La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







martes, 22 de marzo de 2016

Dinamarca y Venezuela

















Casi como si se quisiese demostrar que el nivel discursivo de la nueva política no es mucho mejor que el de la vieja, en nuestro país se han establecido unas burdas comparaciones para convencer al ciudadano de la bondad de las propuestas de determinados partidos y también de la perversidad de las de partidos rivales. Una de las últimas modas es usar otros países como referencia política, tanto para uno mismo (cuando la referencia es positiva) como para los partidos rivales (cuando es negativa). Tenemos partidos que dicen aspirar a modelos como los de las naciones nórdicas mientras otros usan directamente como modelo un país concreto, Dinamarca. Y cuando se trata atacar a los rivales entonces se les acusa de querer convertir nuestro país en Venezuela, en la Gran Bretaña de Margaret Thatcher, en China o en cualquier otra referencia que asuste al personal.
No es mi interés entrar en estos debates estúpidos entre partidos pero creo que sí es interesante analizar un poco cual es la realidad fiscal y económica de países como Venezuela y Dinamarca para poder compararlos con las medidas que proponen nuestros partidos. Creo que el análisis nos dará una visión más realista de muchas de las variables que nunca se comentan y que vacunará al ciudadano contra algunos engaños que se manifiestan sin pudor alguno.

Cuando uno de nuestros partidos nos dice que Dinamarca es su modelo político y social lo hace en base a ciertas cosas como la flexiseguridad o las políticas de conciliación (educación de 0 a 3 años, permisos de paternidad, etc.), pero como ya han comentado muchos autores hay una realidad básica que no se dice: Dinamarca es el país con la presión fiscal más alta de toda la OCDE (50,9%, datos de 2014), que representa 17 puntos y medio más que la de España (33,2%), mientras que su gasto público es del 56% frente al 44,5% de España. Esto implica grosso modo que España debería ingresar 175.000 millones de euros más para que el estado tuviese los mismos recursos económicos respecto a su PIB que Dinamarca y gastar 115.000 millones de euros más para equiparar el gasto público al del país nórdico. No hay que ser zahorí para entender que es imposible querer ser como Dinamarca sin subir los impuestos a la práctica totalidad de los agentes económicos.
Dejadme profundizar un poco más en la realidad impositiva danesa. El tipo máximo de IRPF de Dinamarca es del 59% (frente al 45% de España), pero no solo eso es que en Dinamarca todo el mundo paga IRPF independientemente de sus ingresos. El tipo de IVA es del 25% y no hay tramos (España tiene tres: 21%,10% y 4%), y tan solo unos pocos productos y servicios que están exentos de IVA. El impuesto sobre el ahorro (intereses y dividendos) tiene un tramo máximo del 42% frente al 23% de España. Además hay muchísimos impuestos especiales, de carácter medioambiental, etc.
Otro punto fundamental de la economía danesa es el alto porcentaje de empleados públicos que tiene. El 32% de los trabajadores en Dinamarca son empleados públicos, la tercera parte del total. Esto es algo muy habitual en las economías nórdicas como se puede ver en los datos de Noruega (34%), Suecia (26%) o Finlandia (24,5%). España, en cambio, tiene un 13,8% de la población trabajando para el estado.

Es muy interesante hacer este mismo análisis con Venezuela y ver las diferencias. ¿Sabéis cual es la presión fiscal en Venezuela? El 18,2%, no sólo casi la tercera parte de la Dinamarca sino casi la mitad que la de España. Para contextualizar bien este dato: La presión fiscal de un semi-paraíso fiscal como Suiza está alrededor del 30%, la de Brasil o Argentina sobre el 32% ¡Hasta Chile tiene más presión fiscal (19,8%)! Por otro lado el gasto público del estado venezolano es del 31,5% (dato de 2013), no solo casi la mitad del de Dinamarca o 13 puntos por debajo del de España, sino inferior al gasto público de los EEUU (35,7%), Brasil (40%), Argentina (38%), Ecuador (44%), Japón (40,5%), Israel (40,8%) o la práctica totalidad de países de la OCDE menos Chile (25%) y México (28%).
Respecto a impuestos, el tipo máximo de IRPF (ISLR) en Venezuela es del 34% (Dinamarca 59%, España 45-48%) y, además, contiene todo tipo de deducciones sobre gastos médicos, dinero destinado a primera vivienda (hipoteca o alquiler) o cuotas de enseñanza. El impuesto de sociedades también es de este 34%, algo mayor que el de los países europeos pero similar e incluso inferior al de países como Japón o EEUU. El IVA es muy bajo para parámetros europeos, del 12% (25% Dinamarca) y las cotizaciones sociales del empleador (19%) y del empleado (6%) son inferiores a las de España.
Respecto a los empleados públicos, el porcentaje de éstos en Venezuela está alrededor del 17,5%, tasas parecidas a las de Argentina y Uruguay aunque mayores al resto de países de la región (menos del 10%), y en cualquier caso mucho más bajas que las de los países nórdicos europeos o la propia Francia.

