La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







martes, 26 de enero de 2016

Otra patraña mas del IJM a cuenta de la desigualdad
















No salgo de mi indignación cada vez que veo uno de los estudios hechos por estos “liberales” que pretenden convertirnos a todos en una mercancía y nuestra vida en una coyuntura de mercado. El último de los estudios es éste del instituto Juan de Mariana (como no) sobre la desigualdad. Ya me decía un tuitero el otro día, la misma mañana de la publicación del informe de Oxfam Intermón sobre la desigualdad en el mundo, que le parecía raro que Juan Ramón Rallo no hubiese sacado un artículo para intentar rebatir el informe (tardó cuatro días en hacerlo). Se ve que estaba ocupado con esto.
Será que he dedicado muchísimo tiempo a rebatir y a desmontar los estudios de estos “liberales”, pero es que les huelo las patrañas a distancia. Sólo con ver la nota de prensa del estudio intuí todos los chanchullos matemáticos y conceptuales que habían hecho para concluir lo que quieren concluir (que la desigualdad en España no es alta), y después de leer el informe confirmé que efectivamente eran esos. De verdad, no me cabe en la cabeza como ninguna persona analítica puede creerse los informes de esta gente, que sólo con la redacción y la orientación capciosa hacia sus estadísticas ya te descubren que están intentando manipular.

¿De qué va el estudio? ¿Nos quieren vender un plan de pensiones privado, un sistema de seguros sanitarios o un pasaporte de Liberland? No, esta vez se trata de decirnos que aunque todos los organismos del mundo y todas las estadísticas que hace gente sería digan que la desigualdad en España está aumentando brutalmente desde el inicio de la crisis, que no es para tanto, que estamos la mar de bien y que si hay algún problema la culpa es, como no, de los estatistas. Ya veis, toda la vida diciéndonos que la desigualdad no es importante y ahora parece que sí que lo es.
La “argumentación” del IJM se basa en 5 puntos. 1º/ España es uno de los países con más igualdad de riqueza de Europa. 2º/ La desigualdad de renta que calculan los demás está mal, ellos la han corregido y gracias a eso estamos en la media de Europa sino mejor. 3º/La desigualdad en España no es causa ni de los salarios ni de las rentas del capital, que ahí estamos estupendamente, la culpa es del elevado paro, causa por supuesto de la regulación. 4º/En “bienestar” España es de los países más igualitarios del mundo, y ellos lo saben gracias a la distribución del consumo. 5º/España no tiene una baja movilidad social, sino que ésta está en la media.
Como veis los 5 puntos pretenden rebatir lo que dicen otros informes (todos los otros informes más bien) y a cada indicador le oponen otro que ellos consideran que es mejor. Ya he explicado más de una vez lo que hace esta gente: Tienen una conclusión predeterminada y seguidamente se dedican a buscar y/o fabricar índices hasta que uno diga lo que ellos quieren que diga, y entonces defienden que ese es el índice bueno y que el resto, que usa todo el mundo mundial, son incorrectos. Es el típico “estira los números hasta que digan lo que tu quieres” llevado hasta el extremo grosero, sin pudor ninguno.

Analicemos la primera argumentación. Defienden que el índice Gini no sirve para medir la desigualdad porque solo mide el ingreso, y para demostrarlo oponen un “Gini de riqueza” (página 19 de su “estudio”) que muestra que España es, después de Bélgica e Italia, el país más igualitario de Europa...Para empezar, esto de llamar a su estadística “Gini de riqueza” me parece poco honesto. El coeficiente Gini universalmente conocido mide el ingreso, no la riqueza, y hacer la estadística con la riqueza y llamarlo “Gini de riqueza” es una apropiación del concepto con el objetivo de intentar dar a tu estadística la misma validez que el coeficiente Gini "de verdad".
Pero vamos al grano. Yo siempre insisto en que, ante la necesidad de tiempo para analizar profundamente estas cosas, se analicen antes desde la lógica ¿Cuales son los países más desiguales de Europa en este falso Gini? Pues Dinamarca, Suecia, Austria, Alemania, Finlanda y Holanda...Vamos, los más ricos de Europa y los que tienen mayor igualdad de renta resulta que son los más desiguales en riqueza..¿Tiene esto algún sentido? Objetivamente no lo tiene pero numéricamente sí, porque la clave para este Gini de riqueza está en el porcentaje de vivienda en propiedad que tiene un país. Cuanto más porcentaje de la población tenga una vivienda en propiedad, mayor igualdad de riqueza sale en este índice.
Los países más avanzados de Europa tienen relativamente bajos porcentajes de vivienda en propiedad y bastante altos de alquiler, mientras que los países más pobres suelen hacer lo contrario. Esto es lógico, pues la vivienda se convierte en los países más pobres en un seguro en el caso de perder el empleo o tener una pensión miserable, mientras que en los países desarrollados su importancia es menor por varias razones: Las pensiones son altas, el estado tiene políticas de ayudas al alquiler y/o reducción de precios de los mismos, hay mayor movilidad laboral, los jóvenes salen de casa mucho antes (y alquilan), etc.
El IJM lo que hace es falsear la realidad en base a una interpretación degenerada de un índice fabricado adhoc para rebatir al coeficiente Gini universalmente conocido y usado. Ese “Gini de riqueza” es inversamente proporcional no solo a la desigualdad real, también a la propia riqueza del país. Es el porcentaje de vivienda en propiedad lo que lo marca, no la desigualdad.

