La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







miércoles, 9 de septiembre de 2015

Sobre la reforma de las pensiones














El sábado pasado el programa La Sexta Noche hizo un pequeño “debate” sobre pensiones con dos economistas, Eduardo Garzón, economista heterodoxo, y Juan Ramón Rallo, baluarte mediático de los economistas digamos “ultra liberales”. El debate fue bastante decepcionante por el formato (un minuto cada uno en tres tandas diferentes) y dejó una sensación de vacío, pues es un tema muy amplio que merecía un debate en profundidad.
Me gustaría hablar un poco sobre las pensiones en España y sobre todo su futuro, viendo las alternativas que hay, las reformas que se pueden hacer y destacando, sobre todo, lo que no se debe hacer.

Yo creo que hay poca duda de que las pensiones en España necesitan una reforma. Nuestro sistema es un típico sistema de reparto donde los trabajadores pagan las pensiones de la generación que está jubilada con sus cotizaciones, habiendo una transferencia intergeneracional. Sin embargo este sistema fue ideado en unas condiciones diferentes a las actuales, donde la cantidad de trabajadores en activo era bastante mayor que la de pensionistas (generando un ratio trabajadores/pensionistas alto) y, sobre todo, en un momento en que los salarios eran crecientes y las rentas del trabajo se llevaban mayor porcentaje de la productividad.
Actualmente esas condiciones aún se cumplen, pero la tendencia nos dice que puede no seguir siendo así. Se habla mucho de que si baja el ratio trabajadores/pensionistas el sistema será insostenible, lo cual es una verdad parcial (o una mentira parcial) porque solo sería así si el resto de factores permaneciesen constantes. Al final la ecuación es tan sencilla como “lo que entra por lo que sale”, así que no importa solo cuantas personas aporten sino sobre todo cuanto se aporta. Aun bajando el ratio el sistema seguirá funcionando siempre que aumentemos los ingresos (bien por cotizaciones más altas o ingresos por otra vía) o bajemos los gastos (bajar las pensiones), y estos aumentos de ingresos y descenso de gastos se pueden hacer de muchas formas, no de una sola.
Así pues nos encontramos en un sistema con muchos factores y muchas posibilidades de corrección. Esto nos debe dejar una cosa clara: Cualquiera que diga que el sistema de pensiones es insostenible o sostenible solo por una razón nos está engañando. No hay “una razón” que defina la sostenibilidad o la insostenibilidad, hay muchas posibilidades y, por tanto hay que descartar las posturas integristas. Quien nos diga que el sistema es insostenible por el famoso ratio miente, y quien nos diga que es sostenible simplemente porque la productividad va a aumentar también lo hace (o al menos simplifica).

El famoso Rallo es uno de los que dicen que el sistema es insostenible por el ratio trabajadores/pensionistas. Rallo es un dogmático, de esos que tienen la conclusión predeterminada y busca los datos que la ratifiquen (ignorando los que la rechazan), pero como es un vendedor de humo tiene cintura y capacidad de adaptación y sabe “trilear” muy bien al servicio de su causa.
Rallo propone desde hace años un sistema de capitalización privada que sustituya al público de reparto. La capitalización que propone es básicamente el sistema que hay en Chile, que ha dado tan buenos resultados que la presidenta Bachelet tuvo que hacer un complemento público en 2008 debido a las miserables pensiones que ha generado para la mayoría de los chilenos. Si queréis más información sobre la perversidad del sistema chileno podéis verla aquí. Lo cachondo es que los defensores del sistema de capitalización dicen que el de reparto es insostenible porque el ratio de trabajadores respecto a los pensionistas está bajando, cuando técnicamente el sistema de capitalización tiene un ratio de 1:1 (vamos, uno respecto a sí mismo y con años de retraso), inferior a la peor previsión para un sistema de reparto.
¿Dónde está el truco? Pues que los ultraliberales reproducen el milagro de la multiplicación de los panes y los peces pero esta vez con el dinero, donde no es el mesías quien multiplica las cosas sino el nuevo dios, el dios mercado. El “truco” de esto es que, según ellos, el dinero capitalizado invertido en bolsa va a crecer tanto que nos va a dejar copiosas pensiones. Para vendernos la estafa, en sus cálculos hay rendimientos del capital de alrededor del 7% sobre la inflación, algo que va bastante más allá del optimismo.
¿Y cuál es la realidad? La realidad es que la inmensísima mayoría de planes de pensiones privados (que básicamente es el mismo sistema) ha dado rendimientos por debajo de la inversión en deuda pública y que incluso un tercio de ellos ha dado pérdidas. Esta es la realidad, que obviamente nada tiene que ver ni remotamente con las fantasías de los “capitalizadores”.
Por cierto, Rallo dejó a todo el mundo de piedra el otro día cuando dijo que no recomendaba a nadie hacerse un plan de pensiones porque es un “saca comisiones”. Pero Juan Ramón ¡¡Si tú eras de los que hablabas de incrementos sostenidos del 7%!! ¡¡Si tú eres defensor del sistema chileno, que es el mayor saca comisiones que existe!! Por eso os digo que esta gente tiene cintura y una capacidad de adaptación increíble, porque para venderte la moto te dirán que las motos son todas una mierda, menos la suya claro, que es mágica.

