La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







miércoles, 7 de octubre de 2015

La izquierda autodestructiva














Estas últimas semanas me parece estar viendo a la vez todos los defectos tradicionales de la izquierda de este país, a saber: Cainismo, maximalismo, “reaccionarismo”, incapacidad de rectificación, etc. Conforme se acerca la fecha electoral estos defectos se van agrandando y se ven de forma más transparente, como si la cercanía de las elecciones no importase o incluso como si diese cierto morbo el jugar al borde del límite. La verdad es que no podía imaginar que estaríamos en esta situación a escasos dos meses de las elecciones.
A estas alturas de la película tenemos tres “proyectos” de izquierda a nivel general (Podemos, Ahora en Común y como quiera que se llame lo que han organizado Llamazares, el juez Garzón y Talegón), a EQUO saltando de una candidatura a otra, confluencias regionales que ni avanzan ni retroceden y un rotundo fracaso reciente en Cataluña. Y todo esto cuando hace nada las fuerzas de izquierdas cosecharon su mayor éxito en la democracia con la obtención de la alcaldía de 4 de las 5 principales ciudades de España… ¿Qué demonios está pasando?

En mayo de 2014 las fuerzas de izquierda consiguieron un resultado bastante bueno (Podemos, IU y Primavera Europea sumaron el 20% de los votos, cerca del 23% del PSOE), y la aparición de un nuevo actor como Podemos llenó de esperanzas a mucha gente. Frente a una izquierda postcomunista que parecía no comprender este mundo, aparecía un partido joven con raíces en el 15-M, con vocación asamblearia y liberado de los viejos clichés dialécticos de la izquierda. Muchos pensaron que ese partido podía conseguir un apoyo popular que parecía vetado para las fuerzas de izquierda clásica y así pareció que sería durante un tiempo.
Pero entre una campaña mediática brutal con el objetivo de desprestigiarlos y cuestiones internas del propio Podemos como la existencia de carencias discusivas, la ausencia de cuadros preparados, de proyectos definidos, etc. El partido pareció perder el impulso inicial. Muchos han sido los errores de Iglesias y su grupo, pero el problema fundamental ha sido comprobar que Podemos no era lo que parecía en un principio. Los “aires” del 15-M fueron sustituidos por un bonapartismo nada disimulado, por un maquiavelismo organizacional y propio del centralismo democrático leninista mediante el cual los círculos, las votaciones online o las primarias se convirtieron en puro atrezzo que para nada valía y en el que ya nadie cree.
Aun así de la propia debilidad de Podemos, que se desentendió de las candidaturas municipales, salió la virtud. En un proceso de confluencia real, con otros partidos y miembros de la sociedad civil con proyectos e ideas originales, y lejos del control de la cúpula de Podemos, se generaron candidaturas de confluencia ganadoras en Madrid, Barcelona, Zaragoza y otras muchas ciudades. En Valencia, con un Compromís bregado y con los cuadros necesarios, y en Galicia, con unas Mareas enraizadas en la nueva izquierda urbana, también se consiguieron grandes éxitos.

