La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







lunes, 25 de mayo de 2015

Valencia, el día de la liberación

















A pesar de que lo esperaba, a pesar de que llevo tres años en los que estaba absolutamente convencido (y así lo he defendido en este blog) de que el imperio del PPCV se iba a derrumbar, todavía hay una parte de mí que no se lo acaba de creer. Sabía que la Generalitat iba a ser ganada por las fuerzas de izquierda, pero temía que en el ayuntamiento de Valencia, donde son necesarias mayorías absolutas para batir al cabeza de lista más votado, Rita Barberá se mantuviese. Que no entrase Esquerra Unida ponía las cosas difíciles pero un excelente resultado de Compromís, a punto de quedar primera fuerza, ha conseguido orientar el consistorio del lado de la izquierda. El gran Joan Ribó será, con casi toda probabilidad, alcalde.

Titular “el día de la liberación” quizá os parecerá muy bélico o una clara exageración, pero refleja muy bien cómo me siento. Los valencianos hemos sufrido un estigma desde hace tiempo, hemos sentido como en el resto del país nos miraban con condescendencia, cuando viajábamos se nos preguntaba casi paternalmente “¿y cómo seguís votando a esa gente?”, sin saber qué responder, sabiendo que nuestro interlocutor tenía razón, que lo que estaban votando nuestros paisanos era un disparate y por tanto que no podíamos reaccionar a la defensiva sino asumir con tristeza esa realidad. Hemos sido tratados prácticamente como un pueblo masoquista, un pueblo enajenado por cuestiones absurdas.
Pero los cambios no son tan rápidos y todo es más complicado de como se ve desde fuera. En 2011 casi nadie se dio cuenta pero en un entorno donde el PP sacaba su mejor resultado a nivel nacional aquí retrocedió casi 4 puntos. Eso era el inicio de una tendencia, era el comienzo de un despertar, y así lo comenté en mi análisis de después de las elecciones de 2011, donde me mostré relativamente optimista. Por favor, releed el escrito de hace cuatro años y miradlo desde la perspectiva de hoy ¿no os parece casi profético?
Para mi, liberarnos del PPCV representa una liberación colectiva, el fin de una época de mentiras, de manipulación de sentimientos primarios, de redes clientelares y de un modelo político-económico agotado y ruinoso. Hoy es el día 1 de una nueva Comunidad Valenciana, que va a tener que cambiar de arriba a abajo.

Los artífices de esta liberación son muchos, pero políticamente debemos destacar a uno: La coalición Compromís. Llevaba avisándolo hace mucho tiempo, cuidado con las encuestas que están infravalorando a Compromís, cuidado con el bloque de voto Compromís-Podemos, que tiene un votante muy similar, que puede estar cercano al 30% (29,5% han sacado en autonómicas, más que el PPCV) y que se va a orientar a uno u otro lado en función de varias circunstancias. Al final tenemos que decir que Compromís le ha ganado la batalla a Podemos y se ha llevado la inmensa mayoría de este votante en estas elecciones, algo que quizá cambie en las generales.
¿Y sabéis porque Compromís ha sacado este resultado? Pues porque son los mejores entre quienes se presentaban. Tienen los mejores candidatos (Mónica Oltra y Joan Ribó), tienen un concepto de coalición política abierto e integrador, han luchado contra la corrupción como nadie y la gente los valora. Compromís tenía un gran handicap, y es que teóricamente el socio mayoritario de la coalición es el Bloc Nacionalista Valencià lo que, estando en una tierra poco nacionalista como es la Comunidad Valenciana, podía haber sido un problema, pero lo han superado de forma espectacular. Que nadie se equivoque, la gran mayoría del voto de Compromís es de gente que no es nacionalista, y ese es su grandísimo mérito.
La coalición ha sabido defender los dos o tres puntos del ideario nacionalista que pueden ser apoyados por amplias capas de la población, diluyendo lo demás en medio de un izquierdismo abierto, alternativo y combativo representado perfectamente por Oltra. Aun así su originario nacionalismo lo ha perjudicado en la provincia de Alicante (donde ha sacado el 12% de votos frente al 22% de Valencia) o en lugares casi íntegramente castellano hablantes como la comarca de Utiel-Requena (7%), el valle de Ayora (8%), la canal de Navarrés (11%) o Los Serranos (11%). Si Compromís no fuese percibido en esas tierras como más o menos nacionalista ¿cuál hubiese sido su resultado? Me parece que todavía muy superior.
Sin embargo el gran centro neurálgico de Compromís es la muy mayoritariamente castellano hablante y nada nacionalista Ciudad de Valencia, algo que hubiese sido inconcebible hace tan solo 4 años y medio, habiendo tachado de loco a cualquiera que hubiese siquiera imaginado algo remotamente parecido. En la capital Compromís ha estado a escasos dos puntos y medio de superar al PPCV tanto en las municipales como en las autonómicas, en lo que es un resultado histórico y que incluso a mí me ha supuesto una enorme sorpresa.