Fuera de las fantasías capitalizadoras la verdad es que hay un problema con nuestro sistema de pensiones. El gobierno está teniendo que recurrir al fondo de garantía de pensiones para cubrir éstas, fondo pensado para momentos recesivos. La cuestión es que este fondo se va a acabar en poco más de dos años de seguir así, y entonces habrá que subir las cotizaciones, bajar las pensiones o complementar el sistema de alguna manera.
Porque la cuestión es que no estamos en un momento recesivo solamente, sino que aquí hay un problema estructural. Nuestro problema no es solo el ratio (que también) sino fundamentalmente que tenemos una situación laboral pésima, con un paro estructural altísimo y sueldos cada vez más bajos. Y como nuestro sistema depende de los salarios (y de sus cotizaciones asociadas) es la precarización laboral y el alto paro estructural quienes harán el sistema insostenible a medio plazo.
Entendiendo esto, la postura intuitiva para hacer las pensiones sostenibles es actuar sobre el mercado laboral, para subir los sueldos y bajar el desempleo. Pero es que esto no es fácil y la única manera con la que hemos conseguido bajar el paro ha sido bajando los salarios y precarizando y desguazando el empleo, lo cual no mejora nada la situación, quizá incluso la empeora por la estructura resilente que crea.
Y luego hay un problema social generado. Con las exigencias de cotización actuales y los salarios que hay ¿Cuáles serán las pensiones del futuro? Porque hay mucha gente que se va a jubilar en los próximos años y va a tener pensiones muy minoradas a causa de haber perdido el trabajo a final de su vida laboral (o no haber llegado a los años de cotización). Y esto quizá sea bueno para la sostenibilidad del sistema, pero es malísimo para la gente.

