La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







lunes, 13 de julio de 2015

Angela Merkel y el Juego de Tronos

















Escribo esto con la sensación de que incluso antes de acabar de escribirlo todo puede cambiar en un segundo. Fuera del escrito que hice sobre la manipulación los medios de comunicación respecto a Grecia, no he hecho ningún ejercicio de análisis sobre las negociaciones, precisamente porque soy consciente de que se está transmitiendo casi en exclusiva el punto de vista de las instituciones europeas y que en este tipo de negociaciones no todo es público, sino que probablemente hay muchas cosas habladas bajo mano.

Ahora mismo da la sensación de que el gobierno griego hizo todo lo que pudo para negociar pero que, al final, no le ha valido para nada e incluso ha sido contraproducente. Parece que la convocatoria del referéndum, que parecía una buena idea para cargarse de fuerza con el aval ciudadano y marcar un suelo, ha sido tomado por los “socios” europeos como una amenaza terrible que podía sentar un precedente que no podían permitir.
Creo que no es desconocido para nadie que al gobierno de Syriza se le ha tratado con agresividad desde el primer momento en que llegó, tanto porque era el resultado (y la prueba) de unas políticas erróneas y absurdas que han hundido Grecia durante los últimos 5 años (y revertirlas era el mandato prioritario de ese gobierno), como por el hecho de que suponía una ruptura del establishment de partidos y una amenaza de una revolución política que podía extenderse. Por moderados que fuesen los planteamientos renegociadores de Syriza (moderados porque estaban avalados por la razón, tanto técnica como moral), fue una amenaza desde el primer momento.
Al final alrededor de Grecia se creó un dique de contención. Syriza debía fracasar, bien por fracaso manifiesto de sus políticas bien porque acabase haciendo lo mismo que sus predecesores, traicionándose a sí misma. Como si fuese una infección se la trató, y como ese era el objetivo de todo se obvió e incluso se generó una resistencia a la cuestión verdaderamente central, que era el fracaso del austericidio griego y la evidencia de que Grecia no puede pagar sus deudas.

Ciertamente sorprende la “pasividad” con la que Tsipras ha asumido su derrota. Creo que el gobierno de Syriza ha demostrado ser lo suficientemente valiente (sin juzgar las consecuencias de esa valentía) como para aceptar sin rechistar el draconiano plan de ajuste que le han hecho firmar. Así que creo que hay dos posibilidades que no son nada descartables.
La primera es que, detrás de esta estética de derrota y capitulación de Grecia, se haya pactado off the record una renegociación de la deuda. Cuando escucho a Merkel decir que no va a haber renegociación de la base de la deuda me parece intuir que una extensión del plazo de devolución y un largo periodo de carencia podría estar acordado. Al final alargar los plazos de devolución o eliminar intereses es una renegociación de facto, solo que parcial y temporal, que es un poco el juego que quieren las instituciones europeas, ir engañando a la muerte. El documento dice que eso se tratará en el futuro si el gobierno griego es bueno, pero podría estar pactado ya entre bambalinas.
La otra opción es que Tsipras haya pactado esto porque no tiene más remedio y no puede salir del euro ahora mismo, pero que no tenga intención de cumplirlo y lo único que haya hecho es ganar tiempo para poder salir del euro en condiciones más favorables para Grecia. Por dar alguna idea podría pactar una asistencia financiera con Rusia y con China para un periodo de transición y dar el “golpe” de la salida del euro por sorpresa. No es una opción tan descabellada: Al final le han hecho firmar algo que casi parece unas capitulaciones de paz. Una vez obligado a firmar eso, tampoco parece que vaya a tener especial buenas intenciones con sus “socios” a futuro.