Otra de las justificaciones que dan para concluir que la desigualdad en España no es elevada es el porcentaje de riqueza en manos del 10% más rico (página 20), que en España (43%) es menor al de Holanda (59,6%) o Alemania (59,2%), por ejemplo. Sin embargo, uno de los informes que este “estudio” del IJM pretende rebatir, observaréis que si comparamos la diferencia de ingreso entre el 10% más rico y el 10% más pobre de la población esta diferencia en España es de 11,7 veces, mientras en Holanda y Alemania es de 6,6, casi la mitad.
¿Cómo puede ser eso? Pues quizá sea porque el 10% más pobre de Holanda y Alemania es mucho menos pobre que el 10% más pobre de España. Pero como este dato no les interesa el “estudio” del IJM usa otro, el del 20% más rico frente al 80% más pobre (página 21), que sí da lo que a ellos quieren, que el 20% de los más ricos en España “sólo” lo son 6 veces más que el 80% restante, mientras en Alemania son 12,8 veces y 14,8 veces en Holanda.
El trilerismo con el que juega el IJM es abyecto. Lo que pasa en España es que el porcentaje de población verdaderamente rica no está en el 10 ni en el 20%, probablemente esté en el 1 o 2% (¿Os acordáis que el más rico de España tiene el triple de riqueza que el más rico de Alemania?), por eso conforme se incluye gente de más abajo de ese 1 ó 2% la riqueza del segmento disminuye muchísimo, porque los españoles que están en el 8% o en el 15% son mucho más pobres que los de Alemania u Holanda. Y adicionalmente también sucede que tenemos un porcentaje enorme de población que está descolgada del sistema, por lo que nuestro 10% más pobre (ó 20 o 30%) es mucho más pobre que en esos países.

Pero lo mejor llega con la reinterpretación del coeficiente Gini, que según los estudiosos del IJM está mal hecho porque en él no se tiene en cuenta los “alquileres imputados” y ¡¡los servicios del estado!! Os juro que cuando leí, en la nota de prensa, que estos señores estaban diciendo que la desigualdad en España no era tal por los servicios del estado pensé que estaba soñando. Toda la vida hablando del malvado estatismo y ahora corrigen el Gini con los servicios del estado. Hay que tener la cara de hormigón armado, pero al menos nos sirve para darnos cuenta que esta gente le dará la vuelta a la tortilla las veces que haga falta para que sus números cuadren.
Lo de los “alquileres imputados” es muy interesante. Es una especie de “renta ficticia” que obtenemos por tener nuestra casa en propiedad y no tener que pagar un alquiler. No tiene nada que ver con la renta ni con la desigualdad de ingreso, pero en otro claro ejercicio de trilerismo pretenden reducir la desigualdad de renta creando una fantasma que es intuitivamente lógico (es verdad que con una vivienda en propiedad necesitas menos renta), pero que no cambia nada porque no elimina la desigualdad de renta, tan solo la hace más llevadera. Esto es básicamente como decir que la desigualdad en España no es tan grave porque viven 3 generaciones en la misma casa y comparten gastos. Oiga, no, esto es la consecuencia de la causa original, pero no cambia esa causa ni su gravedad.