Esta simple comparación entre Dinamarca y Venezuela (con España entremedias) nos indica una cosa que no deberíamos olvidar jamás. Por mucho que la propaganda mediática hable de “comunismo” en Venezuela o, en el lado contrario, izquierdistas europeos defiendan o hayan defendido al gobierno de Venezuela como si hubiese hecho una labor revolucionaria, la realidad es que Dinamarca es un país mucho más social y socializante que Venezuela en prácticamente cualquier parámetro que analices. Quizá la diferencia fundamental sea que Venezuela tiene una compañía petrolera pública que es quien nutre al estado, pero eso no es distinto a lo que pasa en Noruega con su compañía pública Statoil o también en muchos países árabes.
Los impuestos, el gasto público, el estado del bienestar, la cantidad de trabajadores públicos...Dinamarca duplica y triplica a Venezuela en todos estos parámetros. Y Dinamarca funciona mejor que Venezuela, infinitamente mejor, de la misma manera que Noruega no está siendo especialmente afectada por la caída de los ingresos del petróleo y en cambio Venezuela parece desmoronarse económicamente. Las diferencias, pues, que se busquen en otros sitios y no en las medidas económicas de carácter redistributivo.

Algunos partidos españoles proponen bajar el IRPF, bajar el IVA, adelgazar la administración pública o recortar el gasto público. Otros proponen subir los impuestos a las rentas más altas, contratar más trabajadores públicos o aumentar el gasto público. Los primeros dicen fijarse en Dinamarca y acusan a los segundos de querer ser como Venezuela, y yo me pregunto ¿no será al revés?

19 comentarios:

  1. Yo he leído a varios economistas que indicaban que el PIB de España está hinchado. Si fuera así el dato de presión fiscal sería mayor.

    Por otro lado, la presión fiscal sera baja en Venezuela pero el impuesto inflación es de los más elevados del mundo. Habría que ver también si esa presión fiscal es baja por la economía sumergida o por que tienen realmente unos tipos bajos.

    Israel R.A.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Israel.

      Todos los PIB's de los países están no sé si hinchados pero sí "estimados". Por ejemplo, en España se estiman ciertas actividades ilegales y se añaden al PIB, o por ejemplo se estima una cosa que se llama "alquileres imputados" que es una especie de renta ficticia que se supone que da una vivienda en propiedad.
      Todas estas cosas hacen que la cifra del PIB sea dudosa, pero lo es en España pero también en otros países.

      El "impuesto inflación" no es nada, es una fantasía absurda creada por cierta ideología que abomina de la inflación en cualquier medida. La inflación no cambia para nada los tipos impositivos que pagan los ciudadanos y la comparativa entre países que estamos haciendo aquí. Podría distorsionarlos si se midiesen en moneda local, pero estas medidas se hacen en dólares así que, asumiendo que los datos están bien, no debería influir. Otra cosa es como afecte al ciudadano, pero de hecho la inflación en algo como una declaración de la renta incluso haría más llevadero su pago.
      Los tipos de Venezuela están en el artículo y son bajos comparados con el estándar europeo. Sí que puede ser, no obstante, que la amplia economía sumergida ayude a hundir más este parámetro si, y solo si, ésta de calcula para incrementar el PIB nominal.

      Saludos,

      Eliminar
    2. "El "impuesto inflación" no es nada, es una fantasía absurda creada por cierta ideología que abomina de la inflación en cualquier medida."

      Pues pienso que los liberales tienen razón en eso, si el origen de la inflación es monetario y erosiona el poder adquisitivo para mi también es un impuesto.

      Israel R.A.

      Eliminar
    3. Es que el origen de la inflación no es solo monetario, ese es el dogma liberal, no el hecho,

      Y en cualquier caso no debemos confundir las cosas. Si una política concreta supone la subida del precio de algo eso no es un "impuesto", porque entonces una política que implicase la bajada de precio de algo sería una subvención y evidentemente no lo es.

      Saludos,

      Eliminar
    4. Hasta donde yo se la inflación es una subida "genralizada". Respecto al tema del artículo, para ser concreto, cuanto hay de monetaria en la galopante inflación Venezolana. Al final en Venezuela la inflación va a resultar ser un impuesto.