Y es que Joan Ribó será el futuro alcalde. De verdad, no sabéis hasta qué punto disfruto escribiendo esto, ver que Rita Barberá sale derrotada como se merece, perdiendo más de la mitad de voto, siendo increpada en los mercados y por la calle, despreciada por los ciudadanos que antes le reían las gracias. Señores, es que yo, que tengo la edad de cristo, no le recuerdo la cara a la alcaldesa anterior, de la que conozco poco más que su nombre. 24 años llevábamos con una alcaldesa borracha, cazurra, hortera, chabacana, endiosada, despilfarradora y chula. Ya estaba bien.
Ribó tendrá que contar con el apoyo del PSPV y València en Comú, que sin duda alguna tendrá porque nadie en su sano juicio permitirá que Rita siga gobernando. En la Generalitat pasará lo mismo, las tres fuerzas de izquierdas se pondrán de acuerdo de una u otra manera, con las tres en el gobierno o solo con dos, con tres partidos votando a favor de la investidura o con dos a favor y dos abstenciones, con Ximo Puig de presidente o con…Mónica Oltra.
Porque ahora empieza el tiempo de la negociación entre las fuerzas de izquierda y cuidado que vienen curvas, que no van a hacer descarrilar el tren pero sí van a alargar el camino. Porque en el ayuntamiento Joan Ribó será el alcalde, pero muy legítimamente Ximo Puig querrá ser president de la Generalitat al haber sacado 4 escaños más que Compromís (20% de voto vs 18%). Y sería así si el pacto fuese a dos, pero es que el pacto tiene que ser a tres, y Podemos tiene 13 escaños y un 11,2% de los votos y tiene mucho que opinar en este tema.
¿Y si Podemos prefiere a Oltra de presidenta? Cuidado porque ese es el escenario, no es una especulación ¿quién debe ser presidente, Oltra o Puig? Puig intentará “cambiar cromos”, vender un apoyo a Ribó en el ayuntamiento, darle a Compromís la presidencia de Les Corts y la vicepresidencia del consell o incluso algo más con tal de ser presidente, pero no lo veo nada claro. Las otras grandes ciudades de la Comunidad, Alicante, Castellón y Elche, van a tener probablemente alcalde socialista ¿Cuánto va a poder ofrecer Puig para que Compromís y Podemos no impongan a Oltra?
Que nadie se preocupe, no llegará la sangre al río, el pacto es inevitable y habrá gobierno de izquierdas aunque tengan que investir presidenta a Rosita Amores, pero las negociaciones van a ser tensas.

Si he tenido una decepción en el día de hoy ha sido que Esquerra Unida no haya entrado en el ayuntamiento de Valencia y, sobre todo, en Les Corts. Ha superado el 4,2% y la verdad es que estos votos, inutilizados de facto, nos hubiesen podido poner en un lío, sobre todo en el ayuntamiento, algo que afortunadamente no ha pasado. Pero es que Esquerra Unida merecía entrar, es que han luchado contra la corrupción tanto como Compromís, han destapado la trama IMELSA, tenían un candidato muy válido y, sin embargo, no han podido superar el signo de los tiempos.
La verdad es que, a nivel municipal, fue un error no hacer candidaturas de unidad entre Esquerra Unida y Podemos (València en Comú), algo que ha sido exitoso en toda España. Donde ha habido unidad entre las fuerzas de izquierdas e independientes el resultado ha sido enorme, donde los “en Común” o los “Ganemos” no eran más que “marcas blancas” de Podemos, los resultados han sido bastante peores.
También creo que C’s ha sacado un buen resultado, un 12,3% de los votos, aunque algo menor que el resultado artificialmente alto que le daban las encuestas. Carolina Punset, Alexis Marí y el resto tendrán que demostrar ahora qué defienden para nuestra Comunidad, su espíritu colaborativo y si realmente están dispuestos a colaborar con las fuerzas de izquierdas (y éstas con ellos). Yo, en aras de un tiempo nuevo, le ofrecería la presidencia de Les Corts a Carolina Punset, pero quizá esto sea una frivolidad mía.
El resultado de Podemos no es bueno, pero tenemos que entender que su voto potencial ha ido a Compromís. Probablemente en unas generales gran parte del voto de Compromís irá a Podemos, así que hay que circunscribir el resultado a su entorno y no sacar conclusiones inadecuadas. Este votante potencial común puede desplazarse hacia el otro lado en función de la naturaleza de las elecciones.

