La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







lunes, 11 de abril de 2016

Salidas inverosímiles a una situación de bloqueo














Había dicho que no quería hablar de las negociaciones de investidura hasta mayo y la verdad es que no quiero, pero este texto no va exactamente de eso. Lo que voy a hacer aquí es un ejercicio casi de fantasía política, voy a listar las opciones que se me ocurren para que haya un gobierno antes del 2 de mayo, cuando corresponderá convocar elecciones si no lo hay. Algunas de ellas son muy improbables, otras casi rozan el esperpento, pero todas son posibles. Voy a poner algunas y luego lo comentamos.


Opción 1: Nos bajamos los pantalones en el último minuto

Ya tenemos claro que nadie quiere pactar con nadie. El PSOE no quiere pactar con el PP, C’s no quiere pactar con Podemos y Podemos no quiere pactar con C’s (y obviamente el PP y Podemos tampoco quieren pactar). Así no sale mayoría alguna y contando con los presumibles votos en contra de los independentistas no vamos a poder tener gobierno.
Si se quiere sacar un gobierno para España con este parlamento alguien se va a tener que bajar los pantalones. O se lo baja Podemos (si Sánchez persiste en presentarse con C’s) o el PP (en la misma situación), o se lo baja el PSOE (pactando con el PP) o se lo baja C’s (si el PSOE se presenta a la investidura con el apoyo de Podemos) ¿Que no va a pasar? Eso está por ver...

Opción 2: Pedro y Pablo se lanzan al hemiciclo a ver qué pasa

Esta sería la vía 161 que dice Podemos. Los diputados de PSOE, Podemos, Compromís e IU apoyan a Sánchez como presidente y se lanzan a la investidura a ver si sacan algunos votos a favor y algunas abstenciones para sacar el gobierno (recordemos que PP y C’s tienen 163 y que votarían en contra si no hay bajada de pantalones de C’s).
A lo mejor y ante el bloqueo generalizado y/o ante la expectativa de otras elecciones que empeoren sus resultados, los partidos nacionalistas e independentistas optan por apoyar algunos (¿PNV?) y otros por abstenerse o ausentarse ese día (un buen día para perder el autobús), en esas condiciones Pedro Sánchez sería presidente. El problema es que ese gobierno estaría en minoría y tendría enorme dificultades para sacar adelante leyes ordinarias y ya ni hablamos de leyes orgánicas (que requieren 176 votos a favor).
Ese gobierno sería muy débil y podría cambiar muy pocas cosas. Creo que este gobierno sería más frustrante para el votante de Podemos que para el del PSOE, porque se verían ministros de Podemos que casi no podrían cambiar nada respecto a sus antecesores. Quizá lo máximo que podrían hacer es sacar un cambio en la ley electoral pactada con C’s y disolver el congreso a la menor dificultad.
Pedro Sánchez tendría que cambiar de socio, en lo que sería una bajada parcial de pantalones. Tampoco lo descartemos.

Opción 3: Aparece un salvador

En ningún sitio está escrito que el presidente del gobierno deba ser diputado así que podemos llegar al punto en que la única opción para sumar partidos inmiscibles sea el apoyo a un candidato ajeno a ellos. ¿Quién podría ser? Decía Josep Pla que la España de 1931 era un país de “hambrientos, onanistas y perturbados”. Ya no somos hambrientos pero onanistas y perturbados sigue habiendo y todos podrían postularse a presidente del gobierno. Yo me estoy imaginando a Felipe González y a José María Aznar postulándose a salvadores de la patria, también a Susana Díaz, o a Esperanza Aguirre que lleva ya semanas dimitida y estará aburrida. Tampoco tendría que ser político el candidato. Arturo Pérez-Reverte también nos podría salvar la vida, o Félix de Azúa que tan mal ve a los nuevos políticos. La lista podría ser infinita.
No veo para España una opción Monti como en Italia, es decir, un gobierno técnico, pero tampoco es descartable. Y en cualquier caso habría que ver para qué investimos a este “salvador”, porque depende quien lo invista hará una cosa u otra. Si lo invistiesen PSOE, Podemos y C’s haría reformas y luego disolvería el parlamento, pero si estuviese apoyado por PP, PSOE y C’s las reformas serían en todo caso diferentes.