      Eliminar
    5. La inflación se calcula con una cesta de productos. Por ejemplo, en España durante el gobierno Aznar se congelaron las tarifas eléctricas para mantener la inflación relativamente baja (3-4%), ya que su influencia era muy importante en el cómputo general. Por eso si ciertos productos con mucha influencia se disparan en precio, provoca una subida de la inflación aunque otros productos se mantengan igual e incluso bajen.
      De todas formas estos datos de inflación son siempre cuestionables. Por ejemplo, la compra de vivienda en España se considera inversión y no consumo y no se cuenta para la inflación, por eso en los años donde la vivienda casi triplicó su precio en España esto no tuvo especial efecto en la inflación ¿era real esa cifra entonces? Yo creo que no, pero al final la inflación es un número y, como tal, se puede manipular.

      Eliminar
  2. El problema en Venezuela: La gran corrupción que hay. No hay control con los impuestos (si vieses como se hace la declaración del IRPF...Entenderías todo). La economía noruega no nota la caída de los precios del petróleo por que su economía es diversificada, a diferencia de la venezolana donde el 95% dek PIB proviene de petróleo. Todo se importa, ningún producto agrícola se produce en cantidades suficientes para abastecer ningún rubro en Venezuela.

    No sé si la salida es parecerse a Dinamarca, pero tampoco es parecerse a Venezuela...

    Saludos Pedro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Doctor,

      Sabía que comentarías en este escrito, jeje.

      No conozco cómo se hace la declaración de la renta en Venezuela pero estaría bien que nos comentases algún caso que conozcas. Si conozco cómo era en España hace 30 o 35 años antes de la gran informatización y control que hay ahora y cómo se hacían todo tipo de pillerias, así que imagino será algo parecido.

      Evidentemente la corrupción es uno de los factores fundamentales de la diferencia entre ambos países y, en general, de la diferencia entre los estados europeos y los latinoamericanos. La diversificación que has comentado también es muy importante y podíamos haber hablado de políticas nocivas como las del control de precios combinada con alta inflación o la existencia de varios tipos de cambio, pero bueno ese no era el objetivo del texto.

      Una corrección: El petróleo representa el 95% de las exportaciones de Venezuela, no del PIB. Si fuese del PIB entonces el hundimiento del precio del petróleo hundiría el PIB de forma casi proporcional. Creo que las exportaciones representan más o menos el 15% del PIB de Venezuela, así que los ingresos petroleros deben suponer más o menos esta proporción del PIB (aunque habría que contar el efecto que tiene en la economía interna también).
      Noruega ha hecho algo mucho más inteligente con sus ingresos petroleros. En vez de gastarlos en la economía, ha guardado una parte importante de ellos y ha creado un fondo soberano. Por eso ahora, que los ingresos son mucho menores, el efecto en la economía es muy pequeño y se puede gestionar. También es verdad que Noruega tiene una economía diversificada que puede vivir sin el petróleo y que por tanto es fácil no gastar esas rentas. En Venezuela, que tiene mucha pobreza, no sería razonable actuar así.

      Nadie quiere parecerse a Venezuela, ni el chavista español más furibundo querría parecerse a Venezuela. El objetivo de mi texto partía de ese principio y quería profundizar un poco ¿Qué políticas nos acercan a Dinamarca y cuales a Venezuela? Eso era lo que quería dilucidar enfocado a la política fiscal.

      Saludos,

      Eliminar
    2. Hola Pedro:
      El IRPF, con más o menos recaudación en España, siempre ha estado ligada al padrón y a tus ingresos. La gente dependiente tuyo, está más que comprobada y aunque antes de la informatización, que quizás fuese más complicado hacerle seguimiento, la declaración era luego objeto de las paralelas y dejas mecanismos de control.
      De niño, cuando veía las series y películas americanas, me chocaba la forma de hacer la declaración. Muchos papeles y facturas, incluso para gente que tenía un solo trabajo o era autónomo. En Venezuela siempre ha sido un folio, solo impreso por una cara. Muy simple: Tus ingresos anuales y las deducciones hechas al paro, a la ley de política habitacional (es decir, te deducían esto tuvieses o no vivienda, incluso si la tenías alquilada) y algunas deducciones más.

      Ha variado, pero sigue siendo un solo folio muy sencillo. Te puedes hacer deducciones por familiares a cargo, las que quieras, porque en Venezuela no hay padrón.