Me queda mucho por escribir. Tengo que hablar del escenario en que nos encontramos ahora mismo a nivel general y qué proyección puede tener cara a las elecciones generales, y también tengo que hablar del éxito de las candidaturas de unidad popular y ciudadana y qué lecciones tomar del mismo. Pero eso lo dejamos para otro día.

18 comentarios:

  1. Hola Pedro. En Valencia capital, el resultado de Esquerra Unida ha sido especialmente sangrante: el 4.7%, a 800 votos de entrar. Una gran injusticia. Además, al menos uno de sus concejales se lo hubiese robado al PP.

    En la Generalitat, ya se que a muchos se os hacen los ojos chiribitas con la posibilidad de ver a Mónica Oltra como presidenta, pero lo que es, es: la Presidencia debe ser para Ximo Puig, por un mínimo sentido de lealtad. Si Podemos quiere a Oltra, que se hubiera unido a Compromis. No se entendería que la Presidencia fuese para la tercera fuerza, aunque ya se que hay precedentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dario,

      Lo de EU ha sido una pena, y mas incluso que en la capital en Les Corts, con un candidato muy bueno como Ignacio Blanco y con una trama de corrupción recién destapada como el caso IMELSA.

      Respecto a lo que dices de la presidencia de Oltra y de Puig, creo que te equivocas. Que conste que yo prefiero a Mónica y que probablemente esto me esté llevando a no ser totalmente objetivo, pero creo que tu argumento no se sostiene.
      Partiendo de que creo que ambos tienen argumentos de peso para postularse a ser presidentes (Ximo es el representante de la primera fuerza del gobierno, Mónica es la política más valorada y la fuerza más ascendente), la cuestión es que el argumento de que debe ser Puig por ser la fuerza más votada no tiene sustento en un sistema parlamentario. Si te das cuenta es el mismo argumento de quienes dicen que debe gobernar la lista mas votada, independientemente de cual sea su mayoría. Si Puig debe ser el president por tener el PSPV más votos que los demás ¿Por qué no Fabra? Porque Fabra también podría decir, siguiendo tu argumento, que si Puig quería ser presidente con Oltra y Montiel que se hubiesen presentado todos en la misma lista.
      No, eso sería no entender el sistema parlamentario, eso es desnaturalizarlo y hacer argumentos tramposos. En un sistema parlamentario son los diputados que pactan un gobierno quienes deben elegir al presidente de este. Y si los diputados de Podemos y Compromís, que juntos son más que el PSPV, quieren a Oltra, Oltra debe ser presidenta, aunque sea de la 3ª fuerza. Es lo normal en un sistema parlamentario.
      Si el pacto fuese solo de Compromís con PSPV tu argumento sería certero, o si el pacto fuese a 4 con C's y ésta prefiriese a Puig sobre Oltra. Pero si nos situamos en el escenario tripartito y Podemos prefiere a Oltra, Puig tendrá que ceder.

      No obstante yo creo que Podemos y Compromís van a ser más generosos que el PSPV, y no veo tan claro que Mónica sea presidenta. De todas formas veremos.

      Saludos,

      Eliminar
    2. Estoy de acuerdo con Darío, que sí entiende el sistema parlamentario y la democracia de mayorías. A mi también me gusta más Mónica Oltra que Ximo Puig, pero la ciudadanía ha votado más a este que a aquella, esto es así, es un hecho no una opinión. No es de recibo que sea President/a de la Generalitat un/a candidato/a que ha obtenido menos votos que otro, sino que eso se llama "cambalache" y cambio de cromos, lo que en mi opinión sí que desnaturaliza la democracia representativa y el sistema parlamentario.