La verdadera desgracia de todo esto es que creo que el fin de la eurozona y quién sabe si de la UE se puede haber sembrado hoy. Obviamente todo puede cambiar y nada está escrito, pero este plan sobre Grecia es un sinsentido económico, político y geoestratégico y acabará con Grecia fuera de la UE (si es que no hay pacto oculto, insisto). Lo que no han sabido interpretar los líderes europeos es que Syriza no era una desgracia casual sino una consecuencia inevitable de sus acciones de estos años. A Syriza la ha creado la austeridad, es su producto y es que además era un buen producto: Syriza representaba una opción no rupturista.
Pensar que si se acaba con Syriza van a volver los mismos líderes a los que los griegos desprecian y consideran traidores es una ingenuidad propia de un idiota o de un fanatismo propio de un talibán, y si tenían alguna duda no tenían más que haber visto el 62% de votos que sacó el NO en el referéndum griego. Porque la interpretación correcta de ese referéndum no era que Tsirpas era un peligro con el que acabar, lo sensato era pensar qué iba a pasar si Tsipras era derrotado, porque los profundos sentimientos anti-Troika están ahí y no van a desaparecer, al contrario.
Si Syriza es derrotada quizá la inercia lleve a un nuevo gobierno de partidos tradicionales, pero bajo él comenzarán a crecer dos semillas peligrosas: El pro-soviético KKE y el Nazi Aurora Dorada. Y estos sí son peligrosos, estos sí que odian la UE y pueden llevar a problemas gravísimos en todos los ámbitos. La única suerte es que son incompatibles y no pueden gobernar juntos, pero el desastre lo generarán igualmente. Y los alemanes deberían saberlo, porque ese es el escenario que destruyó la República de Weimar.
Y ya no es Grecia, ya no es un pequeño país al lado de los Balcanes y del que unos líderes despiadados e insensibles pudiesen pensar “que se maten entre ellos”. Es que con este pacto mañana saldrá Marine Le Pen y dirá que Francia debe salir ya del euro antes de que Alemania la machaque. Y pasado mañana el NO a la UE del referéndum que ha prometido Cameron aumentará, y seguramente Beppe Grillo volverá a coger fuerza con un discurso histriónico contra la UE. Y el establishment europeo quizá pensará que ha anulado a Pablo Iglesias, pero se equivocan y ahora explicaré por qué.

Estas negociaciones nos han demostrado una cosa: El fuerte aplasta al débil. Esta es la principal lección que podemos sacar de todo este asunto. Por mucho que le asistiese la razón, el gobierno griego no podía hacer nada porque el eurogrupo y su germánica líder estaba pensando en las consecuencias que tendría que Syriza tuviese éxito. Merkel ha querido aleccionar a Tsipras, primero para contener la infección y luego, después del referéndum, para dar una lección a todos los demás, para que viesen qué les esperaba si se rebelaban.
Es puro juego de Tronos, es la política que nos enseña la serie de TV y que tanto se dice que tiene relación con la realidad de la política. La política en la UE es un juego de tronos, de poder, donde quien manda usa el miedo y la fuerza, donde los líderes solo ceden cuando tienen miedo de perderlo, donde todo es más oscuro de lo que parece y mucho más maquiavélico. Hay pactos, líderes débiles, egos, fanatismo, incapacidad de reconocer errores y una memoria nula sobre ciertas cuestiones históricas.
La cuestión es que pensábamos que la política moderna se basaba en otros valores, que la UE se basaba en una solidaridad producto de las desgracias pasadas del continente. Tantas veces hemos escuchado hablar de la generosidad de la UE, de los valores de los padres fundadores, de reconciliaciones… ¿qué queda hoy de todo eso? ¿Solo la sensación de que con los líderes del pasado esto se hubiese solucionado de otra manera? Hay quien tiene la sensación de que con Kohl y Mitterrand esto no hubiese pasado, otros quizá piensen que a lo mejor ha pasado porque Mitterrand y Thatcher se equivocaron y aceptaron la unificación alemana.
Hoy la política queda reducida a un juego vil de intereses y de poder, sin altura de miras ni moral superior. Aquellos que cantan alegremente el #Tsiprasnopudo no se dan cuenta que lo que se está diciendo es que la razón no importa, que la democracia misma no importa, que solo importa la fuerza, solo importa el poder. No es caer en el voluntarismo, pero no puede ser que la opinión de una sociedad no se tenga en cuenta para nada porque no es fuerte, porque es deudora.

