La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







jueves, 29 de octubre de 2015

Cuatro posibles gobiernos tras el 20-D













Tal y como están las cosas y salvo enorme sorpresa, España va a tener en 2016 un gobierno apoyado al menos por dos fuerzas políticas, sea de coalición o no. El escenario dibujado por las encuestas nos dice que muy difícilmente el partido que más votos saque pasará del 30%, y eso lo situará lejísimos de la mayoría absoluta, situación que no podrá solventar con apoyos puntuales como hizo Zapatero durante sus dos legislaturas. Además, esta vez el efecto de la ley d'Hont no va a ser tan mayoritario como en otras ocasiones debido a la distribución de votos, aunque sí es posible que el PP mantenga una sobrerrepresentación por su control de las provincias más pequeñas.

Tal y como está en panorama, lo que parece que se decidirá el 20-D es cual va a ser la coalición de gobierno tras las elecciones. Las posibilidades son varias y preveo hasta 4 posibilidades, que son estas:


Gobierno PP-C's

Esta opción es la que parecen indicar muchas de las últimas encuestas publicadas. Por la naturaleza de esta alianza muy probablemente no podría tener ningún aliado adicional (quizá algún diputado suelto de Coalición Canaria o el Foro) y por tanto entre las dos fuerzas deberían sumar los 176 escaños de la mayoría absoluta.
El problema es que probablemente las últimas encuestas están hechas en un entorno de “subirse al caballo ganador” respecto a C's y ese partido parece estar hinchado o, en su defecto, no lo está pero no se ha contemplado suficientemente la consecuente caída de votos del PP. Las encuestas de estas semanas están dando a la suma PP + C's entre el 44 y el 45% de voto, mientras que hace algo más de un mes difícilmente superaban el 40%. El caladero de votos de C's es fundamentalmente el PP y este cambio, por tanto, no parece muy probable.
Si esta alianza se produjese parece que C's exigiría que el presidente del gobierno no fuese Rajoy. Hay que ver cómo se tomarían algo así en un partido como el PP, ya que no hay precedentes de esto en España. De todas formas, y aunque medie esta exigencia, si el PP queda el primero en las elecciones parece bastante probable que C's le apoye, porque el apoyo de C's al PP se ha dado en multitud de CCAA, diputaciones y ayuntamientos.
En mi opinión, la clave para que esta combinación sea posible está en qué harán los votantes de los cinturones metropolitanos de Barcelona y Tarragona que en las autonómicas catalanas votaron a C's para oponerse al independentismo. Si siguen votando a C's, entonces es probable que este gobierno se dé, si no lo hacen y votan a PSC o Podemos imagino que la suma no llegará a los 176 escaños.

Gobierno PSOE-C's

Esta opción es probablemente la favorita para estas dos fuerzas. El aliado más cómodo para el PSOE es C's, y a éste también le seria más fácil apoyar un gobierno de Sánchez que uno del PP. Estas dos fuerzas se entenderían perfectamente a nivel de libertades públicas y no creo que estén demasiado separadas a nivel económico. El liderazgo nuevo en el PSOE le haría más permeable a las reformas que C's le pueda exigir.
El problema de esta combinación es que no parece que salgan los números. Creo que todavía no he visto ni una encuesta en que estas dos fuerzas sumadas se acerquen a los 170 escaños. Si el PSOE consiguiese mantenerse en niveles parecidos a los de 2011 y C's realmente tuviese esa fuerza que las encuestas le otorgan estos días, quizá podrían llegar a la mayoría con algún apoyo externo. La dificultad es que C's es bastante incompatible con los nacionalistas, con los catalanes por supuesto pero tampoco parece fácil que partidos como el PNV acaben apoyando a un gobierno así (quizá sí la investidura de Sánchez pero no hacer un pacto firme). La legislatura podría ser parlamentariamente complicada, aunque sí que es cierto que el PSOE podría tener apoyos puntuales de casi todos los partidos en momentos determinados.
Si la decepción con Podemos se extiende, ese voto lo puede absorber el PSOE y eso más un gran resultado en Andalucía podría darle la base de escaños necesaria para poder pactar con C's.