La forma de reformar el sistema de pensiones va a depender mucho tanto de la moral que tengas como de las perspectivas socioeconómicas del mundo al que nos movemos. Yo me baso siempre en un punto de vista “social”, igualitarista y redistributivo, como bien sabéis. Pero es que, además, me baso en una percepción económica muy determinada: Creo que a medio plazo no vamos a volver a tener desempleos del 8-10%, si es que los volvemos a tener alguna vez. Y si llegamos será porque hemos puesto a la mitad de la población a trabajar a media jornada. Vamos, que no va a haber la “cantidad de trabajo” de antaño, y lo podremos dividir para tener menos desempleo o dejar un alto desempleo, pero la situación de hace unos años no va a volver.
Así pues el trabajo, mediante las cotizaciones sociales, no puede ser la base de las pensiones del futuro. Esto implica en primer término que la más urgente reforma es dotar al sistema de pensiones de otra financiación que no sea las cotizaciones sociales, como pasa en otros países. Y esta financiación puede ser por el IVA, el IRPF, impuestos medioambientales, de sucesiones, patrimonio u otros, pero deben ser ajenos a las cotizaciones. Por ejemplo ¿se podría completar el sistema con un impuesto a las transacciones financieras? ¿O quizá con un porcentaje del IVA recaudado? Y sí, obviamente esto supone o subir la presión fiscal o recortar por otro lado.
Pero a medio plazo va a haber que repensar el sistema, y creo que se tiene que hacer en todos sus aspectos. Y planteo uno que creo que no podemos obviar ¿tiene sentido que haya pensiones de 2.500€/mes cuando otros jubilados cobran 370 €/mes? Yo creo que no, y creo que vamos a tener que replantear los máximos y mínimos del sistema, bajando un poco el máximo y subiendo el mínimo.
No obstante no creo que fuese buena idea hacer una pensión “plana”, pues es importante que quien más cotice tenga mejores pensiones. Hacer lo contrario crearía desafección entre los sueldos medios y podríamos catalizar posiciones políticas de privatización de las pensiones si hacemos eso. Tiene que haber cierta proporcionalidad, pero también redistribución, la cuestión es equilibrarlo adecuadamente, quizá mediante dos “pilares”, uno de pensión mínima garantizada (quizá financiada en parte o totalmente con impuestos generales) y otra proporcional a las aportaciones (financiada por las mismas mediante un sistema de reparto).

El debate de la reforma de las pensiones no va a tardar mucho en llegar de nuevo y va a ser importante tener los principios claros porque si no nos colarán otro aumento de la edad de jubilación y un recorte de las pensiones, recorte que si no ha hecho aún este gobierno es por un cálculo electoral y porque el fondo de reserva las está sosteniendo. Y ojo, yo soy partidario de aumentar la edad de jubilación si, y solo si, es un cambio estructural para pagar los servicios de dependencia que un país envejecido necesita. Trabajar un poco más a cambio de residencias públicas y cuidadores me parece algo razonable, el problema es que esto no tiene sentido si tenemos a la gente joven y el paro disparado. Al final volvemos al mismo punto, el problema del empleo.
Más allá de cuestiones técnicas, que las hay, hay un fondo en todo esto. Al final el problema de las pensiones no es tan distinto al de los salarios, al final se trata de sí la riqueza generada se reparte colectivamente mucho, poco o nada. Y en todo esto subyace un obvio peligro, que es que en un mundo donde el trabajo sea cada vez menos necesario la desigualdad se va a disparar en favor de los que tengan el capital (el gran capital, porque los pequeños capitales no rentan como los grandes).
De ahí que este debate no sea ajeno ni independiente a aquellos que hablan de la Renta Básica o de la división del trabajo. Y por cierto, repito una de las cosas que dije hace tiempo ¿Y si la Renta Básica fuese la solución al problema de las pensiones? Quizá podía ser este pilar de “pensión mínima garantizada” del que hablaba antes.

8 comentarios:

  1. Lo del rendimiento del 7% se refiere a la media que ha dado la bolsa a lo largo del S. XX es decir, comprando un fondo que replique a las bolsas mundiales se sacaría eso. Esto es lo que recomienda Rallo. Nunca le he visto recomendar los planes de pensiones privados establecidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      Rallo recomienda un fondo que, al final, es como un plan de pensiones privado, que luego dice que no le gustan los planes de pensiones de los bancos porque son un saca-comisiones, pero luego resulta que sí le gusta el sistema chileno con AFP's que cobran muchas mas comisiones que cualquier banco en España. Vamos, un sinsentido absoluto del que intenta salir haciendo trilerismo con los términos y los contenidos.

      Respecto a lo del 7% puede sacarlo de donde quiera (en el estudio dice que lo saca suponiendo un 10% porque es menor que el incremento del IBEX de 1986 a 2006 y suponiendo un 3% de inflación), pero la cuestión es que ese 7% es una falacia. No hay rendimientos del 7% anual sostenido en ningún plan de pensiones ni aunque el banco te pagase las comisiones (tienes un estudio enlazado).
      Vamos, que está vendiendo un engaño para defender un sistema de pensiones que no se sostendría.

