La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







lunes, 11 de julio de 2016

¿Por qué ha fracaso Unidos Podemos? (II)













LAS POSIBLES SOLUCIONES

Parece ser que después de semana y media haciéndose la víctima y sin hacer autocrítica alguna, en Podemos han comenzado a aceptar algunas de las realidades que explican su derrota electoral. Pablo Iglesias ha dado por muerta la “hipótesis Podemos”, es decir, esta idea que tuvieron los fundadores de Podemos a principio de 2014 de que España se encontraba en un momento de ruptura institucional que había que aprovechar rápidamente para llegar al poder y hacer un cambio radical de actores políticos. Esto obviamente abre una fase nueva en que este partido tendrá que abandonar la provisionalidad y cambiar, aunque no está muy claro hacia donde.

Si algo han demostrado estas dos elecciones seguidas es que España ha cambiado mucho políticamente pero menos de lo que algunos pensaban. Ha habido una especie de coitus interruptus político donde los nuevos partidos no han llegado a desplazar a los viejos y donde situaciones a la griega no parece que vayan a ser posibles a medio plazo. Esto ya lo avisábamos algunos estos meses: Cuidado que haya sorpasso o no, el PSOE sigue siendo un partido muy poderoso en el sur de España, con unas bases más sólidas de lo que parece, con muchísimos alcaldes y presidentes de CCAA, y no se va a disolver como un azucarillo.
La cuestión es que este coitus interruptus ha llevado al país a una situación nueva de pluralidad política y nos ha dejado un escenario multipartidista que, si los nuevos partidos gestionan bien, puede permanecer mucho tiempo. La época de los rodillos parlamentarios, la destrucción legislativa de lo hecho la anterior legislatura y las cosmovisiones políticas de pertenecer a uno de los dos bandos políticos (y por tanto odiar al otro) han acabado, y más vale que los partidos se enteren de esto pronto porque si no entraremos en parálisis.

España, a pesar de su realidad dual, no es un país presidencialista y precisamente por eso esa intención hegemónica que tenía Podemos era absurda. Lo comenté hace mucho tiempo y creo que es el momento de reiterarlo: Intentar buscar una hegemonía cultural y política como se hace en las repúblicas presidencialistas (y como Podemos pretendía, pues su aprendizaje político y referentes son presidencialistas) no tiene sentido en España, donde para colmo de males la constitución es rigidísima y su reforma muy difícil. Si a esto le unes que tampoco vas a poder conseguir la “hegemonía de la izquierda” viendo lo fuerte que está el PSOE en determinadas latitudes, se puede concluir que Podemos tiene que comenzar por una adaptación del partido al parlamentarismo.
Puede parecer algo menor, pero adaptarse al parlamentarismo es un gran cambio político. Adaptarse al parlamentarismo implica saber que nunca vas a ser estructuralmente hegemónico, implica que vas a tener que pactar las reformas que quieras aplicar, implica que no puedes dualizar a tus seguidores ni crear una política comunicativa de barricadas, implica que valores como la capacidad de ceder, de seducir al diferente o innovar soluciones de consenso van a valer tanto o más que el carisma, el liderazgo o hasta el apoyo popular.