Sin ignorar que las elecciones generales y las municipales tienen dinámicas distintas, de las elecciones de mayo se pudo sacar, por fin, la fórmula ganadora para presentarse ante un país deseoso de cambios: Las candidaturas de confluencia “reales” (que no las “marcas blancas”) eran el modelo a seguir y sus principios la hoja de ruta para las generales. Principios como la pluralidad, la democracia interna y las primarias, la generación de una marca común donde todos estén a gusto, la participación de personalidades conocidas de la población civil y la focalización en temáticas concretas y de amplio apoyo social como la lucha contra los desahucios, los privilegios o la desigualdad.
Nunca antes se había tenido una posición tan ventajosa para poder revolucionar la política en España, jamás se había vislumbrado de forma tan clara el camino a seguir, tan sólo se necesitaba generosidad por parte de quien creía tener el monopolio del cambio (Podemos) para aceptar que la nueva confluencia política no iba a estar bajo su control. Pero no les dio la gana. Primero hicieron un análisis torticero de los resultados del 24-M, intentando apropiarse del éxito cuando realmente fueron los principios e instintos que ellos rechazaron los que triunfaron, y luego empeñándose en que su marca, su invento, debía tener el monopolio del cambio, sometiendo a todos los demás a ser meras comparsas.
El camino a la confluencia se ha convertido en una guerra de posiciones, de egos y de manías. La cúpula de Podemos, ignorando las lecciones de la realidad, ha adaptado la estrategia a sus egos y prejuicios, extendiendo la mano en unas regiones y comportándose como una apisonadora en otras debido sencillamente a sus marcos mentales predeterminados. A Compromís o a AGE parece que les van a dar la luna, mientras a IU la han machacado y a Garzón le pedían cada día una exigencia adicional, porque desde su prejuicioso punto de vista había que acabar con IU.
El fracaso de Catalunya sí que es pot es una muestra de cómo los esquemas mentales de los líderes de Podemos, tan certeros hace un año, ya no funcionan en absoluto. Para ellos ICV es un actor relevante en Cataluña y allí había que tener una idiosincrasia propia, ya que es una “nacionalidad”. Además, había que situarse en la equidistancia entre el independentismo y el unionismo. Pues bien, el resultado ha sido un fracaso absoluto y no es solo es el fracaso, es que el análisis de la derrota ha sido de nuevo torticero y absurdo. Además de echar la culpa a la polarización existente (no a su estrategia de no posicionarse, por supuesto), en los análisis electorales y cartas a los simpatizantes van diciendo que el resultado catalán, que deja un escenario polarizado con dos bloques de tamaño similar, ¡¡revaloriza su posición neutralista!! ¿No os resulta una locura? Están en la misma cerrazón mental que criticaban a la vieja izquierda postcomunista.

No darse cuenta de que esa posición neutralista y de compadreo frente al independentismo ha sido la causa principal de su fracaso es increíble, pero es que persistir en la idea de hacer un referéndum vinculante en Cataluña sobre la independencia (y más cuando constitucionalmente no se puede) ya roza el desatino ¿De verdad no se dan cuenta de cuantos votos pierden en el resto de España por esa posición?
Pero lo peor es que esto de proponer un referéndum o reconocer el derecho de autodeterminación (traducido: Secesión) es algo común a toda la izquierda alternativa. Alberto Garzón también defiende el referéndum y que los catalanes decidan si quieren ser independientes o no, pero es que hasta la plataforma esta de Llamazares y Talegón propone una reforma constitucional con “derecho a decidir de las comunidades autónomas y nacionalidades históricas”…
Señores Iglesias, Garzón, Errejón, Llamazares, Talegón y todos los demás, respóndanme por favor ¿Cuándo en la historia de la humanidad, un partido de izquierdas que propusiese el derecho a la secesión de las regiones de un país ha ganado las elecciones? Por favor, respondan a esa pregunta ¿Ganó el Frente Popular en Francia o España proponiendo el derecho a secesión de sus regiones? ¿Lo hizo Olof Palme en Suecia? ¿Allende en Chile? ¿Willy Brant, Mitterrand, Clement Attlee? ¿Quizá Tsipras, Correa o Mujica? Digan un solo partido de izquierdas que ganase las elecciones con una propuesta semejante. No lo hay.
De verdad, no es tan difícil de entender, jamás se ganará unas elecciones generales proponiendo el derecho a la secesión de todas las CCAA o de algunas de ellas, ya no hace falta ni analizar la historia, con ver el CIS es suficiente ¿Qué tienen en la cabeza? ¿Se creen que van a inventar la pólvora a estas alturas? ¿Se creen que son más listos y hábiles que los demás, y que van a trasgredir las reglas de la política? Me resulta incomprensible, es un suicidio tan evidente que no puedo comprenderlo.