      No sé si el petróleo será el 15% del PIB, pero Venezuela actualmente solo exporta petróleo y derivados (y ahora para cumplir sus compromisos, estaba importando...Aunque no lo creas (está es la noticia: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/10/141020_venezuela_importa_petroleo_dp) Y a pesar de que lo ponen como "normal", lo cierto es que se desconoce cual es la cantidad de petróleo que se produce. La industria pesada (acero, aluminio, carbón) ha disminuido progresivamente y en algunos casos la paralización es total. La producción de café, cacao, arroz, maíz, anteriormente importante para el autoabastecimiento, ahora es marginal. La producción industrial (ensamblaje de vehículos, alimentos procesados, equipos eléctricos) es exigua justamente por la falta de insumo. Y el peor impuesto que tiene ahora Venezuela es la inflación...No hay datos reales por que el desgobierno ha prohibido (como en Zimbabwe) los datos de inflación, pero se dree que esta cerca del 100%.

      Qué ocurrió?? Una manga de forajidos (que no empezaron con chabestia, solo que él lo empeoró) que vio en el dinero público, la mejor forma de enriquecerse...Fácilmente.

      Saludos Pedro. La planilla del IRPF se puede ver en internet, en la página del SENIAT (la agencia tributaria venezolana)

      Eliminar
  3. Aquí, estando básicamente de acuerdo, hay que poner muchos "peros". Vayamos por partes, que diría Jack El Destripador:

    1.- Hay que diferenciar los tipos marginales de la presión fiscal, que tiene más que ver con la recaudación efectiva que con el porcentaje de la renta que es susceptible de detraerse a los contribuyentes. Puede darse el caso de que en un país con altos tipos marginales haya una baja presión fiscal y viceversa. Por ejemplo, en España se recauda, corrígeme si me equivoco porque cito de memoria, más o menos el 50% de lo que se debería.

    2.- Los ingresos de los estados, al menos en las democracias occidentales, no dependen sólo de los impuestos, existen diversas fuentes financieras y,en con, es un dato importante saber qué porcentaje ocupa cada una de ellas.

    3.- Un factor interesante es el resultado de la gestión económica de un estado, de manera que resulta determinante saber en qué se gasta el presupuesto más que identificar el montante total del gasto público.

    4.- El nivel de corrupción y la mayor o menor tolerancia a la misma,tanto social como judicial y/o legislativamente es un factor corrector de primera magnitud.

    5.- El feedback que experimentan los contribuyentes está detrás del fraude fiscal, determinando en gran parte su dimensión, de manera que a medida que aquel empeora, éste aumenta. El fraude fiscal es importante cuantificarlo y también es importante saber si se combate eficazmente o no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enrique,

      Déjame que haga algún comentario a tus puntos.

      1- El 50% es demasiado. España está ahora mismo 7 u 8 puntos por debajo de lo que debería recaudar y eso se debe a un sistema fiscal que tiene multitud de deducciones regresivas. Pero la presión fiscal, como concepto, sí mide claramente qué se está recaudando en impuestos. No tiene por qué estar linealmente relacionado con los tipos máximos pero normalmente sí hay una relación clara y la puedes observar mirando que los países con tipos marginales más altos suelen ser los que más recaudan (España es una excepción parcial a esto).

      2- En el caso de Venezuela, por ejemplo, las rentas del petróleo es uno de los ingresos no impositivos más claros. Pero los estados occiodentales normalmente no tienen empresas públicas que les den ingresos, así que la práctica totalidad de los ingresos se deben a impuestos. Otra cosa es que, si hay déficit, una parte de los ingresos sean préstamos.

      3- Es verdad, pero estaba fuera del alcance de este escrito. Una de las críticas que se hace a España es exactamente esa, que al final muchos de los gastos no van a quienes más lo necesitan.

      4- Absolutamente

      5- Bueno, aquí hay cuestiones culturales evidentes que influyen en el fraude fiscal. Otra cosa es si esa "cultura" se ha generado gracias a décadas de acciones punitivas o represivas.
      De todas formas hay mucha confusión con esto del fraude fiscal, cuanto dinero es razonable conseguir minimizándolo y las comparativas. El fraude fiscal no se puede llevar a 0, es conceptualmente absurdo (al menos mientras exista el dinero en papel) y para ponerte objetivos razonables hay que usar referencias de otros países, no absolutos. España, por ejemplo, tiene mucho más fraude fiscal que Dinamarca y más o menos sí podemos comparar. El problema con Venezuela (y con Latinoamérica en general) es que aún siendo intuitivo que allí el fraude fiscal es mucho mayor que en Europa, no me acabo de fiar de las cifras ni de que se estén usando métodos parecidos. Tampoco me fío del todo de la tasa de paro, por cierto, y por eso no he usado la de Venezuela en ningún momento (que sobre el papel es parecida a la de Dinamarca pero no me fio).