Cuando un partido se presenta a una competición pluripartidista su planteamiento político ha de cambiar. Intentar que te voten por ser “la izquierda” o porque el otro es peor deja de tener sentido, eso funciona en los sistemas bipartidistas donde suele ganar el menos malo o quien menos rechazo tiene, pero no en sistemas pluralistas donde compites con más de una opción. Podemos intentó dualizarse con el PP tratando a C's como un apéndice de este y al PSOE como un partido quemado y decadente, y fracasó en el intento. En dos o cuatro años, con un PSOE más alejado de su etapa de gobierno y con nuevos “historiales” recientes en estos partidos esta estrategia presumiblemente funcionará todavía peor (a no ser que los tres partidos gobiernen juntos, que entonces sí le valdría).
Podemos, pues, necesita algo más que una autoubicación ideológica o pretender ser “el cambio” en abstracto, necesita contenido real, y Podemos es un partido que va muy escaso de contenido. Conozco el programa de Podemos y tengo que decir que no aporta nada nuevo más allá de ser una socialdemocracia un poco más “rojilla”. No hay cosas novedosas, pues cosas como la Renta Básica Universal o la renegociación “agresiva” de la deuda fueron fueron dejadas de lado, sino recetas típicas de la izquierda occidental (subir SMI, mejorar prestaciones, etc.) que llevan a competir en el mismo terreno que el PSOE, IU y en alguna cosa hasta con C's. Si esta es la propuesta política entonces votar a Podemos se convierte en una cuestión de Fe, de creer de forma voluntarista que estos sí que no “traicionarán” a las clases populares, y esa tensión, confianza o Fe es muy difícil de mantener en el tiempo y si no hay contenido lo normal es que se caiga en la desmovilización.
Podemos debe plantearse en qué es distinto del PSOE o de IU, en qué se basa su “novedad”, qué tiene de atractivo para un votante medio que tiene poca filiación política, y la respuesta debe ser de contenidos, no que nosotros somos buenos y los otros unos falsos. Si la respuesta a esta pregunta no es de contenidos, entonces Podemos debe replantearse todo su cuerpo programático.

Yo creo que Podemos sí tiene capacidad para dar una respuesta satisfactoria a esa reflexión, y paradójicamente la tiene gracias a precisamente esa estrategia del “populismo de izquierdas” que antes hemos dicho que no funcionaría en un régimen pluralista parlamentario. Según la teoría de Laclau el “populismo” (de izquierdas) debía convertirse en una amalgama de demandas sociales que no tenían satisfacción ni respuesta en el ámbito político. El partido populista que quisiese ser hegemónico tenía que solventarlas y amalgamarlas en un todo coherente, construyendo una “identidad” política nueva que fuese apoyada por todas estos grupos con demandas teóricamente independientes.
Bien, eso es exactamente lo que debe hacer Podemos de nuevo ahora (digo de nuevo porque en 2014 más o menos lo hizo) ¿Qué demandas sociales no están satisfechas políticamente? ¿Una Renta Básica, referéndums a la Suiza, un sistema federal, el trabajo garantizado, la gestación subrogada, la república, prohibir que los becarios no cobren, la afiliación sindical obligatoria, salir del euro, un sistema de guarderías públicas? Hay que analizarlas bien y seleccionar un todo coherente, no contradictorio y con ello marcar unas líneas básicas diferentes a las de tus rivales.
Pero a diferencia de la teoría original de Laclau el objetivo de este "populismo" no puede ser la hegemonía, sino la consolidación de un “nicho” de votantes y la consecución de la mayoría política coyuntural. Es decir, la cuestión es la adaptación de la estrategia populista a la realidad parlamentaria, es pasar a Laclau por el filtro de las realidades pluripartidistas del norte de Europa y buscar la hegemonía de las ideas y no de los movimientos políticos.

Dentro de este replanteamiento del futuro de Podemos hay un debate muy concreto y muy goloso para los medios de comunicación ¿Hay que repetir la alianza con IU o no? La cuestión no es fácil en tanto en cuanto el sistema electoral perjudica una separación de fuerzas, pero yo creo que la respuesta está clara: No, en principio no deberían pensar en repetir la alianza con IU.
Las razones para no repertirla son varias. Es posible que la alianza con IU no haya sido una mala idea del todo en estas circunstancias pero tengo la sensación que IU es, a la larga, un freno para la captación de un electorado más moderado y al que quieres atraer mediante satisfacción de sus demandas. IU y Podemos son dos partidos conceptualmente muy distintos, IU es un partido tradicional e ideológico y Podemos es un partido populista y transversal, y por mucho que puedan llegar a apoyar ideas comunes la forma como se acercan a ellas es diferente y eso crea una fricciones terribles entre los afiliados, las bases y eventualmente los votantes.
Podemos e IU serán posiblemente aliados en la mayoría de cosas en un parlamento, pero políticamente deben ir separados. De hecho uno de los errores de Podemos en su intención hegemónica ha sido no priorizar el cambio de la ley electoral sobre otras consideraciones. Si IU fuese capaz, por si misma, de sacar un porcentaje de diputados similar al de votos entonces la necesidad de unirse en una coalición heterogénea desaparece y, conociendo cómo funciona el electorado de izquierdas, maximizaría los resultados de la misma. Claro que también debilitaría el papel central de Podemos y su “control” sobre las otras fuerzas de izquierdas, que le serían absolutamente independientes.