En este entorno de Juego de Tronos, donde los actos de justifican por la fuerza y no por la razón o la moral, hay actores que sabrán sobrenadar. Merkel y sus socios pensarán que ellos perdurarán en este entorno pero la verdad es que acaban de sembrar el mal y un posible desastre futuro. Porque en el momento la solidaridad intraeuropea no significa nada se potencia a Le Pen, a Farage y a Wilders, en el momento en que los valores de la “Europa social” no importan un carajo no hay incentivo alguno para que los sindicatos o los partidos de la izquierda actúen en posiciones pactistas o con responsabilidad institucional.
Y mucho cuidado porque alguien que sabe cómo nadar en esta situación de Pablo Iglesias, quien jamás ha negado que ve la política como un juego de poder. Rota la red de protección europea y sus consensos fundacionales, este juego de poder, que parecía orientado al pacto y al término medio, puede ser orientado al conflicto y al choque de fuerzas. Pablo conoce los procesos rupturistas latinoamericanos donde la ruptura de consensos crea polarización y, ante esa, se elige bando. ¿Os suena eso de que “el miedo cambie de bando”? Servido en bandeja de plata…Tan solo hay que cambiar el tono y el objetivo. Y como esta pseudo-recuperación demuestre ser el espejismo que parece que es vamos a tener problemas graves.

Merkel no hace el mal, lo siembra”. Hoy cree que ha ganado, pero ha sembrado una semilla que, como germine, puede acabar con la UE misma. Nunca se ha hecho tanto para humillar a un socio, nunca se ha impuesto una dialéctica de capitulación como la de esta vez. Y cuando se siembra el mal la cosecha tarda en salir, pero saldrá, igual que las consecuencias de Maastrich tardaron década y media en verse.
Y cuidado que esto no ha acabado. Quien piense que Tsipras convocará elecciones, las perderá y se quedará Grecia “pacificada” se equivoca. En Grecia pueden pasar mil cosas y ninguna de ellas buena. Qué desastre, qué verdadero desastre. 

15 comentarios:

  1. Siempre me han parecido razonablemente realistas sus comentarios sobre la actualidad política, pero creo que en este de hoy, lucubra sobremanera sobre conspiraciones, ultimátums y acuerdos bajo cuerda. Y espero no tener que darle la razón en un futuro próximo. En todo caso, mis felicitaciones por su blog, que sigo con interés día a día. Un saludo afectuoso desde las islas Canarias.

    ResponderEliminar
  2. Ni el tradicional, ni el biológico, ni el tecnológico. Al final nos someterán con el terrorismo económico. Nos dijeron hace 40 años que íbamos a viajar todos en Concorde, lo hacemos ahora en Ryan Air y acabaremos la mayoría yendo en burra.

    ResponderEliminar
  3. Ojalá esto sea cierto, Pedro:

    " pero ha sembrado una semilla que, como germine, puede acabar con la UE misma."

    Ojalá...¡que las estrellas te oigan!

    Voy a decir aquí lo mismo que en el foro de Lib.Dem en Facebook:

    "Suponiendo que todo sea como nos cuentan los medios neolibegales, hoy ha sido un día trágico para la democracia en Europa. Una verdadera desgracia política. Ahora sí de verdad no cabe otra: necesitamos un amplio frente internacional o al menos "europeo" contra la eurozona, es decir, defender la RUPTURA. Llevo años defendiendo romper con la eurozona. Necesitamos seguir con el mismo espíritu del NO, del OXI griego. A pesar de que el pueblo griego estaba MÁS que preparado para salir del euro y romper con Europa, a Chipras le entró pánico y ha cedido todo. NO existe un "euro bueno" ni la voluntad de dialogar. Ellos son una dictadura. La democracia ha muerto, la soberanía mermada, el neoliberalismo autoritario se impone. ¿Solución? Salir de la eurozona, suspensión de pagos, desobediencia a los tratados europeos y básicamente ya no estamos ante un escenario normalizado. O recuperamos la democracia con el espíritu del OXI, del NO a Europa, o seguiremos en dictadura. Chipras no estaba preparado para la puñalada de la Unión Europea...a pesar de que muchos de nosotros sí sabíamos, desde hace años, que con las dictaduras no es posible negociar. Es necesario destruírlas."

    Además, no sé Pedro si crees que igual va siendo hora de decir cosas más radicales...cosas que yo nunca pensé que diría pero te las diré en privado.

    Un gran saludo ¡y ánimo a todos los que realmente aman la democracia!