      Saludos,

      Eliminar
  2. En 1er lugar, y como dice David, Rallo se refiere a que fondos de inversión los hay de muy diversos tipos, pero un fondo conservador tiene muy poca rentabilidad; algo que unido a las comisiones de gestión hace que el valor que rescata el inversor es muy pequeño (cuando no lo hace con pérdidas). Dichos fondos tienen una componente muy alta de RFija, y gran parte de esta en deuda pública, por eso no se descarta que el gobierno haga un juego win-win. En cualquier caso, haciendo exégesis tras leer sus libros y artículos, Rallo es partidario de una sociedad de propietarios, en la que éstos poseen acciones de empresas que ofrecen valor al consumidor y en este sentido las bolsas tienen rendimientos medios a 30 años superiores al 5% (sin incluir dividendos). Justifico yo que todo el mundo haya de estar invertido en productos de riesgo para su jubilación? No. No todo el mundo posee suficiente formación financiera (algo que creo que debería enseñarse en la educación pública) y siempre puede haber gente que haya invertido muy mal (basta con replicar un índice a largo plazo para obtener mayores rendimientos que lo que proporciona el sistema actual de reparto). Esto lleva a sistemas mixtos en los que la parte pública sirva de complemento a la variable en caso de que no llegue a una cantidad digna; gente con adecuada formación, diversificando la inversión por países y si queremos afinar más, por sectores podrá aprovecharse de los beneficios de la capitalización compuesta.

    El siguiente punto me lleva a la redistribución como argumento para financiar las pensiones vía impuestos. ¿Quién decide cuánto? ¿Es justo? A mí me parece aberrante financiar algo que tiene su naturaleza en el ahorro madiante la descapitalización de aquellos que están trabajando. Una vez abierta la espita, cualquier excusa en buena para subir impuestos con lo que se empiezan a crear incentivos tóxicos a la hora de crear riqueza que, no lo olvidemos, es la que financia todo gasto social. Sé que argumentas que tiene que haber un justo medio, equilibrio; pero ¿no crees que eso es muy difícil y que tiene que haber un sustrato cultural en el país que acepte pagar unos altos impuestos para no sólo financiar servicios públicos sino para ayudar al que no genera renta suficiente?

    Por último, dejas caer la implantación de la Renta Básica Universal. Amén de su dudosa justicia ética existe, de nuevo, el problema de los incentivos a crear riqueza. Rallo ya ha debatido este asunto con sus promotores en España (Raventós y altrii) y ha demostrado que no se podría financiar el monto de RBU que proponen a día de hoy.
    Si de lo que se trata es de ayudar a aquellos a los que no les llega su renta (y esto aplica no sólo a las rentas del trabajo, sino al monto de la pensión resultante de un sistema de capitalización puro) se puede implantar una Renta Mínima de Inserción: en el caso de una persona en edad de trabajar, la cobraría hasta que encuentre en un mercado laboral si no totalmente casi totalmente libre, una fuente de ingresos que le permita vivir dignamente. En el caso de una persona jubilada, una fuente de ingresos que le permita vivir dignamente hasta su muerte, ya que habiendo sido formada convenientemente e invertido libremente, haya obtenido unos ingresos inferiores a ese umbral.

    Es claro que nos separan visiones ideológicas distintas (yo soy liberal y tú eres socialdemócrata jacobino; yo no creo en la redistribución sino en la colaboración en un mercado en el que todos intercambian los diferentes bienes y servicios que son capaces de producir), pero estoy dándote una solución plausible desde mi enfoque:
    Libertad de acción para los individuos, de tal manera que se les permita la disposición total de las rentas derivadas de sus trabajo y ahorro para llevar su plan particular de vida (incluyendo la edad a la que quieran retirarse). A todos aquellos a los que no les ha sonreído la suerte en ese entorno libre, permitirles que se levanten con sus propias manos y no ponerles trabas aún siendo buena la intención; y mientras tanto ayudarles con algún tipo de renta complementaria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      Intento responder con brevedad y por puntos:

      - Lo que hace Rallo con los fondos es simplemente un regate para evitar un hecho que hunde su tesis: Que los rendimiento de los fondos de pensiones son bajos y, por tanto, no pueden sostener las fantasías capitalizadoras.
      Dices, como contraposición a este argumento, que las bolsas tienen rendimientos históricos del 5% (entiendo sobre inflación) a 30 años. Este dato puede ser cierto, pero su extrapolación al futuro es falsa, y no solo porque "rendimientos pasados no hacen rendimientos futuros", sino porque la realidad es que si analizas un histórico de los últimos 30 años ves unos crecimientos decrecientes de las rentabilidades.Ese es el problema, no solo las comisiones como intenta vender Rallo.
      A modo de ejemplo te dejo este estudio sobre los rendimientos de las AFP en Chile, que se supone que tienen una rentabilidad histórica de casi el 8% pero, conforme se van analizando los que entraron en el sistema en las distintas décadas, se ve que el rendimiento es decreciente y claramente insuficiente: http://mitorentabilidad.blogspot.com.es/

      - Respecto al tema moral y si es "justa" tal o cual cosa. Este planteamento de la moralidad y la justicia es subjetivo. Para ti "descapitalizar" a alguien vía impuestos no es justo, pero para mi lo que no es justo es la distribución del beneficio de la productividad que se da en el mercado capitalista. Por tanto la redistribución es una medida correctiva, que responde a situaciones pragmáticas pero que también responde a un planteamiento ético y moral.
      Otra cosa es que efectivamente esta "justicia" puede ser excesiva, pero es que la posibilidad del exceso y el abuso es consustancial a la naturaleza de las cosas, y se puede dar tanto en una decisión gubernamental como en el propio mercado a causa de la desigualdad inherente que existe en el mismo. Ambos excesos se producen, por eso la cuestión es el equilibrio, que no es estático sino que dependerá de cuestiones morales que tampoco son estáticas ni únicas.
      Y obviamente hay excesos que pueden ser contraproducentes, como también pueden serlo los defectos. Pero eso es ya más una cuestión técnica, no moral.

      - Lo de la renta básica es un largo debate, de todas formas entiende que lo proponía como algo medioplacista no como algo a implantar ya. La RBU representa un cambio radical en lo que es todo el sistema de bienestar y redistributivo, no es algo fácil y su implantación debe tener en cuenta efectivamente los incentivos. De todas formas ten presente que los defensores de la RBU argumentan que no produce desincentivo al ser aditiva a la renta conseguida, aún así creo que es importante las cuantías para no producir determinados efectos.
      Yo estoy de acuerdo en que no es financiable a corto plazo pero sí se puede plantear como un horizonte a medio plazo, y se puede empezar reuniendo los distintos subsidios no contributivos en una Renta Básica, por un lado, y creando la RBI (o renta mínima) por el otro como bien has comentado.
      De esto escribí aquí, por si te interesa: http://larepublicaheterodoxa.blogspot.com.es/2014/08/podemos-y-la-renta-basica-universal.html

      Saludos,

      Eliminar
  3. Hola Pedro. Te respondo igual, por puntos:
    - No sé si Rallo está defendiendo el modelo chileno. La realidad es que está compuesto por partes administradas por el Estado y otras con aportación individual. Me vale como sistema de transición en el que, lógicamente salen más desfavorecidos los que menos han cotizado (no entro en razones). Podríamos entrar a discutir cuál es la manera mejor de cubrir a esa gente y recalco, que dicho sistema no es completamente libre en tanto el Estado dirige el ahorro. En cuanto a la rentabilidad de la bolsa, te dejo un estudio del P. Fernández y altrii (IESE) en el que concluyen que la rentabilidad acumulada es del 11%: http://www.iese.edu/research/pdfs/DI-0890.pdf.
    Rentabilidades pasadas no aseguran futuras, pero el comportamiento de bolsas a largo plazo reflejan la creación real de riqueza en el mundo, algo que es evidente y de la que creo que la sociedad debería aprovecharse no sólo vía bienes de consumo.
    -El segundo punto es meramente ideológico. La asignación de ganancias según productividad sería más efectiva cuanto más libertad, permitiendo a cada uno utilizar sus armas (no sólo renta). De lo contrario, aceptamos implícitamente comportarnos como Procusto. Ésto no quita para que la sociedad (vía Estado o vía solidaridad) complemente la renta de aquellos que se quedan desplazados en mercado libre.
    -RBU: la financiación a largo plazo adolecería del mismo defecto que la de corto: no tiene en cuenta la elasticidad de la base imponible respecto al tipo impositivo sobre rentas más altas. En cualquier caso, en tu post hablas de RB para trabajadores; esto elimina la U del acrónimo. Otra cosa es que en la práctica se trate de una transferencia neta desde las rentas altas a las bajas.