La izquierda española tiene un problema histórico con su cercanía al nacionalismo. Sería muy largo explicar las causas, y podríamos hablar de las enormes deficiencias del estado liberal, del carlismo, del cantonalismo, del anarquismo, pero me quiero perder por ahí. La cuestión es que el franquismo (o quizá la Guerra civil) creó extraños compañeros de cama y cualquiera que se opusiese al franquismo parecía ser un aliado o tener ideas aceptables. Y así la izquierda española comenzó a generar un cordón umbilical con el nacionalismo que todavía no ha cortado y que representa una alianza contra-natura.
Otro problema fundamental es el de la ignorancia política. Siempre se ha dicho que la izquierda en España ha defendido el derecho de autodeterminación, pero eso es crear una confusión interesada. Lo que entendemos por derecho de autodeterminación en el entorno actual español es derecho de secesión, pero antes del franquismo la “autodeterminación” era otra cosa, era la posibilidad de autogobernarse desde instituciones locales pero sin crear fronteras ni destruir la unidad del estado. Escribí sobre esto hace unos años, lo podéis leer aquí.
Lo normal sería que la izquierda española cortase es cordón umbilical con el nacionalismo, pero nuestra izquierda es “reaccionarista”, esto es, tiende a actuar por reacción a lo que hace la derecha y a actuar a la contra. Si la derecha defiende de la unidad de España, las mentes reaccionaristas de la izquierda piensan que hay que hacer lo contrario, así porque sí. Esto, además de una imbecilidad, es situarte siempre a remolque de las posiciones de los demás y entrar en el debate político con la vitola de perdedor. Llevan la L de loser escrita en la frente.

Con todo lo conseguido estos cuatro años, con todo lo avanzado, que nos encontremos en esta situación es un crimen. No se ha aprendido nada de las lecciones del 15-M, se han desbaratado todos los avances conseguidos y se ha vuelto a caer en una posición dogmática con componentes distintos de la que veníamos, pero dogmática al fin y al cabo. Se ha confundido el rechazo del maximalismo con la asunción de una molesta vaguedad conceptual, se está aplicando ese “populismo” adaptativo de forma selectiva en base a los propios prejuicios y se está pretendiendo corregir los excesos del asamblearismo a base de comportamientos de capitán general decimonónico.
Y no era tan difícil, de verdad que era fácil. Sólo había que entender que el país está demandando dos cosas básicas: Regeneración democrática y lucha contra la desigualdad. Había que hablar de subir salarios, de servicios públicos, de combatir los enormes privilegios de unos pocos, de reformas fiscales progresivas y justas, de acabar con una casta político-empresarial parasitaria, de economía sostenible, de lucha sin cuartel contra la corrupción; en definitiva, de una revolución democrática. Pero no, nos ponemos a hablar de secesiones, como si los ciudadanos lo fuesen a aceptar, de salir de la OTAN, como si eso fuese una preocupación social, de hacer una reforma constitucional y un sistema federal sin saber qué quieres reformar ni qué federalismo se pretende, de buscar la república…Lo de siempre, lo que siempre ha mantenido a la izquierda alternativa por debajo del 10% de los votos ¡¡Y se supone que habían aprendido la lección!!
Desde Podemos se critica mucho a C’s, se le llama marca blanca del PP, partido del IBEX-35 y se le presenta, con cierta rabia, como una especie de parásito político creado exprofeso para acabar con ellos. Esta actitud es la misma que en el caso catalán, es no aceptar responsabilidad alguna y echar la culpa a factores externos de que el castillo de naipes se te ha caído al suelo, porque aunque C’s fuese todo eso al final resulta que la gente quiere votarles ¿Sabéis por qué? Pues porque hablan de cosas concretas, porque hablan de impuestos, de contratos, de cuotas para autónomos, de infraestructuras, de libros de texto, vamos, de cosas tangibles. Si el voto va a C’s es porque no evitan debates en los que hay que mojarse como el del independentismo y no pretende pasar de puntillas en todo lo que pueda comprometer acogiéndose a eso de “que decida la gente. C’s hace todo lo que no hace Podemos, y a lo mejor nos está colando un gol y lo que proponen es puro humo insustancial (yo creo que en muchas cosas lo es) ¡Pero al menos proponen algo! No proponen abstracciones ni pretenden que se les dé un voto de confianza ciega por erigirse los defensores de “la gente”.