En resumen, Podemos puede caer en la tentación de pensar que nada ha pasado y que su posición es objetivamente buena, pero si lo que aspira es a gobernar alguna vez se equivocará. Las intenciones hegemónicas y las amalgamas heterogéneas bajo un marca única han podido tener sentido hasta ahora pero en el nuevo escenario multipartidista dejarán de tenerlo. Podemos necesita replantearse su cuerpo ideológico, buscar su propuesta novedosa respecto a las otras fuerzas de la izquierda y aprender a trabajar en un entorno parlamentario.
De todas formas aquí hay un reto muy importante ¿Pueden convivir dos fuerzas de izquierdas (PSOE y Podemos) con un número de votos similar? ¿O acabará necesariamente hundiéndose una de las dos a costa de la otra? Es un escenario con pocos precedentes y es muy interesante analizarlo, pero esto lo dejo para otra ocasión.

12 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Raymond.

      Ahí te he visto Enrique, con dos cojones, di que si. Laclau, uno de los mayores teoricos del postestructuralismo y una maquina de pensar, es un imbecil. Y tu encantado de haberte conocido, porque tu lo vales por supuesto. Eres grande Enrique, muy grande. Ya puedes fumarte un puro, que te has quedado en la gloria campeón.

      PD: Pedro, mas tarde contestaré a este interesante post con una respuesta que de verdad merezca la pena, un saludo.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Deja en paz a mi madre, que no te ha hecho nada ni yo me he metido con la tuya, y menos por internet, impresentable. Que por la foto se nota que vas pasado de los 50 y por como hablas pareces un niñato malcriado al que no le han dado todavía un par de hostias bien dadas.

      Eliminar
    5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. "tengo la sensación que IU es, a la larga, un freno para la captación de un electorado más moderado y al que quieres atraer mediante satisfacción de sus demandas."

    No le veo sentido a eso. Aunque en teoría IU sea más radical que Podemos, lo cierto es que Unidos Podemos es más moderado ahora de lo que era Podemos hace tiempo por separado.

    El problema (para ellos) si acaso sería, como tú mismo has señalado, que se moderen tanto que terminen por ser indistinguibles del PSOE, una especie de "PSOE más moderno y menos corrupto", como Ciudadanos con respecto al PP. Pero aguar más su programa económico y social no hará necesariamente que los votantes del PSOE (de los de PP y C´s ni hablemos) les vean con mayor simpatía.

    Además, tampoco nos flipemos, IU no es precisamente un partido marxista-leninnista revolucionario, sino que en la práctica no deja de ser una fuerza "socialista-democrática", socialdemócrata incluso, donde el comunismo no va más allá de la retórica del PCE.

    PD: No sé si soy el único... pero en mi caso particular, y considerándome moderado, lo que me impide votar a Podemos no es el supuesto peligro de radicalización al ir en coalición con IU, sino su visión infantil y suicida con respecto a la inmigración y que no se bajen del burro de querer fragmentar la soberanía nacional.

    José Antonio OR

    ResponderEliminar
  3. Raymond.

    1ª parte

    Bien, voy a entrar en materia.

    Lo primero que me gustaria decir es que me ha disgustado la actitud de Podemos despues del 26J, y su aparente explicacion de porque se ha fracasado. Incluso despues de esa puesta en marcha de un ejercicio de autocritica, diria que la direccion de Podemos se ha hecho una trampa al solitario poniendo en marcha esa idea de que se ha fracasado debido al miedo al cambio. Esa idea es falaz, al menos entre la izquierda sociologica. Muchos habran puesto esa como primera razon en la encuesta sobre las razones del fracaso de UP, pero habria que ponerla en cuarentena. Otras razones, como la gestion de la investidura despues del 20D, la puesta en marcha de un relato socialdemocrata y el celebrar a gente como Zapatero, o la union con IU, si aparecen sin embargo como razones bastante votadas. Ahora vamos a ver si interpretan esto de la forma correcta, que no está nada claro.