      Lo de IU ha sido lamentable, pero no injusto. Creo que ellos mismos se lo han buscado. Y lo peor no es meter la pata sino no querer sacarla, que es lo que están haciendo, o sea, lo mismo que Rajoy, nada.

      Eliminar
    3. Insisto, no se puede defender que el 2º, 3º y 5º partido formen un gobierno y parecerte normal (que lo es absolutamente en un sistema parlamentario) y luego escandalizarte porque el 3º y 5º partido, que tienen más votos y diputados que el 2º, quieran que el cabeza de lista del 3º partido sea presidente.
      La naturaleza del sistema parlamentario es esa: Los diputados son quienes eligen al presidente. Y luego están todas las consideraciones que se quiera: Si hay que priorizar al mas votado, si tiene que ser el mas valorado, si hay que dividir la presidencia del gobierno y del parlamento entre los dos primeros, etc. Oye, es que como si quieren investir presidente a un independiente que no sea diputado, en un sistema parlamentario puede hacerse y hay decenas de casos en multitud de países.

      Si vamos a argumentar que "la ciudadanía ha votado más a éste que a aquel, y por tanto debe ser presidente" acabaremos defendiendo que gobiernen Fabra y Rita y la casi obligación moral del resto a respaldarlos. No nos metamos en laberintos de los que luego no sabremos salir.

      Saludos,

      Eliminar
    4. No. Yo no defiendo eso. Digo que en un pacto a tres debe darse la Presidencia al candidato que ha obtenido, dentro de ese terceto, el mayor número de votos; esto vale para el candidato de un partido o de una coalición de dos partidos dentro del pacto.

      Eliminar
    5. Al final este es un debate que puede ser infinito. Yo no digo que no tenga cierto sentido lo que Dario y tú defendéis, que se debería (que no "debe") dar la presidencia al partido más votado en una terna de tres por algún tipo de convención, pero tenéis que entender que eso no puede ser una regla firme ni que sea ajena a las circunstancias.
      Si Compromís llegase a un acuerdo con Podemos para la investidura, y el PP no lo tuviese con C's (que no lo tendrá), a Compromís no le hace falta el voto a favor del PSPV para que Oltra sea investida presidenta siempre y cuando contase con las abstenciones del PSPV y C's. Oltra tendría 32 votos a favor, Fabra 31 y Puig 23. A no ser que PSPV votase contra esa investidura (y eso provocaría unas nuevas elecciones, y los votantes del PSPV no lo perdonarían), Oltra sería presidenta.

      Las reglas lógicas o usuales no pueden ser ajenas a las circunstancias. Compromís más Podemos tienen casi el 30% de los votos contra el 20% del PSPV, eso no se puede ignorar. Que el PSPV ha sacado el peor resultado de su historia y Compromís el mejor, o que Oltra es la política más valorada con enorme diferencia, tampoco.
      Otra cosa es que se hiciese un gran pacto a 4 con C's con el objetivo, por ejemplo, de cambiar la ley electoral y algún otro aspecto del estatut de autonomía. Ahí el escenario cambiaría y quizá Puig sí sería alguien de más consenso (suponiendo que en C's preferirían a éste sobre Oltra, que quizá es mucho suponer), pero creo que ese no es el escenario.

      No hay diferencia objetiva, sobre el papel, con que la fuerza mas votada de un parlamento tenga que gobernar y que dentro de una coalición de varios partidos la fuerza más votada deba poner el presidente. Son reglas que desnaturalizan la realidad del sistema parlamentario en base a interpretaciones capciosas y convenencieras de la voluntad popular.
      Todo es interpretable, o obviamente si un partido tiene el 20% y 5 partidos suman el 21% sería poco lógico que los 5 impongan el candidato. Pero cuando hay dos partidos muy cercanos en votos y hay un tercero poderoso, dejemos que las cosas fluyan por si solas y entendamos el parlamentarismo con generosidad. Y lo digo por todos, también por Compromís y Podemos, pero fundamentalmente por Puig que es quien se ha autoinvestido presidente in péctore sin consultar con nadie.

      Saludos,

      Eliminar
  2. Joan Ribó necesita los votos del PSPV, así que lo más probable es que Puig alcance la Presidencia de la Generalitat, ya se verá si en coalición o con el apoyo de Compromís y Podemos.