      Saludos,

      Eliminar
  4. Cómo se nota tu ignorancia sobre Venezuela, y lo poco informado que estás. En efecto la presión fiscal es menor, eso es cierto. Pero es divertido ver como has ignorado por ejemplo los controles de precio y de cambios (al punto de que Venezuela tiene dos controles de cambio, uno para importación de productos de primera necesidad a una tasa artificialmente baja y otro para importar el resto), que son parcialmente los responsables de la escasez en Venezuela.

    Como si eso fuese poco, se han expropiado y nacionalizado montones de empresas y tierras, donde se hicieron varios experimentos de cogestión obrera, y todas a la larga terminaron quebrando, demostrando una vez más el por qué el Estado no debe tener muchas empresas públicas. Incluso PDVSA está al borde de la quiebra, al punto de necesitar de la impresión constante de billetes del BCV para cubrir su deuda. Te aseguro que Dinamarca tiene muy pocas empresas estatales. El ya dicho destrozo aniquiló la producción nacional y sentó las bases de la escasez y de una economía de puertos demasiado dependiente de las importaciones. Al bajar los precios del petróleo, baja la cantidad de dólares disponible para importar, ergo, hay menos productos, ergo, hay más escasez. Los ricos que no deben sus riquezas al gobierno podrán pagar menos impuestos que en Dinamarca, pero no tienen facilidades de acceso a dólares para importar recursos ni mucho menos seguridad jurídica. Ya otra cosa son los boliburgueses.

    También está la inamovilidad laboral y la represiva Ley Orgánica del Trabajo de 2012, que hacen casi imposible despedir a un empleado, ahora compara eso con la flexiseguridad danesa. El chavismo se esforzó en crear un Estado del Bienestar con las misiones (más los restos del viejo Estado del Bienestar construido por los gobiernos de Acción Democrática), ya otra cosa es que primen la cantidad sobre la calidad -como los buenos comunistas que son- y por eso todas sus misiones, nuevos colegios y universidades han terminado siendo un absoluto fracaso.

    De paso, en empleados públicos si el índice no está en más del 19,6% no es porque el chavismo no haya querido, acá pongo pruebas de que en efecto el número de empleados públicos bajo el gobierno del comandante galáctico aumentó un 83% en la década 2002-2012 (y son cifras de 2013): http://www.eluniversal.com/economia/121202/a-ritmo-de-310-por-dia-crecen-los-empleados-publicos y http://www.notitarde.com/Pais/Venezuela-rompio-record-mundial-con-la-mayor-cantidad-de-ministerios-2189733/2014/07/03/336113/

    Y yo vivo aquí y sufro el desastre al que el socialismo nos ha llevado, así que no puedes decir que no sé de lo que hablo. Y después tienes el tupé de negar de que eres, al menos parcialmente, chavista... aún sin la enorme corrupción generada por el chavismo, el experimento socialista de Chávez estaba condenado al fracaso apenas bajaran los precios del petróleo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pablo,

      Me molesta la gente que va por la vida acusando a los demás para responder a sus obsesiones y odios personales. Yo no puedo ser "parcialmente chavista", primero porque no creo en el modelo económico ni el politico que ha implantado el chavismo (como cualquiera entiende con tan solo leer esta entrada) y segundo porque ni soy venezolano ni vivo en Venezuela,
      Otra cosa es que los que militáis en el odio político veis en todo lo que no sea un categórico e infalible ataque a vuestros enemigos una sospecha de simpatizar con ellos. Que López me parezca un impresentable no implica ser chavista, que piense que el petróleo debe ser un recurso nacionalizado no implica ser chavista, que no quiera pasar a los chavistas a cuchillo no implica ser chavista. Mucho cuidado con estas acusaciones gratuitas que no muestran mas que la visceralidad de quien las emite.

      Respecto al resto...Pues que quieres que te diga, es que el texto no va sobre eso, va sobre la comparación de parámetros básicos que son sobre los que hablamos en nuestras sociedades y de cómo son estos en los dos países comentados. Podemos hablar de la nacionalización del petróleo, pero ese debate es absurdo desde el punto de vista español porque aquí no hay petróleo para nacionalizar. Podemos hablar del control de precios, pero es que en España nadie está proponiendo eso para cosas como los alimentos o productos de primera necesidad ni nadie considera que sea necesario. Si acaso se está planteando para los alquileres, algo que por cierto se aplica en Alemania y otros países y allí funciona y en otros sitios no.

      ¿Que te parece mal el control de precios? A mi también, combinado con inflación, economía sumergida y contrabando genera evidentemente escasez. Ahora, si el argumento es que eso es "socialismo" pues no: Israel tiene control de precio sobre muchos alimentos, los países árabes tienen controlado el precio del pan y otros alimentos ¿son socialistas estos países? Control de precios ha habido en Venezuela y en otros países latinoamericanos desde hace más de 70 años, los ha habido en otros sitios para controlar la inflación, para garantizar suministros en momentos de conflicto, etc. Y eso no convierte a quien los hace en "socialistas".