    ResponderEliminar
  4. El brochazo grueso en el análisis de realidades complejas, abrochado con maniqueismos de telenovela (los buenos y los malos), nos lleva a conclusiones estrafalarias, cuando no al puro estrambote valleinclanesco. Los sucesivos gobiernos griegos han acudido a las instituciones financieras internacionales para acabar sufragando gastos que no tuvieron nada que ver con el desarrollo de su país sino con su propio lucro. Esos gobiernos griegos, y no otros actores, son los culpables de la situación económica de Grecia. Echar balones fuera y culpar a los usureros es un mecanismo de autodefensa pero no justifica ni explica nada. El actual gobierno de Grecia llegó al poder porque propuso una alternativa política, una alternativa que no ha podido, o no ha sabido, o ambas cosas, aplicar correctamente; los graves errores cometidos por el Gobierno Tsipras en la negociación con los acreedores son parte de este desastre. Echarle la culpa a Alemania o a Merkel del desastre griego, con todos los respetos, es falso. Tsipras y su gobierno son igualmente culpables de la situación actual, por sus errores garrafales de planteamiento y por su falta de respeto a la ciudadanía griega, a la que han timado con un referéndum de pacotilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique,

      Estás cayendo precisamente en lo que denuncias, en el "análisis de realidades complejas, abrochado con maniqueismos de telenovela (los buenos y los malos), nos lleva a conclusiones estrafalarias", y resulta verdaderamente chocante viviendo de ti.

      Erras gravemente en el análisis que haces, precisamente porque coges un pedazo descontextualizado de los hechos y lo conviertes en reflejo de la globalidad de los mismos. Pero te equivocas haciendo eso y te voy a explicar por qué.
      Podíamos hablar del error básico en la generación de la zona euro, en una moneda que hace daño a las economías del sur por su propia estructura. Podríamos hablar de cómo en la UE supieron, en 2004, que Grecia había falsificado las cuentas para entrar en el euro, y nada pasó porque nada importó entonces.
      Todo eso pasó pero voy a obviarlo para ponerme en el escenario más favorable a tus planteamientos. No hay error en la génesis del euro ni irresponsabilidad previa tanto en la aceptación de Grecia como en su no sanción. Lo obviamos todo ¿te parece bien? OK.

      Pues bien, llega 2009 y Grecia, víctima de una quiebra de modelo, destapa un pastel de cuentas falsas y economía en quiebra. En ese momento los socios europeos la ayudan, y vamos a obviar también que la ayudan fundamentalmente para no crear un dominó que acabase con sus propias economías, voy a imaginarme infantilmente que fue un acto de generosidad ¿vale? No te quejarás, estoy siendo fantasiosamente infantil y favorable a tus tesis, nunca me verás siendo tan generoso en el debate ;-)

      Pues bien, una vez la malvada Grecia es rescatada por sus angelicales socios, se le "recomienda" un paquete de reformas, en modo de estrategia para que pudiesen pagar su deuda y recuperarse. Total, como los griegos eran unos inútiles, tenían que ir los que sabían a arreglar Grecia. Y entonces pasa la clave de todo: Grecia hace CASI TODO lo que le piden.
      ¿Resultado? Caída del 25% PIB, como si hubiese habido una guerra. Ese es el resultado de las políticas aplicadas, y este punto es fundamental porque es la clave para entenderlo todo: La austeridad fracasa de forma fulminante en Grecia, sin paliativos, sin posibilidad de discusión. Por favor, que esto es fundamental, hay que entenderlo.

      Y la propia dinámica de una democracia lleva a que los que colaboraron con esa caída del 25% del PIB salgan del gobierno, y que entre un gobierno que evidentemente tiene como prioridad revertir esas políticas que se han demostrado objetivamente destructoras. No en vano Grecia tiene un 26% de paro, un 30% de población sin asistencia sanitaria, más de la mitad de pensionistas viviendo por debajo de la pobreza relativa y, adicionalmente, más de la mitad de familias viviendo de las pensiones de uno de sus miembros, etc, etc. No es moco de pavo, es una situación claramente terrible y lo que se pide es la corrección de unas políticas erróneas.