    Oltra podría ser Vicepresidenta, pero si le apetece la aventura madrileña, podría proponer a Podemos una lista conjunta para las Generales de Compromís, Podemos y EU encabezada por ella. Estaría muy bien ver a Oltra en e Congreso la próxima legislatura....o no?

    ResponderEliminar
  3. Si no habéis visto la serie danesa Borgen os la recomiendo. Creo que especialmente a Pedro le gustará. Esta discusión me ha recordado al final de la tercera (y hasta ahora que yo sepa) y última temporada.

    ¡Enhorabuena a los premiados! (qué hostia, qué hostia)

    ResponderEliminar
  4. Pedro, tu argumento (y me temo que el de Compromis y Podemos) falla por la raíz. Ese bloque que tu sumas por una supuesta afinidad electoral, no es real. Oltra no se presentó como candidata de Podemos, por tanto sumar a priori sus votos para negar la condición de 2ª fuerza al PSPV es sencillamente hacer trampas.

    Y me temo, como decía, que esto no es un argumento casual. En Aragón Echenique ha ido más allá, negando a Lambán la legitimidad para ser presidente a pesar de ser también la 2ª fuerza. Me temo que esto responde a una cuestión de tacticismo que prioriza el interés en debilitar al PSOE de cara a las generales (o al menos evitar que se refuerce) frente a la necesidad de construir gobiernos que impulsen otras políticas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Horacio,

      Pues yo insisto en que no, en que en un régimen parlamentario son los diputados electos quienes eligen a su presidente y, suponiendo que los diputados de Podemos prefieran a Oltra, son 32 diputados a favor de Oltra y 23 de Puig. Y el parlamentarismo, por su naturaleza, nos dice que Oltra debería ser presidenta.

      Fuera de ahí hay miles de consideraciones, de si se debe conceder a la 1ª fuerza de la terna la presidencia, de si vale la pena optar por un president como Puig para intentar "seducir" a C's, de si se debe priorizar la enorme valoración de Oltra que es mucho mejor de la de Puig, de que si Podemos no entra en el consell si debe realmente condicionar su presidente. etc.
      Y ahí todo es opinable, pero por favor no vengáis con la trampa de que Oltra no era la candidata de Podemos. Oye, pues no, porque Puig tampoco era el candidato de Compromís ni de Podemos, y con ese mismo planteamiento podría Fabra decir que Puig no debe ser presidente porque eso es sumar a posteriori y es hacer trampas.
      No puedo entender como os hacéis la trampa a vosotros mismos y sois capaces de defender que la primera fuerza no gobierne porque no tiene apoyos, que es lo lógico, y luego neguéis el mismo argumento a la tercera ¿cómo es que vale para la 2ª y no para la 3ª? Es que es insostenible, chicos.

      En Aragón, a priori, veo la situación totalmente distinta. El PSOE tiene 18 diputados, y Podemos+CHA+IU 17. Ahí el PSOE es el mayoritario de todo el bloque de diputados y lógicamente debería poner el presidente. Otra cosa es que, por cuestiones diversas, este bloque de diputados se pusiese de acuerdo en que debe ser Echenique u otro, eso sería perfectamente legítimo porque son los diputados quienes eligen al presidente.

      Yo entiendo que eres militante socialista y que ves las cosas a través de tu cristal, pero observo con pena la falta de cultura parlamentaria que hay en este país. Llevamos años luchando contra el "cuñadismo" interesado de esos que dicen que la primera fuerza debe ser quien gobierne, explicando la naturaleza de un sistema parlamentario, que no se puede gobernar contra la mayoría de un parlamento o de un voto popular, intentando que la gente entienda cómo funciona una democracia parlamentaria.
      Y ahora resulta que, cuando nos interesa, reciclamos el argumento e interesadamente usamos partes del mismo para que nuestra fuerza favorita gobierne...Seamos honestos, apliquemos la misma vara de medir en todas partes y, si tenemos preferencias distintas en función de factores determinados, discutámoslas entendiendo que el juego parlamentario concede muchas opciones, sin caer en el absurdo de acusar de obstruccionismo parlamentario a quienes, legítimamente, tienen argumentos de peso para proponerse para presidente.

      Yo, que prefiero a Oltra, asumo que Puig quiera ser presidente y que tenga argumentos para serlo, como también los tiene Oltra. Me gustaría ver la misma actitud por vuestra parte, sin calificar de "trampas" o "filibusterismo" los argumentos que no nos gustan.