      Dinamarca tiene cantidad de empresas públicas y semi-públicas: Las empresas de gas, los ferrocarriles, correos, medios de comunicación, etc, etc. Curiosamente no tiene la empresa de petróleo pública (quizá producto de cuando comenzaron a extraer), pero Noruega por ejemplo sí la tiene y es todo un ejemplo de eficiencia y beneficios para la sociedad.

      ¿Casi imposible despedir a un empleado? En Japón no se despide jamás a los empleados, de hecho incluso cuando desaparece el puesto de trabajo el empleado permanece en la empresa ¿Es Japón comunista acaso? En la España de Franco también estaban prohibidos los despidos. En Italia el sistema laboral es rigidísimo. Por cierto, y aunque es un dato del que no me fío, la tasa de desempleo de Dinamarca y Venezuela en teoría no distan mucho, así que el conflicto supuesto entre rigidez laboral y desempleo (que es el debate aquí) no tiene aplicación en esta comparativa.
      Además de todo eso existe una visión distorsionada de lo que es la "rigidez laboral". Hay países en Europa en los que el despido es barato pero, en cambio, debe ser muy justificado y, si no lo es, los jueces sentencian la readmisión. Hay otros con costes de despido más altos (España) pero que, en cambio, las causas de despido son amplísimas. ¿Cuál es más "rígido" de los dos? Cuidado con los maniqueísmos por favor, que son muy facilones pero siempre falsos.

      (...)

      Eliminar
    2. (...)
      Entiendo que un ferviente anti-chavista se sienta incómodo cuando se le muestran las realidades comparadas y sienta amenazada su visión monolítica y dicotómica del mundo, pero la realidad es la realidad y los datos son los datos. Para nosotros el fervor de la batalla política en Venezuela es algo ajeno y no vamos a dejarnos influir emocionalmente por eso, y mucho menos vamos a calificar de "comunista" lo que evidentemente no es comunista, le venga bien a tu causa o no.

      Saludos,

      Eliminar
  5. Pedro, nosotros no militamos en el odio político (o al menos no tanto), si fuese así ya estaríamos linchando chavistas en la calle en rechazo a la represión y haciendo otras barbaridades parecidas. Aquí aún queda cierta decencia y deseo de resolver esto por las buenas. Incluso estamos dispuestos a negociar si el chavismo de verdad quisiera negociar. Y te guste o no, un buen gesto de credibilidad sería aceptar la ley de amnistía promulgada ayer por la AN. Es irónico que digas eso cuando quién más hizo para promover el odio político fue el mismo Chávez.

    Creo que ya te expliqué una vez porque el chavismo dejó de ser algo exclusivamente de Venezuela. Es parte del legado del comandante supremo, yo siempre he sido consciente que el tipo tenía ciertos méritos. Es, como mínimo, un fenómeno latinoamericano, pero bueno, tú siempre te has empeñado en negar el compromiso de los camaradas Evo y Correa con la "revolución". Ahora, si me negarás que el podemismo ha resultado ser una versión española del chavismo, con sus particularidades (en general como fenómeno latinoamericano, acá incluyo a Correa y Evo), sería interesante oír porque según vos ustedes no están emulando a Correa y Evo.

    En fin, suficiente disgresión. Son otros motivos los que me llevan a llamarte parcialmente chavista, no lo del petróleo, que el 90% de venezolanos -incluyéndome- está a favor de PDVSA, que por cierto, el petróleo fue nacionalizado por Acción Democrática en 1976, no por Chávez. Al menos los países árabes no son precisamente los más liberales del mundo, ya otra cosa sería Israel que tiene altos puestos en los tops de libertad económica y me sorprende que restrinjan ciertos precios, lo atribuyo a la situación de guerra en la que han vivido por décadas.

    Olvidas que las políticas estatistas que implementaron el control de precios en Latinoamérica fueron hechas muchas veces por partidos democristianos de centro-izquierda, socialdemócratas o directamente socialistas. Ergo, sí podemos afirmar que eran socialistas, más moderados eso sí. AD por ejemplo era un partido socialista que evolucionó hacia la socialdemocracia, pero aún hoy en sus estatutos dice que busca "la transición pacífica al socialismo". Cuando yo hablo de control de precios, no hablo de medidas temporales en el marco de una guerra, si no de medidas tomadas en tiempos de paz. Eso me parece socialista.