Pero mi favorito ha sido lo de integrar los servicios públicos en el Gini. El Gini ya incluye las pensiones o las prestaciones o ayudas del estado en forma de renta, pero no incluye los servicios no monetarios (educación, sanidad, etc). Desconozco como se han sacado estos números, pero las cosas ya empiezan mal cuando vemos que en este Gini recalculado han usado datos de 2007...Pero oiga ¿no están haciendo el estudio para negar que el aumento de la desigualdad por la crisis sea tan grande? ¿Por qué demonios usan datos de antes de la crisis? Lo respondo yo: Porque queremos engañarles.
El usar datos de 2007, en otra situación económica radicalmente distinta y cuando todavía no había habido recortes, convierte a los datos en inútiles, pero sí que ha habido algo que me ha llamado mucho la atención. A tenor de su gráfico (página 28) en España la acción protectora del estado en cuestiones no salariales parece reducir más la desigualdad que en Alemania, Holanda o cualquiera de los países más avanzados de la UE. De hecho donde más “corrige” parcialmente la desigualdad es en países como Portugal, Irlanda e Italia.
Sin poder aceptar o rebatir estos datos, creo que tienen sentido. Es decir, es en los países más pobres donde la acción protectora del estado puede reducir más la desigualdad aparente, pues en los más ricos “aparentemente” hace menos falta. Ojo, solo aparentemente, porque al final el propio estado del bienestar genera dinámicas de movilidad social, salarios mayores, etc. Y eso es imposible medirlo en un parámetro de este estilo.
Lo cachondo del asunto es que el “estudio” demuestra que el estado del bienestar es precisamente lo que reduce la desigualdad “final”, y por tanto evidencia la necesidad del mismo...¿Se han dado cuenta en el IJM de lo que implica lo que han concluido? No lo sé pero en el mejor de los casos les da igual, solo importa el objetivo de la semana, lo de combatir al malvado estatismo se ve que lo dejan para otro día.

Para acabar, en el carrusel de despropósitos (y me he saltado alguno por espacio) estos señores crean un nuevo parámetro, un Gini de consumo. La gente del IJM siempre se ha destacado por defender teorías en contra de fomentar el consumo y a favor del ahorro y la inversión, pero resulta que usan el consumo para concluir que la desigualdad es poca, lo que recordemos que ahora parece que es bueno. Al final del estudio te quedas con la sensación de que no hay mucha desigualdad gracias al estado del bienestar y al consumo ¡que son los dos enemigos de esta gente! A estas alturas del estudio uno ya no sabe si el estado es bueno, malo, si hay que consumir o pegarse un tiro para acabar con este sufrimiento.
En este apartado comparan el 20% que más consume con el que menos consume, y posteriormente usando quintiles de consumo calculan un “Gini de consumo”. Pero si analizáis la gráfica (página 32) veréis una distribución un poco absurda. Países como Holanda y Alemania salen en extremos distintos de la tabla (cuando en todo han aparecido similares) y países parejos (Estonia y Lituania, Austria y Alemania) salen alejadísimos entre sí. El orden es un salteado incoherente, donde países cultural y económicamente similares aparecen muy alejados entre sí y donde no parece haber un patrón claro, lo que parece indicar la inutilidad del indicador.
La cuestión es ¿tiene que ver el consumo con la desigualdad? Pues seguramente sí tenga que ver, pero lo que parece claro es que este “Gini de consumo” nada dice sobre la desigualdad, al menos en países desarrollados como los analizados. La gente más rica de un país suele dedicar parte importante de su dinero a la inversión y no al consumo, lo que pone en duda que el consumo sea un buen parámetro para medir la desigualdad (de hecho, en crisis, el consumo se redujo más en hogares ricos que en pobres). Posiblemente en un país pobre, donde las necesidades más básicas no están cubiertas, este indicador pueda servir para ver la reducción de la desigualdad, pero parece claro que en los países europeos no vale para nada. ¿Por qué lo ponen? Pues porque dice lo que ellos quieren y así marean un poco.
Finalmente, el “estudio” defiende que la movilidad social en España está en la media de Europa, eso sí con datos de 2004.

El IJM, en su cruzada contra todo lo que huela a estado del bienestar, redistribución o economía social, nos presenta este estudio para hacer creer a su séquito de fieles y a algún despistado que les dé credibilidad, que no hay tanta desigualdad como dicen por ahí y que todo es un cuento de estatistas y socializantes. Y, para ello, nos corrigen el coeficiente Gini con el estado del bienestar y nos lo matizan con datos de consumo... Yo creía que lo de defender un sistema de pensiones capitalizado y recomendar no hacerse ningún plan de pensiones privado al ser un “saca-comisiones” en la misma frase era insuperable, pero ya veo que no. Al menos han usado esta vez resultados econométricos, lo que es todo un avance.
Insisto una vez más, no os dejéis liar por esta gente. Es todo un truco de ilusionismo, es trilerismo numérico y propaganda teñida con números. La desigualdad en España está creciendo de forma alarmante desde que comenzó la crisis y no porque lo diga yo, sino porque lo dicen todos los estudios de cualquier organismo económico y de todos los investigadores serios.