      Saludos,

      Eliminar
    2. Te aseguro que mi condición de militante me afecta poco en esto. O creo que menos, que el prejuicio que manejas a la ahora de dividir el bloque de izquierdas entre el PSOE y el resto. Entiendo que es una derivada de la estrategia de dos orillas que se ha llevado mediante la equiparación del PSOE con el PP. También entiendo que había mucha expectativa en un sorpaso que a nivel autonómico no se ha dado.

      Desde mi punto de vista, es preciso dejar todo eso a un lado y empezar a construir un programa pactado en el que todos asuman sus responsabilidades y prioricen las políticas para los ciudadanos a sus estrategias electorales a medio plazo. Las estrategias y los relatos interesados los entiendo. Es el juego. Pero no priorizar los acuerdos programáticos, desde la humildad y asumiendo renuncias, me parecería imperdonable.

      Eliminar
    3. En eso último estamos totalmente de acuerdo: Lo fundamental es el contenido y el programa, no las personas que lo representen y mucho menos el mercadeo de puestos.

      Pero mis argumentos no vienen de ninguna estrategia de las "dos orillas", es más, es que es precisamente lo contrario, es no asumir "dos orillas" de derecha e izquierda como si todo fuese monolítico y equivalente.
      Es evidente que Compromís y Podemos, con sus diferencias, están en una misma ubicación ideológica a la izquierda del PSOE. Son una izquierda, por decirlo de alguna manera, "no neoliberal", opuesta a las tendencia tercerviístas de la socialdemocracia de los últimos 20-25 años, y por tanto sus postulados son bastante próximos. Si lees el programa marco de Podemos para las autonómicas y el de Compromís te parecerán prácticamente el mismo con la diferencia en que el de Podemos es más "centralista" y habla mucho de igualar competencias, y el de Compromís es más "regionalista" y autónomo.
      Que Podemos apoyaría a Oltra como presidenta de la Generalitat es una cosa de la que se lleva hablando desde hace meses, e incluso Oltra amagó en algún momento con llegar a un acuerdo con Podemos ante la negativa del Bloc a ceder en el mecanismo de las primarias de Compromís. Así pues no es nada nuevo, todo el mundo sabe lo que hay. E incluso si no fuese así (que si lo es), al final estamos hablando de una cuestión parlamentaria, de que los diputados de Podemos y ese partido prefieren a Oltra de presidenta, más allá de lo que quieran los votantes de Podemos (que me atrevería a asegurar que muy mayoritariamente también).
      De hecho, para que veas que no me lo invento, esto es de hace dos meses:
      http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2015/03/29/planea-proponer-oltra-presidenta-tripartito/1244653.html

      Respecto a la perspectiva de sorpasso te equivocas. Esa perspectiva existía antes de aparecer Podemos, pero una vez aparece éste se supone que el voto potencial de Compromís se va a dividir entre éste y Podemos, evitando la posibilidad de un sorpasso individual (que si colectivo entre las fuerzas de izquierda "alternativa"). De hecho ni los más optimistas pensaban en este resultado de Compromís.

      Volviendo al inicio, confío y además estoy seguro que el pacto se alcanzará. Pero las renuncias no deben ser solo de Podemos o Compromís porque al señor Puig se le haya antojado ser president con el peor resultado de la historia del PSPV, deben ser también los socialistas quienes cedan y sobre todo no convertir esto en un mercado persa de pactos generalizados a cambio del sillón presidencial.

      Saludos,

      Eliminar
    4. Al final esto es una cuestión de respeto al elector. Y concretamente a los más de 500.000 valencianos que votaron a Ximo Puig, su programa y sus listas. Y que nos pongamos como nos pongamos, son más que los 450.000 que votaron a Oltra o los 280.000 que votaron al candidato de Podemos. Si uno quiere sumar votos, se hace a priori. Me son completamente indiferentes las razones que llevaron a Compromís y a Podemos a no presentar una candidatura conjunta. Lo cierto es que no las presentaron y de las tres patas que son precisas para formar un gobierno de izquierda en Valencia, la más votada ha sido la del PSOE.