Veo a la izquierda autodestruirse en cámara lenta, con el mismo guion de siempre y siendo víctima de sus peores instintos. En este momento parece muy difícil que Ahora en Común y Podemos vayan juntos, regalándole fácilmente 15 ó 20 diputados al PP y al PSOE por puro capricho y egolatría. Y la culpa no es precisamente de Alberto Garzón, que parece que ha hecho todo lo posible por evitar esto.
Ya veremos qué pasa con las “confluencias regionales”, y que hace AGE, ICV y Compromís, porque sobre todo en este último caso la cosa se ha complicado. Para Compromís presentarse solo es una locura pero entrar en una confluencia con Podemos con este panorama tampoco parece mucha mejor opción. Al final sólo EQUO ha caído en las “garras” de Podemos, en un movimiento que comprendo pero que me parece muy cuestionable, tanto moralmente como políticamente a medo plazo.

La política no acaba en unas elecciones pero es que tengo la sensación de vivir en un día de la marmota permanente. A veces deseas que se peguen un golpe para a ver si aprenden, pero demonios, es que no aprenden jamás. Muchas veces piensas que los partidos nuevos vendrán con los errores de los viejos aprendidos, pero no, cometen muchos de ellos y además traen nuevos. Es descorazonador.
Yo no sé qué va a pasar, pero no preveo nada bueno. Por alguna incomprensible razón la izquierda alternativa siempre se acaba autodestruyendo a sí misma como si de una maldición se tratase. No sé qué hemos hecho para merecer esto.

20 comentarios:

  1. Puedo que voto apolítico se este escapando a Cs (tb creo q es bastante "timo"). Pero el mayor problema es que están perdiendo votante de izquierda moderado que estaba abandonado al PSOE. Y que era el objetivo de PI en 2014.


    Y encima han tenido suerte de q en UPD son tontos y no se han enterado de que votante "liberal" va a votar a Cs. Y UPD no se haya convertido en un partido socialdemócrata (que es su única esperanza de supervivencia).

    Porque entonces Podemos todavía tendría mas perdida de votos. Muchos votantes de podemos podría votar a UPD (que recordemos llego a 10% en encuestas antes de europeas).

    ResponderEliminar
  2. Cada vez me alejo mas de los partidos y que se empeñan en ser de izquierdas o derecha,creo que se deberia ir modernizando la cosa e intentar cosas nuevas. Esta mañana he escuchado a Garzon de Izquierda Unida que decia que Podemos se estaba yendo para el Centro, por dios,que harton de reir.

    ResponderEliminar
  3. He actualizado el evento final del día 31 de octubre, donde podría haber triunfado la confluencia real para ganar las elecciones

    https://facebook.com/events/1473201153009896

    ResponderEliminar
  4. Los podemitos me recuerdan mucho a cierto presidente de alguna republiqueta de caricatura e cierto continente allende los mares...

    Saludos Pedro. Siempre interesante...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Doctor,

      Pues siento discrepar. Ese "presidente de alguna republiqueta" no hubiese sido nunca tan cafre en alejar a aliados necesarios y ni en que sus manías y egos personales le hubiesen impedido alcanzar el poder ¿no crees? ;-)

      Saludos,

      Eliminar
    2. Si los alejó Pedro...Se encargó de desprestigiarles luego de obtener su apoyo. Manuel Caballero, Luis Miquelena y otros que le ayudaron a subir al poder, luego fueron defenestrados por ser críticos con sus acciones.

      Saludos Pedro...Me siguen siendo iguales...Incluso ahora, que Don Pablo se molesta porque no le llega la invitación de la recepción del día de la hispanidad...Al igual que chabestia se molestaba cuando los americanos no le invitaban a reuniones sobre América Latina...No son muy diferentes...

      Eliminar
    3. Pero doctor, es que Pablo no ha subido al poder...

      Eliminar
  5. Cada vez tengo menos claro a quien votar en diciembre. La izquierda está cada vez más dispersa y espesa, que ya no sabes si centran, derechean, radicalizan, o que demonios estan haciendo. Al final me pasaré a CD's que no me acaba de convencer pero es el único que parece que sabe por donde va. En Valencia voté a Compromís como revulsivo de tantos años de peperismo, porque se vendieron como límpia corrupción, valencianistas y sin voces independentistas. Poco tiempo ha pasado y ya empiezan a salir esas voces y a dedicar más tiempo a estas tonterias que a lo que de verdad importa: el bien estar del ciudadano de a pie.