    Algo que también veo criticable de tu artículo es que aunque das en el clavo en el problema (gente que se queda fuera), fallas con la solución: no es repartir el trabajo, sino favorecer la empresarialidad para que surjan oportunidades de negocio y que a la vez haya facilidad en la formación de los trabajadores para adaptarse a dichos modelos productivos, no emplear a trabajadores que no producen lo suficiente para mantener una renta 'digna'. Pero ese es otro debate.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi réplica:

      - El estudio del que hablas nos da un 11% bruto, sin contar inflación. Además, está hecho en un periodo determinado de comienzo de una importante financiarización de la economía, con una reciente entrada en la UE, con muchas privatizaciones de empresas, etc.
      Pero hay algo más importante: La rentabilidad acumulada crea un efecto mental irreal, porque se malinterpreta. Mira, en 2010 la bolsa ya había caído brutalmente y mucha gente que liberó sus planes de pensiones ahí perdió posiblemente un 30% de pensión respecto a lo que hubiese sido un año antes, sin embargo la rentabilidad acumulada es enorme ¿por qué?
      Ejemplo muy sencillo. Imagina que una inversión crece un 15% el primer año, un 12% los 9 siguientes y un 7% los 4 siguientes; pero se pierde un 30% en último año. En esos 15 años la rentabilidad acumulada sería altísima, pero la realidad es que las mayores rentabilidades se dieron cuando se tenía una inversión pequeña y, cuando se tenía muchísimo dinero, la rentabilidad negativa te recorta un 30% todo tu capital ¿ves donde está el truco?
      Lee el post http://mitorentabilidad.blogspot.com.es/ y verás donde está el fraude. Es precisamente por eso por lo que los planes de pensiones de los 10 últimos años dan en muchísimos casos pérdidas y casi siempre por debajo de la rentabilidad de la deuda pública, es por eso por lo que cuando comparas un caso de plan de pensiones privado con el sistema público el segundo sale mejor, por mucha rentabilidad acumulada que haya. No son las comisiones, es falso, es fundamentalmente por eso.
      Ah! Y una cosa: Cuando se lee cualquier estudio siempre hay que tener presente quien lo presenta y si tiene intereses determinados. Si sus conclusiones concuerdan con sus intereses, entonces sospecha.

      - No es así. No es verdad que haya una asignación más efectiva con más libertad, eso es un mito. La competencia perfecta no existe, existen monopolios naturales, barreras para la inversión, existe un equilibrio de Nash entre los agentes dominantes, etc. La teoría es una cosa escrita en un papel, la realidad es que, cuanto más "libertad económica" hay, más desigualdad, y así lo estamos comprobando en todo el mundo en la última década. Y te puedo dar casos reales en muchísimos sectores. Que no te engañen: No es el "estado" o la "regulación", es la dinámica natural del capitalismo.

      - No, en mi post hablo de la RBU para todos los ciudadanos ¿de dónde sacas que es para trabajadores? Eso sería el complemento salarial de Garicano...