      En cuanto a las renuncias, las habrá por parte del PSOE. Estoy convencido. Pero no puede la de renunciar a la posición que los ciudadanos le han dado que es la de liderar esa mayoría de izquierda. No es que al señor Puig se la haya antojado nada sino que ha sido más votado que cualquiera de los otros dos candidatos de izquierdas.

      Y finalmente, no puedo enteder esta postura (sobre todo si lleva hasta las últimas consecuencias) de otro modo que como un vulgar y obsceno ejercicio de tacticismo electoral sin otro objetivo que evitar que los pactos de hoy mermen o entorpezcan las elecciones de noviembre. No me sorprende, la verdad. Es más la misma noche electoral lo pronostiqué en Aragón. Pero me parece éticamente imprensentable.

      Y por cierto, eso de que el PSOE es neoliberal, no te lo crees ni tú. Y si es así, no entiendo como esperas que apoye a Oltra un partido neoliberal.

      Eliminar
    5. Te cambio algunas palabras de tus frases, muy poquitas, y mira como quedan:

      "Al final esto es una cuestión de respeto al elector. Y concretamente a los más de 650.000 valencianos que votaron a Alberto Fabra, su programa y sus listas. Y que nos pongamos como nos pongamos, son más que los 500.000 que votaron al PSPV, los 450.000 que votaron a Compromís y los 280.000 que votaron al candidato de Podemos"

      "Me son completamente indiferentes las razones que llevaron al PSPV, Compromís y a Podemos a no presentar una candidatura conjunta. Lo cierto es que no las presentaron"

      "En cuanto a las renuncias, las habrá por parte del PP. Estoy convencido. Pero no puede la de renunciar a la posición que los ciudadanos le han dado que es la de liderar esa mayoría constitucionalista"

      "un vulgar y obsceno ejercicio de tacticismo electoral sin otro objetivo que evitar que los pactos de hoy mermen o entorpezcan las elecciones de noviembre" (esta frase no te la he cambiado, pero piénsala en boca de alguien del PP que ve como el PSOE pacta con Podemos en todas partes en vez de respetar que el PP es la fuerza mas votada)


      Por favor, analiza tus frases que, con mínimos cambios de partido, es la misma justificación que usa el PP para defender estúpidamente que debe gobernar la lista mas votada. Ahora la usas porque te interesa, y tu mismo argumento lleva a que debería gobernar el PP.
      De verdad, no sé cómo no sois capaces de daros cuenta de lo que estáis diciendo.

      Saludos,

      Eliminar
    6. Muy ingeniosa tu respuesta, Pedro... salvo por un pequeño y nimio detalle: nadie le está pidiendo a Fabra que vote a favor de la investidura de nadie.

      Yo sí que no puedo creer que no te des cuenta de que lo que estáis planteando es un despropósito sin sentido. Sólo espero francamente que, a la hora de la verdad, quienes tienen mando en plaza plieguen velas, asuman la realidad y no se entorpezca por un ejercicio de tacticismo la posibilidad de un gobierno de cambio en Valencia. Un gobierno que sólo puede estar presidido por quien es el candidato de la primera fuerza de izquierda en la comunidad.

      Eliminar
    7. Vale, o sea el partido mayoritario no tiene por qué gobernar, porque lo que importa es la mayoría de diputados/votos y no quien fue el mas votado (porque esa es la justificación, y es lógica), pero en cambio un partido con más votos que otro no puede votar a ese otro, porque es el mayoritario y entonces ahí el parlamentarismo ya no vale sino lo que vale es el criterio mayoritario que antes negamos... Vamos, que las mayorías alternativas al mas votado valen pero solo cuando se respete al mas votado dentro de la mayoría alternativa, aunque las mayorías no valgan....muy lógico todo, oye.

      De verdad, que yo entiendo que tienes que defender a tu partido, pero no me puedes hacer comulgar con ruedas de molino y con argumentos absurdos y contradictorios desde su propia génesis.
      Si queréis que Ximo sea presidente buscad argumentos mejores, que los encontraréis. Lo que no es un argumento es la selección convenenciera de las normas y convenciones que rigen un sistema parlamentario, eligiendo las que me interesan y negando el resto, porque al final uno se queda con la sensación de que, a la hora de buscar el interés propio, el PSOE no deja de buscar justificaciones y normas adhoc de la misma manera que lo hace el PP en situaciones similares.