23 comentarios:

  1. Respuestas
    1. El artículo ya ha sido refutado y su autor a quedado bastante retratado
      http://juanramonrallo.com/2016/01/primer-malas-criticas-al-informe-sobre-desigualdad-del-instituto-juan-de-mariana/

      Eliminar
    2. ¿Refutado? Pero si la refutación de Rallo es ridícula.

      Eliminar
    3. https://liberalismodemocratico.wordpress.com/2016/01/27/juan-ramon-rallo-pierde-los-papeles-de-nuevo-y-sigue-mintiendo/

      Eliminar
  2. Recién salio el informe de Oxfam el hombre se jalo un artículo.
    http://juanramonrallo.com/2016/01/oxfam-manipulando-a-los-pobres-para-enganarnos-a-todos/

    ResponderEliminar
  3. Trilero usted.

    http://juanramonrallo.com/2016/01/primer-malas-criticas-al-informe-sobre-desigualdad-del-instituto-juan-de-mariana/

    ResponderEliminar
  4. "Aunque el coeficiente de Gini se utiliza sobre todo para medir la desigualdad en los ingresos, también puede utilizarse para medir la desigualdad en la riqueza"
    https://es.m.wikipedia.org/wiki/Coeficiente_de_Gini

    ResponderEliminar
  5. Claro ejemplo de amalgama de párrafos que intentan justificar un prejuicio ideológico. Vaya destilación de bilis

    ResponderEliminar
  6. Espero que tenga una buena respuesta a la refutación de su artículo. A quedado usted retratado.
    http://juanramonrallo.com/2016/01/primer-malas-criticas-al-informe-sobre-desigualdad-del-instituto-juan-de-mariana/

    ResponderEliminar
  7. Otro parguela haciendo el ridículo, con "es una apropiación del concepto con el objetivo de intentar dar a tu estadística la misma validez que el coeficiente Gini de verdad." te has coronado, chaval xD

    ResponderEliminar
  8. Chaval borra esto que el ridículo que estas haciendo es descomunal.

    ResponderEliminar
  9. Rallo falsea, como hace siempre, los datos. Un excelente artículo Pedro, como era de esperar del compañero. He escrito también una refutación al pseudo estudio de Rallo. Ten cuidado con los seguidores de Rallo, Pedro...muchos de ellos tienen tendencias violentas y hasta como ya sabes, defienden "violarme" con botellas de cristal como ya destapamos el otro día.

    https://liberalismodemocratico.wordpress.com/2016/01/27/juan-ramon-rallo-pierde-los-papeles-de-nuevo-y-sigue-mintiendo/

    ResponderEliminar
  10. Nada más empezar a leer ya se desprenden insultos y bilis por doquier, lo cual descalifica bastante al "crítico", hasta el punto de que ni ganas dan de continuar leyendo.

    ResponderEliminar
  11. Ohh pobrecito...el pijo se mosquea con las formas. Siento que mi blog no sea la hora del té con tu abuelita...pero hay que tener caradura para hablar de "bilis" cuando me he limitado simplemente a dejar en evidencia lo ridículo que es el artículo de Rallo además de los datos falseados. Pero bueno supongo que igual se te cae una uña así que yo como defiendo el bienestar de las personas, no lo leas...no vaya a ser que te de un infarto. ¿Dónde he insultado yo a Rallo? ¡pero si hasta le he invitado yo, PAGADO CON MI DINERO si hace falta, a tener un debate público en España y jamás ha tenido la cortesía de decirme sí o no. Curioso "bilis" cuando siempre he estado a la disposición de Rallo para hablar de cualquier tema, SIN EXPULSIONES, SIN CENSURA, como él sí ha hecho conmigo. Curioso...o ¿hipocresía simplemente?

    El hecho de que además firmes como "anónimo" ya me dice bastante que no quieres que se sepa quién eres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no lo hago como anónimo, y siento decirte que Rallo tiene muchas (y más difíciles) cosas que refutar que vuestros insultos (si acaso es eso posible). En fin, pierde el tiempo, gana seguidores, y cuando hayas crecido, Rallo te desmontará, como siempre.