    Yo no he negado la existencia de empresas públicas en Dinamarca. Lo que te pido que demuestres es que son muchas más que las venezolanas. Allá hay hoteles del Estado, hay aerolíneas estatales, productoras de alimentos, o empresas de tecnología como Daka que pertenezcan al Estado? De nuevo, no me opongo a tener una empresa petrolera del Estado, no soy tan derechista, la PDVSA de tiempos de la "cuarta república" era una empresa puntera y aún así pública.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo entendido que en Japón hay mucho empleo precario, y el modelo basado en los salarymen -donde un hombre pasaba toda su vida en la misma empresa- se ha ido desmoronando desde la crisis económica de los 90. Ahora lo que hay son mini-jobs o trabajos temporales. La España de Franco era bastante estatista también, y un liberal de Friedman te diría que eran socialistas.

      Tengo entendido que el sistema laboral italiano no es mucho más rígido que el español y que han habido varias reformas neoliberales que han abaratado el despido. Aquí literalmente es imposible despedir a un empleado y se requiere llenar montones de papeleo para justificar el despido al punto que en las públicas hay casos de gente que va dos o tres días del mes a trabajar y aún así no son despedidos. Y aún así una empresa que haga eso se arriesga a sufrir una denuncia en el ministerio del trabajo por oligarcas come-niños.

      Anexo un enlace sobre lo tortuoso que es un despido en Venezuela: http://apoyolaboral.over-blog.com/2015/12/inamovilidad-laboral-vigente-en-venezuela.html y los requisitos legales formales en la LOT, a ver que opinas: http://talcomolees.blogspot.com/2012/05/como-despedir-un-trabajador-que-goza-de.html

      En suma, hay motivos de peso para sostener, como la inseguridad jurídica -que no mencionaste-, el alto número de empresas estatales, la subida del número de empleados públicos, los controles de precio y de cambios (y no mencionaste el control cambiario, cuando ese ya casi ningún país lo tiene), la represión política, etc. Que la transición al socialismo aún no haya terminado no es justificativo para negar la realidad. En fin, si crees que es una cuestión de fanatismo político, se nota que deberías venir aquí y ver la realidad por ti mismo.

      Eliminar
  6. Bueno, mucho mejor la réplica que el primer comentario. Pero hay varias cosas que tengo que replicar:

    - Decir que el chavismo es un fenómeno latinoamericano, como si hubiese supuesto una gran revolución política me parece un exceso. El chavismo al final no deja de ser una especie de peronismo en otra época y con toques caribeños y cubanos. Nada de lo que ha hecho el Chavismo es una innovación política suya: Basar la economía en el petróleo, la política de sustitución de importaciones, el control de precios, el populismo, etc, etc. Todo estaba inventado. Y por mucho que Correa y Ecuador estén en el ALBA, la verdad es que las políticas de Correa son mucho más funcionales, útiles y sensatas que las aplicadas en Venezuela.

    - Has sacado a colación el "top de libertad económica". No te lo creas, ese índice es un fraude. No sé si lo leíste pero ya escribí sobre eso: http://blogs.publico.es/econonuestra/2016/01/01/7237/

    - Exactamente porque las políticas de control de precios ha sido hechas hasta por gobiernos democratacristianos (y no solo en latinoamérica), convertir eso en la prueba del algodón del "socialismo" es ridículo. No, un democratacristiano, un nacionalista israelí o el general Franco no son "menos socialistas". No son socialistas. La esquizofrenia "liberal" (entre comillas) confunde socialismo y estatismo, camino que conduce al extremo distópico de la sociedad sin estado. Cuidado con eso.

    - En Dinamarca tienen pública, por ejemplo, la empresa energética DONG Energy, los ferrocarriles del país, correos, tienen TV, radios, la lotería, la distribución eléctrica, etc. No tienen hoteles que yo sepa, pero en España tienes por ejemplo los "Paradores nacionales", que son públicos. ¿Aerolíneas públicas? Scandinavian Airlines (sueca) es pública, igual que la TAB portuguesa y otras. Hace un par de décadas casi todas las aerolíneas europeas lo eran.
    No creo que hayan más compañías públicas que en Venezuela, pero sí las hay y bastantes. Lo que sí hay son más trabajadores del estado que los que tiene Venezuela, que creo que es un dato esencial.