      El punto esencial está ahí. Los griegos han pagado con una brutal recesión y contracción las políticas de sus gobiernos. Podriamos hablar hasta qué punto y hasta qué plazo temporal una sociedad es responsable de lo que han hecho sus gobiernos anteriores, que normalmente les han engañado, pero no quiero entrar en ese debate filosófico ahora mismo. La cuestión es que la penitencia está hecha, más que con creces.
      Lo que se está pidiendo desde el gobierno griego y que pido yo como europeo, es que los creadores del austericidio asuman su parte de responsabilidad en el hundimiento del 25% del PIB de Grecia y en su empobrecimiento súbito, porque la tienen. Y es esa negativa, la negativa a asumir la responsabilidad, el problema fundamental. Las instituciones europeas han conceptualizado esa recesión como un problema interno griego,no de sus políticas, o como una penitencia adecuada. Y no lo es, no es ya que tenga sentido, es que es de una crueldad innecesaria.
      (...)

      Eliminar
    2. (...)
      Esto no consiste echar el 100% de la culpa a nadie. Es que los griegos, Enrique, ya han pagado su culpa, y los "usureros" y los creadores de las políticas de austeridad no es que no han pagado su culpa, es que ni siquiera han aceptado que se les diga que se han equivocado. Porque ese es el principal problema con Varoufakis, que se atrevió a decirles de mejor o peor forma que se habían equivocado, lo cual es una evidencia palmaria.

      La posición maniquea es precisamente querer que los griegos paguen toda la responsabilidad, no solo de lo que sus gobernantes hicieron, sino de los programas que les impusieron desde fuera. Porque quienes se han lucrado de ese sistema no son ni el jubilado griego que cobra 400€, ni el jovenzuelo que no tiene futuro con un 60% de paro juvenil, ni el parado de larga duración que no tiene sanidad. Los que se lucraron posiblemente tengan su dinero a buen recaudo y no sufran estas penalidades.

      Por favor Enrique, replanteate el planteamiento general de lo que está pasando en Grecia, porque estás siendo terriblemente injusto. Nadie está pidiendo argumentaciones de buenos contra malos, sino se pide simplemente unas responsabilidades justamente compartidas y un poco de humanidad. Quienes no aceptan esto y humillan al hundido son los que se auto-califican como los malos de la película.

      Saludos,

      Eliminar
    3. Lo que yo intentaba decir, evidentemente sin éxito, es que la culpa de lo que ha ocurrido, y de lo que ocurrirá en Grecia no solo la tiene el sistema de la UE, que es culpable, sin duda, sino que los gobiernos griegos, elegidos por la ciudadanía salvo prueba en contrario, tienen también la otra parte de la responsabilidad. La cuestión es que no es el pueblo griego el que está sometido al acoso y derribo por parte de unas instituciones europeas ávidas de sangre, cuyo único objetivo es joderles la vida de manera "gratuita" - entiéndase "gratuito" como sin más motivo que el de causar daño por diversión -, sino que en este drama todos han contribuido al 50%. Y no entro en debates de metapolítica, que no me da el "cabolo" para tanto.

      Eliminar
    4. Bueno, entonces te entendí mal. Yo me siento incapaz de dar porcentajes, te asumo el 50% por dar un número, pero la cuestión es que creo que el 50% de los griegos está más que de sobra cubierta y ahora correspondía a las instituciones hacer su parte, y en vez de hacerla lo que han hecho es agrandar el castigo a Grecia.

      Y creo que nadie en Grecia deja de reconocer lo que han hecho sus gobiernos. No tienes más que ver cómo el PASOK está al borde de caer en el extraparlamentarismo. Lo que creo que es evidente es que Syriza no tiene ninguna responsabilidad en la creación de la situación griega.

      Saludos,

      Eliminar
  5. La UE acaba de sancionar a España, en un gesto sin precedentes, por falsear las cuentas y presentar un déficit falso ¿También es un contubernio de Merkel y sus acólitos para acabar con el Gobierno de don Mariano? ¡Amoshombre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta misma pregunta que planteas es la que debe hacerte ver que estás argumentando al revés.