      Eliminar
    2. Hay que empezar a entender a Rallo como lo que es: un mal economista criado a los pechos de otro peor (Huerta de Soto), ambos propagandistas de la extrema derecha económica.

      Basta ver cómo el maestro da clases en el chiringuito puesto en marcha por el ala más "liberal" del PP en Madrid, con rectores plagiadores y laxitud máxima en los criterios de selección del profesorado. El discípulo ha encontrado su propio máster, en la delegación madrileña de una universidad privada de un paraíso fiscal.

      No es casualidad que ambos dejen la ciencia a un lado y se limiten a la propaganda. No se trata de convencer, sino de adoctrinar. Por eso su cohorte de adeptos, pequeña pero ruidosa, es tan beligerante: no defienden una idea económica, sino un dogma religioso.

      Eliminar
  12. El fondo de la cuestión es que parece que se ha convertido en un dogma de fe que los hombres tenemos que ser iguales. Nada más falso y mas absurdo. Los hombres sólo debemos ser iguales ante la ley, nada más. Si un grupo de personas imponen la igualdad, es decir, tienen poder para arrebatar lo que unos hombres ganan honradamente para dárselo a otros hombres que no lo han ganado, es evidente que los que ejercen tal coacción no son iguales a los coaccionados y esa desigualdad es la mayor y la peor que yo puedo imaginar ya que es la arbitraria desigualdad del poder de unos hombres sobre otros. ¿Quien tiene autoridad moral para arrebatar a unos hombres el fruto de su trabajo para dárselo a otros según los criterios del que reparte lo que no es suyo? ¿No es eso un robo? El hecho de que lo haga el Estado no cambia la naturaleza del delito. La salud también es está repartida de forma muy desigual. ¿Por qué no la repartimos de forma coactiva? Qué tal si obligamos a hacer trasplantes de órganos los sanos a los enfermos? ¿No sería igual de legitimo o más, la salud es más importante que la riqueza, si la redistribución coactiva de la renta también lo es?
    Ningún hombre debe tener derechos sobre otros hombres. Esta es la única posición ética defendible. Que nos hayamos acostumbrado a un sistema profundamente inmoral no significa que ese sistema sea correcto. La esclavitud también estuvo ampliamente aceptada por la sociedad.
    Etiam si omnes, ego non.

    ResponderEliminar
  13. El problema no son esas desigualdades en si mismas, sino como se llegan a ellas. Esas rentas extraordinarias nunca se deben al libre mercado sino a privilegios corporativos. Un tema que ni usted ni Rallo tratan.

    ResponderEliminar
  14. Sr. Pacios: ¿Un dogma de fe? ¿La igualdad? En todo caso al revés, estamos volviendo a épocas donde solo unos pocos privilegiados pueden tener poder a raíz de su capacidad económica.

    Me considero un patriota y desde ese momento pensé que no podíamos seguir defendiendo las tesis neoliberales. Desde ese momento decidí reflexionar seriamente sobre mis verdaderos pensamientos y real sentir, llegando a la conclusión que ya tenían muchos de mis compañeros: sin igualdad, no hay libertad real.

    Esa minoría explotadora tiene a su servicio los medios de comunicación, el ejército, la policía y a la Unión Europea así como una media docena de organizaciones más.

    Igualdad es precisamente eso – la igualdad es la gran unión de todos los ciudadanos que además sepan que son útiles, es una gran unión entre los seres humanos, de todo aquél que produce algo para el país en su conjunto; bien sea el profesor que imparte clases de pensamiento filosófico; bien sea el obrero de la construcción que desde que salen los primeros rayitos de sol ya está levantando un ladrillo, para un hospital, o un colegio o viviendas; bien sea el chaval o chavala músico que enretienen a las masas, que nos divierte; bien sea un médico…y bueno igualdad es eso que digo: una gran unión y hermandad entre todos los trabajadores y personas dignas de tener patria.

    Yo no defiendo la igualdad para corregir una injusticia cósmica – nadie puede cambiar el hecho de que hayas nacido negro y te discriminen o que no tengas mucho dinero por ser marroquí en España. La igualdad se defiende como arma contra todo tipo de opresión que sea socialmente impuesta y de forma irracional como casi todas las discriminaciones que desafortunadamente son defendidas por algunos autodenominados derechistas simplemente por el hecho de que creen que no serán sus víctimas. En la sociedad que se avecina, todo apunta a que sí seremos víctimas si no hay un claro principio de igualdad en la sociedad.