    Sobre lo de la hegemonía cultural, creo que no tiene mucho que ver que el pais tenga un modelo presidencialista o parlamentario. La hegemonia se refiere a crear un consenso mayoritario cultural y politico, como sabes bien, y eso puede darse con sistema presidencialista o parlamentario, de hecho mira si no a Syriza en Grecia, cuyo sistema no es presidencialista en sentido estricto.

    Sobre la solide de los viejos partidos y la imposibilidad de romper el tablero a medio plazo, toda la razon, no hay mucho que añadir.

    Donde tengo la disgresion fuerte contigo, como ya lo comente el otro dia por twitter, es en que Podemos tenga un programa "solo un poco mas rojillo". Hay que ver que esto de forma dual. Podemos o PSOE no son solo el programa, son tambien sus identidades. Uno puede mirar el programa del PSOE, y ver que es mas o menos un programa socialdemocrata tibio. Pero creo que en PSOE hay unas elites politicas e ideologicas que deciden que se identifican mas con el liberalismo economico -- vease Jordi Sevilla -- mientras que en Podemos puede hacerse en un momento dado, como las ultimas elecciones, un programa mas flojo, pero todos sabemos que lo llevan a cabo marxistas, postmarxistas, anticapitalistas, ecologistas, y gente que tiene una trayectoria probada y se le presupone cierta coherencia. Ya, ya se lo que me vas a decir, que Syria tambien era muy coherente. Y sabes lo que te voy a decir yo, que en una situacion de gobierno de Podemos, si tiene suficiente fuerza parlamentaria, no seria lo mismo gobernar en España que en Grecia, y creo que esto esta claro.

    ResponderEliminar
  4. Raymond.

    2ª parte

    Pero por ejemplo el programa de Podemos del 20D ofrecia una expansion economica de 96.000 millones de euros, y un fuerte programa ecologico, de energias renovables, y de renta garantizada. Vale, no es renta basica (todavia) pero difiere bastante de la propuesta del PSOE. Vale, podemos decir que los gradualismos no es lo fundamental a la hora de ver cuales son las diferencias estrictas. Pero yo si creo que que lo son. Pueden parecer iguales, pero sabemos que a la hora de la verdad Podemos tiene intencion de hacer una reforma mucho mas dura en politica fiscal, redistributiva, laboral, ecologica, de derechos, o de deficit, de lo que tenia pensado hacerlo el PSOE. Y las diferencias y los matices cuentan.

    Podemos ir a las posibilidades del estado de hacer eso, y ese seria otro debate. Yo creo que el estado tiene poder para recaudar el suficiente dinero como para hacer un programa expansivo de 96.000 millones. Por eso no me gusto que en el 26J lo rebajara a 60.000 ma. Pero en otras cosas siguen siendo igual de radicales. Siguen hablando de hacer una auditoria de la deuda y reestructurarla. ¿No es eso lo mismo, aunque con otras palabras, que lo que decian en las Europeas de 2014 de hacer una auditoria ciudadana e impagar la deuda ilegitima? Cuando reestructuras, tambien dejas de pagar una parte de esa deuda. Han dejado de hablar de nacionalizar sectores estrategicos, pero cuidado, porque hablan de banca publica, y de modelo productivo. Han hablado de propuestas como de crear ellos mismos empresas publicas en determinados sectores --lo que seria mas barato que nacionaliar --, siendo asi, ¿donde esta la renuncia al programa?