Opción 4: Que vuelva Zapatero

Opción 4: Una plataforma ciudadana amenaza con presentarse: Bajada de pantalones

Llevamos hablando meses de que los partidos serían más o menos flexibles en los pactos en función de las expectativas electorales ante unas nuevas elecciones. El problema es que llevamos tantas encuestas que al final hay para todos los gustos y los partidos, que son entidades que suelen auto-convencerse de lo que les interesa, tienden a creerse la que más les gusta. A estas alturas yo creo que todos creen que van a subir en las próximas elecciones: El PP cree que habrá alta abstención y que eso les beneficia, porque los señores muy mayores que les votan acuden militarmente a las urnas. El PSOE cree que siendo el partido que más ha luchado porque haya gobierno será premiado en las urnas. Podemos cree que podrá vender su relato de que el PSOE está secuestrado por C’s y que o se les vota a ellos o todo va a seguir igual. Y C’s parece estar cayendo por tercera vez en el mismo error, que es creerse las encuestas y no entender que siempre les sobredimensionan (a nivel español).
Si esa es la situación ¿cómo hacer que los partidos sientan vértigo ante nuevas elecciones? La manera es que aparezca un actor nuevo, un actor que pueda arrebatar votos o escaños a todas las formaciones y que les de incentivos para pactar ¿Os imagináis una plataforma cívica formada contra unos partidos incapaces de ceder y gobernar en pluralidad? Una plataforma puntual, con 3 ó 4 puntos básicos que prometa llevarlos a cabo y convocar elecciones o apoyar a quien los lleve a cabo.

Opción 5: Te cambio el candidato y me dejas gobernar

Pues sí, esta es la opción básica de una democracia parlamentaria pero como en España nos creemos que estamos en un sistema presidencialista pues parece que nadie se atreve a dar el paso (a exigírselo al de al lado sí). En Cataluña esta opción sólo se dio el último día y sobre la bocina, con un Puigdemont al que nadie esperaba.
Lo más lógico sería que Rajoy se retirase y, con otro candidato, intentase seducir al PSOE y/o a C’s. Total, si vamos a elecciones y en el nuevo parlamento el PP y C’s tienen mayoría Rajoy también va a tener que retirarse. También podría retirarse Sánchez y que otro socialista se prestase a negociar con el PP para formar gobierno o abstenerse, no porque Sánchez deba dimitir por no sé qué que dice el PP, sino porque después de buscar cualquier pacto que no fuese con el PP ir ahora a pactar con el PP sería un ejercicio de contorsionismo excesivo.

Opción 6: Un gobierno de concentración nacional

¿Y si hacemos un gobierno con ministros de PP, PSOE, C’s y Podemos? Seguro que hay cosas en que los 4 partidos están de acuerdo y podría evitar el ridículo de hacer unas nuevas elecciones para que todo quede igual otra vez. Y tener unas cortes que consideras que son ingobernables tiene una ventaja: Te permite iniciar el procedimiento agravado de reforma constitucional (ya que tienes que disolver las cortes para que unas segundas la validen) ¿Seguro que no hay cosas que todos los partidos estén dispuestos a cambiar? ¿No quieren eliminar todos la preferencia del varón para acceder al trono, modificar este senado absurdo, poner las CCAA en la constitución o eliminar alguna disposición transitoria? Pues que aprovechen, que la oportunidad la pintan calva.


Seguro que si nos ponemos a buscar hay más opciones, muchas incluso menos disparatadas que alguna de las que he expuesto aquí, pero quiero que quede clara una cosa: Puede haber un gobierno PP-PSOE, un gobierno PSOE-C’s con apoyo o abstención de Podemos, un gobierno PSOE-Podemos con apoyo o abstención de C’s, un gobierno PP-C’s con abstención del PSOE, un gobierno PSOE-Podemos con la tolerancia de los nacionalistas, un gobierno de un independiente con ministros de los partidos que le apoyen, un gobierno de un independiente con independientes y con un mandato concreto para una legislatura corta, un gobierno de todos los partidos para hacer un cambio constitucional de consenso, etc, etc.
Es decir, que opciones hay muchas, muchísimas. Muy pocas dan un gobierno estable que pueda gobernar el país y cambiar cosas importantes sin sufrir un infierno parlamentario (tan solo PP-PSOE o PSOE-Podemos-C’s), pero para formar un gobierno opciones hay varias. Así que si no se forma es porque a los partidos no les da la gana, no quieren ceder y no están acostumbrados a vivir en una democracia parlamentaria. Y detrás de todo esto está que ellos estiman que tú, ciudadano, vas a validar el bloqueo, el cordón sanitario al otro, el dontancredismo y el maquiavelismo político. ¿Están en lo cierto? Porque si no es así no te preocupes, habrá gobierno, aunque sea en el último minuto. Y si es así…pues ya veremos.

3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¿La tachada o la otra?
      :D :D :D :D
      Me ha mirado la gente de alrededor al reirme tras ver la ocurrencia de Pedro.

      Eliminar