    ResponderEliminar
  6. Sigo regularmente tu blog y me suelen gustar mucho tus análisis. Sin embargo, siento decirte que no estoy para nada de acuerdo con parte de tu escrito de hoy.

    Dices que una de las principales causas de la debacle de Catalunya Si Que Es Pot es su indefinición respecto a la independencia y su defensa del referéndum. También dices que esto es uno de los grandes problemas de Podemos y la izquierda alternativa de cara a las generales.

    Por otra parte, ensalzas el proceso de confluencia de las candidaturas municipales de izquierda como clave de su éxito - con lo que estoy muy de acuerdo. Pero obvias mencionar que muchas de estas candidaturas tenían posiciones bastante amables sobre la autodeterminación / nacionalismo periférico: BCNenComu era mucho más cercana al soberanismo que CSQEP. Las mareas gallegas estaban fuertemente influenciadas por el BNG. En Baleares, la izquierda catalanista sacó el mejor resultado de su historia. Incluso Compromís (con todos sus matices) es amable con el catalanismo.

    Incides mucho en que la defensa del derecho de autodeterminación es un causa de los problemas de la izquierda. Pero yo no veo ninguna evidencia que sostenga este argumento. Y la comparación con Tsipras o Mitterand es totalmente irrelevante en esta discusión ya que sus países no tienen nada que ver con España.

    En la situación actual yo creo que si tiene sentido defender un referéndum en Cataluña y luchar para que gane el No. Y esto es compatible con ser de izquierdas.

    Toni

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni,

      Quiero rebatirte dos cosas que has dicho.

      - Es verdad que había candidaturas municipales que podían ser más cercanas al soberanismo que CSQEP (tampoco veo yo que BCNenComú fuese mucho más, pero bueno digamos que sí), pero es que en el ámbito municipal no hay competencia alguna en ese sentido. El ayuntamiento de Barcelona nada tiene que decir en el tema de la independencia y precisamente por eso muchos anti-nacionalistas votaron a Colau pero, en cambio, no se atrevieron a hacerlo por CSQEP. Como ejemplo clarísimo de esto tenemos a Nou Barris, En las municipales BCNencomú sacó un 33,8% siendo primera fuerza, y en las autonómicas ganó C's, que casi duplicó el voto de CSQEP ¿no ves esa transferencia de voto?
      Por cierto, un líder político valenciano muy anti-nacionalista me dijo que no podían permitir que gobernase Compromís en la Generalitat pero que en el Ayto. de Valencia era distinto, y que ahí pensaba que debía ser Ribó el alcalde. Para que veas lo de los distintos ámbitos.

      - Hay una evidencia clara de que la autodeterminación es un problema, lo tienes en las encuestas del CIS ¿qué porcentaje de españoles quiere que exista un sistema confederal donde las regiones puedan independizarse si quieren? Poco más del 10%, y la inmensa mayoría de ellos son nacionalistas que ya votan a partidos nacionalistas. Pensar que defender el derecho de autodeterminación, cuando la práctica totalidad de tu electorado potencial la rechaza, no te va a pasar factura me parece increíble,
      Pero insisto en la pregunta que he hecho en el texto ¿qué partido de izquierda, en cualquier época o en cualquier país, ha ganado unas elecciones proponiendo el derecho de secesión de las regiones? Ninguno Toni, no lo ha hecho ninguno. Y no podemos decir que es que ningún país o ninguna época nos vale como comparación, porque los países de nuestro entorno comparten circunstancias similares ¿no se parecen Francia o Grecia a España? ¿Italia, Portugal, Argentina, Uruguay, Alemania? Muchos de estos países tienen problemáticas similares a la nuestra, tienen nacionalismos en regiones, sistemas políticos parecidos, idiosincrasias o circunstancias históricas compartidas. Y en ninguno se proponen estas cosas.

      Saludos,

      Eliminar
    2. Gracias por tu respuesta.