      Saludos,

      Eliminar
    8. Me temo que me debo explicar fatal o tú te empeñas en no entender. Gobierna quien es capaz de obtener la confianza mayoritaria de la cámara, no necesariamente quien obtuvo más votos. En ausencia de mayoría absoluta o suficiente esa confianza mayoritaria exige acuerdos entre formaciones políticas diversas.Hasta ahí todo claro.

      La cuestión ahí es, a quién le debe corresponder la tarea de liderar esa mayoría. Pues naturalmente, a quien tiene mayor número de apoyos. De hecho, probablemente y salvo que renuncie expresamente, quien primero tratará de formar Gobierno será Fabra. Si se constata que no puede o renuncia, será Puig, que es quien mayor número de votos ha obtenido.

      Mira Pedro, entiendo por lo que te vengo siguiendo que, al final muchos manejabais la hipótesis de que el PSOE estaba acabado y que iba a acabar más o menos como el PASOK. Bueno, digamos que, al menos de momento eso está lejos de pasar y por tanto cualquier cambio político que se quiera liderar desde la izquierda pasa invariablemente por contar con el PSOE. Te adelanto, esto va a seguir pasando en noviembre, así que convendría empezar a resituarnos todos, a dejar los eslóganes y las teorías previas y sentarnos de una vez a conformar mayorías de acuerdo con la voluntad ciudadana en base a programas políticos que restituyan lo que el desastre de estos años ha generado. Si no se hace así, estoy seguro que los ciudadanos lo van a castigar.

      Eliminar
    9. Horacio,

      Vamos a ver, como me sigues creo que sabes que vengo defendiendo desde hace meses que la aparición de C's ha creado un nuevo escenario donde el PSOE ha conseguido un papel y una parcela importante, papel que estaba perdiendo a pasos agigantados cuando estábamos situados en un escenario dual PP vs Podemos, que era terrible para el PSOE.
      Yo, ante ese escenario dual, creía que el PSOE iba efectivamente a una pasokización parcial (por su fuerza en Andalucía no podía ser total), pero esa pasokización no era un proceso de un año ni siquiera de unas elecciones, era un proceso consecuente en el momento quedase tercera fuerza en un escenario de tres partidos.
      Ese escenario, con C's, ha cambiado por ahora, así que no me digas que hago argumentos pensando en la pasokización porque, además, para que ésta se produzca el PSOE debe apoyar al PP, y yo estoy defendiendo que el PSOE haga exactamente lo contrario.

      Dicho esto, insisto por enésima vez que no quieres entender el sistema parlamentario y que mezclas los conceptos a tu conveniencia. En un sistema parlamentario debe gobernar quien más apoyo tenga de la cámara como bien has dicho y, además, se debe intentar crear un bloque lo más firme posible de diputados para tener un apoyo legislativo estable,
      Aquí no se trata de ir "por turnos" y de hacer rondas de candidatos, del primero al último. No, lo que se hacen son rondas de contactos, se ve qué mayorías pueden existir y se trabaja en base a esa mayoría. Por eso Fabra no va a intentar ser presidente, porque sabe que no tiene los apoyos.
      La mayoría que hay para gobernar es un bloque de 55 diputados de PSPV, Compromis y Podemos, y entre ellos debe haber negociaciones para ver quién preside el consell. Y debe ser ese grupo quien lo decida, y todas las opciones están abiertas y son legítimas, y eso tenéis que entenderlo porque sino estáis haciéndoos trampas a vosotros mismos y a los demás.
      Y lo que digo es que de esos 55, 32 prefieren a Oltra y 23 a Puig, y si se llega a un acuerdo programático y se entiende que ese bloque de 55 es quien va a sostener la tarea legislativa del consell, lo lógico es que sea Oltra la presidenta por el apoyo mayoritario dentro de la mayoría. Y lo lógico se puede cambiar, y puede ser Puig o cualquier otro, siempre que ese bloque esté de acuerdo, pero no se pueden imponer reglas absurdas de decir que debe ser Puig por ser el mas votado porque el mas votado fue Fabra.

      Tu intentas extender esto a otras fuerzas fuera de la mayoría para hacer un cambalache numérico. Oye, pues si se quiere eso que se sume a C's a esa nueva mayoría, y si al final el pacto es de 68 diputados pues entonces se vuelve a ver quien tiene más apoyos, y si en ese caso es Puig (que imagino lo sería), pues que sea Puig el presidente. Si es muy fácil.

      Saludos,

      Eliminar