    Pero claro, si hablamos de percepciones, es cierto que el lenguaje de Podemos se ha "socialdemocratizado" mucho. Y sobre ser claros en las propuestas, sobre distinguirse de los demas, sobre lo de ser populistas de izquierdas adaptandose al parlamentarismo y dejando de hablar de hegemonias que no llevan a nada ni solucionan los problemas estoy totalmente de acuerdo contigo. Y es mas, el problema de Podemos es que no han sido verdaderamente populistas, porque ser verdaderamente populistas es haber superado las viejas tonterias de la izquierda alternativa española sobre autodeterminaciones, inmigracion sin control, y hippiedades como oponerse a los transgenicos y cosas de esas. Esas tonterias deben de acabar. Podemos debe de convertirse en un movimiento populista serio, y no en un populismo adolescente, que es donde puede quedar todo al final. Pero creo que una vez dado el paso de la confluencia, van a pesar mas las opiniones de las viejas glorias de la izquierda y los romanticos de Podemos que provenian de esos cuadros, y no van a tener el valor de defender el proyecto y la idea de Podemos frente a otros proyectos mas ideologizados. Creo que va a ver confluencia para rato, y ya se esta viendo con lo de "hacer mas calle" -- que no me parece mal, pero que se a lo que se refieren, a ir en la linea de IU y no en la linea errejonista -- y otras cosas. En fin, que le vamos a hacer.

    ResponderEliminar
  5. Hola,

    Jose Antonio y Raymond planteais cosas interesantes, que me gustaría responder.

    Jose Antonio, tienes razón en que el mensaje de Unidos Podemos era, paradójicamente, más moderado que el de Podemos, pero yo no iba por ahí ni por este caso en concreto.
    La cuestión es que IU es un partido que lleva mucho tiempo y que nunca ha pasado del 10% de votos (o escasamente) y en la mente del electorado es un partido radical. Es verdad que sus propuestas no pasan de ser socialdemócratas años 70 (por llamarlo de alguna manera), pero hay una cuestión discursiva y de razonamiento que los aleja de la mayoría. Cuando pongo en el texto que IU es un partido "tradicional e ideológico" me refiero a esto. Mucha gente puede ver con simpatía a IU o a Alberto Garzón, pero el abuso del lengua marxista y de ciertos "dogmatismos" alejan al votante, por mucho que no tengan aplicación real en el programa ni en su acción de gobierno.

    La idea que expresaba no es que Podemos se "modere" gratuita y abstractamente, sino que debe entender que en la tradición posmarxista no está el camino para ganar elecciones. Luego la realidad puede ser que sea más "radical" que el programa actual, pero sigamos que vendría de otras bases culturales.

    Supongo que lo que te pasa con la inmigración y sobre todo con la "soberanía nacional" puede haber sido freno para muchos votantes, aunque lo de la inmigración todavía es un debate algo soterrado en España y no sé valorar cuanto influye al votante.

    ResponderEliminar
  6. Raymond, intento responder a todo:

    - Creo que eso del "relato socialdemocrata" y alabar a gente como Zapatero sí es importante, más que nada porque creo que desconcertaban al votante. Pasar de la "casta" a alabar a ZP no es que fuese un viraje ideológico, es que creo que la gente pensaba que le tomaban por idiota.

    - Yo creo que Syriza no tiene la hegemonía cultural en Grecia y creo que sí es importante el sistema presidencialista para eso. Ojo, no es una hegemonía puntual de ganar unas elecciones, es de ser el partido mayoritario mucho tiempo y que tus ideas cambien estructuralmente la sociedad en la que estás.
    En los sistemas parlamentarios, y sobre todo si tienen un sistema de cambio de constitución rígido, las hegemonías culturales de los movimientos políticos no se dan, se dan las hegemonía de las ideas pero date cuenta que estas, en contexto europeo, casi siempre han venido de consensos. Es decir, incluso la democracia cristiana en Italia o la socialdemocracia en Suecia crearon hemenonías políticas y de ideas siempre habiendo generado un consenso previo. Yo creo que eso es esencialmente distinto a la hegemonía tal y como la planteaba Laclau, de un partido en el poder que condicione los cambios culturales y las estructuras por sí mismo.

    - Yo creo que los margenes de libertad de Podemos no serían mucho mayores que los de Syriza (si algo porque no es un país tan esclavizado a causa de un memorandum).
    Creo que el programa de Podemos era escasamente más izquierdista que el del PSOE y que no aportaba grandes novedades prácticas (y si lo hacía, que estoy casi seguro que no lo hacía porque me lo he leído, el electorado no lo percibía). Podemos se basaba en la idea de que el PSOE era un partido quemado y que por pura desconfianza y por sentirse traicionados el electorado del PSOE iría a sus brazos por pura física. Una vez está demostrado que eso no es así creo que hay que cambiar cosas.