      Está claro que en las elecciones municipales se vota diferente. Pero tampoco hay que ignorar que candidaturas que estaban a favor del referéndum sacaron buenos resultados. Si el apoyo al referéndum fuera un No-Go total para la mayoría de los votantes, como tu dices, esto debería reflejarse de alguna manera en los resultados. Y los resultados muestran lo contrario. Muchos votantes pueden cambiar su voto, pero no tantos, sobretodo en las ciudades grandes, votan a un partido que defiende una posición que el votante rechaza frontalmente.

      Sobre la encuesta del CIS, la pregunta sobre el estado confederal está formulada de manera que casi sólo se puede aceptar si eres nacionalista periférico. Porque sugiere un estado inestable por naturaleza donde parece que las CCAA se puedan independizar cada día. Yo creo que el apoyo a un referéndum pactado en Cataluña en la situación actual es mucho más alto que el 10%. No tengo datos concretos (si alguien los pudiera aportar estaría muy agradecido), pero por ejemplo la encuesta de El País de ayer sobre la Comunidad Valenciana da un apoyo de casi el 40% al referéndum catalán. Y es más, la gran mayoría de los que pueden estar a favor del referéndum son de izquierdas. Por tradición histórica y, quiero creer, también por un mayor respeto a las minorías y a la voluntad popular.

      Y sobre tu pregunta, es irrelevante que sea un partido de izquierdas o de derechas. En general, los partidos estatales/federales ni se plantean el derecho de secesión de sus regiones porque está completamente fuera de su realidad. Claro que Grecia, Francia, Argentina, Alemania e incluso Italia tienen tradiciones y culturas parecidas a la nuestra en muchas aspectos, pero sabes perfectamente que no tienen el problema "nacional" de las dimensiones de Espana, por tanto la comparación con ellos es bastante irrelevante. Cómo van a proponer el derecho a secesión de sus regiones, si ninguna de ellas lo pide de manera seria?

      Los ejemplos más cercanos para al caso espanol serían Canadá o Reino Unido que, aún teniendo un sistema político bastante diferente, tienen un problema de nacionalismo periférico similar al espanol. Y en estos casos, los partidos estatales de izquierdas no tuvieron que estar radicalmente en contra del referéndum para no ser barridos del mapa.

      En definitiva, yo creo que el rechazo al reférendum no es tan frontal como tu dices; y no es una losa insalvable para la izquierda alternativa. Es más, creo que si el referendum se plantea de manera inteligente (juntándolo con referéndum de reforma constitucional en toda Espana por ejemplo) el apoyo puede ser bastante amplio.

      Eliminar
    3. No estoy de acuerdo Toni.

      Claro que las candidaturas que estaban a favor del referéndum sacaron buenos resultados, pero porque esas son las candidaturas nacionalistas/independentistas. Y sus votantes, generalmente, son bastante fieles, y sobre todo serán mas fieles cuanto más radicalizada sea su postura, como es el caso.
      Si Podemos o quien sea piensa que estando a favor del referéndum podrá conseguir, cara a unas elecciones generales, el voto de los votantes de JxS o de la CUP, se equivoca, fundamentalmente por el primero (cosa distinta es el segundo, porque las CUP no se presentarán a las generales). Pero dime ¿tan buena idea es perder millones de votos en el resto del estado para absorber, no sé, 200.000 votantes de las CUP? Es una loca absoluta.

      Sobre la encuesta de ayer de ELPAIS tengo la sensación de que la respuesta está marcada por la pregunta que hace metroscopia, es decir, por lo que dice de "pactado y legal". Mi impresión, precisamente por la contradicción con las encuestas del CIS, es que la gente está diciendo que estaría a favor de un referendum pactado y legal porque lo contraponen con un referendum ilegal y unilateral, no porque estén de acuerdo con las consecuencias que puede tener ni, sobre todo, porque éste sea vinculante, algo que la pregunta no dice.