      Tu último párrafo, lamentablemente, también me parece un mito. Favorecer la "empresarialidad" es un brindis al sol, no es nada tangible, y no es más que propaganda con intenciones claras de defensa de intereses particulares. Y no es cuestión de emplear a trabajadores que no producen nada, dale la vuelta, igual la cuestión es no permitir empresas que no producen casi nada de valor añadido, que es precisamente lo que pasa cuando favoreces la "empresarialidad"

      Saludos,

      Eliminar
  4. Sobre el rendimiento de bolsa. Está ahí, son datos puros y duros que no se pueden negar. Cierto es que ganancias previas no aseguran ganancias futuras. Aunque afortunadamente la humanidad seguirá prosperando y creando riqueza, lo que se traducirá en incrementos de las empresas cotizadas. Me parece que caben muy pocas dudas al respecto.

    Los planes de pensiones en España efectivamente son muy malos. Por altas comisiones, mala gestión o vaya a saber qué. Pero son muy malos ya que rentan muy poco en comparación con otro tipo de fondos. Por ello son muy poco recomendables.

    He aquí un ejemplo de fondo índice de lo más sencillo:
    http://estrategafinanciero.com/lazy-portfolio-investment/

    Puede ver en el 2º gráfico "resultados con rebalanceo para el periodo 1988-2014, ajustados a la inflación" como da un rendimiento del 7% anual aproximadamente. Ahora aplique ese rendimiento a todo lo que está aportando vía cotizaciones y que no se acumula en ningún sitio ni aporta al ahorro del país.
    http://estrategafinanciero.com/wp-content/uploads/2015/10/Gr%C3%A1fico-1-1024x472.jpg
    Las comisiones son bajísimas, menores del 0,17%.
    Ah, y no se cuentan posteriores aportaciones de ahorros como las que supondrían las cotizaciones.

    Como añadidura este ejemplo combina fondo de bonos con fondo de bolsa para reducir la volatilidad y evitar ese efecto que indica de salirse en un momento malo.
    Aunque hay que decir que quedarse permanentemente en bolsa es muy poco prudente, ya que en el corto plazo puede hacer cualquier cosa y efectivamente tener pérdidas cuando necesites el dinero.
    Lo prudente es ir rotando a otro tipo de activos.

    Es decir, hay formas de inversión muy poco complicadas que sí que dan ese rendimiento que se indica y salvaguardan en gran medida el crecimiento obtenido a interés compuesto. No es ninguna quimera imposible como ha afirmado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, se equivoca,

      Por favor, lea el articulo que he copiado ya dos veces: http://mitorentabilidad.blogspot.com.es/ Y entenderá por qué la rentabilidad acumulada del 7% es un falseamiento numérico que nada tiene que ver con la rentabilidad real que se recibe de una inversión o de un plan de pensiones/ahorro.

      Los planes de pensiones no son muy malos por "vaya a saber por qué", son muy malos porque la realidad de las inversiones, las rentabilidades decrecientes y las rentabilidades reales son malas. No es por las comisiones, no es porque inviertan mal, es sencillamente porque esa es la naturaleza de los mismos, y exactamente lo mismo sería con un plan de ahorro.
      No se confunda, no se deje liar por bonitas gráficas y magníficos supuestos que no se dan, mire la realidad. Y la realidad le dice que los fondos de pensiones son malos, que las rentabilidades reales (no nominales ni acumuladas) son decepcionantes, y que el sistema de reparto dá mejores pensiones, Ejemplo aquí: http://elpais.com/diario/2011/01/21/opinion/1295564412_850215.html

      Dígame por favor ¿quién conoce usted que con ahorros "normales" tenga planes de pensiones y/o ahorro que les haya provisto de una pensión tan onerosa como dicen sus modelos? Se no digo yo: A Nadie, y no conoce a nadie porque a nadie le ha pasado.
      En base a fantasías y a toros pasados salen todos los números, pero eso es humo, y quizá vale para hacer Regreso al futuro IV pero no para la vida real.

      Por favor, no se deje liar. Es el típico timo de la estampita de toda la vida, usted no va a contratar ahora un plan de inversión de ese estilo y va a tener a la vuelta de 30 años esos retornos, se lo garantizo.

      Eliminar