    - Japón no ha sido ajeno a tendencias internacionales como el trabajo a tiempo parcial, precario, etc. Hay contratos temporales desde hace ya muchos años y ya abarcan a un % importante de la población, pero la práctica tradicional sigue siendo el empleo de por vida. Además, el despido está muy limitado y necesita una causa objetiva muy potente, si no es declarado nulo y se obliga a la re-admisión.
    El sistema italiano es parecido al español en números, pero tiene una gran diferencia: Allí el despido improcedente obliga a la re-admisión, en España no. Tengo la duda de cómo ha quedado esto después de la última reforma laboral italiana pero hasta hace nada era así.
    Por lo que leo en lo que me pasas, el "problema" que ves en Venezuela es que ante los despidos improcedentes el trabajador puede "reengancharse". Insisto, eso no es muy distinto a lo que pasa en muchas legislaciones europeas. De todas formas me faltan datos, saber qué pasa con los trabajadores que no están en "inamovilidad", qué sucede si una empresa entra en pérdidas, etc.
    De todas formas eso tampoco es la prueba del algodón del socialismo. En la España de Franco el despido estaba prohibido y en casi toda Europa en aquel momento era muy complicado, gobernasen los socialistas o los democratacristianos.

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. - Considerando que en efecto el chavismo gozó de muchos apoyos en Latinoamérica, incluso entre la ola de izquierda moderada encabezada por Lula (que nunca dejó de ver a Chávez como un referente, por algo existe el Foro de Sao Paulo), y que los triunfos de Chávez fueron los que le abrieron la puerta a la izquierda en LA, sí se puede decir que el chavismo fue un fenómeno regional, y el apoyo cerrado que le ha dado UNASUR -por ejemplo- al gobierno de Maduro es una buena señal al respecto. No será original, es cierto, pero por otra parte el chavismo ha llevado las viejas políticas socialdemócratas de AD y COPEI a un nuevo nivel.

      - Tu argumento en contra del índice de la libertad económica es el mismo motivo por el cual crees que Dinamarca es más socialista que Venezuela: crees que la seguridad jurídica, las expropiaciones, los controles arancelarios (la UE es una gigantesca unión aduanera, para empezar) o la corrupción tienen menos relevancia que la presión fiscal. Te recuerdo que un liberal sensato no está en contra del Estado, un liberal sensato quiere un Estado eficiente, pequeño pero eficiente. Por eso es que puntúan cosas como la falta de corrupción o la seguridad jurídica.

      - Me gustaría saber que gobiernos democristianos de Europa aplicaron el control de precios, sobre todo en la época posterior a la inmediata posguerra (finales de los 40 - principios de los 50). Al menos aquí en LA la democracia cristiana casi siempre ha sido de centro-izquierda, por ejemplo aquí en Venezuela el primer gobierno del democristiano Rafael Caldera nacionalizó el gas en 1971. Por eso afirmo que el control de precios sí es una prueba del algodón, si no del socialismo, al menos de la izquierda. Y cuando los liberales afirman que estatismo es socialismo, no se equivocan del todo. Se puede ser de izquierda en lo económico y conservador en lo social, si aplicamos el diagrama de Nolan. Y es bueno recordar que todo liberal o liberaloide de pro te dirá que Franco era socialista. Sin duda tanto un autárquico como el partido único fascista, la Falange, tenían algo de socialistas.

      - Comprendo que hay empresas públicas en Dinamarca, pensaba que habían sido privatizadas en los 90 como pasó con la mayoría de empresas públicas en Suecia. En todo caso, siguen siendo solo sectores estratégicos más que todo, aquí en Venezuela importantes sectores no-estratégicos (como la banca, empresas agrícolas, gran parte de los terrenos de cultivo nacionales, empresas de tecnología como Daka, etcétera) fueron nacionalizados. Eso debe contar mucho más que Dinamarca. De paso, ya en el tema del número de empleados públicos, son actualmente un 19,6% del total, sumado a que se dio una subida en la cantidad de empleados públicos de un 83% en el período 2002-2012. Si no hemos llegado a alcanzar a Dinamarca no ha sido por falta de ganas.

      Links: http://www.notitarde.com/Pais/Venezuela-rompio-record-mundial-con-la-mayor-cantidad-de-ministerios-2189733/2014/07/03/336113/ y http://www.eluniversal.com/noticias/politica/venezuela-tiene-doble-ministerios-que-otros-paises_53533

      -El problema en Venezuela es más que todo la lentitud de una burocracia cuyos niveles de incompetencia (debido a la alta subida de empleados públicos bajo el chavismo con propósitos clientelares) son dignos de cualquier pesadilla de los libertarios o demás liberales radicales que hay en Internet. En teoría, la inspectoría del trabajo puede declarar "nulo" un despido si es "improcedente" -pues son ellos quienes lo determinan- y eso hace muy díficil, sumado a que se pueden demorar más de un año en llevar el proceso de declarar un despido improcedente o no, más el pago de indemnizaciones si al final el veredicto es favorable al obrero.

      Eliminar
  7. el mentado articulo sobre el indice de libertad economica es un fiasco. parece escrito por un adolescente o un niño de 12 años.

    ResponderEliminar