      ¿Realmente crees que en Italia o en Francia no se propone el derecho a la secesión porque ese problema no existe? No es así, no se propone sencillamente porque no está en su cultura política. Hace 10 ó 20 años este problema no era mayor en España que en Italia (con una Liga Norte más radical que ahora), y aquí la izquierda alternativa lo proponía y allí no. De todas formas la cuestión no es que lo propongan o no, es que haciéndolo no se ganará jamás.
      En Canadá y el Reino Unido los partidos victoriosos tampoco propusieron ese derecho en sus programas electorales. Cameron no propuso el referéndum de Escocia en su programa, fue una cosa que decidió después, y estoy casi seguro que en Canadá fue el mismo caso.

      Saludos,

      Eliminar
  7. Ejemplo de la Comunidad de Madrid. Se presentan separados Podemos e IU. IU saca 0 diputados. Podemos saca lo que nunca un partido a la izquierda del PSOE, pero por los votos que fueron a IU se quedan a 1 solo diputado de poder gobernar con Gabilondo. Resultado, el PP sigue gobernando y aplicando sus políticas en la Comunidad de Madrid, a pesar de que la mayoría de ciudadanos votaron izquierda. Muy bonito.

    Solos IU sacará un diputado por Madrid y como mucho otro por Valencia. Podemos algunas decenas que no servirán de nada por los 10 o 15 que se va a llevar el PP o Ciudadanos que serían para Podemos-IU si se presentaran juntos. Y Rajoy de nuevo Presidente del Gobierno....

    Y si, puede que los de Podemos sean muy torpes, pero los que van a desaparecer tras las elecciones es IU, Podemos va a ocupar en el futuro todo su espacio y sacará más votos que nunca nadie a la izquierda del PSOE.

    ResponderEliminar
  8. En este caso coincido con Toni.

    De hecho, te diré con todo el cariño, Pedro, que puede que en la parte "positiva" del análisis tengas razón respecto al impacto electoral de la secesión en la meseta y zonas de influencia (aunque es algo que puede variar con el tiempo).

    Ahora bien, últimamente de tus posicionamientos se deduce un jacobinismo creciente, que me deja bastante perplejo (y de ahí creo que viene tu "amabilidad" con un partido, en mi opinión, tan poco edificante y absolutamente nada meritocrático como C`s)

    En ese sentido, si algún mérito le puedo reconocer a Pabli Iglesias (y coincido con tu análisis sobre él) es seguir defendiendo el derecho a decidir, aún a pesar del coste electoral que pueda suponerle.
    Honestamente, si el territorio del estado actual tiene algún viso de pervivir el fin de la caduca y putrefacta monaquía borbónica (bubónica,en expresión de Beiras); y al centralismo y castellanismo consustancial al estado, es sobre la base de una confederación. Cualquier otro proyecto estará abocado al fracaso de antemano (como el famoso recambio sensato de C's), y será el acicate definitivo para la independencia, al menos, de Euskadi y Catalunya.


    Por último, rebatir otras dos afirmaciones. Creo que los países elegidos para las comparaciones elegidas son muy poco o nada acertados; Portugal y Grecia son dos estados pequeños y cuasi homogéneos étnica y culturamente (étnico "puro" creo que solo tenemos el caso de Islandia en Europa). Pueden tener alguna minoría o territorio en disputa, pero no existen grandes movimiento secesionistas, ni países dentro de ellos con una identidad y conciencia nacional tan nítida como en la península. Italia y Francia podrían presentar semejanzas por extensión y diversidad, pero en el aspecto político son totalmente divergentes (la Lega Nord es el único movimiento de relevancia, y poco o nada tiene que ver en sus fundamentos siquiera con Convergència o el PNV). El único ejemplo equiparable en Europa es el Reino Unido, donde sí hay cuatro naciones perfectamente definidas,y eso es contemplado con absoluta normalidad. Y, como bien sabes, sí que ha habido un referendum en Escocia, pactado con un gobierno de derechas.

    Salúdos iberistas y confederalistas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      ¿Jacobinismo creciente? Yo siempre he sido jacobino, aunque federalista, no he cambiado ni un ápice mi posición desde hace fácilmente unos 15 años. Mi "amabilidad" con C's, pues, no tiene que ver con un cambio de posición, tiene que ver fundamentalmente con que no suelo atacar a gente que no ha gobernado nunca, nunca me ha parecido una buena política.