Gobierno PSOE-Podemos

Creo que no es la preferencia del PSOE pero sí es la única opción que tiene Podemos en esta situación. Este gobierno parecía bastante probable hace unos meses y sería coherente con lo que pasa en muchas CCAA. La investidura de este gobierno podría contar con apoyos en IU, Compromís, PNV, Geroa Bai y otros, pero sería fundamental que la suma de PSOE y Podemos superase ampliamente los 150 escaños, algo que las encuestas otorgaban hasta prácticamente agosto.
Para que esta opción sea viable, Podemos debería quedar por encima de C's en la mayoría de circunscripciones y “quitarle” algunos de los 4º,5º y 6º escaños, y conseguir así que la suma PSOE+Podemos sea superior a la de PP+C's. También me parece fundamental que Podemos pase del 15% de los votos, porque sino se quedará con una cifra de escaños bastante modesta.
Al igual que ha pasado en Portugal, esta es una opción que probablemente se intentará evitar a toda costa por parte de los poderes económicos y por el establishment de la UE.

Gobierno PP-PSOE

Esta es la última opción para ambas fuerzas, pero no es nada descartable. De hecho es bastante posible que si las tres combinaciones anteriores se quedan sin mayoría absoluta y/o sin posibilidad de ser investidos (y los partidos independentistas en el parlamento es posible que actúen como minoría de bloqueo), esta será la opción que finalmente se dará. Sería dañar al bipartidismo irremediablemente, pero no hay duda que sería una opción muy bien vista por los aliados europeos.
Si analizamos muchas de las encuestas de hace unos meses veremos cómo la única opción de gobierno razonable es esta. Este gobierno lo presidiría quien quedase primero, que parece que sería el PP, aunque creo que también sería posible prescindir de Rajoy. Si por cualquier razón Podemos quedase por encima del PSOE, éste recibiría presiones terribles desde todos los ámbitos para pactar con el PP.


Básicamente estas son las cuatro opciones de gobierno que hay salvo sorpresa enorme. La situación es compleja, porque ya no se trata de elegir un partido u otro y votar a la contra si uno no te gusta, se trata de varias combinaciones y esto convierte la decisión del voto en algo mucho más delicado. Elegir el voto a un partido para apoyar una de las posibles coaliciones es bastante difícil pues hay votos que no prejuzgan la combinación y, además, el voto no solo vale para elegir la combinación sino también para otorgar fuerza relativa a cada uno de los partidos en el momento de la negociación. Lo normal es votar al partido que te parece que tiene las mejores propuestas, pero mirar las posibles combinaciones parlamentarias es algo normal y también debe ser tenido en cuenta a modo de estrategia.
Lo que parece evidente es que hay un partido que puede pactar con todos (el PSOE) y otro que solo podría pactar con uno (Podemos). El voto a Podemos es el único que no apoyará al PP, y los votos a PP y a C's también garantizan que Podemos no va a tener parcelas de poder. Al final el voto a Podemos es el más concreto,y después el del PP. También es lógico: Son los extremos.
Por poner un ejemplo ¿qué se debe votar si se quiere un gobierno del PSOE con C's? Pues la verdad no lo sé, habría que ver el escenario demoscópico cerca de las elecciones y ver a cual votar de los dos. Si el gobierno PSOE-Podemos no parece cercano y el PP-C's sí entonces habría que votar PSOE, en caso contrario C's. Son situaciones complicadas, inseguras y cambiantes, y cualquier apuesta igual te sale “rana”, de hecho es hasta posible que para “forzar” la coalición que quieres lo mejor sea no votar a ninguno de los partidos que la van a componer (sí, si quieres una gran coalición PP-PSOE es posible que la estrategia adecuada sea debilitarlos a ambos).

Hay otra cosa importante en estas elecciones. Suponiendo que no gobierna el PP, sería importante que el PP se quedase bastante por debajo de los 140 diputados que representan 2/5 del congreso y, además, tampoco consiguiese 2/5 de los senadores (esto va a ser muy difícil). Esto permitiría que se pudiese proceder a una reforma de la constitución de los capítulos no esenciales, entre ellos el que marca que la circunscripción electoral es la provincia, que es necesario cambiarlo si se quiere hacer una buena reforma de la ley electoral. Hay otra manera de reformar la constitución con solo mayoría simple en el senado, pero requeriría que el PP sacase menos de 116 diputados (1/3), algo complicado.
Porque las próximas cámaras no solo van a tener que elegir un gobierno y aprobar leyes ordinarias, también tendrán que promocionar una reforma de la constitución y el PP es una fuerza inmovilista que probablemente será un lastre para este cometido. Pero esto ya lo trataré otro día.

1 comentario:

  1. Me temo que una reforma de la Constitución pactada con el PP (y por qué no, con Ciudadanos y con el PSOE), será peor que la que tenemos ahora: aprovecharán para darnos otra vuelta de tuerca a los ciudadanos.

    ResponderEliminar