      Imaginate que esa sanción, que en principio no es extremadamente gravosa, es tan alta que supone que la Generalitat Valenciana tuviese que recortar el gasto en sanidad y educación un 20% durante una década.
      Dime Enrique ¿lo considerarías justo? Tu eres valenciano ¿hasta qué punto los ciudadanos valencianos deben pagar el haber sido engañados por sus políticos? ¿4 años, 10, dos siglos? ¿Hasta qué punto deben pagarlo con fundamentos básicos como la sanidad o la educación? Porque hay un 30% de gente sin sanidad ´pública en Grecia Enrique, porque los niños tienen que ir con fotocopias a clase porque no pueden comprar libros ¿sería razonable acabar con las becas de niños que no tienen ninguna culpa de haber sido engañados? ¿Con la sanidad de enfermos?

      Plantear las cosas como lo estas planteando, si te fijas, es poner en duda los más básicos principios del estado del bienestar y diría que de la sociedad liberal. Estás generando un castigo per secula seculorum que afecta, no a los responsables, sino a aquellos a los que nos hemos comprometido dar las mismas oportunidades y no vamos a poder dárselas a causa de esta penitencia.

      Este caso te ayudará a ver muy bien la perversidad y la violación de los principios liberales, sociales y democráticos de lo que está pasando en Grecia, además de la chapuza de un castigo que no castiga a los responsables sino a quienes no lo eran.

      Saludos,

      Eliminar
    2. Los ciudadanos valencianos tenemos nuestra parte de responsabilidad en esto, puesto que elegimos, una y otra vez, a los políticos que sabíamos que nos estaban esquilmando. Sin duda, nosotros, todos, la ciudadanía valenciana en general, tenemos nuestra parte de culpa. Recuerda el viejo dicho: "la primera vez que te engañan es culpa de los engañadores, pero a partir de ahí, la segunda y sucesivas veces, es culpa tuya". Pues eso.

      Eliminar
    3. Claro, pero por eso proceden las preguntas ¿qué parte? ¿Cuanto tiempo debemos pagarla? ¿En qué cosas no se puede "meter mano" para pagar eso? ¿Realmente un recorte indiscriminado de gasto público básico está haciendo pagar a los culpables, o mas bien éstos no pagan nada y quienes pagan son los engañados?

      Quizá te parezca metapolítica, pero todo esto es muy importante que sepamos poner límites a estas cosas porque es muy fácil tomar la parte por el todo y crear argumentos estrafalarios en estas situaciones complejas con redes de engaño, descontrol, auditores que no auditan, socios que miran a otro lado cuando les interesa, burbujas económicas toleradas por todos, y que, al final, acaban siempre pagando las partes más débiles.

      Eliminar
  6. Una pregunta Pedro, porque más o menos he ido leyendo y siguiendo todo este proceso, pero de ahí a ser capaz de relatar y valorar cada momento y factor de la negociación (en mi caso) va un trecho. ¿Es una impresión mía o según iban avanzando (en el tiempo) las negociaciones las condiciones de la troika iban endureciéndose más y más? Si la respuesta es sí, es obvia la conclusión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julio,

      Las condiciones fueron endureciéndose sobre todo desde que Tsipras convocó el referéndum. La UE dijo que si convocaban el referéndum sería peor para ellos y se han encargado de cumplir la amenaza, endureciendo las condiciones hasta parecer una capitulación de guerra. En vez de entender la situación, han actuado con una dureza aleccionadora.

      Y sí, la conclusión es obvia, por mucho que los medios o las intituciones se ve que prefieren convertir el detalle o la falacia en argumento.

      Eliminar
  7. Tras mi profunda decepción de lo que ha resultado ser la UE, mi deseo es salir de ella cuanto antes. Un deseo que crece y crece entre los ciudadanos de la UE. Cada vez somos más. Los políticos de la UE (y de las naciones que la componen) son incapaces de llevar a cabo políticas que hagan atractiva la Unión. Conforme pasa el tiempo, ven con más claridad que el rechazo hacia ella va creciendo, pero no reaccionan. ¿Por qué? ¿Acaso no temen que los cauces democráticos que imperan en la zona sirvan para huir de la misma? ¿Confían en que cuentan con recursos para obligar a todo el mundo a quedarse contra la voluntad de los ciudadanos? Yo ahora mismo recuerdo que a los estados del Sur de los EEUU se les obligó a quedarse en la Unión cuando decidieron marcharse. ¿En qué está pensando esta gente?

    ResponderEliminar