      Dices que "el estado" solo podrá sobrevivir en base a una confederación, y no puedo estar más en desacuerdo contigo. De hecho una confederación será precisamente lo que destruiría el estado. Dime ¿cuantas confederaciones existen en el mundo? Confederaciones reales (Suiza no es una condeferación). No hay ninguna, de hecho las que han existido han acabado disolviéndose (Serbia y Montenegro la última).
      Me alegra que uses las palabras con propiedad y uses "confederal" para decir "confederal" (no como otros que usan "federal"), pero aún así volvemos al mismo caso de los partidos de izquierda ¿cómo va a sobrevivir una confederación si los datos nos indican que ninguna ha sobrevivido? Es una contradicción de los deseos con la realidad.
      De hecho este es uno de los problemas de la construcción europea, pero bueno ese es otro tema.

      Me dices que los ejemplos no son buenos, y simplemente te basas en la evidencia de que ningún país es igual a otro. Te dijese el que te dijese buscarías la diferencia, de hecho has acabado diciendo que el mejor ejemplo es el Reino Unido cuando la realidad es que, política y socialmente, el Reino Unido es mucho más distinto de España que cualquiera de los países que he dicho.
      En cualquier caso cojo el ejemplo: Pues lamentablemente no, en nada se parece el Reino Unido a España, tanto por la cultura política (radicalmente diferente) como por todo lo demás. Si en el Reino Unido ha habido un referendum para Escocia se debe a tres cosas fundamentales: 1º/ Que el Reino Unido no tiene constitución y por eso el parlamento británico pudo aprobar ese refendum. Dime ¿eso es lo que quieres? ¿Que no haya constitución y que el parlamento pueda decidir lo que le de la gana sin límite constitucional? 2º/ Que el primer ministro sabía de sobra que el NO iba a ganar el referéndum (de hecho el riesgo de ganar el SI fue incluso mayor del previsto), si hubiese pensado que se podía perder ese referéndum no lo hubiese convocado. Y 3º/ Que Escocia es más pobre que Inglaterra.
      Esas son las tres causas que llevaron a que se hiciese un referéndum en Escocia, y tu dices que no pasa nada y sí pasa: Ya verás lo que pasa cuando el SNP quiera otro referendum y el gobierno británico no se lo conceda ¿qué dirás entonces? ¿Que el gobierno británico es antidemocrático?

      Aqui escribí sobre esto y sobre por qué en España ni puede ni debe pasar lo mismo que en el Reino Unido: http://larepublicaheterodoxa.blogspot.com.es/2014/09/el-referendum-escoces-y-el-caso-espanol.html

      Saludos iberistas pero nunca confederalistas "hacia abajo" ;-)

      Eliminar
  9. Confederación Iberica YA!
    ¿Hay un grupo iberista en FB?
    http://comoenanos.blogspot.com.es/2015/08/2020-confederacion-iberica-ibe.html?m=1

    ResponderEliminar
  10. La izquierda española es insufrible. Es un cóctel insoportable de contradicciones, lugares comunes manoseados, causas bochornosas y esquemas mentales con olor a naftalina. La izquierda española odia a los ricos por privilegiados pero reconoce los privilegios fiscales del País Vasco y apoya la independencia de Cataluña, quizás uno de los movimientos más insolidarios y clasistas de occidente. Odia la bandera española pero se emociona con la griega, que representa la iglesia ortodoxa y fue instaurada por el régimen de los coroneles. Odia el día de la hispanidad pero celebra el 9 de octubre como si Jaume I hubiera entrado en Valencia dando besos y abrazos... es sencillamente infumable. Hace mucho que la vergüenza ajena me incapacita reconocerme de izquierdas en un país en el que la izquierda es el súmmum del infantilismo, la idiocidad y el bochorno intelectual.

    sorry por la filípica.



    ResponderEliminar
  11. Magnífica aportación. La suscribo de principio a fin.

    ResponderEliminar
  12. Coincido con "celtibero". Los guiños a Ciutadans son evidentes...Pedro.

    https://liberalismodemocratico.wordpress.com/2015/10/10/la-izquierda-autodestructiva-replica-a-pedro/

    ResponderEliminar