    - Dices que la renta "básica" de Podemos era muy distinta a la del PSOE, y yo creo que no. De hecho si recuerdas cuando C's y PSOE pactaron ya dije que no debía ser difícil llegar a un punto de acuerdo entre la renta básica de inserción de P's, el ingreso mínimo del PSOE y el complemento salarial de C's. Los tres son complementos de renta en casos de necesidad, y no son iguales pero no son tan distintos, son casi cuestión de grado (por mucho que algunos, como Nacho Álvarez, hayan querido presentarlos como radicalmente distintos).

    - Dices: "sabemos que a la hora de la verdad Podemos tiene intencion de hacer una reforma mucho mas dura en politica fiscal, redistributiva, laboral, ecologica, de derechos, o de deficit, de lo que tenia pensado hacerlo el PSOE"
    ¿Tu crees que el electorado percibe esto? Porque yo creo que el electorado percibe que, a pesar de que quizá la voluntad sea esta, la realidad del mundo va a imponer a Podemos algo mucho menos ambicioso (vuelvo al ejemplo de Syriza), y por tanto las diferencias de grado también tienen implícitas las diferencias de posibilidad.
    Un elector medio piensa "Vale, el PSOE quiere aumentar el gasto en 10 kM€ y P's en 40 kM€, pero 40 es imposible por la UE/mercados/poderes no le van a dejar, así que al final será mucho menos". Si el elector razona así entiende que el incentivo para votar uno u otro queda diluido.

    (...)

    ResponderEliminar
  7. (...)

    - "Siguen hablando de hacer una auditoria de la deuda y reestructurarla. ¿No es eso lo mismo, aunque con otras palabras, que lo que decian en las Europeas de 2014 de hacer una auditoria ciudadana e impagar la deuda ilegitima?"
    Yo creo que no, porque además P's para no asustar a nadie ha vendido esta auditoría como algo casi meramente informativo y con el objetivo de ser muy amables y suaves en el momento de las exigencias. La percepción general, de hecho, es que eso lo habían dejado de lado.
    Adicionalmente tenemos una realidad y es que esto ya se ha debatido públicamente y mucha gente sabe, aunque sea lejanamente y porque ha oido campanas, que eso de impagar selectivamente no es tan fácil. Puedes hacerlo con algún compromiso de obra pública que no esté claro o con un proveedor particular, pero la deuda generalmente es no nominativa e impagarla implica hacer una quita general a todos los proveedores. Una reestructuración de toda la vida, vamos. Y ese proceso (que han hecho muchos países) parece descartado por su discurso.

    - "Han hablado de propuestas como de crear ellos mismos empresas publicas en determinados sectores --lo que seria mas barato que nacionaliar"

    Ya, ¿Y cuales son esas? Porque creo que no ha habido propuesta más allá de las comercializadoras de electricidad municipales, y eso realmente no arregla el problema..
    Yo, que me he leído el programa, no lo recuero más allá de la banca pública (usando Bankia).

    - "ser verdaderamente populistas es haber superado las viejas tonterias de la izquierda alternativa española sobre autodeterminaciones, inmigracion sin control, y hippiedades como oponerse a los transgenicos y cosas de esas. Esas tonterias deben de acabar"

    Es verdad, pero fíjate que eso lleva precisamente a que necesites prescindir de tanto socio (Marea, EcP) que has tenido que unir. Por eso digo yo que es necesario que Podemos se planteé el camino en solitario y que, a la vez, favorezca que sus socios futuros en un parlamento tengan representación. Creo que es lo más eficiente.

    - "Creo que va a ver confluencia para rato, y ya se esta viendo con lo de "hacer mas calle" -- que no me parece mal, pero que se a lo que se refieren, a ir en la linea de IU y no en la linea errejonista -- y otras cosas"

    Dependerá si triunfa la línea de Errejón o la de Iglesias. Y sí parece que por ahora es así, pero cuidado: Cuando haya gobierno y si no gobiernan PSOE-PP-C's juntos (que creo es lo que P's desearía) van a tener que replantearse de nuevo la situación, y las conclusiones pueden ser distintas.

    Saludos,

    ResponderEliminar