    ResponderEliminar
  15. Dicho de otra manera más breve: ¿Por qué algunos niños han de andar descamisados para que Amancio Ortega o un Bill Gates acumulen toda la riqueza debido a las injustas relaciones económicas que existen en el planeta? ¿Por qué algunos no pueden tener sanidad pública y otros pueden tener toda la sanidad privada y privilegiada del mundo?

    Efectivamente, ningún hombre debe tener derechos sobre otros hombres. Es precisamente lo que está ocurriendo, no obstante, en el sistema ultraneolibegal en el que vivimos, por desgracia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El origen de la desigualdad no es la distinta capacidad económica. Los Srs. Amancio Ortega, Steve Jobs, Bill Gates etc no eran ricos antes de crear sus empresas.
      En palabras de David Hume:
      “Dividamos las posesiones de un modo igualitario, y veremos inmediatamente cómo los distintos grados de arte, esmero y aplicación de cada hombre rompen la igualdad. Y si se pone coto a esas virtudes, reduciremos a la sociedad a la más extrema indigencia; en vez impedir la carestía y la mendicidad de unos pocos, estás afectarán inevitablemente a toda la sociedad. También se precisa la inquisición más rigurosa para vigilar toda desigualdad, en cuanto ésta aparezca por primera vez, así como la más severa jurisdicción para castigarla y enmendarla. Pero tanta autoridad tendría que degenerar pronto en una tiranía, que sería ejercida con graves favoritismos."

      Leálo hasta que lo entienda.

      Digo que son dogmas de fe porque se afirman contra toda evidencia. Los creadores de Google empezaron en un garaje, no me diga que eran la alta burguesía porque no es cierto. Esa es la realidad otra cosa es que a usted no le guste y prefiera creer en otra cosa (fe).
      La hermandad a la que usted se refiere es falsa porque la hermandad no se establece bajo la coacción. Si quiere usted hermandad de verdad tiene muchas ordenes religiosas en las que rige una estricta igualdad pero son voluntarias. ¿Entiende usted la diferencia?
      Vuelve a cometer usted otro grave error al suponer que la riqueza de Amancio Ortega es la causa de que los niños no tengan camisa. Es al revés, gracias a las empresas de Amancio Ortega millones de niños tienen más riqueza a su disposición, la que ha creado el genial dueño de Zara. Sabía usted que la riqueza se crea? Si Amancio Ortega crea riqueza, miles de puestos de trabajo, no se la está quitando a nadie, es al revés la está creando para disfrute de la gente. ¿Por qué hay que castigar al que crea riqueza robando lo que ha ganado honradamente? No ha pensado usted que esa persona dejará de crear riqueza en cuanto vea que no trabaja para él. Trabajaría usted gratis? Y si lo hiciese admita que es lógico y normal que haya quien quiere hacerlo para lograr los fines que cada uno tenga en la vida.
      Cree usted que la sociedad se volverá opresiva sin un aparato de coacción que reparta la riqueza. Justamente eso eran antes las sociedades primitivas en las que los hombres no eran dueños del fruto de su trabajo y sus posesiones dependían del Rey o del señor feudal, eso es lo que le gusta? O prefiere una sociedad militarizada como Corea del Norte o Cuba?
      Sólo dígame por qué razón tiene alguien derecho a disponer del fruto de mi esfuerzo? Cree usted en la esclavitud? Y no me haga reír diciendo que vivimos en una sociedad liberal (quite lo de neo que no existe y es ridículo) en la que el Estado se lleva por la fuerza el 50% de lo que ganamos para redistribuir o eso dicen. ¿Qué quiere que trabajemos gratis? Pues mire usted como no levanten otro muro de Berlín yo me voy a donde pueda tener la libertad de disponer de lo que gano con mi esfuerzo. Lo que más gracia me hace que las teorías progesistas son las que nos quieren volver la feudalismo.

      Eliminar
    2. Sr.Pacios:

      Luego le contestaré a esto...lo digo para que no se pierda este interesante debate.

      Saludos

      Eliminar
  16. La "clase media" y "media-pobre" menor de 50 años no es que tenga "renta ficticia" con la "propiedad" sino que al igual que con el alquiler aquí hay un pago..el de la hipoteca.
    Veo que Rallo & cía siguen con sus manipulaciones y relatos de unicornios pseudocientíficos. Estos anarcolibegales siguen igual

    ResponderEliminar