapones salariales o situaciones similares. Cuando concreten lo comentaremos.

La segunda parte del programa, “Empleo, innovación y nuevo modelo productivo”, es un apartado muy amplio, con muchas medidas (algunas un poco absurdas), de las que quizá destacan las fiscales, por un lado, y los de modelo productivo por otro.
A nivel fiscal hay dos propuestas básicas, el cambio en el tramo autonómico del IRPF y en los impuestos de patrimonio y sucesiones. Para el IRPF Podemos propone eliminar las deducciones que no sean progresivas, y por otro lado intensificar la progresividad del tramo autonómico, bajándolo para quienes cobren menos de 25.000€/año y subiéndolo para quienes cobren más de 50.000 €/año (para quienes estén en medio dicen que lo “suavizarán”, pero como es una inconcreción no la analizo). Hay que recordar que el tramo autonómico es digamos “la mitad” de la cuota del IRPF, la otra es competencia estatal. La medida, en su espíritu, me parece correcta, aunque hay que verla desarrollada.
Respecto al impuesto de patrimonio, Podemos propone bajar a 400.000€ el mínimo exento (hoy son 700.000€), y para el de sucesiones pretenden eliminar las bonificaciones (que llevan a que en muchos sitios el impuesto haya sido anulado) y tener en cuenta el patrimonio previo del receptor  de la herencia para calcular la cuota o la exención de la misma, aumentando la reducción por parentesco. En principio todo me parece razonable, coherente con la intención de gravar más a “las grandes fortunas” (aunque esto no son grandes fortunas) y con la necesidad de ingresos que tenemos para poder responder a las urgencias de gasto.
Una cosa importante. En estos impuestos se habla muy claramente de coordinarlos entre CC.AA para evitar la competencia fiscal. Este punto, calificado de “centralista” por algunos, me parece muy acertado y más hoy entre tantas propuestas de soberanía fiscal. Otras fuerzas, como Compromís, están intentando avanzar hacia el federalismo fiscal pero eso tiene el grave riesgo de que haya competencia entre CCAA, produciendo situaciones peores que las actuales, donde por ejemplo un ejecutivo pagaría decenas de miles de euros más de IRPF en Cataluña que en Madrid. Eso se debe de evitar y la coordinación es fundamental, haya o no haciendas autonómicas o soberanía fiscal en otras cuestiones.
¡Ah! También se habla de impuestos medioambientales por riesgo ambiental, por emisiones, por bolsas de plástico o una ecotasa al turismo. Recordemos que España recauda muy poco en impuestos medioambientales y que muchos expertos están recomendando hacer especial hincapié aquí.

Respecto al modelo productivo se observa mucha tendencia a la “economía verde”: Rehabilitación de edificios para hacerlos energéticamente eficientes, autorización del autoconsumo y de plantas de energía renovable, etc. Además, hay algunas medidas que me han gustado mucho, como la instalación de software libre en las administraciones públicas o la creación de hubs de innovación y la promoción de espacios de coworking para autónomos y empresas start-up.
Otra propuesta importante es la reestructuración de las deudas autonómicas, con quitas y periodos de carencia. La verdad es que este es un tema que hay que tratar, pues tenemos CCAA que viven mediante la respiración asistida del FLA y que han ido acumulando deudas que no van a poder pagar. Al final tendremos que acabar en una “refundación” del estado de las autonomías y en una mutualización de la deuda previa.
El resto de medidas, la verdad, me parecen ambigüedades y cosas poco concretas, como todo relacionado con el desarrollo rural. Y una cosa que me molesta un poco del discurso de ciertas fuerzas: El rechazo en bloque al modelo 3+2 ¿qué se está rechazando? ¿La estructura de la enseñanza o las enormes tasas que se pagan los dos últimos años? Porque si es lo segundo (y debe ser lo segundo), hay que enfocar la crítica en el precio de los posgrados y no en la estructura de la enseñanza. En el resto de Europa este es el modelo y hay países donde los posgrados son muy asequibles (sobre 400€ el curso).


En el próximo escrito analizaré las dos últimas partes del programa. 

1 comentario:

  1. Buena crítica. La verdad es que blogs como el tuyo son imprescindibles para entender la democracia ¡Viva la libertad de expresión!

    ResponderEliminar